Todo es empezar

Yo empecé hace mucho tiempo.

999 días después estoy preparado.

¿Por qué imagina que Jesús fue al desierto a pasar un rato con Satanás?

¿Qué explica aquél momento en el tiempo y el espacio para usted?

Quizás es usted en la cruz. Usted es Jesús. Jesús era hombre: creame. Yo soy un man. Golman.

No me gusta repetir mi nombre, aunque estoy acostumbrado a que la gente me diga como le sale del cojones. En Karachi me nombraban de una manera muy singular. OlmAn. Algo magnificó la A para necesitar hacer un traslado hacia alguien que no había nacido. Travestirme a la A es lo más radical que ha hecho el futbolarte en tiempos de Guardiola. Golman, súbdito de Guardiola, nunca habló con él. Un día, tras una revisión con Vera en la panza Pep quedó para tomar un café en una cafetería de toda la vida frente al parque del DiR de Diagonal, tirando hacia la iglesia redonda en medio de la rotonda: la trampa.

Elizondo es mi apellido. Mi escudo de armas. Son las únicas armas de las que no puedo desligarme. El simbolismo del escudo de armas de mi familia: Elizondo.

Vamos a ver.

Tarea uno. Actividad. Diseña tu propio escudo Elizondo. Mi familia te convoca. No somos los Alba, pero los Elizondo no se achantan contra ninguna gilipollés heteropatriarcal. A ver quién es el guapo que tiene ganas de venir a tocarme los cojones.

Tocar los cojones no está bien. Es el tipo de cosas que enseño en mis cursos. Y la gente flipa. Eso nunca me lo habían enseñado. El valor está en lo diferente. En la honestidad de pensar por fuera de norma. En el límite del caos.


NO TE PIERDAS EL SPEAKER CORNER SHOW: NEWhosts.

we are live from New Barcino.

Hidalgos de Elizondo. Valerosos Ulises que empredieron un viaje a una Ítaca tropical: Tico Commons.

Allow me to introduce myself: my name is Golman and I am the last futbolartist. I might be the first, but I don’t know which way you want to see if from. You may choose now. This choice will determine your life, and our relationshionship for the rest of my life. We are going to separate time in two electromagnetic fields independent from each other. In my master class of keeping it real like Sir David Beckham. I’m shitting with you. Whatcha think boss, I’m a futbolartist, not a ___________.

The potential risk of making your art a bit judgemental in that moment of trust. You compromise the paths we’ve taken together. We no longer feel the need to wait any longer: humanity is ready for the NEW phase. This is such face: fasten your seat bealt. We are going to be entertained until the end of the pandemia.

We’ve then use time wisely.

I don’t need all of you to jump in. This story is just a ballad of hero macho love. Failing to reach, you go under and unsupervised visit the darkest days of history. And that moment of thruth you are faced with the decision to cheer for one of the powers at the glance of battle for the unveiling quest deliverance. Male diplomacy and war games. Stuff we could write about and burnt the fancy out of biggotry.

I can’t say faggot anymore; opportunity cost: biggot.

I said two days ago on one unexplicable social media: I’m a poet. Really, I didn’t say that. I said, what if really what I was was a poet? A question piece. Condensing meaning in a word. You know why brothers when you deliver thee higher speech say: word? Because word has been spoken. This is noumeno shit. This is the fields on how we sublime ourselves to a higher estate of flow: altogether flow: ALLS.


What’s the value of a NEW word?

Questions. More questions. We are getting some great ones. We are building a collective intelligence. It’s how we process the data that’s gona make us wiser. It’s how we handle the automatizable things that will depend of the fields we design in the game to take place. This thing should look inside like a Persona game. We are going to become actors of a new tale. The iterating though time an uncertain thing that becomes this really good question.


The unmet need needs you

Our unmet need bucket is going to be the greatest shit ever. It’s the effort on how good do we describe what the real challenge is. We are going to co-create it from scratch. And we’ll have the greatest industries in the game delivering the response of the free market players. Industries collaborating to evolve together. We could have picked a different vehicle. It’s not simple, yet we can do it either way. We’ll get there if we focus and push a clean process of seeing what’s going to happen inside the CoP. PiPPi is the hotest shit I’ve worked on and it’s going to change the game. We have to play ball. So here we go. This is the greatest quest you’ll face outside your videogame standard commercial mass viral thing going on. I get it. You want to be part of THAT.

I don’t get easyly ticked by dickheads

I can see how that’s a completely new way of going about politics when you are trying your first atempt to be taken seriously in the contingencies of just another election smack in the middle of Pandemia Covid-19. I am all in. Here’s my candidacy.

The following nine days I will present my plan. With this simple plan we will progress up to numbers we haven’t seen till now. With my brand: NEW. It was that simple. NEW. Everyone got it. It was finally not change.

Ok, ok, ok, ok, ok, ok, ok, ok, ok……… I’m running.

I expect a pass.

You pass.

I receive.

Kill: futbolart.

This is what I got.

This is my song.

The day is today.

We finally go.

We move on.

The greatest simplest solution.

Availability of ourselves.

The distortion of our intent.

The will to read.

To read this.

Out loud.

Like a creed.

I told you this was a poem.

I told you I was running.

My kindom ain’t from this world.

Ti’s from next one up.

Are you comming?

We are leaping.

Comming or not?

Last chance.


The decision is yours

You dualize the word.

Double meanings; the least.

The game is up; bring up the game.

We are already hooked to our abyss.

The dark dwellers down there wondering; evil spiritually glowing in glorious repulsion with the archenemy icon: good.

A simple dual tale.

A green ridinghood warever affirmative girl the age of red little ridding hood. The world has changed. The story is different. Aparantly fitting the NEW standars. The NEW likes. This whole NEW system of desires and sublimatory lack of laws, lawyers, arms, dickheads, morons, assholes, bitches, nations, jutges, and it was just the people without them: the other nine candidates.

Forgive me if I am straight with you and ask for my allowance to have a say. To write it down in words. And commence a dialogue. You read, and in return, at every given pace, I place a piece of art that transforms you, time, space and the shitty system we love loath but keep getting sucked in by own dunceing.

Dunceing exist in ticatalán language.

The oficial language in this NEW place.

The world has changed.

Forevermore.

We go, go, go.

We gooooooooo………

We go, go, go

We goooooo

We go, go, go

We goooo

We go, go, go

We gooo

We go, go, go

We goo

We go, go, go

We go

We go

We go

We go

We go

We go…

And so on; and so forth.

It’s the hipheningy what makes my literature a trade in placing the feeling in the punctuation marks, as if we’ve just realized what feminist are claiming up at straight up dickead white money laundried fool: the worst of our kind: our cynical white top 9 LORDS OF DICKHEADLAND.

I promise it will be a place to go in our reinterpretation of what our NEW world should fill like visiting Tarragona to mingle with a holesome classier way of paying tribute to this one part of christianity that we finally kept: romanhood.

I am a Roman. I could rule, but who’d want to be Cesar in Jesus story? Who? I’ll tell you who: a Roman. The ended up believing. Romans turned to Jesus NEW model. He just delivered to last for as long as one oral story can move forward our brothers and sisters from the ninth generation from our own. The way those 116 year old memories, still holding the light of having lived that entire history in your glorious biography. A documentary tale of some sort. The actual thruth: you were holy.


The story can take a break. Breath outside that sort of text. The logic built into it. This what I’ve come up with. I will let go now. And I’l sell my art form as reproduction that I will deliver to those who want it printed in the holy scale NOU: 9, 99, 999, 9999, 99999, 999999, 9999999, 99999999, 999999999.

Soc el nou d’un poble nou. Aixì de clar. Es clar i ticatalà. Oi, que m’entens?

Doncs, vine.

Home, vota’m.

Dona, votim.

La meva sogra em votaria. Tot i ja saber que votará per no se quin partit. Jo explicaré un altre historia. No és pas la mateixa historia. Soc un nouvingut. Goita. No fotem. Espereu un moment. Treieu-me a aquest gorila de la esquina.

Floquet de neu baixa de la meva espatlla.

Faig ùs d’un recurs facilot que hagués encantat a en Plà. Tant Mataró.

Jo soc d’aquesta terra perque d’aquesta terra és qui pot parlar-li amb l’estima que li tens i quelcom tot dos reconeixem, bonica. Doncs jo soc la terra d’un poble antic que els meus avantpasat es van pasar pel forro i el trepitjar amb una certa incapacitat de veure tot lo dolent que representava fer això devant l’arquitectura d’un poble pacific d’un poble que et dona la benvinguda més fantàstica a una vall resignificat tot just per un foraster que va arrivar directament de les antípodes d’on sóm. D’aquí. La centre del mon. El mon petit. El meu mon xiquet.

El nou mon.

El meu nou.

Torno al Camp… vaig rodar el mon.

Ho vull fer amb la més sublim de totes les histories. Disculpeu la infantileça del meu poema èpic esperpètic gloriòs: el mon s’havia resol sol. No per un esser divi. Perque ens van esdevenir la necesitat de fer aquest canvi ja. I capgirar el mon, com s’ho rumian les companyes de les CUP.

Sense dubte el meu arrelament amb l’intenció de que vivim els barris lliures de feixisme, odi, violencia, armes, espinatge, conspiracions, violadors (estava inclòs en violencia pero voldria fer un petit parentesis a la violencia que pateixin les dones pel fet de ser dones, i que potser voste no s’havia adonat fins ara. I encara no veu clar que cal deixar d’esser aixì. Així com? Cóm qué cóm? Tú ets tonto? Una petita piabaralla s’estén per un riu de gent tumultuosa només rien de la surrealitat de tot plegat. El que hem viscut. Tot ara. I tota la vida. Sigui estiu, sigui tardo, sigui hivern, sigui la prima, Vera. El viure bé. Ple. Aquí. En todo espacio en el que mis células explotaron hacia la sensación doblegada por la sublimación más acá de nuestros ritos de nuestros antepasados locales. La señorialidad de lo que simplemente retiramos al olvido.

La resignificación de los olmecas es el último tributo a un pueblo que aquí nadie conoció. Pero tampoco los recordamos más de lo que salen ahora en este hilo interminable de cabezas olmecas.

Cada cabeza olmeca es un gol. La cabeza olmeca es un balón. Golman viene con balón. Cada niño querrá uno. Así piensa el marketing del club. Se trata del negocio más grande de las marcas de nuestra capital vacia. La ausencia de todo tipo de valores que quedaron representados en lo que nuestra entidad fue o dejó de ser mientras nosotros nos asumimos como una cosa en sí completa y feliz. Más allá de los resultados de nuestro club de futbol. Por la relación que aprendimos a tener con el futbol a partir de una manera de ver (o en el caso de algunos pocos que lo juegan: los futbolartistas) el juego más perfecto que Dios Padre se pudo sacar de la manga, o bien, que nuestros ancestros más gloriosos, los jugadores de pelota, con una delantera implacable de un tipo de precisión que desarrolló en nuestros genes fortalecidos por nuestra vida aquí, entre valles, ríos, playas, olas, montañas, picnics, restaurantes, bares y discotecas. El futbolarte nace o se hace. No lo se ni yo. Esa es la parte esquiva que nos pretende ubicar en un plano sublimalmente arribista, como todo lationoamericano al que le abren las puertas de Sarrià.

Jo vaig aterrar aquí i molt ràpid vaig veure qui erau els que veritablement erau més espacials: els insolents.

Les nit s’omplen pels que la transiten.

No és de ningú.

Hi ha una dimensió de quedar-se despert, fent lo que sigui, escrivint, o jugant amb el mon senser. A matar monstres. Histories. Vosaltres. El dron arrivarà un dia per un mecanisme per al qual ja estàs entrenat. Estàs programat per aceptar la violencia, per que ens ho enseyen com si això fos un pal sec i necesari. Una bona hostia. Puta. La violencia mana. Els que ho volem defenen les institucions. I aquí tenim la llei i les propies estructures d’autocura. La institució ha d’esser robusta. Els mercats, els traders, es creien que només ells podien tenir acces als mercats de valors. I han vist l’acció del sistema complexe autoorganitzat. La posibilidad de resoldre això per una historia íntima a la que ens apuntem tot plegat per formar part d’un directe etern. Les camares casi mai s’apaguen. Si t’ho grabas tú, tu ets l’amo. I el mon està veient. I seguint un fil. De generacions en generacions que marxem al costat uns dels altres. Sense haver d’aixer la veu com la derrera vegada que et vas llençar a dirli lo que el teu nèmesis favorit es posara de cara i et donés pel sac.

Odies. Odiem. I no fotem. Ens encanta. Els subnormals no tenen perdó. Pero no poden evitar. Pertanyen a aquesta latitud de pensament. Fins aquí tot bé. Qué tan bé estem preparats per a un dels discursos establerts de lo que ens portarà a l’abyss. Aquest cop sí. I doncs requereixes que la dualitat hi sigui per anar a la banda contria d’on pateixis més d’uns criteris que no només no cauen bé, sino per lo que diuen foten més ml que la cura que pretendien tenir la seva exigencia quelcom arrivada just ara dels dels cels superiors de toda gloria eterna. El regreso del compañero de …

De pronto, vuelves, y te encuentras con:

The old in and out.

