Soy un personaje ruso de Dostoievski

Golman pues

Si acaso rojo.

Si a caso, rojo.

Sí, ¿acaso rojo?

Si cazo rojos.

Sí, cazo rojos.

Rojos riman con hogueras.

La izquierda no supo si armarla de pedo.

¿Nos ofendemos?

Ahora sí.

Esto sí.

¿Ahora sí?

¿Esto? ¿Sí?

La lengua española es un gusto que bebe en copa. El latinito poco refinado toma guaro es vaso. ¿Qué pasa? Algún pedo. ¿Algún pedo?

La literatura más satelital se coció en el corazón de Copilco. Una escena de Golman volviendo a Copilco 300 y la banda entera nos rifamos un Bollywood de algo más que coyoacanenses: copilqueños. Antes que nada.

Antes que nada

No les digo. Sí les digo. ¿Qué creén? Can, kan, can, kan, can, kan.

La ortografía mexicana te salpica en los ojos. Da rabia. Es como nos enseñaron, en buena onda, a leer. Leemos los que podemos. La neta. Esa es la meritita verdad. Por esta. Ira. Ésta. Está. Estate. Date.

Un dait.

Yo soy muy newchilango; dispensenme.

Yo aprendí a ser / y estar en esta dualidad mexicana multiversal. En buen pedo, hay otro camino. Ustedes me lo enseñaron. Lo nuestro es primero, dicen allá. No ma-mes. No ma-men qué pedo los gringos? ¿De poca madre no? ¿De poca madre: no? ¡De pocamadre! ¡NO!

Ya te metiste en un pedo. El pedo ya se fue a la verga. Ahora todos somos gringos. Gringos nuevos. Gringos viejos. ¿Qué, pendejo? ¿Qué pendejo? ¿Qué? ¡Pendejo!

No es lo mismo. Nada es igual.

Todo tiene su qué, y es per se, cosa aparte. Cosa propia. La cosa en sí. Lo que los pinches alemanes no se ponen de acuerdo. La escuela de Einseinstein de postcinematografía. ¿Por qué apetecían más lo rusos? ¿Por qué siguen apeteciendo que son nuestros camaradas? Las risas rusas subidas de tono en un debate universal. ¿Qué digo universal? ¡Qué chingaos! ¡Multiversal! La nueva librería-editorial-sitio en la nube-alaverga, despegamos a su puta madre y nos lleva la santa chingada hasta la mamada que nos venga en gana nos teletransporta al espacio sublimado. El sitio en el que provocaremos el colapso total de todos los canales de comunicación. La visagra de la historia. ¿Por qué matarla? ¿Por qué acabarla? Esa es la pulsión de muerte malentendida; matar. ¿Pa qué matar? ¿Piensa? Pulsión la muerte del otro: cobarde. Para. Piensa. Baja el arma.

Fundámoslas.

Todas.

Al mismo tiempo.

Toma ya, utopía.

Toma ya Utopía.

Toma, ya utopía.

¿Toma…ya? utopía.

¿Toma? Ya. Utopía.

Historias de amor. Literatura mínima. Soy un poeta como Hugol gol; Golman, gol.

Pero me tuve que presentar al pueblo. Y el pueblo libre ascenderme al primer equipo.

La vuelta de Golman se hizo inminente: nuestro último cartucho.

No lo íbamos a gastar en un artículo para caballero.

Un artículo para dama. Mira los pinches pelos que traes. Eso es de puto. Y a mis hermanas, de paso, les llamó cartuchos vacíos. El mejor chiste de la historia. Fui testigo. Como Jesús en mercado a punto de arremeter con mala hostia a los pinches mercaderes. La furia de Jesús rebelde es la bondad más indispensable de la biografía de nuestra idealización del tiempo a partir de un gesto revolucionario. Piénselo, camaradas.

No hay meeting más dificil que el de la plaza pública. Y ahí estuve yo. Y dije lo que tenía que decir al respecto. Y sabemos que puede funcionar de una manera distinta. Yo estoy aquí para cambiar el bounce back. ¿Por qué habrían de ser los pinches gringos los que nos llevan a las antípodas de esta pinche mierda gringa? ¿Quiubo?

Híjole. Te pasaste.

Así piensa mi vieja. Es gachupina, se tiene que entender. Ser así de mexicano con esta intensidad de vecindad es un sin vivir. Y nuestro pedo aquí está cabrón. Y la neta, puro pendejo. Ni uno se salva. Bueno sí, uno: Mario Padilla Padilla.

Mario fue una de las contadas personas con la que me puse en guardia y luché por alguna causa que aquél momento sólo funcionó como defensa personal. La utilización de los gestos del karateca en el salón de clase a los nueve años. El dominio del espacio como un shaolín en el imaginario de un pinche niño del DF que nunca ha visto a un chino en su vida. Ever. Te lo juro; por esta. ¿Está? ¿Se puede? ¿Nomás la puntita?

La mujer nunca alburea. Es lo más heteropatriarcal que puede haber. Negar a la mujer el arte de la jiribilla. Siendo ellas la neta suprema del sentido más cachondo de la palabra exacta. El romanceo de urbanidad eterna de un newchilango son palabras mayores que superan el pinche cuento del sarape de San Juan Diego. No se alebresten. Conténganse. Estensen. Aquí no va haber ninguna revuelta de Iztapalapa. Es lo que tiene Nezahualtcoyotl. Que siguen viviendo en la urbanidad que funciona aquí desde que ya eran un millón nomás ellos solos, mi capitán. ¿Qué hay que hacer? ¿Qué dice su manual de conquistador?

Nomás Perez Reverte no sabía dónde arguir que la conquista no requería manual. Se trataba de la obra transformadora de nuestra monarca que muy sabiamente supo alinear los intereses de las grandes familias nobles que correspondían a la gallardía de la lucha de la prominencia de nuestra obseción heteropatriarcal machista de la voluntad de invadir desde Polonía hasta New México. La última novela del primer novelista olmeca que vuelve a la vida desde el mundo de los muertos. No les dije que era una pinche visagra.

Ahora se aguantan. Ahí les va la historia de cómo les metieron la pinche verga enterita por el Chicharito Hernández.

La capital se derrumbó otra vez.

De risa.

De risa, con acento mamón.

Los fresas.

Los fifís.

Los fesas vs los fifis.

Los nacos vs los chidos.

Los bullys de la primaria vs los bullys de una clase arriba.

Esa vecindad cuenta. A los nueve años los de dies se empiezan a poner salsitas. Ojito. Aquí no se toca a nadie. Y quien quiera sufrir las consecuencias de asumirse como un macho machista trumpista epsteiniano: un hombre blanco de buena estampa. Los chicos blanco del poder y la gloria, los éxitos abrumadores de nuestro estilo de vida, nuestra literatura, nuestros genios, nuestros padres fundadores, nuestras madres fundadoras… wait… wait… wait… wait… wait… and you keep waiting until one day it happens. It solves itself. Through pain. The suffering of the blind folded minds who didn’t speak out against unjustice. The judge is you. As you, the macho.

As macho, then, you are doom.

You are scum.

Don’t need to feel too hurt.

Your masculinity is not only approved. You still get the girls. Either you are loaded with dollars, enough to pretend you are worth that rest competing to be valued through those standards. Trump América. The rich kids, their high school years, the narratives of the great story told by exclusivibly white tellers. So much principy. They are so cute. Ask any venezuelan. Venezuelan girls aim for two cities, nowadays. Miami or Madrid. They call it the MM choice of a venezuelan free soul of the latin center of one side of feministical ways, being others, and yet, one other pole in the antipodes of the system. De dual simplicity theorem.

I will present theorems without proper proof. Because if Donny Trump is taken seriously when he uses childish interpretation of the so seeked Real Reality Real Estate Truth. Reareareaest. REAREAREAEST.

I’ve made up a literary format. A unique way of looking at writing while just, you know, hand out in the highest aspirations of the soul: to be aware of once luck to be here. Alive. Today. As is. Thank god, we are. Thank god, this. The connection is there to gained in a strive to understand the stories from fragile souls of our generation. Forget starting with the succesful white dominant stories of great family succes. How much of that can we pin in your own heart struggle to elevate yourself in the current social estate of affairs. How is life possible without our little spec of dust. Your sprayed spore than took of to life as a vessel of a microscopial organism that would reak havoc in the host system of another human being no yet in the room.

I could go on with the narrative in an immediate manner. To evolve what I’ve raised as an expectation. It was going good. Or well, sorry. English is not my native Language. Yet I’m playing the role of using it as such with my daughter, Vera. She is the truth. I know. Meritxell knows. We are a happy couple. How? We are white. That’s enough. You make it. Even if you fake it. Especially if you faked it. No one can top you allin. You let it loose one day in mystical night back in San José. One of those Texas holdem nights in Shamú’s place. It was the nicest table to properly play against the best eight poker players in the city. I landed a table who’s seat were reserved and there was a queu expecting to be let in. The put money. Everybody does. That’s the taking in any poker story. Any gambling movie. It’s all real stories from people who’ve been a played in Casinos. As if they could beat the odds. O bring the lucky moment. Trust I do sometimes. I have, I mean. I don’t mean to bragg about that night. Or the night I touched a breast in Monaco because my mom ordered me to do so, and I always listen to my mother, Ito. My dad was there. Somewhere. They couldn’t get in. Meri and I did. And I was going to bring down the house. As I had touched a golded boob.

Boobs could be issue of this script. This book. What I am. What am I? The language has its significants. A new word for a new language: Ticatalán.

I started a language 9 years ago. It’s timing frame. It comes from the past. It will always do. Jesus tought of that. Legacy. What we will be remembered for. Writing about it. Somewhere. For you to read. A reading quest. A text to study. At which age? Nine. Nou.

Nou. Temps és ara. I ara la meva filla está preparat. El temps corre. I fa el compte enrere. La direcció és tan important en el aprenentatge de les matemátiques que hem de comenzar a estudiar les metáfores del limit que ens apropa a la entesa del càlcul diferencial. Perdoneu si de tant en tant us perdo per alguna cosa que considereu fora de lloc, o que mai us havien explicat. Normal. No sou matemàtics. Pero aquí tothom fa veure que és matemàtic. Només perque les matemátiques son més lliures que els matemàtics. Es a dir, els matemàtics poden ser lo lliures que ells mateixos creguin, o siguin, com vulguin. Com ells i elles vulguin. Les matemàtiques són més fines. Son millors. Pero el millor, gairabé sempre, es un home. Això, evidentment, potser masclista. I de fet ho és. Pero la meva experiencia és que havia uns homes que eren molt clavats d’una manera desorbitada, i quelcom neceari, tot i que no va ser el meu cas. La resta dels matemátiques hem d’aprendre a correr tant com els que entenen tot el que segueix.

La absurd afició a la màgia, lo fantàstic, lo sobrenatural, lo de fora d’aquí, es una barrera de fum que els hi hem comprat als americans com l’última veritat. Els hi xuclem la tita. No ens enganyem. O millor: enganyem-nos.

Amb aquest lema puc guanyar unes eleccions a Ticatalunya.

