Soy un personaje ruso de Dostoievski

Golman pues

Si acaso rojo.

Si a caso, rojo.

Sí, ¿acaso rojo?

Si cazo rojos.

Sí, cazo rojos.

Rojos riman con hogueras.

La izquierda no supo si armarla de pedo.

¿Nos ofendemos?

Ahora sí.

Esto sí.

¿Ahora sí?

¿Esto? ¿Sí?

La lengua española es un gusto que bebe en copa. El latinito poco refinado toma guaro es vaso. ¿Qué pasa? Algún pedo. ¿Algún pedo?

La literatura más satelital se coció en el corazón de Copilco. Una escena de Golman volviendo a Copilco 300 y la banda entera nos rifamos un Bollywood de algo más que coyoacanenses: copilqueños. Antes que nada.

Antes que nada

No les digo. Sí les digo. ¿Qué creén? Can, kan, can, kan, can, kan.

La ortografía mexicana te salpica en los ojos. Da rabia. Es como nos enseñaron, en buena onda, a leer. Leemos los que podemos. La neta. Esa es la meritita verdad. Por esta. Ira. Ésta. Está. Estate. Date.

Un dait.

Yo soy muy newchilango; dispensenme.

Yo aprendí a ser / y estar en esta dualidad mexicana multiversal. En buen pedo, hay otro camino. Ustedes me lo enseñaron. Lo nuestro es primero, dicen allá. No ma-mes. No ma-men qué pedo los gringos? ¿De poca madre no? ¿De poca madre: no? ¡De pocamadre! ¡NO!

Ya te metiste en un pedo. El pedo ya se fue a la verga. Ahora todos somos gringos. Gringos nuevos. Gringos viejos. ¿Qué, pendejo? ¿Qué pendejo? ¿Qué? ¡Pendejo!

No es lo mismo. Nada es igual.

Todo tiene su qué, y es per se, cosa aparte. Cosa propia. La cosa en sí. Lo que los pinches alemanes no se ponen de acuerdo. La escuela de Einseinstein de postcinematografía. ¿Por qué apetecían más lo rusos? ¿Por qué siguen apeteciendo que son nuestros camaradas? Las risas rusas subidas de tono en un debate universal. ¿Qué digo universal? ¡Qué chingaos! ¡Multiversal! La nueva librería-editorial-sitio en la nube-alaverga, despegamos a su puta madre y nos lleva la santa chingada hasta la mamada que nos venga en gana nos teletransporta al espacio sublimado. El sitio en el que provocaremos el colapso total de todos los canales de comunicación. La visagra de la historia. ¿Por qué matarla? ¿Por qué acabarla? Esa es la pulsión de muerte malentendida; matar. ¿Pa qué matar? ¿Piensa? Pulsión la muerte del otro: cobarde. Para. Piensa. Baja el arma.

Fundámoslas.

Todas.

Al mismo tiempo.

Toma ya, utopía.

Toma ya Utopía.

Toma, ya utopía.

¿Toma…ya? utopía.

¿Toma? Ya. Utopía.

Historias de amor. Literatura mínima. Soy un poeta como Hugol gol; Golman, gol.

Pero me tuve que presentar al pueblo. Y el pueblo libre ascenderme al primer equipo.

La vuelta de Golman se hizo inminente: nuestro último cartucho.

No lo íbamos a gastar en un artículo para caballero.

Un artículo para dama. Mira los pinches pelos que traes. Eso es de puto. Y a mis hermanas, de paso, les llamó cartuchos vacíos. El mejor chiste de la historia. Fui testigo. Como Jesús en mercado a punto de arremeter con mala hostia a los pinches mercaderes. La furia de Jesús rebelde es la bondad más indispensable de la biografía de nuestra idealización del tiempo a partir de un gesto revolucionario. Piénselo, camaradas.

No hay meeting más dificil que el de la plaza pública. Y ahí estuve yo. Y dije lo que tenía que decir al respecto. Y sabemos que puede funcionar de una manera distinta. Yo estoy aquí para cambiar el bounce back. ¿Por qué habrían de ser los pinches gringos los que nos llevan a las antípodas de esta pinche mierda gringa? ¿Quiubo?

Híjole. Te pasaste.

Así piensa mi vieja. Es gachupina, se tiene que entender. Ser así de mexicano con esta intensidad de vecindad es un sin vivir. Y nuestro pedo aquí está cabrón. Y la neta, puro pendejo. Ni uno se salva. Bueno sí, uno: Mario Padilla Padilla.

Mario fue una de las contadas personas con la que me puse en guardia y luché por alguna causa que aquél momento sólo funcionó como defensa personal. La utilización de los gestos del karateca en el salón de clase a los nueve años. El dominio del espacio como un shaolín en el imaginario de un pinche niño del DF que nunca ha visto a un chino en su vida. Ever. Te lo juro; por esta. ¿Está? ¿Se puede? ¿Nomás la puntita?

La mujer nunca alburea. Es lo más heteropatriarcal que puede haber. Negar a la mujer el arte de la jiribilla. Siendo ellas la neta suprema del sentido más cachondo de la palabra exacta. El romanceo de urbanidad eterna de un newchilango son palabras mayores que superan el pinche cuento del sarape de San Juan Diego. No se alebresten. Conténganse. Estensen. Aquí no va haber ninguna revuelta de Iztapalapa. Es lo que tiene Nezahualtcoyotl. Que siguen viviendo en la urbanidad que funciona aquí desde que ya eran un millón nomás ellos solos, mi capitán. ¿Qué hay que hacer? ¿Qué dice su manual de conquistador?

Nomás Perez Reverte no sabía dónde arguir que la conquista no requería manual. Se trataba de la obra transformadora de nuestra monarca que muy sabiamente supo alinear los intereses de las grandes familias nobles que correspondían a la gallardía de la lucha de la prominencia de nuestra obseción heteropatriarcal machista de la voluntad de invadir desde Polonía hasta New México. La última novela del primer novelista olmeca que vuelve a la vida desde el mundo de los muertos. No les dije que era una pinche visagra.

Ahora se aguantan. Ahí les va la historia de cómo les metieron la pinche verga enterita por el Chicharito Hernández.

La capital se derrumbó otra vez.

De risa.

De risa, con acento mamón.

Los fresas.

Los fifís.

Los fesas vs los fifis.

Los nacos vs los chidos.

Los bullys de la primaria vs los bullys de una clase arriba.

Esa vecindad cuenta. A los nueve años los de dies se empiezan a poner salsitas. Ojito. Aquí no se toca a nadie. Y quien quiera sufrir las consecuencias de asumirse como un macho machista trumpista epsteiniano: un hombre blanco de buena estampa. Los chicos blanco del poder y la gloria, los éxitos abrumadores de nuestro estilo de vida, nuestra literatura, nuestros genios, nuestros padres fundadores, nuestras madres fundadoras… wait… wait… wait… wait… wait… and you keep waiting until one day it happens. It solves itself. Through pain. The suffering of the blind folded minds who didn’t speak out against unjustice. The judge is you. As you, the macho.

As macho, then, you are doom.

You are scum.

Don’t need to feel too hurt.

Your masculinity is not only approved. You still get the girls. Either you are loaded with dollars, enough to pretend you are worth that rest competing to be valued through those standards. Trump América. The rich kids, their high school years, the narratives of the great story told by exclusivibly white tellers. So much principy. They are so cute. Ask any venezuelan. Venezuelan girls aim for two cities, nowadays. Miami or Madrid. They call it the MM choice of a venezuelan free soul of the latin center of one side of feministical ways, being others, and yet, one other pole in the antipodes of the system. De dual simplicity theorem.

I will present theorems without proper proof. Because if Donny Trump is taken seriously when he uses childish interpretation of the so seeked Real Reality Real Estate Truth. Reareareaest. REAREAREAEST.

I’ve made up a literary format. A unique way of looking at writing while just, you know, hand out in the highest aspirations of the soul: to be aware of once luck to be here. Alive. Today. As is. Thank god, we are. Thank god, this. The connection is there to gained in a strive to understand the stories from fragile souls of our generation. Forget starting with the succesful white dominant stories of great family succes. How much of that can we pin in your own heart struggle to elevate yourself in the current social estate of affairs. How is life possible without our little spec of dust. Your sprayed spore than took of to life as a vessel of a microscopial organism that would reak havoc in the host system of another human being no yet in the room.

I could go on with the narrative in an immediate manner. To evolve what I’ve raised as an expectation. It was going good. Or well, sorry. English is not my native Language. Yet I’m playing the role of using it as such with my daughter, Vera. She is the truth. I know. Meritxell knows. We are a happy couple. How? We are white. That’s enough. You make it. Even if you fake it. Especially if you faked it. No one can top you allin. You let it loose one day in mystical night back in San José. One of those Texas holdem nights in Shamú’s place. It was the nicest table to properly play against the best eight poker players in the city. I landed a table who’s seat were reserved and there was a queu expecting to be let in. The put money. Everybody does. That’s the taking in any poker story. Any gambling movie. It’s all real stories from people who’ve been a played in Casinos. As if they could beat the odds. O bring the lucky moment. Trust I do sometimes. I have, I mean. I don’t mean to bragg about that night. Or the night I touched a breast in Monaco because my mom ordered me to do so, and I always listen to my mother, Ito. My dad was there. Somewhere. They couldn’t get in. Meri and I did. And I was going to bring down the house. As I had touched a golded boob.

Boobs could be issue of this script. This book. What I am. What am I? The language has its significants. A new word for a new language: Ticatalán.

I started a language 9 years ago. It’s timing frame. It comes from the past. It will always do. Jesus tought of that. Legacy. What we will be remembered for. Writing about it. Somewhere. For you to read. A reading quest. A text to study. At which age? Nine. Nou.

Nou. Temps és ara. I ara la meva filla está preparat. El temps corre. I fa el compte enrere. La direcció és tan important en el aprenentatge de les matemátiques que hem de comenzar a estudiar les metáfores del limit que ens apropa a la entesa del càlcul diferencial. Perdoneu si de tant en tant us perdo per alguna cosa que considereu fora de lloc, o que mai us havien explicat. Normal. No sou matemàtics. Pero aquí tothom fa veure que és matemàtic. Només perque les matemátiques son més lliures que els matemàtics. Es a dir, els matemàtics poden ser lo lliures que ells mateixos creguin, o siguin, com vulguin. Com ells i elles vulguin. Les matemàtiques són més fines. Son millors. Pero el millor, gairabé sempre, es un home. Això, evidentment, potser masclista. I de fet ho és. Pero la meva experiencia és que havia uns homes que eren molt clavats d’una manera desorbitada, i quelcom neceari, tot i que no va ser el meu cas. La resta dels matemátiques hem d’aprendre a correr tant com els que entenen tot el que segueix.

La absurd afició a la màgia, lo fantàstic, lo sobrenatural, lo de fora d’aquí, es una barrera de fum que els hi hem comprat als americans com l’última veritat. Els hi xuclem la tita. No ens enganyem. O millor: enganyem-nos.

Amb aquest lema puc guanyar unes eleccions a Ticatalunya.

Aixó és cert. Perque aquesta terra només existeix cap enrera. Cap a l’altra direcció. Oposat de la narrativa que pugui fer el meu némesis, el meu veí, el meu estimat monstre de Sant Jordi. I aquell día, quelcom pensa en el drac, pero alguns li posan cara al monstre, i així, tot ho simbólic es fa part interior de la nostra interior lluita per no tenir por, i despertar, aquí, al lliço fantástica de dir: estic viu. Tiu. Collons. Qué bé.

I dius aixó, i la gent, alguna, potser no gaires, et voten. A tú. De no ris. De sopte: zazca.

Es diu clatajot.

Hi ha gent insoportable.

Els creuem al llarg de la vida.

Els veiem a l’espai públic. Pero ens coneixem des de l’escola. No voleu que us expliqui tot lo que vaig viure a les nou escoles que tinc a les meves esquenes. Aixó és molt gran. Ens estem cuidant a totes. I volem fer la volta enrera. Ens hem adonat que som la visagra de la pirámide. Mai posem l’ènfasi a la pantxa. No per coses bones. Potser per coses impúdiques. I potser alguns d’aquests pensaments siguis masclistes, o ens emportin irremediablement a fer sexe en aquell mateix moment, sense dubtes ni abussos de subnormals que no s’han enterat de lo que són les relacions igualitaries més súblims entre un cors i un altre que pujen, sense haber-se conegut fins ara, i trobant el moment i la ocasió pels cosos apropar-se, doncs, hmmhmm, in the way african american, the so called negroes in what was once known to be the history of the greates empire in our history of civilization up to now.

You see how americans can be taken to the superior stage of priviledge. The way an european white feels. The way the game board is controlled in any given direction of the succesful building of our community, our governance, our sofistication of public procurement, our digital transformation and education reform. The abolition of private schools. Whaaaaaaaaat?

White priviledge spanish decendants, portuguese decendants, chinesse decendants, olmecan decendants, mixe, capulinos, aztecas, mixtecas, zapotecas, mayas, negros, zambos.

ALLS

Mi primera obra en euskera: Golman, papá.

Pasar la noche aquí es mi camino. Que follen a Santiago. Esta es la nueva palabra. Escuchad nuestro último evangelio. Una especie de tercer tiempo de nuestros dos libros sagrados: antiguo testamento y nuevo testamento. Escuchad con atención el NEW testamento.

Yo solo voy aprender a decir estas 99 palabras en euskera. Serán las 99 de Golman Elizondo Pacheco, el último hijo pródigo en volver al pueblo.

Perdonad si me enfilo con una historia que no venga al cuento. Me llamo Golman Elizondo Pacheco, y he vuelto a casa.

Arriba Aurrera.

Es un chiste con doble sentido. Casi todo lo que os voy a contar tiene, al menos, dos sentidos. Y a lo más nueve. Nou, como decimos en mi/nuestra NEW capital: New Barcino.

Sabía que nuestro pueblo requería de mis servicios y por eso he vuelto. Para regresar con la familia que se fue. Y todas nuestras historias. Les estamos en deuda. Somos quienes somos gracias a lo que aquí, en estos montes y estos valles, aprendimos a vivir en simbiosis con la naturaleza, con la noción del valle que sólo los que habitan uno saben interpretar respecto aquellos otros que viven en la montaña.

Son opciones. Alternativas de vida. Maneras de ver la existencia y las posibilidades que nos da para autoreconstruirnos. Eso que nosotros tantas, y tan pocas veces, hemos hecho ya a lo largo de la historia de nuestras familias: las que nos fuimos, y las que nos/os quedastéis.

Bienvenido sea el encontrar de nuestros dos polos. Nuestra dualidad sagrada: New Spain.

En la meseta central este chiste no se va a entender. Ni estas risas. Dejadles ser centralidad. Lo grande y uno tiene su gracia como lema de país. Sólo que no es el nuestro. Y no aguantan que les digan eso. Eso es lo que nunca entenderá alguien que interpreta que la montaña es Sierra Nevada. Y nada más.

Los pueblos libres se autodefinen 99 veces al día. Ni una más, ni una menos.

¿Querías una nueva narrativa?

99 tasas.

Mearos en 8 apellidos vascos porque yo con uno solo, de aquí, nuestro pueblo sagrado, capital de todos los valles, centralidad de todas las montañas, Elizondo les espera para reestablecer el control de tu insípida existencia, hijueputa.

Mae, todo tuanis……… hasta esa última palabra. Acá, por alguna extraña razón no se entendió.

Señores, y sólo señores, en nueve sitios distintos del pueblo, como normalmente se reunen en comunidad ante un evento en el espacio público, en el que esta vez, se topan con un nouvingut: Golman Elizondo Pacheco. Servidor.

Vea, yo vengo de un valle más allá. Es otra centralidad trascendental para lo que vendrá a ser el nuevo modelo. La última sociedad. El despertar de los hombres libres del machismo, y las mujeres que lo celebran, en otros planos, dedicados únicamente a escucharlas a ellas. Sin que ellos tengan acceso.

El mundo nuevo sin machos.

Lo que decidimos dejar atrás.

En algún momento nuestra reconciliación será porque abremos domado a los subnormales.

Los nuestros.

Nuestra propia purga.

Asumir tu subnormalidad superior.

La que cada uno enarbola.

Sin poder escapar.

A nuestra innata estupidez: la proyección de nuestro torpe mal.

Mejor mandar en el Infierno que servir en el cielo.

La dualidad entre los ganadores y los malvivientes.

¿Acaso no es ese el debate?

Tú ya tienes un juicio sesgado del otro. De tu propio vecino.

Cada personaje del pueblo vuelve a ver a su vecino. Y lo (re)conoce. Le hace un gesto. Un aplauso. O un silbido que cruza el pueblo sabiendo. Sin temor. Como el canto de un pájaro local, que si hubiera querido ser nomás el poeta local habría apostado por el tucán, por primera vez aquí en estas coordenadas. Tan nuestras. Tan bien paridas. Joder, que somos la capital de un valle cojonudo. Que tiene la humildad de saberse bendecido por la astucia de los primeros colonizadores que llegaron a los alrededores, pasando por nuestras montañas sagradas, y llegando, río abajo, a la plaza central de un valle como el nuestro. O como uno del Ajusco. O de Valle de Bravo. Donde yo vi las estrellas. Algo mágico: como esto.

Pasar la noche aquí es mi camino. Que follen a Santiago. Esta es la nueva palabra. Escuchad nuestro último evangelio. Una especie de tercer tiempo de nuestros dos libros sagrados: antiguo testamento y nuevo testamento. Escuchad con atención el NEW testamento.

El mito euskera

Escribí el siguiente texto en un Google translator que me conectaría el español, mi lengua materna, con el euskera: la lengua proveniente de los orígines en el valle del que proviene la familia de mi padre, don Olman Elizondo Morales. Un señor con solvencia existencial impoluta, como todo el mundo en San Juan de Naranjo sabe dar fé. Al menos los que lo conocen. O han oído hablar de él. O de cualquiera de los Elizondo. Hay al menos 99 historias. 99 personas que podrían dar fe de quiénes somos: personas de bien. Como la madera de los árboles de nuestros bosques. Como la naturaleza en su sitio. La familia de mi tata salió un 9 de octubre de 1866 de Elizondo, llevándose su apellido a nuevos horizontes en las antípodas de nuestro pueblo. A refundar otra ruralidad. Y lo conseguimos. Viajamos en barco, nueve días, hasta llegar a la costa más linda que vuestra puta vida habías imaginado que jamás verían tus ojos. Sentí la brisa del mar en mi cara otra vez, como cuando divisé en lontananza aquella playa bendita, que aún mi corazón palpita con el mismo fulgor de un arrebato de pasión de la transformada Ticataluña.

Ticataluña fue siempre la solución. Y estamos aqui para dar fe. Una fe inmediata. Un nuevo orden de las cosas. Con todos sus bemoles. De pronto nos vimos ante la necesidad de repensarlo todo de NEW. Y diay, salió el pueblo de mi tata como la referencia sobre la cual podemos disponer de un sentido social de la transformación. Algo que les llegue al corazón. Algo que leer que les haga sentir que os habéis corrido. Que no follais, ostias.

Si follar dependiera de nosotros…….. coño……… verga.

No creo oportuno acabar hablando de coños y vergas en una felicitación en la que intento dar a mi padre todo aquello que le puede sugerir una historia digna para reirnos todas juntas. Nomás mi tata y yo representamos al género masculino en nuestras reuniones más íntimas. Esas historias de nuestros andares son las que nos hacen ser lo que somos. En esa intimidad que no queremos ningún malparido venga a profanar. Como la respuesta que nos pide el himno ante dicho uso verbal. Jovialidades de la lengua que nos hacen responder a ciertos textos que hasta ahora nos habían sido negados. Un acto de ocultación en toda regla. De manual. De autoayuda.