Ain’t your fucking choice to make

En la pasada entrada me comí un acento

Cometí una falta de ortografía.

Pagaría caro por ello.

Alguien me delató.

Las cosas habían cambiado mogollón.

Nadie estaba a salvo.

Dios Padre volvió a enviar a un hijo varón para resolver el conflicto nuclear en el que estuvimos a punto a desaparecer todas juntas. Nos dimos cuenta, sin más, que eras unos putos machos blancos alfas, luchando por la revoución antibolivariana más milenaria del planeta. En plan fascistas con un plan toman el Capitolio.

Mes pa que formatge. Aquesta gent, ja ho veus: són uns facistes. I ara volen dir que naltros sóm com això, pero pacìfics. Pero amb el nostre G-shaman propi. En aquest cas, el vostre humil servidor: Golman, el futbolartista nou.

Vaig fer un acte de presencia a la alta societat amb una opera prima al Liceu. Mai ningú va poder entendre com un nouvingut junt amb 9 pelats de fora, que van contribuir per a l’esforç de cocreació que va posar en moviment a 99 persones. Un mateix objectiu: ALLS.

ALLS vals.

I’m bigger than Valls!

I could Beatle myself into a fictional story of an indian vanilla dreamer becoming a Beatle as the rest of the wolrd has forgotten who or what the Beatles were. That movie, you know. An idian tale in the capital of the kingdom. What every Latinamerican comes to figure out how to do when the Publishing sector is understood, and each of us, assume our role as authors, with a first book to produce with a little help from 9 friends.

GOLMAN’s bookchain.

BOOKCHAIN expert.

BLOCKCHAIN designer.

Working class poet.

Surrender the violence.

Let’s go ortogonal on both your asses.

Fuck the status quo/ long live the latest status quo.


Un fin sin más. Disrupción hasta en el final.


La vida misma.


El placer personal.


L’esser lliure.

Del tot; ple.

Donaria la vida… ep, aturat un moment si us plau: ets fantàstica. Això és xic inesperat pero he vingut a donar-vos la enhorabona. Soc l’espia de Costa Rica que ha tornat a la mare patria per fer-ne d’una altre: una terra nova: Ticataluña.

Jo tinc una idea de Ticataluña. Potser vosaltres d’altres. No es veritat. I qué tant val la veritat? Qué volem de tú? Quien és l’objectiu més enllà? Per qué sóm aquí. Ara. Justa ara. Ti i jo. Aquí. Dona’m un petò, va.

Hi vas.

MUUUUUUUUUAAAAAAAAAK

Talk about a fricking awesome social network.

A NEW one.

It’s THE THING.

Not just THE thing. This thing, I’m telling you. You are going to be forced to believe me. Because believe not…

Orange management.

Don T is in the house.

Give it up for President Don T.

«You see Golman back when I led to show…» and then Don T was just himself: that incredible dude giving his ultimate best performance. Golman was the new Don T dialogues, sort of like the ghost writer who actually took the time to write President Don T memoires to conquest the hearts of the capitalist proud New Américan in you. Think of it, Golman told his bro, Don T. No disrespecting Don T. Everyone’s got a chance to screw up bid time. Ain’t nobody activating that red button anyhow. Not on his own. What if your exposure of our destructive power ride is really worth the rist of anihilation day? Is that president’s Don T poetry. Is Don T the mastermind? Are you Dickens betting for that horse? They did.

And you (read I) had to live through it. And we survived. Fear was in so many new barcinoers, back in the days when they were still Barcelona. We drop our biggest brand: our name. We go off. Somewhere else outside who you’ve been. No fear: you’ve been glorious. It’s all the shit they feed us everywhere and get a diet of live broadcasting. LIVEUS. Hi this is LIVE NEW América.

The NEXT GENERATION: Golman’s latest state of nature.

Different choices.

Diferent names.

Difrnt rls.

Glory obtained from awekeing: shit, I’m still alive.

Living is slow, people.

Trust me: I know. I’ve been here forever. I’ve been 44 years old Jesus older brother, Golman. God Father sent me 44 years ago to be born oddly in a city 99 distances from where my sisters and my parents were born, the triangle between Chepe, San Juan de Naranjo y Heredia. Llamar Chepe a San José es un pecado que muchas ocasiones la iglesia tica ha condenado a más de un sirvengüenza que también estaba cometiendo otros cuantos pecados cuantificables en la pizarra de pecados que la iglesia ha colgado en la nube para poder ver en directo aquellos pecadores que nos da la sensación que debemos apuntar con nuestro solemne dedo de la culpa de los demás. Los enemigos de nuestra moral. Los aMorales. Mi sexto apellido: Golman Amorales. En esa rama familiar llamarme GA. Indicaciones para periodistas, entrevistadores, directores, actores, iluminadores, sonidistas, fotógrafos, futbolartistas, feedbacklooppers. Ciudadanos de Ticataluña: ya estoy aquí. Seguiume a mon nou amb tots i totes, de cop, com si allo que somniem ja ens ha arrivat: la sensació de plenitut. Garantia. Si darrera dels nostres nou intents per guiarte a la resolució definitiva de lo que et fa patir, les teves pors, qué fem abans de morir. Demà potser. Abans, permiteu-me dir-vos 999999999 paraules. Aquestes.

¡Cómeme los huevos, blue!

Pinto es un maestro. Sólo los porteros y los que respetamos el trabajo de los futbolartistas, a ver si nos vamos que entender con unas canciones en las que nos decimos todo a la cara. A gritos. Como el llanto urbano de nuestras nueve voces más corrosivas: las estelares 9 voces de mujer: las feedbackloopers 9, y sus cogeneración de machos malotes testosterona a full en el paraiso de los hombres homoerotizados. El espanto de los hombres de sociedad. La liberación final de los Cayetanos. Es caso Trump del Barrio de Salamanca. You Madrileñan people are so great. Except for all the chusma republicana that makes you look like a bunch of pussies.

—I’d go for the coup if I were you—said Don T to the NEWSPA general in chief.

Playing the general in chief, Comandante Golman, guess who’s best to play that role, Golman. A Borat theorem. Aly G. What’s his name? Sascha? Seriously? That’s a girls name. No way. Get out of here.

Sasha’s reaction to this bid is for himself to develop as scripwriten by the writer, who happened to direct, and act in hetereopatriarchy superhero story telling. The way Américans used to play that silly macho white tale. Common. You are so much more than that. Allow me to write you a love letter in the footnote of a blog post that will not be released to the world. You are the subject and resolution of every tale I’d like to tell. Because it’s the doing the writing what makes things to develope in a certain way. Imagining a way. A complete game. And close it into a deal. The real way to do deals. The two options in one book: DON T way and the antipodes: Golman’s NEW social system: continuosly emergent almighty resolution embodied in a single word where we all fit: ALLS

Then you are there.

You must arrive on your own vehicle.

YOU ARE THE VEHICLE.

Hop in to your real calling game.

The thing the offer in advertizements. Only this time, for surreal.

Surreally.

Yes, I do.

Yes, I’ll go.

No way, Jouse.

A-HUE_VO.

Pasesito al pie.

Vamos a jugar a pasesito al pie. Desde las 99 posiciones en el campo. El futbol tiene dos medios lados iguales. A efecto prácticos es un sólo terreno de juego en dos lados del estado. El juego pasa llevando la bola de un marco de referencia al otro marco de referencia. Lo que tiene más sentido en esta vida es el puto futbolarte. De ahí que nos viniera como anillo al dedo, como Torrente a la surrealidad de la violencia de estado y la cutre interpretación de los malos de esa película, una vez hemos conocido a los artífices de las artimañas de nuestro decadente sistema heteropatriarcal con su capitalidad intelectual y ejecutiva en las planicies de Madrid, y su cierra, que es aquí mismo, como tantos otros pueblos centrales de España, que todos somos EspaÑa. Cojones, Viva EpÑA.

EpÑA vs TICATALUÑA.

Ahí están los separatistas otra vez. Que se van. Dicen que se van. Ahí les van nuestras fuerzas armadas, nuestros policias y fuerzas de seguridad del estado, nuestras policías locales, nuestros matones particulares, sicarios varios en el mercado, Américan Security GLOBAL, hitman’s advenedizos, superhéroes tan reales como que nuestra polla está erecta. Qué cojones. La polla. Comerme la polla, hijos de puta. Poemas sobre pollas erectas no hay más que en un barrio fantástico de Madrid: Chueca. Yo soy muy de Chueca. La libertad de contender a la autoridad franquista dictatorial. A todo lo malo de vivir en una dictadura. En la gracia divina de haber sido guiado en dicha maldita dictadura por un hombre de estado de provincias, no especialmente de una familia de las que podríamos rememorar sus galones dentro lo que en EpÑA reconocemos como los más grandes de EsÑA: las 99 familias españolas.

El abolengo de cada pueblo. Algunos pueblos con 9 apellidos tenemos para rememorar toda la historia de la comarca. Eso es lo que ofrezco yo, algo así como lo quiso otorgar a la sociedad española de bien la candidata en las últimas elecciones autonómica del partido popular en Barcelona: Cayetana Álvarez de Toledo.

Yo me apunto a una campaña a Ticataluña las veces que quiera.

Yo si tuviera que fichar a alguien para mi equipo la ficho a Cayetana. Es una capo. Se tiró con varios fusiles a debatir orgamos en el debate público, y lo que hay que hacer o no cuando se está conviendo sexo, a lo que muchas mujeres populares tomaron de esa manera tan particular como las mujeres católicas de sociedad, en el mundo entero, llevan el tema del sexo con sus parejas. La contención juvenil es una poesía que nos lleva a un tipo de matrimonio de conveniencia media: nos garantiza quedarnos en nuestra burbuja de hispanidad no influenciada por las costumbres ticatalanizadoras del rollo NEW de los cojones. La liberación total garantizada en un 99% de los casos. El 1% se da de baja. No les sirve el sistema. Genial, van al servicio del otro lado de la cancha: a as antípodas: el némesis en la nostra construcció d’un mon nou ple.

Ple de Gloria també.

Al lloc més santificat del mon: la creença de l’avui-ara.

L’esser col·lectiu consicient.

I llavors ens quedem allà adal. Penjats.

Ja hi sóm.

Ha hi som aquí.

Ja no només ja soc aquí: ha hi som tots.

El camí d’un destí arrivat.

La llarga trajectoria de la nostra profecía: el lloc sagrat al que haviem d’arrivar. El per qué de tot plegat. Humilment. Según yo. Una multiversalidad més entre el oceano de alternativas. La postciencia ficción. El sitio reprogramable desde las entrañas del sistema pensado para su prodencia colectiva reconfigurada en un plano ortogonal a los ejes actuales del debate social global. A fin de cuéntas, ¿quién manda sobre nosotros?

Hace año que hablamos de esto en el facebook. Y pensamos que todo pasa ahí. Por eso supe quedebía marcharme de ahí. Y producir una ecosistema alternativo. Con todos lo controles. Lo que necesitas para desarrollar tu marca como quieras sobre una audiencia que te abrazará por lo que dice y seguirá tus recomendaciones y tus visiones estrafalarias e inmediatas, que acojerán cierta utiidad entre una multitud de creyentes. Gente que te lea. Y que responda al llamado a la transformación. El formar parte de una último despegue. Al más allá. Aquí. En el presente. En un retemblar por siempre en el centro de este camino entre nueve niveles de intensidad. De nueve a uno. De uno a nueve. Eso siempre ha sido así. Es lo que he propuesto desde un principio. Todo está aquí. Este es mi pasado. Antes de que me elijas de aquí a nueve días. Te doy las claves para que me vayas desvelando como quien pela una cebolla. Yo soy todas las capas. Yo soy todos los yo’s de cada momento. Podría ser el que no estoy. Quizás no soy el que digo ser. Puedo ser un juego de palabras más. Un iluso con voluntad de transgresión esta misma nocha. Por un genio arrebatado de la intensidad de crear historias nuevas. Histerias nuevas. Sitios a los que asistir en la ficción. Y que nos transformen de 999 maneras. Y entonces seremos ese ser que aguanta todas esas visiones. Todas esas multiversalidades. Y las recorreremos todas. Lejos de la ilusión que en el 2020 molaba ser Don T. O votarlo. O cojones, tomar el Capitolio. Porque es nuestra puta casa, cojones. Y esos pinches venezolanos están en todos lados. Guaidó se declaró presidente por la singularidad de la situación. El surrealismo venezolano se pisa con la narrativa Yanki de amar ser un puto blanco americano, ¿sabes?

I can present nine great American friends.

I can present nine great American white friends.

I can present nine great American brown friends.

I can present nine great native American local friend.

I can present nine great Mexican-American chavos.

I can present nine great mexican feedbacklooppers taking LA and turning her into NEWLA.