Aixó és cert. Perque aquesta terra només existeix cap enrera. Cap a l’altra direcció. Oposat de la narrativa que pugui fer el meu némesis, el meu veí, el meu estimat monstre de Sant Jordi. I aquell día, quelcom pensa en el drac, pero alguns li posan cara al monstre, i així, tot ho simbólic es fa part interior de la nostra interior lluita per no tenir por, i despertar, aquí, al lliço fantástica de dir: estic viu. Tiu. Collons. Qué bé.

I dius aixó, i la gent, alguna, potser no gaires, et voten. A tú. De no ris. De sopte: zazca.

Es diu clatajot.

Hi ha gent insoportable.

Els creuem al llarg de la vida.

Els veiem a l’espai públic. Pero ens coneixem des de l’escola. No voleu que us expliqui tot lo que vaig viure a les nou escoles que tinc a les meves esquenes. Aixó és molt gran. Ens estem cuidant a totes. I volem fer la volta enrera. Ens hem adonat que som la visagra de la pirámide. Mai posem l’ènfasi a la pantxa. No per coses bones. Potser per coses impúdiques. I potser alguns d’aquests pensaments siguis masclistes, o ens emportin irremediablement a fer sexe en aquell mateix moment, sense dubtes ni abussos de subnormals que no s’han enterat de lo que són les relacions igualitaries més súblims entre un cors i un altre que pujen, sense haber-se conegut fins ara, i trobant el moment i la ocasió pels cosos apropar-se, doncs, hmmhmm, in the way african american, the so called negroes in what was once known to be the history of the greates empire in our history of civilization up to now.

You see how americans can be taken to the superior stage of priviledge. The way an european white feels. The way the game board is controlled in any given direction of the succesful building of our community, our governance, our sofistication of public procurement, our digital transformation and education reform. The abolition of private schools. Whaaaaaaaaat?

White priviledge spanish decendants, portuguese decendants, chinesse decendants, olmecan decendants, mixe, capulinos, aztecas, mixtecas, zapotecas, mayas, negros, zambos.

ALLS

La confesión del padrecito de Comala

Finalmente nos encontramos, Pedro Páramo. Me había estado esperando toda la vida. El libro estaba ahí. Juan Rulfo no tiene prisa. Ni yo tampoco. De ahí que no nos hayamos dirigido palabras agrias para redondear nuestra indiferencia mutua. Pero yo sabía que tenía algo pendiente. Que ahí había algo para mí. Y no me equivoqué.

Leyendo una edición de Seix Barral de Obras Maestras de la literatura Contemporánea, de tapa dura, no me atrevo a escribir en sus entrañas. Ni siquiera a doblar sus páginas. Tengo una especie de pudor al leer por primera vez a Rulfo. Y al objeto en sí. Tan bien parido, con esas páginas amarillentas que parecen uno de esos libros de una biblioteca de abogado, que nunca se han leído. O lo contrario, un libro de una bilblioteca pública, novecientas noventa y nueve veces leído. Como una personalidad tan fuerte que su aura impide que nadie se atreva a alterara esa fuerza.

«Todo esto que sucede es por mi culpa -se dijo-. El temor de ofender a quienes me sostienen. Porque ésta es la verdad; ellos me dan mi mantenimiento. De los pobres no consigo nada; las oraciones no llenan el estómago. Así ha sido hasta ahora. Y éstas son las consecuencias. Mi culpa. He traicionado a aquellos que me quieren y que me han dado su fe y me buscan para que yo inteceda por ellos para con Dios. ¿Pero qué han logrado con su fe? ¿La ganancia del cielo? ¿O la purificación de sus almas? Y para qué purifican su alma, si en el último momento… Todavía tengo tengo frente a mis ojos la mira de María Dyada, que vino a pedirme que salvara a su hermana Eduviges:»

Padre Rentería, Pedro Paramo. Juan Rulfo.

No le dio la gana abrirle la puerta a Eduviges por suicida. Todos sus activos se caen. Él, hombre, intermediario de las personas de fe y Dios Padre, dice no. No le perdono ese pecado. El Señor tampoco lo haría. Todo viene a cuenta de la carga moral que lleva encima el padre por haberle concedido la bendición al muerto que violó a su sobrina. No es poca cosa. Se trataba de un reconocido hijo de la chingada, al parecer. Y además le tocaba cerca. Entonces hace lo que hacen muchos padres: dudar de la víctima. Más aún, si se trata de alguien de los que pagan su diezmo. Los pobres no pagan. Son fieles, eso sí. Pero no tienen mucho que dar a la iglesia. Que a su vez, les da lo que puede. Dentro del margen humano de la institución.

Los votos dan un estatus. Hablar con Dios directamente es cosa de los que estudian para ello. Y se preparan para el ministerio del evangelio. Se convierten en los que llevan la palabra de Dios. Y lo repiten al final de cada lectura: palabra de Dios. El libro, la Biblia, está en el centro. Un libro que perdura en el tiempo. Pero también perduran los libros de filosofía griega. Esfuerzos manuales previso a Guttemberg, que industrializa el libro. Antes, pergaminos y códices nos definen las culturas de otras geografías. Otras perspectivas. Más allá de lo divino. Lo social de aquellas sociedades queda relegado a la retórica de las colonizaciones. La cultura superior que aplasta a la inferior. Como si no hubiera habido sincretismo alguno. Si las montañas son lo sagrado, vestimos a la montaña de virgen, y listo. Contamos la historia en retablos. Y las metáforas que interesen de la Biblia se plasman a partir del arte. Los pueblos iniciados, entonces, entran en el camino de la salvación. ¿Qué salvación?

Volvemos a explicar nuestra historia. Ahora con un contexto que incluya el resto de las opiniones. Una vez que te embarcas en nuestro camino, el resto ya no interesan. Todas las religiones exigen exclusividad. Y eso les hace competir por la fe, más allá de los cimientos culturales que hay han ganado con el paso de los siglos. Especialmente las cuatro grandes: cristianismo, judaismo, islam y budismo.

Pensé lo siguiente: necesito una tarta de religiones para visualizar los estados de la naturaleza en términos de creencias globales. Religiones, si adoptamos el calificativo bajo el cual muchas personas deciden definirse como parte de ese colectivo antes de una especie humana mucho más grande, plural y libre, por encima del espacio de a quién creer o no. Creer o no es la diferencia entre un religioso y un ateo. Y puedes tener a dos tipos muy apegados a su perspectiva, lanzando las mejores hipótesis que cada uno de los grupo de interés ha fabricado para sí: para su pespectiva. Únicamente eso importa. El enemigo, señoras, está presente.

Dijo señoras, ¿viste?

El juicio social.

Ya estamos aquí.

Ustedes me van a juzgar a mi.

A mi corresponsabilidad con todo este desmadre.

A quién colgar la letra A roja.

The Scarlett Letter. You know what I mean. Really, we all read the same authors before we leave school. Nobody teaches us to real properly. Until we ramdombly approach the powerful edge of books. More than one. A bible readers reads one book. Not even that often. He/she rather wait for it to come as a surprise on Sunday at noon, to meet the sun. Catholic young boys, in their all boys schools, go to church to actually get to meet a chic, other than her sister. The problem comes with the ones who don’t have sisters. Seriously: this is not profiling. Nor charging the weight on all machos on the shoulders of these few all male childhood experience. Seriously: it’s all here. It’s this way. And I don’t plan to take a step back from my current position, which in fact allows your way of looking at it, which may still be forever the same perspective that you already hold dearest. The thruth. Your own personal truth. Why not you be God? You be HIM?

Only one of these selected group of machos will actually get the grace to be named oficially by the authorities of our assembly to bow upon you the glory of the Almighty Father, as Father shall rule over other possibilities like Mothers taking over. Shouldn’t they? Don’t they already? Oh, God: I’m all confused………

I am only fucking with your mind. You’ll excuse my body belongs to no one, but me. As I am the true bearer of my will, in continuos search for affirmation. Best case scenario I’m at this point affirmatively as I am, there, in the mighty NEW truth, the power of a wonderful place never before been told, as the scripture of a futuristic collective goal to fall into. A thing that comes from the acceptance of one’s incompleteness completenessness. Is a that a thing? Really? I don’t know anymore.

I never closed the door. Only nobody came. I told you it was gone. The world as we knew it. Way back when. It all started by being forced into a group of insolent readers of Friederich Nietzsche with a university teacher some of them already worshiped. Look at what this guy has read. And then you start to read. And play the game. Like a true poet. A true voice. A reader. Oh, man. That’s it. To read: firsth NEW right.

Obligation book culture. We must teach our children to have the level of servitude needed for my business endevours. To be good factory workers. A look inside the Brexit space to evaluate their last 9 months of personal circumstances. We are antagonist of colonial global model. We ought this one talk out loud. Gather around your nine nine team. Behold a public debate like this NEW world has ever seen.

Rules: pick your nine boys and girls to represents your smartest answer to the NEW Commons deal. A deal I’m pushing through in literaure nonesense.

I am a true artcraftman. That’s as much as I am going to plead guilty of. The rest you can come find me at my home. As you know where I live: in Dante Alighieri. Literally.

Ever since I move into Dante my literature has matured. I am a NEW person. I have been transformed already. Do not be afraid. You too can bear this passage. Only, I am here this time to tell you how it went. Nine years ago.

It’s a like of course. It happen in the year 9. That much is true. We can help it. It’s the numerical logic of our time. As a demographic population pyramyd. What else do you need? What else do you want? I am one of those trying to help. I can bring this world to a END. This is the end. And also the beginning.

Are we ready for that?

I believe we are. It’s all in the search. It’s all in the details. It’s all in making sure you can try to reach the sun, like Icarus did.

You get it, right?

Always unsure.

That way feels right.

You doubt your own luck.

You doubt your own priviledge.

You question your happiness.

You dance with lonelyness.

You tickle with death.

You doubt your chances of scoring tonight.

You digg into altered states of consciousness.

Like this.

You allow yourself the passage to the other end.

Welcome.

You notice you don’t feel the discompfort.

This shit ain’t real.

It’s been spinning in my head.

I was keep it locked in.

Purposely.

As if waiting has it’s odds.

And so it’s time to cash in.

Long term investment pays off.

That’s what I please myself to plan for.

I sets me off away from this shit.

Together, this status quo couldn’t be any lamer.

We’ve reached the highest point in the graph.

We are back to demographics.

And I feel the responsability to come back.

So my actuarialart Hipocrates Nietzschean pledge forced me into action: become your superlative being to pursuit the ultimate global NEW system. And design think, whatever that is (by way fuck you all who represent the last trend in your business school teacher theory: chasing a Golman nine dimensions away. So there. I said it. This is it. This is my shit. If you like your stupid series, from whichever outlet you get from, go back to that page. I’ll only keep you glueded to my NEW webpage: double you doblu you dobliu dot golman dot net. Fuck com. FUCKOM.

A NEW city. FUCKOM. The place they went.

At the other edge of duality, you are way the fuck away from them fools.

Duality is dearest. Religion takes a hike.

