Soy un personaje ruso de Dostoievski

Golman pues

Si acaso rojo.

Si a caso, rojo.

Sí, ¿acaso rojo?

Si cazo rojos.

Sí, cazo rojos.

Rojos riman con hogueras.

La izquierda no supo si armarla de pedo.

¿Nos ofendemos?

Ahora sí.

Esto sí.

¿Ahora sí?

¿Esto? ¿Sí?

La lengua española es un gusto que bebe en copa. El latinito poco refinado toma guaro es vaso. ¿Qué pasa? Algún pedo. ¿Algún pedo?

La literatura más satelital se coció en el corazón de Copilco. Una escena de Golman volviendo a Copilco 300 y la banda entera nos rifamos un Bollywood de algo más que coyoacanenses: copilqueños. Antes que nada.

Antes que nada

No les digo. Sí les digo. ¿Qué creén? Can, kan, can, kan, can, kan.

La ortografía mexicana te salpica en los ojos. Da rabia. Es como nos enseñaron, en buena onda, a leer. Leemos los que podemos. La neta. Esa es la meritita verdad. Por esta. Ira. Ésta. Está. Estate. Date.

Un dait.

Yo soy muy newchilango; dispensenme.

Yo aprendí a ser / y estar en esta dualidad mexicana multiversal. En buen pedo, hay otro camino. Ustedes me lo enseñaron. Lo nuestro es primero, dicen allá. No ma-mes. No ma-men qué pedo los gringos? ¿De poca madre no? ¿De poca madre: no? ¡De pocamadre! ¡NO!

Ya te metiste en un pedo. El pedo ya se fue a la verga. Ahora todos somos gringos. Gringos nuevos. Gringos viejos. ¿Qué, pendejo? ¿Qué pendejo? ¿Qué? ¡Pendejo!

No es lo mismo. Nada es igual.

Todo tiene su qué, y es per se, cosa aparte. Cosa propia. La cosa en sí. Lo que los pinches alemanes no se ponen de acuerdo. La escuela de Einseinstein de postcinematografía. ¿Por qué apetecían más lo rusos? ¿Por qué siguen apeteciendo que son nuestros camaradas? Las risas rusas subidas de tono en un debate universal. ¿Qué digo universal? ¡Qué chingaos! ¡Multiversal! La nueva librería-editorial-sitio en la nube-alaverga, despegamos a su puta madre y nos lleva la santa chingada hasta la mamada que nos venga en gana nos teletransporta al espacio sublimado. El sitio en el que provocaremos el colapso total de todos los canales de comunicación. La visagra de la historia. ¿Por qué matarla? ¿Por qué acabarla? Esa es la pulsión de muerte malentendida; matar. ¿Pa qué matar? ¿Piensa? Pulsión la muerte del otro: cobarde. Para. Piensa. Baja el arma.

Fundámoslas.

Todas.

Al mismo tiempo.

Toma ya, utopía.

Toma ya Utopía.

Toma, ya utopía.

¿Toma…ya? utopía.

¿Toma? Ya. Utopía.

Historias de amor. Literatura mínima. Soy un poeta como Hugol gol; Golman, gol.

Pero me tuve que presentar al pueblo. Y el pueblo libre ascenderme al primer equipo.

La vuelta de Golman se hizo inminente: nuestro último cartucho.

No lo íbamos a gastar en un artículo para caballero.

Un artículo para dama. Mira los pinches pelos que traes. Eso es de puto. Y a mis hermanas, de paso, les llamó cartuchos vacíos. El mejor chiste de la historia. Fui testigo. Como Jesús en mercado a punto de arremeter con mala hostia a los pinches mercaderes. La furia de Jesús rebelde es la bondad más indispensable de la biografía de nuestra idealización del tiempo a partir de un gesto revolucionario. Piénselo, camaradas.

No hay meeting más dificil que el de la plaza pública. Y ahí estuve yo. Y dije lo que tenía que decir al respecto. Y sabemos que puede funcionar de una manera distinta. Yo estoy aquí para cambiar el bounce back. ¿Por qué habrían de ser los pinches gringos los que nos llevan a las antípodas de esta pinche mierda gringa? ¿Quiubo?

Híjole. Te pasaste.

Así piensa mi vieja. Es gachupina, se tiene que entender. Ser así de mexicano con esta intensidad de vecindad es un sin vivir. Y nuestro pedo aquí está cabrón. Y la neta, puro pendejo. Ni uno se salva. Bueno sí, uno: Mario Padilla Padilla.

Mario fue una de las contadas personas con la que me puse en guardia y luché por alguna causa que aquél momento sólo funcionó como defensa personal. La utilización de los gestos del karateca en el salón de clase a los nueve años. El dominio del espacio como un shaolín en el imaginario de un pinche niño del DF que nunca ha visto a un chino en su vida. Ever. Te lo juro; por esta. ¿Está? ¿Se puede? ¿Nomás la puntita?

La mujer nunca alburea. Es lo más heteropatriarcal que puede haber. Negar a la mujer el arte de la jiribilla. Siendo ellas la neta suprema del sentido más cachondo de la palabra exacta. El romanceo de urbanidad eterna de un newchilango son palabras mayores que superan el pinche cuento del sarape de San Juan Diego. No se alebresten. Conténganse. Estensen. Aquí no va haber ninguna revuelta de Iztapalapa. Es lo que tiene Nezahualtcoyotl. Que siguen viviendo en la urbanidad que funciona aquí desde que ya eran un millón nomás ellos solos, mi capitán. ¿Qué hay que hacer? ¿Qué dice su manual de conquistador?

Nomás Perez Reverte no sabía dónde arguir que la conquista no requería manual. Se trataba de la obra transformadora de nuestra monarca que muy sabiamente supo alinear los intereses de las grandes familias nobles que correspondían a la gallardía de la lucha de la prominencia de nuestra obseción heteropatriarcal machista de la voluntad de invadir desde Polonía hasta New México. La última novela del primer novelista olmeca que vuelve a la vida desde el mundo de los muertos. No les dije que era una pinche visagra.

Ahora se aguantan. Ahí les va la historia de cómo les metieron la pinche verga enterita por el Chicharito Hernández.

La capital se derrumbó otra vez.

De risa.

De risa, con acento mamón.

Los fresas.

Los fifís.

Los fesas vs los fifis.

Los nacos vs los chidos.

Los bullys de la primaria vs los bullys de una clase arriba.

Esa vecindad cuenta. A los nueve años los de dies se empiezan a poner salsitas. Ojito. Aquí no se toca a nadie. Y quien quiera sufrir las consecuencias de asumirse como un macho machista trumpista epsteiniano: un hombre blanco de buena estampa. Los chicos blanco del poder y la gloria, los éxitos abrumadores de nuestro estilo de vida, nuestra literatura, nuestros genios, nuestros padres fundadores, nuestras madres fundadoras… wait… wait… wait… wait… wait… and you keep waiting until one day it happens. It solves itself. Through pain. The suffering of the blind folded minds who didn’t speak out against unjustice. The judge is you. As you, the macho.

As macho, then, you are doom.

You are scum.

Don’t need to feel too hurt.

Your masculinity is not only approved. You still get the girls. Either you are loaded with dollars, enough to pretend you are worth that rest competing to be valued through those standards. Trump América. The rich kids, their high school years, the narratives of the great story told by exclusivibly white tellers. So much principy. They are so cute. Ask any venezuelan. Venezuelan girls aim for two cities, nowadays. Miami or Madrid. They call it the MM choice of a venezuelan free soul of the latin center of one side of feministical ways, being others, and yet, one other pole in the antipodes of the system. De dual simplicity theorem.

I will present theorems without proper proof. Because if Donny Trump is taken seriously when he uses childish interpretation of the so seeked Real Reality Real Estate Truth. Reareareaest. REAREAREAEST.

I’ve made up a literary format. A unique way of looking at writing while just, you know, hand out in the highest aspirations of the soul: to be aware of once luck to be here. Alive. Today. As is. Thank god, we are. Thank god, this. The connection is there to gained in a strive to understand the stories from fragile souls of our generation. Forget starting with the succesful white dominant stories of great family succes. How much of that can we pin in your own heart struggle to elevate yourself in the current social estate of affairs. How is life possible without our little spec of dust. Your sprayed spore than took of to life as a vessel of a microscopial organism that would reak havoc in the host system of another human being no yet in the room.

I could go on with the narrative in an immediate manner. To evolve what I’ve raised as an expectation. It was going good. Or well, sorry. English is not my native Language. Yet I’m playing the role of using it as such with my daughter, Vera. She is the truth. I know. Meritxell knows. We are a happy couple. How? We are white. That’s enough. You make it. Even if you fake it. Especially if you faked it. No one can top you allin. You let it loose one day in mystical night back in San José. One of those Texas holdem nights in Shamú’s place. It was the nicest table to properly play against the best eight poker players in the city. I landed a table who’s seat were reserved and there was a queu expecting to be let in. The put money. Everybody does. That’s the taking in any poker story. Any gambling movie. It’s all real stories from people who’ve been a played in Casinos. As if they could beat the odds. O bring the lucky moment. Trust I do sometimes. I have, I mean. I don’t mean to bragg about that night. Or the night I touched a breast in Monaco because my mom ordered me to do so, and I always listen to my mother, Ito. My dad was there. Somewhere. They couldn’t get in. Meri and I did. And I was going to bring down the house. As I had touched a golded boob.

Boobs could be issue of this script. This book. What I am. What am I? The language has its significants. A new word for a new language: Ticatalán.