It’s not the best time to do my NEWLA movie. Or maybe the best time. Nobody there. I must travel in. A change the nature of a NEW capital of the NEW América mutualized. Of course we have our own insurance system. I’m an actuary. This NEW América Capital es is my business. I deliver a transformative industry unit already taking place: delivering outcomes. Like they do in H20, by MUW.

NEWMUW.

I’ve finally have a Wien story worth telling in an Opera format. I’m going to debute in Wien with my opera prima: NEWMUW.

99 nurses in stage.

The complexity with organizations.

The 99 organization framework.

A NEW HIPEDATA network. Our exploitation. Our data sets. The good taking over the the data question. I wan’t to see my pitch in EIT-Health DigiEduHack 2020, where I was the second runner up, with my man Alex Aísa, aka OceanoInfierno, y my man Uxío Meis. We took the bull by the horns. In 48 hrs we spilled our guts out to come up with a answer to a challenge: how do we make health institutions learning places. Transformation hubs. I dreamed a revolution. That was lucky. But also listen to the rest of the team, and the exposed my revolutionary pyramid was completely out of line with what they really were asking. I was going for an allegorical approach to a show. But my team wanted a more professional approach to givin our technical perspective to what is to be done to properly organize the data management of an agency that has the most powerful crew of 99 TOP feedbacklooppers in the industry. NEWAQU is vehicle where I am proposing we take this agency.

There’s a job post. I’am gona go for it. And I am going to ask María to run with me. To stage a campain. The way we look at our future in shared plan with two heads: wo-man.

There are two story lines to run: the Wo on one pole man on the other. Wo comes first. They expain their ride. Unavailable for the shortcommings of our DICK MAN, Don T’s end. Please, if you like to assist to that end of our platform, do take the speedway. You’ll be there in no time. The world according to Don T. We have memory. We no longer have tha study of his time line. All those things he said. They are actually protencting the boss. It’s not I hate you Don T. It’s we’ve got your back.

Jailtime is a hassle. Even for Don T. Yes, he’s got some priviledges. Commons. It’s a US jail for whites. No mixing Don T with dangerous people. Like them Mexicans. Don T can’t end un in jail. He’s the president of the USA. You are too much inside you own ass, that now you don’t know how to back the fuck up. The proud boys and Q-shaman worshipers are travelling right into the Twilight Zone. Or worst. New América es going to fix the shit stories we tell ourselves to please our Anglican ways tha so much resemble the Austria of Governor Arnold Swarzeneigger. It used to score points with chics to write Arnold’s last name right. Now that he’s the Governator, I don’t give a fuck. I get inspired every time I right it. Like Arnold working out. Putting the hours. To be fit is a first American dream system.

You’ve been dealt a high player’s hand. We are going to rule the world with the trust in our big names in the kwnoledge generation industry: EDUCATION. All the schools of thought. All the clever minds. Trying to find a place in the market, a sit in the collective debate, a picture in the NEW Barcino Hall of Fame: our 99 feedbacklooppers.

How do you make your learning organization to organically grow. To produce bigger teams from the project management crew of coordinators. Upgrading the opperation. Highering believers in the transformation process. The final proposal. A place to generate our higher as to lead the way into the arriving station of foreverhere: ALLS.

How lucky to be alieve.

How lucky to change the world with what I do.

This here is the biggest quest in history.

We are going to upscale the game.

We going to blow out the roof of our show.

Welcome to tomorrow: now.

I’ve come with a nine level proposal.

A NEW society included.

A NEW ultimate club.

A NEW health agency.

A NEW procurement of innovation SHOW.

A NEW 99 year old futbolart club.

A NEW city capital.

A NEW estate.

A NEW republic.

A NEW tale.

A NEW industry.

A NEW vision.

A NEW plan.

A NEW Gaia.

A NEW Barcino.

A NEWMAD.

A NEWDF.

A NEWGUA

A NEWLA

A NEW New York

A NEW you

A NEW claim

A NEW call

A NEW trust

A NEW hope

A NEW END

A NEW dimension

A NEW state

A NEW mind

A NEW ghost

A NEW son

A NEW life

A NEW death

A NEW némesis

A NEW pact

A NEW game

A NEW soul

A NEW day

A NEW complexity

A NEW rule

A NEW programme

A NEW coach

A NEW feedbacklooper

A NEW religion.

A NEW continent.

A NEW spirit.

A NEW undestanding.

A NEW skill.

A NEW grace.

A NEW respect.

A NEW old.

A NEW time-space.

A NEW belonging.

A NEW longing.

A NEW frontier.

A NEW balance.

A NEW political system.

A NEW political party.

A NEW law.

A NEW fair.

A NEW _________

Curro: peaso de regalo.

Yo voy partido a partido.

Es un sueño.

Y los sueños, sueños son.

A mí lo que me interesa es la vida.

Y si de dieran a escoger algo de Madrid escogería a Valle Inclán.

O a la insolncia de los de fuera.

Que los madrileños son majos. Cuando los encuentras. Todos vienen de otros sitios. Al menos esa es la impresión de un nouvingut que llega a la capital del reino. Yo soy de un pequeño pueblo en el que la calle de tierra en la ladera de una montaña que mis antepasados, recién llegados del barco que les había hecho cruzar el Atlántico por mar, en los ritmos tercermundistas de lo que podemos decir que era la vida en el el pueblo capital de nuestra familia: Elizondo, capital de valle. La urbanidad de mi pueblo es distinta. Los que somos de montaña sabemos diferenciar entre laderas. La manera en la que amanece y atardece. Cuando hay que ir a encontrar al sol.

Al sol se le acompaña cada día. Los ticos lo asimilamos por una combinación de crónica popular que nos contaron nuestros tatas cuando explicaban chiles de la familia. Las historias vividas como telenovelas personales del cotilleo familiar. Nuestras historias son nuestro único camino capaz de unificar una razón multiversal con suficientes niveles de libertad para permitir a toda equís, a todo ser, ella, el o elo.

Nunca nadie antes había…

Como subsección. Una categoría. Nace un subtítulo. Algo sobre lo que ponerte hablar entablando relaciones de intención. De punto a punto. Por la cosa en sí entre dos puntos. Como una recta. O una trayectoria caracolar. Elipses e hipérbolas. Silla de caballo. A las matemáticas te montas pasando por una pasión por la geometría y un viaje marleyano por nueve percepciones del álgebra lineal.

Nuestros tutores son la hostia.

Perdón, eso queda mal. ¿Con quién? Con la iglesia.

Los unos: rien.

Los otros: indignados.

La naturaleza humana es la dualidad, tropezar con la misma piedra, follar menos de lo que nos apetece, y apetece poder hacer el amor en cada momento. El sexo es esa consecusión de la pulsión de los cuerpos al fundirse en un sólo ente. Eso que sucede ahí es la transformación. No es la bragueta que se baja el feminicida. La brageta que se abre. La verga que se prepara para salir al ruedo. Como un extinto Miura. Al ser la muerte más sagrada que la fiesta, como poeta que conquista plaza con Verónicas de fina estampa, tres pares de banderillas dibujando un nueve en el lomo que animó a ALLS a su cúspide en la hebriedad de la violencia que representa tu fiesta, su disfrute y nuestro encuentro, un año más: toro y macho alfa: GOLMAN MATADOR.

Golman Matador es el personaje más ilustre de la tauromaquia en Ticataluña. Nadie había aportado tanto desde tan lejos a que la fiesta se salvara en un plano espiritual distinto al que esta panda de gilipollas ha sabido llevar hasta ahora en nuestra patética rivalidad: la España grande y una, y la otra: la que no quiere más seguir siendo aquello que un día fue.

La renuncia es la obligación primera.

Bajémosle de huevos.

Tengamos más ecuanimidad para permitirnos dar un golpe sobre el tablero de juego para hacer brotar desde lo más profundo de nuestro ser estable en un plano continuo presente y futuro, a cada dirección del tiempo. Lo matemático y lo futbolartístico es suficiente para cubrir los tres primeros temas dentro de nuestro programa de estudio.

Vea cómo transformo este mensaje en nueve idiomas que son uno: el ticatalán.

El ticatalán sagrado. Golman era esa. Es. Soy. No me quiero autoimponer, pero no tengo otra. Me tengo que presentar al curro que salga sin importar el nivel de expertise que pidan para que te escojan a tí. Tal y como está el patio. Yo he visto a gente lista. He visto organizaciones podridas, organizaciones emergentes, organizaciones en crecimiento, organizaciones en vías de putrefacción, organizaciones de realización de cosas con sentido práctico para nuestra subsistencia. Como los automóviles, los carrito del supermercado, los patinete eléctricos, el compás, la calculadora.

Tengo el mejor curro del mundo. Estamos en un sitio privilegiado con un equipazo que da gusto que lo flipas. Poder reconocer a tus pares como grandes profesionales. Como el sentido de lo que tenemos que resolver. Los putos retos que nos atañen una respuesta. Y debemos darla nosotras. Con el liderazgo feminio con el que quiero cocrear un tiempo NEW. Una nueva pedagogía a adoptar en el procomún. O camino a allá. A las antípodas sagradas. Los espacios urbanos copados en la otrededad contraria a lo que cada uno cree. Un tipo al que le tendremos repulsión. El odio como fenómeno a parte de la violencia. El odio frío. El bueno. El saludable. Recuerde que estamos dentro del tratado de la salud mental.

Yo descubrí que estaba loco. Así que me di a la exploración del reto compartido más amplio que tenemos como colectivo. Y quiero resolver ese enigma para una cantidad evolutiva a partir del patrón emergente de la Serie de Golman: 1, 9, 99, 999, 9999, 99999, 999999, 9999999, 99999999, 999999999.

Fin de la serie.


O fin de un argumento. Mi libro puede seguir. Mis lecturas van a ir en dirección contraria al tiempo que tu conoces/iste(s). En México incluimos a veces una ese al final porque lo adaptamos al sincretismo de la lengua de nuestros antepasados al mismo tiempo que aprendimos a comunicarnos con la que aprendimos igualmente de la escuela en la que me enseñaron a jugar al futbolarte.

La escoleta de GOLMAN.

El negoci del futbolart.

Jo havia de dir avui si he arrivat amb les firmes necesaries per presentarme al concurs del resultat masclista de la recerca d’un cert joc/lloc de poder com el que representa arrivar a esser elegit president del F.C.Barcelona, quelcom soci, sine qua non.

Llevo dos días poniendo a la práctica una puta tarea de latín que nos dejó la señorita Luiselli. Cursos d’escriptura i lectura. De pensament i performance. D’arrivar per fi a le plenitut aquí, ara. I prenem el botó. I arrivem allà. Com un desig assolit. Agafa’l. Només el teu esser ditigal, amb la teva empenta, no veguis com puja. Puja adal tot: allà ón cal anar. I anem a parar allà. Tots plegats. Tots alhora. Jo sóc un figurant del que aquí estem fent. Estem fent quelcom gran. Quelcom important. Pero és gràcies a aquesta flauta. Quelcom NEW. GOL + man. L’home empetit en un pot petitisim: allá ens vam trobar a ho PUTO TOT: ALLS. I naltros, cadascun pel seu ride, allà mateix. Com un coito bé.

El feminisme és respecte a la dona. El cos de la dona és sagrat. Ón s’us va el cap?

Aquesta ès la conversa que s’ha de tenir. A ón anavau, you Trumpers?

YOU: TRUMPERS.

The new series in Netflix. Trump has been taken down by his own weight. Common, he fought in the WWF.

I like the guy. What can I say. I know what you see in that. How you think a prick like that could work out for you. Cause you are prick. Face it. You know it; almost. Your intuition has spelled out for you in serveral signs in the estigmatas of other saints sufering from the demented soul of our skewness.

I went to Google for a question that would give a sort of answer; turns out I was wrong: it wasn’t quite what I meant, that kind of interest in things so that you could back and look it up when you get infront to daddy’s NEW ORACULUS: GOLMANTEL.

Los manteles GOLMAN.

Los nueve primeros diseños para las mesas GOLMAN. (9 piezas)

Las sillas GOLMAN.

La marca GOLMAN.

La sitcom GOLMAN.

La postcinematográfica GOLMAN.

Los clubes GOLMAN.

La transformación sensorial GOLMAN.

El experimento GOLMAN.

Las antípodas de GOLMAN: los antiGOLMANs

LOS ANTIGOLMANS REVENGE

THE TALE YOU TELL

WHAT WE WERE BACK THEN AND BACK THEN NOW FEEDBACKLOOP SERIES.

I’M NOT A DICK LIKE HARVEY WEISTEIN.

I COULD PRODUCE BETTER FILM WITHOUT HARASSING WOMEN.

YOU FUCKING DICKHEADS!

THE STANDING DOWN OF THE FAR RIGHT FACIST GOING FOR IT.

THE SILENCE OF THE US ARMY, US NAVY, US AIR FORCES.

THE MILITARY DEAL.

THE SOCIAL CLASSES.