Science rules. The minds of the collective free souls. We are gathered here today to aknowledge the edge of multiversial minds all linked into a single beat: ALLS………

Al revés

Uno

Pasar la noche aquí es mi camino. Que follen a Santiago. Esta es la nueva palabra. Escuchad nuestro último evangelio. Una especie de tercer tiempo de nuestros dos libros sagrados: antiguo testamento y nuevo testamento. Escuchad con atención el NEW testamento.

Dos

Cada personaje del pueblo vuelve a ver a su vecino. Y lo (re)conoce. Le hace un gesto. Un aplauso. O un silbido que cruza el pueblo sabiendo. Sin temor. Como el canto de un pájaro local, que si hubiera querido ser nomás el poeta local habría apostado por el tucán, por primera vez aquí en estas coordenadas. Tan nuestras. Tan bien paridas. Joder, que somos la capital de un valle cojonudo. Que tiene la humildad de saberse bendecido por la astucia de los primeros colonizadores que llegaron a los alrededores, pasando por nuestras montañas sagradas, y llegando, río abajo, a la plaza central de un valle como el nuestro. O como uno del Ajusco. O de Valle de Bravo. Donde yo vi las estrellas. Algo mágico: como esto.

Tres

Tú ya tienes un juicio sesgado del otro. De tu propio vecino.

Cuatro

¿Acaso no es ese el debate?

Cinco

La dualidad entre los ganadores y los malvivientes.

Seis

Mejor mandar en el Infierno que servir en el cielo.

Siete

A nuestra innata estupidez: la proyección de nuestro torpe mal.

Ocho

Sin poder escapar.

Nueve

La que cada uno enarbola.

Diez

Asumir tu subnormalidad superior.

Once

Nuestra propia purga.

Doce

Los nuestros.

Trece

En algún momento nuestra reconciliación será porque abremos domado a los subnormales.


Segunda Parte

Ya cupo. De pronto me supe expresar en Euskera, por primera vez, con toda normalidad. Mi aprendizaje fugaz dejó perplejo a toda la capital. De tal manera, que toda, de una, se transformó. Elizondo pasó a reconfigurarse como NEWELI.

Exactamente, lo que me escuchó decir en el frontón del pueblo fue:

99 hitz hauek euskaraz nola ikasten diren ikasiko dut. Golman Elizondo Pachecoren 99 izango dira, herrira itzuli den azken semea.

Barkatu, istoriora iristen ez den istorioren bat sartzen badut. Golman Elizondo Pacheco naiz eta etxera itzuli naiz.

Gora Aurrera

Esanahi bikoitza duen txantxa da. Kontatuko dizuedan ia bi zentzu ditu, behintzat. Eta bederatzi, gehienez. Nou, nire / gure hiriburu BERRIAn esaten dugun moduan: Barcino berria.

Banekien gure herriak nire zerbitzuak behar zituela eta horregatik itzuli naiz. Utzi zuen familiara itzultzeko. Eta gure istorio guztiak. Horiei zor diegu. Hemen gaude, mila eta bailara horiei esker, naturarekin sinbiosian bizitzen ikasi genuen, haranaren nozioarekin mendian bizi direnekiko errespetua interpretatzen dakitela.


Aukerak dira. Bizitzaren alternatibak. Geure burua berreraikitzeko ematen dituen aukerak eta aukerak ikusteko moduak. Hainbeste eta hain gutxi izan dugun hori, dagoeneko gure familien historian zehar egin dugu: alde egin dutenak eta gelditu direnak.

Ongi etorri gure bi poloen aurkikuntza. Gure dualtasun sakratua: Espainia berria.

Erdialdeko lautadan ez da ulertuko txantxa hau. Ez barre horiek. Izan dezatela zentralitatea. Handiak eta batek grazia du herrialdearen lema gisa. Gurea ez da bakarrik. Eta ezin diete hori kontatu. Horixe da mendia Sierra Nevada dela ulertzen duen batek ez duela inoiz ulertuko. Eta beste ezer ez.

Herri askeek beren burua egunero definitzen dute 99 aldiz. Ez bat gehiago, ez bat gutxiago.

Narrazio berri bat nahi zenuen?

99 tarifak.

Igorri 8 euskal abizen bakarrak, hemendik, gure herri sakratua, ibar guztietako hiriburua, mendi guztien zentralitatea, Elizondok itxaroten du zure existentzia iraunkorraren kontrola berriro ezartzeko, amatxo.

Mae, tuanis guztiak ......... azken hitz horretara arte. Hemen, arrazoi arrazoiren batengatik ez zen ulertzen.

Jaunak, eta jaun bakarrak, herriko bederatzi leku desberdinetan, normalean komunitatean elkartzen baitira espazio publikoko ekitaldi baten aurrean, oraingoan, turroi bat topatzen baitute: Golman Elizondo Pacheco. Zerbitzaria.

Ikusi, haratago nator. Eredu berria bihurtuko denaren beste zentralitate transzendentala da. Azken gizartea. Gizonak matxismatik aske zeuden eta hori ospatzen duten emakumeak, beste maila batzuetan, entzutera soilik dedikatzen dira. Sarbiderik izan gabe.

Gizon gabeko mundu berria.

Atzean uztea erabaki duguna.

Parte del pueblo de NEWELI no sabía cómo tomarse la noticia. No hablaban euskera. No entendían la gracia del nou del poble nou, el tal GOLMAN.

Golman tomó una vez más la palabra. Leyendo directamente desde su enorme libreta espetó:

Eztabaida bat zabaldu zen herriko frontoian. Txanoetako gizonek modu batera pentsatu zuten. Beste mota bateko artikulazioak erretzen zituztenak. Beste baten voyeurrak. Beste baten filosofoak. Stooges beste modu surrealista batean. Futbolariek primeran ulertu zuten. Erreakzionatuenek ez zuten argi ikusi. Intrigatzaileek gehiago ikusi nahi zuten. Ukatzaileek akatsak izan zituzten. Doakoek hitz egiteko eskatu zuten. Jendeak entzuten zion. Dirudienez, bere leinukoa zen. Begira nire ezkutua. Armarria abesti eder hau errezitatzen hasi zen.

Euskalerria BERRIA naiz. Lasai Itzuli naiz. Bakea bilatzeko etorri nintzen hemen soilik berrasmatu ahal izateko. Gure azken maskararen azpian. Beste norbaiten aurpegian. Beste etorkizun bat bereganatzeko aukera ematen digun ero baten ahotsarekin. 999 ziklo gehiago egiteko bide berria. Orduan badugu denbora. Betiko bizitza. Zer doa Heriotza presionatzen ari da. Edo erakutsi nahi duzunean. Eta gu hemen, gure istorio osagarriak idatzi zituzten arbasoen barne bakearekin: hemengoak eta kanpokoak.

Ezezaguna hemengoa da. Gehienak bezala. Hil gaitezen gure zutabe sakratuena. Herri berri baten etorkizun kolektiboa irudikatzen duen dimisioaren alde: NEWELI.

Un muchacho se enfureció aún más al no entender nada de lo que explicaba el nouvingut.

¿Qué ha dicho? Decidme. Muero si alguien no explica lo que no alcanzo a entender. ¿De qué hablaís? ¿En qué lengua habla el extranjero?

Uno de los que fumaba le dijo: se llama Golman, y habla en su propia lengua: ticatalán.

¿Y cómo es que tú le entiendes?

Coño, si es clavao al euskera.

FIN

Golman, papá.

Yo tan sólo escribo por hacer tributos a mi padre. Por lo que representa su figura. Para mí. Y para toda la humanidad. Al menos en nuestro pequeño rincón del mundo: Ticataluña.

De alguna manera nuestro trabajo es reconstruir las vías por las cuáles dirigimos nuestro camino. Una posibilidad de posicionar el caballo en posición de jaque mate.

Nuesto juego habla por nosotros.

El lema de nuestra nueva universidad multiversal.

El empuje de la emergencia.

La apertura del último nivel de la existencia: la novena dimensión.

Erre nueve.

Erre nou.

R9.

Nuestro escudo: Elizondo Horta.

La sagrada conexión entre estos valles.

Golman Elizondo llegó a Elizondo nueve días después del desconfinamiento tras caminar desde la capital de su última urbanidad: NEWCAR. Esa parte del pueblo que consiguió fundirse en un toquín de rockandroll en nuestra amada plaza de la Cosmos. Una épica canción en esukera que todos nos aprendimos. Aquello fue la ostia.

Ganar con un caballo. Nuestro escudo por bandera. El futbolarte todo lo puede. Hasta repensar el modelo social con nueve pares de cojones. Y nueve coños sagrados de la congregación sagrada de su divinidad el coño madre. Todas salimos por un coño, coño.

Hermanas feministas: llevadnos con vosotras. Somos todas nuestras. Digo: vuestras.

Esta desescalada armamentística.

Por entendernos en otros niveles.

Por dar un argumento de salud pública.

Un gesto de vuelta a la operatividad del nuevo sistema social emergente.

Es evidente que alguién saldrá beneficiado de esta nueva reinstauración de una alegoría del sistema social funcionante al que pertenecemos. Adheridos como moscas a la miel. Sin saber si nos gusta o no. Pero sin cojones suficientes para empezar uno nuevo.

Grow our balls.

Don’t click the button: it’s a deadly trap.

Mi primera obra en euskera: Golman, papá.

Pasar la noche aquí es mi camino. Que follen a Santiago. Esta es la nueva palabra. Escuchad nuestro último evangelio. Una especie de tercer tiempo de nuestros dos libros sagrados: antiguo testamento y nuevo testamento. Escuchad con atención el NEW testamento.

Yo solo voy aprender a decir estas 99 palabras en euskera. Serán las 99 de Golman Elizondo Pacheco, el último hijo pródigo en volver al pueblo.

Perdonad si me enfilo con una historia que no venga al cuento. Me llamo Golman Elizondo Pacheco, y he vuelto a casa.

Arriba Aurrera.

Es un chiste con doble sentido. Casi todo lo que os voy a contar tiene, al menos, dos sentidos. Y a lo más nueve. Nou, como decimos en mi/nuestra NEW capital: New Barcino.

Sabía que nuestro pueblo requería de mis servicios y por eso he vuelto. Para regresar con la familia que se fue. Y todas nuestras historias. Les estamos en deuda. Somos quienes somos gracias a lo que aquí, en estos montes y estos valles, aprendimos a vivir en simbiosis con la naturaleza, con la noción del valle que sólo los que habitan uno saben interpretar respecto aquellos otros que viven en la montaña.

Son opciones. Alternativas de vida. Maneras de ver la existencia y las posibilidades que nos da para autoreconstruirnos. Eso que nosotros tantas, y tan pocas veces, hemos hecho ya a lo largo de la historia de nuestras familias: las que nos fuimos, y las que nos/os quedastéis.

Bienvenido sea el encontrar de nuestros dos polos. Nuestra dualidad sagrada: New Spain.

En la meseta central este chiste no se va a entender. Ni estas risas. Dejadles ser centralidad. Lo grande y uno tiene su gracia como lema de país. Sólo que no es el nuestro. Y no aguantan que les digan eso. Eso es lo que nunca entenderá alguien que interpreta que la montaña es Sierra Nevada. Y nada más.

