Lio se fue pallá

La ausencia de un pilar

El primer aprendizaje del NEW procomún: déjalo ir.

Perder es dificil.

Lo más dificil.

No se aprende bien.

No es que no se enseñe bien.

Se obvïa.

Se trata con racismo, clascismo, chauvinismo, machismo, cinismo, heteropatriarquez, ranciedumbre, gilipollés, subnormalidad, violencia, ………

Espera.

Cuenta.

A ver.

Ahí te voy.

Uno.

Dos.

Tres.

Cuatro.

Cinco.

Seis.

Siete.

Ocho.

nou: aquest soc jo. Jo sóc aquí. Des d’aqui us dic GOL.

ALLS

A ver si la gente se piensa que es fácil

Busqueda de imágenes de la frase "Lo fácil que es"

Igual y sí lo es

Y todos ganamos.

La idea es estar mejor.

Pero el escenario más negativo, uf.

Hay que ver hasta dónde hemos llegado.

No veas.

La de Dios.

Dios Padre, en particular.

Yo soy más del espíritu santo.

Yo soy más de Blue Demon.

Azul-limón.

Lima.

Antípodas.

La salvación de los némesis reconfigurados.

El problema, en realidad, está en que amamos odiar. A-ma-mos. Ma-ma-mos. Hay algo mexicano en la existencia. Y eso, está por encima de cualquier otro pensamiento místico en cualquier otra latitud de nuestra reconstituida NEW gaia. El ser y estar. Esta vez vamos a To be, don Hamlet. ¿Usté cree?

Yo le hablo a la cara Shakespeare y a Cervantes, ¿qué pedo?

Yo voy a tomar nueve tipos diferentes de psicotrópicos con los críticos literarios más cabrones de la lengua ticatalana. La grande y una.

Pero tiene truco. Tenía truco, dicen algunos, ya tarde. Hay caído. Cayeron. Hace tiempo. Piénsalo. O ya te habían visto la cara hace un chingo. O eres pendejo.

Yo me inclino por lo segundo.

Y lo primero, obvio.

Estamos en un juego desnivelado.

Nos hacen pensar que no podemos aspirar a lo puto más.

Y si lo puto más fuera un elemento justo en el polo opuesto a nuestra experiencia, ¿le daríamos chace a renunciar a la comidad de nuestro sistema más a nuestro favor?

Unleveled fields.

That’s where i’m from.

With the current technology in sneakers, clits, futbolart I mean.

Soy más flaco que el Panzón, y más gordo que El Flaco.

Obvio; de la Mora.

El elemento que acompaña al apellido.

Las familias de historias exitosas de generaciones pasadas.

Olvidemos el heteropatriarcado.

Y nuestra herencia colonial.

Usted puede; yo también.

Vamos.

Mi identidad es olmeca.

¿Tiene usted un problema con eso?

¿Ha entendido usted mi creencia más sagrada según como la reconfiguramos (o al menos así lo propone el manifiesto, que es lo esto es, como un himno infinito a la alegría prensente, que nunca más se fue: ALLS) a partir de un acuerdo NEW que entre todas, primero, y 99 días después, todes, para por último dar entrada a todos. No hay exclusiones. Ojo: esto para algunos va a ser una primera vez.

El privilegio familiar de nuestra herencia genética en forma de la digna historias de todas nuestras familias.

End the war.

Deweaponize the narrative.

Lay down the weapons.

This is God Father Speaking, I hate guns and violence, is that understood?

Do you dear question God Father?

And here you have two kinds in a dual simplified version of two opposite ways of looking at just about anything you can think. Anything I can think. Anything anybody could think. A NEW social game. A trick for tricks to do the trick.

Just literature.

Trying to sell books.

99 of them.

9 days before Sant Jordi.

Imagine how many will he sell in Sant Jordi: condensed expression of author-reader community growth. We are going to grow together out of this shit hole messed up status quo we have right here, right now. Oh how much it sucks. The series. N.