I started a language 9 years ago. It’s timing frame. It comes from the past. It will always do. Jesus tought of that. Legacy. What we will be remembered for. Writing about it. Somewhere. For you to read. A reading quest. A text to study. At which age? Nine. Nou.

Nou. Temps és ara. I ara la meva filla está preparat. El temps corre. I fa el compte enrere. La direcció és tan important en el aprenentatge de les matemátiques que hem de comenzar a estudiar les metáfores del limit que ens apropa a la entesa del càlcul diferencial. Perdoneu si de tant en tant us perdo per alguna cosa que considereu fora de lloc, o que mai us havien explicat. Normal. No sou matemàtics. Pero aquí tothom fa veure que és matemàtic. Només perque les matemátiques son més lliures que els matemàtics. Es a dir, els matemàtics poden ser lo lliures que ells mateixos creguin, o siguin, com vulguin. Com ells i elles vulguin. Les matemàtiques són més fines. Son millors. Pero el millor, gairabé sempre, es un home. Això, evidentment, potser masclista. I de fet ho és. Pero la meva experiencia és que havia uns homes que eren molt clavats d’una manera desorbitada, i quelcom neceari, tot i que no va ser el meu cas. La resta dels matemátiques hem d’aprendre a correr tant com els que entenen tot el que segueix.

La absurd afició a la màgia, lo fantàstic, lo sobrenatural, lo de fora d’aquí, es una barrera de fum que els hi hem comprat als americans com l’última veritat. Els hi xuclem la tita. No ens enganyem. O millor: enganyem-nos.

Amb aquest lema puc guanyar unes eleccions a Ticatalunya.

Aixó és cert. Perque aquesta terra només existeix cap enrera. Cap a l’altra direcció. Oposat de la narrativa que pugui fer el meu némesis, el meu veí, el meu estimat monstre de Sant Jordi. I aquell día, quelcom pensa en el drac, pero alguns li posan cara al monstre, i així, tot ho simbólic es fa part interior de la nostra interior lluita per no tenir por, i despertar, aquí, al lliço fantástica de dir: estic viu. Tiu. Collons. Qué bé.

I dius aixó, i la gent, alguna, potser no gaires, et voten. A tú. De no ris. De sopte: zazca.

Es diu clatajot.

Hi ha gent insoportable.

Els creuem al llarg de la vida.

Els veiem a l’espai públic. Pero ens coneixem des de l’escola. No voleu que us expliqui tot lo que vaig viure a les nou escoles que tinc a les meves esquenes. Aixó és molt gran. Ens estem cuidant a totes. I volem fer la volta enrera. Ens hem adonat que som la visagra de la pirámide. Mai posem l’ènfasi a la pantxa. No per coses bones. Potser per coses impúdiques. I potser alguns d’aquests pensaments siguis masclistes, o ens emportin irremediablement a fer sexe en aquell mateix moment, sense dubtes ni abussos de subnormals que no s’han enterat de lo que són les relacions igualitaries més súblims entre un cors i un altre que pujen, sense haber-se conegut fins ara, i trobant el moment i la ocasió pels cosos apropar-se, doncs, hmmhmm, in the way african american, the so called negroes in what was once known to be the history of the greates empire in our history of civilization up to now.

You see how americans can be taken to the superior stage of priviledge. The way an european white feels. The way the game board is controlled in any given direction of the succesful building of our community, our governance, our sofistication of public procurement, our digital transformation and education reform. The abolition of private schools. Whaaaaaaaaat?

White priviledge spanish decendants, portuguese decendants, chinesse decendants, olmecan decendants, mixe, capulinos, aztecas, mixtecas, zapotecas, mayas, negros, zambos.

ALLS

Flatiron, les Punxes & _________

There is something about a building in that specific end of the urban grid that makes it unique. It was on my dream today. Again. A building like that. As if remainding me that I must aknowledge a path in which situations evolve at a certain pace, that eventually end up in that specific space. I know what the dream is trying to do. Huh… I know. It’s convinced, like me, that there is somthing there to chase, to dream for, in a near future development that requires my play to evolve into that.

What’s my job? I’ve got one now. One of those that comes with a pay at the end of the month, and holidays, and your own business time, as if sometimes you need to explore especial situations that require your time-space, and you need to leave your post. You have those kinds of rights. A sort of union job, even if it’s just a temporary thing. The illusion of sustained future. Alas, I’m out of the pit.

I’ve been drawn to this building for a long time. It was one of those things that I spotted on the map the first time I came to this city. As if there was something to do: to walk along the buildings that make up for a local architecture. A place to be, in public space, that allows you to cherish the moment. Explorers tend to do that, and that’s why when you find yourself in the internet the first thing you’ve got to look for is a navigator. To explore. To embark in a safari, or to be a firefox wondering around searching for your own pokemon chrome. To surf the web, as if you are a daring a surfer. The quest of living on the edge. The path of communications. The futurenow.

I’ve come to terms with myself. I’ve accepted the revolution taking place in my head is just myself of feeling outside the box. Like death taking place in this social scenario. Like the pandemic of a social decay, more that a real health issue: the mental one. I’m mental. That’s the deal. A deal I have to cope with. I know. Other mental dwellers know about it, and face it with a dignity of mental people. Have listen to the sound of mental? Mental is the nicest sound in the English language, if you are comming from the island. It’s like Man Island. I’ve somehow hooked to the idea of a singularity happening to me. A man thing. A golman thing. It’s personal. It’s mental.

So… So I’m searching for chimera. Or utopia. Better yet, the dream has taken me here. And I must go about my business. Life is not what happens over the weekend. It’s what happens to people in a Pandemia. Reclusion. Tight spaces. Unsettleness. Uneasyness. Floating in the waters of despair, searching for hope. Hope is my utopia. It’s my driver. My social enabler. I’m hooked to the idea of prosperity in a social environment that has not unleashed quite yet. It is still cooking in my head. Like a possibility to allocate the future in a safe place. The sustainability of the social transformation that requires our mind shift. As a whole. They way complex systems go about.

I am here to do the supporting role of a play I’ve witness out there. I’m just a poet with a pen, writting away in a notebook what ought to be the next delivery of a glimpse into our inwardly rise. A place insde my being is beating with chords of a song that unleashes the shadows of our doubts. It keeps popping in my head. Like a roller coaster within my system. The first one I’m bound to: my body-soul system. Like a chuck box.

A storage dream to take along a mission to explore. The world inside a building that hides the ends of a new entire system. The transformation pattern of our desire. A new city evolving from the dust in which the reborn are awakening at last.

That’s this new building in my dream. This is the dream within my building. The chuck box in my quest. I’m ready to fill in the blanks. I am just connecting the dots. The dream is still on. The quest is just beginning. The vision of the New world is here, in this city, in this building that englobes the entirerity of…

ALLS

La espada de Damocles me oprime

Ya no tengo salida. La espada se acerca a mi piel mientras ya no tengo más espacio para recular. El éxito de mi fracaso está consumado. Mi historia me arrincona en la huida hacia el final. No hay más. Un último respiro. Un suspiro.

De alguna manera los griegos de la antigüedad tenían el referente presente de lo que les arrinconaba a ellos a salir de un pozo oscuro en el que sus vidas habían escalado en espiral decadente. No es un tema nuevo. La humanidad se topa consigo misma en la inmesidad del abandono que cada individuo perpetua con su angustia. Y ¿cómo salir de sí mismo? ¿A dónde huir? ¿Cómo escapar?

Mi única salida para evitar que la espada me acabe decapitando es tener fe en esa alternativa, por poco probable que resulte, que despeja todas las tormentas. El alivio de los mares tranquilos en los que navego hacia la isla en la que finalmente encontraré mi destino. Alguien se ocupará de amenazar mi porvenir, inclusive en ese último trayecto. Satanás está ahí para asumirse antagonista de nuestra biografía, como un par de Dios Padre, que tiene el poder inmaculado de asistir como contrapeso al desafío del héroe que debe librar la batalla más épica de su existencia. Ese es el destino de nuestro periplo.

La espada de Damocles me amenaza y cada vez más le pierdo el miedo. Si me vas a matar, hazlo de una vez. Hijo de la gran puta. ¿Quién te crees que eres? No puedes conmigo. Ni podrás apagar el espíritu de mi destino. La batalla se libra en la oscuridad del duelo continuo de nuestra psique.


La paciencia sigue obsesionada con su tránsito lento y pausado, a pesar de las palpitaciones extremas que intentan desacreditar su tenacidad.

La perseverancia tercamente se aferra a esa idea en la que nadie cree. Sin duda el fracaso no es una opción, pese a encontranos de cara en cada esquina que doblamos.

La resistencia ha seguido sumida en un estado fuera de sí por mantener viva la pulsión de la pasión con la que se arremete una cima sin temor. Las piernas cansadas ya no saben si aguantarán el próximo reto, pero se aferran a no claudicar.

La prudencia sostiene el mundo sobre sus hombros. Y no saltamos ante la injusticia que escupe en nuestra cara un aliento fétido de recores, envidias y desidias. Quizás no sea el momento.

La concentración se inhibe para dar paso a la locura, que se planta en todas las esquinas que nada tienen que ver con el objetivo central de nuestra esencia. Pero a ratos vuelve, como quién sabe que tan sólo aquí se abonará esta tierra en la que sembramos hace tiempo nuestro porvenir. No olvidemos… ¿qué objetivo? ¿Qué sentido tiene? Anda, vuelve, aterriza una vez más. Enfoca tu espíritu con la pulsión última de crear un espacio dual en el que encontraré lo que intuí un día que sería el puerto al que llegar.

