The greatest futbolart story

Golman’s surreal twist to dual ascens and decens to valleys and the mountains and the valleys and the mountains and the valley and the mountains and the valley and the mountains and the valley and the mountains and the valleys and the mountains and the maountains and the bailes and mountains beylis y tequila, y un toquecito……… a gol.

ALLS

Golman, yours trully.


Section uno.


Hichkock me la pela.


You’ve got to talk to the Brits first.

Life is common people thing: either you dance it or just barely a wanker.


Tribute to the empire.

BREXITIXERB


It’s a piece. A thing to become NFT. A happening. I’m bigger than Marina Abramohovic.


Why would I go violently against Marina?


Heteropatriarchy inhabits in me.


First rule of GOLman.

There will be 99.


The press release the unknown latineo artist tried to pull on whichever media would take him seriously this time. I’m about to change the rules. I said to my self. And you were sneaking in the scene. You see, I only want to tell stories. And I can write them or perform them. I can take the game to wherever you reader want to take this. I’m going bigger than all in. It’s reverse happening. It’s time; the other direction.


Why die?

NFT number dos.


Told you about Marina. Don’t mind me. Mind her.


A bloke (just any one will do). The line in the script read: EX-CUSEEEME. I called Alejandra: cast me this. Intructions: any bloke will do. That’s the name of the movie. It’s already been sold to a platform. I’m not telling which……… it’s a guessing game.


I’m a scriptwriter. A copywriter. A poet. A literary critiquism. An investor of a mexican-spanish book company: sexto piso. Why isn’t it all the way up just yet? Because we were busy editing books. Translating them. Reading. Actual reading. Correcting. Grammar, humour, literary artistry, originality, nodickheadness, dickheadnessunited, wankeroftheday, seriously it’s a fucking language: let’s publish what’s really worth reading. The real deal. The shit that’s suppose to happen. I’ve finished the work. Yesterday. Oficially. Now I need permisson to remain paid for the job I’m supposed to do to solve the fucking riddle. This shit is fucking ridicolous. And you know it. You are fed of it. Of them: cinics. Allofthem.


ALLOFTHEM

The concept. Them. All of fuckindom. You fucking wankers: I hate you.


Hate is love for Owell.


I got a lecture in the ninth most important online course in ninth level down living on the deep web. Down there. Where we don’t dare. NEWLON.


Is Elon from NEWLON?


That’s a revenue steam.


Surrealbisne

That’s my shit. I breath that shit. Onewordbisne. I’m that good. Bigger than Rosa Parks.


A British comedian who names himself Ricky. Still. And the bloke wear it right. Right there at the edge. He man doesn’t give a fuck. It’s fucking comedy, he says. Women feeling guilty as we speak. Well I speak. Well you read. I mean, you know. YOU, know. Should it be You knows?


You see I left long time ago. I was set free. Let loose. The spirits took me. Them spirits don’t visit here, Ricky. Seems like Ricky hasn’t been touch by the holy ghost. No ghosts he said. The guy doesn’t believe in God and tell the world in show he sold to Netflix the six level NOU value inDex.


inDex

inDex is a thing. A mean let’s make it a thing. Like it’s a bid deal. O randomly funny. Unappreciatedly funny. Barely funny to few. Too few. Those nine.

Take those nine ones. Make it distribute more towards a trully balanced story: representation. Nine blokes who get it. They are laughing. No one else. A minority humour. Those nine laughs make you. It’s a performance game. And you want the atmosphere to touch the highest level of belonging. The life we live. The people we see. The impact we are to state: and one by one say that one word that defines you. And you have your public moment. It’s a moment of truth. It’s playing local. And making this a big deal. The biggest deal. A story that’s been never told. And you’ve lived it. We’ve all lived it. Because we are going to reverse it. That’s right. You can start piing in your pants. Peeing, you dick. You, cunt.


YOUDICKYOUCUNT


Ice cream shop in London. Nine neighbourhood pop up stores popped up all of the sudden. The sold shit for nine days. And it hit roof. And broke the glass ceiling. FUCKOM!


FUCKOM


NFT tres, cuatro, cinco están ahí detrás. En el texto. En algún guiño secundario. Como un túnel a medio campo. Hoy Argentina le metió tres a Italina en la Finalisssima, en Wembley. Una historia de españoles, argentinos, italianos, ingleses, mexicanos, gringos, chinos, pakistanies y ticatalanes.

Tengo mejor propuesta política que la retórica escrita en caliente de las nueve plumas más prodigiosas de los nueve partidos locales que se presentan a la elección popular pa hacer qué, ¿a ver?

Mapa sociopolítico de los partidos: de lo local a lo global y de regreso.

Mis H2 son la polla. Explícale eso a Martina.

Corte a explicación a nueve Martinas diferentes. Martina 9 años. Martina 19 años. Martina 29 años. Martina 39 años. Martina 49 años. Martina 59 años. Martina 69 años. Martina 79 años. Martina 89 años. Martina 99 años.

Yo soy un ángel, le dije.

Sólo por chingar.

Por estirar la puta cuerda. ¿Qué más da? Estamos en las antípodas. Y ella cree que se debe estar atado al suelo. Y yo quiero volar. Soy Huitzilopotchtli. Y Quetzalcoatl. Junto Golman presente. Pero en el tiempo inverso. O el inverso del tiempo. La otra dirección: atrás.

Como la barrera.

A la verga la pared.

FCKWLL

I’ll present myself to the next US election with that party. And I will get a war. Because I know they’ve got guns. I’ve seen them. The showed them to the world. And the have a plan. And remember: them guns. Gunloving people. All kind of people. All of them: NEW americans.

NEW américa.

Let’s make NEW américa great again.

You know Trump would love a tribute. Being the greatest president of the 99. We are about to have a collection of all men country-culture management. And we’ve had just about enough. Of all of you. And it’s not going to go on much longer. As time doesn’t not end here: it just turns around. We go back. And glory days will come back. And we’ll be young again. To that moment back then, back in the day, back when you were…

Literature I never thought I would write. But you taught me well. My beloved private costarricanmexicanpakistaniamericanspanish education pack. I’m a priviledge one: I know. I’ve always know. I left all prejudice behind. No social lock. No lie to believe. Except to believe that Jesus was my brother and talk to him everyday. Imaginary people we talk to. To talk to us. To talk to you. To talk with God. What if you were God?

Here’s what I think: you so are.

And so am I. That explains it all. The false human pretensious to mean a thing in the span of time term of the actual science behind from when it all start it, what ever that might have been, long long long long long long long long long time ago, and I can still remember what that music meant me. Like a story could be told about a chosen NEW country that fucking kills it with shotguns, AK47, semiautomatic assault guns for military purpose in the hands of 999999 armed civilians. The peace keapers. They want to call it safe. They are hooked into it. LO-VINGUNS. So low. So UNS.

UNS is a person from that time. The time that was at the peak when the collapse broke down the priviledge position of all those heavy assholes. And life has become a liberation game. And we all believe a media that says that’s the news that should receive the light. Unless the light shines somewhere else. And we take a look. And precisely found what we were looking for. It’s my day one. I’m finally back. And here; way up here. Cause that’s the direction I’m taken till the last staircase to ninth pyramith dimention: OLMECA VS OLMECA. De ahí volvemos en el tiempo y nos encontramos en el presente. A dónde sea que hayamos llegado. En cada iteración de los olmecas al presente ticatalán resintonizado desde la frecuencia del Carmelo. La localidad de un arte urbano que nació en la montaña que eran tres. Y en el profeta de rumba que se baila al son de un concierto meridional acompasado entre la distancia que tus ojos me indiquen sin que yo tenga que ser un subnormal profundo acosador de mujeres en la disco, en el bar, en el parque, en el gimasio, en el curro, en el mercado, en la aso, en el recreo, en el metro. La calle es el espacio de encuentro en el que la urbanidad de Barcelona se proyecta entre lo que uno puede recorrer libremente por la noche, sin temor a ser amenazado por ningún gilipollas. Porque quedaron todos en la red. Una NFT que les conquistó y se quearon en esa otra dimensión, de la que por suerte, el resto, nos hemos podido liberar.

El día de la celebración se convirtió en un cinco de mayo resignificado. Sobre una fecha ficticia inventamos una batalla que nos acerca al tequila, los tacos y el mezcal. Y para los escogidos se la un toquecito a gol. Y el futbolarte empieza a fluir por la pendiente del meme veloz. El meme audaz. La noción de la conexión con la risa fácil de la red. La potenciación de la imbecilidad. Lo que se nos escapa siendo gilipollas. El sentido de lo absurdo de tot plegat.

El discurs del rei.

¿Me voy a disculpar yo de qué?

Le vamos a perdonar al niño aquél que le pegara un tiro a su hermano el que recibía el amor. No podemos. Es una historia de príncipe azul. Lo dijo su mujer. Que también tela cómo vivía. Las casas reales en el exilio. Grecia y España no son lo mismo. Ni nuestra sangre azul es igual que la de la plebeya. Y la intención de alguien que se siente satisfecho del trabajo hecho. De dormir tranquilo. Dormir como Borbón. Imaginaros lo placentero de ser patriota monárquico. Arriva el rey de NEW spain.

Todo mal. Arriba con V. Rey con minúscula. ¿Qué barbaridad? NEW qué coño. Qué coño NEW. Vamoave. NEW qué coño. VAMOAVE. VAMOAVE. Qué coño NEW. Pero ¿dónde cojones se ha visto semerenda gilipollés?—soltó el marqués que no era heteropatriarcal. Imaginaros los otros. Toditos los otros. Con su sensación de élite. Por poder vivir en la noción social de la congreción del pueblo los domingos por la mañana en el rito de la fiesta del día del Señor Nuestro Señor, que vive y REINA por todos los tiempos, presentes, pasados, y futuros, de todo lo visible y lo invisible, de todo lo comprobable y no lo no palpable, de todas las contradicciones, de todas las enfermedades venereas, todos los virus, todas las desgracias reproducidad por nuestra naturaleza humana de manera entre feliz y perversa, ante la amenaza continua de un Armageddon, del cuál nos protegen los hombre de las armas. La contradicción es un mal chiste que describe una triste realidad a la que simplemente no plantamos cara. Porque se tacha de un buenismo zapateriano que intentan difamar los grandes hombres grandes de España, más el espíritu santo de la duquesa de Alba, y no el impostor que lleva el título como un cargo familiar de una responsabilidad mediaval que nos va bien mantener, gracias a Dios.

Los millones le llovieron al muchacho. El negocio de estar preparado por el dictador. Para atentar contra tu padre. Y hacerlo con gusto. Como apretar ese gatillo. No podemos decir eso de aquél niño. Él tan sólo apretó el gatillo sin intención de que se siguiera yendo hacia atrás el mecanismo aquél y su resistencia a la acción inmiente de la balística expulsión del deseo de muerte. Una vación española griega. Digo vacación. Vaciarse. La bal. La frente. Como dónde Dios tendría el tercer ojo. Si creyeramos que la imagen que podríamos pintar en las catedrales supraglobales de la dimensón posterior a la que debemos mutar para dejar tanta gilipollés y tanta hostia, me cago en la puta que os parió.


Cortamos la mala onda. ¿Por qué meterse con la mamá de alguién más? El sentido de la violencia. La violencia gratiuta de los agresores sexuales. Cada noche la discoteca. Lo normal para un juez. Lo que han dicho los guardines del status quo. Los burócratas del anclaje al estado tradicional de las cosas de nuestro pueblo. Nuestras miserias conocidas y escondidas del juicio social y del cuchicheo del antes, durante y después de la misa. Li desatado de lo peperos más los voxianos.

Todo tiempo presente se agota.

Como el pasado.

Como el futuro.

Vamos hacia el otro lado.

A sabiendas a dónde vamos cuando decimos preferir la inercia indecente de nuestro sistema hetropatriarcal machista y caduco. Dar por saco. Dar por culo. Tocar sin preguntar. ¿Vamos afuera?

¿Pero qué dices chaval?

Lo que pasa es que el gatillo estaba muy resbaladizo papá.

La señal de la santa cruz: le dí aquí.

La cara al sol. La frente en alto.

El tito Francisco.

La formación del rey.

El rey sin su familia.

El rapto del menor.

El uso social del fascismo y la iglesia.

Lo bueno, lo malo, lo divino.

Lo que vino para quedarse.

Hasta que un día todo se devolvió.

Y volvimos atrás.

Patrás, patrás, patrás.

Un animal del sur de Costa Rica.

Golman surfeando Pavones.

Una película de surfas. Danica y Brisa en Pavones.

Mi cine de autor.

Puro guion.

Puro texto.

Paddle, mae, pato, vaya al punto, y espere, tenga paciencia, estese quedita, observe, vea, vea, flote, sienta, agua, aire, tabla, hijueputa, vea qué linda, vea qué linda, dele, dele, y fla, diunsolo, pá, la pegó, dele ahí, un toquecito para abajo, un toquecito para al lado, una vueltecita por acois, ahí, ahí, ahí, ahí, ahí, ahí, ahí, ahí, ahí………

Pavones eterna.

Se estrenará en una proyección de cine al aire libre. En Corcovado. Y en Puerto Viejo. Al mismo tiempo. Uniendo dos orillas del mar. ¿En qué dirección?

Siempre hemos creído en una de ellas. Vamos a traladarnos a la otra. Por renunciar. Por desplazarnos. Por cambiar de opinión. Repensar.

El futbol es así.

El futbolarte no.

Eso es otro cosa. Y lo mismo. La ilusión de competir. De saberse ahí arriba. Capaz de todo. De ejecutar en el campo. En el uno contra uno. Yo sueño ir al mundial. Y ganarlo. Como Leo. Es un sueño heteronormativo. Y patriarcal. Y altamente hormonado. Masculinizado. Vil. Repugnante. Representante de todo lo podrido, insulso y maniqueo de la vida. Las dos Españas. Barça o Madrid. Nunca unidos. Nunca vencidos. Inmortales. Uno grande, y una, bueno, sublime. Eterna. Asimilada con el mar. Y el más allá. Mediterráneo: capital. NEW barcino. NEW spain. Ticataluña.