N could be many a thing, actually.

It could be my NEW brand. Just using the first letter. One letter meaning practice. In a holy way. A NEW santified testimony from another, the NEW son of God. Officially branded. Imagine if the bible has so far lead the publishing industry numbers, what other book would scale up from a coincidence, from a joke we all laugh about, ,not just in the darkness of a movie theather in the NEW capital of the Tico Commons. It’s traslational game. A NEW society uprise. There is no more waiting for a plan. This is the NEW plan.

Explaining the NEW plan for dummies.

A NEW code system.

A NEW language.

A NEW leveled field.

A NEW religion.

A NEW learning cycly theory and living lab experiment for you to ignite the reverse game we need to plan to back up from the abyss.

A NEW fear.

A NEW pact.

A NEW identity.

A NEW narrative.

A NEW reward system.

A NEW community.

A NEW creed.

A NEW sheppard of people from all time. That’s why we are heading back. And connect with Jesus in a fair enough feedbackloop parabole to address the need to include the multiversal elements that will make undestandable the NEW social resilient (W)holy system.

srWhs

That’s a thing.

That’s bigger than Stranger Things.

I don’t have a clue what Stranger Things is.

I’m not in it. Nor in Harry Potter. Nor in Lord of the Rings. Nor in World of Warcraft. Nor in dressing up for neither Holloween or just because. I don’t have an excuse. Unless I’m interpreting a role. A social role. A happening act. A happening act. The collective fiction of an all together time. A wholy NEW state. A place to be. A feeling to nurture. A society to evolve into. This is poetry and history in the making.

O > Ye

The olmeca head experience. Ye’s ride.

The things he’s seen in in this (W)holy exploration. The shamanic learnings of the olmecan ancient NEW believers in an essential way of understanding our belonging to living ecosystem in which the way we’ve bonded with nature, with mother, with father, with family, and spread this simple message of a social will for our transformation into the aspiration that we ought to address in the biggest concentric circle we can actually address together without making either too complex, too long, too unmodern that people would not get it, and forget about, bored out of their Tik Tok excitement. Golman scored a tripple hat trick in the NEW camp King’s league final.

I can be that guy. God Father wanted me to be that guy. Prepare for it, HE said. And I just followed intructions. HIS. And this thing you are reading counts as terms of service. To NEW believing in elsewhere else. More than we can eat. This is bigger that the Beatles coming up to the stage and slapping Will Smith out of the blue. Keep my NEW system’s profet name out of fucking filthy disguting mouth, you little fuck, I hate you, I hate you, how could you, how could you, did you feel my palm, negro. Did you? Did You? Talk to me? Will Smith is quick. Of mind. And hand movement. Mohammed Ali just striked a blow with an open palm. It’s called palming. It’s heteropatriarchy’s fuel. It’s becomming stinct. Warning lights. Some people getting nervous. They white CIS males top of the mountain: the male elite at the 1% KINGDOM. DICKDOM.

FUCKOM

You see. You are going to love hating who you already hate. Hate is human feeling. We don’t want to loose it. We love hating so much. We wouldn’t dare leave it behind. Forgotten. Why would we? We are not that smart. We are never ready. We are always late. We are trying our best. Give us a break. You dicks, fuck off. Hetheropatriarchy’s fall starts today. At last. You fall. Like all of them will. Feminist who were abused long ago. There is crime. Long ago. Nobody in that society did anything to battle that. It’s a documentary. And they are speaking out. It’s their story. Against the people who did this and «got away with it». What has heteropatriarch dickheads gotten away with?

Let’s start a ranking.

A social true story.

To exciting to miss.

The final joke.

It’s on all of us.

But them.

Please.

Allow them to glow back to normal.

Grow out of macho priviledge.

Drop the macho act.

It’s so dead.

Like dead we praise the day.

Today.

The here and now.

The sparkling wine.

The sent of love ones breath and wet lips.