ROLEPLAYING AN ALTERNATIVE GAME FOR HEAVY DICKED ASSHOLES.

HUMAN RESOURCES DEVELOPMENT.

LOSS OF CLIENTS.

LOSS OF JOB.

HOW HARD MUST WE AGAINST THE GERMANS FOR WWI?

HOW MUCH VENGANCE OR AVENGANCES MUST ONE HAVE?

MAKE THEM PAY.

JUSTICE.

IT KICKS IN ON ITS OWN.

YOU GO STRAIGHT TO JAIL.

LIKE DON T.

IT’S THE BEST STORY IN THE TICATALUÑA AWEKENING OF THE SOMETHING MORE THAN JUST THE FORCE. HUMANS OF FLESH AND BLOOD JUST NEED ONE THING: GET RID OF DICKHEADS. AND CLEARLY SOME DICKING HAS BEEN TAKING PLACE IN THE NATIONAL TV AMBIENTE OF THE CUMBLING EMPIRE.

WE’VE SEEN IT BEFORE. REMEBER THE TOWERS. WE’VE FELT YOUR PAIN. AS YOU ALL FELT OURS: MADRID-BARCELONA.

Yo no soy Don T. No podría serlo. Es un némesis natural. Bendito sea.

Benditos sean los némesis entre tanto gilipollas convencional. La asunción de la normalidad de nuestra subnormalidad. Los juegos de palabras para atender a una necesidad social de verdad: crowdcreate the NEW system.

That’s the game.

I have a bigger game in my head.

We are going to rock the house.

Let me be crystal clear.

How clear?

Crystal.

I am the song in the number nine of the hit parade, but slowly and surely, each weak I climb up the list, one step at a time, backwards, eight, seven, six, five, four, three, two, one,… uno: ALLS.

We are there.

That’s it.

It was simple, at last.

Not complex, like we had expected. Like war turned out to be. Or it violence what goes first. It is. War is just the conquest. An absurd thrill of male toxic masculinity fucking shit up.

Do you not see it?

How macho are you?

Is that what’s going to be?

Do you choose to die?

Do you choose to rape?

Do you choose to hate?

Do you choose to ignore?

Do you choose to say?

Do you choose to judge?

Do you choose to despise?

Do you choose to kill?

Do you choose to ALLS?

PD. Tengo curro.

The G-shaman fron NEWELI

How much do you fly?

I fly high. As high as uno can go.

That’s me.

That’s how I role.

You wether love me or despise me.

What will it be?

I despise Orange, man.

There, I said it.

Common: who wouldn’t.

The world tells Old América how it is; boom: New América.

We just did New América Great from Scratch. WEJDNAGFS

JOIN

JOINT

Free afiliation right.

You know what I would say to your fucking founding fathers: CÓMEME LOS HUEVOS, MALDINI!

El espectacular cambio físico de Pinto en su nueva vida como músico - AS.com
José Manuel Pinto, portero del F.C. Barcelona: futbolartista.

Para ser futbolartista uno debe entender las dos dimensiones de la labor. El género de los performers que se adhieren al nuevo jueguecito online. Las mamás del grupo de whatssap que participan en las pollardadas de LAS NEW XARXES. Las, por lo charnego, NEW por lo innovador del trovador que pese a haber venido de fuera alcanza las categorías más elitistas de nuestro reino heteropatriarcal en decadencia que estamos dispuestos a dejar a atras a cambio de uno completamente NEW.


Bienvenidos al nuevo sistema en el equivalente de una nota al pie. Un subtexto comparado con la norma. Somos como un uno. Un uno entre el montón. Una individualidad endeble que no tiene solución. Tampoco complicación. Si yo hubiera sido Jesús habría escrito mis mejores consejos en una parábolas que ya habrían estado transcritas por varias escribidoras, todas mujeres, que entendieron a la perfección la necesidad de guionizar una religión en la que el elegido, nuestro amado Jesús, es un feminista que ha dado con el clavo para desarticular toda la bazofia heteropatriarcal interpretando los márgenes desbordados de la violencia. Es una decisión personal. Hasta cuándo estamos bien, y cuando de pronto: snap.

Yo hice snap hace 9 años. Y nueve después ahora vuelvo de las tinieblas en una metáfora extendida de recorrer los límites sagrados de los elementos extremos por los que el cuerpo humano de Cristo deambuló por esta tierra y más allá de lo que Jesús pudiera decir, o no, él man era un hermano bien intencionado y con ganas de cambiar el mundo. Un colega legal. El humano, ojo. No pongo en duda su rol como divinidad. Admitamos la consciencia de pensar en Jesús el humano antes que el sentado a la derecha del Padre, DIOS PADRE.

Mucho futbolarte tendría que desarrollar DIOS padre para demostrar que su futbolarte respecto al que tiene sentado ahora frente a las imagenes multiversales que le vienen de nuestra versión trascendental de nuestro ser colmena en los espacios duales de las posibilidades infintas de futuros que podemos proyectar hacia un espacio ocupable de noventa y nueve grados de intensidad. Siempre para arriba.

Y entonces hay dos vías:

a) Subir las nueve escalas de la examinación colectiva del estudio científico más trascendente para calibrar los mecanismos de labeling de las bases de datos de donde extraemos, como mineros de criptomonedas de Ticataluña, el último estado. Se encuentra al final del tránsito completo de la escala de 9 de Golman. La ética matemática desde su curso introductorio: a los 6. De los 6 a los 9 se construye la complejidad multiversal que nuestras criaturas necesitan para lidiar con los Barrabases de nuestros días, nuestros Poncios Pilatos, nuestras María Magdalenas, nuestras Marías, nuestras consejeras de María, nuestras emociones de sororidad de mujeres cercanas a la virgen, ya mujer. Plena es de ella su cuerpo. ¿Quién pretende quitarle ese derecho a respetar el cuerpo de la mujer al ser suyo? Suya la decisión. ¿Quién soy yo, mae, para decirse qué hacer? Respecto a una no vida. Un microorganismo biológico dentro de nuestro organismo. El único virus del Covid-19 que consiguió colarse por las barreras de protección ante los ataques de organismos externos a nuestro cuerpo. Los seres biológicos somos divisibles. La vida dentro de nuestra especie. El bien social personal. El juego. El mal como exploración. Las historias de nuestros antepasdos. Las alegorías de todas las latitudes. Los modelos que no hemos tenido en cuenta. Tomémoslo por ahí. Una exploración hacia donde no hemos ido. Sitios improbables desde historias mínimas de la Patagonia cruzando todo el continente y revisando todos los rincones sagrados de nuestra espacialidad continental: isla. La sensación de poder recorrer todos los caminos. Pasar por todos los pueblos. Lationamérica es un sentimiento mucho más extenso en lo que conquistamos al asumunirnos algo más, común, pese a no recordárnoslo lo suficiente con gestos de hermandad como las que les llevamos, hermanas y hermanos, de esto que somos aquí, en nuestro sagrado GAIA, como entendemos en su total magnitud: un respetuoso respeto pleonásmico para interpretar la reiteración como la base del modelo educativo que acompaña la membresia a nuestra escuela del fin del siglo XXI.

Golman escribió sobre el fin del siglo XXI.

Esa es la tarjeta de presentación de aquello otro fuera de mi CV que me hacen único. Tú me lo preguntaste, yo te lo digo. Así que ahora no te vaya parecer una cosa muy estrambótica o fuera de lugar cuando se trata de una evolución tanto del arte como del futbol, al fusionarlos en un concepto nuevo, que para darle más énfasis de reenlazar dos colectivos de terriotorios de afiliación independiente, dos maneras de vivir en los acuerdos de colectivos tan amplios como el tamaño de las naciones. Los votos, como si todos y todas tuviéramos uno. Y pudiéramos votar a todo juntas. Pero sobre otro guion. Sobre la chingada de aquí. Sáquense a la verga pinches culeros locos. ¿Qué paso?

Hay que haber entendido las dimensiones más sutiles de las consecuencias de los 9 hechos más significativos de cada década del siglo XX: nuestra herencia. Hay que dar esas nueve resignificaciones de aprender lo que ha sido nuestra evolución como sociedad. Y mostrar lo que hemos podido poner en la La Luna: lo impresionante de nuestra tecnología, nuestras artes, nuestro conocimiento, nuestros bancos, seguros, servidumbre, logística, feministas, personal de limpieza, inversores, actrices (abstenerse actores, que os follen, no habrá hombres en nuestras historias. Salvo uno: transexual. Contrataremos a una mujer y haremos ver que es transexual. Toda una farsa. Eso es el futbolarte.

Según yo, dicen los mexicanos. Y después sigue una gran historia. Hay que saber gestionar el gesto de saber y querer compartir. El mexicano más sabroso tiende a la guasa. Y en esa dimensión somos los putos amo. Mou y Pep juntos no hacen un ser medio gracioso. Años luz. Con su sentido del humor hormonado no le ganamos a la Korea del Sur del 86. El futbol no con las disposiciones tácticas de Jose y Guardiola. Siempre en la dirección opuesta desde dónde no poder ser más lejano a lo que el otro representa. Un caballero contra un gañán. Ambos se saben de esa estatura, y entienden, por contraposición subjetiva la certidumbre de estar en las antípodas de aquél gañán. Vale la misma constatación para ambos personajes. Ambos personajes leen la frase y entienden lo mismo de la situación. El gilipollas es el otro. El odio fundamental del némesis subnormal.

El uso poético del némesis subnormal.

El primer libro con el que alcancé los 9999 lectores fue con Némesis Subnoral. Los 9999 que obtuvieron una pieza de obra. Su valor inmutable en el tiempo: 9€ de 2021. El valor de hoy día. La tasa de descuento del Índice Golman de futbolarte en la presencia activa del magma del latir multiversal de nuestra gracia infinita en expansión sobre la cual vertimos nuestro camino al mismísimo límite de nuestro escape colectivo emocional en un punto y el espacio lo más elevado posible de la retroprogramación de nuestros anhelos de creación de multiversos ejemplares en la armonía de cada santo y cada santa de esta reconstrucción del espíritu en un sitio de comunidad respetuosa con todos los credos que nos ayudan a ser más dignos seres recontextualizados en un plano superior a nuestra etapa corresponsable de una violencia que nos han dicho que debe estar aquí, presente, ante la amenaza continúa de que si quieren vendrán con su armas a controlar el estatus de nuestra aparente libertad. No se necesitan muchos violentos para producir una película de armas o vaqueros. Un pleonasmo más. ¿Qué cine vemos? Nos tragamos lo que nos den, hermanos de Harvey Weinstein. Harve tendría unos 99 bros.

Conozcamos la lista.

Pongámonos a señalar dedos a gringos bastardos.

Hagamos leña del árbol caído.

Usemos nuestro instinto de chihuahua envalentonado.

Ellos sabe cuántas armas tenemos.

El control del mercado lo tienen ellos.

Quién armas vende, alguien compra.

La mentalidad americana de la violencia es un tema que tenemos que hablar.

Poneros el espejo en frente. Lo que van a ver ahí ya lo habíamos visto.

¿Qué tanto nos podremos arrepentir de haber elegido a Don T?

Sus seguidores más elementales qué quieren si deciden llevar el control del sometimiento del estado. Los 99 grandes protagonistas de la toma del capitolio. No te los puedes perder. Es la cara del fascismo. ¿Qué quieren los que garantizan un control militar necesario para lanzar al ejercito en una dirección? La tentación del ejercito como colectivo. Ese fue el debate de los compañeros. El tomar el mando o dejar que las cosas se enfrien en el frente. Esta es la película de «Prestaros Atención!». Una película de acción. Producción 99 batos mexicanos, y un bato americano. Producciones de filtros a la mexicanidad más chida que te puedas imaginar. Desearás nunca haber sido un pinche gringo baboso. Se los dijimos. No nos hicieron caso. Nuestros compatriotas fueron humillados con un trato inhumano por los santos cojones de vuestro presiente número ___. No importa el nombre. Importa que rompamos la dinámica de odio que entendmos viene de vuestra manera de entender el mundo ligado a la violencia, como condicion sine qua non.

Nueve formas latinas que nos pueden interesar recuperar

1. Sine qua non

I’m teaching this to 99 kids who payed 9 bucks for the ride. I sell rides with me. I’m a flyer platform. You’ll reach the edge. Grab on.
El espectacular cambio físico de Pinto en su nueva vida como músico - AS.com

2. In absentia

3. In Illo tempore

4. Partibusinfidelium

5. Lapsus lingue

6. Magnus Opus

7. Manu militari

8. Mea culpa

9. Memento mori

La no pronunciación de mi pensar/escritura

Mi arte está escondido.

Sólamente yo lo conozco.

Y por eso tan sólo vale para mí.

Quizás algunos, pocos, unos cuantos, lo admitan.

La medida es clara y cristalinamente transparente, a riesgo de expresarme con pleanasmos españoles. No lo puedo evitar: ahora soy uno de ellos. Entiéndaseme. Plegaria.

Yo puedo valer como católico como el que más.