Lugares ficticios.

Lugares literarios.

Lugares literales.

El tiempo presente en otra dimensión.

O el tiempo pasado de mis palabras.

Y la asunción de mi silencio.

Podría no volver a hablar.

Ya no existir.

Y mi palabra seguiría aquí.

Eternamente aparecida.

Porque yo sí escribí.

Vea, Chito, ¿usted por qué no escribe?—le dije un día a Jesús.–Di, mae, porque no hizo falta. Yo estaba en otro ride. Eran otros tiempos. ¿Por qué no me dejás en paz?

Se enojó el mae. Pero no era verdad. Ni picha. El mae lo sabe todo. Es sagrado. Infalible. No puede equivocar, salvo por su parte humana. Imagínese. Usted sí puede. ¿Sabe quién no? Dios Padre, mae. Porque ese es distinto. Y es verdad. Nunca fue humano. Jesús fue sobre todo humano. Porque aquí se afirmó. Y creó la narrativa de su misma santidad. Como ahora nosotros abrimos ese pacto con el tiempo. Por el resto de los tiempos. Los siglos de los siglos. Mientras perseguimos al sol. Hasta la extinción. Y su tiempo después. Cuando ya nos habremos ido. No hubo juicio. Ni final. Al final fuimos etenos. Y lo somos ya. Tanto ahora como entonces. Igual que Dios: en dos planos distintos. Como un misterio nuevo. El que aquí le traigo. En ese escrito surrealista fundacional. El día uno del porvenir.

ALLS


Próximo post
Se cuenta en un artículo de la Vanguardia, periódico de derechas barcelonés de tirada nacional que se mantiene como el periódico más vendido y con más historia de contar la realidad en función de los aires que dominan el control del poder y de la sociedad a la última. La vos de una manera de ser general. De aquí y de allá. Y de más allá. Del Mundo. Del mundo deportivo, sobre todo. Y de lo que dominamos en esta ciudad. En los medios. Escritos y de medios. Y lo que mandamos en el Barça. Y los negocis. Y en la país. Y tanto en Barcelona como Qatar. El mundialismo cuñado de un español borrego. Al son que toques te digo lo que siento, lo que veo, lo que quiero que no cambie. Pero estamos aquí. Y mi presencia está viva. Y me explico. La gente nos lee. Y damos la opinión que damos. Y somos los políticos afines. Y las familias. Las 99 familias de NEW barcino. Como la religión de otro momento. La imagen no dice todo eso, pero qué tal queda de bien llenado este espacio del ciberespacio surrealista.
Golman tiene la misma ilusión que Ansu: ir a su primer mundial. Y esto listo para lo que el mister necesite. Soy un recurso distinto. Un as bajo la manga. La libreta de Van Gaal. Si vamos pensando que los ticos estamos limitados por nuestros cuatos de final contra Holanda, vamos otra vez mal. Ese fue nuestro error. Pensar que con un toquecito menos habríamos hecho lo que se esperaba. Estamos en el mundial para crecernos como siempre. Por la solidez de nuestro poderío colectivo para jugar a la bola. Ahora con un sentido más reforzado por la exigencias del futbol moderno. Los equipos Guardiola y los Mourinho. Y el nuevo futbol inglés. Y la solvencia de los alemanes. Y los españoles. La nueva guardiolana selección de Luis Enrique. El método del futbol moderno. La herencia de Cryuff. Y de Pasolini. Yo soy de barrio. Y de montaña. Y cineasta. Como Pier Luigi. Pero sobre todo, lo mío, lo mío, lo mío……… es el futbolarte.

El heteropatriarcado y el futbolarte

Compañeras, compañeros, niñas, niños, niñes:

Estamos aquí reunidos para, una vez más, transgredir la norma. Somos una comunidad escolar vibrante, fruto de las estrellas, del Sol, oh Sol, la Luna, la lluvia, los arcoiris, la ciencia, los colores y, Cala LLevador.

Pero nada es eterno. Y ahora, más que nunca, Torre de la Mora.

Pero, ¿hemos roto ya con el pasado? Dificilmente. Lo cierto es que somos unos heteropatriarcas de la ostia. Y lo queremos ocultar. Pero no sabemos muy bien cómo. Aunque tenemos clara nuestra batalla contra el establishment opresor: muerte al heteropatriarcado. El lema tiene su polémica. Algunos de nosotros guardamos una cierta estima a nuestro origen heteropatriarcal. Y nos cuesta dejar ir. Quizás, ya entrados en canas, nos vemos más cercanos al patriarca que al niño, niña o niñe que un día fuimos. Y sin embargo, nuestra revuelta contra el status quo nos produce una juego de espejos que nos deja descolocados ante los sucesos que están a punto de acontencer.

El heteropatriarcado ha muerto; viva el heteropatriarcado.

Como lema de mi campaña, la mitad de mis votantes se sintieron ofendides. No podían creer, que de pronto, el lema de mi campaña les ofendiera tanto. Se trataba de una innovación electoral en campaña. Ir contra los tuyos. Nunca antes se había probado. Todo el resto de violencias verbales, pasivo-agresivas, subterfugias, submarinas, por debajo de la mesa, puñalada por la espalda, trompicón, bullying, falacias, fake news, … se habían utilizado hasta el cansancio. Pero esta nueva campaña, a tomar por culo, decidió que los patos le tirarán a las pinches escopetas. O como decía, el chavo del ocho, en aquél viejo y conocido refrán, más pronto cae un hablador, que cien volando.—Ah, no, pérame tantito—me dije a mis adentros—tantos como centros tiene el himno nacional—anudar otro paréntesis no ayuda, pero es por vicio—retiemble en sus centros la Tierra al sonoro rugir de-El Cañón—así no iba—más vale pájaro en mano, que un cojo—porque, hoy día, quien quiere ser cojo pudiendo volar—si uno ya quisiera ser pájaro y no tanto blablablá—agarra el pinche pájaro, que a fin de cuentas, así cojo.

Ya puestos a volar: Huitzilopotchtli

Si de pronto la campaña tuviera que pegar un salto cualitativo para arengar las decepcionantes encuestas que maneja mi equipo demoscópico, tendría que tirar del siempre denostado populismo. Pero esta vez, habría que buscar la manera de que su recepción pudiera ocultar, de ser posible, las verdaderas intenciones detrás de tan rebuscada conspiración. A fin de cuentas, el movimiento debe arrastrar a la peña al campo de juego. Y resimbolizar el mito originario en uno nuevo, pleno y glorioso. Una forma geométrica perfecta que se proyecte en un plano paralelo a la realidad circundante. Una esfera, com la nostra terra. Lliure. Una. Cap.

Pelota-cabeza

El rito esférico nos atrae. Vemos el sol cada día y decimos: Padre nuestro que estás en el cielo. Su redondez no es tal en los límites: ni al nacer, ni al ponerse. Pero el rito se repite cada mañana, como si un día no fuera a ser así. Lo damos por sentado. La vida sigue su curso, nosotros nuestro camino, y el sol a su puta bola. Pos vale. Y todos contentos. Comimos perdices.

No perdamos la cabeza; recuperémosla. Como vuestro nuevo presidente, me comprometo a restaurar el mito, revertir el moviento de los astros, bajar la luna con una serenata huasteca, una última república bananera reloaded, recuperar la Nueva España, abolir el heteropatriarcado, abolir la historia, abolir las juntas de vecinos, y por último, abolir el ejército. Esto último es una provocación. El tiro en el pie. Todo el mundo sabe que somos potencia mundial, cam-pe-o-nes de Europa, chaval, y no contentos, campeones del mundo. Del mundial, eh. Somos la reostia. Qué digo reostia… somos la repolla. Sí señor. Dispense usted señora, no fue mi intención ofenderla.

La restitución del caos pasa por reformular las reglas que lo propulsan. El denostado orden mundial no suelta prenda. De pronto nos damos cuenta que somos clase media aspiracionista a ser benestants. Ja… como si eso fuera posible. Y mientras tanto, nos dejamos llevar por la marea que nos marea más. La clase, el toque, la conducción con la cabeza en alto, el tacón, el taquito, la palomita, la chilena, la pared, el achique, el tres cuatro tres, la presión a la salida, la recuperación de balón, la construcción del juego, subir la pelota, los centros, el desmarque, el hueco, el uno contra uno, el remate… GOOOOOOOOOL.

Rito iniciático

El padel está muy bien. No se me malinterprete. Lo cierto es que esta actividad en particular, siendo ya una tradición establecida dentro del ideario colectivo, ya forma parte del establishment. Y siendo más papistas que el Papa, se trata, ni más ni menos, de heteropatriarcado puro. Y me explico:

Aznar, más o menos a nuestra edad, popularizó el padel entre los deudos de su patria. Somos aznaristas, al menos por nuestra pleteisía al padel, como mínimo. Y nos mola. El torneo es chulo, y tal. Nos hemos preparado todo el año para llegar en forma a esta mítica competición. Pero hay que quitarle el velo al heteropatriarcado y mostrarlo como es: el padel es el tenis. Y encima su origen es mexicano.

Que provenga de México no es pedo. Inclusive podría ser hasta chido. Pero también las encomiendas, la hacienda y la sociedad estamental son herencia de la Nueva España, y no veo aquí a nadie recuperándolas. Como aquí nadie siente orgullo, del bueno, de la Santa Inquisición, cuando reflejan nuestro momento cumbre en la cresta de ola europea. No es momento de ponernos nostalgicolonialistas. Pero el elefante en la habitación ha pedido la palabra: jugar un torneo de futbolarte en el campo más cercano al más reciente enaltecimiento del aznarismo.

El elefante se sintió fuerte tras decir sus primeras palabras y prosiguió—Puede parecer heteropatriarcal resucitar el futbol de las sucias manos de mercantilismo mediático que ha llevado la burbuja del futbol a encumbrar a los Tebas, los Florentinos o los Laportas.—El elefante hizo una pequeña pausa para introducir una última petición—Llamadle torneo Olmeca Alonso, en honor a un compadre que tenemos en México, de quién nos acordamos y a quién le rendimos tributo, por la amistad y las risas compartidas, por los pases al espacio, los desmarques, y los chutes.

El futbolarte es ese juego de nueve contra nueve en el que siempre ganamos nosotros

Habrá tres equipos. Dos jugando y uno descansando. El equipo que meta dos goles se queda en la cancha, y entra el otro. Los equipos deben tener una representación mixta de de niños, niñas, niñes, madres, padres.

El torneo se juega en paralelo al torneo de padel para generar un contrapeso al aznarismo reinante con un refrescante juego antiheteopatriarcal.

Cada quién debe asumir un referente futbolartístico que represente el elemento aspiracional que queremos reflejar en la cancha. Yo seré Meagan Rapinoe.

Megan Rapinoe: La capitana del equipo nacional de fútbol estadounidense  repudia a Trump: "No voy a ir a la puta Casa Blanca" | Público

Los cuidados colectivos

¿Quién se encarga de las niñas, los niños y les niñes cuando haya el torneo de padel? Pues las que no se apuntaron en la lista. Las tres o cuatro pringadas. El heteropatriarcado una vez más, se consolida entre nosotres. Pues no, oiga. Hay que pensar en otras vías. De ahí que el torneo Olmeca Alonso (OA), se programa complementariamente, para amenizar y entretener a la canalla con su primera pachanguita mundial. Sí habrá marcador. Sí habrá estadísticas de pases. Sí se saldrá tocando. No vale cañón. Pases, preferentemente al pie. conducción con cabeza levantada. Uso de ambas piernas. Porteros fijos o rotativos.

Mientras tanto, las disidentes de la resistencia heteropatriarcal disfrutarán de un tiempo libre para hacer lo que les plazca. Es el tiempo para ellas, ellos y elles. Las vacaciones de verdad. El autocuidado.

El resto de los equipos estará participando en el torneo inaugural del Mundialito Olmeca Alonso 2021. Un triangular con 9×3 participantes. Equipo Olmeca Alonso. Equipo Nueva España. Equipo 9T.

La lista del MOA 2021

Ticataluña

  • Golman

Nueva España

New Spain

El MOA está diseñado para, nueve por tres… veintisiete jugador@s. Si hay más, ya veremos. De momento planteamos este objetivo paralelo al aznarismo que algunos llevamos dentro. Cómo México. Como el recuerdo de los amigos. Como los épicos partidos de futbol de nuestra infancia.

Fin de la campaña

Hasta aquí el comunicado del candidato. La reflexión ahora es de ustedes. Podemos pasar olimpicamente. O podemos encarganos de los cuidados de nuestres hijes con una actividad paralela redundante. El resto, mientras tanto, disidentes de la revuelta, disfrutarán de un espacio-tiempo paralelo.

Un cabeza olmeca que une dos mundos. El nuestro y el otro.
1er torneo MOA

Supongamos que hay dos estados

Yo se que no es fácil renunciar a la unidad.

Ni modo.

Te chingas.

A la verga.

¿Qué pedo?

¿Algún pedo?

Peda.

Futbolarte.

El otro estado: vótame a mí para acceder a ese otro estado.

My thing.

Become what you are.

Raise up.

The NEW community.

The last answer.

Our quest.

My doubts: the nine big questions.

Search for them.

Search with us.

This is your mother fucking NEWCoP!

Bitches!

The forgive me clause:

—Ladies, I am trully sorry. I ain’t like them fools. They are motherfucker old fashion dicks. I’ve spot them. My entire life. Fought them like you fight a nazi. We all do. That shit ain’t right? Is that clear?

So here’s the deal, nayers: FUCK YOU NAZI.

That’s how you talk to a nazi. It’s in the morals class. The NEW rule.

Ok. Just for a minute, amplify it, make it ninetynine seconds.

That’s the new rule; now NEW rule.