Your dear tongue.

The act of love.

The secret bond.

The will of the gods.

The vedas and buddist ways.

Their central ideas to resist.

The way in which we have all kind of done our best to figure out what it is we are doing here. Common, it’s hard. And a bliss. And sometimes we win. In from of gala. In a show on the TV. Dad, I’m on TV. Mom, this is for your. Dear love, thanks for bearing with me and keeping me insane. I fricking love to be at the edge of touching rock bottom. And glow back to the top. As you were supposed to have achieved. The high rolers life. The fictional being. Right at the top of the game. And have a say in this NEW thing. The NEW thing everyone is talking about. For 99 days in a row.

This is the real NEW deal.

It’s going to happen in this time frame.

And it’s gonna play in a different direction.

It’s leaping out from here.

The hell away.

To the limit of chaos.

You get a tour through 99 explanations from Golman of the limit of chaos. And this other 99 topics.

They are hosted in my page.

This is my free space.

I’ve built it ever since.

But didn’t care to arrange the design.

I just did it.

But I did it already.

What I have done is what I have done.

It’s not a Rajoy game of words.

I’m not that great of a surreal poet.

I’m in a different dimention.

But I appreciate the laughs.

And the serene atmosphere around gun holding popular party voter.

My 99 PP tour.

Yet another list.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

________

The top 9 pp voters stories. Start with the young ones. With those pastel swetears. Those clenchas. Girl from Venezuela are going to love those handsome NEW spanish salamanca bourough hunk. Well shaven boddies. The antagonist of bearded hairy hippies and communist bolchevics okupa terrorist. Those two poles. The movie is about that. Antogonisms. Nine pairs of them. To have real life common experiences. Even if they are lame. We are going to cure ourselves by travelling to the antipodes. It’s an act of NEW free will: collectively.

This is the time of the olmecan NEW revolt. It’s the backwards revolution. It flew from the past upon all of the spirit of our wisest old wo and man. This is the upgraded version of their message. This is where we all keep our respect towards what we pray to, and how we relate to the Gods that populate the multiveral scenario of the well being restored into a simple concept that could be assimilated and adopted by the entire society. Like a NEW gift. A gift from God Father himself. Who again, sacrifices his second son: Golman. So here I am. Delivering the act. The performative act of an artist AntiChrist who is really the second son (again HE lacked the sensitivity of sending this time a girl, so that HE would get up to date to the current ways in which the feminist movement has come to the front line and lead the way in to the clensing history period in which macho rule CIS white priviledge was abolished.

Date January 24, 2023. Which is actually in the NEW scope of time (the backwards direction). The true surreal movement. Going in the opposite direction. By matter of principle. You come down to Europe to write literature, so I wrote scripts in prose. To be taken to the postcinematography level. In the NEW grounds of an emergent art form and social gamming scheme, for all AI, for business models, for all individuals, present, future, past. The wholy sense of balance.

The way in which our 9 religions provide us with rules. The moral law of a NEW time. Because we can. Because nothing is holding us to this piece of shit. And also, this piece of shit we love. Because we’ve lived it. And consumed it to dead. In the meaningless path to the postcapitalis male driven consumerism to reach a Rich & Famous partying elite. That’s as good as your game goes. You are part of the priviledged ones. And thank God we can all get our psicotropics and vice. So we can all shook up. In which ever way we choose. Knowing the risks. Enabling the filling information of the characteristics of NEW sets of states of nature.

I’ve written a book.

And 99 tales.

The story of NEW world.

A literary tale.

I’m bigger that a Hobbit.

Darth Vader me la pela.

Ignmar Bergman felatio a Felini.

La Virgen de Guadalupe volando en Quetzalcoatl aterrizando en el monte Carmelo. En otro Quetzalcoatl cuate San Juan Diego aterriza el La Rovira y deposita una cabeza olmeca de 9 metros. Es un regalo de los NEW dioses para la población de este lado del ecosistema planeta, nuestro querido resiliente NEW gaia.