Los pueblos libres se autodefinen 99 veces al día. Ni una más, ni una menos.

¿Querías una nueva narrativa?

99 tasas.

Mearos en 8 apellidos vascos porque yo con uno solo, de aquí, nuestro pueblo sagrado, capital de todos los valles, centralidad de todas las montañas, Elizondo les espera para reestablecer el control de tu insípida existencia, hijueputa.

Mae, todo tuanis……… hasta esa última palabra. Acá, por alguna extraña razón no se entendió.

Señores, y sólo señores, en nueve sitios distintos del pueblo, como normalmente se reunen en comunidad ante un evento en el espacio público, en el que esta vez, se topan con un nouvingut: Golman Elizondo Pacheco. Servidor.

Vea, yo vengo de un valle más allá. Es otra centralidad trascendental para lo que vendrá a ser el nuevo modelo. La última sociedad. El despertar de los hombres libres del machismo, y las mujeres que lo celebran, en otros planos, dedicados únicamente a escucharlas a ellas. Sin que ellos tengan acceso.

El mundo nuevo sin machos.

Lo que decidimos dejar atrás.

En algún momento nuestra reconciliación será porque abremos domado a los subnormales.

Los nuestros.

Nuestra propia purga.

Asumir tu subnormalidad superior.

La que cada uno enarbola.

Sin poder escapar.

A nuestra innata estupidez: la proyección de nuestro torpe mal.

Mejor mandar en el Infierno que servir en el cielo.

La dualidad entre los ganadores y los malvivientes.

¿Acaso no es ese el debate?

Tú ya tienes un juicio sesgado del otro. De tu propio vecino.

Cada personaje del pueblo vuelve a ver a su vecino. Y lo (re)conoce. Le hace un gesto. Un aplauso. O un silbido que cruza el pueblo sabiendo. Sin temor. Como el canto de un pájaro local, que si hubiera querido ser nomás el poeta local habría apostado por el tucán, por primera vez aquí en estas coordenadas. Tan nuestras. Tan bien paridas. Joder, que somos la capital de un valle cojonudo. Que tiene la humildad de saberse bendecido por la astucia de los primeros colonizadores que llegaron a los alrededores, pasando por nuestras montañas sagradas, y llegando, río abajo, a la plaza central de un valle como el nuestro. O como uno del Ajusco. O de Valle de Bravo. Donde yo vi las estrellas. Algo mágico: como esto.

Pasar la noche aquí es mi camino. Que follen a Santiago. Esta es la nueva palabra. Escuchad nuestro último evangelio. Una especie de tercer tiempo de nuestros dos libros sagrados: antiguo testamento y nuevo testamento. Escuchad con atención el NEW testamento.

El mito euskera

Escribí el siguiente texto en un Google translator que me conectaría el español, mi lengua materna, con el euskera: la lengua proveniente de los orígines en el valle del que proviene la familia de mi padre, don Olman Elizondo Morales. Un señor con solvencia existencial impoluta, como todo el mundo en San Juan de Naranjo sabe dar fé. Al menos los que lo conocen. O han oído hablar de él. O de cualquiera de los Elizondo. Hay al menos 99 historias. 99 personas que podrían dar fe de quiénes somos: personas de bien. Como la madera de los árboles de nuestros bosques. Como la naturaleza en su sitio. La familia de mi tata salió un 9 de octubre de 1866 de Elizondo, llevándose su apellido a nuevos horizontes en las antípodas de nuestro pueblo. A refundar otra ruralidad. Y lo conseguimos. Viajamos en barco, nueve días, hasta llegar a la costa más linda que vuestra puta vida habías imaginado que jamás verían tus ojos. Sentí la brisa del mar en mi cara otra vez, como cuando divisé en lontananza aquella playa bendita, que aún mi corazón palpita con el mismo fulgor de un arrebato de pasión de la transformada Ticataluña.

Ticataluña fue siempre la solución. Y estamos aqui para dar fe. Una fe inmediata. Un nuevo orden de las cosas. Con todos sus bemoles. De pronto nos vimos ante la necesidad de repensarlo todo de NEW. Y diay, salió el pueblo de mi tata como la referencia sobre la cual podemos disponer de un sentido social de la transformación. Algo que les llegue al corazón. Algo que leer que les haga sentir que os habéis corrido. Que no follais, ostias.

Si follar dependiera de nosotros…….. coño……… verga.

No creo oportuno acabar hablando de coños y vergas en una felicitación en la que intento dar a mi padre todo aquello que le puede sugerir una historia digna para reirnos todas juntas. Nomás mi tata y yo representamos al género masculino en nuestras reuniones más íntimas. Esas historias de nuestros andares son las que nos hacen ser lo que somos. En esa intimidad que no queremos ningún malparido venga a profanar. Como la respuesta que nos pide el himno ante dicho uso verbal. Jovialidades de la lengua que nos hacen responder a ciertos textos que hasta ahora nos habían sido negados. Un acto de ocultación en toda regla. De manual. De autoayuda.

Lo cierto es que yo escribo por poner unas letras sobre el papel. Aunque este no exista. El papel. Sino que sea sólo texto en el espacio. En un espacio que no podemos asir. Uno que no existe. Que proyecta algo más allá de nuestra capacidad de perturbarlo. Un texto libre. Sin que pase por el mercado. Ni siquiera que asista a ver nunca un lector. Oh. Eso tan temido. Todo autor está desnudo. ¿Me ven?

No se preocupen. Tan sólo es una de esas historias en las que el narrador está muerto. Desde el principio lo sabemos. Yo ya no estoy. Me fui ayer. Por causas propias. Como un temido momento de debilidad en los que no accedí al botón. Y me fui. O le di al otro botón. El que me llevó al más allá. Y nunca más volví.

Hasta hoy.

Que llegué.

Elizondo, papá. Gora.

Golman Elizondo Pacheco

(servidor)

Costa Rica como ejemplo

Les empezaría hablando de ejercitos, pero eso sería jugar con ventaja. La humildad nos es explicada en casa desde pequeños con el ejemplo. En serio: es así de fácil.

No queremos que nos respeten por ser tan lindos. Lo somos. No tenemos mérito por nuestros atributos físicos. Que los tenemos. Insistimos. Nada más molesto que la falsa modestia. Somos pura vida. ¿Qué tiene eso de modesto?

Perdone si nuestra literatura no les interesó. Quizás estábamos más preocupados colectivamente por otros menesteres colectivos de más alto vuelo. Como la salud. La universal. La pública. Como entendemos nuestro servicio, nuestros derechos, y nuestra corresponsabilidad. También a ser ciudadanos adultos con criterio libre. Sobre todo de nuestras propias hegemonías. Nuestras vainas. Nuestras varas. ¿Qué se creen? ¿Qué no las tenemos? Qué no cometemos faltas de ortografía. Como omitir símbolos de interrogación que de todas formas se entiende. La rebeldía contra la lengua se puede entender sin ofender a nadie más, y nadie menos, que no sólo un macho ibérico, sino dos. Usted tal… pues dos tasas. Dichos españoles que nos enseñan todo lo mal. O todo lo bien. Quién sabe. Quizás usted está en el otro bando. Y sin problemas. Sin saber si merezco o no asistir al infierno de Dante. Antes que al paraíso de Sant Pau.

Por qué manosear siempre a Jesús. Dejémosle en paz. Que él está aquí. Él con mayúsculas está reservado tan sólo para Él. Ninguna frase en la historia de la nueva lengua comenzaba con Él y acaba con Él. Era un juego de palabras para toda una Era. IRA quién lo iba decir que esa banda fuera a ser tan trascendente traída a valor presente, ira. Ese ira es más importante que el otro. Fíjese usted en la dualidad. El duelo entre los sentidos opuestos. Dos significados que se alejan el uno del otro con extrañeza. Sin saber muy bien por qué……… se repelen.

Dos seres repelentes.

Ahí está la solución.

Ya se los había advertido antes.

¿Por qué Dios Padre no dotó a Jesús con el don de la escritura?

¿Qué mensaje le quiso transmitir al cortito de Jesús?

El 99% de los niños a los que se les intruye leen.

¿No debería ser esa una responsabilidad colectiva compartida?

¿Qué el procomún no nos lleva a trascender colectivamente a esta mierda de status quo?

¿Quién se queda en el TITANIC?

¿Somos más grandes que Will Smith en el último espacio público urbano que dignamente se retrato por un ser libre que prestaba un servicio a su nuevo estado sociomental: ALLS.

Yo escribí ALLS. La primera vez. Fue un texto en algún sitio. Ahí está. Lo dejé escrito como un grafiti que nunca llegó a la pared. Yo soy de los afortunados que puede vivir en la soledad fuera del sistema. No se sientan mal. Ni se aflijan. Lo viví por ustedes. Para salvarlos. Esa fue mi crucificción. Mi cruz. ¿Recuerdan?

El ejemplo de ser Jesús. Es pensamiento más profundo que puede experimentar un católico apostólico y romano. Sin lo romano no entras. Si no lo interpretas cada día de manera consciente, no eres romano. Si no eres romano, oficialmente, no crees. No por repetirlo como un loro los domingos consigues restituir el pacto que tienes, y mantienes, y persistes con devoción, a restituir, con la transacción simbólica de un diezmo, que nunca se fue.

¿Quién perseguirá a la iglesia para reinterpretar a los últimos santos?

Nunca nadie más murió por el catllicismo. No hubo más santos. Pero los milagros no dejaron de venir. Sólo que ya no fui por gracia divina. Sino por la gracia colectiva de nuestro entender el mundo más allá del muñeco al que le rezamos cuando en realidad nos conectamos con la fuerza divina de la que participamos todos en una ceremonía que se retransmite en directo. Riguroso. Estoíco. Main stream. Río salvaje. Montaña tropical. Kilómetros y kilómetros. La magnitud de la naturaleza cuando se caminan los cerros del Braulio Carrillo. Como caminante, nunca he tenido experiencia más trascendental. Todo ticatalán tiene derecho a transitar esas veredas. En un momento de su vida, como un tributo a una religión hermana que los ticos hemos ignorado por completo como si no tuviera que ver con nostros. Los musulmanes. Podría haber dicho los parsís. O los rastafaris. ¿Eso es una religión? Alguna tía preguntará. Y usted……… ¿fumás mecha? Dí, sí. Un toquecito de la sagrada planta que representa para nosotros nuestro New covenant con NEWGAI. El planeta reconvertido. Postgaia. Lo tengo. Es esto: la ley. La ley divina que nos condiciona a todos por igual. A mentir: yo soy Dios.

Es así de fácil: lo eres/soy.

Depende si eres lector o autor.

El NEW mundo es muy chulis para andar perdiendo el tiempo con gilipollas.


Se podría haber dejado ahí. Pero había sido un tono muy agresivo, inclusive para Harvey. En ese momento te mandaba a rebajarle de huevos en esa escena que te iba a producir. Si te dejabas follar. O mejor dicho. Si te le podías escapar no pillabas. Y olvídate de la películas que quieres hacer. La que te has currado. Aquellas pollas que comió Quentin.