Los pensamientos reflexivos me nublan la consciencia con la ilusión de alcanzar el objeto exacto que buscaba en una metáfora impecable que no deja lugar a esa única esencia desnuda y poderosa que ilumina todo en este punto. Es un espacio al que se accede con la llave de quién cosecha con el tiempo a su favor aquellas preguntas que algún día debía desvelarse ante un yo futuro que no estaba ya alerta de tal periferia. Escribir sin duda ayuda a que esas derivas encuentren su sitio, en este mismo instante, pero más allá, en otros multiversos, y en otros espacios temporales que ni tan sólo nos planteamos controlar. Pero vuelve, y se revuelven con otras que a penas han visto la luz del día, y se confunden, y se funden, con renovados espíritus que se explican, por sorpresa, en el otro. La revelación de nosotros mismos en un acto reflejo que nos aproxima a otra unidad fuera de nosotros. Y todo, de pronto, se asienta en un sentido emergente.

La capacidad de análisis se reciente. De pronto no tenemos más maneras de explicar lo que tenemos enfrente. La vida. La estrategia. Nos vaciamos hace años. Y ya no queda nada. Nada tiene sentido. No hay más vueltas. No hay visión alguna. Ni misión. Ni tan sólo valores. No hay mapa. Ni análisis interno. Menos externo. Todo se perdió cuando volvimos al sitio del que pensamos que nunca debimos haber partido. Pero ya no era lo mismo. Ni había nadie ahí. La vida cambió y nosotros nos quedamos anclados en un pasado que ya a nadie interesa. Nos comió el mandado un ser inferior que no supimos espantar. Záquese. Se nos coló la sanguijuela. Nos arruinó la fiesta un colado. Yo un día pensé que sabía cómo hacer esto. De manera pragmática. Lejos de cualquier floritura futil. Pura síntesis de un proceso contrastado que estudié durante años para extraer la resina del licor más útil de cualquier gesta. Pero un día decidí no hacerlo más. Caí en el fondo del abismo. Y de ahí no me moví. No arrastré mi sombra, ni maldije mi fortuna. Abracé el infierno que las plantas de mis pies lamían. Dejé el otro mundo muy lejos, y desde abajo reconstruí mi vuelta. Mi capacidad de análisis se convirtió en un camino alejado de la luz, en la armonía en la que tan sólo yo podría concebir para volver a aportar otra perspectiva colectiva de la última emergencia necesaria de nuestro sistema complejo social. Me perdí en mi mismo. Me absorbí debajo la piel succionado por los latidos inertes de mi organos vitales. Me convertí en todo lo contrario de lo que habría definido construir, por la simple idea de asistir a lo contrario de lo que habría de ser. Al ser lo que tenía justo aquí para construir con ello algo con sustancia. Me enfermé en la reiteración de las mismas historias que me habían llevado hasta aquí, convecido obstinadamente que no tenía otra alternativa. Me convertí en un camino que se cerró todas las salidas, y me condujo al tunes del cuál todavía hoy no he conseguido salir. Porque un parto dura nueve años. No se deja atrás un paradigma contrastado con un bufido de lobo feroz. Es alrevés. Las historias que conducirán a otros paradigmas serán las que consigan afianzar literariamente la posibilidad de trascender a toda la mierda acumulada que dejamos que se enquistara en el proceso evolutivo de nuestra sociedad, mientras abrimos los canales de comunicación, y las transmisiones de radio, y el entretenimiento de masas, y le tuvimos miedo a las mismas pollardadas que nos inocularon en el esquema educativo en el que decidimos creer y crecer. No fue una elección. Ni tan sólo una democracia. Fue un simulacro perfecto. Y nos llevó a todos un proceso largo hasta llegar a darnos cuenta el sitio en el que nos encontramos con Big Brother. Y resulta que al final, las ideas que contruyen quienes somos están fermentadas con las falacias necesarias para que nos demos cuenta de su existencia, tan sólo para confirmar que preferimos estas a las que los otros, aquellos, nuestros némesis, adhieren sin pensar ni un segundo a los pilares sagrados de su liturgia: su lucha.

El sentido práctico, no se cuando, lo perdí. El surrealismo español me pareció el único proceso creativo que valía la pena rescatar de las cenizas en las que se quemaba toda la añeja tradición de una de las naciones más ancestrales y demenciales de la historia de los reinos de los cielos. Nunca antes una fogata de Sant Joan había llegado a acumular tanta mierda para quemar en una misma noche. La gente se dio cuenta de que valía la pensa que lo abandonáramos todo en este acto final de gratitud. Por la relación que el Altísimo guarda, aún hoy, con el dictador Francisco Franco, sentado a la derecha del padre, habiendo arrinconado a Jesús a su lugar: a la izquierda. El orden sacramental acaba de contruirse con un último grande de España que subió al cielo por la gracia de Dios, en un hospital que llevaba su nombre, y cuyos nobles profesionales de la salud, tuvieron a bien dejar que la providencia invadiera, una vez más, de la mano del Espíritu Santo que tan bien se siente en su capital en la tierra, Madrid, para culminar el acto más alto de la fe católica, apostólica y romana: que un español señalado por Dios Padre acuidiera a su presencia en la asunción del espíritu, y cuerpo, del caudillo. Fue días después. Ya en el valle, uniendo para siempre, la grandeza de España con la comunión del Caudillo con Dios Padre, a su derecha, por los siglos de los siglos…

La objetividad me fue erosionada con tan elocuentes velos por doquier. Fui víctima de la alteración de la consciencia por vías voluntarias, forzosas y perentorias. Me obligué a comulgar con las antípodas de mis posturas. Sentí la necesidad de transitar al otro lado de la luz. Y llegué a fundirme en el infierno con lo que quedaba de Satanás, que tuvo paciencia conmigo. Y despúes, de la mano de Jesús, conspiré por construir una alternativa a la que un hijo usurpador había venido a construir con falsos testimonios que nublaron la consciencia de mi padre, quien, en medio de la demencia que sufría, suplantó el sitio que tenía mi hermanillo en las cortes que adornaban la eternidad de los cielos. Dios Padre había adoptado a un hijo facha, aunque a él no le gustaba asignarnos etiquetas los unos a los otros, a pesar de que el nuevo se atrevió de llamar a Jesús… rojo. Y ahí no le pareció tan granve a Dios Padre. Como si la eternidad no fuera suficiente, ahora debemos aguntar al hijo usurpador facha, y a un Dios Padre que le ha comprado toda la basura de mentiras con las que papá finalmente ha perdido el curso de lo que significa realmente la comedia humana. Jesús y yo lo hablamos muchas veces: Él no lo entiende: no es humano. Nosotros sí. Conocemos a los Franciscos Francos de nuestros tiempos. Los hemos visto mil veces en los lugares más cotidianos de nuestra surrealidad española. Nos los metieron hasta en la sopa y ahora lo hemos visto claro. Nuestra simple presencia les ofuzca. Nos quieren en la cuneta. Los rojos se borraron de la faz de la tierra, porque a sus ojos, Franco los desterró. Somos lo Caines que una vez más Dios Padre ha asumido que no merecemos ser parte de su rebaño. Hasta aquí llegamos, Papá. No hace falta que lo volvamos a debatir en la cena de navidad. Ya sabemos que le has tocado su cojón sagrado a tu nuevo hijo predilecto. Nosotros ya no tenemos nada más que hacer aquí. Por eso volvemos a la Tierra. Allá a dónde tú no has vuelto. Fuimos nosotros, Papá. Te lo recuerdo. Y es nuestra humanidad, esa mitad, la que tú nunca podrás palpar. Tú no eres como Zeus. Con Él me entiendo mejor. Tú no puedes alcanzar las contradicciones de nuestra construcción social, por más que tu omnipresencia te lleve a dictarle los textos a los escritores de derechas que aún quedan en el sector editorial español. Oh, Papá… ya no me importa que nos hayas abandonado. Al final, no te tengo ningún tipo de resentimiento. Pura gratitud. Y eterno retorno. Porque un día te darás cuenta que él hijo predilecto al que ahora atiendes con tesón, no es más que aquél becerro de oro, convertido en toro Osborne, con un par de cojones. O quizás, por un destino sagrado de su providencia, con uno sólo, por la fijación inmaculada que su piedad le llevó a cargar con esa cruz para levantar el reino de tu santificada y endiosada unidad del reino de los cielos: España. Si un día me extrañas, me encontrarás con el resto de las divinidades fusionadas en la risa eterna con la idea que nos alienó: que eras tú el único.

La disciplina se desmuestra en los entrenamientos. Se juega como se entrena—dice un tribunero. Ni puta idea. A esta gente no se les puede permitir seguir mandando como si de ellos fuera el coto de caza. Su cinismo es inmortal. Y no tiene fronteras. Me ofrezco como ofrenda a los dioses de la pirámide. Si con esto salimos del atolladero, me doy por bien servido. Prometo someterme a un escrutinio del desempeño de mi obra. Y mis resultados hablarán por mi. Usaré el mismo racero con el que medimos a los demás, y servirá, para que nosotros mismos nos demos cuenta de qué manera somos parte de la reconstrucción de un mundo nuevo: un mundo NEW. New Barcino.


Mi psique se desdobló. No tuve manera de detenerla. Tomó las riendas y se desbocó. No la culpo. Todo lo contrario. A partir de hoy, estamos más unidas. Es más, estamos más unidas con Cristo… para siempre.