Soy un tipo que exagera en su mística sólo por tocar los cojones. Porque me gusta el tema. Porque creo en él. A pesar de que hay gente que no tenga la capacidad de percibir el subilme acto que sucede en el límite del caos. El sitio en el que la emergencia se hace presente. La noción de los estados alterados de consciencia y la vida que uno ve a través de ese momento de gloria infinita, aquí. Ahora. Ay ven.

Ay ven devorame otra vez.

ALLS

La rapidez del tiempo NEW

Vertiginoso ascenso

Una ola infinita.

Star Wars como idea. El tiempo previo a crear un multiverso creativo pleno. Que llegue a la gloria. Numéricamente hablando. En los nueve sentidos NEW que se le podría asignar al tiempo.

Ir más allá (con acento de Messi) es lo que hay hay que hacer.

No podemos hacerlo haciendo lo mismo.

Eso lo habréis oido en las incontables formaciones de escuelas de negocios explicándote cómo triunfar en el mercado actual. Ellos lo son: triunfadores.

La vida persiste gracias a ellos. Hacen crecer los mercados. La están petando. Una parte importante de la sociedad. Viven bien. No les ascedia el porvenir. Ni el mañana. Ni siquiera el hoy. Van tirando. La vida. La vida va tirando.

Y tienen problemas.

Y demencias.

Enfermedades mentales.

Tienen bloqueos.

Dudas existenciales.

¿Qué coño hacemos aquí?

Eso es muy liberador.

Saber que TODO el mundo lo vive.

El elemento común.

¿Qué coño nos une?

Con ese otro 99%.

Somos el 1%.

Y ya está bien.

Si nuestro éxito revierte en los 99%.

Cascade social benefit fund.

It’s got to rain back.

Other wise the watter cycle is fucked up.

Our balance will rise when we raise ourselves to our holiest committment. To not be.

When you hear Hamlet saying the ultimate doubt you are compelled to be. Just because not to be has a negative flow. But that’s a bias. A cognitive bias. To not be. Not exist. To be there without being.

It’s both accelerating and pausing. It’s a place where you don’t feel confortable. Either way, we die.

ALLS

En tiempos de Shakira y Piqué

Golman se presenta como futbolartista del Carmelo aterrizado en el monte sagrado renombrado

Un H2 puede ser largo. Inclusive poco claro. Sólo está ahí para llamar la atención. Entre lo que hay y lo que hay que hacer. Leer. Seguir. Persistir.

Efectivamente el 99% de las lecciones sobre el NEW liderazgo serán meros plagios de gente como Guardiola, Cryuff, Marsé, Díaz Álvarez, Monge, Rabasa, Paolini, Felini y Buñuel.

Con esos burros arriaré.

¿Arrear o arriar?

Qué aburrido. Estoy a 9 nanomilésimas de segundo (fuck segundos, imaginar otra medida del tiempo………)

Si queremos algo NEW debemos ir a donde no hemos ido. Es una reflexión idótica. Pero reléala otra vez: si queremos algo NEW debemos ir a donde no hemos ido.

Y de pronto, tras leer la frase……… ahí estamos.

Estar ahí.

Estar aquí.

Presentes.

Las antípodas de ausentes.

Es fácil.

Todos tenemos acceso.

Vívelo.

Re-vivelo.

Soc ticatalàrgento.

Soy múltiples cosas pues.

Y tú, tú mero, así así, tal cual eres ahora, puedes ser-ho.

Como una lengua nueva.

Como un paradigma reconfigurado.

Una nueve medida del tiempo. Por alterar al segundo. Y segundo pica. Ya lo tienes. NEW nemésis.

ALLS

¿Qué sentido tiene?

El pensamiento primigenio de un ser a los 9 años

Pensar. Reflexionar. Tener tiempo para no estar ocupado en la vorágine del día a día.