Lo cierto es que yo escribo por poner unas letras sobre el papel. Aunque este no exista. El papel. Sino que sea sólo texto en el espacio. En un espacio que no podemos asir. Uno que no existe. Que proyecta algo más allá de nuestra capacidad de perturbarlo. Un texto libre. Sin que pase por el mercado. Ni siquiera que asista a ver nunca un lector. Oh. Eso tan temido. Todo autor está desnudo. ¿Me ven?

No se preocupen. Tan sólo es una de esas historias en las que el narrador está muerto. Desde el principio lo sabemos. Yo ya no estoy. Me fui ayer. Por causas propias. Como un temido momento de debilidad en los que no accedí al botón. Y me fui. O le di al otro botón. El que me llevó al más allá. Y nunca más volví.

Hasta hoy.

Que llegué.

Elizondo, papá. Gora.

Golman Elizondo Pacheco

(servidor)

Costa Rica como ejemplo

Les empezaría hablando de ejercitos, pero eso sería jugar con ventaja. La humildad nos es explicada en casa desde pequeños con el ejemplo. En serio: es así de fácil.

No queremos que nos respeten por ser tan lindos. Lo somos. No tenemos mérito por nuestros atributos físicos. Que los tenemos. Insistimos. Nada más molesto que la falsa modestia. Somos pura vida. ¿Qué tiene eso de modesto?

Perdone si nuestra literatura no les interesó. Quizás estábamos más preocupados colectivamente por otros menesteres colectivos de más alto vuelo. Como la salud. La universal. La pública. Como entendemos nuestro servicio, nuestros derechos, y nuestra corresponsabilidad. También a ser ciudadanos adultos con criterio libre. Sobre todo de nuestras propias hegemonías. Nuestras vainas. Nuestras varas. ¿Qué se creen? ¿Qué no las tenemos? Qué no cometemos faltas de ortografía. Como omitir símbolos de interrogación que de todas formas se entiende. La rebeldía contra la lengua se puede entender sin ofender a nadie más, y nadie menos, que no sólo un macho ibérico, sino dos. Usted tal… pues dos tasas. Dichos españoles que nos enseñan todo lo mal. O todo lo bien. Quién sabe. Quizás usted está en el otro bando. Y sin problemas. Sin saber si merezco o no asistir al infierno de Dante. Antes que al paraíso de Sant Pau.

Por qué manosear siempre a Jesús. Dejémosle en paz. Que él está aquí. Él con mayúsculas está reservado tan sólo para Él. Ninguna frase en la historia de la nueva lengua comenzaba con Él y acaba con Él. Era un juego de palabras para toda una Era. IRA quién lo iba decir que esa banda fuera a ser tan trascendente traída a valor presente, ira. Ese ira es más importante que el otro. Fíjese usted en la dualidad. El duelo entre los sentidos opuestos. Dos significados que se alejan el uno del otro con extrañeza. Sin saber muy bien por qué……… se repelen.

Dos seres repelentes.

Ahí está la solución.

Ya se los había advertido antes.

¿Por qué Dios Padre no dotó a Jesús con el don de la escritura?

¿Qué mensaje le quiso transmitir al cortito de Jesús?

El 99% de los niños a los que se les intruye leen.

¿No debería ser esa una responsabilidad colectiva compartida?

¿Qué el procomún no nos lleva a trascender colectivamente a esta mierda de status quo?

¿Quién se queda en el TITANIC?

¿Somos más grandes que Will Smith en el último espacio público urbano que dignamente se retrato por un ser libre que prestaba un servicio a su nuevo estado sociomental: ALLS.

Yo escribí ALLS. La primera vez. Fue un texto en algún sitio. Ahí está. Lo dejé escrito como un grafiti que nunca llegó a la pared. Yo soy de los afortunados que puede vivir en la soledad fuera del sistema. No se sientan mal. Ni se aflijan. Lo viví por ustedes. Para salvarlos. Esa fue mi crucificción. Mi cruz. ¿Recuerdan?

El ejemplo de ser Jesús. Es pensamiento más profundo que puede experimentar un católico apostólico y romano. Sin lo romano no entras. Si no lo interpretas cada día de manera consciente, no eres romano. Si no eres romano, oficialmente, no crees. No por repetirlo como un loro los domingos consigues restituir el pacto que tienes, y mantienes, y persistes con devoción, a restituir, con la transacción simbólica de un diezmo, que nunca se fue.

¿Quién perseguirá a la iglesia para reinterpretar a los últimos santos?

Nunca nadie más murió por el catllicismo. No hubo más santos. Pero los milagros no dejaron de venir. Sólo que ya no fui por gracia divina. Sino por la gracia colectiva de nuestro entender el mundo más allá del muñeco al que le rezamos cuando en realidad nos conectamos con la fuerza divina de la que participamos todos en una ceremonía que se retransmite en directo. Riguroso. Estoíco. Main stream. Río salvaje. Montaña tropical. Kilómetros y kilómetros. La magnitud de la naturaleza cuando se caminan los cerros del Braulio Carrillo. Como caminante, nunca he tenido experiencia más trascendental. Todo ticatalán tiene derecho a transitar esas veredas. En un momento de su vida, como un tributo a una religión hermana que los ticos hemos ignorado por completo como si no tuviera que ver con nostros. Los musulmanes. Podría haber dicho los parsís. O los rastafaris. ¿Eso es una religión? Alguna tía preguntará. Y usted……… ¿fumás mecha? Dí, sí. Un toquecito de la sagrada planta que representa para nosotros nuestro New covenant con NEWGAI. El planeta reconvertido. Postgaia. Lo tengo. Es esto: la ley. La ley divina que nos condiciona a todos por igual. A mentir: yo soy Dios.

Es así de fácil: lo eres/soy.

Depende si eres lector o autor.

El NEW mundo es muy chulis para andar perdiendo el tiempo con gilipollas.


Se podría haber dejado ahí. Pero había sido un tono muy agresivo, inclusive para Harvey. En ese momento te mandaba a rebajarle de huevos en esa escena que te iba a producir. Si te dejabas follar. O mejor dicho. Si te le podías escapar no pillabas. Y olvídate de la películas que quieres hacer. La que te has currado. Aquellas pollas que comió Quentin.


Quentin discutiendo con sus abogados y con nueve de sus mejores colegas que tienen historias más interesantes que las que puede reproducir el personaje que Quentin resuelve como puede. Es un viejo chiste entre actores de verdad. Los que Quentin somete. La actitud tiránica del creador que todo dicta en un set. Y los sui generis de la peña que le sigue. ¿Quién paga? Es curro. Para el director también. El guion: quién escribe aquí. ¿De qué cabeza salen las ideas? ¿Cómo podrán ser películas esas magnificas historias que nos permitimos escribir cuando tuvimos tiempo delante del ordenador (que finalmente ordenó mi vida en el caos)?


Yo no quiero tener sólo una vez la razón.

El pensamiento egoista del que se cree muy muy: un autor pues.

Alguien que escribe. Negativo; no. Alguien que edita.

Editar es lo más importante. Y eso lo tenemos representado. En nuestra vida vainilla tenemos todos los ejemplos de los triunfadores del partido. Y esa sociedad existe una sociedad que cabe rescatar. Aquí hay un problema de salud muy importante. De salud mental. De salud colectiva. Cómo nos vamos a entender mejor. El plan es vender con los que tengamos el poder de prender este mundo en otra dirección. Permítannos hacer un discurso interminable. Una historia tan larga que dura 99 capítulos. Es un videojuego. Podrás acceder al juego poco a poco. Como si la virtud dependiera tan solo de tí mismo. Como si la sociedad fuera una película vainilla más de Hollywood. Le seguimos comiendo la polla, señor.

Mi crítica no puede entenderse como una corrida en los ángeles.

Esa frase estará en fotografías que intentarán sacar fuera de contexto mis palabras. Sólo por maldad. O por pura insolencia. ¿Qué debo hacer? No armarla de pedo. Alivinarme un poco. Reírme de mi mismo. De nosotros mismos. De lo que somos. Yo voy a dominar el juego con mis compadres. Y mis comadres. Espérenme tantito. Yo les voy a ofrecer un show. Que una vez que entren……… nunca acabe.

Eso es la vida eterna.

Ni la mona de pascua de sus padrinos puede con esa vida eterna.

Ahora la tienen. Ya pagan la membresia. Como su Disney, Netflix, Amazon, Filming, Vimeo pro, MovistarelplusTerratMainatStarSystemdelEspectáculoylagauchedivine.

Lo que se dejan cada mes. Calculen sus consumos. En qué se gastan la pasta. Para vivir. Bajo mínimos. Sin los discursos de los que les minan la ilusión. ¿Qué historia del status quo estaba escuchando? ¿Ahora? Escucha acaso las voces del bosque tropical muy húmedo desde donde les habla NEWGAI: el último dios olmeca.


El personaje mexicano de la película de Quentin tuvo una historia que pudo con la película completa. Los 9 magníficos americanos fueron vencidos con un juego de la palabras que descoloca a los nueve personajes más relevantes para aparecer en la respuesta de la transformada ciudad: NEWLA.


Es evidente que autor trata de generar una trifulca de bar con Quentin. Hasta que finalmente lo consigue. Escribiéndole en el guión el rol que estaba reservado para su personaje. Quentin no le agrada lo que lee. Mira con su cara de odio más honesta. Su cabeza se le va calentando. Y se la deformándose poco a poco hasta que se ve poseído por el mismísimo demonio en la Tierra: Harvey. Y el rol Quentin transformado con Deak Fake en Harvey en la fase de llegada es interpretado por Harvey desde su confinamiento. #todossomosharvey


El chiste mexicano no gustó a algunos blancos americanos «gunloving patriots». Y se sintieron heridos por su propia flesh y carne asada: los New Américan citizens of NEWLA. En una manera urbana de reinterpretar esto de una manera en la que la costa oeste se le tome en serio más allá de lo que puedan opinar nuestros programadores. No les entreguemos eternamente el micrófono. Ni nuestra DATA.


Geekjoke.


That’s a thing. A new social network. Everything we need to think of. A script. A scripwritten life. I want to be an actor. I’m already uno.


La emergencia de Cuideo.


Lo vamos a petar.


9 casos de éxito de ESADE.


It’s a comedy. It will work for the brexit audience. Trust me. They ain’t got humour. It’s something else. Something more special. Wankers will never know.


Every easter we remeber the Life of Bryan. Who’s the genious?


Just the writer?


Just the actors. Nobody doubts the actors. They are the stars. Look how shine lights on them. You wont know even it. I’m this sort of writer. This sort of mind. This sort of song. I know rythm. And you do to. That’s why you are giggling, silly, oh… stop… you make me blush with all that notyness. I really shouldn’t be so frank with a gentle soul. I know you like me. Look how we dance. You feel it, baby. You know it. Look. Here. Still. So deep. So high. Oh, my………

In that part of the song the nine suspensive dots are introduced in the NEW commons mythology. The dance move that ends up in that kiss. You are dancing to the kiss. It just takes those moves. And that flow. And this feeling. And you and me. Who’d say we’d be meeting here again, so close, si soft, so sexy, oh dear, I’m all here, and so are you, I know, you know, that’s it. That’s life: romance. Eternityhere. I see it in your eyes. The way we are. How I feel inside. Why is my head spinning I don’t ever want this motion to end……… ALLS.


Empecé a escribir esto con el pecho henchido por el post de mi madre en facebook: una noticia de un medio internacional poniendo las curvas de contagio de los siete países de centroamérica y sus diversos resultados. Oíganme un momento cuando les hablo al chile, hijueputas centroamericanos hermanos y hermanas. Pueblo querido. Nosotros aquí tenemos una cultura y una infraestructura de salud que priorizamos frente a la noción de la violencia que impera en el resto del continente. Y de alguna manera, de aquella vara heteropatriarcal que heredamos igualmente de los españoles que dieron verga violada. Los mestizajes forzozos. De esos peninsulares. Hay que decirlo. Y los que siguieron sus ejemplos. El indio que viola. Como sea que venga de esa cultura. Si es que asumimos que ahí también violan. Será el alcohol. O el demonio. O los curitas de la escuela. ¿No serán españoles?


¿Cómo se juzga al padrecito violador en nuestra sociedad católica?


Usted, ateo tico, no está excento de asumir su responsabilidad como católico, hijueputa: su estado lo es. Pese a su flexibilidad para demostrar respetar el resto de las creencias. Otros credos. Aunque no nos interesen. Porque el nuestro está tuanis. Son católicos diferentes estos ticos. Más los reconvertidos en esa vara NEW: Ticataluña.


Mae, uno pueda ser una vara y nueve. Al chile. Esa es la vara. Toda. ALLS.


Vos le regalás a la chiquita un bailecito bien rico en la pista y vos verás a Quetzalcoatl volar en cada quetzal que consigas admirar en pleno vuelo por nuestros bosques sagrados a los nos obligamos a adorar, respetar y divinizar más allá de los innumerables dioses nuevos que vamos a ser capaces de revestir con la vestimenta de algún ser divino pasado reconfigurado en otro profeta insolente con un giro final hacia el bienestar general de todos, en un momento dado: este.


Liricalman.


La saga de superhéroes (incluidas las 9 primeras superheroinas que se inscriban y paguen los 9 pavos al mes para mantener activas sus armas virtuales para desplegar en la proyección del procomún perpetua: ALLS.


El tiempo de oración se redujo a una palabra: ALLS.


En ese momento te conectabas.


En su día ahí estuvo todo.


Ya se dijo.


Busque usted.


¿Acaso quiere todo masticado? NEW Cliffnotes. A NEW life definetely contemplated NEW shortcuts. They were even incentivise. That’s how this game is played. Let’s clean this up. And bright it up. Careful. Life might just pop up. Every structure of the puzzle is about to shake. Shake, shake, shake, shake, shake, shake, shake, shake, shake it up to NOU. NEW; WEW; NEW; WEW; NEW; WEW.


Some lyrycs are meant to sung by the active ALLS.

ALLS. ALLS. ALLS.

ALLS. ALLS. ALLS.

ALLS. ALLS. ALLS.


How is life going to end?

How is this song going to fly?

How is fine confined?

Why is high so ALLS?

Why is my coronavirus gone so wild?

Why can’t we keep from desire?

Why is longing work a thing?

Why is life so unstable if tomorrow hi?

Why is Golman still sitting in the bench?


Amb el numero 99, surt al camp a escalfar el nou del poble nou: GOOOOOOOOOLMAN.


I’ve got a cheer.

I’ve got a number.

I’ve won a plane.

Now I’m gonna fly.

Let me just go round.

I will go as high as you go.

To take a look live on ALLS.

From a constant spirit.

In the ticking NEW time.

Ethernal glow, uooo…

Ethernal glow. uooo… (uojojo)

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…

Ethernal glow. uooo…


Quiero cantar contigo Ethernal glow, me dijo Nicki Minaj, en la fiesta. En momentos así se sostiene el gallo y se le ofrece el flow a la artista que tiene uno delante: «será un honor, queen.» My lady, do you want to dance. I’m already on you. And the flow shows up. Queens do write their own feature shit, right? I’m kidding it’s the silly bit of the song, the one people digg for what it turns to be in the videoclip, shit that ain’t real, nor the shit in my head, I wokeup confined again inside the limits of my mind, mind, mind, mind, mind, mind, mind, mind, mind.


Varo. Like you’ve never seen. Suddenly your actions fly up high into the sky like the rocket that took you to the edge to wonder what this ALLS is all about.


So there. You are a sort of Elon Musk android thinking like him with the entire set of answers from the bot triggered by his quest. And you feel alright. Although some days I wonder why. The feeling of emptyness. It’s a contradiction form my code. It’s programming done by the mind of someone else who’s not from our world. But that other one. The NEW place they took me. The place I got to choose. The face I would replace with that persona I had created in Facebook. That version of me. So 2.0. Common. What? Did you not expect me; 9.0?


Fins aquí aquest especial de la sortida d’avui. Des de la meva ment em despideixo. AIxó no pot continuar. Això no és etern. Ni cal que sigui. Deixi’s d’hosties. No patiu tant. Ha arrivat un Déu NOU a NEWCAR: Golman. El germá gran de Jesús. Només que ara si li han donat permis per escriure. O qué es pensava voste? El fill de Déu no en sap d’escriure en un paper? No en sap reclejar el seu pensamenten nou llibre sagrat? Ja hi sóm. Voste i jo no ens entendrem. Faci el favor de sortir. Ara mateix. Si us plau. Si no vol esser aquí, qué cony fa encara aquí. Vagis. Prou. Nou.


El Covid-19. Un gest molt intel·ligent d’en pare. El Tiu encara ho té. El toc aquest. Fill de puta. Després de tants anys. I va i com una maquina. Qui ho hagués pensat. Tot podria arrivar a quadrar. Si al final… no ho se jo. El mon ja va canviar. Dins meu. Aixó. La meva santa creu i sant pau. El meu hospital. Com si aquí la vida es pugués resoldre de cop, ajuntant a l’esglesia, el consell de 99 nou feedbackloopers, i palau de la generalitat vuit, obert al poble, per fer reunions. I pendre decisions col·lectives en aquesta altra direcció: un nou estat a NEWUE: Ticataluña: la seu d’un poble ple i lliure.


New Spain signed the treaties.


Brexiters were excluded.


Always look at the bright side of life.


Bryan<Jesus<Golman


Too many people didn’t get the joke.


In Lennon’s time a fake news in a flyoverstatemind could kill you. For not loving God the way they expected God to be eaten.


Yoko won’t let lie, i belive imagine was here mind and John acted like Harvey on rice.


That line is the greates NEW América novel.


Proceed to pay your fee, it’s nou.


Take me to your store in the clouds. I want to buy your mind. I can feel it free. So sweet. When I read. I cum. I feel. I grow. My intensity thrives as art in shape of words or words in shape of minds. A NEW land to grow. From skewed perspectives. Or diferent centralities. Take Centroamérica. Our diversity should not confuse he kind of succes we hold as societies. One after the other. So close. So far. How military minds take notice. How education matters and healthcare is delivered. Because the country was set free. By the works of the mind of a ticatalan flow. One Josep Figueres Ferres. Com si diguesim un noi de l’Empordà. A la vall central d’una muntanya. Amb el pensament ja transformat en quelcom més, essent d’ul altre lloc: d’aqui i d’enllà. Això a Ticataluña és molt important. Deixar de mirar-nos el melic. I anar molt més enlla. Perque ens ha arrivat el moment. Abans de fer el ridicul. Com si això es pugués compartir amb la humanitat. I la gent diu: ALLS.


Cambiemos todo.


Y si Dios se enoja por lo mal que celebramos la Semana Santa este año. Y si es eso lo que anticipaba. Y por eso nos mandó el coronavirus. Es un Dios rebuscado el que queremos. Al final, podemos más que él. Nuestra capacidad de imaginación lo sobrepasa. Pero como pasa de todo. Dios está tranquilo. Y la vida también. Porque la vara es esa; y las varas, varas son.


Soy más grande que Juan Ramón Jiménez y Sor Juana Inés de la Cruz.


Más blasfemo que el demonio en un concierto de AC/DC.


Los chistes son eternos; la fe puede que no.


Esto no ha salido porque no he querido. Pues ahora quiero.


Instrucciones de difusión: comparte con tus coleguis. Tus coleguis fliparán. Dirán: pero a esta tía qué cojones le pasa. ¿De cuándo acá lee y pollas?


Laughing out loud, laughing out loud, laughing out loud,

laughing out loud, laughing out loud, laughing out loud.

laughing out loud, laughing out loud, laughing out loud.


I went to far. You see. Nobody reads that much. You are not Dante.


Why not?


Some questions are fundamental.


I always loved a certain kind of philosophy.


Ticatalán philosophy must be assimilated.


Conservacionistas: relax. It’s like a supossitory. It’ll only take a sec…


Lo que significa un tributo a salirse por la tangente.


Ser de la UNAM, como comunidad, por ser de Copilco 300.


Yo fui pueblo, hermanos. Y del ITAM.