Se escuchan las risas del resto de los Dioses. De todos los tiempos. De todas las latitudes. De todas las culturas. De todas las presentes…

ALLS

NEW system, NEW estate, NEW normality, NEW capital

Se abre paso durante la pandemia un pensamiento de ilusión en el futuro reconquistado. Se abre una puerta nueva que nos lleva al paraiso. Por fin hemos llegado a la Arcadia. Le Bon Savage. Otor mundo. El mundo NEW.

No se por qué todavía no había leído a Cortazar. Estoy leyendo Rayuela, de aquella manera particular. Y también, al mismo tiempo, estoy leyendo 1984 de Orwell. Y por primera vez me atrevo a incarle el diente a Thomas Pynchon. La lectura que uno necesita para crear lo que las lecturas provocan. Más letras. Más discursos. Más poesías. Otras narrativas.

Me encuentro en el capítulo 71 de Rayuela en el que Cortazar, o el narrador, no lo se, quizá Morelli, se pregunta desde su sitio en el mundo, en París, con su argentinidad que se arrastra a otra centralidad, para desde ahí reconocerse, y poner lo más alto de su pensamiento en ese aliento de creación que nace al escribir. De pronto, yo, lector, conecto con la búsqueda personal atemporal con la que llevo años lidiando, como una quimera que se empeña en aniquilarme, por su obsesión maldita por crear un mundo nuevo.

Ya lo cree alguna vez. Al menos sus fronteras. Su esqueleto. Es ese mundo NEW. NEW como bandera de algo nuevo, que se suma a lo que antes era, y que de pronto nos damos cuenta, de poder asumir esta nueva concepción de las cosas. Con un simple gesto de sumisión nominal: otro nombre. La concatenación de NEW con lo anterior.

Podría pensarse que es una especie de Newspeak. Y eso no es del todo bueno ni malo. Cuando leemos 1984 corremos el riesgo de pretender entender lo contrario a lo que el autor hacía referencia en su distopia. Igual pretendemos ser parte del problema, y no de la solución. El lado oscuro se apodera de nosotros y entendemos todo al revés. No nos olvidemos que hay personas que lo entienden así. Sin tapujos. Los fascistas que no se avergüenzan de su postura, porque creen, a ciencia cierta, que esa es su Arcadia deseada. Y nadie los saca de su error. Adoran las armas, y mantienen el control. Se juntan entre ellos. Al sonoro rugir del cañón.

Más de una épica nacional está diseñada en el ideal de cortar las cabezas del adversario. El planteamiento histórico de España como conquistadora de un nuevo mundo, que acercó a la modernidad a uno que ya estaba ahí, y que vio truncada su progresión. Esa cultura quedó sepultada bajo la arquitectura de los nuevos dioses. Y los antiguos, estóicos, se quedaron en el submundo asumiendo los mismos roles que ya existían en esos planos existenciales en esas tierras sagradas. Y se mutó el mito. Se utilizó el arte para asimilar la creencia de un mismo Dios que ahora tenía otra historia que narrar. Pero que se hermanaba con el pasado. Con la montaña sagrada. Ese mismo cuento alrevés es el que propongo ahora asumir de vuelta a otro sitio que no sea este. Por movernos de esta postura particular en el espacio. Este status quo cansado y enfermo, que se va poco a poco por el vacio existencial de quién en nombre de todos se asume como la única verdad: el único camino.

Todo tiene riesgo. También lo tiene no hacer nada. Seguir navegando por la vida como si esta fuera a llevarnos a buen puerto, fuere este el que fuere. Y quizás sería suficiente. Lo fue para Colón y su tripulación. No importa que España, su corona, o sus coronas, hayan apostado por un ideal estratégico inexistente. Su osadía, en aquél momento, fue creerle a un loco con la convicción de que podría llegar a una puerta nueva. La búsqueda de esta puerta nueva es el camino, aunque no sepamos lo que hay detrás. Cómo se actúa tras abrir la puerta, ya es harina de otro costal. Mientras tanto, alerta.

La puerta NEW.

«Hay quizá una salida, pero esa salida debería ser una entrada. Hay quizá un reino milenario, pero no es escapando de una carga enemiga que se toma por asalto una fortaleza. Hasta ahora este siglo se escapa de montones de cosas, busca las puertas y a veces las desfonda. Lo que ocurre después no se sabe, algunos habrán alcanzado a ver y han perecido, borrados instantáneamente por el gran olvido negro, otros se han conformado con el escape chico, la casita en las afueras, la especialización literaria o científica, el turismo. Se planifican los escapes, se los tecnologiza, se los arma con el Modulor o con la Regla de Nylon. Hay imbéciles que siguen creyendo que la borrachera puede ser un método, o la mescalina o la homosexualidad, cualquier cosa magnífica o inane en sí pero estúpidamente exaltada a sistema, a llave de reino. Puede ser que haya otro mundo dentro de éste, pero no lo encontraremos recortando su silueta en el tumulto fabuloso de los días y las vidas, no lo encontraremos ni en la atrofia ni en la hipertrofia. Ese mundo no existe, hay que crearlo como el fénix.»

Julio Cortazar, Rayuela.

6 niveles que son 9

La gente no atiende a las diferencias semánticas entre el seis y el nueve. Hay quienes hablan de una conspiración diabólica. Que todo lo que este par de farsantes trama nos va acabar dejando en mal sitio frente a Dios Padre, el día del juicio final.

Entonces la vaina se va a joder de verdad.

No mamar.

No pasa nada. Asumimos ser expulsados de la iglesia. La duda nos cubrió de pronto por completo. Fuimos más Descartes que San Pablo. Y luego le dimos la vuelta. Nos afirmamos en un NEW Pau.

NEWPAU.

El personaje de ese lugar en la ciudad. Ese antiguo hospital. Una vez más utilizado para cuidar a su pueblo. La metáfora de la retransformación final. La historia de cómo nuestra ciudad se convirtió en otra cosa: el sitio al que fueron a parar los cuatro grandes hospitales de la ciudad: Vall d’Hebron, Clinic, El Mar y Sant Pau. Por llamarlos malamente.

En esta nueva capital ya cupimos todas otra vez: ALLS.

Y sino, podemos viajar a otra capital. Y probar ahí la fuerza de esa reconstituida urbanidad: NEWELI.

Sino me creen, vayan ustedes mismos. Elijan. Aquí hay historia para rato. Sólo depende de usted. De su capacidad de seguir hasta el final. Y volver.

¿Estás lista?

Adelante. Comienza la marcha atrás: 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1,………

  1. Si quieren llégenle a mi presentación en sociedad: El mito Euskera.
  2. El texto íntegro de discurso de Golman en euskera en la plaza de Elizondo. Justo al lado de la Iglesia.
  3. Un tributo a mi padre: Golman Elizondo.
  4. La historia narrada como se escribió. No siempre es igual cuando se puede dividir la lectura en fases. Cuando las piezas se pueden separar. Según como se autoorganizan las palabras. En frases. Y párrafos. Eso que la lengua hace. Y eso que se sintetiza en una imagen que nos lleva a otra. Y en esos espacios negros que algún significado tendrán. El vacio. La foscor. Para al final, desvelarnos una historia.
  5. Para solucionar el problema debí dar vuelta atrás. Quitar cosas. De uno en uno. Así que decidí construir una pieza que fuera haciendo el camino atrás hasta reencontrarnos con la lengua que abandonamos ya hace años. Paso a paso nos vamos acercando. La renuncia desmenuza nuestro mensaje completo, de por si excesivo. La lectura alrevés sin duda generará otro significante. La casualidad da vueltas sin preguntar.
  6. Golman vuelve al pueblo del que se fueron sus antepasados en el año 1866. Acaban de pasar 9 días desde el desconfinamiento. Y llega al espacio público de su pueblo, y dice un discurso en euskera. Le entienden tan sólo la mitad. Por tanto, tras un debate popular, uno de los que entendió el chiste tradujo el discurso del forastero a cristiano, para que lo entendieran los demás, que ya se amotinaban de tanto alboroto montado por el parroquiano nuevo en la plaza pública. De ahí que exista una pieza que nos lleva al discurso traducido al español. Porque esto debía ser para todo Dios. O toda Dias.

Al revés

Uno

Pasar la noche aquí es mi camino. Que follen a Santiago. Esta es la nueva palabra. Escuchad nuestro último evangelio. Una especie de tercer tiempo de nuestros dos libros sagrados: antiguo testamento y nuevo testamento. Escuchad con atención el NEW testamento.

Dos

Cada personaje del pueblo vuelve a ver a su vecino. Y lo (re)conoce. Le hace un gesto. Un aplauso. O un silbido que cruza el pueblo sabiendo. Sin temor. Como el canto de un pájaro local, que si hubiera querido ser nomás el poeta local habría apostado por el tucán, por primera vez aquí en estas coordenadas. Tan nuestras. Tan bien paridas. Joder, que somos la capital de un valle cojonudo. Que tiene la humildad de saberse bendecido por la astucia de los primeros colonizadores que llegaron a los alrededores, pasando por nuestras montañas sagradas, y llegando, río abajo, a la plaza central de un valle como el nuestro. O como uno del Ajusco. O de Valle de Bravo. Donde yo vi las estrellas. Algo mágico: como esto.

Tres

Tú ya tienes un juicio sesgado del otro. De tu propio vecino.

Cuatro

¿Acaso no es ese el debate?

Cinco

La dualidad entre los ganadores y los malvivientes.

Seis

Mejor mandar en el Infierno que servir en el cielo.