The answer is NEW language.

We can include there everything we need to pack. We are going. Tonight.

And we go.

As high as high goes.

I strokeout again.

Just this Sunday.

I didn’t show.

I just let time pass.

That’s kind of my thing.

I have a plan.

Still.

I’ve call it long ago.

But I wasn’t quite so convincing.

People thought I was crazy.

I forget sometimes.

But when I really come to my senses I am back to that same multiverse you may be welcome to establish at right now. At your own risk.

I have a terrific actress for that role. She’s the Falcon crest story of as a heir of one of the family names of our land. The history of our families in NEW spain history.

You see we can take a ride together.

You are in here or you are not in here.

That’s clear.

Cristal.

Clear.

ALLS


Y me voy a la verga.


Esas seis palabras son un libro.


Una pinche lengua nueva, putos.


Mae, caraepichas están listos para el más sublimes de los planes………


El nueve puntos.


La solución ortogonal a su pinche mundo culero.


Ay, por qué no te vas si tanto te molesta estar aquí.


Unos dicen: xenofobia. Otros: no lo veo.


Las putas dos españas, ostias.


Iros a tomar por culo.

Iros a tomar por culo.

Iros a tomar por culo, por favooooooooor…ouooooooooo…ouooooooooo…ouooooooooo…ouooó.

OUOÖ

OUOÒ

OUOÓ

OUOÔ

Ya estuvo. Hubo uno que no aguantó. ¿Qué pedo con la tiranía de los olmecas y los û.

Identidad û.

NEWÛ.

Ahí tienen, putos.

Su puta real social.

De San Sebastián.

Del público llueven flechas reales que me acrivillan en el gran teatro de la ciudad.

Un programa de TV3 que escribo yo, interpreto, filmo, audio (microfoneo el pinche puto lugar… llenad la ciudad de micrófonos y encenderlos. Todos oyen todo. Como Estados Unidos te escuchaba a tí en los nochentas, los noventas, los sesenta, los setenta, los cincuentas no tanto, estaban intentando ver qué hacer para buscar una excusa militar para estar por el mar de Korea y tirar una bombas en plan de guerra. La historia militar de nuestra civilización le pertenece a toda una cultura que ha buscado siempre instaurar la violencia como un principio primero de nuestra especie: NIEGO LA MAYOR.

NIEGO LA MAYOR:
NIEGO LA MAYOR:
NIEGO LA MAYOR:
NIEGO LA MAYOR:
LIGO LA MAYOR:
LIGO YO AL MAYOR:

De los mossos, de los mossos………

L’erecció del major.

Vos imagineu?

Com a literatura d’una llengua capaç de reuriens de naltros mateixos. Tot i que sóc d’aquí se molt bé que soc de fora: un nouvingut. Això se m’ha quedat clavat com el cop de cap de the François Oman Biyik.

Una mica de futbolart-cultura.

Dualitats redualitzades.

És molt més complexe que retwitejar. És lo NEW.

NEW won.

NEW law.

NEW land.

NEW lord.

NEW quimera.

NEW scheme.

NEW tyranny.

NEW clause.

NEW constitution.

NEW game.

NEW NFL Europe.

There you see: you break out. You let go. You finally spit into the air, booooooo o o o

JoL

Esa es una estatua de 9 metros que le regalo al procomún en su forma de Tico Commons, la resignificación europeizada de lo que nuestros valores tropicales ya representan. Nos vamos a entender, mae: nosotros somos pura vida. Cero estrés, full relax. Vamos a romperla. Otra vez. Bienvenidos al éxito social. Participar.

Le voy a decir por qué yo voy a ganar esta elección extemporáneamente. Porque se trata de una democracia parlamentaria en la que los que fueron votados por el pueblo deben ser capaces de elegir un candidato que reciba el apoyo de no se cuantos pelaos. Os crees romanos. O peor, griegos.

Qué es broma hombre. No tenéis ni puto sentido del humor, ni huevos, ni ostias. No me jodaís. No me jodáis. No me jodaís. No me jodaís. No me jodáis. No me jodaís. Esta es una letra que va con nueve ritmos. Estos nueve ritmos: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9. [A cada número hiperlinkear un sentido o contexto].

Vamos a hipertrofiar la trayectoria de lo social pleno.

El querer común al que nos alineamos por un momento para la eclosión definitiva.

¿Qué esparábamos que fuera en el capitalismo?

¿»Ganar» el superbowl?

Really.

Uh.

Ganar el mundial. Ahí sí, ve.

Uno tiene sus preferencias, su precio y su tentación para pecar.

Pero la autoevaluación es fácil: ¿soy gilipollas?

Si lo sois acompañadme.

Os voy a curar.

Por sólo 9,99€.

Si te inscribes aquí.

Ahora.

Vas a entrar a la siguiente dimensión.

El texto debe ser tan bueno como un surrealismo consumado de una dimensión desconocida. A dónde más íbamos a querer ir si nos topábamos con estas alternativas preciosas en la tele: el poder de la ficción. La capacidad que tenemos de entender nuestras historias que nos contamos, manit@.

Superinclusivo.

Un atributo general.

La sociedad por ahí resuelta.

Free of nazis.

Naziscaca.

NAZISCACA.

NAZICACA.

Stop. Don’t trivialize facisms. It’s pretty simple. It’s on not everyone’s back, but let’s move on from there. Let’s move on from violence as a drive of you being a macho dick. DICK THE FUCK DOWN.

And dicks can undick themselves. Be cured. In our therapy group. What if we all healed for free. Admiting the evils in the mirror. Let’s be surreal.

And we move on from then. Elsewhere. Don’t be afraid to leap. The motherships have been docked in our harbor. We will depart in just a few moments. Whatever comes drives from our renewed understanding that could already fly into space in this interconected flight the fuck away from this shitty status quo from 15 of february 2021 and ortogonally flip into a new higher dimention. I’ve been there. That’s the shit. We all in on it, camarada.

Am I shitting you?

You asking?

Common.

Be surreal.

It ain’t fucking hard!

IT aint’t fucking hard!

It ain’t fucking hard!

It ain’t fucking hard!

It ain’t fucking hard!

We want piss on history.

We want to piss in history.

We want to piss on history class!

We want to upgrade our instinctive survival drive and grooves into the night, common comoon, comoooooon, comoooooon, comooooooooon, ……… tara tara tará you are in sunday night review of the action. The NEW world delivers a new flow over this other linear algebra chambers of overflowing posibilities into the greatest of structures of mathmatics evolving freeling into our understanding from this things we proven. And you learn to prove them. That’s how math works. That’s what you learn. That’s what I can teach you. In a totally diferent way. And make of that the thing I do to propose to you a NEW level of understanding how to govern along uncertainty scenarios of interactivity within interoperated selfprogramed systems of knowleged evolvement. The social emergence of our inteligence in a single motion away from this great sureality we inhabit. At all times. Even when we read. When we se some shit on the screen. This really long stories. Places to inhabit. Like a puppet show where you are the puppet. And you’ve sold yourself out. Into the game. Into the new game. The last one that caught my attention. And stayed there: forevermore.

That’s how surreal this is.

I don’t pretend to real. For that reality takes care of herself. Reality is a she. Period. Suck it up machos.

Dick crying.

Women dicking.

Men dicking.

Which part would you ban?

Which time would you’ve killed as well?

How much violence you need?

Drop the guns, man.

Drop the guns, man.

Drop the guns, man.

Drop the guns, man.

Drop the guns, man.

Drop the guns, man.

Drop the guns, man.

Drop the guns, man.

Drop the guns, man.

This is the song of the outbreak of a time,

This is the place where I become apart,

I have to go the hell away into a flight,

I’ve got to fulfill my duty upon the glow,

returning from the signaling you flow,

stirring our your minds into delirium,

deliiiiiiiiium,

deliiiiiiiiium,

deliiiiiiiiium,

deliiiiiiiiiium,

deliiiiiiiiium,

deliiiiiium.


You can break out from any situation. Including the game itself. Don’t just go yet. This is not over. You need not to panick. You need not to worry. You need not to cry. You need not to fear. You need not to stay with me. But I’d trully love if you and me would twingleintoeachotherandlettheflowbethatmagicthingyouarewhenletintothatsacredspacewhereyouandIjustherenoweyesthiskissliptongue and you are no longer necesary as in that new state you both belong in harmony to this one beat I carry in my heartbeat with you, we ride this sacred way into the whole, together you and me, you feel alright, keep glidding into the entrance of trance, as the spirit flows with the grace of Huitzilopotchtli chasing Quetzalcoatl into a motion of NEW entrance into the messages from the stories that we are going to tell you in the deliverance of the sacred secrete of the night: to unite.

And we all fall in the trap.

The conspiracy.

The conspiraceee

The conspiraceee

The conspiraceee

I will believe.

No matter what.

You feed me tea.

I still get high.

You bear with me.

I am just a fool.

No read nor write.

Dont’ bother me.

I am not a skin.

They are ofended.

To be included in this toon.

As if I…

You feel judged.

Fingers point at you.

Virtually.

You are upwardly efervecent in todays interrelation scenarios.

Live imagery.

The present that we share in social media.

That NEW shit we’ve fallen in love with.

The NEW pizza.

Take nine things that work pretty well in TODAYland.

We can create multiverses.

I will take you on the same path twice.

Or more than that.

Repetition makes expert.

Let’s rule the club of our physical learning.

The mathmaticalart measurements of the NEW system.

Consider this the plan.

Have you got time to read?

Allow me to expose my 99 theories.


I don’t do _________

I’m lost, as you.

We’ve all been through hell.

This shit ain’t right.

We want to move along.

To an entire NEW place.

And that’s my case.

A sort of NEW race.

Like a car race feeling.

Let it be simple and catchy.

Maybe trick you into believing you ought to be here and spend time.

Adopting innovation.

This sort of community thing.

We have to leap out into the night.

We must allow ourselves to arrive into a common NEW state where everything has been resolved, where I can feel at home, from right here where I am, from this cozy street tonight, more gently sleeping out here at the entrance of La Caixa. I could be that man. For a time I was every man. And I lived through all of them. And only just when I felt I had to leap into understanding what women wanted because I got to know them enough to care to ask them, and they share the most unique moments of growth that I have been blessed with across my life into where I am. As I am standing here dictating into a machine that my own GOLMAN enterprises builts in sort of production line defines in nine diferent ways to ilustrate fully a complex path with nine states of nature to land into and finally arrive to the NEW dimension.

I am something in latino version of a mix of Don T as a candidate and Monsieur Steve Bannon in filmaking. The Bannon’s movie time.

I went to the Internet feeling excited about something worth searching for on the web. To become emotionally driven into figuring some shit out is all you need to know to assist the vast valley of knowledge and interaction you are goint to get out there withe sudden emergence of CoP that totally get you into the groove of the NEW system that’s right here emerging.

You know, when you finish reading. After this tiresome bullshit, there must lie a treasure. A great ending. A classic story always drives you into a place you’ve never been. And we keep reading. Wondering where this time. And you let yourself in. Cause someone has written this path into the story to place a judgement into those lines. And you are so in with it that you act accordingly: connect.

I want to hook myself to the collective end to start a spark.

And wonder on off high into the transferral time.

Oh, allow me to share with you the things I’ve lived.

The mindblowing rides away from every little things.

All those worries we hold under our skins.

All the debts and the effort to generate value into this model.

And you try your best.

With a work method that was sped up by chasing that knowledge.

The transforming formula for the continuos emergent redundant system of the olmecan feedbacklooppers.

The council of nou caps.

El cicle pasat.

L’alteritat.

Una editorial nova en ticatalà controlaba tot el mercat editorial que difonia la obra del soci creador: Golman Elizondo Pacheco. Servidor.

A sus órdenes. Su ustedes, de una manera no oficial, como lo que hicieron el viernes, sino con el impulso que propulse mi propuesta fuera de la órbita sobre la cuál seguimos la actualidad política de nuestro país y las respuestas sociales de nuestro mercado capitalista y nuestros señoritos de los sectores públicos haciendo sus mejores esfuerzos por coordinar los recursos de un pueblo los suficientemente maduro para asumir los cambios y las alteraciones de modelo que debemos exigir en nuestro propio sistema más allá de la incapacidad de los partidos de articular estas directrices de una forma más clara que la establecida actualente en cada una de las consellerias. Conselleria, ministerio. Qué más da. Madrid Barcelona. Dos países. Las capitales de narrativas independientes. Esa es la surrealidad de España que tanto me ha cautivado desde que la descubrí por primera vez. Mucho antes de yo haber venido. Sois nuestros putos héroes. Cojones, tenéis una cara que os la pisas y os suda la polla. Sois los putos amos. La capacidad de alterar las reglas para sobornar de la manera más sanchopancesca que se os ocurra ahora como un latido fuerte de un legado que Lazarillo de Tormes reactiva en esa «genialidad» castellana por el cuñadismo de sonroje y gualda, muy español, español, español. Un poema épico de nuestro arte NEW spanish.

I am NEW spanish.

You should be too.

Cause I love you.

I love you stranger.

I love you love.

I love to hug you.

I love to peace.

I love to chill.

Come dance to that.

I’ve just felt the need.

And went right through.

And serve me a drink.

I hope you don’t mind.

Nor judge me to be a low life.

I might have not been invited.

I’ve crashed the best pariiis ever.

NOU FESTES PARISINES

My postcinematography could be displayed in a European motion of what we are. A documentary filmaking of our journey. I’ll take the system into the flight above. The master plan. How we come un with plan. To fill un the sense. To try to do the right thing. And how that is supposed to get to adoption better. In our little way. In a way we know how much the system has evolved. Some things we can programme into the code of what we do inside the CoP. Why not make it open source. Why not take the greatest harmony for a functional design of our desired operating system. A design element added into our usability experience. How we make you care. The kind of story that we are building. Out into the nights. The story of this greatest leap up to the stars. Or to the one star that matters. Here we can come back to unity. And praise only one GOD father: Sun.