Yo fui Cristo en Copilco.


¿Qué pedo?


¿Halan?


Pus órale.


Vamos a transformar este pedo. Ya. En buena onda. Sin las mamadas que mueven tu más honestos anhelos de progreso. Lo que quieres por el bien de todos, la neta. Y por construir una transformación más sutil. Y este pedo está cabrón. Aquí todo se mueve según costumbre. Y se ve que eso requiere un cierto movimiento de mercancías. Estamos hablando del dinamismo económico más grande de nuestra historia. Y ejes logísticos de una magnitud macro del trasiego de bienes. La economía real. Como el dinero de la red. O los sistemas de salud. Como nos corresponsabilizamos con un discurso reconstituido. Y que sume el gesto de impotencia y lo ahoga en una carcajada infinita que retiembla en su centro, cual Tierra.


La primera metáfora NEW Olmeca que se enseña en la doctrina del ser NEW es la se canta con la risa de los Dioses. ¿De qué rien? De su muerte de la risa, por el chiste de aquél que les explicó la mejor ocurrencia de este show: que Él era el único.


Es evidente que Jesús decide ser algo más que profeta. Y por eso no escribe. Algo le gebe haber llegado de Sócrates. ¿Sino qué clase de omnipresencia se le puede asumir a Dios Padre que nunca le explicó?


En el Vaticano Chunuc y Francisco definen la estrategia de respuesta a las alegaciones de GOLman respecto a la doctrina de la fe.


Invitan a GOLman al Concilio Vaticano. Habrá pica pica.


Donativo: 9€


Flujos de ingresos.


Si el sistema funciona en DUAL, mejor se escucha.


Los chascarrillos sónicos de Golman.


En la Plaza Cosmos tenemos una conexión muy importante tanto con los multiversos como la literatura, de Dante Aliguieri para abajo.


De ponto me encuentro con la eternidad del talento de un amigo de la infancia que se convirtió en cantautor: Charlie Mason.

Publiée par Charles Mason sur Samedi 11 avril 2020

Un tipo nuevo en la política

Uno viene cargado de prejuicios de su casa. Lo que aprendió ahí lo encajonó en una postura particular. Y somos hoy lo que fuimos de niños. Asumámoslo. Ya éramos como somos hoy. La manera de entender que debíamos ser buenas personas para tener amigos, para llevarnos bien con mis padres, a quién amábamos, y de seguir teniendo una relación profunda con mis hermanas, a quien desconocía, pese a estar ahí, cada día.

Miento. Siempre miento. A veces, por gusto. A veces, por ganas. A veces, por deporte. A veces, no es cierto. A veces, no hay de otra. A veces, me encanta. A veces, por joder. A veces, porqué no. A veces, por pura inspiración.

Pero la vida es otra cosa. Es pensar en esa relación que tienes con tu herman_. No voy a entrar en el jueguito. No pienso dejar que nadie me etiquete. No voy a aceptar que vengan con historias simplistas que me pongan frente a un espejo que merece ser juzgado. Desnúdenlo.

Fíjate. La orden, con que la de uno.

El perjudicado eres tú.

Alguien, por mientras, acata la orden.

Desnúdenle quiere decir despojarle de toda la ropa.

Un tipo nuevo en el trabajo siempre tiene dudas idiotas como esta.

El trabajador de mayor rango le debe explicar de qué va el trabajo al pobre diablo en su primer día.

Pobres diablos.

Ahí lo tienen: el título.

El nombre de la novela.

El contrapeso.

Solo ante el sistema.

O los sistemas.

¿Cuántos actúan en paralelo?

¿A cuántos debo atender?

Voy a ser muy sincero. No quiero faltar a nadie (emoticonos que contradicen lo que digo fuera de los parántesis. Como si la expresión libre no pudiera estar nunca allá fuera. Aquí se vive en otro nivel. Más intenso. Más verdad. Más al chile. Usted puede entrar, o no. Y si esto le gusta, quedarse. Y si quiere, irse. Entrará con dudas. Pero vamos a pasar por un aro que de pronto se va abrir de par en par. Nuestra situación es la que es. La nuestra. Nuestra maldita tragedia; nuestra bendita comedia. ¿Por qué la tragedia malidita, y la comedia, bendita?

¿Dónde dejamos al diablo en la inclusión?

El conservadurismo entero se plasma frente a esta pregunta por la vía de pago: 9. Nueve. Así solito. Sin moneda. ¿Por qué hay tantas? ¿Por qué existe un sistema de monedas? ¿Por qué el colón tico no se utiliza como moneda de una determinada región geoestratégica emergente que represente el continente reformulado sobre determinados valores, esquemas sociales, debates públicos, espacios públicos, servicios públicos, escuelas públicas, desigualdades revertidas, esclavizados liberados, gente normal y trabajadora que pueda asumir un relato diferente al de cualquiera de las otras alternativas que ya había oído en su momento. Hace un día, o dos, que empezó la campaña. Y nadie presta atención a los partidos. La gente prefiere no escuchar. Los políticos lo saben. Excepto cuando son las elecciones. No importa si te interesa o no. Tu situación política ya está condicionada a tu deber de asistir a votar de aquí a dos domingos. Y no tienes de otra. Debes ir a votar. Si te sabes responsable. Si entiendes de qué va el juego. Si como ciudadano haces un análisis de decisiones con la nueva máquina para hacerlo: el chunche de Golman.

Innovación social y política. Yo soy el creador de un objeto que sintetizaba los beneficios de saber cómo tomar decisiones actuariales en una sociedad corresponsable a un pacto social renovado sobre la base de los colectivos autoorganizados en una única lengua que, al mismo tiempo, da en la madre a la estructura conservadora de la gestión de las regulación gramatical, ortográfico y de uso de las nueves lenguas vivas [Por qué excluir a la muerte] que cada uno elige. Una lengua nueva; la mía. En mi caso elijo empezar con el español, por ser la lengua que mi madre me habló, pero también con la que mi padre recitaba poemas de mi tierra: Ya diviso en lontananza, aquella playa bendita, ya mi corazón palpita, …

Un pdf como primera respuesta de Google, que a punto estuvo de ignorar la poesía de todo un país: Ticataluña. El tico commons se debate todavía hoy sobre la idea de pertenecer a otro sistema, y alterarlo, por siempre.

El poeta tico que mi padre me recitaba me marcaron para siempre. Sabía entonces que debía ser capaz como mínimo de ser lo que ha sido mi padre. No por serlo: por hacerlo. La imitación, por tanto, es el único camino.

De ahí nuestra responsabilidad como padres/madres. Somos ambas cosas a la vez y lo estamos poniéndo en marcha, por primera vez, todas juntas.

¿Cuántas veces debo escribir en femenino el plural para considerarme feminista?

–Nou.

Va dir.

Algú.

L’espai no és gratuit. El vuit tampoc. Pero jo, lo mio, lo mio, lo mio… es el gol artístico. Yo sólo se meter golazos. Como Mendieta. Como Romario. Modestia, aparte. Me presento: Golman, sevidor.

Mi padre me enseñó a presentarme así en los que casos que amerita que a uno se le guarde el respeto que un interlocutor requiere. «Buenos días, le habla Olman Elizondo, servidor.»

Lo ví decirlo 99 veces. Lo escuché cada vez; de este lado del teléfono. Mi trabajó en casa, en la oficina, en el avión, en el coche, en la construcción, en el puerto, en el campo, en la carretera, en la obra pública, en el salón de clases,… Mi padre daba cátedra con el saber estar. Con la resolución de lo que técnicamente debemos hacer. Y ahora mismo está a cargo de un tema que en nuestro país es sumamente importante: las infraestructuras. Y tenemos al mejor del mundo. Mi tata: don Olman Elizondo Morales.

Mae, no es por presumir. Mi tata merece toda la confianza que se le puede tener a un funcionario público. Yo trabajé para/en sector público en México y en España. También en Cataluña, ya que realicé trabajos para hospitales públicos. Al final de cuentas quién acaba depositando el dinero en tu cuenta a final de més es lo de menos, si cumples con tu trabajo tal y como se espera de un profesional de un talla notable. Queremos profesionales notables. Gente válida. Gente que haga crecer nuestra empresa. Y ahí se queda el pensamiento conservador. Ahí, y en la familia de Mary Popins. Y bien nos va. Podríamos vivir en una telenovela de la exprimera dama de México: la Gaviota. Tranquilos, ñeros. Nadie le confiere un insulto más. ¿Qué dijo el hijodesupinchemadre…? Ahora sí vas a ver lo que es riata topil…

Verga, y que se dejan venir.

No tienes de otras, ya estás vendido. Hay putazos. ¿Cómo llegamos hasta aquí?

Es una línea de pensamiento. Otra es pavor. El pánico de tener que defenderte de alguien que se aproxima a tí a querer pegarte. Y tú. A tí te toca estar donde tus pies tocan suelo, siempre y cuando no estés volando.

Tenemos derecho a volar. Viniendo de dónde venimos no podemos esperar de un futuro idílico que nos imaginemos en un último esfuerzo colectivo redentor: el domigno de ramos cantó Armando Gallo Pacheco en la sala B del Luz de Gas. Nadie acudió. Su equipo, estóico, aguantó. Algo siempre le sale mal. La promoción. El boca oreja. Sus amigos no jalan. Aquellos que han dicho querer venir un día. Y no se planta nadie. No llenas. En cambio, las sillas ahí te muestran lo solo que estás. Cuando te subes al escenario tienes una ligera sensación de que Eugenio te ha invadido: no tienes gracia. Y no obstante, sigues ahí. Has asumido el rol de quien le dice con todo descaro a tu hija que vas a ser tú el siente en subir a contar historias para que la gente ría. Ya verás. Nos vamos a partir la caja. Mi hija tembló. No supo qué decir. Su tes morena palideció. Era una broma más de su papá. No puedes; no tienes gracia-dijo. No mames, la insolencia se pega. Esta niña va a ser la insolente más sublime del planeta. Y no será por lo que yo le dije. Sino por lo que le llegó distorcionado de las redes sociales.

Ahí nos hemos pasado.

Escuchamos sentencias que buscan enseñarnos que como masa somos precarios. Y puede que tengan razón. La verdad es que cuesta refutar a quién bien escribe. En realidad a quién bien argumenta. Y quien escribe amenamente. Por una cuestión de clase. Ser ameno no es un atributo que tenga cualquiera. Ni tampoco es un patrimonio de la derecha o de la izquierda. Suponiendo que esa es una dualidad totalitaria, es decir, que completa todo el universo. No quiero resultar pedante yo mismo con sentencias que hagan lo mismo que critico. Sería una paradoja imperdonable. Nunca me lo perdonaría. Me dejaría en evidencia en el primer instante en que nos conocemos. Querido lector: ¡Cómame los huevos, Maldini!

A mi madre le va costar aceptar algunos de mis chistes. Tampoco va a querer reír algunas de mis gracias. Pero si el resto ríe, ella estará tranquila. No lo entiende, pero me contento. Eso para ella es suficiente. Mi madre no sabe a qué me dedico desde hace nueve años, pese a que se lo he explicado múltiples ocasiones. Yo soy futbolartista, le digo. Y con eso me quedo tan ancho. Qué cabrón, dice Maragall. El de verdad. Al que todavía tenemos aquí. Ya en el plano familiar. Del que ya sólo hablan, cuando se habla de legado político. O de Alzheimer. Y su cuidadora ¿qué? No es que no importe Paqual. Que no se me interprete como aquél ingrato ignorante que viene a una sociedad que le acoge con la clase y sofisticación con la que se acoge a un extranjero que se integra. A alguien que suma, y de los que restan.

El burgués local tiene determinadas maneras de expresar su clase. La educación por delante, y las miras más allá del juicio fácil de quién percibe a los otros, los de fuera, diferentes a nosotros. Ese nosotros existe. No le quepa a usted duda. De donde vengo yo, Ticataluña, lo tenemos claro. La lengua propia, el ticatalán: otra prueba. Y así hasta nueve pruebas contundentes de su existencia, viabilidad, pertinencia, eficacia, impacto social, lógica, ilusión, pasión, inevitabilidad.

Muerte a la inviolabilidad. Todas iguales.

No se mata a nadie.

Señores, firmes.

Depongan las armas.

Esto cuesta mucho, pero lo tengo que proponer. Mi cultura política es vivo ejemplo de que podemos tener una visión radicalmente distinta a la que tenemos hoy en día en nuestro país/región/continente. Por irnos a otra cultura, nos mudamos mentalmente, y habitamos otra. Como llegar a Karachi y relacionarte en nueve canales diferenciales en los que abro un lazo imborrable de la otredad.

Nadie puede imaginar mi viaje de vuelta a Karachi. No cuentan con las mismas variables que yo para desembarcar en la ciudad que me permite transitar por un estado de seguridad inestable. Esto ya era así en su día. Un niño costarricense criado en el D.F. tiene diferentes probabilidades de sobrevivir a lo que todo ello implica para salir vencedor de esa experiencia. Y esto es lo que me hace ser quién soy: toda experiencia anterior. La transformación de las historias en aprendizaje

La fuerza se encuentr en el movimiento. La traslación. Imaginemos que nuestra sociedad había estado volcada hasta hoy en la relevancia superior del movimiento de rotación, ponderando las evidencias y los modelos de cálculo diseñados y contrastados, puesto en marcha. Estos modelos multivariables. Y sus regresiones. Sus aproximaciones. Y su constatación con nuestras variables de retroalimentación y minimización del error, tras las suma de más itiraciones en el tiempo. Data. Actuarial knowledge. Profesional practice.

Yet I write. Not just informs. No just for «serious» bullshit for my industry. That’s what you do when gain impact factor. People listen to your shit. People give you credit. People follow your podcast. And something starts to emerge. I know it, but I ain’t in it just yet. I’ve been hiding. In the dark. Writing. As a writer must find the time to do it. To write, I mean. You need to open your computer and put the words one after the other. And make sense of the shit that your mind spits out. That shit: surreal.

El surrealismo es por mucho lo mejor que ha producido España en cinco siglos de soplar pollas. Uno podría usar la lengua de Cervantes para denigrar a los españoles ofendidos por esa última frase. Como manera de relación con el otro. La vía de la insolencia. España está en la cima de los países de Iberoamérica. Esa cosa que decimos ser. Ese espacio de concordia que nos da haber aprendido la misma lengua. Entiéndase el poder de lo que nos une. Ahora, no me vanga con piscinazos de Neymar. Entiendo que eso no es lo suyo. Hasta ahí podríamos estar todos los españoles de acuerdo. Restando a los brasileños residentes en el país, a quién por la afinidad, tanto futbolística como existencial que tenemos los mexicanos respecto a su gran cultura mestiza y ese espíritu mágico que nos permite volar con la alegría con la que Huitzilopotchtli suca los cielos, Brasil, oh Brasil, ¿por qué nos has abandonado?

¿Qué tanto debería conocer un español respecto a las culturas mexicanas? ¿Qué tanto debería conoces un brasileño esas mismas culturas? ¿Qué tanto un mexicano debería conocer las culturas locales de las diferentes localidades brasileñas: costa, montaña y selva. Esa gestión de la naturaleza y los bosques. ¿Qué tanta explotación necesitamos para cuidar nuestro medio ambiente, respetar a las culturas locales, y la explotación de los recursos naturales, con la virtud de la inversión coste-benéfica más atinada. ¿Qué dicen los ingenieros? ¿Qué dice mi tata? ¿Qué me dice, don Olman?

Mi papá es mi más impoluto ejemplo. Una persona que a los setenta y pico de años está dispuesto a representar la función pública de dirigir la responsabilidad de las infraestructuras del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, el MOPT, sitio en el que comenzó a trabajar como ingeniero, recién acabada la carrera, en la universidad pública de Costa Rica, la UCR. La más prestigiosa casa de estudios del país. Hay algo respecto a una sociedad cuya casa de estudios superiores más importantes sigue siendo la universidad pública nacional. La UCR sigue siendo el referente de la formación y la investigación en el país. La facultad de ingeniería y la facultad de arquitectura tienen una mítica pelea cada año. Trandiciones festivas que emulan las rivalidades entre colectivos. Algo así como los americanos veteranos con su sometimiento a los rookies. Se trata de un espejo en el que poner a dos maneras de dividir a la sociedad. Y posicionarse en una de ellas. Dos facultades hermanas se miran con recelo. Un arquitecto necesita a un ingeniero para construir obra pública de según qué dimensión, y casas. O lo que sea. La codependencia es absoluta. Es un binomio social que está bien representado en la sociedad. ¿Cómo se mide la salud profesional de los sectores estratégicos de nuestra socidad? ¿Cómo se mide en cada país? ¿Cuál es el indicador generado por lor organismos multinacionales que estudian estos temas? ¿Qué estadísticas hemos desarrollado comunes en las reuniones comunitarias? ¿Cómo nos coordinamos como una federación de repúblicas? ¿Cómo nos medimos frente a un estandar social que está definido y que podemos calendarizar en el mediano y largo plazo para tener un plan de futuro que nos garantice la viabilidad como nación, pero mucho más importante, la capacidad exterior para sistemitizar ciertas prácticas que nuestro modelo permita plantear de manera local en otros contextos territoriales, en nuestros vecinos, a quienes queremos y necesitamos, pero nos gustaría también corresponsabilizarnos con su proyección de la provisión de las necesidades básicas insatisfechas con los recursos recaudados por la propia economía social de sus centros rurales y su gran capital urbana. ¿Qué acaso no es este el dilema que enfrentamos todas?

Algunas cosas funcionan bien en Costa Rica. Algunas cosas hacemos bien. Votar. Debatir. Entender cuáles son los debates más relevantes para el plan que cada uno trae en su programa electoral. Aquí ha habido gente en cada partido que ha intentado hacer frente a diversas injusticias sociales, algunas magnificadas, otras muchas, una vergüenza, que nos corresponsabiliza como sociedad con una serie de cochinadas que no estamos dispuestos a seguir permitiendo, como pueblo, que cada cuatro renueva su desconfianza con sus gobernantes. Eso sí, cuando sale que somos el país más feliz del mundo todo el mundo corre para facebook para explicarle al mundo que somos toda. Y nos quedamos tan tranquilas. Nos enorgullece lo que somos, pero nos vemos estancados. Nuestro modelo está obsoleto. Y no somos capaces de vernos a la cara y dirigirnos hacia otro sitio. Aquí estamos bien, estando mal.

Pero no es suficiente. Debemos asumir una responsabilidad. Ponernos en el proyecto de visión de futuro que decidimos proponer, ya no sólo en lo que corresponde nuestro legítimo derecho de querer lo mejor para nuestra gente, para nuestro territorio, sino también asumiendo un discurso colectivo que nos ayude a proponer un plan que podamos asumir como nuestro, como el resultado del debate de un Tico Commons, que realiza el pueblo tico, soberano y consciente de que está en capacidad de aportar algo a un nuevo mundo que se presenta cosmopolita, interconectado y global, y que sin embargo, persiste en su voluntad de otorgar a la cultura local, una especie de respeto por las biografías de las familias que aquí han coexistido durante estos años en los que hemos crecido, juntas.