El día a día funciona. Ha sido así siempre. Es lo que nos sacaba de las cuevas para salir a cazar.

Nos imaginamos a nuestros antepasados con un poco de displicencia.

¿Qué quiere decir displicencia?

A veces hay que tirarse a la piscina.

Usar una palabra que no estás seguro que sea este el sentido establecido por la academia rectora.

La academia existe.

También la uni.

Y mérito.

Y los privelegios.

Y el clasismo.

Y el racismo.

Y el heteropatriarcado.

Y el Hijo de Dios en la Tierra.

¿Quién eres tú para dudarlo?


Fin de la lectura.

Es tirar la bola hacia delante.

Yo me encargo de convertir esas bolas en goles.

Es mi especialidad.

Lo convertí en un arte.

En mi arte particular.

Mi manera más noble de ver-vivir la vida.

Es todo esto que se encuentra ahora en una narrativa autobiográfica que viaja en ambas direcciones del tiempo y unos espacios-temporales multiversales.

Sea la multiversalidad mi tema de estudio.

Y todas mis reflexiones el ÚLTIMO testamento.

Escrito por Dios Padre que lleva 99 días habiendo ocupado mi estructura cerebral para transmitir, siempre según ÉL, que escribe y dicta a la vez, en un acto de desconfianza, de no saber delegar, que lo ha traído a Él mismo a bajar aquí: abajo.

Sean ustedes una de dos cosas.

Usted elige cuál será primero.

Eliga como ser libre o como esclavo.

Usted decide por dónde empezar.

De un lado hay verga.

Pero hay otro.

Ésta, y no otra, es mi innovación social.

Mi momento Eureka.

Me acaba de caer una manzana morada.

La manzana del último árbol NEW.

Si en el momento justo antes a la extinción alguien tiene un botón que nos evite el rídículo, lo único que hay que hacer es activarlo. Hacerlo fácil para que alguien, cualquiera, haga el trabajo. Ni más ni menos que darle a un botón. El botón de Golman.

Cada que usted aprieta usted alimenta mi estámina para acuidir al objetivo: el gol.

Hay historias en Vancouver, Los Ángeles, Silicon Valley, Hollywood, NY, NEW orleans, y darle al botón, y rescatarla todas ellas, a un estadio entre aquí, el presente, el aquí y ahora, el leer esto juntos y juntas, como una plegaria traida directamente desde el cielo que trajo el mismísimo hijo de Dios Padre, que bajó del cielo para jugar el mundial y hacer la épica futbolartística necesaria para cautivar a un pueblo reconfigurado sobre un espacio ulterior unas cuantas dimensiones más allá que sólamente el futbol, y unas otras, no necesariamente las mismas, ese espacio colectivo cocreado de una sociedad dirigiéndose hacia el trayecto hacia nuestra curación garantizada por el acto revolucionario de asistir juntos a una recomposición del noúmeno.

Un noúmeno en minúsculas. Por bajarle de huevos.

Esto lo va a leer todo Dios.

Y por tanto es para todo Dios.

Y Diosa.

Todas las diosas.

Presentes.

En un círculo de poder.

Ellas, solas, juntas, hiperconectadas con la manera femenina de ser-estar en el mundo. Eso que siento acá. Acá cuando soy conscientemente mujer. No por mi simple biología, sino por esta conexión con un género entero que hasta ahora no había tenido la voluntad ni capacidad de unirme en una armonía religiosa que subsiste más allá del plano en el que se le quiera describir, o vivir, intensamente, como un coro aprendido por la repetición de una lectura que nos dio una mujer que sostenía un libro y nos lo leía en el aula del primer tránsito a los nueve años.

Vamos a darnos la vida que nos merecemos.