ALLS

En la pasada entrada me comí un acento

Cometí una falta de ortografía.

Pagaría caro por ello.

Alguien me delató.

Las cosas habían cambiado mogollón.

Nadie estaba a salvo.

Dios Padre volvió a enviar a un hijo varón para resolver el conflicto nuclear en el que estuvimos a punto a desaparecer todas juntas. Nos dimos cuenta, sin más, que eras unos putos machos blancos alfas, luchando por la revoución antibolivariana más milenaria del planeta. En plan fascistas con un plan toman el Capitolio.

Mes pa que formatge. Aquesta gent, ja ho veus: són uns facistes. I ara volen dir que naltros sóm com això, pero pacìfics. Pero amb el nostre G-shaman propi. En aquest cas, el vostre humil servidor: Golman, el futbolartista nou.

Vaig fer un acte de presencia a la alta societat amb una opera prima al Liceu. Mai ningú va poder entendre com un nouvingut junt amb 9 pelats de fora, que van contribuir per a l’esforç de cocreació que va posar en moviment a 99 persones. Un mateix objectiu: ALLS.

ALLS vals.

I’m bigger than Valls!

I could Beatle myself into a fictional story of an indian vanilla dreamer becoming a Beatle as the rest of the wolrd has forgotten who or what the Beatles were. That movie, you know. An idian tale in the capital of the kingdom. What every Latinamerican comes to figure out how to do when the Publishing sector is understood, and each of us, assume our role as authors, with a first book to produce with a little help from 9 friends.

GOLMAN’s bookchain.

BOOKCHAIN expert.

BLOCKCHAIN designer.

Working class poet.

Surrender the violence.

Let’s go ortogonal on both your asses.

Fuck the status quo/ long live the latest status quo.


Un fin sin más. Disrupción hasta en el final.


La vida misma.


El placer personal.


L’esser lliure.

Del tot; ple.

Donaria la vida… ep, aturat un moment si us plau: ets fantàstica. Això és xic inesperat pero he vingut a donar-vos la enhorabona. Soc l’espia de Costa Rica que ha tornat a la mare patria per fer-ne d’una altre: una terra nova: Ticataluña.

Jo tinc una idea de Ticataluña. Potser vosaltres d’altres. No es veritat. I qué tant val la veritat? Qué volem de tú? Quien és l’objectiu més enllà? Per qué sóm aquí. Ara. Justa ara. Ti i jo. Aquí. Dona’m un petò, va.

Hi vas.

MUUUUUUUUUAAAAAAAAAK

Talk about a fricking awesome social network.

A NEW one.

It’s THE THING.

Not just THE thing. This thing, I’m telling you. You are going to be forced to believe me. Because believe not…

Orange management.

Don T is in the house.

Give it up for President Don T.

«You see Golman back when I led to show…» and then Don T was just himself: that incredible dude giving his ultimate best performance. Golman was the new Don T dialogues, sort of like the ghost writer who actually took the time to write President Don T memoires to conquest the hearts of the capitalist proud New Américan in you. Think of it, Golman told his bro, Don T. No disrespecting Don T. Everyone’s got a chance to screw up bid time. Ain’t nobody activating that red button anyhow. Not on his own. What if your exposure of our destructive power ride is really worth the rist of anihilation day? Is that president’s Don T poetry. Is Don T the mastermind? Are you Dickens betting for that horse? They did.

And you (read I) had to live through it. And we survived. Fear was in so many new barcinoers, back in the days when they were still Barcelona. We drop our biggest brand: our name. We go off. Somewhere else outside who you’ve been. No fear: you’ve been glorious. It’s all the shit they feed us everywhere and get a diet of live broadcasting. LIVEUS. Hi this is LIVE NEW América.

The NEXT GENERATION: Golman’s latest state of nature.

Different choices.

Diferent names.

Difrnt rls.

Glory obtained from awekeing: shit, I’m still alive.

Living is slow, people.

Trust me: I know. I’ve been here forever. I’ve been 44 years old Jesus older brother, Golman. God Father sent me 44 years ago to be born oddly in a city 99 distances from where my sisters and my parents were born, the triangle between Chepe, San Juan de Naranjo y Heredia. Llamar Chepe a San José es un pecado que muchas ocasiones la iglesia tica ha condenado a más de un sirvengüenza que también estaba cometiendo otros cuantos pecados cuantificables en la pizarra de pecados que la iglesia ha colgado en la nube para poder ver en directo aquellos pecadores que nos da la sensación que debemos apuntar con nuestro solemne dedo de la culpa de los demás. Los enemigos de nuestra moral. Los aMorales. Mi sexto apellido: Golman Amorales. En esa rama familiar llamarme GA. Indicaciones para periodistas, entrevistadores, directores, actores, iluminadores, sonidistas, fotógrafos, futbolartistas, feedbacklooppers. Ciudadanos de Ticataluña: ya estoy aquí. Seguiume a mon nou amb tots i totes, de cop, com si allo que somniem ja ens ha arrivat: la sensació de plenitut. Garantia. Si darrera dels nostres nou intents per guiarte a la resolució definitiva de lo que et fa patir, les teves pors, qué fem abans de morir. Demà potser. Abans, permiteu-me dir-vos 999999999 paraules. Aquestes.

¡Cómeme los huevos, blue!

Pinto es un maestro. Sólo los porteros y los que respetamos el trabajo de los futbolartistas, a ver si nos vamos que entender con unas canciones en las que nos decimos todo a la cara. A gritos. Como el llanto urbano de nuestras nueve voces más corrosivas: las estelares 9 voces de mujer: las feedbackloopers 9, y sus cogeneración de machos malotes testosterona a full en el paraiso de los hombres homoerotizados. El espanto de los hombres de sociedad. La liberación final de los Cayetanos. Es caso Trump del Barrio de Salamanca. You Madrileñan people are so great. Except for all the chusma republicana that makes you look like a bunch of pussies.

—I’d go for the coup if I were you—said Don T to the NEWSPA general in chief.

Playing the general in chief, Comandante Golman, guess who’s best to play that role, Golman. A Borat theorem. Aly G. What’s his name? Sascha? Seriously? That’s a girls name. No way. Get out of here.

Sasha’s reaction to this bid is for himself to develop as scripwriten by the writer, who happened to direct, and act in hetereopatriarchy superhero story telling. The way Américans used to play that silly macho white tale. Common. You are so much more than that. Allow me to write you a love letter in the footnote of a blog post that will not be released to the world. You are the subject and resolution of every tale I’d like to tell. Because it’s the doing the writing what makes things to develope in a certain way. Imagining a way. A complete game. And close it into a deal. The real way to do deals. The two options in one book: DON T way and the antipodes: Golman’s NEW social system: continuosly emergent almighty resolution embodied in a single word where we all fit: ALLS

Then you are there.

You must arrive on your own vehicle.

YOU ARE THE VEHICLE.

Hop in to your real calling game.

The thing the offer in advertizements. Only this time, for surreal.

Surreally.

Yes, I do.

Yes, I’ll go.

No way, Jouse.

A-HUE_VO.

Pasesito al pie.

Vamos a jugar a pasesito al pie. Desde las 99 posiciones en el campo. El futbol tiene dos medios lados iguales. A efecto prácticos es un sólo terreno de juego en dos lados del estado. El juego pasa llevando la bola de un marco de referencia al otro marco de referencia. Lo que tiene más sentido en esta vida es el puto futbolarte. De ahí que nos viniera como anillo al dedo, como Torrente a la surrealidad de la violencia de estado y la cutre interpretación de los malos de esa película, una vez hemos conocido a los artífices de las artimañas de nuestro decadente sistema heteropatriarcal con su capitalidad intelectual y ejecutiva en las planicies de Madrid, y su cierra, que es aquí mismo, como tantos otros pueblos centrales de España, que todos somos EspaÑa. Cojones, Viva EpÑA.

EpÑA vs TICATALUÑA.

Ahí están los separatistas otra vez. Que se van. Dicen que se van. Ahí les van nuestras fuerzas armadas, nuestros policias y fuerzas de seguridad del estado, nuestras policías locales, nuestros matones particulares, sicarios varios en el mercado, Américan Security GLOBAL, hitman’s advenedizos, superhéroes tan reales como que nuestra polla está erecta. Qué cojones. La polla. Comerme la polla, hijos de puta. Poemas sobre pollas erectas no hay más que en un barrio fantástico de Madrid: Chueca. Yo soy muy de Chueca. La libertad de contender a la autoridad franquista dictatorial. A todo lo malo de vivir en una dictadura. En la gracia divina de haber sido guiado en dicha maldita dictadura por un hombre de estado de provincias, no especialmente de una familia de las que podríamos rememorar sus galones dentro lo que en EpÑA reconocemos como los más grandes de EsÑA: las 99 familias españolas.

El abolengo de cada pueblo. Algunos pueblos con 9 apellidos tenemos para rememorar toda la historia de la comarca. Eso es lo que ofrezco yo, algo así como lo quiso otorgar a la sociedad española de bien la candidata en las últimas elecciones autonómica del partido popular en Barcelona: Cayetana Álvarez de Toledo.

Yo me apunto a una campaña a Ticataluña las veces que quiera.

Yo si tuviera que fichar a alguien para mi equipo la ficho a Cayetana. Es una capo. Se tiró con varios fusiles a debatir orgamos en el debate público, y lo que hay que hacer o no cuando se está conviendo sexo, a lo que muchas mujeres populares tomaron de esa manera tan particular como las mujeres católicas de sociedad, en el mundo entero, llevan el tema del sexo con sus parejas. La contención juvenil es una poesía que nos lleva a un tipo de matrimonio de conveniencia media: nos garantiza quedarnos en nuestra burbuja de hispanidad no influenciada por las costumbres ticatalanizadoras del rollo NEW de los cojones. La liberación total garantizada en un 99% de los casos. El 1% se da de baja. No les sirve el sistema. Genial, van al servicio del otro lado de la cancha: a as antípodas: el némesis en la nostra construcció d’un mon nou ple.

Ple de Gloria també.

Al lloc més santificat del mon: la creença de l’avui-ara.

L’esser col·lectiu consicient.

I llavors ens quedem allà adal. Penjats.

Ja hi sóm.

Ha hi som aquí.

Ja no només ja soc aquí: ha hi som tots.

El camí d’un destí arrivat.

La llarga trajectoria de la nostra profecía: el lloc sagrat al que haviem d’arrivar. El per qué de tot plegat. Humilment. Según yo. Una multiversalidad més entre el oceano de alternativas. La postciencia ficción. El sitio reprogramable desde las entrañas del sistema pensado para su prodencia colectiva reconfigurada en un plano ortogonal a los ejes actuales del debate social global. A fin de cuéntas, ¿quién manda sobre nosotros?

Hace año que hablamos de esto en el facebook. Y pensamos que todo pasa ahí. Por eso supe quedebía marcharme de ahí. Y producir una ecosistema alternativo. Con todos lo controles. Lo que necesitas para desarrollar tu marca como quieras sobre una audiencia que te abrazará por lo que dice y seguirá tus recomendaciones y tus visiones estrafalarias e inmediatas, que acojerán cierta utiidad entre una multitud de creyentes. Gente que te lea. Y que responda al llamado a la transformación. El formar parte de una último despegue. Al más allá. Aquí. En el presente. En un retemblar por siempre en el centro de este camino entre nueve niveles de intensidad. De nueve a uno. De uno a nueve. Eso siempre ha sido así. Es lo que he propuesto desde un principio. Todo está aquí. Este es mi pasado. Antes de que me elijas de aquí a nueve días. Te doy las claves para que me vayas desvelando como quien pela una cebolla. Yo soy todas las capas. Yo soy todos los yo’s de cada momento. Podría ser el que no estoy. Quizás no soy el que digo ser. Puedo ser un juego de palabras más. Un iluso con voluntad de transgresión esta misma nocha. Por un genio arrebatado de la intensidad de crear historias nuevas. Histerias nuevas. Sitios a los que asistir en la ficción. Y que nos transformen de 999 maneras. Y entonces seremos ese ser que aguanta todas esas visiones. Todas esas multiversalidades. Y las recorreremos todas. Lejos de la ilusión que en el 2020 molaba ser Don T. O votarlo. O cojones, tomar el Capitolio. Porque es nuestra puta casa, cojones. Y esos pinches venezolanos están en todos lados. Guaidó se declaró presidente por la singularidad de la situación. El surrealismo venezolano se pisa con la narrativa Yanki de amar ser un puto blanco americano, ¿sabes?

I can present nine great American friends.

I can present nine great American white friends.

I can present nine great American brown friends.

I can present nine great native American local friend.

I can present nine great Mexican-American chavos.

I can present nine great mexican feedbacklooppers taking LA and turning her into NEWLA.

It’s not the best time to do my NEWLA movie. Or maybe the best time. Nobody there. I must travel in. A change the nature of a NEW capital of the NEW América mutualized. Of course we have our own insurance system. I’m an actuary. This NEW América Capital es is my business. I deliver a transformative industry unit already taking place: delivering outcomes. Like they do in H20, by MUW.

NEWMUW.

I’ve finally have a Wien story worth telling in an Opera format. I’m going to debute in Wien with my opera prima: NEWMUW.

99 nurses in stage.

The complexity with organizations.

The 99 organization framework.

A NEW HIPEDATA network. Our exploitation. Our data sets. The good taking over the the data question. I wan’t to see my pitch in EIT-Health DigiEduHack 2020, where I was the second runner up, with my man Alex Aísa, aka OceanoInfierno, y my man Uxío Meis. We took the bull by the horns. In 48 hrs we spilled our guts out to come up with a answer to a challenge: how do we make health institutions learning places. Transformation hubs. I dreamed a revolution. That was lucky. But also listen to the rest of the team, and the exposed my revolutionary pyramid was completely out of line with what they really were asking. I was going for an allegorical approach to a show. But my team wanted a more professional approach to givin our technical perspective to what is to be done to properly organize the data management of an agency that has the most powerful crew of 99 TOP feedbacklooppers in the industry. NEWAQU is vehicle where I am proposing we take this agency.