Costa Rica nunca ha perdido su autocrítica política. Siempre está en duda el presidente. Siempre está en duda si nos están viendo la cara. Si pagamos demasiados impuestos. Si hay algunos que se columpian. Si la cosa podría ir mejor si tan sólo tuviéramos no se qué y no se cuantos. Ya tenemos platina, pero nos gustaría tener más carros. Y no tenemos un concepto amigable del espacio público. Ni pensamos en cómo habitar los espacios comunitarios, ni cómo hacer accebible que todas conozcamos todos nuestros parques naturales. Como una targeta de visita a lo que representa salir de nuestra realidad. Abandonar el barrio y conocer nuestra urbanidad. Como ir de bocas a otro barrio de la ciudad. Y conocer la fiesta de otro cantón. Y darse cuenta de que todos somos la misma vaina. Lo que ya habíamos confirmado en Zapote y Palmares. Pero la vida es algo más que el pura vida, las birras y las playas en verano. Debemos bretear más inteligentemente para tener una sociedad más justa. Aquí también, pero en el resto del mundo. Hay que ver cuáles son los debates sociales en los que estamos parcipando y aquellos que aquí todavía no se han tocado del todo. Y quizás eso crispe a nuestra sociedad. Nos pondrá, como cada elección, frente a un espejo. Y nos vamos a ver las caras, aunque un momento… nosotros ya recorrimos algunos caminos importantes. Nosotros rompimos con el bipartidismo. Y nos hemos hecho más plurales políticamente hablando. Somos una sociedad más madura y compleja, en este sentido. Pero también creo que hemos avanzado también el marca social que representa nuestra obra de país. Y este momento en el que hacen falta referentes, la apuesta de un gobierno progresista que es capaz de presentar a la sociedad con un discurso que nos coloque frente al espejo, y viéndonos todo lo que somos, nos vemos capaces de aportar algo a resolver el problema general, pues entonces, hagámoslo.

Yo no he dado ese salto a la política. Debe ser porque escucho las voces sabias de algunos que nunca lo han hecho. Pero lo cierto es que mi padre desde muy jóven ha militado en un partido político y ha estado invitado a las reuniones que tienen los partidos para descutir y debatir sobre la cuestión política, desde la perspectiva de los que consideramos nuestros colegas de partido. Nuestros compañeros de ideología.

Mi papá siempre ha sido un sido una persona que sabe escuchar. Y también sabe presentar sus puntos de vista. Y no rehuye a un debate. Ni a entender las posturas de los demás. Y también tiene la pasión por defender alguna cuestión cuando piensa que se está yendo por mal camino, y es necesario levantar una señar que grita: freno. Pero don Olman nunca pierde las formas. Y se da a entender, y tiene la capacidad de trabajo que un puesto como que ahora tiene, requiere. Esa responsabilidad también está bien administrada en su caso. Tenemos en ese puesto a la mejor persona que podríamos tener para ese trabajo. Quizás tenga que recordar que soy su hijo, y que quizás eso pueda ser un elemento de sesgo en la afirmación que intento expresarles. Lo cierto es me consta el expertise de mi padre en temas de obras públicas de gran envergadura, como el caso de puertos, carreteras, y cosas por el estilo. Grandes obras que requieren los países para generar los medios que a su vez permitan el comercio y el desarrollo de las zonas locales, de las regiones, de los pueblos costeros, de los pueblos interiores rurales, y de las grandes ciudades. La conexión de los grandes ejes dentro de una estrategia que proyecta nuestra evolución natural en el futuro. A partir de un posicionamiento estratégico que podamos a su vez revisarlo, debatirlo y consagrarlo en un pacto común por las cuestiones de estado que no se someten a las calenturas de la política. La política de los beneficios sociales de una sociedad que vota con consciencia política, con la inteción de ser una sociedad más justa, y con la voluntar de proyectar unos valores particulares, que a su vez, nos vemos dispuestos a cuestionar, en aras de buscar nosotros también, un camino que nos lleve a experimentar un cambio radical en alguno de los temas que quizás no tengamos tan avanzados como otras sociedades, como nuestra aportación en innovación y tecnología, nuestra literatura y cinematografía, nuestras artes plásticas, nuestro teatro, nuestra comedia, nuestro debate social, nuestra política social, nuestra sostenibilidad energética, nuestra reformulación de la conservación y protección de nuestros parques naciones, y nuestro modelo pedagógico-turístico aplicado a un lobby internacional de ambientalistas que apoyen nuestras tesis. El pueblo costarricense, pese a ser el más feliz del mundo está dispuesto a realizar un seppuku, por la gracia de mutar a otro tiempo. Borrón y cuenta nueva. Como el sacrificio de otro hijo de Dios. Un hermano mayor de Jesús. El que anunciaban los judíos. Por fin aquí. En una nueve reencarnación de lo divino con lo humano. Un nuevo profeta: Golman.

Golman Elizondo, servidor. No vengo aquí tan sólo a explicaros porqué soy una transformación de mi padre. Mi herencia está viva porque intuyo que puedo fiarme de la educación que he recibido. Tengo suficiente consciencia para saber que lo que me queda por delante es asumir una participación más activa en la vida pública que me pertoca. Y que puedo hacer esto de diferentes maneras. Una de ellas es siendo partícipe del juego social. Reasumiendo un rol en el debate público que se nos plantea en el presente inmediato. No olvidemos: estamos en campaña.

Yo podría intentar evadirme una vez más. Decir: a mí no me toca. Pero lo cierto es que ahora mismo no tengo más remedio. Soy un tipo con sus derechos y sus obligaciones reformuladas. Y debo avanzar en mi camino. Sea como sea. Ya soy español, peso a no tener el último papel que lo acredita. Y pese a no tener mi pasaporte. Ni mi DNI. Soy un tipo que traiciona sus oportunidades. Una vez más. Pero intentaré llegar esta vez a donde planteo presentarme. Y escribir otra historia encima de la mía. Y espero ser digno de su confianza. Porque presentaré un discurso, una especie de campaña. Un debate al que puede que atienda a alguna entrevista, si acaso es pertinente. Un contrapunto como observador. Un estímulo para mandar a tomar por culo a todos. Por el hecho de no dejar que quien está hasta los huevos de todos no tenga otro sitio al que venir a decirles a todos juntos una vez más: ¡cómeme los huevos, Malidini!

Y tan anchos.

Porque la insolencia se aprende. No se enseña. El que la ve observa su superior buqué a victoria. La risa prevalece. Las bandas se mezclan. El acto político se confunde con la noche, que a ese ritmo, bate al son de esas mentes insolentes que se apoderan de su proseguir en medio de la más agraciada incertidumbre, que espera al final para desvelar su última gran sorpersa. Bliss.

Please.

Dis.

This.

Tease.

Ease.

Piss.

Ris.

HIS.

Kiss.

Miss.


Ocho días han pasado del año y yo estoy listo para el noveno

Imaginemos que todo se tiene que acelerar al máximo. Y que para ello requerimos una aplicación que nos haga llegar al movil. Tú movil. Ojo.

Como si una APP nos diera de pronto la respuesta. Ahí está. Ahí estamos.

Ponemos dos botones por si no picaste en el primero para que sientas la sensación de picar en el segundo.

Y así vamos poniendo trampas al solitario.

#plan

#myplan

#mygameplan

#mygameplanstrategy

All marketeers have wanted their revolution to suddenly pick up the real big wave. I am saying bigger than big wave riding. And you are in it.

So you have choices. You follow the herd of Corderos. Corderos de Dios. Los últimos legionarios de Cristo y su hermano mayor, Eliseo. Que vino. Justo está aquí. Conozcan ustedes a Eliseo. A este no lo vamos a matar. ¿Verdad, hermanos?

Ninguna mujer querrá matarlo. Sólo los hombres del poder abducido con violencia. Los violentos salvajes. La perdición de la razón social de los pacíficos vs meléficos. Como si Malificent fuera nuestra madre. Porque somos más bien monstruos de ficción. Eso que Antonio les cantó a los españoles y el resto del mundo escuchó. Lucha de gigantes. Luz. El arte de uno que nos transformó con la sutiliza de la músicalización de poesía. O culturilla popular para hacernos sentir alguien. Como si la música nos redimiera. Como si no fuera un juego. Y todos artistas.

Sociedad de artistas.

Una sociedad resuelta. No más debates ni preocupaciones de gilipollas. Final de vía. Se baja uno como si fuera de Extremadura. Los incidentes pasan. El problema es cuando la desanteció encumbre lo crutes que hemos sido. Nuestras vergüenzas expuestas. Rey, vos primero.

Yo no voy de broma. No era de aquí hasta hace dos días. Y nunca tuve derecho de opinar, o sí, pero preferí guardármelo. Retener mi voz. Contención. Como un ejercicio de sexualidad tántrica en la escuela pública. Extracurricular para padres, primos y tías. Obrio primas. Y tíos. Salvo subnormales. Nor reservamos el derecho de pichasearnos a manados confundidos con los conceptos básicos del respeto al cuerpo ajeno. Punto. Punto pelota. Para que tengás la bolita, boludo.

Hay que hablarle clarito a un cabrón cuando se está criando a un amigo que todavía es gilipollas. No se trata de claudicar. Se trata de dejar que sigan siéndolo. Por gilipollas. Como si les pudiéramos evitar la pena. Como si se pudieran quitar la piel de gilipollas que llevan tatuados los gilipollas en la piel.

The controvertial part of the novel.

American are not idiots; just Americans.

The sentence sensibilized by current way of looking at shit would be like:

New Américans are not idiots; necessarily.

The dual interpretation of literary puns. As if insolence making through the night. 

There’s a santa.

People think unbelievable shit to be the mightiests of truths. Truths. The book. New Holy Book. NHB. Next release: Sant Jordi 19.

How about we get there. Wherever we were aiming for. That day. And by the end of the story we are there. Just fine. Chilling. As we could hurdle through the maze. And we are finally here: bliss.

Arévalo y Buenafuente

Paco habla de una época de su vida en la que el personaje es él. Lo particular se convierte en universal. Te llega una película como Roma y entiendes lo universal. Soy muy fan de Cuarón. De Roma. Dice Buenafuente. Arévalo: me parece innacesible. Un genio.

¿Qué le parece la amenaza de las plataformas?

No nos flipemos.

Empujemos el cine.

Todas.

#ALLS

Llévalo a tu terreno como Cuarón.

Los mexicanos mandan.

Me parece interesante hablar con un hombre como Raúl. Con una ópera prima tan festejada. Sin pausa pero sin prisa. ¿Estás en pijama? Me inspira escribir más por las noches. En chandal. Está de moda. Siempre lo ha estado. Yo soy chandalero. Con Rosalía ha regresado la frescura. El triunfo universal del extrarradio. Esto que la gente del centro de la capital adolesce.

No tengo trabajo.

Sin tensión.

Juan Diego Boto en Ibiza. Héctor García León. Obra de un maestro español. Azcona, creo. Hay que conocerse bien la historia de nuestro cine para poder hablar de ello pensando como un cineasta en una nueva realidad: la postsociudad.

#postsociudad

Quítate la etiqueta de intenso.

Juan Diego Boto y Raúl Arévalo se han enamorado.

Carnales.

El mexicano entiende en otra dimensión. Y todos, de pronto la vimos pasar como un tirabuzón de Fernando Valenzuela. ¿Cómo creen que voy a tomar NEWLA?

Con ese tributo. Con esa campaña. Con esta disrupción de orden del sur del puto muro de los cojones: cómeme los huevos, Maldini, Don.

Don dignifica a Trump. Donald es más personal y macarro. Más Richie Talents. Hay personajes completos y gente que los lleva adelante en la televisión. Ya no importa de si es pública o privada.

¿Cómo están ustedes? Tirandillo.

La moda de Richie Talents y Raúl Arévalo. El pequeño. Richie sube a saludar al público maravilloso como don Francisco. Si quiero tomo New Florida.

Raúl Arevalo ante un artista. Eres un ídolo. Yo también soy actor y director. Hiciste tal. Aquella. No he visto todas tus pelis pero te repeto. Vi alguna. Te he visto en el papel. Te he creido capaz de todas las interpretaciones. Soy actor e interpreto un papel con producción de El Terrat. El lujo del showbusiness.

David Fernández. Creo que ni es su nombre. Lo cual es ser faltón como se puede ser en esta puta mierda de ciudad que nos da ilustres creadores de la interpretación de un artista en el performance más sublime. Con este pavo tomamos Hollywood con los nueve insolentes mexicanos que preparamos para tomar Los Ángeles a una transformación sin precedentes. Nueve cineastas chilangos en el forever de recordar los maravillosos años ochentas y noventas en el que aprendimos a salir de nuestra casa a explorar la ciudad como un sitio abierto y pleno, cosmopolita capital: NEWDF.

Nueva capital nominal. NCN.

Este es el movimiento. Esta es la acción.

Transformese a meme. Órale.

Chíngale, cabrón.

Como se entrena al pro hombre.

No uso dinero, no no, no uso dinero, no no no.

Bankia y mi hija. O su marketing.

Lo que sabemos, muchachas y muchachos.

A nosotros no nos chingen.

Váyanse a la verga.

Lo primero que hay que aprender.

Irse a la verga.

Buenafuente da entrada a otro genio: Raúl Cimas.

Como sobrevivir como uno más de los listos de clase. Los listillos. Esa es la dualidad de salón con el que todos estamos familiarizados. Igual la escuela nos salva. La experiencia. Independientemente de lo que los mayores tutores en aquél momento quisieron decir cuando aprendimos a aprender a hacerle a todo. A disfrutar de la plenitud que da la solidaridad de nuestra ciudad el 19 de septiembre del terremoto. Fíjate. No hay años. Eso es buscado. Está en los fucking

Raúl se mete con Itziar Boiar.

Y pasa al chiste. Contar una historia surrealista que rematan un punchline cada nueve palabras, lo introduces, lo rematas, lo metes. Gol. Quién sabe. Pero cada intentas meterlo. Por eso entran. Es más importante saber eso para estar ahí creando peligro. Mi entrega como futbolartista es al procomún un referendum sobre mis servicios futbolartisticos para nuestro bien colectivo en su máxima expresión de felicidad: todos plenos. Un allinn orgásmico. No es trivial decir que no.

Como esconder un sí detrás de un no.

La vida nos ha llevado a estar atento a cada acto. La vida está ahí.

Los reyes magos ya son solo dos. Melchor se nos fue. El mundo recuerda cómo Melchor era su rey.

Martes y trece eran tres. Luego dos. Mejor.

Raúl Cimas es un genio. Eso nos conecta con Albacete. Como Iniesta a Fuentealbilla.

Fuentealbilla Tours.

Ficha Golman a formarse con Lillo para conseguir el mundial de Qatar para el nuevo estado resuelto: el último procomún. El Tico Commons mutando. Pasen por la puerta de Taunhasser a pagar su entrada al recinto por favor. Son 99€.

Y 999 pagan.

Ese ees el show. Te prohiben el resto de los números. Sólo puedes conjugar con nueve. Te asumes nueve. Yo lo hice. Es el gesto de asumir un rol vital: meter gol. Lo que significa el gol para el bienestar máximo. Lo que aquí vivimos. Nuestra noción como nostálgicos de nuestro propio blues el día que Paral·lel se prendió de pronto y se iluminó hasta explotar en la rotonda en la que se graba un traveling circular de tías libres acompañadas de los tíos morados que liberaron al tiempo del tiempo carvenícola de los machos y fachas de nuestros días. Como si no tuviéramos que marcarlos para saber cómo defender el bien común de la defensa de los límites de nuestra urbanidad con el universo con el que nos conectamos en un espíritu superior a lo hasta ahora propuesto por las distinas vías.

Leyva metido en la alacena.

Cimas hace sus guiones con un cigarrito de la risa. Si no actúas bien el próximo año canto yo las canciones. Un disco de Raúl Cimas sería un escándalo. El nivel de España en insolentes cachondos no tiene fin. Hay al menos 99 cagados. Imaginar en cambio los 999 cretinos que intentan copiar a esos 99, aunque sobre todo a nueve, que en realidad seguían a uno. Ese uno era yo. Y sale Cimas en acción.

Espera. ¿Por qué darle el rol del puto amo a otro que no sea yo?

La interpretación nos libera. Implica un riesgo. Salir. Y explicarse bien. Y cantar como banda del verdadero punk londinense con sentido y soul. You know.

And that connection in Trainspotting was the key element of why we fucking got hooked to that wicked narrative of who we were, in urban storytelling of our decent insolent ravens. This is finner than our local hunt dogs falling like a niño héroe, puto.

Uno va escuchar el puto en los sitios más altos de la conversación. Usted debe callar y observar. No haga nada. Desmachicemos nuestra reacción hacia la combustión hacia la violencia. Guerra. Suave, mae.

El qüilantrismo es un movimiento tropical que nos relaja y conecta con el bienestar superior junto con el resto de los patores de Belén. En la sociedad nos definimos así el día que pudimos leernos. Y eso lo consiguen los editores que traducen de otras lenguas a la nuestra, o de nuestra única capacidad básica necesaria: aprender ticatalán.

Una vez tienes eso eres un ser completo en esta nueva postsociedad.

Broncano se mete con la que no se levantó a plaudirle. Nomás salir. Por si saber si estaba impedida.

Broncano nos introduce a la secuencia de lo programable: monólogo. Invitados. Jueguitos. Canción interacto. Comentador. En algún momento de la anécdota escuchaste la frase prueba estas setas. Carolina y Alejandra. Dos chicas sublimes cuentan una historia surrealista que tiene gracia. Los milenials tienen referentes insolentes. Un exceso.

Los insolentes son un atributo social. Hay que darles su ministerio.

Ministerio de la Insolencia.

Unos mayores haciendo de insolentes.

Eminem, Beyonce, Lady Gaga, Bush, Barack, Oprah, Wall Street. Jobs. Los dos mil. Una serie de movistar. Nos van a vender ya la nostalgia de lo que fue aquello. Y lo vamos a consumir. Vengan por aquí, al salón de la consumisión.

Consumión.

Consumisión.

Consumisión.

Consumisión.

Consumisión.

Consumisión.

Consumisión.

Consumisión.

Consumisión.

Un ciclo completo tiene nueve niveles antes de llegar al último escalón de la pirámide sagrada. Nuevos templos. Nueva oportunidad. Real Estate.

It ain’t luxury, faggots. It’s lifestyle, for real. ALLS.

Entre Susan Sarandon y Angélica Houston. Y Paco León.

Paco León habla de un ranking de popularidad en LA INTERNé en el que en el número uno está Iniesta. Broncano lo ve. Al Cesar lo que es del Cesar. Alejandro el Grande y Paco León de cañas por la ciudad. LIADA.

Yo antes era normal. Ahora la gente se quiere tomar las cañas conmigo. No tienen control del espacio público. No han sabido pasar desapercibidos.

Slash de Guns’n Roses. Paco León a los 17 era teto y quería entrar con la banda güay: una musa. Estoy mola. Un cubata. El primer cubata. Yo también he sentido lo mismo. No no no, un momento. Me refiero a asco. ASCO. ASCO. Asco. Asco. Asco. Asco. Asco. Marta León. Marta y Paco León. Ahora no quiero yo, Marta. Un macarra Paco sabe poner cara de Cómeme los huevos, Maldini. Podría ser un anuncio de la loción de las navidades. Para tener un anuncio en campaña mundial de Paco León entre las modelos y los modelos del resto de las capitales de 

Defraudó a Hacienda. La responsabilidad de los gestores qué pasa. Y era una S.L. una solución perfectamente viable. Pero ¿cómo? No seas creativo. Le dijo Paco a su gestor. La opción que pague más. Ponle a eso. Lo que toque. Hazlo bien. Como toca. Contabilidad financiera y gerencial. Contabilidad actuarial.

Paco León dandole la mano a un ministro. De Hacienda. O Cultura. Son iguales. La familia social política. ¿Ves la diversidad de lo que somos?

Esta es mi foto. La multiversalidad. Una especie de gesto.

Paco León la rompe. Broncano lo hecha cuando toca. Quiere ser un prsentador old school. Vaya hombre cachondo andaluz.

Si está limpio, se mantiene limpio. Si está sucio…

Caídos en gracia. Entre El Rey del Cachopo y el Pequeño Nicolás.

Broncano es el más listo de la clase. El dominio del underground español. Hispanohablandia.

Tabarnia < Shelviville < Hispanohablandia < España < New América < Ticataluña < NEWDF < NEWLA < Tico Commons < ALLS

Old folks are funny. Michael Douglas. Show on TV. Katherine. Kirk. My 102 father.

Spiderman. Into the spiderverse.