Permitámonos crear un alter ego pragmático que pueda albergar todo el valor que el sistema promueve que podamos diseñar de la manera más sana y resiliente que pueda educar y dar pie a una comunión y autorealización más allá del egoismo de nuestro ego enfocándose única y exclusivamente en mi puto bienestar más allá de todo, todas, todes, los vecinos, la familia, la pareja, la hija, el hijo, el primo, la sobrina, la prima, la tía, la prima segunda, el abuelo, la abuelita, Vicenç, que estás en el Cielo, Santificado sea tu NOMBRE, lleno es tu recuerdo en cada anécdota que explica lo que vivimos juntos, el viaje a Costa Rica, el viaje con el que habías soñado ir a las antípodas desde esta perspectiva de un ser de luz como Vicenç als nou sortint del numero setzse del carrer Petritxol, per tirar cap l’esglesia del Pi, a fer d’escolaina al pare Chunuk, el jesuita del Pi.

El pare Chunuk era un sacerdot de Mèxic agraciat per esser un soldat de Christ, a més de pertanyer a la seva companya. El llegat d’una religió recau en els sacerdots de la mateixa? Qui ho diu? Es diu molt que Benet XVI fos un gran mestre de teologia. I podria esbrinar fent una lectura crítica de lo que va dir el bon Bent ara que ha arrivat al cel i el DéU Pare Nostra m’ha ordenat que li escrigués un discurs que després vindrà ell i ho vendrà com seu. Això va així. Vos no potser tant inútil per no haver-ho pensat abans, pero el nivell en el que Déu Pare Nostre Senyor va voler demostrar que ÉLL no era només un mascle ibèric heteropatriarca perque li vingués de gust ni res, pero ha estar una gran cop d’efecte en la entesa que he volgut que sintesiu en tota la seva inmensitat, lo que hem estat, no veguis la historia que tenim totes i tots darrera nostre: el pasat eternitzat.

Si el botón aquéll és especial és només per l’efecte de premer aquell botó, just en aquest moment.

Tres días antes del mundial

  1. anunciación
  2. entrenamiento
  3. estamos en la mierda
  4. Mira qué gordo estás.
  5. Claro que no se puede.
  6. Se puede con la versión de la parte románica, apostólica y católica.
  7. Los techos del Vaticano, sus esculturas, sus pinturas secundarias, sus jardines, sus patios, su Ospedale Bambino Gesú, io, a viamo si questo ani guanyavam el mundial.
  8. Supuesto italiano abrazando el lado macho de nuestra herencia histórica romana, para toda equis. Más allá de la capitalidad de nuestra historia común. Roma representa la ciudad a la que españoles que venía de Barcino para hacer pleitesía a la vida mediterranea de esta particular versión de nuestro porvenir universal. Vivos y muertos. La memoria de nuestros derechos adquiridos como familias, instituciones o malnacidos contendiendo el mercado dulce de la perversión de los hombres a cargo de la mascarada. Charades. Cada país con la suya. El secreto de los señores sullitos. Señoros Sullitos. La NEWSS.
  9. Sea Golman de las características que el personaje atienda, a como le dé el cuerpo, a competir los últimos nueve partidos de su vida, para meter los últimos nueve goles que trae en la chistera. Dejemos que Golman nos baile la Peluca, queremos que Golman nos baile la Peluca, queremos que Golman nos baile la peluca, queremos que Golman nos baile la peluca, Golman nos baile la Peluca, queremos que Golman nos baile la peluca, queremos que Golman nos baile la peluca, Golman nos baile la Peluca, queremos que Golman nos baile la peluca, queremos que Golman nos baile la peluca,……… Peluca por aquí Peluca por acá, peluca por delante y peluca por detrás. Se escuchaba en els estadio de Qatar, en perfecto ticatalán, este cántico que se acabó por convertir en religión. Futbolarte. Género y derechos de autoría para su explotación ante un mundo libre en el entendido de entrar a empezar un nuevo pinche juego que le quite el balón de las manos de esos pinches puercos.

La redención del arte. El último libro de Golman. ¿Te lo vas a perder?