Quentin discutiendo con sus abogados y con nueve de sus mejores colegas que tienen historias más interesantes que las que puede reproducir el personaje que Quentin resuelve como puede. Es un viejo chiste entre actores de verdad. Los que Quentin somete. La actitud tiránica del creador que todo dicta en un set. Y los sui generis de la peña que le sigue. ¿Quién paga? Es curro. Para el director también. El guion: quién escribe aquí. ¿De qué cabeza salen las ideas? ¿Cómo podrán ser películas esas magnificas historias que nos permitimos escribir cuando tuvimos tiempo delante del ordenador (que finalmente ordenó mi vida en el caos)?


Yo no quiero tener sólo una vez la razón.

El pensamiento egoista del que se cree muy muy: un autor pues.

Alguien que escribe. Negativo; no. Alguien que edita.

Editar es lo más importante. Y eso lo tenemos representado. En nuestra vida vainilla tenemos todos los ejemplos de los triunfadores del partido. Y esa sociedad existe una sociedad que cabe rescatar. Aquí hay un problema de salud muy importante. De salud mental. De salud colectiva. Cómo nos vamos a entender mejor. El plan es vender con los que tengamos el poder de prender este mundo en otra dirección. Permítannos hacer un discurso interminable. Una historia tan larga que dura 99 capítulos. Es un videojuego. Podrás acceder al juego poco a poco. Como si la virtud dependiera tan solo de tí mismo. Como si la sociedad fuera una película vainilla más de Hollywood. Le seguimos comiendo la polla, señor.

Mi crítica no puede entenderse como una corrida en los ángeles.

Esa frase estará en fotografías que intentarán sacar fuera de contexto mis palabras. Sólo por maldad. O por pura insolencia. ¿Qué debo hacer? No armarla de pedo. Alivinarme un poco. Reírme de mi mismo. De nosotros mismos. De lo que somos. Yo voy a dominar el juego con mis compadres. Y mis comadres. Espérenme tantito. Yo les voy a ofrecer un show. Que una vez que entren……… nunca acabe.

Eso es la vida eterna.

Ni la mona de pascua de sus padrinos puede con esa vida eterna.

Ahora la tienen. Ya pagan la membresia. Como su Disney, Netflix, Amazon, Filming, Vimeo pro, MovistarelplusTerratMainatStarSystemdelEspectáculoylagauchedivine.

Lo que se dejan cada mes. Calculen sus consumos. En qué se gastan la pasta. Para vivir. Bajo mínimos. Sin los discursos de los que les minan la ilusión. ¿Qué historia del status quo estaba escuchando? ¿Ahora? Escucha acaso las voces del bosque tropical muy húmedo desde donde les habla NEWGAI: el último dios olmeca.


El personaje mexicano de la película de Quentin tuvo una historia que pudo con la película completa. Los 9 magníficos americanos fueron vencidos con un juego de la palabras que descoloca a los nueve personajes más relevantes para aparecer en la respuesta de la transformada ciudad: NEWLA.


Es evidente que autor trata de generar una trifulca de bar con Quentin. Hasta que finalmente lo consigue. Escribiéndole en el guión el rol que estaba reservado para su personaje. Quentin no le agrada lo que lee. Mira con su cara de odio más honesta. Su cabeza se le va calentando. Y se la deformándose poco a poco hasta que se ve poseído por el mismísimo demonio en la Tierra: Harvey. Y el rol Quentin transformado con Deak Fake en Harvey en la fase de llegada es interpretado por Harvey desde su confinamiento. #todossomosharvey


El chiste mexicano no gustó a algunos blancos americanos «gunloving patriots». Y se sintieron heridos por su propia flesh y carne asada: los New Américan citizens of NEWLA. En una manera urbana de reinterpretar esto de una manera en la que la costa oeste se le tome en serio más allá de lo que puedan opinar nuestros programadores. No les entreguemos eternamente el micrófono. Ni nuestra DATA.


Geekjoke.


That’s a thing. A new social network. Everything we need to think of. A script. A scripwritten life. I want to be an actor. I’m already uno.


La emergencia de Cuideo.


Lo vamos a petar.


9 casos de éxito de ESADE.


It’s a comedy. It will work for the brexit audience. Trust me. They ain’t got humour. It’s something else. Something more special. Wankers will never know.


Every easter we remeber the Life of Bryan. Who’s the genious?


Just the writer?


Just the actors. Nobody doubts the actors. They are the stars. Look how shine lights on them. You wont know even it. I’m this sort of writer. This sort of mind. This sort of song. I know rythm. And you do to. That’s why you are giggling, silly, oh… stop… you make me blush with all that notyness. I really shouldn’t be so frank with a gentle soul. I know you like me. Look how we dance. You feel it, baby. You know it. Look. Here. Still. So deep. So high. Oh, my………

In that part of the song the nine suspensive dots are introduced in the NEW commons mythology. The dance move that ends up in that kiss. You are dancing to the kiss. It just takes those moves. And that flow. And this feeling. And you and me. Who’d say we’d be meeting here again, so close, si soft, so sexy, oh dear, I’m all here, and so are you, I know, you know, that’s it. That’s life: romance. Eternityhere. I see it in your eyes. The way we are. How I feel inside. Why is my head spinning I don’t ever want this motion to end……… ALLS.


Empecé a escribir esto con el pecho henchido por el post de mi madre en facebook: una noticia de un medio internacional poniendo las curvas de contagio de los siete países de centroamérica y sus diversos resultados. Oíganme un momento cuando les hablo al chile, hijueputas centroamericanos hermanos y hermanas. Pueblo querido. Nosotros aquí tenemos una cultura y una infraestructura de salud que priorizamos frente a la noción de la violencia que impera en el resto del continente. Y de alguna manera, de aquella vara heteropatriarcal que heredamos igualmente de los españoles que dieron verga violada. Los mestizajes forzozos. De esos peninsulares. Hay que decirlo. Y los que siguieron sus ejemplos. El indio que viola. Como sea que venga de esa cultura. Si es que asumimos que ahí también violan. Será el alcohol. O el demonio. O los curitas de la escuela. ¿No serán españoles?


¿Cómo se juzga al padrecito violador en nuestra sociedad católica?


Usted, ateo tico, no está excento de asumir su responsabilidad como católico, hijueputa: su estado lo es. Pese a su flexibilidad para demostrar respetar el resto de las creencias. Otros credos. Aunque no nos interesen. Porque el nuestro está tuanis. Son católicos diferentes estos ticos. Más los reconvertidos en esa vara NEW: Ticataluña.


Mae, uno pueda ser una vara y nueve. Al chile. Esa es la vara. Toda. ALLS.


Vos le regalás a la chiquita un bailecito bien rico en la pista y vos verás a Quetzalcoatl volar en cada quetzal que consigas admirar en pleno vuelo por nuestros bosques sagrados a los nos obligamos a adorar, respetar y divinizar más allá de los innumerables dioses nuevos que vamos a ser capaces de revestir con la vestimenta de algún ser divino pasado reconfigurado en otro profeta insolente con un giro final hacia el bienestar general de todos, en un momento dado: este.


Liricalman.


La saga de superhéroes (incluidas las 9 primeras superheroinas que se inscriban y paguen los 9 pavos al mes para mantener activas sus armas virtuales para desplegar en la proyección del procomún perpetua: ALLS.


El tiempo de oración se redujo a una palabra: ALLS.


En ese momento te conectabas.


En su día ahí estuvo todo.


Ya se dijo.


Busque usted.


¿Acaso quiere todo masticado? NEW Cliffnotes. A NEW life definetely contemplated NEW shortcuts. They were even incentivise. That’s how this game is played. Let’s clean this up. And bright it up. Careful. Life might just pop up. Every structure of the puzzle is about to shake. Shake, shake, shake, shake, shake, shake, shake, shake, shake it up to NOU. NEW; WEW; NEW; WEW; NEW; WEW.


Some lyrycs are meant to sung by the active ALLS.

ALLS. ALLS. ALLS.

ALLS. ALLS. ALLS.

ALLS. ALLS. ALLS.


How is life going to end?

How is this song going to fly?

How is fine confined?

Why is high so ALLS?

Why is my coronavirus gone so wild?

Why can’t we keep from desire?

Why is longing work a thing?

Why is life so unstable if tomorrow hi?

Why is Golman still sitting in the bench?


Amb el numero 99, surt al camp a escalfar el nou del poble nou: GOOOOOOOOOLMAN.


I’ve got a cheer.

I’ve got a number.

I’ve won a plane.

Now I’m gonna fly.

Let me just go round.

I will go as high as you go.

To take a look live on ALLS.

From a constant spirit.

In the ticking NEW time.

Ethernal glow, uooo…

Ethernal glow. uooo… (uojojo)

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…


Quiero cantar contigo Ethernal glow, me dijo Nicki Minaj, en la fiesta. En momentos así se sostiene el gallo y se le ofrece el flow a la artista que tiene uno delante: «será un honor, queen.» My lady, do you want to dance. I’m already on you. And the flow shows up. Queens do write their own feature shit, right? I’m kidding it’s the silly bit of the song, the one people digg for what it turns to be in the videoclip, shit that ain’t real, nor the shit in my head, I wokeup confined again inside the limits of my mind, mind, mind, mind, mind, mind, mind, mind, mind.


Varo. Like you’ve never seen. Suddenly your actions fly up high into the sky like the rocket that took you to the edge to wonder what this ALLS is all about.


So there. You are a sort of Elon Musk android thinking like him with the entire set of answers from the bot triggered by his quest. And you feel alright. Although some days I wonder why. The feeling of emptyness. It’s a contradiction form my code. It’s programming done by the mind of someone else who’s not from our world. But that other one. The NEW place they took me. The place I got to choose. The face I would replace with that persona I had created in Facebook. That version of me. So 2.0. Common. What? Did you not expect me; 9.0?


Fins aquí aquest especial de la sortida d’avui. Des de la meva ment em despideixo. AIxó no pot continuar. Això no és etern. Ni cal que sigui. Deixi’s d’hosties. No patiu tant. Ha arrivat un Déu NOU a NEWCAR: Golman. El germá gran de Jesús. Només que ara si li han donat permis per escriure. O qué es pensava voste? El fill de Déu no en sap d’escriure en un paper? No en sap reclejar el seu pensamenten nou llibre sagrat? Ja hi sóm. Voste i jo no ens entendrem. Faci el favor de sortir. Ara mateix. Si us plau. Si no vol esser aquí, qué cony fa encara aquí. Vagis. Prou. Nou.


El Covid-19. Un gest molt intel·ligent d’en pare. El Tiu encara ho té. El toc aquest. Fill de puta. Després de tants anys. I va i com una maquina. Qui ho hagués pensat. Tot podria arrivar a quadrar. Si al final… no ho se jo. El mon ja va canviar. Dins meu. Aixó. La meva santa creu i sant pau. El meu hospital. Com si aquí la vida es pugués resoldre de cop, ajuntant a l’esglesia, el consell de 99 nou feedbackloopers, i palau de la generalitat vuit, obert al poble, per fer reunions. I pendre decisions col·lectives en aquesta altra direcció: un nou estat a NEWUE: Ticataluña: la seu d’un poble ple i lliure.