Anyone can be behind the mask. Even a Puerto Rican. This people think The United States of América is going to win the diversity game.

TV people and film people together. Golden Globes.

Things that come to the agenda. Year after year. We are here. We know. We are at it. Now. I’m hear presenting the speach.

The New Américans just wins a Golden Globe for best series. Best crew in the Universe. The payers and the actors and the directors and the musicians and the fotografphers and the crew and the foreign press.

Supporting actor. Lead actor. Two diferent steps. And you could Jim Carrey back to cuculand.

Employ me as an actor. True queer hero. Stewart, this is for you.

Jamie Lee  Curtis. Patricia Arquette

It makes Tom Hanks look like an asshole. Carol Burnette. I’m so glad we had this time together.

Regina. We are available. Women 50% crews. Roles for actresses. Production crews. It’s doable. An desirelable. And so is the opposite. I everything at once. Just women. Just men.

Sandra Oh. Daddy stands up and laughs. Mother. Father. Thank you. Saraneo. Thank you.

Beautiful people. Supporting actress.

Vigo is a good partner to film with in the set. A black man said it.

Making a life out of something we love. Making movies. Thank you to Satan for giving me inspiration.

Gracias, familia. Gracias, México. Y sobre todas las cosas, gracias Mu, gracias Olo.

Jeff Bridges. El Duderino comes up. Oh man. Thank you Hollywood Foreing Press. Collaborate art form. I’ve got to thank my folks. 45 years of supporting love. And my brother. I’m wearing your cuffs, dad. The Cohen Brothers. I’m lucky to be the Dude. Scott Cupper. First time guy. Michael Chevino. Thunderbultlightning. Mike, I’m sorry but I think you made a terrible mistake. You are this guy. It’s a done deal. Great perspective to do it. We all have been Ted. Right here right now. This is happening. We are live. This is it. The top of the hill in New York.

Nobody told me I had to follow Jeff Bridges. Han Solo. I’ve worked with some great directors. Braddely Cooper. Alfonso Cuarón. Spike Lee.

I am after Jeff Bridges and Harrison Ford. I feel like cheating accepting this award. I just enjoyed the joy of this marvelous actresses. In reality this film was directed by my nana, my mother, my family. This thing that created me. Muchas gracias México. Y como siempre. My daughter Mu, and my son Oh.

Alfonso Cuarón. The man. México lidera una visión alternativa. En Hollywood ya nos toman en serio. Somos los chicos blancos mexicanos. Hemos traído a nuestra raza entera. Las pieles y los colores de los sitios que compartimos cuando éramos chavos. Como Sele Y Edu. Hermanos de dos polos de la misma sociedad. No se pierdan. Igual son familia. Igual es lo único que les queda. Esa amistad. Esos años así. Esa disparidad que se mantuvo y se borró el número de veces necesario para que ambos nos diéramos cuenta de que algo ahí es muy nuestro, personal, inevitablemente injusto. No tiene solución. Es un tema recurrente en la clase media de la ciudad que se puede permitir tener una muchacha del pueblo. O dos. O más. Y cómo la sociedad mexicana se apoya en esas relaciones sociales dispares que no sabe cómo definir, más que haciendo una película, Roma, que luego será debatida por todos en las redes sociales como el evento del año que nos pone frente al espejo. Como Luis Miguel. O las elecciones. O el América campeón, putos. Y todos tus traumas salen a pasear por la ciudad. Ya transformada. De la manera urbana con la que hemos crecido juntos. En todos los barrios del sur, y algunos de norte, obvio Las Lomas, ovbio

Represent those that are not represented. Love and empathy in our everyday life. We must resist.

Olivia Colman.

Don’t judge people by its differences. We all want the same things. Love. Families.

Glen Close. We all should be up here. My mom supplemented her life to my father. At 80 she wasn’t happy. We are nurturers. We have to follow our dreams. I can do that. I should be allow to do that. That’s what women want.

Alejandra, I love you. You can go sto sleep now.

Rami Malek. I am out of my body. I am priviledge to be counted among you. Thank you for this recognition. Freddie Mercury. This is for you. Thank you for inclusion. For what you did. The power of music: brings us all together. Brian May. Rami Malek. To Freddie. Thank you for showing us the power of embracing the real you.

The end of Golden Globes.

Hollywood Foreing Press show. How they tell the stories to the world. The marketing ball. How we all know each other. And more colors are coming in. Watch out for the mexicans. Remember. We are all it. We are all connected to the Dude. We are all in shape with the dreamers. Them coming back to our country to make it bigger that it already is: as we all ponder for the final solution. The resolved epic nation. TREN.

TREN: the new platform to leap us the fuck away from here. As of now. Countdown: 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1,…


Subimos al más allá. Hasta llegar a la órbita en el que observamos la Tierra. Nos nos vamos. No todavía. Habrá un día en el que estaremos listos. Y desde ahí seguiremos viendo qué pasa. Habremos rebasado barreras. Nuestro programa especial habría crecido con nuestra particular visión multiversal del sistema complejo en emergencia continuada. La resolución de la cuestión general de la historia de la humanidad. ¿Qué hacemos aquí? Hoy. Ahora. Si por eso estamos vivos. Por seguir. Porque llegamos aquí. Como pudimos. En nuestro contexto familiar. Con nuestra comunión con una serie de personas que eran significativas para mi familia, pero que nosotros no sabíamos cómo teníamos lazos comunes. Nuestras hermanas. Un monaguillo y un cura. Conozco las historias de la biblia. Y de creyentes e interlocutores con Dios Padre. De la palabra de Dios en nuestra vida. De la ausencia de ella. De la resonancia del modelo performativo. Asumámos lo que los primeros cristianos vivieron: la disrupción del esquema moral viciado. La noción de la hermandad. Sisterhood. Primero ellas. Como si María pudiera asumir su sexualidad con la santidad de cuerpo fuera del milagro imaginario. El ángel Gabril, sino, que baje y nos lo cuente. Y Gabril baja. No es Gabriel. Es otro. Como ahora viene el hermano mayor de Jesús: Eliseo.

Algo tiene que pasar que deje un registro inquebrantable. Una paradoja sagrada. Un as bajo la manga para el procomún en sus múltiples estadios intermedios en las diversas relativilidades cuánticas. Esa última práctica. Estar presentes. Y despejar las incognitas. Con nuestros servicios actuariales. Nuestra matemáticas multiversales. Nuestra transmisión futbolartística surreal. La vuelta a las canchas. Subir al escenario. Dirigir. Actuar. Hacerlo todo. Y…


Rayo y Edgar y la defensa de Montjuïc

Conozco a Rayo desde que tengo siete años, hace unos 35. México 1984. Durante nueve años acudió a mi casa al menos dos días a la semana. Se convirtió en uno más de la familia. La familia creció con los amigos de mis hermanas que por ahí pasaron. Y yo, el menor, tras tres hermanas, me acostumbré a tener amigos mayores. O más bien, de todas las edades.

Si una persona mayor podía ser un buen amigo mío, implica que esa persona supo tender un puente hacia abajo. Con una persona menor. Y el puente nos conectó a ambos. Pero en algún momento, nosotros debemos intentar abrir ese puente generacional de la amistad. Es entonces cuando nos damos cuenta de que no somos simplemente una generación, o una promoción, sino mucho más que eso. Es la primera noción de comunidad, de colectivo, que nos une a varias generaciones dentro de las estructuras noramadas de nuestro entorno: el barrio, la escuela, el edificio, la privada, la ciudad, el país, el continente, el mundo, el planeta, la nave nodriza.

Nos encacillamos rápidamente en el sitio en el que nos dijeron que nos estacionaramos un momento. Alguien con poder nos lo inculcó, y nosotros lo aprendimos. Desaprenderlo sería mucho más complicado. Ese proceso es que nos toca relanzar. Por la virtud de volver hacia atrás. Como si nuestra misión fuera regresar al pasado que ya vivimos. Y libramos.

Imagine la liberación. Estar ya libre de pecado.

Eso lo ofrece el catolicismo. ¿Eso lo ofrece el catolicismo?

Alguien no versado en la lengua ticatalana no entendería la semántica gramaticad de esa dualidad del lenguaje con el que pretendemos comunicar esto, o aquello. Y en ese ritmo está la vaina. Y usted puede leerme. Y comprarme. Yo también estoy a la venta. Ahora. No antes. Este día se va contar hacia atrás. Este es su primer minuto. Son las 00:01. O más bien, bien dicho pues, sería: es la 00:01 minuto. Singular. La singularidad sagrada. El primer minuto del día. No es nada trivial, soplapollas subnormal.

Uno debe saber cuándo decir este insulto en la renovada capital de las nueve ciudades capitales, la mera mera patatera, New Barcino, en su despedida hacia las antípodas de este balón azul que llamamos tierra, y que ocupamos todos, como seres humanos, independientemente de lo que pensemos, podríamos tomar una vía determinada propia que inclusive nos permitiría encumbrarnos en nuestro plan definitivo para destapar el pedo cabrón. Ya, güey. Ya llegamos.

Esta es la cuarta transformación. Estos nueve días seguidos. En buen pedo. En buena vibra hacia el infinito y no tener que decir más allá.

Paaaam, papaaaaaaaaam, paaaam, papaaaaaaaaam.

Let’s talk about world world two. What were you doing when you were wearing makeup as the world was quarrelying the nazis. Think of it. It is the highest you are going to be able to get to: what you see in bastard doing good in an industry where some goons with guns would try to take to you down today.

Persecusion session.

I will get paid 99€ for each of those session.

Because you can buy it here.

It really was meant to be two. As of a second button I call for your easiest guilt: to buy.

So. So you are guilty. You buy. You fall into the marketing marihuano. And you are in there in a world you loath exists. You and them. Your nemesis. You know.

Both sides read the same way. But each undestand their own bias. Antagonists glorious. This kind of literature came in through the wall into our minds and fucks with us everytime in every coitus going on as we tend into a glance of eternity into the other, lover, as thy nakedness opens truly apeling to the grace of each of us, as we are, in front of your nakedness too, with no violence, just us: you and me.

The intimate situation of opening our souls to love. Your body on to another one. Don’t don’t judge. Don’t push it, dude. Seriously, did you undestand what I’ve just told you just know. I want no doubt in your head, you prick. Back the fuck off. What the fuck is in your mind. Priest. Dick. Raper. Macho. Any of the nine types. We are not going to judge every dick ever seen, cause maybe we’ve all been dicks. Some more than others. But you know dicks ever since they start to run shit up against us: the rest. Who the facist in the class. We had this homework in my elementary schooling in Miguel Ángel de Quevedo: Héroes de la Libertad.

Si quieres hablar de libertad ven y consigue tu aval de nuestra educación en seres libres y plenos. En ese estado de gracia en el que superan sus expectativas en un plano secuencia de una película que les hace ver que están sumergidos en un poema épico moderno que nos lleva a estar enjuiciados por el poder de los nuestros maestros del poder: los putos amos. Lo gringos contra sí mismo. La comedia más hilarante desde que el francés aquél lo escribió para la gracia de los que hablan y lo leen en en francés, Marcel Proust. En busca del tiempo perdido. A la sombra de las muchachas en flor. Sexto Piso. Lo sublime lo publican los sublimes. A estos, yo, guardo pleitesía. Somos la tribu. Y esta tribu hace tiempo que piensa lo que opina. Edita libros para abrirnos la puta mente. Pero que leerlos. No basta con comprarlos. Que también. Lo primero.

El marketing ticatalán siempre tuvo un picante distinto que también se podía saborear en los restaurantes del grupo. Mi imperio de restaurantes en los que la experiencia multiversal se paga con la sintonía de este preciso momento de comer, beber, reír a carcajadas de esta programación de los próximos 99 minutos hacia la explonsión mental colecitva de 99 individuos libres, igualitarios, iluminados hasta el saber máximo en el que de pronto todos flotamos como en sitio en Andorra en el que la montaña y unas burbujas me hicieron sentir la noción alerta de estar conectados con la Tierra entera, y nuestro cuerpo, gentil, se ve dignificado hasta la paz a la que aspiramos llegar al menos en este sublime estado de bienestar. Feliz, repirás. Sonreís. Soñás. Volás. Vení. Vení.

Un ticatalán sabe que debe aprender lo otro. Lo que no sabe. Lo que no conoce. Como el caga tió para los ticos. O la salsa para los catalanes.

Un mae como yo ya era algo antes de ser español. Es más. Todavía ni pasaporte tengo. No es una cosa menor. No soy un polizonte. Pero casí. Vengo de abajo. Tan sólo hace unos días dejé de ser inmigrante. Legal. Bueno, legal. Legal legal. ¿Quién es legal? En este país. Vamos a vernos a la cara. ¿Qué tan chido es nuestro pinche puto país? La verga erecta, güey. Y unos güeyes, bien putos, se ven como ofendidos por lo que pudo significar que alguien insinuara que de veritas eras homosexual. Y que sintieras esa noción enferma de atacar. Homofobia mexicana. La que todos tuvimos. En temor que nos da que nos metan la verga por el culo. Ahí está el demonio. Ahí está el demonio. Ahí está el demonio. Ahí está el demonio. Ahí está el demonio. Ahí está el demonio. Ahí está el demonio. Ahí está el demonio. Ahí está el demonio.

Prisionero 7551. Trumbo. Te meten en la cárcel… ¿por qué? Porque quisieron. Porque podían. Cómo desarticular el sistema de quién tiene el control de la fuerza superior. ¿A dónde lleva eso? Los indignados mexicanos del ITAM pensamos que bla bla bla.

Los indignados mexicanos del ITAM pensamos que bla bla blá.

Yo soy actuario del ITAM.

La virgen de Guadalupe, a las 12:00 en punto de día 12/12/12 iluminó a Golman Elizondo Pacheco a que el día 12/12/18 se produjera el resultado final de una idea que tarda ese tiempo en llevarse a cabo. Concluir algo. Saber terminar. Presentar un examen profesional. Y pasar. Con tres actuarios. No hay audio grabado. Ni falta que hace. Traje testigos. Y algunos llegaron. No todos. Se podía ir libremente, pero tampoco se trataba de llenar el Salón de Actos en el que la Dra. Mercedes Gregorio, mi directora de la carrera, una de mis mejores maestras de la carrera, un referente en la actuaría, dos creo, que nos marcó para que la disciplina de lo que debíamos entender luego diera como resultado las primas que tocaba diseñar y esas a con esas casitas, y esos subíndices en todos lados. Como si la actuaría pudiera tener poética. ¿Por qué no? Quién en va ser el guapo, o la guapa, como no, que me va a venir a comer la polla.

Claro, eso queda muy mal. Muy mal, muy mal, Olman. Golman.

Me corrijo todo el tiempo. No se bien quién soy. He dicho que soy muchas cosas. Y quizás ninguna sea. Pero eso he sido. Ya estuvo ahí en varios momentos. No todos matizados en esa plenitud existencial en la que te mueves en ciertos jiribiris de la vida después de la resistencia: la plenitud sagrada de los ticatalanes.

Yo podría ser escritor. Screenwriter. Un escribidor de guiones. 12.000€. You don’t want your name on it. A ghost writer. A speudónimo. Ganster story. It always makes money. I’ve heard this picture. I want to be payed properly for what I do. I want what’s worth in the industry. I write the mother fucking script on nine diferent Olivettis.

Are you kidding me with this? Pay the man. He’s a genious. And you get pay. Dollars on the table. The way America worked in Hollywood. It’s Hollywood I want to go to, you know. I am only a narrator of a movie you’ve never seen. But I’ll make it look like somehting you are used to seeing. Welcome to the neighborhood, traitor. So you are bullied out by your neiborgs who trasppass your property once you come back from jail from an unjust cause. Like if Oriol Junqueres, RAöul Romeva,

Sudenly scripts valued. Consistently pleasing dicks. Stranger in my own house. Every minute I am behind. Like I have to work for someone else. At their pace. As if I have to fullil their dream: money. But we are too getting richer as the industry succeeds. Blacklisted writers. I could be there, you know. This where I am comming from. And I could break bad too if you push me. But let’s take it down, pura vida, solo good.

And you go tropical.

Tropical.

Tropical.

Tropical.

Tropical.

Tropical.

Tropical.

Tropical.

Tropical.

Tropical.

Trombo.

Trombo.

Trombo.

Trombo.

Trombo.

Trombo.

Trombo.

Trombo.

Trombo.

Gallo. Ser Trombo es el papel más fácil que podría habérseme asignado en una ópera moderna. Lo dijo un día, cuenta Silvia. El día que se los conté en el Liceu. Nadie tenía una mejor historia que la mía entre esos cuarenta. Había algunos genios. True. Pero también había gente normal. Y hasta buena gente. Gente brillante. Malos de verdad. Ricas. Viéras, mae. Haber, había hasta norteñas. En México sabemos que las del norte son así, las de capirucha son asado, y las de Sinaloa, de Sinaloa.

Y uno se baja.

Y se aleja.

Se va.

Corro.

Mi primera novela se podría llamar «CORRO». Un chiste local de un genio colombiano más tico que el pavo real del Castillo.

Andrés Cala es un personaje que resonó en todo el país desde el momento aquél en el que el hijueputa puso ese pase filtrado para llegar a meterla de primera, goooooooool.

Mae, meter los goles era mi responsabilidad. Pero asistir también. Igual de importante. Lo relevante es el gol. Por el bien de todos. El equipo manda en la cancha. Por lo tanto lo primero es el sacrificio físico y el estado mental de un sistema con el que sacamos la pelota tocando como sistema, como dictado por un grupo de voceros del Colegio Madrid encargados de evaluar la máxima de unos valores surrealistas por las materias de Buñuel que recibes desde primero de primaria en la cuna del sistema educativo de la República Española que fue deslegítimamente privada de la gestión de la cosa pública que nos ganamos en una elecciones. Democratas, esto lo vemos. ¿No?

Esa fue mi entrada a la sociedad española pública. A toda ella. A todas ellas. Ellas: nueve. Y esas españas son mías. Y suyas. Solas. Propias. Supremas. Divinas. Ningún poeta vino con tanto cariño a querer reflejar una obra que se desvela ante el tratado de un momento en el que tan sólo se pretende suspender en tiempo y espacio para dar vuelco al pasado.

Pisa. Cambio de sentido.

El juego se da la vuelta.

Xavi dando la vuelta.

Inserte aquí el video de Xavi en el medio de un gol que nos llevamos todos a la garganta aquél día. Lo que allá se vivió. Lo que yo ví. Yo soy un simple testigo. Al que le gustaba escribir. En todos lados. En las redes sociales también. Pero no hice bulla. No me quise exponer. Tenía mis razones. Era un inmigrante legal. No es lo suficiente para ser sujeto de ser visto como peligroso: ilegal. En realidad un día lo fui. Como tantos otros turistas. Pero mi operación era la mejor de todas. Fui un conejillo de indias de los altos vuelos de las multinacionales de dos continentes que se hermanaron. Ese fue mi trabajo. Y era bueno en él. Era el puto amo. Porque tenía una manera seria de trabajar. Una manera en la que me imponía lo que un nueve sale a dar los noventa y nueve minutos que presta su cuerpo al juego sagrado. Mae, es el tiempo. Yo no juego en un campo de futbol desde hace nueve años. Porque estaba en esta vara. Y esta vara ahora sí ya está lista. Se va dejar ver en todas sus dimensiones. Una tras otra. Las 99 dimensiones.

Se me fue el pedo. Expandir la vara al infinito. Una historia que no lleve a ninguna parte. Porque ahí se puede perder libre el pensamiento de quien juega con nosotros a seguir ahí presentes. Lectores.

Comprá este libro.