La NEW editora de Golman

ALLS

De regalo: Viernes

El libro de Fernando Solana Olivares

En mi infancia México me permitió hacer un chavelo vergas. Me explico: a los seis años mi familia se mudó de San José, Costa Rica, al Distrito Federal, México. Corría el año de 1983. Era un salto cuántico que ninguno tenía previsto. Para todos significó ampliar las miras de lo que hasta ahora era el mundo.

La experiencia quedó marcada por un gesto muy simple: la despedida de un aeropuerto internacional Juan Santa María, al que se dio cita toda la familia Elizondo y toda la familia Cordero. Es posible que algún Morales o algún Trejos (Yeya, sin duda) también hicieran acto de presencia. No menos de 40 personas nos fueron a despedir a lo que sería el primer gran viaje de salida, por aire, que mi familia, y yo, emprendimos.

Al llegar a México la dimensión del aeropuerto ya marcó la pauta. Cuando se atraviesa por primera vez el valle de la Ciudad de México te cambia para siempre la perspectiva de lo que hasta entonces conocías. Sin duda, Cortés tuvo que haberlo vivido, quizás no con la misma inteligencia emocional que Bartolomé de las Casas. Instintivamente, me tira más asimilarme con Bartolomé, porque de manera natural, como lo explica de manera brillante Enrique Díaz Álvarez en su último libro, La palabra que aparece, tenemos tendencia a querer estar del lado bueno de la batalla dual. O de una manera más sesgada: queremos estar del lado del ganador. Nos gusta ganar. Así seamos acarreado por la masa espermatozoica que tira hacia la conquista de la penetración sublime del óvulo que nos trajo a todos aquí.

Para un mexicano no hay duda. Si tienes que escoger entre Hernán Cortés y Bartolomé de las Casas, ¿a quién escoges?

a) Hernán Cortés

b) Bartolomé de las Casas

c) No se quién son. (vale como No vale / No se acuerda)

La opción múltiple es una manera de aprender. Examen tipo test, le dicen en España. A veces nos llama la atención la «Madre Patria». Y la amamos/odiamos como amamos/odiamos a los gringos. México es así. Dualizado por su raza entremezclada: águila y serpiente.

Si la profecía hubiera dado lugar a una cuestión extraordinaria, la serpiente se estaría chingando al águila. Ahí sí entonces podríamos decir que los mexicas se hubieran chingado a los españolitos. Pero no. No fue así. Nuestra historia es distinta. Otra cosa es: ¿qué quieres tú creer?

Al salir del aeropuerto y dar un paso al frío invierno de 1983 percibí una magnitud que nunca antes había experimentado. Frente a mi había un mosaico de espectaculares que anunciaban todo tipo de bienes y servicios de la gran ciudad capital de nuestro continente. Aquello fue un salto a una modernidad que no había visto desde mi perspectiva tropical infantil. Metí la mano en el bolsillo de mi pantalón y saqué un puñito de maíz. Abrí la mano y lo regué tantito en la banqueta.

Mi niñez pues, se desarrolló en este nuevo concepto. Origen tropical, actualidad mexicana.

Chavela Vargas hizo un viaje semejante, años antes. Su transición la hizo en solitario, a otra edad, y sin su familia. Su familia de hecho la empujó a irse. Y el país, mi país, en parte, también. Y en México recibió la acogida de una gran urbanidad capital, en la que un ser que transita en las periferias encuentra terreno fertil para renacer. Y Chavela renació de tal manera, que se hizo mexicana. Porque los mexicanos nacemos donde se nos da la rechingada gana.

Yo también me hice mexicano. Fue sin querer queriendo. Mi primaria me define, como al resto de mis compañeros del Héroes de la Libertad. Primero, como coyoacanense. Luego como miquelangeldequevedista. Y de ahí pal real.