No hay nadie, NADIE, en todo el reino de España, y todos aquellos rincones en los que un español se conecta con la universalidad del mensaje de hermandad y amor de Cristo, que en su momento intuyó como algo más que su propia existencia, y lo que él pudiera decir de la razón de estar aquí, en esta corta vida, que tambié para Él, sería finita.

Por tanto ¿qué hago aquí?

No lo sé.

Ni tú.

Ni yo.

Ni nadie.

Esto tan sólo es literatura infantil.

Aquí el que no me lea que me coma los huevos.

Si voy a ser español voy a reaccionar hacia ofensas gratuitas, de quién sea, con una versión de lo que en público Pinto representó con su respuesta fugaz y llena de Gloria: ¡Cómeme los huevos, Maldini!

Existe una controversia en la Internet que versa sobre si la frase exacta es esa, o por el contrario, es esta otra: ¡Maldini, cómeme los huevos!

Lo anterior, si fuera a entender el juego con el que Borges creó un estilo literario único que no existía antes, como el acto único de mimetismo con el que podemos asumirnos como escritores.

¿Quién es escritor?

Aquél que escribe.

Escribir es un acto primordial obligatorio.

Regla uno: escribir.

Con ello consideramos el primer nivel de aprendizaje que podría se útil para mi hija aprender a hacer bien. Como en nueve días. Lo que dura mi curso. Tan sólo hay 99 plazas. Ahora sí: salen volando.

Mi marketing es directo a la emoción y la posibilidad de volar directamente al límite sublime de la percepción de la emergencia colectiva de nuestro sistema complejo social: Ticataluña.

Ya estamos aquí.

Tranquilos.

Lo conseguimos.

De pronto, sin tanto esfuerzo como sufrimiento en 2021, los primeros nueve días del 2022 arreglamos con un giro de emergencia colectiva performativa nos avocara tal día como hoy para empezar el tránsito suficiente hacia una nueva dimensión. El portal Golman.

Golman es mi nombre, lo siento, soy un pelado que se piensa que porque 9O esté ahí manteniendo la fuente de jardines que se bifurcan que alimentan el delta de la desembocadura del Ebro, desde la montaña que le da origen hasta las playas testigos del ciclo del agua con una consciencia superior exterior de elementos que hasta ahora no consideraramos en la explicación de lo que hacemos aquí todos juntas como emergencia femnista del iros a tomar por culo subnormales machos alfa, cuando hijos de la gran puta.

Esa es mi aportación al feminismo: chicas, perdón. Es una mamada de la cual he sido parte. En parte sin saberlo, y en parte, por no querer entrar en polémicas. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Debemos ser culpables de algo según nos lo enseña la catequesis católica y su entramado social, especialmente armonioso y jubiloso de ocultar en el saco más profundo del olvido de un sólo tipo de violencia que vamos a condenar, sistemáticamente, por los siglos de los siglos. ALLS.

Un acto de rebelión con nueve compadres del Niño de Elche en su fragata. El rey, el emérito eh, sjht. Quieto todo el mundo.

Al Niño le gustan estas referencias que nos anclan sobre los pilares de nuestro pensamiento social positivo y elevado a cultura. La defensa última de lo que somos en sí, por sí y para sí. El egoismo de nuestro rácana voluntad conservadora.

No les vamos a inhibir ser lo que son. No necesitamos justificar su espacio para que nos quedemos varados en esta ignominiosa sociedad que recalculamos en la televisión y los medios de comunicación que definimos como los veraces. Los mecanimos de control que cada uno de los nueve partidos vierte en un entramado diseñado para el seguimiento feliz de sus votantes. La política debería ser sólo una, grande y valedora para resolver todos los 9 problemas sociales más importantes. Pero ya no desde la perspectiva tan sólo del problema, ni siquiera de la trivialidad de la solución. Nuestro entender es preguntar. Ese es pilar de nuestro sistema educativo NEW. Preguntar las nueve preguntas para determinar los estados de la naturaleza sobre las que juzgamos una necesidad insatisfecha.

Hablemos de algo que todos somos expertos.

La insatisfacción.

Comencemos por nuestro lado más pusilánime. Piénsalo: es lo que más debemos solucionar. Lo que nos da vergüenza admitir. Nuestros pecados ya no sólo compartidos con el que considerábamos el único interlocutor válido para con Dios Hijo: Jesús. Y a través suyo para con Dios Padre. Con la paloma no nos disponemos a relacionarnos la mayor parte del tiempo por una contradicción propia del modelo teológico de expresar el dogma necesario para simplificar nuestra superioridad de credo en la salvedad de que debemos considerar que Dios Padre sólo es uno, y que por tanto, Él, y sólo él, reciba esa capacidad para asociarnos con lo divino. Oh, qué vanidad.

Meterse con Dios Padre—decía Armando Gallo Pacheco en su cátedra online a la que tenías acceso con la cuota mínima de contribución a la emergencia colectiva social sobre la que se fundamenta la base de la consecuencia última del sistema resuelto. Como si de una complejidad matemática que postulo por primera vez dentro del ámbito social al que las matemáticas asisten por primera vez como colectivo especialista técnico de los nueve ejes de conocimiento necesario para reconfiguración del estado social emergente a las boludeses de los que hasta hoy han cortado el bacalado, y a su vez, alabos sean.

Rendir pleitesía y cagarse en la puta madre que los parió; justo a ellos.

Varios madridistas se sintieron ofendidos ante provocaciones de un último poeta culer que borró al Barcelona de la memoria colectiva heteropatriarcal que todos estábamos alimentando con nuestra gilipollés habitual. Como Keiser Soze haciendo el burro durante 99 minutos. Imaginaros ese poema. El capo de la operación era un tipo tan suspicaz y salido de la nada que fue capaz de ir a la policia detenido como su alter ego: Varbel KUNT. El capo calabrés borbonizado.

Hasta ahí puede llegar un nouvingut con su insinuación republicana de un nouvingut. No fotem. Ningú ha parlat clar i catalá. Com jo ara. Ho dic així de clar. Entesos?

Nouvingut, nouvingut, nouvingut, nouvingut, nouvingut, novingut, nouvingut, nouvingut, nouvingut.

El programa social que Golman Elizondo Pacheco presentó al pueblo entero para su resolución en un plazo de nueve días. Como si fuera un suceso postlógico. El rompimiento de huevos del futbolarte es como un día en el que sí cojiste.

Coger y follar no es lo mismo.

Una canción con la voluntad de cantar como José José en los kareokes de una escena capitalina de lo que esta ciudad representa por su diversidad plena como capital de otro entender más acá que nos viene de fuera, de lejos, y de alguna manera se infiltró en nuestro corazón con la única honestidad de pretender rendir tributo a la liberación existencial que para nuestro pequeño pedazo de paraiso en la GAIA respiradora, en cada inspiración, en cada exhalación que elegimos escuchar: ahora es lo que hay. Y en España sólo se podía considerar una solución que nosotros mismos como pueblo imperfecto, pecador, y culposo, culposo, culposo, como su bien chido modelo de cultura, de lenguas multiversales, de capitalidades en la costa, centralidades univerales completas como capitalidad multiversada de Madrid, cual Roma. Las cuidades con la entendida ya vendida a un mercado entregado, enamorado de su actualidad, por cazurra que esta pueda ser, debajo de las capas de los nueve misterios españoles en cada una de sus estancias fundamentales. España no le puedes dar menos de nueve niveles de libertad para que esta pueda ser enteramente lo que es deber devenir. Pueblo español, no me toquéis lo huevos. Ni tampoco los cojones. Yo no he venido aquí a sermonearles ni a venderles ninguna moto de lo que yo puedo pensar, como un ciudadano pleno, pese a no tener, en otros tiempos, todos los niveles de derechos y obligaciones que los demás. Una espacie de contrato de temporalidad de nuestra transacción de cohabitación. Estamos o no estamos. Esa es la cosa a responder. Por mi parte, dejadme comenzar: you had me at olé.

OLË

Mi partído político se llama OLË.

Es universal.

Todo Dios sabe decirlo.

Pasan por pantalla 99 representaciones de Dioses que no se ofenden.

Los católicos de la sala no ríen la broma.

The joke was on them.

To disrect a certain aunt you respect with outmost love. The reference in bible reading and praying theory and practice. Trust me, there’s a PhD (I never know which one is capital letter and which aren’t, as I can never remeber if the second s goes in ther first or the second «s» in business. To me bussines is also right. And just as «true».

Business is GOD FATHER.

It’s not GOD complete.

This makes the catholics GOD less powerful than a single man GOD. Golman, humbly, is that kind. One of the other 99.

99 vs 1

There you have your shitty current standard: 100.

FUCK one hundred. FUCKYOU.

Changing the word fuck just to fuc withya.

Rigtbac@u

That’s the name of my last novel. Rigtbac@u was a publishing flop. Nobody knew why.

The publishing industry is never in the authors stories. At least not the good ones. They tend to be in some funny places. But really they don’t live the most exciting life in town. The attend to another pace. Another glory. The glory of living within this world: bookmakers.

I make books. Sort of. I am the name behind one of the collective members of a little utopia called Sexto Piso. A publishing house that can call home is now a grownup in NEWDF, capital of NEW GAIA. One of the nine capitals of the urban world out there: that jumbo mombo that we are now part of. Pop and all. The whole thing, at last, at once. Welcome to present time. Run by adults. Thanks Silicon Valley, we’ll take it from here.

That speech didn’t fly well on some Silicon Valley dickheads.

Unexpected.

I’m Unexpected’s King.

Rather this kindom that one with two, or none.

I can politics a phrase turning her into a parragraph.

Feminism turned Golman into herself.

She found a way out to express herself for who she wasn’t.

I can fool the feminist movement into letting me in. As her.

I’d have to become her.

I am.

Silly.

But…

You are not her.

I am.

You are not she.

Are your transfobing me?

Simple YES/NO

It normally comes right away. It’s alwas been evident.

If you YES your way out. There. You have it.

The states of nature disappear once the uncertain decision takes place. It’s how we make decisions. Decision making. That’s the IA industry we need to program. The politics we need to run. The new way of competing for a leap. A glowing transformation schasm.

You leap into it.

Why doubt it.

Soul would be short if Leonard soul just keeps still into the great beyond.

Bonding with whole.

That’s the state we need to fulfill. Together. That harmony. Like a thing you can reach with a button: digital left.

Copyleft.

That’s what I’ve been doing. In the Internet great debate. I’d just keeping it to me. As if the show is bigger than the possible consequence of my digital transformation. I am bigger than Jeff Besos, Mark Suckemgberger and Elon Mosc, combined. You need to go into these kind of greek Gods going at it with great respect for the glorious almighty rivals. This is what futbolart describes as the code fo respecting the game by enabling to admire the great futbolartists your are going to cross with in the challenge within the field, inside the court, at the colliseum. The public arena is greek mediterraneum culture as if the agora would reopen and debated the elements needed for the transformation of our social and political system. I’ve seen this renewal take place in several places around the world. The movement to critize the neoliberal free market model that has given rise to a postwar system of perpetuable peace with the current fear of war, with the limitations of a nuclear faceoff that can wheel us out, but allowing minor armies in ethernal macho quarrel with the culture right next to it, that happens to run an army, and we play the game of hating our guts.

Who starts the hate between neighborgs?

Who sparks it?

Who falls into that?

Who’s shouting at the fear of the comming from one from antipodes?

How do we welcome a foreigner that we encounter for the first time in our life?

A guiri in your country?

What do I haver to offer?

What’s the good of having me?

The process of how I became New Spaniard.

I was already one.

Es una reducción al absurdo.

La demostración de Dios por reducción al absurdo.

Ese tipo de matemáticas son las que les voy a enseñar en mi curso. Tengo nueve programas de aprendizaje de NEWlife.

¿Te lo vas a perder?

Por tan sólo 9€.

Apúrate que sólo quedan pocas plazas libres.

Ahí dentro es la neta. Ahora mismo está el rock and roll de la transformación del conocimiento futuro: el NEW model. Los que van a transformar la sociedad. Los que se apunten a este disparatado momento de revelar la solución más pragmática de nuestra siguiente dimensión a la que tenemos acceso: la armonía colectiva.

El directo. El ser/estar. El tiempo presente, justo tantitito antes del futuro, y justo masallasito del pasado, que tiene cola larga.

El espacio de cada aprendizaje.

Las lecturas rápidas.