There’s a job post. I’am gona go for it. And I am going to ask María to run with me. To stage a campain. The way we look at our future in shared plan with two heads: wo-man.

There are two story lines to run: the Wo on one pole man on the other. Wo comes first. They expain their ride. Unavailable for the shortcommings of our DICK MAN, Don T’s end. Please, if you like to assist to that end of our platform, do take the speedway. You’ll be there in no time. The world according to Don T. We have memory. We no longer have tha study of his time line. All those things he said. They are actually protencting the boss. It’s not I hate you Don T. It’s we’ve got your back.

Jailtime is a hassle. Even for Don T. Yes, he’s got some priviledges. Commons. It’s a US jail for whites. No mixing Don T with dangerous people. Like them Mexicans. Don T can’t end un in jail. He’s the president of the USA. You are too much inside you own ass, that now you don’t know how to back the fuck up. The proud boys and Q-shaman worshipers are travelling right into the Twilight Zone. Or worst. New América es going to fix the shit stories we tell ourselves to please our Anglican ways tha so much resemble the Austria of Governor Arnold Swarzeneigger. It used to score points with chics to write Arnold’s last name right. Now that he’s the Governator, I don’t give a fuck. I get inspired every time I right it. Like Arnold working out. Putting the hours. To be fit is a first American dream system.

You’ve been dealt a high player’s hand. We are going to rule the world with the trust in our big names in the kwnoledge generation industry: EDUCATION. All the schools of thought. All the clever minds. Trying to find a place in the market, a sit in the collective debate, a picture in the NEW Barcino Hall of Fame: our 99 feedbacklooppers.

How do you make your learning organization to organically grow. To produce bigger teams from the project management crew of coordinators. Upgrading the opperation. Highering believers in the transformation process. The final proposal. A place to generate our higher as to lead the way into the arriving station of foreverhere: ALLS.

How lucky to be alieve.

How lucky to change the world with what I do.

This here is the biggest quest in history.

We are going to upscale the game.

We going to blow out the roof of our show.

Welcome to tomorrow: now.

I’ve come with a nine level proposal.

A NEW society included.

A NEW ultimate club.

A NEW health agency.

A NEW procurement of innovation SHOW.

A NEW 99 year old futbolart club.

A NEW city capital.

A NEW estate.

A NEW republic.

A NEW tale.

A NEW industry.

A NEW vision.

A NEW plan.

A NEW Gaia.

A NEW Barcino.

A NEWMAD.

A NEWDF.

A NEWGUA

A NEWLA

A NEW New York

A NEW you

A NEW claim

A NEW call

A NEW trust

A NEW hope

A NEW END

A NEW dimension

A NEW state

A NEW mind

A NEW ghost

A NEW son

A NEW life

A NEW death

A NEW némesis

A NEW pact

A NEW game

A NEW soul

A NEW day

A NEW complexity

A NEW rule

A NEW programme

A NEW coach

A NEW feedbacklooper

A NEW religion.

A NEW continent.

A NEW spirit.

A NEW undestanding.

A NEW skill.

A NEW grace.

A NEW respect.

A NEW old.

A NEW time-space.

A NEW belonging.

A NEW longing.

A NEW frontier.

A NEW balance.

A NEW political system.

A NEW political party.

A NEW law.

A NEW fair.

A NEW _________

La no pronunciación de mi pensar/escritura

Mi arte está escondido.

Sólamente yo lo conozco.

Y por eso tan sólo vale para mí.

Quizás algunos, pocos, unos cuantos, lo admitan.

La medida es clara y cristalinamente transparente, a riesgo de expresarme con pleanasmos españoles. No lo puedo evitar: ahora soy uno de ellos. Entiéndaseme. Plegaria.

Yo puedo valer como católico como el que más.

No hay nadie, NADIE, en todo el reino de España, y todos aquellos rincones en los que un español se conecta con la universalidad del mensaje de hermandad y amor de Cristo, que en su momento intuyó como algo más que su propia existencia, y lo que él pudiera decir de la razón de estar aquí, en esta corta vida, que tambié para Él, sería finita.

Por tanto ¿qué hago aquí?

No lo sé.

Ni tú.

Ni yo.

Ni nadie.

Esto tan sólo es literatura infantil.

Aquí el que no me lea que me coma los huevos.

Si voy a ser español voy a reaccionar hacia ofensas gratuitas, de quién sea, con una versión de lo que en público Pinto representó con su respuesta fugaz y llena de Gloria: ¡Cómeme los huevos, Maldini!

Existe una controversia en la Internet que versa sobre si la frase exacta es esa, o por el contrario, es esta otra: ¡Maldini, cómeme los huevos!

Lo anterior, si fuera a entender el juego con el que Borges creó un estilo literario único que no existía antes, como el acto único de mimetismo con el que podemos asumirnos como escritores.

¿Quién es escritor?

Aquél que escribe.

Escribir es un acto primordial obligatorio.

Regla uno: escribir.

Con ello consideramos el primer nivel de aprendizaje que podría se útil para mi hija aprender a hacer bien. Como en nueve días. Lo que dura mi curso. Tan sólo hay 99 plazas. Ahora sí: salen volando.

Mi marketing es directo a la emoción y la posibilidad de volar directamente al límite sublime de la percepción de la emergencia colectiva de nuestro sistema complejo social: Ticataluña.

Ya estamos aquí.

Tranquilos.

Lo conseguimos.

De pronto, sin tanto esfuerzo como sufrimiento en 2021, los primeros nueve días del 2022 arreglamos con un giro de emergencia colectiva performativa nos avocara tal día como hoy para empezar el tránsito suficiente hacia una nueva dimensión. El portal Golman.

Golman es mi nombre, lo siento, soy un pelado que se piensa que porque 9O esté ahí manteniendo la fuente de jardines que se bifurcan que alimentan el delta de la desembocadura del Ebro, desde la montaña que le da origen hasta las playas testigos del ciclo del agua con una consciencia superior exterior de elementos que hasta ahora no consideraramos en la explicación de lo que hacemos aquí todos juntas como emergencia femnista del iros a tomar por culo subnormales machos alfa, cuando hijos de la gran puta.

Esa es mi aportación al feminismo: chicas, perdón. Es una mamada de la cual he sido parte. En parte sin saberlo, y en parte, por no querer entrar en polémicas. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Debemos ser culpables de algo según nos lo enseña la catequesis católica y su entramado social, especialmente armonioso y jubiloso de ocultar en el saco más profundo del olvido de un sólo tipo de violencia que vamos a condenar, sistemáticamente, por los siglos de los siglos. ALLS.

Un acto de rebelión con nueve compadres del Niño de Elche en su fragata. El rey, el emérito eh, sjht. Quieto todo el mundo.

Al Niño le gustan estas referencias que nos anclan sobre los pilares de nuestro pensamiento social positivo y elevado a cultura. La defensa última de lo que somos en sí, por sí y para sí. El egoismo de nuestro rácana voluntad conservadora.

No les vamos a inhibir ser lo que son. No necesitamos justificar su espacio para que nos quedemos varados en esta ignominiosa sociedad que recalculamos en la televisión y los medios de comunicación que definimos como los veraces. Los mecanimos de control que cada uno de los nueve partidos vierte en un entramado diseñado para el seguimiento feliz de sus votantes. La política debería ser sólo una, grande y valedora para resolver todos los 9 problemas sociales más importantes. Pero ya no desde la perspectiva tan sólo del problema, ni siquiera de la trivialidad de la solución. Nuestro entender es preguntar. Ese es pilar de nuestro sistema educativo NEW. Preguntar las nueve preguntas para determinar los estados de la naturaleza sobre las que juzgamos una necesidad insatisfecha.

Hablemos de algo que todos somos expertos.

La insatisfacción.

Comencemos por nuestro lado más pusilánime. Piénsalo: es lo que más debemos solucionar. Lo que nos da vergüenza admitir. Nuestros pecados ya no sólo compartidos con el que considerábamos el único interlocutor válido para con Dios Hijo: Jesús. Y a través suyo para con Dios Padre. Con la paloma no nos disponemos a relacionarnos la mayor parte del tiempo por una contradicción propia del modelo teológico de expresar el dogma necesario para simplificar nuestra superioridad de credo en la salvedad de que debemos considerar que Dios Padre sólo es uno, y que por tanto, Él, y sólo él, reciba esa capacidad para asociarnos con lo divino. Oh, qué vanidad.

Meterse con Dios Padre—decía Armando Gallo Pacheco en su cátedra online a la que tenías acceso con la cuota mínima de contribución a la emergencia colectiva social sobre la que se fundamenta la base de la consecuencia última del sistema resuelto. Como si de una complejidad matemática que postulo por primera vez dentro del ámbito social al que las matemáticas asisten por primera vez como colectivo especialista técnico de los nueve ejes de conocimiento necesario para reconfiguración del estado social emergente a las boludeses de los que hasta hoy han cortado el bacalado, y a su vez, alabos sean.

Rendir pleitesía y cagarse en la puta madre que los parió; justo a ellos.

Varios madridistas se sintieron ofendidos ante provocaciones de un último poeta culer que borró al Barcelona de la memoria colectiva heteropatriarcal que todos estábamos alimentando con nuestra gilipollés habitual. Como Keiser Soze haciendo el burro durante 99 minutos. Imaginaros ese poema. El capo de la operación era un tipo tan suspicaz y salido de la nada que fue capaz de ir a la policia detenido como su alter ego: Varbel KUNT. El capo calabrés borbonizado.

Hasta ahí puede llegar un nouvingut con su insinuación republicana de un nouvingut. No fotem. Ningú ha parlat clar i catalá. Com jo ara. Ho dic així de clar. Entesos?

Nouvingut, nouvingut, nouvingut, nouvingut, nouvingut, novingut, nouvingut, nouvingut, nouvingut.

El programa social que Golman Elizondo Pacheco presentó al pueblo entero para su resolución en un plazo de nueve días. Como si fuera un suceso postlógico. El rompimiento de huevos del futbolarte es como un día en el que sí cojiste.

Coger y follar no es lo mismo.

Una canción con la voluntad de cantar como José José en los kareokes de una escena capitalina de lo que esta ciudad representa por su diversidad plena como capital de otro entender más acá que nos viene de fuera, de lejos, y de alguna manera se infiltró en nuestro corazón con la única honestidad de pretender rendir tributo a la liberación existencial que para nuestro pequeño pedazo de paraiso en la GAIA respiradora, en cada inspiración, en cada exhalación que elegimos escuchar: ahora es lo que hay. Y en España sólo se podía considerar una solución que nosotros mismos como pueblo imperfecto, pecador, y culposo, culposo, culposo, como su bien chido modelo de cultura, de lenguas multiversales, de capitalidades en la costa, centralidades univerales completas como capitalidad multiversada de Madrid, cual Roma. Las cuidades con la entendida ya vendida a un mercado entregado, enamorado de su actualidad, por cazurra que esta pueda ser, debajo de las capas de los nueve misterios españoles en cada una de sus estancias fundamentales. España no le puedes dar menos de nueve niveles de libertad para que esta pueda ser enteramente lo que es deber devenir. Pueblo español, no me toquéis lo huevos. Ni tampoco los cojones. Yo no he venido aquí a sermonearles ni a venderles ninguna moto de lo que yo puedo pensar, como un ciudadano pleno, pese a no tener, en otros tiempos, todos los niveles de derechos y obligaciones que los demás. Una espacie de contrato de temporalidad de nuestra transacción de cohabitación. Estamos o no estamos. Esa es la cosa a responder. Por mi parte, dejadme comenzar: you had me at olé.

OLË

Mi partído político se llama OLË.

Es universal.

Todo Dios sabe decirlo.

Pasan por pantalla 99 representaciones de Dioses que no se ofenden.

Los católicos de la sala no ríen la broma.

The joke was on them.

To disrect a certain aunt you respect with outmost love. The reference in bible reading and praying theory and practice. Trust me, there’s a PhD (I never know which one is capital letter and which aren’t, as I can never remeber if the second s goes in ther first or the second «s» in business. To me bussines is also right. And just as «true».

Business is GOD FATHER.

It’s not GOD complete.

This makes the catholics GOD less powerful than a single man GOD. Golman, humbly, is that kind. One of the other 99.

99 vs 1

There you have your shitty current standard: 100.

FUCK one hundred. FUCKYOU.

Changing the word fuck just to fuc withya.

Rigtbac@u

That’s the name of my last novel. Rigtbac@u was a publishing flop. Nobody knew why.

The publishing industry is never in the authors stories. At least not the good ones. They tend to be in some funny places. But really they don’t live the most exciting life in town. The attend to another pace. Another glory. The glory of living within this world: bookmakers.

I make books. Sort of. I am the name behind one of the collective members of a little utopia called Sexto Piso. A publishing house that can call home is now a grownup in NEWDF, capital of NEW GAIA. One of the nine capitals of the urban world out there: that jumbo mombo that we are now part of. Pop and all. The whole thing, at last, at once. Welcome to present time. Run by adults. Thanks Silicon Valley, we’ll take it from here.

That speech didn’t fly well on some Silicon Valley dickheads.

Unexpected.

I’m Unexpected’s King.

Rather this kindom that one with two, or none.

I can politics a phrase turning her into a parragraph.

Feminism turned Golman into herself.

She found a way out to express herself for who she wasn’t.

I can fool the feminist movement into letting me in. As her.

I’d have to become her.

I am.

Silly.

But…

You are not her.

I am.

You are not she.

Are your transfobing me?

Simple YES/NO

It normally comes right away. It’s alwas been evident.

If you YES your way out. There. You have it.

The states of nature disappear once the uncertain decision takes place. It’s how we make decisions. Decision making. That’s the IA industry we need to program. The politics we need to run. The new way of competing for a leap. A glowing transformation schasm.