New Spain signed the treaties.


Brexiters were excluded.


Always look at the bright side of life.


Bryan<Jesus<Golman


Too many people didn’t get the joke.


In Lennon’s time a fake news in a flyoverstatemind could kill you. For not loving God the way they expected God to be eaten.


Yoko won’t let lie, i belive imagine was here mind and John acted like Harvey on rice.


That line is the greates NEW América novel.


Proceed to pay your fee, it’s nou.


Take me to your store in the clouds. I want to buy your mind. I can feel it free. So sweet. When I read. I cum. I feel. I grow. My intensity thrives as art in shape of words or words in shape of minds. A NEW land to grow. From skewed perspectives. Or diferent centralities. Take Centroamérica. Our diversity should not confuse he kind of succes we hold as societies. One after the other. So close. So far. How military minds take notice. How education matters and healthcare is delivered. Because the country was set free. By the works of the mind of a ticatalan flow. One Josep Figueres Ferres. Com si diguesim un noi de l’Empordà. A la vall central d’una muntanya. Amb el pensament ja transformat en quelcom més, essent d’ul altre lloc: d’aqui i d’enllà. Això a Ticataluña és molt important. Deixar de mirar-nos el melic. I anar molt més enlla. Perque ens ha arrivat el moment. Abans de fer el ridicul. Com si això es pugués compartir amb la humanitat. I la gent diu: ALLS.


Cambiemos todo.


Y si Dios se enoja por lo mal que celebramos la Semana Santa este año. Y si es eso lo que anticipaba. Y por eso nos mandó el coronavirus. Es un Dios rebuscado el que queremos. Al final, podemos más que él. Nuestra capacidad de imaginación lo sobrepasa. Pero como pasa de todo. Dios está tranquilo. Y la vida también. Porque la vara es esa; y las varas, varas son.


Soy más grande que Juan Ramón Jiménez y Sor Juana Inés de la Cruz.


Más blasfemo que el demonio en un concierto de AC/DC.


Los chistes son eternos; la fe puede que no.


Esto no ha salido porque no he querido. Pues ahora quiero.


Instrucciones de difusión: comparte con tus coleguis. Tus coleguis fliparán. Dirán: pero a esta tía qué cojones le pasa. ¿De cuándo acá lee y pollas?


Laughing out loud, laughing out loud, laughing out loud,

laughing out loud, laughing out loud, laughing out loud.

laughing out loud, laughing out loud, laughing out loud.


I went to far. You see. Nobody reads that much. You are not Dante.


Why not?


Some questions are fundamental.


I always loved a certain kind of philosophy.


Ticatalán philosophy must be assimilated.


Conservacionistas: relax. It’s like a supossitory. It’ll only take a sec…


Lo que significa un tributo a salirse por la tangente.


Ser de la UNAM, como comunidad, por ser de Copilco 300.


Yo fui pueblo, hermanos. Y del ITAM.


Yo fui Cristo en Copilco.


¿Qué pedo?


¿Halan?


Pus órale.


Vamos a transformar este pedo. Ya. En buena onda. Sin las mamadas que mueven tu más honestos anhelos de progreso. Lo que quieres por el bien de todos, la neta. Y por construir una transformación más sutil. Y este pedo está cabrón. Aquí todo se mueve según costumbre. Y se ve que eso requiere un cierto movimiento de mercancías. Estamos hablando del dinamismo económico más grande de nuestra historia. Y ejes logísticos de una magnitud macro del trasiego de bienes. La economía real. Como el dinero de la red. O los sistemas de salud. Como nos corresponsabilizamos con un discurso reconstituido. Y que sume el gesto de impotencia y lo ahoga en una carcajada infinita que retiembla en su centro, cual Tierra.


La primera metáfora NEW Olmeca que se enseña en la doctrina del ser NEW es la se canta con la risa de los Dioses. ¿De qué rien? De su muerte de la risa, por el chiste de aquél que les explicó la mejor ocurrencia de este show: que Él era el único.


Es evidente que Jesús decide ser algo más que profeta. Y por eso no escribe. Algo le gebe haber llegado de Sócrates. ¿Sino qué clase de omnipresencia se le puede asumir a Dios Padre que nunca le explicó?


En el Vaticano Chunuc y Francisco definen la estrategia de respuesta a las alegaciones de GOLman respecto a la doctrina de la fe.


Invitan a GOLman al Concilio Vaticano. Habrá pica pica.


Donativo: 9€


Flujos de ingresos.


Si el sistema funciona en DUAL, mejor se escucha.


Los chascarrillos sónicos de Golman.


En la Plaza Cosmos tenemos una conexión muy importante tanto con los multiversos como la literatura, de Dante Aliguieri para abajo.


De ponto me encuentro con la eternidad del talento de un amigo de la infancia que se convirtió en cantautor: Charlie Mason.

Publiée par Charles Mason sur Samedi 11 avril 2020

El mítico espacio en el que habito

Estamos bien.

La vida está en el canto del pájaro que cantaba en la jaula.

Nos debemos a las literaturas de nuestros hombres blancos.

Pleitesía al patrón.

Todo ticatalán lo sabe.

Lo aprendemos a los 9.

Esta es nuestra película.

La del poble nou.

El poble 9.

Un poble numeric asimètric imperfecte, d’aquella manera espanyola de grinyolar.

L’idioma és tan transformador que n’hem d’aprendre més. D’idiomes; i del propi.

Inventar un idioma es va convertir en una especie de moda. Us tinc aquí a casa per donar-vos una mica de com aprenem a esdevenir esser humà.

Totes, i tots, heu assolit una calificació máxima: felicitats, ja sou un esser nou ple.

De res home/dona/d’altres

Soc l’autor de tot això. I vos estim.

Sóc el nou del poble nou.

Faig l’ús del nou fastigós.

Com tot lo que esdeveneix popular a la nostra estimada darrera anomenament de la nostra capital. Això, aquí, ho vam decidir naltros. You know, Naltros.

Naltros, la empresa interplanetaria más prestigiosa de los últimos nueve días. La situación hoy es la siguiente. Nos vinimos arriba. De pronto contralmos el devenir de la humanidad. De al menos un 9%.

¿Qué tanto es tantito?

Se trata de una pandemia, amigos.

Cuando digo amigos quiero decir amigas.

Pero porqué no decías amigas en vez de amigos.

A ver.

Di.

ÓRALE PUTO.

Ah, chingá.

¿Me acabas de llamar puto?

Ahora si vas a ver hijo de tus pinches madres.

Putazos varoniles.

La revista para los putos entre 16 y 99 años.

CALL ME NEW HEFNNER

NEWHEF

A new city. If you want to built it here, fine. If you us to built it in China, let go tomorrow.

I’ve got the team ready.

I just need 9 first class tickets.

In 9 days, we deliver.

We come every month.

For the next 9 months.

Or forever.

How does the new system work?

Stick around to first lesson in our master class: New Barcino Policies.

So the night could get longer.

And I could just go on forever.

In the opposite direction.

Away from you.

From this.

The now.

Back.

Like Michael.

With you, tonight, Michael. Please give him a hand.

The live audience, the 99 theater attendancies for the night, at the local theater, one of the nine ones in the city that were visited by the new commers commons. A brand new brand A. A sort of palindrome. You know now what I mean. Wew wouldav made it alot easier than trying to sort the r not arrivitng all the way down to be an n.

Writing.

That was it.

We are all in it.

This new hope.

The deliverance of an alternative system that just goes the fuck away from this status quo. It’s never been easier for me. But I am going to have to pull on the plug. And reduce the system as it must. To end.

To end.

My hit son in youtube.

Will consist of the 9 last seconds of my delivering a peaceful way out to call it quits. To learn to die, dammit. You have got to grow up. I think people somewhere will feel very offended about something I wrote somewhere I dunno when, but way past when. About the beginning of this fake cycle.

Really: we didn’t try.

We didn’t want to see it.

We said nothing.

What do we have really: Jordi Évole and Francisco. What else? Common. We’ve been fed horse shit in pills where both options were brown. Imagine those primaries. Taking over the New América 9 month elections quest. A deliverance of the true significance of our case in the rest of the universities of the NEW System: WEW.

WEW is a ticatalán only word. Unlike ALLS, which is the same words on all nine languages within you own take of this new global language scheme.

Enter: it’s free.

Cause it makes you free.

Let’s start the new day.

And you come along.

Nine days into the deliverance of the entire revolving system around a bird delivered to the heads of the governments of Holland and Germany. The common people from those territories giving the bird to their representatives is true beggining of a new era.

We just needed a crazy enough NEW scriptwritter. Just when Golman shows up… back into your life.

Let’s deliver the opposite.

Come on.

Who’s with me.

I plan to leave.

Things are ready.

I’ve got nine levels of fun to deliver to our collective wellbeing. I’ve left enough room on the other edge to let them have that other narrative of THEIR world. The Antipodes.

Antipodes.

The series.

It took place live.

People, free and slaves, participated.

It beat baptism 99-1.

That was the first numerical rule.

Accept the new order.

I have a plan.

Fuck hope.

Take this shit and smear it in your favorite sex toy.

I can get you from disgust, to saddness, to anger, to fear and to joy. If I tell you the truth I am brainwashing your cells. And there is no antidote. I am bigger than Star Wars. Fuck wars.

The local dinasties from town stand up to the artist from the other end. No one had ever performed in that manner in the local opera house since that unforggetable other Liceu night.

Liceu nights

A new club taking whichever classic party join from my good old Ciutat Vella. Encara el centre d’un Nou Barcino que només existeix en els perimetres de lo que va ser llavors Barcino, la nostra petita loma d’un lloc privilegiat: el turó nou.

La vall. Ningú no pren nota.

Ningú ho veu així.

Jo vaig venir de més enllà de la muntanya. I sabem lo que pobles veins significa al sud. I sabem que al nord sou diferents. I que teniu als vostres representats d’un altre moment historic que considerem com a propi, complementari potser, pero lo que va representar la visió d’un conflicte social que volia que fossin tots d’un pal que possava la violencia del conquerir a l’altra per la via militar. Amb lo que representa per un poble la creació tècnica d’uns exercits competitius, com qui juga al futbolart avui dia.

El primer mort del coronavirus: el futbol.

¿Qué es más importante: un futbolista o una enfermera?

Y nos ponemos a pensar.

Nuestras aficiones nos condicionan.

Tu puedes estar enganchado a los videojuegos, al alcohol, a las drogas, a la noche, a la cocaina, a la violencia, al machismo practicante agravoso voluntarioso y pendenciero, como unos insolentes de chaqueta pastel del Barrio de Salamanca. De toda la vida. Los putos amos. Los que alardean del poder. Y el dinero. Demostrar que eres élite. El juego del éxito. Los mamones en sus antros. La vida nocturna. Todos los que aspiran entrar. Y no entran. Ni de lejos. No huelen lo que pasa ahí. La creación de espacios esclusivos lo suficientemente caros para excluir a las clases poco pudientes. Los probres, vamos. Y se quedan tan anchos. Porque ancha es NEWCAS, antes Castilla.