La variedad de mecanismos de feedbackloopping: el nuevo sistema de regeneración de conocimiento en obra. El efecto del hacer aprendiendo, o aprendiendo haciendo, si es que son cosas distintas, unívocas, indistintas, convergentes o deseables. Lo que sabemos es que estamos vivos y haciendo de esto un carnaval. Por el respeto que tenemos al Felini terrenal y su perspectiva de la especie humana desde la italianidad para reflejar lo que tan sólo desde Olot alguien, o alguna otra urbanidad de la Garrotxa, pueda alcanzar a disputarle la réplica onírica de un proceso cinematográfico de autor, la expresión última del sentido visual de las piezas de postcinematografía más allá del preciosismo y la acción de superhéroes americanos blancos hetereos ultrapatriarcalizados nazificados, inclusive cuando peleaban contra los nazis. Los malos y los buenos. La guerra como objetivo. Los mecanismos de la violencia. Entre Camus y Haannah Arendt. Un estudio de la vinculación del debate público con la posibilidad de revertir el orden completo de nuestro absurdo país. Como un grito generacional contra todo su puto teatro. Y dejarlo todo desnudo. Un grito desde el corazón de la transformada tierra más nueva, como sabedora de lo dificil que será por parte de nuestro padres europeos, a los que rendimos pleitesía, cuando subimos a ese lado de la pirámide. Permítanos tener nuestro otro lado. Allasito. No se lo vaya usted a tomar esto mal. Tan sólo es un derecho divino, que usted verá, estaban aquí antes de que su narrativa nos viniera a contar las historias que fundamentan sus pecados y sus vidas eternas más allá del aquí, el ahora, los pueblos elejidos, las historias que nos contamos y cómo vamos a recibir a los caballeros que nos visitan desde las montañas.

Entre el Popocateptl, que escuchar el trote de los caballos cosquilleandole las costillas, se despertó y avisó a los que por ahí pasaran que como se pasaran de verga en el año 2021 de la era que nos acaba de actualizar la Malinche que ahora vamos a contabilizar nuestros asuntos en el más allá. Para que nos entendamos clarito y luego no tengamos malentendidos tú y yo. Las cosas se pueden ir a la verga si intentas pasarte de verga. Si vienes contra mí con un ejército caeré como cualquier individuo ante cualquiera de los tantos que pudieran querer atentar contra mi aniquilación. Como país. Como representante de un pueblo. El exterminio de uno mismo. Como si una persona pudiera representar el futuro de un pueblo libre. Como el padre del hermano del Neonazi de American History X en Terminator.

Entertainment serving the system. The kinds of movies we make. The kind of cinema our time is about. The kind of nature that will allow us to become a single beat of harmony in a sequence of joy everlasting.

Love is beat.

Love is boat.

Pick this vehicle.

I’ve pimped my ride.

Just step on in.

The journey is about to begin.

This quest just needs one more passanger: you.

I need you.

ALLS black is a diferent deal. It’s the black side of everything. You might not like what you see in there. In fact some people can’t handle it. Stay away if fear has gotten into you. If you flinch at certain levels of what you will encounter inside the stage, you are history. Beware. This ain’t no place for incomplete selves.

A sumarized manual, a debate, a film, a song, a text, a crying session, a forgiveness tour, a self steem bath, a gamming championship, a one on one, a five on five, a six on six, a seven on seven, a nine on nine, a ten on ten, an eleven on eleven. A twelve on twelve. A 99 on 99.

That’s the format innovation of the collective intervention.

No se crea: no son las dos españas.

Mi novela puede tomar su título de ciertos momentos climax de determinada trama que se ocurra indispensable venir a parar ahí. Pero es ese lugar, el climax, por dónde hay que comenzar a narrar. Para llegar a esos sitios en los que la circunstanciliadad de las peripecias de nuestro Ulises, cualquiera que este sea, en un terreno desnivelado que tendrá leones puestos por un Cesar que tu familia y tus colegas, sin impotar de qué parte del reino decis que venis, aupando con vítores apasionados ante un rito que en otras dimensiones de esta historia se verán como impensables, salvajadas de otros pueblos, cosas que nosotros, a título personal en esa hipotética circunstancia, no sólo no compartiríamos sino que rehusaríamos contra viento y marea.

En la siguiente escena de la versión que Hollywood finalmente compró se introdujo un monaje de muertes recurrentes de un personaje divinizado para morir todas las veces que la muerte de Golman resulte peculiar. 99 muertes de Golman. Es el personaje el que hace a la persona, y no la persona que finalmente vota la que elige al vecino del alcalde. Golman conoce todas las referencias de Latre, Rubianes, Eugenio, Berto, Broncano, Rosalía, Romario, Cryuff y Messi que son necesarias para ser el prómimo 9 presidente.

El nou predient.

El 9 president.

Demà anirà Joan Laporta a la Sotana. L’espai més irreverent que hi ha al mon del Barça. Segurament es creuen lliures. Hauran copsat el poder de sortir de la bombolla ón no ets ningú, i t’en enfot tot, i ho dius així, tal qual, i ens pixem de riure. Com si hagués tornat l’Arús. Aquell força Barça. Aquell Sergi Más culer. La possibilitat de pixar fora de tast. La llibertat que hi ha a les nostres institucions per a que un com Golman pugui arrivar a lo més alt del club, i sortir al final de la película caminant com en Kaise Soze mentre es convertix d’en Varbel KUNT que estic fet, i em tranformo, com quelcom futbolartista que fitxa un poble nou que vol tenir a l’equip un dels nostres de debó, i aquest cop, li fem la volta a tot plegat, i capgirem l’historia d’aquest petit club que està d’aniversari, i que ho anem a petar del tot, aprofitant aquest cop per trencar el sostre de cristall i sortint amb un moviment social que no només sigui un pla, de marketing, o de l’exercisi de poder que fem xup xup amb el nostre interés pels fills burguesos benestants del nostre tufillo executiu que ens representa a tots plegats, sense haver de mirar a fora de l’estadi. Només cal mirar a Tribuna.

Els putos tribunerus.

El meu primer llibre. L’escric al coneixer als primers nou tribuneros subnormals.

Un llibre còmic, evidentment, que alguns ofessos de Pedralbes no van saber pair i van sortir a tallar el carrer, concretament l’Avinguda Pearson, ocasionant un retràs del sopar de 999 families de l’Opus Dei.

Opus Dei - Wikipedia, la enciclopedia libre

El último día del 2020

Las borras.

Tus huellas.

Cuando vas a hacer algo perverso necesitas un set de skills: hard y soft.

Aquí, en nuestro taller, las vas a adquirir.

Piénsalo. Invertir en tí te conviene.

¿Cuánta lana estás dispuesto a apostar por tí?

Piénsalo. Es la mejor salida que tenemos.

Nosotros somos el camino.

Como hayamos llegado hasta aquí.

Hasta dar con el nuevo modelo.

Al que llamaremos: NEW.

Nueve enters después, sigues la frase. La historia pues. Soy un contador de cuentos ticatalanes.

Así me las doy.

GOLman

Perdónenme si ahora hablo un poco de mí.

Soy un poco vanidoso. Y pretendo el deseo último al que tenemos derecho. Estar bien, pues. Bien chingón. Como sólo (así con acento, RAE, ¿o qué pedo?) alguien que se ha rifado chingón alguna noche en la que saliste a conquistar el gran otro de la nocturnidad. Los invito a pasar conmigo el próximo NEW año.

El evento NEW.

Es un pedo de pasar de discontinuo a continuo.

Filosofía a la mano, y a su vez, por diseño de su servilleta, meto forzadamente una cápsula de aprendizaje del nuevo modelo de ser. Una lección aprendida. Un proceso de transformación. Un simulacro de persona. La persona que deseamos ser. El rol que reconstituimos en un nuevo modelo. Opciones de la creación. Multiversos ejemplares. En esa otra cantidad de maneras. Las maneras del pasado. Aquella. Grande y una. Que ya no es. Ya no son. Ya salen a flote. Pese a seguir ahí. Omnipresentes. Sin ser ya omnipotentes. Ni inviolables.

Si voy a ser de España, permítanme la libertad que se permite cualquier nouvingut sobre la apropiación de la lengua, que viene un pinche NEW olmeca a la mismisima capital del reino, y supusiéramos que esta NEW nobleza se redifinió a sí misma para, con y dentro de un pueblo NEW, más grande que la suma de nuestras grandezas de España. Tocado directamente por nueve gracias divinas de diferente procedencia, todas ellas sagrados sacramentos de la NEWfe.

Localizada justo en las las antípodas, alla dónde nuestro pasado resentimiento mutuo de animadversión pura, de los unos y los otros (estos los incluyen las), que aquí, cada vez más en plaza pública, describimos sobre (y para con) unos subnormales con los discrepamos a un ratio de 1:99, y a los que adoramos contravenir de todas las maneras posibles. Bienvenidos al debate celestial entre las dos Españas divinas. El ocaso de lo que un día llamamos grande. La España que tuvimos. Las otras Españas. La dualidad inequivoca de nuestro desprecio mutuo. Nuestra sagrada cruz en penitencia flagelante. NEWinstituciones. NEWSI.

La NEWSI acabará teniendo desmedido poder. La creación de un monstruo.

1:99.

Un lait motif ticatalán.

Frases cortas que llenaron las paredes del grafitti de la nueva capital: NEW barcino.

Por un lado nos prostituimos; pero por el otro también.

Los nueve mejores juegos de palabras de mi abuelo.

La herencia de la insolencia del que hace reir de la familia.

Como el abuelo.

Teóricos del humor nomás del caribe.

Como caribe transformado, nos vamos al otro que distribuimos entre este humilde NEW TICO COMMONS, la evolución de esto otro que desde esta honesta y sensual cinturita de nuestro NEW continente: NEW América. Presente: presidente.

Mi nuevo show de presidente de lo que vamos a ser de ahora en adelante se presenta como una lección de oratoria de fin de 2020. Una tarea para el último día. Uno de esos clientes que deben comprar antes de que finalice el año. Pon un anuncio, que tienes nueve cosas que venderles.

Alguien que no tenga regalo de fin de año para regalar. Aquí un repositorio de 99 regalos para que la gente chingona de este NEW pedo le entren con el gusto de la exclusividad de unos cuantos. No son ni todos ni nadie. Es un punto de encuentro colectivo suficiente. Más allá de lo que nos dispusimo en un momento dado a forzarnos a transcurrir. 99 minutos juntas. YA FEMINISTAS.

El feminismo, como ALLS, son sitios de llegada.

Allá se va.

NO SE QUEDE ATRÁS.

VENÍ.

VENGA.

NO TENGA MIEDO.

ESTOS SON LOS NEW VALORES QUE TENEMOS PARA SU SANTIDAD.

Y ACÁ FRANCISCO LEVANTA LA VOZ.

Y HABLA CON JESÚS POR NOSOTROS.

Por que yo su carnal menor, no puedo hablar directamente con él. Tras haber sido Él.

Él.

El título de este cuento.

El título de esta novela.

Era novela y cuento a la vez. Y era esto. Pinche recurso culero de situarte dentro de tu obra. Ya sea con el velo del director. Con el matiz del guionista. O la interpretración del actor. El artista pues. ¿Qué pues no requerimos todas ser artistas? No requerimos ser artífices de nuestra revolución de la reconerversión del sistema del todo. Por completo. Capgirar el toque.

Pam: rolas.

99 rolas.

99 roles.

Hay (los hay pues, para Perez Reverte, Varguitas, la mujer zapatista que le toque hablar por todas, Presidente LÓPEZ. Presentes. Subcomandante Marcos, Golman, Ronald. Oceano Infierno. Gabilondo. Maragall. Robert de Ventós. Los originales habitantes del Palu Robert. La rehabitación de el espacio de la casa como habitatge.

Una peça d’habitatge. D’habitar espais NEW.

El meu projecte urbá-social. El uber de les noves societats reconstituides en un nivell més elevat del nostre potencial reconciliador a plé rendiment. El moviment que pretendiem fer quant a fora d’aquí veiessin cóm sóm capaços i capaces de dur a terme una reconstitució de lo que voliem dir que erem-sóm. Perque som-hi.

Som-hi.

El nom de ça peçe.

Això és per fotrens.

Tant sols una miqueta.

Venvolguts; sóc el vostre president.

Espereu que agafo el mando.

Vosaltros. Voltos. Voltrus. Voltrüs. Völtrös. Vosaltres. Vos particularmente. Y te pasás al castellano como si no tenés la cordua de un español cualquiera en el set de Jamón Jamón. ¿Quién escribe vuestros guiones?

Somos otra cosa. Venimos desde las antípodas. Y nos encontramos por primera vez. ¿Qué coño creéis que os voy a soltar por bonito?

Algo que sólo un español, español, español entienda. Reconvertido del plan nacido en los bosques de la montaña de la nueva capitalidad de la NEW humanidad. New humanity. NEW humanity. Esa es la forma correcta de escribirlo. Habrá penalizaciones millonarias a quién ose no escribirlo como la regla dicta. Con Pérez Reverte de guardian de la puerta. Una especie de cadenero de discotaca cultivado y sagaz para rozarse con los señores de los 99 apellidos primeros. Una especie de clase dinástica local. Una historia de HOLA! nunca contada antes. El valor de las 99 familias españolas. Cualesquiera ellas sean. Estas son las mías.

Si me queréis iros.

Pero dicho con la frase exacta como lo dijo la tonadillera en su día con tantísimo arte. Si me amais veros. Si me queres fueres. Si me adorais daos. Si me idolatráis por cualquier gilipollés no me toqueis los cojones hijos de la gran puta que os reviento.