Yo vivía en aquél entonces en el Barrio del Niño Jesús. Y mis amigos vivían en círculos concéntricos que se alejaban del Héroes hasta los límites entre calzada de Tlalpan, Insurgentes, circuito interior y la UNAM (el campus entero), ya que tenía amigos que vivían en la Villa Olímpica. Ese fue mi primer ecosistema.

Uno de mis grandes amigos, Diego, tenía dos casas. Sus padres se habían divorciado. Ambos vivían en Coyoacán. Su padre en una casa colonial, y su madre en una casa en la calle Paris, frente a un campo de futbol municipal de tierra, de esos en los que la porterías no tienen red. Coyoacán es una ciudad en sí misma. Como Tlalpan. Los pueblos de la periferia. La cultura propia de las colonias en México también acarrea lo que aquí se produjo desde que todo cambió.

Cuando eres pequeño, entre los siete y los doce años, vas conociendo los hogares de tus amigos. Esa parte formativa ha sido para mi un deleite insustituible de bondad y acogida por parte de los referentes que marcaban la vida de mis compañeros. Cada uno vivía de maneras distintas, y ninguna era exactamente como la mía. Yo venía de fuera, para empezar, y no teníamos familia. La hospitalidad mexicana, pude aprender, te abraza con sinceridad y te abre las puertas. No me extraña que Chavela haya aterrizado aquí y se haya convertido a mexicana. Quién hace este zambullido queda por siempre transformado.

Al inicio de la pandemia, justo cuando estaba en el ferry entre Barcelona y Menorca, emergió con potencia el grupo de whatssap más grande de los que tengo: el de mis compañeros de generación del Héroes de la Libertad. Nos reecontramos y saludamos en un éxtasis colectivo que fue muy particular.

Diego no estuvo en ese proceso. Hasta hace pocos meses, en los que mi gran amigo Rodrigo Santos, ilustre miembro de la palomilla, lo metió. Diego entró con ese flow potente y singular, con un humor demencial, y una tendencia deliciosa al límite del caos, y como vino, se fue. Nomás conectar, también conectamos en privado, y ahí pudimos reencontrarnos en petit comité. Pudimos reconectar rápidamente y volver a establecer la reconfiguración de cómo habíamos evolucionado, y con ello, nuestra amistad. Le compartí mi página web, cosa que no he hecho, del todo, con casi nadie (hasta el 25 de diciembre del año pasado, en el que renací con el nacimiento de esta página «en sociedad»). Su lectura me volvió en forma de un feedback muy sentido y bonito, lleno de cariño, sorpresa y gratitud, cosa que agradecí muchísimo. Y luego me pidió una cosa: ¿lo puedo compartir? Ya estaba listo para salir, así que le dije que sí. Qué claro. Y así lo hizo.

A los pocos días me contó que lo había compartido con la pareja de su madre, Fernando. Me contó que su madre y él me recordaban de aquellas veces en las que tuve la fortuna de ser invitado a su casa a jugar, comer, en los que uno pone en práctica las lecciones aprendidas que nos han dado en casa para saber cómo actuar en las casas de los demás. De ahí mi predilección por Casas, aunque por esa misma regla de tres, también podría haber tirado por Cortés, porque la cortersía en las casas de mis amigos siempre fue mayúscula.

Diego me contó que Fernando escribe una columna en Milenio cada viernes, y me la compartió con ilusión. Se ofreció a enviármela cada semana, y desde entonces así lo ha hecho. De pronto estábamos leyéndonos mutuamente. Y la conexión ha sido espectacular. Desde entonces estoy viciado a las columnas de Fernando, que me sigue enviando Diego religiosamente. Fernando le pidió a Diego que le enviara mi dirección. Y hace unos días recibí un libro suyo en el que se recopilan los artículos de su columna «Elitismo para todos».

Tras unos cuantos Viernes, el formato me tiene más que ilusionado para explorar lo que sin duda puede ser un portal multiversal a todas las dimensiones que tengo por transitar. Al menos 99.

Mil gracias, Fernando por tan entrañable dedicatoria, y tan suculento libro.