Siete

A nuestra innata estupidez: la proyección de nuestro torpe mal.

Ocho

Sin poder escapar.

Nueve

La que cada uno enarbola.

Diez

Asumir tu subnormalidad superior.

Once

Nuestra propia purga.

Doce

Los nuestros.

Trece

En algún momento nuestra reconciliación será porque abremos domado a los subnormales.


Segunda Parte

Ya cupo. De pronto me supe expresar en Euskera, por primera vez, con toda normalidad. Mi aprendizaje fugaz dejó perplejo a toda la capital. De tal manera, que toda, de una, se transformó. Elizondo pasó a reconfigurarse como NEWELI.

Exactamente, lo que me escuchó decir en el frontón del pueblo fue:

99 hitz hauek euskaraz nola ikasten diren ikasiko dut. Golman Elizondo Pachecoren 99 izango dira, herrira itzuli den azken semea.

Barkatu, istoriora iristen ez den istorioren bat sartzen badut. Golman Elizondo Pacheco naiz eta etxera itzuli naiz.

Gora Aurrera

Esanahi bikoitza duen txantxa da. Kontatuko dizuedan ia bi zentzu ditu, behintzat. Eta bederatzi, gehienez. Nou, nire / gure hiriburu BERRIAn esaten dugun moduan: Barcino berria.

Banekien gure herriak nire zerbitzuak behar zituela eta horregatik itzuli naiz. Utzi zuen familiara itzultzeko. Eta gure istorio guztiak. Horiei zor diegu. Hemen gaude, mila eta bailara horiei esker, naturarekin sinbiosian bizitzen ikasi genuen, haranaren nozioarekin mendian bizi direnekiko errespetua interpretatzen dakitela.


Aukerak dira. Bizitzaren alternatibak. Geure burua berreraikitzeko ematen dituen aukerak eta aukerak ikusteko moduak. Hainbeste eta hain gutxi izan dugun hori, dagoeneko gure familien historian zehar egin dugu: alde egin dutenak eta gelditu direnak.

Ongi etorri gure bi poloen aurkikuntza. Gure dualtasun sakratua: Espainia berria.

Erdialdeko lautadan ez da ulertuko txantxa hau. Ez barre horiek. Izan dezatela zentralitatea. Handiak eta batek grazia du herrialdearen lema gisa. Gurea ez da bakarrik. Eta ezin diete hori kontatu. Horixe da mendia Sierra Nevada dela ulertzen duen batek ez duela inoiz ulertuko. Eta beste ezer ez.

Herri askeek beren burua egunero definitzen dute 99 aldiz. Ez bat gehiago, ez bat gutxiago.

Narrazio berri bat nahi zenuen?

99 tarifak.

Igorri 8 euskal abizen bakarrak, hemendik, gure herri sakratua, ibar guztietako hiriburua, mendi guztien zentralitatea, Elizondok itxaroten du zure existentzia iraunkorraren kontrola berriro ezartzeko, amatxo.

Mae, tuanis guztiak ......... azken hitz horretara arte. Hemen, arrazoi arrazoiren batengatik ez zen ulertzen.

Jaunak, eta jaun bakarrak, herriko bederatzi leku desberdinetan, normalean komunitatean elkartzen baitira espazio publikoko ekitaldi baten aurrean, oraingoan, turroi bat topatzen baitute: Golman Elizondo Pacheco. Zerbitzaria.

Ikusi, haratago nator. Eredu berria bihurtuko denaren beste zentralitate transzendentala da. Azken gizartea. Gizonak matxismatik aske zeuden eta hori ospatzen duten emakumeak, beste maila batzuetan, entzutera soilik dedikatzen dira. Sarbiderik izan gabe.

Gizon gabeko mundu berria.

Atzean uztea erabaki duguna.

Parte del pueblo de NEWELI no sabía cómo tomarse la noticia. No hablaban euskera. No entendían la gracia del nou del poble nou, el tal GOLMAN.

Golman tomó una vez más la palabra. Leyendo directamente desde su enorme libreta espetó:

Eztabaida bat zabaldu zen herriko frontoian. Txanoetako gizonek modu batera pentsatu zuten. Beste mota bateko artikulazioak erretzen zituztenak. Beste baten voyeurrak. Beste baten filosofoak. Stooges beste modu surrealista batean. Futbolariek primeran ulertu zuten. Erreakzionatuenek ez zuten argi ikusi. Intrigatzaileek gehiago ikusi nahi zuten. Ukatzaileek akatsak izan zituzten. Doakoek hitz egiteko eskatu zuten. Jendeak entzuten zion. Dirudienez, bere leinukoa zen. Begira nire ezkutua. Armarria abesti eder hau errezitatzen hasi zen.

Euskalerria BERRIA naiz. Lasai Itzuli naiz. Bakea bilatzeko etorri nintzen hemen soilik berrasmatu ahal izateko. Gure azken maskararen azpian. Beste norbaiten aurpegian. Beste etorkizun bat bereganatzeko aukera ematen digun ero baten ahotsarekin. 999 ziklo gehiago egiteko bide berria. Orduan badugu denbora. Betiko bizitza. Zer doa Heriotza presionatzen ari da. Edo erakutsi nahi duzunean. Eta gu hemen, gure istorio osagarriak idatzi zituzten arbasoen barne bakearekin: hemengoak eta kanpokoak.

Ezezaguna hemengoa da. Gehienak bezala. Hil gaitezen gure zutabe sakratuena. Herri berri baten etorkizun kolektiboa irudikatzen duen dimisioaren alde: NEWELI.

Un muchacho se enfureció aún más al no entender nada de lo que explicaba el nouvingut.

¿Qué ha dicho? Decidme. Muero si alguien no explica lo que no alcanzo a entender. ¿De qué hablaís? ¿En qué lengua habla el extranjero?

Uno de los que fumaba le dijo: se llama Golman, y habla en su propia lengua: ticatalán.

¿Y cómo es que tú le entiendes?

Coño, si es clavao al euskera.

FIN

El mítico espacio en el que habito

Estamos bien.

La vida está en el canto del pájaro que cantaba en la jaula.

Nos debemos a las literaturas de nuestros hombres blancos.

Pleitesía al patrón.

Todo ticatalán lo sabe.

Lo aprendemos a los 9.

Esta es nuestra película.

La del poble nou.

El poble 9.

Un poble numeric asimètric imperfecte, d’aquella manera espanyola de grinyolar.

L’idioma és tan transformador que n’hem d’aprendre més. D’idiomes; i del propi.

Inventar un idioma es va convertir en una especie de moda. Us tinc aquí a casa per donar-vos una mica de com aprenem a esdevenir esser humà.

Totes, i tots, heu assolit una calificació máxima: felicitats, ja sou un esser nou ple.

De res home/dona/d’altres

Soc l’autor de tot això. I vos estim.

Sóc el nou del poble nou.

Faig l’ús del nou fastigós.

Com tot lo que esdeveneix popular a la nostra estimada darrera anomenament de la nostra capital. Això, aquí, ho vam decidir naltros. You know, Naltros.

Naltros, la empresa interplanetaria más prestigiosa de los últimos nueve días. La situación hoy es la siguiente. Nos vinimos arriba. De pronto contralmos el devenir de la humanidad. De al menos un 9%.

¿Qué tanto es tantito?

Se trata de una pandemia, amigos.

Cuando digo amigos quiero decir amigas.

Pero porqué no decías amigas en vez de amigos.

A ver.

Di.

ÓRALE PUTO.

Ah, chingá.

¿Me acabas de llamar puto?

Ahora si vas a ver hijo de tus pinches madres.

Putazos varoniles.

La revista para los putos entre 16 y 99 años.

CALL ME NEW HEFNNER

NEWHEF

A new city. If you want to built it here, fine. If you us to built it in China, let go tomorrow.

I’ve got the team ready.

I just need 9 first class tickets.

In 9 days, we deliver.

We come every month.

For the next 9 months.

Or forever.

How does the new system work?

Stick around to first lesson in our master class: New Barcino Policies.

So the night could get longer.

And I could just go on forever.

In the opposite direction.

Away from you.

From this.

The now.

Back.

Like Michael.

With you, tonight, Michael. Please give him a hand.

The live audience, the 99 theater attendancies for the night, at the local theater, one of the nine ones in the city that were visited by the new commers commons. A brand new brand A. A sort of palindrome. You know now what I mean. Wew wouldav made it alot easier than trying to sort the r not arrivitng all the way down to be an n.

Writing.

That was it.

We are all in it.

This new hope.

The deliverance of an alternative system that just goes the fuck away from this status quo. It’s never been easier for me. But I am going to have to pull on the plug. And reduce the system as it must. To end.

To end.

My hit son in youtube.

Will consist of the 9 last seconds of my delivering a peaceful way out to call it quits. To learn to die, dammit. You have got to grow up. I think people somewhere will feel very offended about something I wrote somewhere I dunno when, but way past when. About the beginning of this fake cycle.

Really: we didn’t try.

We didn’t want to see it.

We said nothing.

What do we have really: Jordi Évole and Francisco. What else? Common. We’ve been fed horse shit in pills where both options were brown. Imagine those primaries. Taking over the New América 9 month elections quest. A deliverance of the true significance of our case in the rest of the universities of the NEW System: WEW.

WEW is a ticatalán only word. Unlike ALLS, which is the same words on all nine languages within you own take of this new global language scheme.

Enter: it’s free.

Cause it makes you free.

Let’s start the new day.

And you come along.