Eso queda muy feo. Censúrate. GOLman, censúrate. Ahora que has llegado a lo alto de todo. El juego finalmente te da la entrada como un futboartista particular. Abanderado de la revolución última de la historia. Como si lo que hubiera que hacer fuera desvelar las cartas que vamos quemando. Las jugamos ya. En un tablero universal que ya se está moviendo esta dirección. Se trata de un despertar social en toda regla. De seguir otras normas. De darle vuelo alto a nuestra tarea de reconstitución. Vamos a darle a este programa un sentido de explosividad del optimismo del momento en el que reabrimos el grifo. Sociedad sedienta de otro cotexto. Sin temor a los conservadores. Los nunca han sentido el anhelo de cambiar. Aquí os va la mejor propuesta que les hayan hecho nunca en su puta vida. Todo a la verga. A_LA_VER:GA. Se puede escribir así: lo acabo de hacer. Por mis NEW cojones.

You take cojones away from you.

And steal it in front of everyones screens.

The uggly thruth behind our fears.

People complaining how to explain mature feelings to their children by having to answer to Soul’s questions.

Soul’s questions.

My first NEW América sitcom.

A first commercial blast.

A blow off the roof productions film.

The first of its kind.

A new way evere way.

Evere is a new word from the NEW language: ticatalán.

I gave myself some nifty new tools to dominate my privilegde. NEW spain fron NEWELI.

Leave questions in the air.

Tasks we must undergo as NEW systems to reconsider.

Reconsider as a poet’s obssesion.

Same poem 99 times.

The sort of shit that would give enough time to allow completeness to entend into an infinity NEW trend.

We’ll a bit more than what we are told.

I have a NEW learning system.

The system itself considers the possibility of overflowing the ultimate state of joy: absolute consciouness into a NEW time: warrantied. An alternate NEW market. A new beast to balance the schemes of power games within the capitalist framework. How are going to lower the weapons. Let’s pay attention here, war lords. Let’s cut to the chase. We know you deal with weapons to the active local compensated with the two things that move that market: blood thirst money.

Like a game that’s played by some

And then you got labor stories.

There you find completeness of an untold story.

The working class stories from NEWCAR: el Carmelo reconstituido de un vecino escritor de la calle Dante Alighieri. El pinche guey supo que tenía que ser una versión del Cardenal, del grandioso Manolo, el del Sevillano y del Delicias. Un pijoaparte de New América que subió directo a la montaña y se quedó allá meditar 99 días. Al día siguiente bajó por la ladera del monte sagrado de NEWCAR: el glorioso monte carmelo. ÉL monte sagrado de la mitología NEWbarcinoana.

El monte Carmelo es el monte sagrado por estar escondido. Es un monte secreto también. El descontrol de este espacio natural sería una violación para los derechos que tenemos los que habitamos el espacio colectivo de nuestros parques naturales. Mi sesgo conservacionista por venir de una pequeña cultura que entendió (maes síganme un toque y van a ver cómo vamos a ganar el mundial con esta vaina, sea por las circunstancias propias que el guión nos guía para retratar la abundancia del recogijo de nuestro bienestar elevado a la 99 potencia. ¿Viéras?

Y uno se lo imagina. Se lo dejan de tarea. Se los dejo de tarea. Póngase en situación. Ahí les va una publicación. Ahí le van 9. Ahí le van 99. Ahí le van 999. Ahí le van 9999. Ahí le van 99999. Ahí le van 999999. Ahí le van 9999999. Ahí le van 99999999. Ahí le van 999999999.

El posibilismo de la serie del nueve.

La denominada serie sagrada.

El autor decide sobre los determinantes simbólicos de la distopia que se nos ocurre pertienente. En el modelo escolar que para los nueve años te dan a la tarea de definir como mínimo nueve ensayos de dispotias distintas en un plazo holgado de nueve año. Nueve años de aprendizaje de una cuestión que podemos acabar en nueve días. Tener el tiempo suficiente para desplegar nuestro plan. Idearlo de tal manera que transformemos la sociedad que procuramos retratar en una ficción audivisual un poco autoreferente. Desde una perspectiva que no nos podemos permitir no evolucionar a otro pedo por completo.

No es ni mucho menos una artimaña exterior para resquebrajar el pinche desmadrito que se me traen bola de cabrones. No vengo aquí con chingaderas. Nos podemos decir las cosas a la cara. Y aquí, señores, señoras, niñas, niños, los que no se afilian a ninguna de las maneras que hasta ahora les había sido posible definir exactamente quién decidíamos ser una vez tenemos consciencia de la multiplicidad de estados de la naturaleza de los tradicionales, a lo más, dos maneras de ver las cosas. Y encima la obsesión recurrente y crónica de autodestrucción entre vecinos. El odio entre las tribus. Los pleitos de vecindad. El foco de las historias periféricas. Desde aquí les escribe este novel autor, autodenominado futbolartista por el interés de fusionarles. Al futbol y arte. Como si entendiera que es un juego pertinente para poner sobre el NEW tablero del juego social al que aspiror atraeros.

Un tema resuelto de su multiversalidad de disrupciones.

Las reglas de una sistematización desde las bases del pueblo reconvertido: por la idea de un emigrante que se asumió como local para venir desmontar el estatus quo con la versión más surrealista de lo que puedo rescatar de lo vivido aquí mis primeros 20 años de ese milenio. Como si desde los pueblos tempranos de un milenio pudiéramos dejar un mensaje para últimos veinte del fin de lo que será este milenio. Si todas esas generaciones pasaran. Si asumiéramos la elasticidad del tiempo en esas dimensiones. Y nos perdiéramos en ella. Ahogaramos en sus mares nuestros desasosiegos sin sentido. El arte de autoflagelarte y reconstituirte en el arte mismo de ser quien eres, y simplemente estar vivo, leyendo un buen libro, a pesar de la distopia. Siempre presente. La distopia del estatus quo al que ahora llamamos capitalismo de los últimos 200 años, como si nos hubiérmos dado cuenta de lo que se pretendió con aquello en la época en la que nuestros juniors decidieron emprender la faceta psicopática de la conquista de otros pueblos hermanos a los que en nuestra subnormalidad los consideramos con amplio cinismo: inferiores. El corazón henchido de unas 999999 mujeres que se consideran en las antipodas del feminismo porque consideran que es una artimaña bolivariana construida para venir a destruir su mundo de desperate wives de barrio de la clase de abolengo de los Madriles y sus extrarradios amplios como la mancha ancha. Ser capital. Así tal cual. Como es, con su gracia y ritmo julioiglesiano. Con esa sabiduría de Valle Inclán que corre por las venas de los que lo han leído. El resto podrían caer desplomados en un fenómeno paranormal, que no dudaría un alcalde con dos NEW pares de NEW cojones, pedir a un artista menor al que deseaba promocionar a la realización de la película en la que dicho alcalde de la NEW capital de este otro Reino NEWMAD, capital hispana de esta otredad. Cuna de la RAE. Los vargallosistas.

Las filas latinoaméricanas de vargallosistas enlistados para el frente de sus ejercitos infernales, esos aprendices del autor, en su multiversalidad de maneras que sus sagradas palabras nos ha dado pie a criticar. No se crea. Es fuego cruzado de una tendencia de algunos escritorcillos menos de la supuesta quesque izquierda que nos gobierna ahora en la transformación definitiva de lo que cretinos que fuimos en cierta parte de nuestra historia mexicana de éxito. Lo que nos habían vendido que éramos. Y lo que realmente somos. Lo chido de verdad. Lo que nos queda de habernos reconstituido hermandad. En nuestra infancia. En los setentas y los ochentas. Atentos los que allá vivimos. Alivianen sus pedos. Vamos de vuelta a nuestros pecados. Los que ni vemos. La violencia machista de nuestra sociedad así como la vivimos. Y ahora que entendemos que no mames panzón. Nos pasamos de verda. Las vergas por delante. Luego luego el chiste con el chile. El chile fuera. El chile dentro. Pica y pica. Más y más. En plan ¿qué hacés? Qué rico. Buscado con la normalidad con la que nos abrimos de piernas cuando la intención es mutua. La no violencia de la relación consentida. El bienestar de todas las mujeres sexualmente liberadas. De sí mismas. De esta dominación heteropatriarcal que denuncian. Y que implica su vida en sí: sus derechos. Como ante la dramática circunstancialidad de que me suceda a mí, a vos, a tu hija, a tu hermana, a tu amiga, a tu madre, a tu tía, a tu sobrina, a tu mujer, a tí, mujer, a quién esto Dios no quiera.

Una parte de nuestra cultura está constituido por un pilar que consideramos superior desde que ponemos más peso a lo religioso que a lo civil. Lo que tenemos como ciudadanos y lo que tenemos por nuestra afiliación a una creencia es sí. Una comunidad autoconstituida alrededor del funcionamiento de una orden. Una orden como doctrina social. Con nuestros valores y nuestros modelos de emprendimiento, en nuestras sedes del saber. Nuestro saber: en todos los niveles. La doctrina religiosa como parte de lo mismo que asocio con la escuela. Los nuestros. Estar dentro o fuera. No me importa la respuesta. Es parte del dogma: excluir a quien no cree.

Llamarles pecadores.

Apuntarles con el dedo.

Aunque vaya en contra de la metáfora que Jesús les dejó interpretada en el performance qu eacompasó con sus doce colegas masculinos. Y una nena. Magdalena y Jesús en un aire de seducción de mutuo acuerdo. Un evangelio apócrifo escrito por Golman Mohammed relata el elemento sagrado de esa experiencia social a la que ahora entendemos que Jesús también tuvo acceso, y no la patraña moralina que nos traía el último concilio vaticano y sus 9 predecesores. La contienda de la doctrina se puede practicar desde adentro, y eso fue en realidad lo que llevó a Francisco a petarla entre la curia: el entendimiento de la globalidad de la acción de la autocoordinación de los sistemas complejos sociales, más allá de las fronteras de las creencias que nosotros mismos retroalimentamos con nuestra pantomima de relación directa con Jesús, la virgen de la Macarena, bailando la canción, con un purito en la mano de unas hierbas sagradas que el hermano mayor de Jesús trajo y desveló en una anunciación el último día del peor fracaso cósmico de la grandeza omnipoderosa de nuestro patético Dios Padre. Te la mamaste, pa. En serio, esta vez se te fue la cabeza. Humanos culpando a Dios. Con un dedo que le apunta a los ojos. Y los ojos se ven. A sí mismos, y se amenazan de nuevo. Desde la mirda. Desde la fimeza del índice que transporta el lanzamiento de nuestro prejuicio de guerra beligerante. Guerra a guerra sin tregua.

Al que intente.

Anunciar la guerra como acto de paz.

La lógica de nuestra necesidad armada como un doble juego de nuestra doble moral alimentando el fuego de los beneficios sociales del tráfico de armas, las guerras, los holdings participados por industrias de armamento. Esa parte del PIB. El dinero A y B. En grandes números. Y su derrama social. El prejuicio de como terminar con el poder de los que lo ostentan. A qué países hay que irse. A qué nueva historia hay que seguir. Les propongo que a la nuestra. Que a nuestro puto aire. Ahora van a ver lo que el futbolarte puede generar, una vez que hemos vivido el año en el murió Maradona.

Y recordarlo sólo por eso. O por la lucha feminista. Las argentinas que lo llevaron a las cámaras y lo voto un pueblo libre reafirmando el deseo de una ley que nos una. Por haber pasado por ahí. Por el debate público de lo que implica la reconstitución de nuestros cuerpor libres de violencia machista. Los nuestros. El mío el primero. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. La iglesia católica también es responsable de ese pecado. El solapamiento de la cultura heteropatriarcal está viciada por la doble corresponsabilidad de los hombres frente a las mujeres. De la iglesia sobre las mujeres. Y sobre los niños a escondidas. Vandidos. Papis. Adultos que han visto lo que es vivirlo. Y haber de callarlo. De soportarlo. De no poder acusar a la autoridad en medio de su abuso. El abuso de los abusadores. En qué momento pensaron que ese era el camino. Lo penado. La responsabilidad de la reconfiguración moral de las mente libres de pecado de la comunidad. Los que tiran la primera piedra. A que no hay. Ya nadie queda. Iglesias vacías. España actual. Iglesias. Vacías. Vacía. Una dualidad de dos culturas en las las antipodas que definen muy bien lo Caín y Abel de nuestra españolidad a odio perpetuo.

El odio español.

Español, español, español.

Lo injusto que sería sólo apuntar a una de las subtribus de todo el reino, siendo estas bestias tan salvajes. Salvajadas reales.

Salvajadas reales.

Y mae, qué salvajada.

El nuevo reality tuanis.

Mae, al chile, nosotros ya ganamos. Desde hace pura vida de años que estamos ahí. En un nivel más sublime. En una vara más parecida a la salsa, que a la capacidad de lleguemos al ataque con un poco clase mezcla de nuestra cultura de la creación de juego, lo que hacía Jaffet, o Paté, o como aquél 10 tan fino de la Liga, como se llamaba el mae, me viene Arguedas, pero ese era Osquillar, aquél fulano tico que se casó con una mexicana. La otra historia de nuestra dualidad. Ticatalana.