La apropiación de todas las culturas.

Las ideas vanguardistas de la transformación total.

Ya.

Aquí.

Y saltas.

Le das click a la pantalla.

Es digital.

Una elección a la que puedes acceder.

No es como antes. Cuando veías la tele.

O solo eso.

Ahora te llegan memes.

Muy explicativos.

Y páginas web, güey.

Y en ellas toda la información. Y aplicaciones para todo. Sobre todo comprar. Y ser feliz, pá. Todo está pensado. Sólo que no por gente de tu generación. Ay ya pa, no te ofusques. Ustedes también son lindos. Los amamos. Y además, están en peligro de extinción. Qué sentido tienen hoy los ejercitos.

Ustedes saben que yo vengo de un país muy chiquitico en la parte más angosta de nuestro humilde continente que durante mucho tiempo habitamos los pueblos originarios del continente que ya existía desde hace tantísimos años más que vuestra insuficiente historia representa para que ustedes y nosotros nos vayamos entender en un pacto nuevo. Aquí se está moviendo todo el pedo. Vamos a negociarlo bien. Tenemos que ponernos serios en esto, Pedro.

Yo con Pedro siempre he tenido buena relación. Es un buen chico que juega al baloncesto. Qué puede ser amenzante de un chico universitario de la capital del nuevo reino de New Spain. El país tras el desplome de España.

Todo fue muy rápido. Caimos a una velocidad un 1/9 más lento que la torre sur.

Había que elegir una de las dos.

Un piedra, papel, tijera.

Las relaciones entre el terror y su compañero.

Lo que todo esto representa desde las guerras de Oriente Medio.

La clase de historia.

Péguense a la pantalla muchachos y muchacas.

Aquí van a aprender algo.

El conocimiento verdadero lo veremos en los comentarios.

Cualquier persona de cualquier coordenada del planeta, con la exactitud de un gps de distancia, podría contestar y ofrecer su propuesta de lo que representa la descripción crítica de la sociedad tras las guerras de medio oriente. Nos conviente tratar esto desde pequeños para qu enos desmilitaricemos todas juntas. Como política global. De un nuevo orden. Obvio la cúpulas querrán que no toquemos sus preciadas carteras de inversión. Pero podemos asistir a lo que otros inversores llaman mercados libres de sangre. La corresponsabilidad popular de los juegos de armas y sus dineritos al costado, para arriba y parabajo de zonas de producción capitalista del rubro provedores de las partes componentes del sumatorio de todas las armas de nuestros benefacotres países representados en la OFERTA de esta DEMANDA. Aprovechamos esta clase de historia para meter un poco de nuevas economías circulares iterantes. Ustedes verán cuando se vayan metiendo en los dispositivos y APP desde donde decidan proseguir el programa de formación incluidos en su cuata de socia. Un detalle con el feminismo que no obstante estaba más enfocado en encontrar finalmente la humillación del némesis hasta las últimas condiciones de una última lucha final. La que termina la película. Toda esa tensión entre esos dos bandos. En el minuto 99 se enfila una resolución tan necesaria en toda historia de NEWBROD, el nuevo barrio teatral de otra de las nueve NEW capitals of the Ticataluña nation.

I took time. Rome wasn’t built in one day. Ticataluña is no diferent. It takes 9 days.

The following………


Golman is coming out tonight

Hi. I am Golman.

Diaries. You know. They keep you hooked. It’s one of my favorite things to do. Be here: writing.

You are alone.

Good.

Life is good when you conect your ideas with typing.

On a keyboard.

Guess what?

I have one here.

So I write.

No we all write.

But what’s good; what’s bad.

How good am I?

Should I come out?

I think I am good enough.

I know people.

They know people.

It’s all about a social network.

A new one.

Be this it.

You and me.

No bullshit marketing.

I am who I’ve been.

I’ve been here.

You know I have… or you don’t.

You don’t have a clue of who I am. Normal. People don’t know the whole world. Guess what? Now they do. They can know you more than you can know them. Unless you really have a great capacity to let go. And your reach out. As far as infinity goes.

But, infinity… common. Really? You fucking kidding me? The absurdity of the thought… how did you let it out? Really… I want to know.

You piss yourself off. It’s you character. Know the drill. We are all writers of this one alternative: to write fictional roles that ablazes ourselves. Out of depression. And dealing with life. The good people up there. Playing the high rollers game. The joy of the nine nicest places to dine tonight. And you are there. Somehow. Doing your shit. And people knew you. Sort of. Like a mistery man. A sort of Sugar Man from the tropical lands. You go out to fiction and imagine nine reigns. Pick nine real places you’d love to be at. And you make that place somehow a better place. Respecfully. As much one can as a visitor from way the fuck on the other side of are. Or the regular neighborgs. Who we love/hate.

I learned duality in life. Not in school. We have two hemispheres in our heads and we don’t aknowledge what each side does. Or how our brain defines us.

Two dogs bark at each other. The show their teeth. And people stare. And strangers went by public space tonight. Out here. In my streets.

The streets in my land are mine. It’s an urbanstory that turns into a long narrative in the woods of Scotland and Elizondo. I won’t be needing further mountains from the rest of Geography.

I learned about the Mont Blanc by trying to reach it in a tour my aunt thought was a good idea at the time. Go from Geneva to Mont Blanc and back in the same day. Conquering the Alps. I was going to go to Andorra and back to Raval in public transportation. make my way up the mountain high. An imposible quest. A thing I would do now. To walk to the top of the mountain from urban New Gotic heart.

Something down here is changing. I have to go. I am not welcome here. We need to go out into the mountain. And I go.

I go.

I am not just saying it.

I will go.

We all will.

And that’s a delight.

A gift.

A thing to do.

A quest to move.

Something new.

A new social revolution.

The so expected one.

Tonight.

From this new capital of the nine chosen cities: New Barcino.

There is a transparent way to choose the nine cities that were chosen with total aleatory rules.

No certainty.

Only a fair choice.

A new game.

From another angle.

Just to come to terms with time-space.

At least this once.

But we decided to change all rules.

All of them.

No sovereignty of anything.

Anarchy loop.

Oh GOD, please come…

HE never shows up.

But SHE…

Then she comes. As she comes.

And life is listening to better music. Better lyrics. Better ways to connect with the highest ride. A live concert in a festival where this band makes sing the song that binds us to tha soul: ALLS.

I’ve got to go take the night… with the Barcelona Superheroes!


Soc el flipe ticatalá

No se ben bé com vaig arrivar aquí. Pero de sobte soc la historia d’aquest nou pais. Complerta.

Jo puc explicar una historia molt ben narrada. Pero no vull. Només pel pur estil. La proposta en sí d’un malparit que trenca amb tot. I torna a començar. Aixó está fet nois.

I les noies?

Tranquiles. Per vosaltres m’he deixat només lo més afirmatiu i sublim que sereu capaços d’emporderar. Vaig tenir la intenció de sortir-ne abans, i fer-ho tot just en el moment de les eleccions. Pero aixó implicaria trecar-ho tot de cop.

Los que queremos proteger la constitución y los que quieren poner en jaque mate a la unidad de España.

Hay que dar respuesta a todas las nueve grandes preguntas. Y nos debemos preguntar qué papel hemos hecho. Y qué rol es el indispensable de mi parte. La obligación del ser libre. Más allá de los cauces reales. Sólo queda el surrealismo, compañeras.

Y aquí es donde queríamos llegar, chicas. Es este el plan, y no decimos chicas por el mismo sentido machista que aquellos que hemos dejado allá, en la vieja España, la que huele a caña, tabaco, brea, mujido de toro en el último tercio, con una erección de Calamaro en la sombra del ruedo que sulivanta a un aficionado de sol que le choca la presencia del músico argentino-español. ¿Hace cuánto es Calamaro español? ¿Cómo nos ha cambiado? ¿Por qué no puede opinar desde argentina lo que le sala de la pinga erecta?

Nadie daba crédito que de pronto en el momento más mágico de la corrida, Andrés bajara sus pantalones y su gayumbos, mientras no perdía de vista al toro, como todos en la plaza, excepto aquellos cerca del cantautor rebelde con toques de izquierda cero anarquista y algo sí cómo los que se rebelan en 1984 y los que subsisten en la distopia de Brazil. La peli. La surrealidad de Brasil la salva de sisma ante el espejo de Bolsonaro.

No me interesa ir a un punto de conflicto con ninguno de los señoritos blancos (ahora se permite asumir a los morenos siempre y cuando acrediten su subida al los altos mundos de la high society) en sus diferentes denominaciones de origen. Si usted es blanco, no se preocupe. Ya no hay nadie más arriba. Estamos bien aquí. Alabada sea nuestra cultura.

Y ahí se quedan/quedamos tan anchos/anchas.

¿Así de inclusivo?

No es que no se pueda hablar con las feministas. Si se es feminista una esta dentro. Sos otra. Mi feminismo no está en duda: el enemigo es el macho.

Y los machos heridos se levantan. Como Calamaro.

Y los blancos heridos… aguas.

En México tenemos constancia. Y sabemos quienes son blancos estúpidamente ricos. El cómo ejercimos el poder los hombres heteros de la sociedad antes conocida como la Nueva España. Políticamente: lo que fuimos. Y ya no somos. Como si debiéramos ir hacia atrás. Y revertir nuestro pasado. La idea más alternativa que hayamos podido levantar en acto público. En todas partes. Alineado con unas elecciones presidenciales españolas. Para tocar infinitamente los huevos al poder. Y dejar claro que desde las antípodas se puede pensar justo lo contrario de lo que todo esto representa. Vosotros. Todos. Alto. Paramos. Nos vamos hacia atrás. Venir y leed conmigo. Leedme a mí. Nueve días seguidos.

¿Entras o no?

Quieres elegir qué vamos a hacer para transgerdir todas la normas. Ligeramente desfazados. Con ideas que llegan tarde. Como una canción desentonada y sin ritmo. Que de pronto te cautiva con un coro segador. A les hores ciutadans…

Y mi himno es algo así. Cada canción que escribo es como un poema a Rosalia para pretender que ella sola incendie el cosmos, otra vez. Y nos enganchamos a una canción, en directo. Lo que hay que convocar a Rosalia es cómo presentamos este espectáculo para sacar adelante una proposición alternativa de la sociedad que llega, a posta, una semana después de las elecciones. Algunas veces llego tarde.

Si se trata de escribir una última historia, la mía es esta. Hace mucho que salí y me descubrí en un juego de estar solo y crear. Y me vi en un bucle. Pleno. Ya listo. Con mis historias para intervenir la realidad. Como si uno pudiera alterar la vida de otros escribiendo. Como si escribir sirviera para algo práctico. Escribir lo que te sale directamente de la mente libre. Muy rápido. Con los dedos. Una cualidad necesaria a entender en este circuito de velocidad y competencia.

Escribir rápido es una cualidad, sine qua non.

Y con los nueve dedos.