Nine days into the deliverance of the entire revolving system around a bird delivered to the heads of the governments of Holland and Germany. The common people from those territories giving the bird to their representatives is true beggining of a new era.

We just needed a crazy enough NEW scriptwritter. Just when Golman shows up… back into your life.

Let’s deliver the opposite.

Come on.

Who’s with me.

I plan to leave.

Things are ready.

I’ve got nine levels of fun to deliver to our collective wellbeing. I’ve left enough room on the other edge to let them have that other narrative of THEIR world. The Antipodes.

Antipodes.

The series.

It took place live.

People, free and slaves, participated.

It beat baptism 99-1.

That was the first numerical rule.

Accept the new order.

I have a plan.

Fuck hope.

Take this shit and smear it in your favorite sex toy.

I can get you from disgust, to saddness, to anger, to fear and to joy. If I tell you the truth I am brainwashing your cells. And there is no antidote. I am bigger than Star Wars. Fuck wars.

The local dinasties from town stand up to the artist from the other end. No one had ever performed in that manner in the local opera house since that unforggetable other Liceu night.

Liceu nights

A new club taking whichever classic party join from my good old Ciutat Vella. Encara el centre d’un Nou Barcino que només existeix en els perimetres de lo que va ser llavors Barcino, la nostra petita loma d’un lloc privilegiat: el turó nou.

La vall. Ningú no pren nota.

Ningú ho veu així.

Jo vaig venir de més enllà de la muntanya. I sabem lo que pobles veins significa al sud. I sabem que al nord sou diferents. I que teniu als vostres representats d’un altre moment historic que considerem com a propi, complementari potser, pero lo que va representar la visió d’un conflicte social que volia que fossin tots d’un pal que possava la violencia del conquerir a l’altra per la via militar. Amb lo que representa per un poble la creació tècnica d’uns exercits competitius, com qui juga al futbolart avui dia.

El primer mort del coronavirus: el futbol.

¿Qué es más importante: un futbolista o una enfermera?

Y nos ponemos a pensar.

Nuestras aficiones nos condicionan.

Tu puedes estar enganchado a los videojuegos, al alcohol, a las drogas, a la noche, a la cocaina, a la violencia, al machismo practicante agravoso voluntarioso y pendenciero, como unos insolentes de chaqueta pastel del Barrio de Salamanca. De toda la vida. Los putos amos. Los que alardean del poder. Y el dinero. Demostrar que eres élite. El juego del éxito. Los mamones en sus antros. La vida nocturna. Todos los que aspiran entrar. Y no entran. Ni de lejos. No huelen lo que pasa ahí. La creación de espacios esclusivos lo suficientemente caros para excluir a las clases poco pudientes. Los probres, vamos. Y se quedan tan anchos. Porque ancha es NEWCAS, antes Castilla.

La apropiación de todas las culturas.

Las ideas vanguardistas de la transformación total.

Ya.

Aquí.

Y saltas.

Le das click a la pantalla.

Es digital.

Una elección a la que puedes acceder.

No es como antes. Cuando veías la tele.

O solo eso.

Ahora te llegan memes.

Muy explicativos.

Y páginas web, güey.

Y en ellas toda la información. Y aplicaciones para todo. Sobre todo comprar. Y ser feliz, pá. Todo está pensado. Sólo que no por gente de tu generación. Ay ya pa, no te ofusques. Ustedes también son lindos. Los amamos. Y además, están en peligro de extinción. Qué sentido tienen hoy los ejercitos.

Ustedes saben que yo vengo de un país muy chiquitico en la parte más angosta de nuestro humilde continente que durante mucho tiempo habitamos los pueblos originarios del continente que ya existía desde hace tantísimos años más que vuestra insuficiente historia representa para que ustedes y nosotros nos vayamos entender en un pacto nuevo. Aquí se está moviendo todo el pedo. Vamos a negociarlo bien. Tenemos que ponernos serios en esto, Pedro.

Yo con Pedro siempre he tenido buena relación. Es un buen chico que juega al baloncesto. Qué puede ser amenzante de un chico universitario de la capital del nuevo reino de New Spain. El país tras el desplome de España.

Todo fue muy rápido. Caimos a una velocidad un 1/9 más lento que la torre sur.

Había que elegir una de las dos.

Un piedra, papel, tijera.

Las relaciones entre el terror y su compañero.

Lo que todo esto representa desde las guerras de Oriente Medio.

La clase de historia.

Péguense a la pantalla muchachos y muchacas.

Aquí van a aprender algo.

El conocimiento verdadero lo veremos en los comentarios.

Cualquier persona de cualquier coordenada del planeta, con la exactitud de un gps de distancia, podría contestar y ofrecer su propuesta de lo que representa la descripción crítica de la sociedad tras las guerras de medio oriente. Nos conviente tratar esto desde pequeños para qu enos desmilitaricemos todas juntas. Como política global. De un nuevo orden. Obvio la cúpulas querrán que no toquemos sus preciadas carteras de inversión. Pero podemos asistir a lo que otros inversores llaman mercados libres de sangre. La corresponsabilidad popular de los juegos de armas y sus dineritos al costado, para arriba y parabajo de zonas de producción capitalista del rubro provedores de las partes componentes del sumatorio de todas las armas de nuestros benefacotres países representados en la OFERTA de esta DEMANDA. Aprovechamos esta clase de historia para meter un poco de nuevas economías circulares iterantes. Ustedes verán cuando se vayan metiendo en los dispositivos y APP desde donde decidan proseguir el programa de formación incluidos en su cuata de socia. Un detalle con el feminismo que no obstante estaba más enfocado en encontrar finalmente la humillación del némesis hasta las últimas condiciones de una última lucha final. La que termina la película. Toda esa tensión entre esos dos bandos. En el minuto 99 se enfila una resolución tan necesaria en toda historia de NEWBROD, el nuevo barrio teatral de otra de las nueve NEW capitals of the Ticataluña nation.

I took time. Rome wasn’t built in one day. Ticataluña is no diferent. It takes 9 days.

The following………


Golman is coming out tonight

Hi. I am Golman.

Diaries. You know. They keep you hooked. It’s one of my favorite things to do. Be here: writing.

You are alone.

Good.

Life is good when you conect your ideas with typing.

On a keyboard.

Guess what?

I have one here.

So I write.

No we all write.

But what’s good; what’s bad.

How good am I?

Should I come out?

I think I am good enough.

I know people.

They know people.

It’s all about a social network.

A new one.

Be this it.

You and me.

No bullshit marketing.

I am who I’ve been.

I’ve been here.

You know I have… or you don’t.

You don’t have a clue of who I am. Normal. People don’t know the whole world. Guess what? Now they do. They can know you more than you can know them. Unless you really have a great capacity to let go. And your reach out. As far as infinity goes.

But, infinity… common. Really? You fucking kidding me? The absurdity of the thought… how did you let it out? Really… I want to know.

You piss yourself off. It’s you character. Know the drill. We are all writers of this one alternative: to write fictional roles that ablazes ourselves. Out of depression. And dealing with life. The good people up there. Playing the high rollers game. The joy of the nine nicest places to dine tonight. And you are there. Somehow. Doing your shit. And people knew you. Sort of. Like a mistery man. A sort of Sugar Man from the tropical lands. You go out to fiction and imagine nine reigns. Pick nine real places you’d love to be at. And you make that place somehow a better place. Respecfully. As much one can as a visitor from way the fuck on the other side of are. Or the regular neighborgs. Who we love/hate.

I learned duality in life. Not in school. We have two hemispheres in our heads and we don’t aknowledge what each side does. Or how our brain defines us.

Two dogs bark at each other. The show their teeth. And people stare. And strangers went by public space tonight. Out here. In my streets.

The streets in my land are mine. It’s an urbanstory that turns into a long narrative in the woods of Scotland and Elizondo. I won’t be needing further mountains from the rest of Geography.

I learned about the Mont Blanc by trying to reach it in a tour my aunt thought was a good idea at the time. Go from Geneva to Mont Blanc and back in the same day. Conquering the Alps. I was going to go to Andorra and back to Raval in public transportation. make my way up the mountain high. An imposible quest. A thing I would do now. To walk to the top of the mountain from urban New Gotic heart.

Something down here is changing. I have to go. I am not welcome here. We need to go out into the mountain. And I go.

I go.

I am not just saying it.

I will go.

We all will.

And that’s a delight.

A gift.

A thing to do.

A quest to move.

Something new.

A new social revolution.

The so expected one.

Tonight.

From this new capital of the nine chosen cities: New Barcino.

There is a transparent way to choose the nine cities that were chosen with total aleatory rules.

No certainty.

Only a fair choice.

A new game.

From another angle.

Just to come to terms with time-space.

At least this once.

But we decided to change all rules.

All of them.

No sovereignty of anything.

Anarchy loop.

Oh GOD, please come…

HE never shows up.

But SHE…

Then she comes. As she comes.

And life is listening to better music. Better lyrics. Better ways to connect with the highest ride. A live concert in a festival where this band makes sing the song that binds us to tha soul: ALLS.

I’ve got to go take the night… with the Barcelona Superheroes!


Emigrar

Muchos se van del sitio en el que nacen. ¿Por qué?

Hay múltiples historias. Todas válidas razones. Escapar es la primera experiencia humana narrada: éxodo.