You leap into it.

Why doubt it.

Soul would be short if Leonard soul just keeps still into the great beyond.

Bonding with whole.

That’s the state we need to fulfill. Together. That harmony. Like a thing you can reach with a button: digital left.

Copyleft.

That’s what I’ve been doing. In the Internet great debate. I’d just keeping it to me. As if the show is bigger than the possible consequence of my digital transformation. I am bigger than Jeff Besos, Mark Suckemgberger and Elon Mosc, combined. You need to go into these kind of greek Gods going at it with great respect for the glorious almighty rivals. This is what futbolart describes as the code fo respecting the game by enabling to admire the great futbolartists your are going to cross with in the challenge within the field, inside the court, at the colliseum. The public arena is greek mediterraneum culture as if the agora would reopen and debated the elements needed for the transformation of our social and political system. I’ve seen this renewal take place in several places around the world. The movement to critize the neoliberal free market model that has given rise to a postwar system of perpetuable peace with the current fear of war, with the limitations of a nuclear faceoff that can wheel us out, but allowing minor armies in ethernal macho quarrel with the culture right next to it, that happens to run an army, and we play the game of hating our guts.

Who starts the hate between neighborgs?

Who sparks it?

Who falls into that?

Who’s shouting at the fear of the comming from one from antipodes?

How do we welcome a foreigner that we encounter for the first time in our life?

A guiri in your country?

What do I haver to offer?

What’s the good of having me?

The process of how I became New Spaniard.

I was already one.

Es una reducción al absurdo.

La demostración de Dios por reducción al absurdo.

Ese tipo de matemáticas son las que les voy a enseñar en mi curso. Tengo nueve programas de aprendizaje de NEWlife.

¿Te lo vas a perder?

Por tan sólo 9€.

Apúrate que sólo quedan pocas plazas libres.

Ahí dentro es la neta. Ahora mismo está el rock and roll de la transformación del conocimiento futuro: el NEW model. Los que van a transformar la sociedad. Los que se apunten a este disparatado momento de revelar la solución más pragmática de nuestra siguiente dimensión a la que tenemos acceso: la armonía colectiva.

El directo. El ser/estar. El tiempo presente, justo tantitito antes del futuro, y justo masallasito del pasado, que tiene cola larga.

El espacio de cada aprendizaje.

Las lecturas rápidas.

La variedad de mecanismos de feedbackloopping: el nuevo sistema de regeneración de conocimiento en obra. El efecto del hacer aprendiendo, o aprendiendo haciendo, si es que son cosas distintas, unívocas, indistintas, convergentes o deseables. Lo que sabemos es que estamos vivos y haciendo de esto un carnaval. Por el respeto que tenemos al Felini terrenal y su perspectiva de la especie humana desde la italianidad para reflejar lo que tan sólo desde Olot alguien, o alguna otra urbanidad de la Garrotxa, pueda alcanzar a disputarle la réplica onírica de un proceso cinematográfico de autor, la expresión última del sentido visual de las piezas de postcinematografía más allá del preciosismo y la acción de superhéroes americanos blancos hetereos ultrapatriarcalizados nazificados, inclusive cuando peleaban contra los nazis. Los malos y los buenos. La guerra como objetivo. Los mecanismos de la violencia. Entre Camus y Haannah Arendt. Un estudio de la vinculación del debate público con la posibilidad de revertir el orden completo de nuestro absurdo país. Como un grito generacional contra todo su puto teatro. Y dejarlo todo desnudo. Un grito desde el corazón de la transformada tierra más nueva, como sabedora de lo dificil que será por parte de nuestro padres europeos, a los que rendimos pleitesía, cuando subimos a ese lado de la pirámide. Permítanos tener nuestro otro lado. Allasito. No se lo vaya usted a tomar esto mal. Tan sólo es un derecho divino, que usted verá, estaban aquí antes de que su narrativa nos viniera a contar las historias que fundamentan sus pecados y sus vidas eternas más allá del aquí, el ahora, los pueblos elejidos, las historias que nos contamos y cómo vamos a recibir a los caballeros que nos visitan desde las montañas.

Entre el Popocateptl, que escuchar el trote de los caballos cosquilleandole las costillas, se despertó y avisó a los que por ahí pasaran que como se pasaran de verga en el año 2021 de la era que nos acaba de actualizar la Malinche que ahora vamos a contabilizar nuestros asuntos en el más allá. Para que nos entendamos clarito y luego no tengamos malentendidos tú y yo. Las cosas se pueden ir a la verga si intentas pasarte de verga. Si vienes contra mí con un ejército caeré como cualquier individuo ante cualquiera de los tantos que pudieran querer atentar contra mi aniquilación. Como país. Como representante de un pueblo. El exterminio de uno mismo. Como si una persona pudiera representar el futuro de un pueblo libre. Como el padre del hermano del Neonazi de American History X en Terminator.

Entertainment serving the system. The kinds of movies we make. The kind of cinema our time is about. The kind of nature that will allow us to become a single beat of harmony in a sequence of joy everlasting.

Love is beat.

Love is boat.

Pick this vehicle.

I’ve pimped my ride.

Just step on in.

The journey is about to begin.

This quest just needs one more passanger: you.

I need you.

ALLS black is a diferent deal. It’s the black side of everything. You might not like what you see in there. In fact some people can’t handle it. Stay away if fear has gotten into you. If you flinch at certain levels of what you will encounter inside the stage, you are history. Beware. This ain’t no place for incomplete selves.

A sumarized manual, a debate, a film, a song, a text, a crying session, a forgiveness tour, a self steem bath, a gamming championship, a one on one, a five on five, a six on six, a seven on seven, a nine on nine, a ten on ten, an eleven on eleven. A twelve on twelve. A 99 on 99.

That’s the format innovation of the collective intervention.

No se crea: no son las dos españas.

Mi novela puede tomar su título de ciertos momentos climax de determinada trama que se ocurra indispensable venir a parar ahí. Pero es ese lugar, el climax, por dónde hay que comenzar a narrar. Para llegar a esos sitios en los que la circunstanciliadad de las peripecias de nuestro Ulises, cualquiera que este sea, en un terreno desnivelado que tendrá leones puestos por un Cesar que tu familia y tus colegas, sin impotar de qué parte del reino decis que venis, aupando con vítores apasionados ante un rito que en otras dimensiones de esta historia se verán como impensables, salvajadas de otros pueblos, cosas que nosotros, a título personal en esa hipotética circunstancia, no sólo no compartiríamos sino que rehusaríamos contra viento y marea.

En la siguiente escena de la versión que Hollywood finalmente compró se introdujo un monaje de muertes recurrentes de un personaje divinizado para morir todas las veces que la muerte de Golman resulte peculiar. 99 muertes de Golman. Es el personaje el que hace a la persona, y no la persona que finalmente vota la que elige al vecino del alcalde. Golman conoce todas las referencias de Latre, Rubianes, Eugenio, Berto, Broncano, Rosalía, Romario, Cryuff y Messi que son necesarias para ser el prómimo 9 presidente.

El nou predient.

El 9 president.

Demà anirà Joan Laporta a la Sotana. L’espai més irreverent que hi ha al mon del Barça. Segurament es creuen lliures. Hauran copsat el poder de sortir de la bombolla ón no ets ningú, i t’en enfot tot, i ho dius així, tal qual, i ens pixem de riure. Com si hagués tornat l’Arús. Aquell força Barça. Aquell Sergi Más culer. La possibilitat de pixar fora de tast. La llibertat que hi ha a les nostres institucions per a que un com Golman pugui arrivar a lo més alt del club, i sortir al final de la película caminant com en Kaise Soze mentre es convertix d’en Varbel KUNT que estic fet, i em tranformo, com quelcom futbolartista que fitxa un poble nou que vol tenir a l’equip un dels nostres de debó, i aquest cop, li fem la volta a tot plegat, i capgirem l’historia d’aquest petit club que està d’aniversari, i que ho anem a petar del tot, aprofitant aquest cop per trencar el sostre de cristall i sortint amb un moviment social que no només sigui un pla, de marketing, o de l’exercisi de poder que fem xup xup amb el nostre interés pels fills burguesos benestants del nostre tufillo executiu que ens representa a tots plegats, sense haver de mirar a fora de l’estadi. Només cal mirar a Tribuna.

Els putos tribunerus.

El meu primer llibre. L’escric al coneixer als primers nou tribuneros subnormals.

Un llibre còmic, evidentment, que alguns ofessos de Pedralbes no van saber pair i van sortir a tallar el carrer, concretament l’Avinguda Pearson, ocasionant un retràs del sopar de 999 families de l’Opus Dei.

Opus Dei - Wikipedia, la enciclopedia libre

El último día del 2020

Las borras.

Tus huellas.

Cuando vas a hacer algo perverso necesitas un set de skills: hard y soft.

Aquí, en nuestro taller, las vas a adquirir.

Piénsalo. Invertir en tí te conviene.

¿Cuánta lana estás dispuesto a apostar por tí?

Piénsalo. Es la mejor salida que tenemos.

Nosotros somos el camino.

Como hayamos llegado hasta aquí.

Hasta dar con el nuevo modelo.

Al que llamaremos: NEW.

Nueve enters después, sigues la frase. La historia pues. Soy un contador de cuentos ticatalanes.

Así me las doy.

GOLman

Perdónenme si ahora hablo un poco de mí.

Soy un poco vanidoso. Y pretendo el deseo último al que tenemos derecho. Estar bien, pues. Bien chingón. Como sólo (así con acento, RAE, ¿o qué pedo?) alguien que se ha rifado chingón alguna noche en la que saliste a conquistar el gran otro de la nocturnidad. Los invito a pasar conmigo el próximo NEW año.

El evento NEW.

Es un pedo de pasar de discontinuo a continuo.

Filosofía a la mano, y a su vez, por diseño de su servilleta, meto forzadamente una cápsula de aprendizaje del nuevo modelo de ser. Una lección aprendida. Un proceso de transformación. Un simulacro de persona. La persona que deseamos ser. El rol que reconstituimos en un nuevo modelo. Opciones de la creación. Multiversos ejemplares. En esa otra cantidad de maneras. Las maneras del pasado. Aquella. Grande y una. Que ya no es. Ya no son. Ya salen a flote. Pese a seguir ahí. Omnipresentes. Sin ser ya omnipotentes. Ni inviolables.

Si voy a ser de España, permítanme la libertad que se permite cualquier nouvingut sobre la apropiación de la lengua, que viene un pinche NEW olmeca a la mismisima capital del reino, y supusiéramos que esta NEW nobleza se redifinió a sí misma para, con y dentro de un pueblo NEW, más grande que la suma de nuestras grandezas de España. Tocado directamente por nueve gracias divinas de diferente procedencia, todas ellas sagrados sacramentos de la NEWfe.

Localizada justo en las las antípodas, alla dónde nuestro pasado resentimiento mutuo de animadversión pura, de los unos y los otros (estos los incluyen las), que aquí, cada vez más en plaza pública, describimos sobre (y para con) unos subnormales con los discrepamos a un ratio de 1:99, y a los que adoramos contravenir de todas las maneras posibles. Bienvenidos al debate celestial entre las dos Españas divinas. El ocaso de lo que un día llamamos grande. La España que tuvimos. Las otras Españas. La dualidad inequivoca de nuestro desprecio mutuo. Nuestra sagrada cruz en penitencia flagelante. NEWinstituciones. NEWSI.

La NEWSI acabará teniendo desmedido poder. La creación de un monstruo.

1:99.

Un lait motif ticatalán.

Frases cortas que llenaron las paredes del grafitti de la nueva capital: NEW barcino.

Por un lado nos prostituimos; pero por el otro también.

Los nueve mejores juegos de palabras de mi abuelo.

La herencia de la insolencia del que hace reir de la familia.

Como el abuelo.

Teóricos del humor nomás del caribe.

Como caribe transformado, nos vamos al otro que distribuimos entre este humilde NEW TICO COMMONS, la evolución de esto otro que desde esta honesta y sensual cinturita de nuestro NEW continente: NEW América. Presente: presidente.

Mi nuevo show de presidente de lo que vamos a ser de ahora en adelante se presenta como una lección de oratoria de fin de 2020. Una tarea para el último día. Uno de esos clientes que deben comprar antes de que finalice el año. Pon un anuncio, que tienes nueve cosas que venderles.

Alguien que no tenga regalo de fin de año para regalar. Aquí un repositorio de 99 regalos para que la gente chingona de este NEW pedo le entren con el gusto de la exclusividad de unos cuantos. No son ni todos ni nadie. Es un punto de encuentro colectivo suficiente. Más allá de lo que nos dispusimo en un momento dado a forzarnos a transcurrir. 99 minutos juntas. YA FEMINISTAS.

El feminismo, como ALLS, son sitios de llegada.

Allá se va.

NO SE QUEDE ATRÁS.

VENÍ.

VENGA.

NO TENGA MIEDO.

ESTOS SON LOS NEW VALORES QUE TENEMOS PARA SU SANTIDAD.

Y ACÁ FRANCISCO LEVANTA LA VOZ.

Y HABLA CON JESÚS POR NOSOTROS.

Por que yo su carnal menor, no puedo hablar directamente con él. Tras haber sido Él.

Él.

El título de este cuento.

El título de esta novela.

Era novela y cuento a la vez. Y era esto. Pinche recurso culero de situarte dentro de tu obra. Ya sea con el velo del director. Con el matiz del guionista. O la interpretración del actor. El artista pues. ¿Qué pues no requerimos todas ser artistas? No requerimos ser artífices de nuestra revolución de la reconerversión del sistema del todo. Por completo. Capgirar el toque.

Pam: rolas.

99 rolas.

99 roles.

Hay (los hay pues, para Perez Reverte, Varguitas, la mujer zapatista que le toque hablar por todas, Presidente LÓPEZ. Presentes. Subcomandante Marcos, Golman, Ronald. Oceano Infierno. Gabilondo. Maragall. Robert de Ventós. Los originales habitantes del Palu Robert. La rehabitación de el espacio de la casa como habitatge.