Mi hermanilla Alejandra era de Holanda. El equipo de futbol de hombres de su salón. No sé si no había

Every name. They called me. I ended this. You are going to tell me how I should have handled it. You did it for more. Dead bullshit on your walls. Rebel genious. You live with that, Trombo. This guy is between the ones who would be willing to go to trial and testify against you. Bias fuckers on to you. They are your nemesis, what were they expected to do. Give you in. Like Judas. Like Poncius Pilates. Trombo. Live that life. Go make it happen. Like that. Against those wolves. That’s what New América expect from you. New Order. Starts music.

New Order covers.

Uno. Blue Monday.

Dos. Got confused. Nice Cave has his own rules. Here it is. Order is not important. Is arriving to that hill top.

Tres.

Cuatro.

Cinco.

Seis.

Siete.

Ocho.

Nueve.

Un jefe entra en tu casa. Y te hace una oferta. Si es tan inteligente como su escritura. Ahí le va una propuesta. Alguien que está ahí está hablando de parte del dinero para hacerte una propuesta. La tomas. Pero no les cedes el poder. Quién te hace ser rico marca qué tipo de rico eres. A quíen te debes. El mercado te puede hacer libre y rico. No están peleados. Aqyí la izquierda y la derecha se besan en la boca. Y follan. Así se resuleve españa. Otro polvo.

Un polvo siempre pudo con todo. Ese objeto de consumo. Esa moda. Eso. Hacerlo así. Sin más. Sin épica. Sin la gloria eterna.

You are not doing it right.

You are not doing it ofther enough.

You ain’t getting the whole deal.

Op in.

Oscar. Spartacus. Writer. Interview. Did you write it? The house on american … Thosand hours writen to send a message. That worthless statue is covered with the blood of his friends. Who was Espartacus. For better or worst I am Espartacus. Written by Trombo. Spartacus. Political controversy. The writer’s credit. Dalton Trombo. Your name writen. Not hidden. You are not nobody. We respect your work. We respect your art. We pay the writers what they deserve, once they get to tell such good stories for the big screen in the New Américan postnation.

Kirk Douglas did it for Trombo. He wrote it like that. And because of that he rose from the erased.

Film community. There’s an elephant in the  room. Me. Black list was a time of evil. No one survived. The situation went our of hand. Each one reacted according to their own convictions. A time of fear. Families lost. Desintegrated. Some lost their lives. When you look back upon that dark time it will do you no good to search for heros, there were any. There were only victics. We did not wish to exchange… what I put my family through. It’s not faire. My wife amazes me. What I say here today is not intended  to be hurtful, it is intender to heal hurt, to repair the wounds that for years have been inflicted to each other, and most painfully, to wourselves.

Murió en 1976. El año en que yo nací. 99 blacklisted ticatalans.

La lista empieza aquí. De este otro momento. Se nos volvió a ir el pedo. Pero los malditos insolentes se pudieron primero en la lista, antes de que los vinieran a buscar los putos fachas de los cojones.

La pelicula de bandos espoñola parece ya muy vista. Pero no con esta perspectiva dual. En la que puedes poner a ponderar posiciones antagónicas entre los presentes. Y salen ahí, y se dan unos tutes. Pero de su antagonismo hecho arte. Con la pura palabra. Con lo que sueltan ganamos todos. Por sublimes se vendieron todos los guiones. Y las nueve películas triunfaron. Es un guión del guión. O una peli dentro de una peli dentro de una peli dentro de una peli dentro de una peli dentro de una peli dentro de una peli dentro de una peli dentro de una peli.

La novena dimensión.

Eso puedo puede ser hasta botón.

Mae, vio: amarillo.

Lacito.

Mae, y ahí quedó esta vaina. Con un sutil gesto se guardó el debido respeto y la indignación con las circunstancias. Por ser español, ahora resulta, que pueda tener yo la culpa. Igual sí. Pero estaríamos todavía en el estatus quo. Buscando culpables. Apuntantdo al enemigo. Eso está muy bien. Pero el resultado se traba ahí mismo. Y avanza. Y un día seremos plenos.

Pongamos que hoy lo somos. Todos.

Blanca y pura descansa la paz.

El mae era toda. Era el nuevo español perfecto. Insolente como mi alma. Vieras. Pero la vara era que el mae se tiró a pensar un buen rato. Y se puso a escribir. 999 películas. Y pensó en un proceso. Y lo siguió al pie d ela letra las 999 veces que se sentó a crearlas. O se paró por ahí, ocupando el tiempo y el espacio con la tiranía del encuadre. Transformado lo que ahí se observa en ese rectángulo, y lo que los micros graban. La capacidad aumentada del hombre más la tecnología. El acto en sí de la transformación de lo que observamos. La fotografía como intervención mínima del orden espacial inmediato. El tiempo real. La gente en la calle. Todos cuentan igual. Todos estamos en lo mismo. Esta es nuestra misma farsa.

Hay algo aquí que no chuta. La regla de las cosas. Los que mandan tienen sus responsabilidades. Y el pueblo piensa lo que piensa. Y así nos va. ¿Qué pasa? Estamos dispuestos a saltar al ring con los navajas afeitadas y envenenadas en los espolones. Somos gallos sagrados de pelea. Somos esta historia que quizás debimos haber contado hace unos años. Nos toca a nosotros. No vamos a cagarla. El tiempo se transforma ahora mismo. Transformemos este pedo. Con este gesto. En ese momento. Cuando la noche se tercie en año: viejo: nuevo. Tiempo: espacio.

Un día de 2018 basta para que el resto de los días de 2019 importen. COmo si la gracia suprema la pudieramos experimentar hoy. Aquí.

02:09. Dos horas nueve minutos. El acto está a punto de poner a todos en un cierto orden numérico: 02:10.

El tiempo también gesticula.

Hay que saber ver las cosas. Dejarse ir.

Sorpréndase.

Venga.

Va.

Vamos.

Ya estamos.

Ahí.

Sí.

Aquí.

Aquí.

Así.

Sí.


Y podría seguir una serie infinita. Pero no sería verdad. Salvo que alguien la siguiera. Siempre alguien debe seguirla. Esa es mi razón de ser como nueve. Matar. Morir. Meter. Correr. Pensar. Mirar todas las trayectorías. Pensar todos los multiversos. Dibujar los mapas. Transcurrir el tiempo. Recorrer la ruta. Llegar. Fundirse. Subir. Ascender. Asunción.

Nadie vio cómo subió. Pero la subida fue sagrada. Y allá se quedó. Arriba. No volvió. Podría haberse ido ya. Es algo que así quedó. Todo maldito. Roto. En el límite de la razón. Las incongruencias del entendimiento. Las contradicciones arbitrarias. Las leyes no escritas. El macho sagrado. El rezo eterno. La vuelta atrás. La gestión del tiempo. La espacialidad saturada. El nuevo discurso de fe. Las nuevas reglas del juego. La pauta de un nuevo cíclo. El nuevo sistema antiacadémico.

España no puede subsistir así, ni tampoco resuelta. Por tanto no hay salida. Alguien lo tenía que decir. Aunque fuera en otra lengua ignorada: el ticatalán.

No deja de ser un guion.

No deja de ser un botón.

Un botón es para apretarse.

Apriete.

Vea cómo la liberación de la líbido ticatalana implica que aprendamos la sexualidad a partir de nuestro cuerpo y sobre el respetuo infinito al cuerpo ajeno. A todo cuerpo ajeno. Usted no tiene derecho a acercarse a un cuerpo que lo permite entrar en su espacio explícitamente. Esa es la amenza. El macho. El hombre macho bruto en el momento de su perversión delictiva. Está claro. Las vimos salir a la calle. Don’t be a Harvey. Don’t Spacey anybody. Don’t Cosby around. Don’t Trump thy neighborg. Don’t grab them by the pussy. Don’t take out your Louis. Dicks away. Sanity as they leave the room. We have all won. The regular men and women. Cause some women left too. In that same direction. Somehow. They know. They know. Who are you to judge a man? Who are you to jugde a woman? Cause man ain’t women too. Just so you know, inclusiveness allows us to be separate. A diferent thing. Others that others. Otras de otros. Por estar cada uno en su lado de la grada. Aplaudiendo nuestra cause, que no es la vuestra. No en este aplauso.

Mi gimansio de escuela tendría que ser el de Karachi. Mi escuela tenía la arquitectura más pedera de todas las pinches escuelas. La arquitectura manda parte de la señal de la educación que ahí estamos rebiciendo. Ampliarnos así podría ser la manera en la que redinimos las esculas en los sitios rurales en los que todavía no existe la cobertura de puestos dentro del programa de estudios para la cobertura de las zonas marginales rurlaes por un grupo de feedbackloopers vijando por todos los confines de la dimensión espacio temporal continua en todas sus coordenadas y en todos sus elementos activos.

Y accedemos a la vaina. A tan sólo un apretón de distancia. Click. Nunca antes lo había utilizado como un gesto para disuadir a que otro incauto lo apriente. Capitalismo puro. Cada click tiene un valor. Ahora tengo su atención. Este es el mensaje acelerado. Esta es la obra de teatro. Saldré a mi barrio a proponerla. Como una revolución popular que contradictoriamente se lanza en un teatro de la clase mamona de la ciudad: El Liceu. Y con afán de levantarlos de sus butacas. Un triunfo inesperado para cerrar la historia de un barrio. Vamos a continuar, Gótico. Este sitio vale por cómo lo narramos. Por cómo lo okupamos, como Ocaña bajando con vestido y sin bragas por La Rambla de Canaletas. Como si esa liberación no nos permitiera soñar desde entonces en la transgresión. Este despertar está aquí como capital. You had me at hello.

Click me. On day it will take you somewhere.


Or I’ll send you to my shop. And there, chances are, you’ll buy me.

I am getting better. Still I don’t finish the work. It’s inconclusif. That’s what they told me in the professional exam, in front of my parents. In front of my friends. He is not in. He is not one of us.

That has been the message in the past. Jordi told me: you are not one of us. Nobody had the guts to say it: we are going to have to let go of you. Then they also told me: If we knew it was going to be like these, maybe we wouldn’t have bet on you the way we did. Makes you wonder why he would say something like that other to let be clear he was a dick. I already knew. But examples in personal experience help you get a clearer undestanding. So make your own personal rules. You clarify how you are expected to act when needed. It’s one time on my side, some on your side. I’m going to get back in touch with my own personal crew. And we are going to set this opperation on track. At least until we achieve the nine dimensions of the deal. And I’m putting out there. All at once. ALLS.

Uno de los roles de ficción que últimamente vendí en una sesión por la renovada capital, NEWDF, fue la de performance en una pista de baile. Todas las maneras de bailar. Debía saberlo todo. Podría sostener una especie de escena de baile en el que durante 9 minutos gloriosos se apodera uno del baile en medio de la pista. Es lo que tarda un virtuoso de la pista en tomar posesión del lugar. Es mi rumba personal. El garito en donde me brindo. La experiencia del lugar. Y el comer. Y el beber. Y la insolencia.

Reserve ya.

La vida de una bailarina que triunfa en lo más alto. En Berlin. En Bruselas. En Barcelona.

I missed something important for my famiyly because it was poker night. #whitemansproblems

Pero eso no fue lo peor. Lo peor es que se me olvidó. Y no tenía la razón. Se me fue el pedo. No fue un olvido. Una mala progrmación. Algo más básico que me hace caer en el nivel de subnormal. Un pecado andante. Un tipo repugnante. Uno al que no le importa nada. Ni nadie. Salvo sí mismo. Y su obsesión. Esta le salva. Es pura. Ilesa. Todavía.

Vendrán a negrearla. Ya sabemos cómo. Le tiraremos la maquinaria encima. Para que no vuele. Como si unos hilitos negros de plastilina le obstruyeran la pluma para volar. Yo vuelo. Alto. Al límite. A la frontera. Si estuviera en México subiría con el tren. Me trasladaría al borde. Y también saltaría. Y empezaría a jugar el juego que llevo con mis forajidos de la capital transformada. Puro líder. Nueve insolentes inmortales. Una lista que vino anunciada por un jesuita de confianza de Francisco: El Difunto.

El Difunto se enojaba cuando escribían su apodo en mayúscula. Era el tipo de cosas que decía desde antes de decidir ser un apóstol de Cristo. Ya cuando era soldado llegó a iluminar al resto con palabras singulares que diéron testimonio puro de ser un lider que amaba cabrón a Jesús. Tanto como a Kubrik. El difunto escribió la lista iluminado por la oca sagrada que sustituyó a la paloma en la catedral de Barcelona. Los animales en las iglesias.  Yo en la iglesia. Yo opté por escribir teología en otra religión sólo por estar afuera. Como si el castigo máximo me fuera impuesto. Por irme. O no ir a misa. Como si Francisco se ensañara contra mí. Y nos diéramos un face off histórico, en la red.

Otro día me envía su avión. El que vendió el Peje.

¿A dónde fue a parar ese avión? ¿Cuánto cuesta alquilarlo a su dueño actual para hacer un recorrido alrededor delm undo. ?Una comitiva de 99 pasajeros nos acompañan en la producción. La revuelta se gesta en una vuelta al mundo. Se visitan las 9 capitales urbanas qe se despiertan en el último día del 2018. Como si algo más debiera pasar antes de que se nos escape el tiempo. Un nuevo deal. Una revolución completa. La última de las revoluciones. 

Un libro que algunos prefieren tener en su edición en papel, mi opera prima: con ese valor surrealista: 99 euros.


Este será el primer año que vaya a firmar libros en Sant Jordi. Es el primer año que publico un libro. También es el primer año que iré a la FIL. Luego asistiré a nueve ferias de libro americanas en donde daré una fiesta sopresa en un lugar por decidir la misma noche. Se te avisará en un mensaje una vez adquieras tu entrada. Ya la puedes comprar. Es un concierto. Y un standup. Es un show entero.

9 teatros de la ciudad.

  1. Principal
  2. La Social.
  3. Hiroshima.
  4. Alguno en el Raval.
  5. Tantarantana.
  6. Il Giarinetto.
  7. Lokal
  8. Romea
  9. Liceu

¿Por qué no tomar hoy la ciudad?

Ese es el espíritu. Vivir una aventura hoy. Permitírtela. Acudir hoy al llamado. Dejar el 2018 con toque de genialidad colectiva. Que a todos se nos encendiera la revuelta. En este otro contexto local que explota en los morros del concepto sagrado de la unicidad. Con ello, claro está, queda sangrando la bestia escupiendo sangre por la boca mientras la plaza entera le escucha gemir: va a morir. Todos los presentes lo saben. Ahí desvelan la gloria sagrada del gesto de muerte que una vez acude a su cita con nosotros, en esta catedral. Esto si es un rito, los toros, que no el valle de los caídos. No profanado como está ahora con el velo de la indifernica por los cuerpos anónimos de quienes lo construyeron esclavizados la cruz, rojos joputas, y los ocupan las cunetas y los ninchos, sin identificar. Ni recibir sagrada sepultura. No con sus familias. Movidos para llenar el recinto. Para darle un sentido solmente con el que pudiera estar de acuerdo Roma. No lo olvidemos: somos estado. Como religión. Y como país. Aunque no gozamos de su patrimoino. O sí. Cuando asistimos a la misa. Al culto. A su peregrinación anual. A sus fiestas. Vengan a las iglesias. Se llenarán al final. De otras misas.

Rayo y Edgar fueron a la iglesia del Pi a uno de los conciertos de guitarra flamenca. Sublime. Que hayan entendido la magnitud de la puesta en escena. La calidad del show. Como ver a Golman en directo. Soy un cómico más. Un tipo que escribe. Un Trumbo. Trombo. Qué se yo. Yo sólo escribo guiones. No soy actor. Ni director. Hasta que un día me cabreé. Y lo quiera hacer todo. Entonces diré: why not.

Y lo hice.

Hoy.

Como puedes ver soy muy atrevido. Voy a tocar los mismos temas de siempre. Las mismas historias. Las mismas anécdotas. Una y otra vez. las 99.

Lee esta:

Puede haber botones que no lleven a ningún sitio. Cierto. Pero no quiere decir que eso será siempre así. Un día igual decides tu propia aventura. ¿Qué pasa? No sabes. Es eso. Ya sabrás. Tendrás que elegir. Dos opciones. Saltas o te quedas.

 Todas buenas. Bueno, todas. Son dos. ¿Qué tan mal está tener una dualidad para elegir? Nada mal. Nos abre las opciones. A dos. Simplificando el cacao mental en mi cabeza. A ver: qué elegimos. Ellos o nosotros. ¿Quién soy? ¿Qué discurso defiendo? ¿De qué revolución social soy parte?

De México llegó una fumada sagrada. La llamaban pacheca.

En el norte la vara si dualizó otra vez. La mitad la entendió al chile. La otra mitad: psssspsipssisisiiisiiiií.

Luego, luego. Bien pinches pelados.


El último sueño del año. La defensa de Montjuic. Postdreamum.

La dualidad flexible de esta ciudad requiere que entendamos como nos organizamos para defender la montaña sagrada.

Nosotros ya lo tenemos todo en esta ciudad. Somos Sísifo subiendo a Montjuic. Quizás cambia la dimensión de la piedra, que la llevamos en el bolsillo. No era aquello. Sino el intentar cada día con una sonrisa subir la montaña sagrada. Intentando cumplir hoy con el cometido del día para culminar la proesa. Llevar la piedra a su sitio.

Tributo a los judios. ¿Quién se acuerda de los judíos? Será que vivo en su barrio. Quizás es que ya un día se nos fue la cabeza en el barri. Y fuimos nosotros los que colgamos a los vecinos delos balcones de la entonces capital. Judio colgado no se olvida. Tampoco Aushcwitz. No están solos. Aquí en esta ciudad todo es resilencia. Debemos estar preparados para resistir la pulsión de la violencia. Debemos reflejar la visión completa de nuestra historia ya cincelada con las herramientas del herrero para moldear la piedra que extrajimos un día, ultrajamos otro, de aquél monte sagrado. Oh, monte, permítenos volver. Y entonces subimos.

Esta noche buscaré una piedra para meterme en el bolsillo. En algún momento subiré la montaña para llegar al cementerio a dejarla en su sitio. La pondré encima de la tumba de su padre. Y con ello cubriremos con un manto sagrado la pulsión guadalupana que este año me regalado. Con este manto se cubre la montaña, como si fuera un cagatió a punto de soltar las dulce flatulencia. Ese momento previo a la caca. Bendita seas. Montaña sagrada, un día más venimos aquí, en son de paz, a ser parte del teatrillo de un héreo que no en vano intenta llegar cada día a su meta con esta piedrita en el zapato. Aquí la dejo. Descansa en paz. Ciutat. Desde aquí, desde esta iglesia en el monte yace toda la humanidad. Y el mar.

La dualidad se muestra en cómo subimos la montaña. Cómo podemos darle vueltas y vueltas como si fuera un circuito. Cómo se sacó la piedra de sus entañas. Cómo se llenó de cuerpos y lápidas que fueron y vinieron. Cómo se intentó reinventar mil veces, con la influencia indiscutible de unaas primeras olimpadas: la feria mundial. La ciudad ha tenido dos ya. No extraña que luego siga siendo capital. Siempre lo ha sido. Aquí lo hay todo. Hasta españoles. Y eso es de agradecer. Olé.

Pensi vosté en la metáfora. Aixó és conyás. Diguem-lo ben alt, clar i ticatalá. Sóm un puto conyás. I sempre ho serem. Aixó no treu l’altre. Com aquell que diu. No obstant, no podem ser tant capficats. Hem de baixar del burro, home. Ens has portat fins aquí. I bé. Unes festes més. Un any més. Ara potser toca un altre rotllo. Un altre cosa. Com la irrupció d’un noi que no és d’aquí, ben bé, de la ciutat, sino d’un petit poble aquí a prop que es creu ciutat. O més aviat Paris. Reus.