Un cocinero español nominado por el Nobel de la Paz. José Andrés. El tipo que sacó de las casillas a Trump. Y dió de comer a los funcionarios públicos de una administración. Dar de comer a los pocos. Dar de comer a los muchos. Sabemos alimentar a la gente. La gente que sabe lo que yo debemos asumir un ante el problema social. El problema general. La gente tiene armas. El programa culinario televisivo de muy buen nivel. Ya hay otros compañeros que lo hacen bien. Yo tuve mis añitos de televisión. La vida es corta. Esto ya lo he hecho. Pasemos a otra cosa.

Yo ya hice eso.

Mujeres triunfando en la alta cocina. Carme Roscalleda. Mundos masculinos. Socialmente a las mujeres se les debe reconocer la presión que ejercemos sobre ella. La mujer que trabaja en casa no se le reconoce. La madre trabaja fuera. Y saca la casa adelante. ¿Quién da de comer a los 9 millones de personas que somos? Las mujeres. Las que están en lo alto: una. Las mujeres, todas. Todos somos todas.

Gracias a las mujeres la sociedad se mueve.

Mover la vida de los familiares.

Merecer un salario.

Debates que un vasco reconoce que ha habido por ahí.

La izquierda, con su medio, la sexta, se afirma en inglés en voca del chef más mediático español en los Estados Unidos. Make there, you know.

With Hellen. The soft air margarita.

With Stephen Colbert talking politics.

With Trump, battling in mud.

I can make it there. I know. I have. I did.

I already did, man.

I am the only New Américan friend from Minnesota,

Paella con lo que se supone que debe ser una paella. Negocios por los rincones de todo el mundo. No vender marca españa. Producto local. Cocineros. Que quieren ir a rincones del mundo que debemos colonizar en esos nuevos mercados que José Andrés nos tienta a montar. Me gustaría abrir en Disney. Todas las cocinas del mundo representadas ahí y la española no. Están todas las cocinas del mundo y no está la ticatalana. En Nueva York con mis amigos Adrià. Un gran lugar donde la gente que quiera saber lo que es la cultura española: presente. Little Spain. Calle 14. Españoles que dejaron España. Pequeñas embajadas grastronómicas. La vecina canaria de la abuela. Banano con frijoles. O en el arroz.

La abuela sacó el banano y se sentó en la mesa de su comedor delante de esa separación de madera con unos huequitos que permitían observar quien pasaba.

Ortega Cano contra Mongolia. Los jueces españoles de Alcobendas dan la razón a Ortega Cano. No estamos dispuestos a pedir disculpa por un chiste malisto. Para una revista satírica que te venza un torero español, no cualquiera, sino al artista Ortega Cano al volante. Frente a él: un toro. O un catalán. O mejor aun: un ticatalán. El juicio de Mongolia desnuda a España. Los jueces y el Estado de Derecho. En el Tribunal Supremo. Que amerita salirse con la suya: supervivir.

La exhumación de Franco. Caso tres.

Esperen saber cuáles serán los próximos seis casos del tribunal supremo. Sin duda el mejor es el mío. El noveno. El nou.

Remover una losa de 2000 kg es complicado y puede ser peligrosos para los feligreses y personas menores que por ahí caminan, los días que se va a visitar el valle de los Caídos.

Yo estuve ahí con mi gran amigo madrileño Alejandro Lajo. No habría llevado a culaquiera. Pero a mí me llevó. Está de paso a conocer El Escorial. Es como adentrarse en una pintura. Así es España. Tan vasta y grande que multiversal.

Ya no una.

Y uno pasa nada.

Muerte a la unicidad.

Muerte a la solución única.

Muerte al maldito magnicidio del uno.

Los contrarios a la expresión más radical del 9.

El nou.

Parlava una nova llengua que alliberava tot.

I a totes.

Femeninas.

Feminas.

Totes dones.

Aixó implica la realització dels homes d’un únic performance. Fer-se dona. I punt.

I aquells nou homes ho van fer. I un jutge espanyol va dir: qué aixó que em porta senyoreta fiscal nova espanyola.

Hi van haver, o hi ha, fiscals nova espanyols?

Quant será normal pensar que es pot arrivar a assolir un estranger llatinoamericà digne de alliverar al nostre nou poble consagrat: Ticataluña.

Ticataluña existeix.

Tothom ho sap. Ara. No llavors. Es clar llavors era complicat saber si eren armes de destrucció massives! Cony, ets un felí. Un capo històric. No sectari com d’altres anarquistes. El tito Aznar. Com a nou.

Aznar deu ser un gran d’Espanya. Si no ho és encara, ho hem d’afegir, noi. I el noi pren nota. S’ha fet senyor. Qué pensa que pot fer? La familia Franco, el pobre abuelito. El elefante española. El diario punto es. Las cuentas del Prior y del Monge no han sido auditadas. La iglesia no quiere colaborar con la justicia en el caso de la pedrera de Murcia. La iglesia está instalada en la judicatura. El prior del valle de los caidos se ha negado frente a la consideración de la Conferencia Episcopal. Esta congregación. La ley interna. La ley divina. El país de los católicos. El vaticano y sus pelicanos.

Los habitantes son pelícanos que se postras en

Verkami Ortega Cano.

Okupemos patrimonio nacional.

Carmen Calvo. Vicepresidenta del Gobierno de España del mandato express de Pedro Sánchez. Si se trata de eso yo les puedo traer acá un gobierno cualquiera. Con puros emigrantes. O con nueve ministerios insolentes.

Primero pensaba.

Los Franco y su lucha.

El sarcófago del dictador.

Mongolia con terrorismo judicial. La defensa de Mongolia de parte de las periodistas mujeres que defienden en un 66% de las veces las tesis de la derecha. Y del resto de las estadísticas no hablamos. No de esas mujeres. Como si pensaran de manera equievocada. Al menos algunas veces. Sin juicio a que se equivoquen. No se equivocan. Es su opinión. Sólo que debemos solucionar lo más perentorio. Y definir qué cosas rigen nuestra vida. Partiendo de una última revolución. Que no va ser la derecha venezolana, con todo mi respeto por su lucha de cohesión popular para retomar políticamente el control de nuestro país, finalmente liberado de todos los males, y por nuestra fe en un movimiento ciudadano de los buenos buenos. Y entonces hay matices. Pero también están las calles llenas de personas que quieren cambiar el mundo en el que vivimos en esta ciudad capital. Pero todos estamos destinados a salir a la calle y gritarle al hijo de puta que nos enteramos que tal pascual. Y los quieres matar. Y esta surrealidad matas a los fusilados del cuadro de Goya, o sería uno, o dos, en Madrid. Y la historia de nuestra urbanidad a partir de la batalla de resistencia de las personas de nuestra ciudad capital. Esto no es dificil de entender viniendo de New Barcino. Por tanto NEWMAD era fácil de

¿La primera medida que tome el presidente de gobierno para recuperar la hegemonía de la izquierda era sacar a Franco? Las cosas hay que hacerlas con otro sentimiento. No con las que Pedro Sánchez han planteado esta ley. Buscano la polarización. Que lo hace para cabrearnos.

Lo dijeron en Colón pero podríamos haber ido al Valle de los Caídos.

O gana el Madrid o no se festeja en este país.

La gente con la bandera de España.

La gente con la bandera independentista de Ticataluña.

No podría suponer que pudiera alterar los que han intentado pugnar con su diversos otros de la ciudad. Si hablamos de Falange quizás muchos de la ahora izquierda se tendrían que mirar ante el espejo por sus familias venir de aquél pasado.

¿Cómo escapar del pasado?

El dilema español ya me resultaba patético. Decidí marchar hace años de esta mierda de farsa. Y me aparté de la vida en sociedad. No pretendí cambiarla. Hasta que nos reorientamos a petar el techo de cristal. Pedro contra Pablo.

No vamos a tolerar que caliente a los hombres y las mujeres. La confontación política que se viene el 8 de marzo es injustificada contra la derecha que para a las feminazis.

El orgullo de su lucha contra las feminazis de España.

La determindad izquierda que no le gusta la libertad de expresión.

Las realidades más aberrantes se debe permitir.

Es terrible ese sentimiento. Minimizar la violencia de género. Tratar de desmontar las leyes. No se acelere usted señor don excelentísimo Óscar Árias. No se preocupan de las violaciones de los niños de parte de los padrecitos de la iglesia católica. Políticos que intentan sacar tajada. Pegar gritos no soluciona problemas. Gran éxito entre comillas. Yo no hice huelga. La mujer que no se unió a la huelga. Los hechos no estuvieron a la altura. El feminismo será transversal o no será. Y menos polarizadas.

La derecha se ha intentado quedar fuera del feminismo. Cabe un feminismo de derecho y del grupúsculo de las feminazis.

El NODO debía ser así.

Ahí la gracia.

Esa España que no se ha ido. Ole.

Ole, ole, ole.

Ole, ole, ole.

Ole, ole, ole.

Del tema del ocho eme. Ocho de marzo. Un día fundamental de las reivindicaciones de toda la sociedad. Debe cambiar el chip. No se si será de un día para otro. Parar las mujeres para parar el mundo. Huelga general. Que noten los hombres lo que movemos juntas.

Los hombres se quieren incorporar a la huelga. Y duluir el número de mujeres.

Ah. Hicieron trampa. Llevaron a su maricones.

LOL.

I just did. That’s what’s funny. You tell the joke to an American friend. Two scenarios: the fool gets is or he’s a fool. In chicks is diferent.

You are going to have to buy my book, Chicks, when I tell all about the matter.

En las democracias liberales sustentadas justamente sobre una economía de mercado es cuando las mujeres han alcanzado sus cuotas más altas de igualdad en la historia de la humanidad. Con esas políticas que diseñamos nostros, los patriarcas de las derechas mundiales.