Una peça d’habitatge. D’habitar espais NEW.

El meu projecte urbá-social. El uber de les noves societats reconstituides en un nivell més elevat del nostre potencial reconciliador a plé rendiment. El moviment que pretendiem fer quant a fora d’aquí veiessin cóm sóm capaços i capaces de dur a terme una reconstitució de lo que voliem dir que erem-sóm. Perque som-hi.

Som-hi.

El nom de ça peçe.

Això és per fotrens.

Tant sols una miqueta.

Venvolguts; sóc el vostre president.

Espereu que agafo el mando.

Vosaltros. Voltos. Voltrus. Voltrüs. Völtrös. Vosaltres. Vos particularmente. Y te pasás al castellano como si no tenés la cordua de un español cualquiera en el set de Jamón Jamón. ¿Quién escribe vuestros guiones?

Somos otra cosa. Venimos desde las antípodas. Y nos encontramos por primera vez. ¿Qué coño creéis que os voy a soltar por bonito?

Algo que sólo un español, español, español entienda. Reconvertido del plan nacido en los bosques de la montaña de la nueva capitalidad de la NEW humanidad. New humanity. NEW humanity. Esa es la forma correcta de escribirlo. Habrá penalizaciones millonarias a quién ose no escribirlo como la regla dicta. Con Pérez Reverte de guardian de la puerta. Una especie de cadenero de discotaca cultivado y sagaz para rozarse con los señores de los 99 apellidos primeros. Una especie de clase dinástica local. Una historia de HOLA! nunca contada antes. El valor de las 99 familias españolas. Cualesquiera ellas sean. Estas son las mías.

Si me queréis iros.

Pero dicho con la frase exacta como lo dijo la tonadillera en su día con tantísimo arte. Si me amais veros. Si me queres fueres. Si me adorais daos. Si me idolatráis por cualquier gilipollés no me toqueis los cojones hijos de la gran puta que os reviento.

Eso queda muy feo. Censúrate. GOLman, censúrate. Ahora que has llegado a lo alto de todo. El juego finalmente te da la entrada como un futboartista particular. Abanderado de la revolución última de la historia. Como si lo que hubiera que hacer fuera desvelar las cartas que vamos quemando. Las jugamos ya. En un tablero universal que ya se está moviendo esta dirección. Se trata de un despertar social en toda regla. De seguir otras normas. De darle vuelo alto a nuestra tarea de reconstitución. Vamos a darle a este programa un sentido de explosividad del optimismo del momento en el que reabrimos el grifo. Sociedad sedienta de otro cotexto. Sin temor a los conservadores. Los nunca han sentido el anhelo de cambiar. Aquí os va la mejor propuesta que les hayan hecho nunca en su puta vida. Todo a la verga. A_LA_VER:GA. Se puede escribir así: lo acabo de hacer. Por mis NEW cojones.

You take cojones away from you.

And steal it in front of everyones screens.

The uggly thruth behind our fears.

People complaining how to explain mature feelings to their children by having to answer to Soul’s questions.

Soul’s questions.

My first NEW América sitcom.

A first commercial blast.

A blow off the roof productions film.

The first of its kind.

A new way evere way.

Evere is a new word from the NEW language: ticatalán.

I gave myself some nifty new tools to dominate my privilegde. NEW spain fron NEWELI.

Leave questions in the air.

Tasks we must undergo as NEW systems to reconsider.

Reconsider as a poet’s obssesion.

Same poem 99 times.

The sort of shit that would give enough time to allow completeness to entend into an infinity NEW trend.

We’ll a bit more than what we are told.

I have a NEW learning system.

The system itself considers the possibility of overflowing the ultimate state of joy: absolute consciouness into a NEW time: warrantied. An alternate NEW market. A new beast to balance the schemes of power games within the capitalist framework. How are going to lower the weapons. Let’s pay attention here, war lords. Let’s cut to the chase. We know you deal with weapons to the active local compensated with the two things that move that market: blood thirst money.

Like a game that’s played by some

And then you got labor stories.

There you find completeness of an untold story.

The working class stories from NEWCAR: el Carmelo reconstituido de un vecino escritor de la calle Dante Alighieri. El pinche guey supo que tenía que ser una versión del Cardenal, del grandioso Manolo, el del Sevillano y del Delicias. Un pijoaparte de New América que subió directo a la montaña y se quedó allá meditar 99 días. Al día siguiente bajó por la ladera del monte sagrado de NEWCAR: el glorioso monte carmelo. ÉL monte sagrado de la mitología NEWbarcinoana.

El monte Carmelo es el monte sagrado por estar escondido. Es un monte secreto también. El descontrol de este espacio natural sería una violación para los derechos que tenemos los que habitamos el espacio colectivo de nuestros parques naturales. Mi sesgo conservacionista por venir de una pequeña cultura que entendió (maes síganme un toque y van a ver cómo vamos a ganar el mundial con esta vaina, sea por las circunstancias propias que el guión nos guía para retratar la abundancia del recogijo de nuestro bienestar elevado a la 99 potencia. ¿Viéras?

Y uno se lo imagina. Se lo dejan de tarea. Se los dejo de tarea. Póngase en situación. Ahí les va una publicación. Ahí le van 9. Ahí le van 99. Ahí le van 999. Ahí le van 9999. Ahí le van 99999. Ahí le van 999999. Ahí le van 9999999. Ahí le van 99999999. Ahí le van 999999999.

El posibilismo de la serie del nueve.

La denominada serie sagrada.

El autor decide sobre los determinantes simbólicos de la distopia que se nos ocurre pertienente. En el modelo escolar que para los nueve años te dan a la tarea de definir como mínimo nueve ensayos de dispotias distintas en un plazo holgado de nueve año. Nueve años de aprendizaje de una cuestión que podemos acabar en nueve días. Tener el tiempo suficiente para desplegar nuestro plan. Idearlo de tal manera que transformemos la sociedad que procuramos retratar en una ficción audivisual un poco autoreferente. Desde una perspectiva que no nos podemos permitir no evolucionar a otro pedo por completo.

No es ni mucho menos una artimaña exterior para resquebrajar el pinche desmadrito que se me traen bola de cabrones. No vengo aquí con chingaderas. Nos podemos decir las cosas a la cara. Y aquí, señores, señoras, niñas, niños, los que no se afilian a ninguna de las maneras que hasta ahora les había sido posible definir exactamente quién decidíamos ser una vez tenemos consciencia de la multiplicidad de estados de la naturaleza de los tradicionales, a lo más, dos maneras de ver las cosas. Y encima la obsesión recurrente y crónica de autodestrucción entre vecinos. El odio entre las tribus. Los pleitos de vecindad. El foco de las historias periféricas. Desde aquí les escribe este novel autor, autodenominado futbolartista por el interés de fusionarles. Al futbol y arte. Como si entendiera que es un juego pertinente para poner sobre el NEW tablero del juego social al que aspiror atraeros.

Un tema resuelto de su multiversalidad de disrupciones.

Las reglas de una sistematización desde las bases del pueblo reconvertido: por la idea de un emigrante que se asumió como local para venir desmontar el estatus quo con la versión más surrealista de lo que puedo rescatar de lo vivido aquí mis primeros 20 años de ese milenio. Como si desde los pueblos tempranos de un milenio pudiéramos dejar un mensaje para últimos veinte del fin de lo que será este milenio. Si todas esas generaciones pasaran. Si asumiéramos la elasticidad del tiempo en esas dimensiones. Y nos perdiéramos en ella. Ahogaramos en sus mares nuestros desasosiegos sin sentido. El arte de autoflagelarte y reconstituirte en el arte mismo de ser quien eres, y simplemente estar vivo, leyendo un buen libro, a pesar de la distopia. Siempre presente. La distopia del estatus quo al que ahora llamamos capitalismo de los últimos 200 años, como si nos hubiérmos dado cuenta de lo que se pretendió con aquello en la época en la que nuestros juniors decidieron emprender la faceta psicopática de la conquista de otros pueblos hermanos a los que en nuestra subnormalidad los consideramos con amplio cinismo: inferiores. El corazón henchido de unas 999999 mujeres que se consideran en las antipodas del feminismo porque consideran que es una artimaña bolivariana construida para venir a destruir su mundo de desperate wives de barrio de la clase de abolengo de los Madriles y sus extrarradios amplios como la mancha ancha. Ser capital. Así tal cual. Como es, con su gracia y ritmo julioiglesiano. Con esa sabiduría de Valle Inclán que corre por las venas de los que lo han leído. El resto podrían caer desplomados en un fenómeno paranormal, que no dudaría un alcalde con dos NEW pares de NEW cojones, pedir a un artista menor al que deseaba promocionar a la realización de la película en la que dicho alcalde de la NEW capital de este otro Reino NEWMAD, capital hispana de esta otredad. Cuna de la RAE. Los vargallosistas.

Las filas latinoaméricanas de vargallosistas enlistados para el frente de sus ejercitos infernales, esos aprendices del autor, en su multiversalidad de maneras que sus sagradas palabras nos ha dado pie a criticar. No se crea. Es fuego cruzado de una tendencia de algunos escritorcillos menos de la supuesta quesque izquierda que nos gobierna ahora en la transformación definitiva de lo que cretinos que fuimos en cierta parte de nuestra historia mexicana de éxito. Lo que nos habían vendido que éramos. Y lo que realmente somos. Lo chido de verdad. Lo que nos queda de habernos reconstituido hermandad. En nuestra infancia. En los setentas y los ochentas. Atentos los que allá vivimos. Alivianen sus pedos. Vamos de vuelta a nuestros pecados. Los que ni vemos. La violencia machista de nuestra sociedad así como la vivimos. Y ahora que entendemos que no mames panzón. Nos pasamos de verda. Las vergas por delante. Luego luego el chiste con el chile. El chile fuera. El chile dentro. Pica y pica. Más y más. En plan ¿qué hacés? Qué rico. Buscado con la normalidad con la que nos abrimos de piernas cuando la intención es mutua. La no violencia de la relación consentida. El bienestar de todas las mujeres sexualmente liberadas. De sí mismas. De esta dominación heteropatriarcal que denuncian. Y que implica su vida en sí: sus derechos. Como ante la dramática circunstancialidad de que me suceda a mí, a vos, a tu hija, a tu hermana, a tu amiga, a tu madre, a tu tía, a tu sobrina, a tu mujer, a tí, mujer, a quién esto Dios no quiera.

Una parte de nuestra cultura está constituido por un pilar que consideramos superior desde que ponemos más peso a lo religioso que a lo civil. Lo que tenemos como ciudadanos y lo que tenemos por nuestra afiliación a una creencia es sí. Una comunidad autoconstituida alrededor del funcionamiento de una orden. Una orden como doctrina social. Con nuestros valores y nuestros modelos de emprendimiento, en nuestras sedes del saber. Nuestro saber: en todos los niveles. La doctrina religiosa como parte de lo mismo que asocio con la escuela. Los nuestros. Estar dentro o fuera. No me importa la respuesta. Es parte del dogma: excluir a quien no cree.

Llamarles pecadores.

Apuntarles con el dedo.

Aunque vaya en contra de la metáfora que Jesús les dejó interpretada en el performance qu eacompasó con sus doce colegas masculinos. Y una nena. Magdalena y Jesús en un aire de seducción de mutuo acuerdo. Un evangelio apócrifo escrito por Golman Mohammed relata el elemento sagrado de esa experiencia social a la que ahora entendemos que Jesús también tuvo acceso, y no la patraña moralina que nos traía el último concilio vaticano y sus 9 predecesores. La contienda de la doctrina se puede practicar desde adentro, y eso fue en realidad lo que llevó a Francisco a petarla entre la curia: el entendimiento de la globalidad de la acción de la autocoordinación de los sistemas complejos sociales, más allá de las fronteras de las creencias que nosotros mismos retroalimentamos con nuestra pantomima de relación directa con Jesús, la virgen de la Macarena, bailando la canción, con un purito en la mano de unas hierbas sagradas que el hermano mayor de Jesús trajo y desveló en una anunciación el último día del peor fracaso cósmico de la grandeza omnipoderosa de nuestro patético Dios Padre. Te la mamaste, pa. En serio, esta vez se te fue la cabeza. Humanos culpando a Dios. Con un dedo que le apunta a los ojos. Y los ojos se ven. A sí mismos, y se amenazan de nuevo. Desde la mirda. Desde la fimeza del índice que transporta el lanzamiento de nuestro prejuicio de guerra beligerante. Guerra a guerra sin tregua.

Al que intente.

Anunciar la guerra como acto de paz.

La lógica de nuestra necesidad armada como un doble juego de nuestra doble moral alimentando el fuego de los beneficios sociales del tráfico de armas, las guerras, los holdings participados por industrias de armamento. Esa parte del PIB. El dinero A y B. En grandes números. Y su derrama social. El prejuicio de como terminar con el poder de los que lo ostentan. A qué países hay que irse. A qué nueva historia hay que seguir. Les propongo que a la nuestra. Que a nuestro puto aire. Ahora van a ver lo que el futbolarte puede generar, una vez que hemos vivido el año en el murió Maradona.

Y recordarlo sólo por eso. O por la lucha feminista. Las argentinas que lo llevaron a las cámaras y lo voto un pueblo libre reafirmando el deseo de una ley que nos una. Por haber pasado por ahí. Por el debate público de lo que implica la reconstitución de nuestros cuerpor libres de violencia machista. Los nuestros. El mío el primero. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. La iglesia católica también es responsable de ese pecado. El solapamiento de la cultura heteropatriarcal está viciada por la doble corresponsabilidad de los hombres frente a las mujeres. De la iglesia sobre las mujeres. Y sobre los niños a escondidas. Vandidos. Papis. Adultos que han visto lo que es vivirlo. Y haber de callarlo. De soportarlo. De no poder acusar a la autoridad en medio de su abuso. El abuso de los abusadores. En qué momento pensaron que ese era el camino. Lo penado. La responsabilidad de la reconfiguración moral de las mente libres de pecado de la comunidad. Los que tiran la primera piedra. A que no hay. Ya nadie queda. Iglesias vacías. España actual. Iglesias. Vacías. Vacía. Una dualidad de dos culturas en las las antipodas que definen muy bien lo Caín y Abel de nuestra españolidad a odio perpetuo.