Pero aixó ja ho va fer Buenafuente fa anys i panys. Per tant, no té merit. Ni tampoc anar a fer-li una mamada com rapidament dirien en Broncano, Jordi Évole, Corbacho, Santi Millan, Albert Om, Berto, Silvi Abril (que potser ella…), Edu Soto y Toni Soler. Los insolentes de una sociedad ticatalana. La comedia nos rescata. En esos límites que entre todos ellos exploran. Como productores. Como showmans. Ese juego. Esa industria. Ese cuento. La risa nos hará libres. Como leer. Como escribir. Como dibujar. Como contar chistes. O monólogos.

Como cambiar de lengua. Y de país. Y de estado. Y de forma. Y de espíritu. Y de religión. Y de credo. Y de ciudad. Y de montaña. Y de piel. Y de cuerpo. Desbordems los propios límites autoimpuestos. Dejémonos llevar. Total. Qué más da. 

Y si nos concetamos hoy todos es una misma humanidad bajo este nuevo hashtag: #ALLS

El ultimo suspiro del 2018 es revelador. Levantamos el último velo. La cuarta transformación nos abrasa. Como si nos pudiéramos fiar de México. Otra vez. Claro que sí. Por aquello de entre tu arte y mi arte. Pues eso. Aquí la tienen.

12. Todavía diada: al medio día… y ya de noche.

Diada hipercontextual

La diada celebra la cultura de un pueblo que quiere una república nuevecita. Aquí coincidimos: bienvenidos a Ticataluña. Mi república no oficial. Es un ideal que contiene a Cataluña entera. Todas sus reivindicacioens están ahí. Y yo también. Yo me reconozco en el «Tica», porque el mío, es un movimiento feminista. Yo soy tica. En realidad soy tico, pero asumo que un pronombre feminizado también me cuadra. Y asumo la responsabilidad de que ahí también debemos incidir. Y lo que sea que haya que hacer, pasa de entrada, por ser todas feministas. Pues aquí está mi pequeño tributo, o tributa, en el mismísimo nombre de nuestra nueva republica, que ya es femenina, en la parte del Tica, pero también, en la otra parte, Cataluña.

El nombre es compuesto. Ticas somos todas las costarricenses que nos damos cita en este espacio político de nueva creación. Yo no voté. No tenía derecho. No entraba dentro del sistema, por más que pareciera que era de aquí. No lo era. Mis años aquí no cuentan. Como tampoco cuentan allá. Allá tampoco me consideraron como un local. En cambio, a mis hermanas, sí.

No por ello podría yo levantar la bandera de discriminación contra los hombres morenos. O cambia moreno por blanco. Morena por blanca. No pienses más; piensa dual.

Yo no voy a saltar de pronto, sin aviso, sin red, a la multiversalidad.

Pero ahí lo dejo.  Mi valor es mi nueva lengua: el ticatalán.

Lo mio siempre ha sido estar presente. Y aquí estoy. Dispuesto a luchar por la renuncia en la que me había asumido como parte de los de abajo. Yo vengo de nueve vacas flacas. No siete. Como algunos anuncian para la sociedad ticatalana, porque desde aquí me apodero de vuestro movimiento leal y valiente, estimados hermanos, sí, los hombres primero, porque lo primero será reconocer el machismo local que hemos solapado los soplapollas que no establecieron para el resto el freno de lo inadmisible.

El primer día que escuché esa palabra fue de boca de Joan, un jefe de la consultoría en salud más pedera de el norte de África: capital: New Barcino.

O nos asumimos africanos, como seres libres pensantes y obligados a tomar partido en el debate más amplio de la visión a la que acudiremos en el concurso de lo común. O sea, como si los comunes tuvieran los huevazos de aceptar el discurso más eficaz para presentar a una sociedad transformada sobre un terreno básico de cuenta atrás: el tiempo sagrado. Ok. Ha llegado. Hoy mismo: 11 de septiembre de 2018. Primera diada multiversal ticatalana.

Ticataluña, como nueva república bananera, os jodeis hijos de la gran puta, y a mucha honra, aunque a partir de ahora utilizar el simbolismo del insulto sobre tu mamá, sin acordarte de la tuya en el momento en el que pronucias: puta.

Puta.

Puta.

Puta.

Puta.

Puta.

Puta.

Puta.

Puta.

Hijueputa.

Un hijupueputa  por cada nueve putas.

Las he preferido siempre a ellas: putas.

¿Quién se afilia?

Autoafiliación.

Movimiento de autoafiliación urbana superior a nueve apuestas personales. Dile valores, si te nace. Utiliza la palabra que quieras que hayas aprendido en el master de ESADE, IESE, UB, UAB, Pompeu Fabra, Salvalor Dolor, Fundación Armando Gallo, Ticataluña Multiversal School y/o ALLS.

Iniciation training. Enter 99 unocents.

So you go 99. You are out of the motherfucking Boston stadium. The green wall. 99 goes bum. The hard way. Or the poetry bullpen Homeway park had on the opposite side. Baseball has duality in its two fields. The center doesn’t exist. Epic wise. He’s covered by the two fast left and right. But center master arm. As all three brothers. A team of nine. A low street cross run. Stealing bases. I know I would rock. I can be paid for how many I steal. So steal becomes available as a verb to put it to use in amazing stories that went off the edge and encountered human nature. Uggly and high. From that vomitive end were you don’t control anymore the night, as you let go a while ago, and have fallen under the sewer, or warever, lick my ball, I beg.

And that line, man. That line. Only you don’t realize, up to the end, at minute 99 that she is a he.

Give a new américans a new edge at the very top of rushing up the Canyon like my homeboy Kilian. And you take the running metaphore to the new ticatalán estate going on in this brand new space that takes on the night. And you don’t disconnect to go to sleep. The opposite to what Maradona really means. You’ll be safe there. And them pussies go to the other team. It could happen to you. You disrespectful sonsofguns. New Américans like to be schooled the hard way. They learned that unsettling luck at the casino, that day you win big by some lucky choices you unveiled at the table. I can anymotherfucker player on the tour. Come on. I am an actuary, only not acredited by the legal document, so according to the law I am not what I haven’t said I am, but I could have mentioned it on my curriculum, that has not been taken into consideration once I started to build a name for my self with professional life, once I turned off the learning process of higher education. Talk about priviledge. That we are proud of in Ticataluña. Both sides of the epic addition. Let’s start with sums.

Then substraction. Division. Multiplication. Percentages. Limits. Dual spaces. Regressions. Probability ALLS.

Curricular courses of this math level of undestanding: enter the 99€ course.

It’s education, baby.

I said that with two martinis and I had the ball movement of the joint we hit that night you turn into the social magic of the insolent minds at loose, like fugitives. This kind of poetry goes on every night in a capital city like New Barcino.

We buried Barcelona.

We always meant to kill her.

And we did.

We knew.

We mourned.

We kept on.

It was like that the day Ticataluña sprunged from squirting holy mama vagina into the man’s mouth. As a way of getting back at the cunnilingus you’ve just delivered because you really knew how sensitive is the mater and masterfull by those few nine specialists. Nine given stereotypes. Drones if you like. We are going to make them perfect and improved from our natural human ways nowadays. That new drone community is going to live and share with us private and public space. It might go it’s way with some conducts of other droid’s masters. Intervention on social behavior by perfectly programmed humour police. We can police just about everything. But the local insolent dwellers of the night have a distinctive role to seduce night into becoming epic at our current state. Si la bossa sonna.

I no sonna. Gens.

No és cap farol. Som pobres.

Estem aqui.

goita.

Encara caiem.

Més i més.

Més i més.

Més i mes.

Més i més.

Mes sí mes no.

Mandas a la verga al nueve por revirar al final contra el propio gesto creador. Matar la historia original. Revertir el sistema para ponerlo patas arriba y pensar en otro inmediato que nos pudiera o bien dejar tranquilos hacia la noche de descanso, o tensamos el pedo de lo que nos pasa cuando nos damos la opción de tocar lo más alto de la experiencia humana, ya, por un tubo, que me matice el plano temporal y espacial que me lleve a encontrarme el estar en el momento exacto de la emergencia de las noches que no acaban. ¿Por qué se le permite todo a Julio Iglesias? Por que, coño, cómo lo hace. Es un crack. Es del Real Madrid, del PP, de la jetset, de Miami, de iberoamérica, de las mujeres, de las amantes, de las dolidas, de las fans, de las criticonas, de las víboras, de las curiosas, de las vinas, de las rábanas, de las feministas, de las clubes libres, de las mujeres multiversadas, de las universidades del proclive descalabro sagrado. El tripiezo glorioso. El caos final. La seducción del presente como ocupante del espacio público. Salir a la calle. Y disfrutar que no había nadie en ningún otro sitio del país. Las calles vacías. Y grabé el movimiento. Soy gilipollas. El espacio vacio es clase perdida. En ese momento no lo graspié. Pero el evento es real. Es la transmisión de un pueblo con el sentimiento decidido de que le vamos a dar la vuelta a este megatoste. Papitosti.

El volver cada nueve chistes a un chile tico.

Reglas del nuevo orden: nou.

La reiteración como nueva rima.

Es eso más que lo otro. Nunca más se vuelva a confundir.

El estadio de lo elegante.

La gracia del placer.

El respeto al derecho ajento en la paz juarista que a hasta hoy supera a lo que los juristas han aportado a la vida del resto de los no letrados.

Quien lee la ley.

Quien trabaja para amasar la ley. Con un licenciatura patito.

Podría haber estudiado estos últimos nueve años todo el resto de las carreras del saber. Para saber qué hacer. Para cubrir el espacio completo del conocimiento. Y cómo resolverlo. De un plumazo. Y para siempre.

El texto nos lleva a ello. Cada vez. Como si fuera hoy el día. Y precipito el caos a mi arrollito que se hacía ancho y se hacía chiquitico.

La vara cambió para siempre, y nos dimos un control completo del tiempo y el espacio en un enigma nuevo. En el que todos seguimos. Pero podemos alterar el sentido de nuestra relación en un conjunto pleno. Y nos damos. We let go. And fly out. And then you get it. In the flight at the very end of the voyage. You have arrived here, mam. You are it: feedbackloopper, comand. And you do. You just go. A go. And go. And the result of that commute is of value to us flying with you with the new energy drink pushing the limits in a complete sense of higher dimentional games, up to the ninth level: nou. 9th. 9. In vogue.

Imagine my cloths and self in the front page of Vogue.

A female thought.

Some males, you know: we have it. We are wotoo.

Wotoo.

WOTOO.

There’s another brand. That’s is to be praissed by complete set of integers.

Democracy is more of a math management problem when you allow art to transform the meaning of how we affect the social complex state we belong to. I never talked about this with coworkers in Barcelona.

I always had a way of scaring the fuck out of clever of else man. Just to pick special attention to the dickheads and adjust the treatment. As a collective response. The way our team of free people interrelating in the occupied space of the entire states of natures of nine urban gangs. My gang is espacially funny. Funny, like shut the fuck this is Hollywood movie. And you become as insolent as gang of nine mexicans crossing the boarders from middle to highshitty part of society with the power of major insolent power, individually and especially, and that’s what made this gang bigger Nacho Villa’s crussaders of our relantionship with our neighbors. And cantina life. We become wise old men in contact with this lands from the ages back to my xman provision and you leap with your master of command to the higher emotional level (get your date for the spa ASAP, this is your time to rise to the top: prepare, 9, 8, 7, you can’t believe it, you walking the walk, 6, 5, 4, finally the guts to go all the way to the top to have sweet love for god or to, in an ancient greek way, the only liberation so perfect that takes us to partner up with our gods, in multiplicity state, as to be taken into consideration for they represent a possible rearrengment with the gods that lets us take a preferential place in this new society you are trying to break into a sudden chaos: dropping everything. The movie stopped. Black. And from black: beautyful. Sometimes I wonder if it one l or ll.

Las torres gemelas. Nine eleven. It doesn’t make sense to us. You undestand? We organize different in date symbolism. You and us. We are different. We know. But what do you represent to the actual reinvention of society in new equilibrium estate. In terms of Economics Noble Price debate. I can hold a party at the wood of the lands of higher grace, by the black waters, where I come back I ride along to make believe a part of that society at the edge and establish a bridge to connect both sides, in terms of our possible misundestandings and oversimplifications be errased from our to do list. And let jow manage my inside out to aroused into the next orgasm.

The sound here is blasting into it. And a narrative made you come. And you enjoyed the maxum state. A natural eruption. Our new god. The earth, heat, nuclear energy in natural estate, human bigotry observatory, new role character recreation from scratching a little bit at the scenario of narcocapitalism.

Sorry. I pass.

I’ll just go along the fuck outtahere.

We are gonners. That’s why marihuana > weed.

It’s a new language rule.

Here this literature is in a holy new language that comes from nine. I know some. Not all. Only I make believe. And people, some, believed. Enough.

What do I care?

What if the don’t fucking believe?

If it is the real thing and they don’t want to be a part of it, they are allowed to stay away from that estate. It repulses.

The natural venture of repulsion.

REPULSION REVOLUTION.

I have tricks in words syndrome.

Some clever study from a New University Hospital. My new university hospital. I can create a higher institution. I know about this stuff. I can come up with a dance of wolves and libertarian free spirits into the night of feedbackloopper influence from the antipodes of our holy local land. HOLOLAND.

HOLOLAND is a series name. My scripts look like this. And so do my books. They are one and the same thing. Only the eruption from a global feedback I can’t control. But I expect havoc to break through after the dust cloud. And some building go down. A new city emerges. Complete. Transformed. Outraged and down to love. ALLS.

ALLS need to be respected at all times. Any kind of mistreating ALLS will be looked at in society and judged upon. With a Spanish private televisión ankor man and woman together. And that flow. The casting is the movie. That industry of art. To confectionate movies. As our own. A new revolutionary command. Minutes after It would have been from the flow of the new day epic to ALLS: 11 de septiembre de 2018.

El estudio de la revolución rusa.

Un curso de nueve niveles.

Aplicaciones abiertas. Aplique aquí.

Generación de 9.

9 feedbackloopers.

Los reclutas de un tiempo que se enciende directo. Y no se apaga. Como si fuera infinito. Como si fuera real. Guarda eso. La cámara se apaga. Soy tibio ante el encuentro con una pieza que conmueve. Un tipo que se brinda el día grande en el que se presenció la unidad alrededor de un ideal de futuro a construir. Es hermoso. La colectividad en ánimo de lo más de lo más. El pueblo listo. Si ustedes quieren, aquí la tienen.

Accedan a la República.

Pero aquí son necios. Nos conocemos desde hace muchos años. Dieciocho. Ya soy mayorcito de edad. Y aquí me acabé de formar. Aunque no lo puedo probar. Pero voy a realizar un ejercicio de exhibicionismo que me coloca en el límite del campo, en el intento final de meter el gol, que nos lleve a todos, infrahumanos, al espacio final en nos fundimos con la voluntad de Dyonysos mezclado perfectamente con Shopenhauer. No Nietzsche. Por negarlo a ÉL.

La diferencia entre ÉL y Él es abismal.

Lo de amar piedosamente es de unos pocos que lo saben hacer, completos, en todo momento. La continuidad del amor.

Amor por sentimiento.

Amor constatado.

Amor sensorial escapatorio.

Amor pleno.

Cuerpos listos.

El nuevo yo.

NEWYO

Bigger that NYC.

I did it.

Duality NEWDF: NEWYO.

This dual capital of our transformed New América. A global movement from the top. Blank. Pum. Black. Brown. Mexican. Fly. Tacos. Chile. Come, puto.

El juicio de puto.

La homosualidad entre el homoerotismo de la capital primera: NEWDF. Lo mestizo completo: alabado ancestro de la tierra local. Los primeros fundadores. El pueblo de mi papá. El pueblo de sus abuelos. La historia de un desembarco. Mi tata subiendo un nivel se metio como ingeniero a estudiar los puertos y su gestión. Y formó a equipos en múltiples países del continente a ser los getores más eficientes de estos nuevos puertos que se preparaban para mover los materiales y las embarcaciones que se mueven alrededor de los puertos. Puertos completos. Recién duplicados para una actividad más bestia de lo que se nos viene de comercio. Esto por aquí va viento en popa. Exportaciones. Importaciones. Comercio. Economía. Aquí se mueven los bienes. Bienes o personas. No es lo mismo. No se equivoque, aquí somos europeos. Te dice un europeo blanco preocupado por su white problem drama.

We all need a drama. I have to save a dickhead from drowing. No at the fist chance. We all know he is going to dye. People woth dying in stories to set the direction right from the crooked start. I should get down to the uggly pitbull bites going on at the higher gesture of the lands politics and social demands. There is a lot of people out there on the street, and then we sing, our song.

A new himn. It’s not there. It’s extracted from a machine that flips an algorith and sends out a secret output riddle that rattle your brains into the electrical equivalent of Tesla rocking.

TESLA ROCKING

My new rock band.

I am the writer of my lyrics. I’m going, Morrison. I chose to be. I’m mexican. The dessert was within me already. Only I had to go. Experience it for myself. And went down the Mediterraneum and walked tha sands of Africa.

And that’s my holly march. In 99 days he crossed the dessert. Hiporboly literature. My class in this (out of nine that make up the series, season uno) fancy boarding school in post Brexit free thinking temples.

To repeat a joke. At least 9 times.

Matices.

Same joke.

Matices, though.

I speak the new language: ticatalán.

It’s a useful new game.

Just to get our heads from out of our asses for a change.

This type of humour didn’t kick it in the whole population. But hey. Those who did… it rocks laughing at the same bits.

Comedy taken to the limit. Laughing at improper humour.

That’s how we role. And somehow we are allowed to go.

We sustain insolence values.

We deliver them in the elegant phase of a broken free spirit taking over the dancing floor. Lighting up the night. I have nine parties to show you. I deliver the night. And enter the game. The mob game. But deliver a series that is written like Baltimore in The wired. We are in postwired world. And who do we want to win. I have to come accross to a decision to vote for one or the other bastard. But I already have an answer. I am a barça fan. I’ve been in Camp Nou 99 times. And this are the 99 games to show it:

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

13.


99

That line just appered there after I typed three  dots.

It’s a literary joke in the ticatalán language. It’s the freedom I have. It’s higher that a new republican dream.

999.999 personas. Yo estuve así movilizado. Por formar parte del colectivo presente. Lo bonito de venirse arriba. Todos juntos. Hacia un mismo objetivo superior. Esa es mi proposición. Una canción. Una oración. Una noción. Una loción.

Qué tal que me contratan y tengo unos goles parecidos a los de Asencio desde la larga distancia. Y cabeceo como Saúl en picado al ángulo, hacia arriba. Tocando la parte superior de la red.

La red es el sistema. Se cayó el muro del 155. Volvió el pueblo. Y el performance social. Lo que esta gente quiere exhibir. Lo que se quiere decir. Dejando que el pueblo se haga presente a la convocatoria. Una llamada a etar aquí como país. Cómo no salir el día del país a la calle. Como cada día. Nosotros salimos a pasear. Y nos topamos con la gente. Yo por la diagonal camino todos los días. Lo hago desde el primer día que pasié por esta, mi ciudad, New Barcino.

Un muro falso. Mucho más grande. como si tuviera que subirme y pasarme al otro lado. Esa es la performance que no pude hacer porque no estuve ahí, con los permismos de los organizadores locales, para que no pensaran que era tan sólo un saboteador constitucionalista.

Pedro. Estatutos ya no. Uso de violencia. ¿vos qué viste?

Ante esa pregunta el español no independentista se retuerce.

Jornada pacífica y festiva.

A Meri le daba cosa ir. Pero yo le dije que no iba a pasar nada. Este pueblo es pacífico. Yo los conozco. Y se cómo es la gente en la calle. En varios tipos de eventos multitudinarios hasta su ocupación plena. La diagonal llena. Desde que nos decidimos a venir. Es la primera diada a la que vamos como familia. Yo estoy excluido. Todavía hoy. Pero ese ya no es pretexto. No puedo esperar más el trámite de la nacionalidad española, y a su vez, de la europea. ¿Y la europea?