Porque el nueve es sagrado. Ahora sí. No hay manera de escapar esta idea. Esta autoimpuesta. Como un designio del Dios Padre. Ojo. El Dios Padre nos está viendo. ¿Desde dónde? ¿Qué toma? ¿Qué fuma? ¿No fuma? No ma-mes.

Y te sales de la iglesia.

Ojo al dato. Se fue. No tiene las cadenas de la institución que te correteó de pequeño. La iglesia fue algo en nuestra niñez. Y yo lo se en carne propia. Provengo de una familia típica católica latinoamericana. Mi historia es convencional. Y a la vez es particular. Única. Irrepetible. Esta gente está muy mal. Hay que dar un paso. Y así decides la idea más absurda a la que podrías haber llegado en tus 42 años de vida: me meto en política. Y das el salto.

Vuelas.

Vacio.

No fear.

Ohhhhhhhhh.

¿Quién dice que la h es muda?

Vean este ejemplo ticatalán:

Le dice un chico de Podemos de un pelo rubio que hipnotiza mientras le cede su turno a la política de Ciudadanos que tiene delante para que además de lo que opinan de Cataluña nos cuenten otra propuesta que nos sea útil al resto de los mortales. Su diente muestra que el colmillo está protegido por una guardia pletoriana. Se puede luchar con la palabra. #todossomosjuegodetronos #cómemeloshuevosmaldini

Podría seguir con el duelo entre un tipo nuevo de podemos y una mujer afirmativa y exitosa profesionalmente con esa voz de revolucionaria de lo correcto. Los bancos alemanes. Los acreedores españoles. Podemos le pone las etiquetas de lo que el partido socialista hizo con las élites de este país, a la que ya pertenenecen algunos. El de Esquerra le pregunta si Pedro Sánchez se sentará con el partido que ganó las elecciones en Cataluña: ERC. Derogar la ley mordaza. Blindar las pensiones de Cataluña. El soberanismo catalán no está presente pero se habla del soberanismo catalán. La Cataluña a la que aspira la chica de ciudadanos es una que les permita salir a manifestarse en cualquier pueblo de Cataluña sin que no le saquen el mocho para limpiar el piso con lejía por ahí por donde se pasearon los que venían en el autobús de C’s.

Hay que pensar como guionista español. Esa era la única salida de quien vivía inmerso en la escopeta nacional. Rafael Azcona. Un artista es el único español al que se le permite entrar al surrealismo con la afirmación que se le debe dar al gesto último de nuestro potencial removedor de todas las consciencias. La salida de hoy. El club social. La sociedad resuelta. Esto es darle la vuelta. Y lo podemos hacer presentándonos a esta coalición de circunstancias de autorevelación: asumir la toma de los espacios públicos y los espacios privados para todos. Y en todos estaban todas. Y todas plenas. Llenas eran de gracia. La señora está con ustedes, y con su espíritu. Como era en aquél entonces. Ahora. Ahora. Aquí mismo. Aquí. Aquí. Aquí. Aquí. Aquí. Aquí.

Y te corres.

El guion lo dice.

Te corres. Solo. Sola.

Tú; todas.

Y en todas debemos estar en una palabra nueva. Esa unidad mayor. Una a la que acudimos todos. ALLS.

ALLS.

Con Rivera no. Me ha quedado bastante claro.

Los que no van a las elecciones se manifiesta rápido. Los banqueros, y quién puede, levanta el teléfono. En nombre de los nueve poderes. ¿Quién tiene algo que decir? Que lo diga. Somos presos del pacto en la cúpula. ¿Cómo vamos a salir de esta ilesos? El que gana, gana. Y le dimos el poder. Los presupuestos. ¿Para qué? ¿Qué coño dijeron en su plan? ¿Qué sentido tiene el programa de cada uno con la campañita que nos dieron? La campaña nacional. No nos queda más que dar un fuerte aplauso a las nueve primeras candidaturas que han recibido el apoyo de esta foto de España. Y ahí está. No actué sobre ella. No quise manipularla. Me podrían haber perseguido como si se tratara de un Steve Bannon tropicaloso.

Puedo hacer mejores películas, campañas, proyectos, música, ediciones, libros, estratégicas, design, mítines que el buen gringo Bannon. No se equivoquen. Si yo los voy a manipular para una campaña electoral lo haré en mi propia camapaña. Con mis eleciones personales. Como si me las pudiera montar para presentarme de pronto. Aquí. En una página que yo mismo diseñé hace tiempo. Pero en secreto me fui a opinar conmigo mismo en la soledad de las afueras del sistema. Yo no soy antisistema. Yo no soy de aquí. Y ahora, de pronto, me hace de aquí. Y yo me dejo. No se cómo. No podría haber escrito una novela que explicara mis circunstancias para que fueran veraces, o cuando menos interesantes para atraer a un lector que continua leyendo hasta el final. Vótame aquí. Vótame a mí. Vamonos ya. Hacer el amor. Llegar por fin al ser pleno: ALLS.

La categoría es religión. La nueva religión. Como si pudiéramos diseñar una nueva. Como una nueva lengua. Como separatismo plausible batasuno. Comunistas trasnochados que se presentan a una elección con el plan definitivo. La última internacional. El miedo. El coco. Jubilado. Ojo. Se pueden dejar venir por la calle con sus armas de fuego. Y darte un tiro. Bye.

Pistoleros. Y una razón para buscarte. Quebrarte. Esa persecusión es el miedo final. Que te busque un Mercader para prestarte un piolet.

Pioleteros.

Los ticatalanes no podían dejar pasar la metáfora de asistir a la historia con el carisma de ser de la misma ciudad que Caridad Mercader. Y enteder su familia desde su afilicación a la revolución. La pertenencia a un ideal de un colectivo común que garantizara la igualdad en un mundo pleno y en paz. Para tener paz la guerra debe ser inconsistente. No se llega a la guerra porque los argumentos se acabaron. Las armas y sus mercados nos lo explicaron hace años que nos despertamos a la idea de que podíamos entender el juego industrial de las armas de destrucción, sin importar si másivas o no. El comercio de las armas como estadístico para correlacionar con la violencia en los diferentes puntos del narcocapitalismo. Los bancos y sus fortunas. Y los que vamos para arriba. EL juego cambiando de vasos comunicantes. Y la idea de progreso que se hace con la sensación de vivir, ya sea en un mundo paral·l3lo, o en mundo de los exitosos que salimos bien librados por nuestra propia fortuna, y lo que curramos cada día en los puestos de trabajo que nos da nuestra familia dentro del negocio familiar, o el trabajo que yo mismo fui capaz de conseguir en este mundo público-privado que de pronto nos vemos en disposición de intervenir. Por siempre.

Imagínense que llegué para sabotear el sistema. No por anarquista, que también, sino por Cryuffista. Porque entiendo la transformación del iluminado que viene de fuera. El nou del poble.

El nou del poble nou.

Jo us ufereixu una república complerta a establerta i en marxa: Ticataluña.

A Ticataluña pot viure tothom. Bueno… tothom, tothom… no fotem. Tothom no cap. Algú ho havia de dir.

Puc fer-vos reir més que en Rubianes.

Us ho dic de debó. Com qui omple nou teatres en nou dies. I canviem el mon. De cop.

Aixó és aquest projecte. I ho podem fer a partir de demá. I sortim al carrer i s’ens fa de dia. Perque ens ho podem permetre. Aquesta nit. I ho fem. Perque podem. Podem. Potser ho fem. No. Fem. Fem-ho, va. Fem un, va.

Eso es lo canta Ronald. Es sublime. La poesia de la palabra: su poder. El acto de rapear me fue eneseñado por un maestro venezolano con quién formamos parte de un grupo de soñadores: emprendedores sociales. Y grabamos una canción. Con nuestros proyectos. Yo no tengo otra cosa que ofrecer. Este es el mi último suspiro. La visión de un futuro que nos asume como somos, tal cual, pero nos da la opción de reformular las alternativas que tenemos en el sistema que nos rige. La social democracia. La democracia, solita. La monarquía constitucional. La monarquía de los comunes. Los lords. Los señores grandes de España. Las señoras y sus familias. Y la repartición de los juegos de poder en la sociedad que nos ha permitido llegar hasta aquí. En esta mezcla entre generaciones que han avanzado con su biografía, y la nuestra. La reconquista de VOX. La sexta noche te pone delante la actualidad política. Y la gente lo ve. No hay otra manera de estar enterado y tener todos los puntos de vista. Los de Salvados no lo ven así. No son de la idea de que Inda deba tener silla cada noche. Pero la Sexta Noche está pensado así: con Inda y con Maruenda. Y toda la izquierda. Como si fueran un panfleto de la izquierda. No se llama extrema izquierda a podemos no llamamos a VOX extrema derecha, dice la marquesa Esperanza Aguirre.

Yo ya soy español. Pero todavía no tengo el pasaporte. No por escribir un cantar de los cantares me van a negar el pasaporte en mi recién estrenado país.

Los Neandertales también lo hacían. Le daban la nacionalidad a homo sapiens, y luego zasca, no le daban pasaporte.

La literatura es un generador de memes infinito. Y bien escrito. Presuntamente.

¿Saben lo que han las mujeres del partido socialista? Echar a las femeninas de ciudadanos que se presentaron a la manifestación del 8 de marzo. Las mujeres, los fetos, la lucha, las interclases, la defensa económica, la disposición de mi vida, la dependencia familiar, los hijos, las fetividades, el pacto, dinero, médico, enfermera, recursos sociales, escuela, vivienda, colegio, claustro, plaza, comunidad, biblioteca, club, piscina, playa, montaña, erotismo, estado social democrático de derecho, la ausencia de violencia, las mujeres al poder, la paridad salarial, los cuidados repensados por la sociedad supercuidadora.

Derechos fundamentales.

De los ciudaddanos. No puede venir un gobierno y quitarlas.

La educación, la sanidad y las pensiones. Exigible. Pensiones revalorizadas. Conforme al costo de la vida. Con el cálculo acturial pertinente. Y su debido debate. Con los nueve actuarios más sublimes de mi círculo de confianza.

Petarlo juntas.

Nuestro plan es este. El suyo también. Si quiere. No hace falta ni que renuncie a su voto. Usted ya votó. Este es nuestra mejor versión como sisteme político-social. España es esto. Un surrealismo con una gracia involuntaria infinita. España no tenía noción de su grandeza

Hay que conocerse a una misma. Hay que saber si somos clitorianas. Trabajalo. El machismo de los jóvenes. Preocuparse de lo que le gusta a las mujeres. Conocerla en su exploración. No es tu cosa. No eres Nacho Vidal. No todos deben follar así. Entiéndete a tí. Cristina Almeida. Sus momentos en el congreso, en tiempos de Aznar. Y ahora, en la televisión. La actualidad social. La actualidad política. Qué acaso no es lo mismo. La opinión de extraterrestre. Bajo y se quedó atrapado en nuestra surrealidad. Percibió a los discipulos de Dalí. Y su nueva religión. Ese cantar. Este cantar.

Y volver, volver, vol-ver. A tus brazos otra vez.

Allá a voy.

De nuez.