Bienvenidos al juego de los otros.

Los otros.

La primera pelí que vi en España fue a propuesta de mi primer colega del barrio de la Sagrada Familia, Albert Roset. Dos invitados más: Ángel, de Granada, y Ladislao, de Gandia. Los Graga. Entre la comunidad autónoma de Ángel, pasando por la de Ladis, como le decíamos entonces. Cuatro capos de España reunidos en un restaurante de pizzas en donde te puedes petar de la risa con los colegas del curro. Y hablar de la vida. Ocho cojones.

Mi expresión más española realmente propia en este país sería tan sólo la representación de lo que la península representa como un todo. Y por ello la recorrí primero por su periferia. Desde la frontera con Francia.

La mujer es mucho más abierta en las relaciones sexuales. Dice lo que quiere. Esas son las grandes maestras. La amante tiene el sitio más alto en la mitología de nuestra especie. La mujer sexualizada por la liberación de sus deseos. Sexualizada por estimulación, explosión, fantasía pornográfica a chorros, para salir bien en pantalla. Yo he tenido esa formación. Pero no hay historias que cuenten con ese matíz femenino.

El squirt existe. Es un chorro explica la sexologa. Es dificil llegar a ello. A lo mejor tú y yo no lo conseguimos nunca. El chorro del porno está manipulado, dice la periodista feminista. Es como si se rompiera un globo de agua. Es una habilidad. O una cosa innata. Mujeres muy mojigatas, de técina deficiente, tenían esta situación. Puedes intentar currártelo y conseguirlo. Currártelo y no conseguirlo. Como la chaqueta masculina. No será el nuevo reto que se le impone a las mujeres. Ser como la mujer en el porno. Eso puede suceder. Pero para eso está la mujer para decir no pasa nada si no experimento nunca eso. Y tan contenta. Pero yo podría encontrar esas nueve mujeres afirmativas que no hayan nunca experimentado esto y ahora, por su propia afirmación en la búsqueda de esa nueva frontera a la que no queremos someter al resto de las mujeres. La liberación completa quizás requiere de un cierto esfuerzo colectivo de unos pocos por definir un nuevo juego emergente que lo barra todo. Que nos ponga alertas. Para un nuevo tiempo. El tiempo que nos toca vivir. A todos. Todas.

La sexualizada libertad sin elefantes dentro de la habitación.

La crisis del procés.

La crisis de Venezuela.

El despertar de Bonsonaro.

Los logros de Trump.

La 4T de Copilco 300.

Golman volvió a retirarse en la universidad pública referente de América, como si fuera Bolaño al revés. Primero se mimetizó con esa urbanidad. Y se mofó de todos. Sin importarle la fama. Sino centrarse en la literatura. En toda. Leerla. Entenderla. Comprender la humanidad de la diversidad de las historias de los insolentes que le ponían piquín a la existencia. La contribución de los diversos países. En esta urbanidad que se deja mutar. El acto capital de una ciudad que se entiende frente al mar con la necesaria empinación de nuestros montes sagrados.

Mercedes.

Podría ser la rambla.

Tengo una historia en cada rambla de la península. Y otra en cada terraza.

Lorena Verdún. La comunicación sexual de este país. Nos gustaría aprender más cosas contigo. Las enseñanzas de una mujer afirmativa con su sexualidad. Podemos hablar de tantas cosas. Presiona las piernas contra las tetas para facilitar la introducción del dedo en el ano. El más largo. Lorena mujer cómo te vas enamorar de un pene. En tu cama o en la mía. La expresvidad de una mujer que gesticula mucho y usa bien las manos. La interpretación. Teatro. Series. Películas y cortometrajes. Libros. Programas. Dudas: las mismas. Falta de deseo. No llegar al orgasmo. Las mujeres que saben de sexo dan miedo en la cama. Le dijo el loco de la colina.

La mujer afirmativa es la verdadera revelación. Y hay que estar a la algura.

Hablamos más abiertamente de la sexualidad. Han cambiado las dudas. No hay dudas de los anticonceptivos. ¿Cómo me puedo quedar embarazada? Eyaculación precoz. Disfunciones eréctiles. Los masculinos con problemitas. El orgasmo preocupa mucho a la mujer. Preguntas en torno a la relación. Como agradar. Cómo saber decir lo que quieres. Cómo soltar.

Es más fácil hoy quedar para follar que no para enamorarse. El sentimiento ya no es el primer objetivo.

Las redes sociales han facilitado algunas cosas del sexo. Pero han perjudicado conocerse en profundidad. El 8 de marzo se movilizarán las mujeres. Muchos abusos de jóvenes. Falla la educación. Muchísimo acceso a la información. En los colegios y en los institutos. Asignatura de la sexualidad y las relación emocional. Cómo tratarse como humanos. Nuestro cuerpo y el nuestro. Términos relacionados con la sexualidad. Nadie había dicho amor. Venga profe. De qué estamos hablando. Los chavales de hoy no conoce el amor.

Prende la canción del tri.

El porno es un problema muy gordo. El cerebro de un niño no está listo para entender. Los padres dejan a sus hijos con sus móviles. Sin controles parentales. El whatssap. La foto guarra. Tu hijo ve tu porno. Los niños ni los jóvenes deben aprender con porno. Genera unas expectativas brutales. Un chaval de 13 años. Siete orgamos. Pene gigante. Sexo anal. Cosas que no corresponden. Muy jóvenes y muy frustrados.

Yo fui un claretiano de educación sexual en la escuela.

Yo me dedico a esto. Talleres de sexualidad. En el cole de mi hija me dan largas. Hay colegios que sí. Talleres con tutoría. Se ve poco. Pero se podría hacer, Lorena. Talleres de sexualidad con nueve referentes de la mujer liberada sexualmente y con ganas de afirmar sexualmente a todas las mujeres.

Una agencia analógica. Encontrar pareja para conocer a alguien que te mole. Alguien que haga la psiciología de mis cosas no cubiertas. Mi mejor yo con una persona otra con quien intimaremos. Llegar a acuerdos. A orgasmos. En el momento justo. Como sucede cuando tocamos la gloria. En un espejo en el que vemos el placer del otro, porque nos interesa esa motivación.

Rajoy y el sexo.

Rufian y el sexo con Rayo: repita: condón. Preservativo. Sida.

Yo estoy en la media. Tres por semana. Cuando vamos de vacaciones. Ahí es cuando las parejas de la derecha follan. La gente se ruboriza al hablar de sexo. Es un tema taboo que se arrastra de siglos. Para que se normalice tardará un tiempecillo. Algunos estamos abiertos. Pero el resto espera junto al juicio de la Iglesia, y su referentes pederastras.

Mujeres casadas buscando sexo en la web.

Mujeres que no follan y quieren.

Infidelidad.

No creo que sea tanto.

Las carencias educativas de la juventud.

Las carencias de la gente mayor.

Lo que saben unos y otras.

Lo que te encuentras cuando eres tú el que tiene sexo.

¿Cuándo perdiste la virginidad? 16 añitos.

Las redes sociales que hay ahora para conocer gente. Ya le has preguntado un par de cosas. Sabes a dónde vas a meter la lengua.

¿Cómo ligabas antes?

¿Hay más libertad ahora?

El sexo para pasarlo bien y disfrutar. Antes para procrear. Penetración y sexo oral. Seguimos experimentando. Hacerlo en sitios públicos. Escala sexo morbo. Los clientes jóvenes. Es muy común chicos en tiendas de sexo. El placer. El amor. Los dildos tradicionales. Doble exitación. Sex shops con aspecto sórdidos. Sitios modernos y con asesoras sexuales para mujeres de las nueve nuevas capitales de un mundo nuevo: NEWEAR.

Estimuladores de clítoris. Puede gustar mucho o puede gustar cero. Cuando una mujer se toca el clitoris puede resultado molesto. Cada mujer es un bosque. Cada latido es una expresión natural de su ser.

Estimulador prostático. Orgasmos muy intensos de un hombre que estimula su ano. Un orgasmo más o menos intenso según tu nivel de… la estimulación de la penetración anal y el pene. Hombres homosexuales se meten juguetes hoy día. Un hombre que ha probado. Sabe, sabe.

Es que es mejor con el dedo.

Una experiencia maravillosa. Un actorazo. Un tío estupendo. El me entendía en directo. Y él me traducía. Una mujer que me traduce al italiano como tributo a Lorena Verdún.

Monegal y Lorena. Los programas de Lorena le habrá dado grandes noches a Monegal. El decano crítico de la tele que sólo trabaja con mujeres. El programa de Lorena era muy didáctico. Había que entender varias cosas que no nos hemos preguntado. Que nadie nos ha explicado. El programa online de Lorena Verdún. Hay variantes de programas de sexo. El de Lorena es otro arte. Ella nunca se desnudó. Usted que sufrió una orientación sexual con un claretiano como base y que luego aprendió en la calle.

Consultas con Lorena. Lorenaverdun.es. Info@lorenaverdun.com

Una vida sin pedos no tiene sentido.

Mercedes.

Imagina que te puedes permitir un mercedes. Aunque sea de segunda mano. Aunque sea del 1974.

Hay que poner paz.

Hay que coser España.

España se descosió por el camino a la estratósfera.

Lo intentó. Estaban jugando en la champions league.

Lo recuerdo.

Y luego se despeñó al precipio.

Y justo cuando iba a tocar fondo… se congeló.

Y ahí yació. Suspendida. Por los siglos de los siglos.

ALLS