El odio español.

Español, español, español.

Lo injusto que sería sólo apuntar a una de las subtribus de todo el reino, siendo estas bestias tan salvajes. Salvajadas reales.

Salvajadas reales.

Y mae, qué salvajada.

El nuevo reality tuanis.

Mae, al chile, nosotros ya ganamos. Desde hace pura vida de años que estamos ahí. En un nivel más sublime. En una vara más parecida a la salsa, que a la capacidad de lleguemos al ataque con un poco clase mezcla de nuestra cultura de la creación de juego, lo que hacía Jaffet, o Paté, o como aquél 10 tan fino de la Liga, como se llamaba el mae, me viene Arguedas, pero ese era Osquillar, aquél fulano tico que se casó con una mexicana. La otra historia de nuestra dualidad. Ticatalana.

La dualidad es mi pastor, nada me faltará.

La dualidad es mi pastor, sin piña.

Nueve. Mi uno más ni uno menos. Con un único número resuelvo el dilema matemático planteado. Escojo el nueve. Una vez haga este truco el mago ya no tiene manera de mantener la ilusión frente a una sociedad entera reconstituida: una vez pasada, entera, por el aro de ALLS.

El día dos del movimiento

Han pasado minutos del nuevo día; seis, a penas. Y ya siento que todo cambió. Quizás es una situación muy personal. No cabe hablar de un cambio global, y mucho menos, de una emergencia colectiva. Menos todavía si no he sido capaz de publicar mi post del primer día. ¿Por qué sigo en la sombra? Porque sigo en la sombra. Lo se, no lo discuto, pero no lo entiendo. O peor, me rebasa, sin que pueda responder a dicha contradicción. Mi acción y mi voluntad parecen estar alineadas al movimiento, pero algo me ata, todavía, a la inmovilidad del no-ser.

¿Ser o no ser? La pregunta es válida. Inclusive si no eres hijo de rey. Inclusive si tu padre conspiró para matar a su hermano. Inclusive sin te sientes en medio de una pantomima tan grande que ya has sido juzgado, una y casi mil veces, por el pueblo que debe apoyarte en tu ascenso a los cielos. Cielos que por otra parte, están limpios, o nublados, en este mismo instante, descargando con furia la poca agua que caerá este mes de septiembre.

Septiembre es un mes triplemente patrio. Es muy extraño. Mis tres patrias celebran su día en septiembre. Costa Rica, el 15 de septiembre. Ese mismo día, a la media noche, entre el 15 y el 16 se consagra el grito de la independencia de México. Hidalgo, contigo empezó todo. Un cura, quién se iba a decir a Rouco Varela, empezaría la revuelta que valdría para una independencia de gran parte de las colonias en la Nueva España. Las Américas, según la visión peninsular de lo que representa el colonialismo de un pueblo de blancos hablantes de español. Nada de gallego, euskera o catalán. En la colonía lo que se exportó fue la lengua y la cruz. Y con eso valió. Y de vuelta, como nos recuerda VOX, se trajo la patata y se dio de comer a Europa, muerta de hambre, todavía flipando con la edad media, la peste y el oscurantismo que se vendría después, cuando la gran institución española por autonomasia llegara a su cuota más alta de poder celestial: la sagrada Inquisición Española.

Poco se le hace fiesta a las tradiciones abortadas en el pasado. Como si un día se abolieran los toros y nadie más nunca se acordara de aquellos días de fiesta en las Ventas, chulapos por dorquier, o por la Maestranza, con señoritos andaluces engalanando la corrida de una manada que no peca, nunca, de falta de bravura. Quizás los españoles requieran otro tipo de alegorías para poder ensalzar sus egos marchitos por la escasez sexual de su condición de alfa. El hueco del que sale un español besando a la muerte mientras escucha la cabra dictar su próxima faena, como un verso de trap que se cuela en el extrarrio de un pensamiento sincero de la última masculinidad que quedó libre de tirar aquella piedra. Lo cierto es que Jesús se presentó entonces, ante el pobre chaval, sobrecogido por las dudas, las mismas que tentaron a su hombre en el desierto, y como hermano, le tomó de la mano y juntos desatoraron una contractura interior que finalmente se relajó con el soplo divino de un milagro. La sexualidad española necesita un poco más de homoherotismo para dejar al macho alfa depilado ante el espejo, seguro de sí mismo, de su grandeza como bestia, para el deleite de sus colegas, que ya no tienen miedo, ni apremio, de mostrar libres en público sus erecciones.

—Pero… ¿esto qué es?

—¿Sabes lo que te quiero decir?

—Más claro, azucar.

—¿Comor?

—Lo que has oido. No te hagas el mustio. Que bien que habías esperado este momento, tonturrón.

—Pero ¿de qué me estás hablando?

—Anda,… no te hagas el estrecho… no te va.

—Como me toques…

—Anda… ¿pero qué tenemos aquí?

—…¿qué me has hecho?

—¿Yo? Nada… si parece que tiene vida propia…

—Me has hechizado… ¡comunista!

—Si esto te canto un cara al sol…

—Pero ¿qué haces, joder?…

—…

—…

—…

—…no pares…anda que…oh…

—…

—Jo-der…sigue…

—…

—…sigue

—…

—…no pares…

—…

—Sigue…sigue

—…

ALLS

Mi primera obra en euskera: Golman, papá.

Pasar la noche aquí es mi camino. Que follen a Santiago. Esta es la nueva palabra. Escuchad nuestro último evangelio. Una especie de tercer tiempo de nuestros dos libros sagrados: antiguo testamento y nuevo testamento. Escuchad con atención el NEW testamento.

Yo solo voy aprender a decir estas 99 palabras en euskera. Serán las 99 de Golman Elizondo Pacheco, el último hijo pródigo en volver al pueblo.

Perdonad si me enfilo con una historia que no venga al cuento. Me llamo Golman Elizondo Pacheco, y he vuelto a casa.

Arriba Aurrera.

Es un chiste con doble sentido. Casi todo lo que os voy a contar tiene, al menos, dos sentidos. Y a lo más nueve. Nou, como decimos en mi/nuestra NEW capital: New Barcino.

Sabía que nuestro pueblo requería de mis servicios y por eso he vuelto. Para regresar con la familia que se fue. Y todas nuestras historias. Les estamos en deuda. Somos quienes somos gracias a lo que aquí, en estos montes y estos valles, aprendimos a vivir en simbiosis con la naturaleza, con la noción del valle que sólo los que habitan uno saben interpretar respecto aquellos otros que viven en la montaña.

Son opciones. Alternativas de vida. Maneras de ver la existencia y las posibilidades que nos da para autoreconstruirnos. Eso que nosotros tantas, y tan pocas veces, hemos hecho ya a lo largo de la historia de nuestras familias: las que nos fuimos, y las que nos/os quedastéis.

Bienvenido sea el encontrar de nuestros dos polos. Nuestra dualidad sagrada: New Spain.

En la meseta central este chiste no se va a entender. Ni estas risas. Dejadles ser centralidad. Lo grande y uno tiene su gracia como lema de país. Sólo que no es el nuestro. Y no aguantan que les digan eso. Eso es lo que nunca entenderá alguien que interpreta que la montaña es Sierra Nevada. Y nada más.

Los pueblos libres se autodefinen 99 veces al día. Ni una más, ni una menos.

¿Querías una nueva narrativa?

99 tasas.

Mearos en 8 apellidos vascos porque yo con uno solo, de aquí, nuestro pueblo sagrado, capital de todos los valles, centralidad de todas las montañas, Elizondo les espera para reestablecer el control de tu insípida existencia, hijueputa.

Mae, todo tuanis……… hasta esa última palabra. Acá, por alguna extraña razón no se entendió.

Señores, y sólo señores, en nueve sitios distintos del pueblo, como normalmente se reunen en comunidad ante un evento en el espacio público, en el que esta vez, se topan con un nouvingut: Golman Elizondo Pacheco. Servidor.

Vea, yo vengo de un valle más allá. Es otra centralidad trascendental para lo que vendrá a ser el nuevo modelo. La última sociedad. El despertar de los hombres libres del machismo, y las mujeres que lo celebran, en otros planos, dedicados únicamente a escucharlas a ellas. Sin que ellos tengan acceso.

El mundo nuevo sin machos.

Lo que decidimos dejar atrás.

En algún momento nuestra reconciliación será porque abremos domado a los subnormales.

Los nuestros.

Nuestra propia purga.

Asumir tu subnormalidad superior.

La que cada uno enarbola.

Sin poder escapar.

A nuestra innata estupidez: la proyección de nuestro torpe mal.

Mejor mandar en el Infierno que servir en el cielo.

La dualidad entre los ganadores y los malvivientes.

¿Acaso no es ese el debate?

Tú ya tienes un juicio sesgado del otro. De tu propio vecino.

Cada personaje del pueblo vuelve a ver a su vecino. Y lo (re)conoce. Le hace un gesto. Un aplauso. O un silbido que cruza el pueblo sabiendo. Sin temor. Como el canto de un pájaro local, que si hubiera querido ser nomás el poeta local habría apostado por el tucán, por primera vez aquí en estas coordenadas. Tan nuestras. Tan bien paridas. Joder, que somos la capital de un valle cojonudo. Que tiene la humildad de saberse bendecido por la astucia de los primeros colonizadores que llegaron a los alrededores, pasando por nuestras montañas sagradas, y llegando, río abajo, a la plaza central de un valle como el nuestro. O como uno del Ajusco. O de Valle de Bravo. Donde yo vi las estrellas. Algo mágico: como esto.

Pasar la noche aquí es mi camino. Que follen a Santiago. Esta es la nueva palabra. Escuchad nuestro último evangelio. Una especie de tercer tiempo de nuestros dos libros sagrados: antiguo testamento y nuevo testamento. Escuchad con atención el NEW testamento.

Insultos sublimes

Corría el año de 2014. El mundial se jugaba en Brasil. Las redes sociales ya habían llegado. Costa Rica no sólo estaba presente, sino que sería protagonista en la contienda. La vida era bella. Como cada cuatro años.

Insultar nunca es un item de los programas de educación. Se enseña lo contrario. A ser respetuoso, inclusive con aquellos que piensan distinto a nosotros. Inclusive cuando se puedan estar refiriendo a uno. O directamente cuando utilizan a tu persona para hacer una metáfora. Un ejemplo común. Siempre es más fácil utilizar una referencia que crear un argumento sin ella. Pega más. Llega más rápido.

Evidentemente esto no es una apología al insulto. O qué cojones… sí lo es. Porque nos encontramos ante el insulto más sublime de todo el milenio. Dos personajes públicos arrancándose el pelo, como si de hermanas Kardashian se tratara, se enfrentan en un coro dialéctico frente a toda una audiencia global. O como mínimo española. Ya se sabe que los españoles entienden que el mundo gira alrededor de ellos. De cada uno. Y de todos juntos. Como si este fuera, todavía, una calavera de Colón, navegando por los mares desconocidos con el alma henchida y la confianza ciega de los patrones: los reyes y las reinas, y por añadidura, y gracias a su enorme fe, de Dios Padre, Nuestro Señor, que controla todo en las alturas; allá donde dichas alturas se ubiquen en el tiempo-espacio surreal.

El surrealismo español es insuperable. Podría competir con aquello que Bretón y Dalí suscribieron respecto a México. Quizás todo viene del mismo origen, si es que podemos descartar que el surrealismo de la Nueva España pudiera recibir influencias locales de los surrealistas indigenas en términos poblacionales, sociodemográficos y artísticos. Pero no se preocupe: nunca un académico se ha posicionado por la cultura previa a la que esta lengua defiende. La cultura, según creen algunos (gran parte) de los españoles, proviene de sus raíces europeas, y de las aportaciones que España, Grande y una, ha hecho a occidente, y sobre todo, a la Iglesia Católica. España se bate a duelo en Europa contra las grandes potencias mundiales: Inglaterra y Francia. No le interesa medirse con nadie más. Con dos vecinos tan poderosos tenemos suficiente en nuestro plato, como para despreciar al vecino del sur, como por corroborar que somos europeos.

Si tenemos una historia común nos sirve para saber cómo os ilustramos. Barbaros. Salvajes. Incultos. Gracias a nuestra empresa, a la Corona, y a la gracia de Dios, sois quien decís ser. Ahora, si os va bien, os presentamos nuestras marcas multinacionales para que sigamos nuestros lazos fraternales de negocios. La vida sigue su curso. Y nuestro cinismo no tiene fronteras. Vamos más allá. Que ahí, estaremos mejor que aquí.

Insultar nunca está bien. Pero llegado un punto en el que no queda alternativa, hay que saber apretar el botón correcto. No por nada. Sino por cultura popular. Y aquí tenemos el ejemplo más sutil de nuestra lengua: Maldini, cómeme los huevos. Es internacional, sabroso, conciso y metafórico. Vemos a un pelón y a un «melenudo» llegar a ese punto de no retorno. Los dos hombres de paz, con carisma y personalidad. Ensalzados por la verborrea flácida de una metáfora inoportuna. O de un juicio fuera de tempo. Como nos sucede a todos. Y ante tal situación: snap. Calentón. Ritmo. Poesía. Cómeme los huevos.

Un canario y un madrileño. Nunca mejor expuesto el centralismo y el extraradio. Rosalía no lo hubiera cantado mejor. Esto es la New Spain. A quién le guste bien. A quién no, ya sabe: cómeme los huevos.