La dualidad es mi pastor, nada me faltará.

La dualidad es mi pastor, sin piña.

Nueve. Mi uno más ni uno menos. Con un único número resuelvo el dilema matemático planteado. Escojo el nueve. Una vez haga este truco el mago ya no tiene manera de mantener la ilusión frente a una sociedad entera reconstituida: una vez pasada, entera, por el aro de ALLS.

Biden won

Flip.

Yesterday’s news.

The future belongs to them: Biden & Harris.

74 million voters: blue.

70 million voters: red.

A nation divided in two. The duality spell. Or society is fully aware of its division. We all want to be on one side. Not the other. Repeat: not the other. Thank God. Goddamit.

It’s a matter of faith. Or lack of.

Don’t get hushed.

Still, life goes on.

Sad or hopefull.

Revenge or peace.

Take a fit or take a pill.

Chill pill.

Chill bitch.

Breath like a true New Américan.

New América First.

MAGA lost.

There’s an indian dancing in Washington. He’s surrounded by kids. They are laughing with joy. Not that laugh. Not that laugh. Country united. United states. The law prevails. Democracy wins again. Election day.

The race is over. AP call it: it’s over. Biden won. Stop the winning, biatch.

Here are the results:

The thirteen colonies voted blue. The people from the Mayflower. That’s something.

What used to be México (somebody has to see this analysis) voted in mixheartedly. The lone star stands tall red. You can see México in the edge our the silloute of Trumps’s imaginary, and real, wall. It’s that white ghost down south. There’s another line, ficticious if you may, but also historical, that marks those seven states. Another red one: Utah. The rest: New México, Colorado, Arizona, Nevada and last, but by no way least, California, are all blue. In the little election played by these symbolic partitions of our neighbourly country, the result places part of the global situation of this divison: blue on top of red.

There is still a flyover state scene. Blue América flies to blue states. Red América stays still. Does not fly. It’s a stay at home state of mind. And no one else’s allowed. Apparently Mexico payed for the wall. And dreamers were placed in cages. Families separated. Concentration camps of our current state of affairs. Let us be reminded of the hideous stains from recent events. And the anguish of the desplaced. Mistreated down south, in their own missery, by our own cultural drive for drugs, our weapons dependency, our war-loving thrill, our violent nature, and our cinical economical stability standards. Markets are up. Let’s run the show. Let’s deal, this time seriously, with the virus. Or was whats his name the virus?

Biden won. Harris, man, as well. A woman. The legacy of comming from India and Jamaica. Ya, man. Oh, whatating. Ommmmmmmmm……….

Mixed Culture Nature. MCN, like it’s now called. By me, at least. The placement of elsewhere, also here. As if we belong together. We need this sort of leadership. We can built bonds with this kind of nation. Yet, we aknowledge what has happened as a curiosity of our days. The rise of entertainment and white power supremacy intentions. And some of that stays put in our hard drives. As we’ve seen shit go on. And this shit is by no means minor, nor over. We are not in a resolved state of affairs. The quest is inmense. But I trust and old man’s leadership. And the tandem of a dancing women in charge of operations, with that leadership white catholic men lack of. Don’t get me wrong. We need this kind of mix symbolisms in our division bell.

Pensilvania, and the bell that stands for democracy, voted blue. And red. There’s red votes everywhere. But there’s more blue hope. And we are feeling blue today. This American donkey feeling. The world assists at yet another entertainment event from the first nation, acording to them, to the narrative of the land of the free and the rockets RED glare. The bombs bursting in air. The flag. The stripes, blue/red. The stars. And Puerto Rico.

Miami is red. No wonder, Eipstein. Nevermind. Latinos in their capitalist capital. Allow them to feel safe. Red away from the red. The ghost of the commies. Grow up, fools.

Georgia blue is dream. A dream of south turning blue. It’s a miracle. A way of looking at the end of division. The deep south finding the explantation workers in the demographic flip that will turn the pages of this nation’s future. Peacefully. White’s chill. Nobody is here to go against your anglican morals bullshit supremacy. Or aren’t they…?

Chill pill. Common. Don’t get angry. Nor even. Stop the hate pattern in your head. Relax. Don’t flex your muscles. Live your war toys in the cabinet. You ain’t at war. Not every day is final combat day. Stop playing fornite. Or killing zombies. Breath. A sigh of relief. Just stop. Hear the music. Sing. As the caged bird longs for freedom. And you still stand in the land of the free. So common.

Look at the map. Check Canada out. Check the Mexico profile. We are a floating image in your mind. Nothing else matters. The world is looking at us. We are in the center of the eternity. Like God intended with our stupid pride. God bless only US. Our own. Our values. Our history. It all stands taller than Tenochtitlan. Or the hills of Montezuma. Look at the Gulf. Our gulf. Even if it’s partly Mexican. We can still drill sideways. Frickingly frackingly. Atlantic coast. East coast. West coast. Pacific. Peace. The square states. Far west. The rush for the land. And the gold. Forget the local dwellers. Indian territories. Respect. Nations within nations. Is that too hard to get?

Loussina, Alabama, Missouri, Arkansas, Oklahoma, Tennesse… surprisingly red. Not. Business as usual. Alrigh, alright. But there’s the blues. There’s a conspirancy of the dunces taking place. Mardi Gras. French in the picture. A flow of an international mixtape. And the swamps we’ve encountered while rading the seas in search for the Spanish vessels that extracted the gold from the mines. Developing nations standing on the shoulders of their colonial days. Prior independence day.

OOOOOOOO-K-lahoma where the wind sweeps, the weaving wheat, and Curly. We get it.

Biden won. He told the nation he’s going to unite them. It’s what all president-elect say. It’s part of the political scenery. Part of the script. So is accepting defeat. If you are trained for that. The man in the seat is going to make it look like a battle. The voice of those supporters are going to be waiting for their leader to show the way. The are standing by. And the boys mean business. But the land of the free has an institution driven main field. And will not allow otherwise to stain the symbols of the legacy. The whole architecture is in place for an outsider to create havoc. We are too old of a nation for that.

Mexico deserves better. And when I say Mexico I mean the whole back patio. Youknowaraimean. Mexicans. Latinos. Potato, potato.

Robinette is in. Not the first one in the family. Incumbent: new word. 46th.

You can find him on those profiles. And everyone. We are all in it. Playing the game. People also search for them. Some are going up. Some are going down. Everyone smiles in their profile. Almost everyone.

The news has spread. The president himself is a news outlet. Just like the one before. Or never again. The media. You know. The media players. Warren. The others. The interest of the markets. Don’t spoil it, kid.

Joe send a written message to the people.

If you want to shop, you may. It’s New América.

A new era.

A new cicle.

A bright future ahead.

May God, if indeed He is watching, look upon the people traveling across the univers chasing the sun, and the rest of the planets, in that chilling expectacle of our solar system dance.

ALLS

Morir de nuevo

Morir a punto.

Morir y resistir.

Morir de un susto.

Despertar de la muerte.

Apretar: rescate.

Y el cuerpo aguanta.

Revive.

Vivo.

Milagro.

Otra vez.

¿Qué fue eso?

Un aviso.

Un síncope.

Un día así.

Un disgusto.

Una cena demasiado abundante.

Mala elección.

Sobresalto.

Músculo maestro.

Mueca de resistencia.

Respuesta física.

Cortar el sueño.

¿Estás aquí?

Estoy.

A punto.

¿Qué fue eso?

Eso.

Esto.

Aquí.

Otra vez.

Puta madre.

Un día no…

Ni lo digas.

Otra vez.

Moriré.

Ya está.

Es así.

No hay remedio.

Aquello es así.

Para todos.

Para todo Dios.

Para cada uno.

Para bien.

Para mal.

Para no armarla de pedo.

Por cualquier pendejada.

Se nos va la vida.

En un disgusto tonto.

En un suspiro.

Mi último suspiro.

Como Buñuel.

Pero sin obra.

Sin fe.

Con júbilo.

Perdido.

Salvo ese último momento.

Ese final.

Desgraciado.

Vete.

Ven.

Paz.

Fin.

ALLS

What’s with the world?

Here we are, paying attention one more time to the election for the quest of the empire. The United States of América, one more time inside our current estate of affairs. Is it really that important to see the crumbling monster fall into the ground? Maybe. As the system stands tall in the basis of the not so hidden agenda of this one narrative of the good. We know who they think evil is, even if its face changes more often than the némesis of James Bond. Or the James Bonds themselves. The character outlives the actors who depict the epic quest of a spy on the right side of history.

That’s the narrative of good and evil from the pages of history. The antagonizing need to have evil acting on the quest against the good willing people of the earth. It’s a matter of easy choices. We want to be on the right side of the story, and therefore, we want to be on the wider strokes that paints the picture of our time. This is how superheroes make things work. By acting upon the evils of society, clearly depict with the multiple faces of evil. Better if the picture described has a single face to deal with, and not those exotic nemesis that we fall in love with because we feel the attraction of the devil calling for our basic instincts to join a revolution that destroys the act of God, Himself. That would kill God. And we, the humble servants and worshipers, may not allow such thing to happen, as if the supreme leaders of the underworld would need the action of us, virus, to heal the wounds from the head to head at the higher ends of the pyramid.

Just chill, bro. The military’s got our back. You hear the laughs that have been recorded from the videos in Abu Ghraib. Oh, oh, oh… wait a minute. It’s a trap. Everybody, down. We have been ambushed. Semper-fi, semper-fi,… brothers, brothers,… where art thou?

You will not play with the pilars of our faith.

It’s too sensible.

Nobody fucks with that.

Nobody.

And we are supposed to think that’s reasonable. Because we have a set of values that shape who I am. Because those values were introduced into my life by my cultural trainers. My parents. My school teachers. My friends. The government. The news. The journalists. The newspapers. The publishers. The authors. The people society praises. The influencers of our time.

Let’s assume everything went down the drain. We’ve been flushed out. We’ve got fired by the people. Sort of what Trump is feeling right now. But he can’t stand to loose. He wants to take action. Stand by proud boys. It’s our time for militia. Now they’ll know. This kind of back up from straight up fighters for a higher good: our own. Our personal view of the really really good. The good «I» represent. The good that takes the hand of God and delivers the challenge of our day: to make the system fall.

América will crumble to the ground. And the entire world will watch in awe what they were expecting for so long: the fall of the empire. The crumbling of the Death Star. By this group of rebels, with guns and shit, taking down the road for the deliverance of their quest: salvation. Or some sort of paranoia. One of them conspiracies in their one online book: face.

They want to be a part of history that takes place in worlds that are closer to the superheroes they praise as real. The entertainment they love to fall for. Like Trump’s tv shows. Like being in part of his legacy. That’s what it feels like to them. They are following the lead of a lunatic that has made a brand of himself, and mirrored a lost country in itself. That’s me/you, he said. And the found «US». The you es. Ese.

Batos from Mexico voting for Trump. They know what’s happening down south, they say. They’ve seen the violence in their communities take over. A sort of thing, that somehow, does not show its face in the communities where they’ve landed a «life». It’s been illegal for some time. But now, after years of struggle, they are in. They are part of this final frontier. The place where everybody wants to be. The bar at Cheers. They are sitting within the sitcome that represents their improved life. Join them, they feel. It’s only fair I think for our own sake. They, the others, that resemble you I was, are now, as I’ve learned to believe, are the evil comming to mess up our fairy land.

Some crooked way to think, but yet the populist have established the line of what’s the complete story you must believe in order to be called one of us. Are you with «US» or with «them»? So these people, are led to believe that they will win some points by joining the counter argumentative place where they belong. Just because they feel like they don’t belong to the high paced good hearted way of being from here. They are mainly brushed by a sense of something else, that their fellow country men are missing out on. And they just like to call them one name: dumb.

This is part of where the situation gets to a quick quarrel against the others. They started to call me names. Now I’m just defending myself. But they are not right. They use fallacies to convey a story that’s clearly fake news. It’s been like that that they have introduced lies in the agenda of our once great country. But we want to make it great again. And we are not going to let fraud take this from us. Proud boys, are you ready?

Obviously the proud boys are standing by. And what will be of the military when the militas take the stands where they are supposed to be protecting the institutions they’ve sweare to defend. Rebelion is on the table. As so happens, those proud boys are also the military. Oh… whaaaaaaaat….

Wait, you didn’t see that one coming? Really. It’s, the least, surprising. But let me go on with this literary excersise of the shit hitting the fan. Tongue licks lips; first the top one, then, the bottom one, and then moving back in. Darkness is bright these days. It’s the pilars of a new system figuring out where to built either havoc or grace. But grace had been shadowed by the new ways of the family in power. Much like a tyranny of cynycal one. The cynycal ones. It’s a spiral of deceit. The glow of gloom. The dust comming in.