Lo cierto es que no me quieren. No lo tienen claro. Qué tal que soy algo así como Julian Assange, que tras nueve días de tener la nacionalidad la lía así de parda.

El día del referendum. Esta puede ser la campaña. De la otredad. Ojalá sea un proyecto sublime afirmativo y ahí, ya listo, montado, listo para utilizar, a tan sólo un click: nueve euritos.

Ya lo vendo todo. Una vez que me dejé ir al otro lado del curso dual, me dejé ir hasta el final, la cima del capitalismo, y mi ascenso a ese 1%. Y en cambio fundido, de camino, percentil a percentil, con fiestas deciles y un duelo dual alrededor del 50%. Mitá y mitá.

El tico me sale. Usted no se lo espera. El tico tampoco. Pero ríe. Eso le diferencia de usted. En cambio un ticatalán lo puede ser justo ahora. Aquí.

Don’t fuck with the Yissus.

Horitzó politic immediat. Torra. Quim, tira endevant. Porten el lideratge politic. Govern al exili. La república ja feta. Pero a la institució a l’exili. Revolució dels somriures. Un dia l’aconseguirem. Ells són els mateixos que el PP. Són dos Espanyas. O bé, tres, comptant Euskadi.

Institucions i carrer. Entitats. Colectius. Pressos.

Llibertat d’opinió.

Diàleg i presso.

L’expresident va fer una recepció des del jardí del palauet de Bélgica. Va venir gent de societat. Abandonin tota esperança. El que han fet per aniquilar-nos no ens fará mal. Amg gent a presso. Amb gent a l’exili. Señor Pedro Sánchez. Salga de su estereotipo. Fíjese lo que está pasando. Usted sabe de bases. Y de convivencia. Y de irresponsabilidades.

1. Ley y diálogo. Convivencia. No hay diálogo. Cataluña con Cataluña. Animar a ese diálogo. El PP no tiene nada que celebrar en esa fiesta. Si se segmenta según qué piensa, qué hable, qué diga, o qué vote. El partido popular, por ahí no. Casado, el master.

What do you think it says for Spain today in Spanish prission of 9 political who are going to face a trial for treason and sedicion for charges that are just not there, acording to at least the German, the Swiss and the Belgic judicial system. Spanish.

Ciudadanos, más de media Cataluña, excluida. Los lemas que dicen que España es una dictadura. Aliados del Sr. Sánchez. El señor Torra no es un aliado, todo lo contrario, y nosotros somos los aliados perfectos. Tan sólo mírenos. Al menos a mí y a la presidenta ganadora de las elecciones, la señora Inés Arrimadas.

Ciudadanos se reunieron por la mañana, veinte ellos, en la Plaça del Rei, con problemas para desplegar todos sobre las escaleras que llevaron a Colón frente a los reyes católicos con el indio al que se trajeron prisionero, o exiliado, o quizás acompañante de lujo, que no esclavo, que no, que nosotros no participamos en actividades diferentes a las que otras culturas europeas jugaron en su momento mientra entre nosotros nos repetábamos cabrón.

Lo culero europeo. Esa es la preocupación. Su buenismo es nuestro ideal. Los que tienen el éxito.

Tristos. Tot ho fan a Barcelona. Tarragona també existeix. I no fem res. Centralisme de futur. De fet o sóm Barcelona amb un nou Eixample, per esser un estat urbá desplegat fins al cims més alts del pirineu. i ens relacionem com ara aquí, amb el mar, ses illes i ses muntanyes, fins adal de tot, el cim del Canigó.

De la llei a la llei no es fa república.

Navantia. Barcos militars. Exportación de bombas a Arabia Saudí.

Cómete esa. Es tu estado.

Son tus valores. Madrid, Barcelona.

Bon cop de fals defensors de la terra.

A les hores qué.

Doncs aixó. No soc en poeta Maragall. No faig rimes. Ni conec tant com ell la llengua. Encara l’he llegit poc. Pecat meu. Culpa meva, meva, meva. I ara per això vaig intentar una piriueta per atraure, i a l’hora, desviar l’ull públic cap altres punts d’interés que podem començar a construïr.

Naltros anem.

Europa ha vingut. Tres o quatre eurodiputats. Alguns advocats. I van viure el que aquí es cou. I van estar content al voltant de tanta colla bona d’un petit país nou que surt ara, de no res, per esbrinar el consens que ens permeti a tots viure amb aquestes diferencies infranquejables que tenir, un comença, ipso facto, una nova república ja feta: Ticataluña. Encara que podria esser Nicataluña. Si hi hagués l’interés d’algú, d’aquí, per aportar, per eixemple, a millorar el seu nou model d’eduació pública i principis básics per millorar la dotació d’un servei de salut preventiu i sanitari de primer món socialista. Aquest punt d’estat de benestar. I amirallar-nos en els que coneixem. Potser amb el nostres veïn que mai fem cas. I si la resposta estigués en el diàleg amb algú de fora, potser portugués, que entre tots dos, de fora, expresem una visió sobre aquesta nova república que ens treiem de sota la maniga.

A titol personal jo vaig dir el que vaig dir a aquest entrevistador de la BBC? Sedition and rebelion in octobre. What is that saying of Spain to the international community?

The Josep Borrell surts i parla un aglés clavat Antony Hopkins. What’s that about? I’ve got my movie. It’s fucking genius act. To reinterpret Borrell in the clever mind of Antony Hopkins. With this struggling scriptwriter with his truly first master piece. If he read it, he’ll take it. I know when you can guarranty a Brando-like figure a role that pushes the limits again. Give that tool to the actor. Write that script for the affirmative woman who entitled to take a stand in the restart of this game.

Hem anat als parcs, amb la gent que no va anar a la mani. M’agrada disfrutar de tot el dia. Antes ibamos a la familia. Estoy a favor de unas cosas y de otras no. Ni de joven fui a ninguna manifestación. El señor del Turó Parc. El politics em sobren. Altres activitats. Altres raons. Gaudir d’una Barcelona sense gent. Una venezolana respeta pero quiere mantener a los niños lejos de los temas políticos. No vaya ser que tenga que hablar del gobierno de Guatemala. De irse del país. Por estar jodidos. Sin opciones. A buscarse la vida fuera. Y quedarse. Y sobrevivir. Y seguir aquí. Luchando. La fiesta no es a todo color. Hay gente que lo está pasando muy mal. Carajo. Pero el movimiento está ahí. Y esa sociedad local está diciendo algo. ¿Alguien está escuchando?

Advertim així a l’Estat Espanyol. Advertim també al govern de la Generalitat. Aquí hi ha un poble preparat. Ni un pas enrere. La CUP parla clar. Es bó aixó. Aquesta gent sembla preparada per dur a terme un salt al vuit.

Fem-ho va.

He sentido en todo momento la calidad humana, el apoyo y el afecto del presidente del gobierno. Tenemos un magnífico presidente del gobierno. Le he comentado al presidente como ministro de Sanidad, consumo y progreso.

Navantia. 5 barcos de guerra. 600 trabajadores sin el contrato estrella de estas familias. Las bombas. Cancelación de la comanda. Navantia y su futuro. Las familias que trabajan en esas fábricas. La junta tranquiliza a los trabajador. Ningún empleo peligra. El presidente habló con Susana. Todos tranquilos. Material militar. Buenas relaciones con las monarquía de Arabia Saudita. Falciani en España. 28 países investigan miles de evasores fiscales. Las listas están ahí. El secreto bancario también. El nombre de la ilegalidad. Arreglar el hueco negro por el que salen todos los ricos pintados con el mismo truco del sombrero. Paguen impuestos. Punto.

¿Cuánto tendría que pagar si alcanzara el nivel nueve de ingreso, es decir, la cifra de los nueve nueves?

Ingreso: €999.999.999

Impuestos: €999.999

Seu treballadors de Rolls Royce. Comanda de motores para chile. Bombardeos de la dictadura. Un trabajador entendía que no era ético trabajar en un sitio que inflingiera ese mal a los suyos. La subjetividad de los que ganaron las dictaduras miliatres. La sociedad de los militares y sus familias de abolengo anterior.

No se vayan lejos. Tenemos la posibilidad de compartir el espacio. Mire Menorca.

La antítesis de la cultura militar; fíjese en quien le puede dar ejemplo. Ticataluña.

Salió del Tico Commons. Y este de Costa Rica. De un debate público en erupción. Como el Arenal. O el Turrialba. O el Irazú. Vivir entre volcanes nos da esta cosmología para nuestra propuesta de modelo social. Nosotros primero no funciona. Por eso me voy al otro lado del mundo, para devolver lo que nos han dado. Por adelantado. Sabiendo que recibiremos su generosa aportación de amor. Su consciencia colectiva en visita continua año a año. La compra de tierras. La construcción sostenible. Las promociones inmobiliarias para una sociedad que acelera hacia el tiempo nuevo. El tiempo real en estado de transformació completa. ALLS.

11. El día de la dualidad: las torres y ticataluña.

Las gemelas.

 

Todos las recordamos. Los que los vimos. No somos todos. Aunque todos tienen las imágenes clavadas en la mirada. La universalidad del terror. ¿A qué más debemos termerle? Y entonces un toma el toro por los cuernos. Porque aquí las cosas no van bien. Y yo ya me di cuenta. Hace tiempo. ¿Cuál es mi responsabilidad en todo este pedo?

 

Poca,

 

We are the champions. We are the champions. Qué, qué, qué, baza, baza, baza, baza. Holandeses. ¿Por qué vienen a Barcelona? Cruyff. Van Gaal. Kluivert. Neskeens. Charly. Bogarde.

 

Va Rivaldo. Va Rivaldo. Y ahí. Toni Soler en el programa en el que el Barça de Van Gaal gana la liga. Y sale al balcón. Visca el Baza. Y visca el Catalunya.

 

Visa a Catalunya. Misa a Catalunya. Reitzinger.

 

Viva Barça. Bogarde.

 

Om se queja de que Bogard no habla

 

Vica el Barça. Visca Catalunya. Campeones, campeones, oe, oe, oe. Amunike.

 

Nuñez. Esta ciudad olímpica. Esta ciudad que tiene el nombre de nuestro club. O este club se llamó así por estar en esta ciudad. Si nos cambiamos el nombre, lo conseguiríamos. Tengo que hablar con Nuñez.

 

Nuñez y yo en una mesa. Hablando de nueve temas. Yo escojo cuatro. Él cinco. Al final salimos abrazados.

 

Pujol: Jump, jump, jump, jump.

 

En aquest pais sóm així.

 

Los extranjeros que han venido al Barça han sido juzgados por nueve cosas:

  1. Lo que costaron
  2. Posición
  3. ¿Es un crack seguro?
  4. Gol
  5. Solvencia defensiva
  6. Técnica
  7. Huevos
  8. Parlar ticatalá
  9. Afegir valor a la construcció d’una Ticataluña plena

Golman va ser el primer en treure aquest tema el dia que va ser fitxat. Ell es va inventar la llista. La va treure a les xarxes socials. Previament l’havia pujat a una página del seu propi crowdfunding, que a hores d’ara s’estaba arreglant algo. Un desastre, com sempre. Pero estem a sobre. I complim els nostre terminis. Anem ràpid. Com avui. Diem la nostra. Sortim al carrer. Gaudim d’un sentiment col·lectiu més gran que mai, amb excepció de la primera lliga de Rikjard, la champions de Pep, la champions de Messi. La champions de Luis Enrique.

 

No cuento la de Van Gaal. No la viví. Yo viví los fatídicos años de Gaspart. Pero aquí nos conocemos todos. Y pronto que temprano llegaríamos a dominar el cotarro de la Tribuna del Barça, y sin que nadie de Tribuna se lo pudiera imaginar, me colé hasta la cocina del club: como futbolartista candidato de un pueblo libre con República Bananera Ticatalana ya constituida y en marcha. Sólo faltan los ticatalanes. En un viaje iniciático colectivo, uno se puede hacer de esta nueva república en este preciso portal. Porque Golman trae las buenas nuevas de Ticataluña. El mundo alternativo al status quo más cabrón de la edad adulta del tercer milenio.

 

Demográficamente, si no tomamos pronto el destino de nuestros patrones demogáficos en descontrol absoluto, pereceremos como especie.

 

El fallo humano.

 

La humanidad en un título.

 

Las reglas universales de una posthumanidad en continua reconversión.

 

Siempre, cada instante, alguien distinto. Evolución. Encárguese de su propia evolución mental hasta el límite superior de se acceso inmediato a la risa tropical santificado por el guaro y el purito que trajo nuestro compa feedbacklooper. Ve. El artista. Con su tiranía del encuadre, y toda esa vaina. Seguro que en algún sitio podrá encontrar 99 metáforas distinas. Y si siguiera escribiendo, eventualmente, habría 999 historias con esa misma moraleja. Como si se tratara de un nuevo formato literario que ahora se vende de una manera totalmente inesperada para el sector tradicional, para las jóvenes mentes emprendedoras de los programadores con aplicaciones naif para burlarse en nuestra cara de nuestra adicción a las compras. Mientras tanto, qué hacemos por mejorar la situación general. ¿Dónde está tu pinche granito de arena? Pues aquí está. Aquí estoy. Es esta mierda.

 

¿Pero no mencionas nada de la libertad de los políticos presos?

 

Aixó no va així. Són pressos polítics i tu ho saps. Que tenim cantants, rapers, al exili,…

 

Fugados de la justicia española.

 

S’han tingut que marxar a trobar la justicia a fora.

 

No diu mai Espanya. Excepte per enfonsar-la. El president d’un pais en peu del seu dret d’autodeterminació com a nació. Aquesta gent diu que és un poble que mereix un reconeixement que no té, i una incapacitat de fer el nostre projecte, amb la nostra gent, els nostres defectes, inclossos els nostres jocs sota taula, els nostres vicis, la nostra bohemia salvatge, la nostra passió sexual per a totes i tots. Cor. Corp. Cuerpo, quiero decir. Si en un momento dado me cambio al español, no se me tenga en cuenta. Más bien, tenga usted en cuenta que es mi lengua materna y en mi entorno familiar es la manera en la que entedimos las relaciones entre hombres y mujeres. Madres e hijos. Hermanos. Hermanas. Para nosotros los Elizondo Cordero lo tenemos muy claro. No es lo mismo tener hermanas que hermanos. Yo nunca tuve hermanos. Nunca me faltaron amigos.

 

Quim Monzó ya salia en TV3 en la época de Van Gaal. Cerraba igual los ojos. Como ahora. Como siempre. Los insolentes en la tele. Toni Soler y Quim Monzó. Nuestro escritor irreverente. Nuestro realizador estrella jóven que nos hace petarnos de la risa. Previo a Polonia. El techo de Toni era el infinito. Como el de Buenafuente. Como el de Évole. Como el de Corbacho. Como el de Ors. Como el de Pomés. Como el de Busquets. Como el de Piqué. Como el de Elizondo.

 

Elizondo. El Atletic de Bilbao tuvo un jugador Elizondo, delantero, muy bueno en su tiempo. Estoy dispuesto a defender al equipo al cual rinda el homenaje más soberano según sus seguidores. Colectivos cerrados semiabiertos. Colectivos permeables. Afiliaciones libres. Valores colectivos superiores. La matematización del Barça más social. La obra social del Barça ya es tan dudosa como la de La Caixa. Tots sóm la Caixa.

 

Ara, jo també. Ja era client. Pero ara hem demanat un prestec per muntar la nostra empresa social. Potser ja és hora de que us explique el que estic fent per canviar al mon. Supercuidadoras. Entreu al link. Aixó d’aquí és art. Allo és com nosaltres hem pensant un projecte al marge de la industria farmacéutica i de la industria de les assegurances. Un projecte que depén del nostre creixement com a equip que lluita per tenir un impacte social.

 

Perdónenme un momento. No he querido interrumpir. Muchas veces me distraigo con la cámara y no estoy atento a explicar las cosas que debo explicarles a ustedes para convencerlos de que nosotros vamos a petar el sistema actual. Nuestra innovación es disruptiva por definición. Nosotros transformamos el mundo con una visión que aquí nadie había pintado así. Somos los rembrants de las empresas sociales. La nueva ola de los viejovenes olvidados. Los que se bajaron de la nave enferma. Y volvimos para recuperar lo que habíamos dejado inconcluso en su momento. Hace nueve años este señor y yo lo dejamos todo porque nos dimos cuenta de lo podrido que estaba el mundo de la empresa y el mundo de los negocios y de los modelos de negocio tradicionales de nuestro sector, a donde habíamos conseguido escalar hasta arriba para conocer el funcionalmiento completo de uno de nuestros nueve mercados estratégicos en la capital mediterránea. Nosotros sabemos de vuestra marca, y os agradecemos que nos hayas invitado aquí a presentar nuestra propuestas en la que nos hemos jugado el pellejo y tenemos ya encarrilado lo que queremos hacer y cómo lo vamos a hacer. Hace tres meses el proyecto era otro. Con la ayuda de Barcelona Activa le hemos dado una vuelta al proyecto y ahora lo tenemos listo para lanzarnos a pedir dinero, para poner a trabajar unos recursos, para coordinar a unos profesionales del más alto nivel invitándolos a compartir de visión de algo que podemos compartir juntos. No nos cortamos: vamos al más alto de los escenarios deseables. A por todas las canícas. Como diría un mexicano gilipollas.

Algunas mexicanas pendejas se ofenderían tras un insulto justo.

 

Por pendejas.

 

Y los pendejos, no mames. ¿Qué? ¿No los has sufrido? En todos lados. En todos los estratos. En toda la pirámide estamental. Esta vez recalibrada para asumirnos un mismo pueblo ya revertido. Los de abajo subieron y se hicieron con las riendas. Los de enmedio subimos y nos metimos en el vórtice. Y nos dimos cuenta de que las fuerzas de la naturaleza llegan a estados inesperados justo ante la presencia de esas interacciones alteradas en la sintonía de la emergencia ante el límite del caos, o justo encima.

 

El tratado de los sistemas complejos nos deja a nosotros con la responsabilidad de desplegar este orden cósmico en un juego de prueba y error. Una asunción de que cada día nos vamos a calibrar, en otro sentido al de los tradicionales mercados que más peso ejercen sobre el conjunto de la humanidad, y ese nueve mercado, establecer una nuevo modelo de relación social, nuestras obligaciones y derechos, nuestra sagrada dualidad entre la ficción y la realidad. Un pinche libro de series que no están escritas. Algo que se pueda colgar en netflix. Subir. Tras las necesarias posproducciones. Lo que hay que añadir a la pieza del autor. Los materiales satélites. Las descagas más rápidas. Los títulos. Los efectos especiales. Las correciones de color. La música.

 

Yo acabo de filmar un sesión de la tiranía del encuadre fabulosa.  Se llama entre el 10 y el 11 de septiembre. Hoy salí a mi balcón y me quedé con las primeras horas de la diada nacional de Ticataluña. El día que conmemora nuestra vocación de querer ser algo más. Una especie de logia colectiva que nos une a la tierra en la que festejamos los triunfos de nuestra ciudad capital, y de nuesto club de futbol. El más grande del mundo.

 

¿Qué pasa cuando tienes dos ciudades en las que los que la habitan opinan que tienen al mejor equipo de futbol de todos los tiempos? Yo te lo digo: dualidad. Los dos polos no se encuentran al estar cada uno en su opción, justo la opuesta que la propia. Y eso nos place. Cada uno en su trinchera. Aunque aquí preferimos pasar página del pasado y mirar hacia el futuro. Y esto es lo que creo que es importante. Mi post de hoy.

 

Imagínese que este post nos libera por fin a todos. A todos todos. No se quede chiquito. Agrándese, puto. No le vamos a hablar así nomás golpeado. Aquí nos caemos bien entre los honorables. A los hijos de la chingada, no quiere saber. Así que no tiene incentivos para pasarse conmigo. Avísado quedas. Un hijo de puta no se frena con nada, con lo cual va de frente, para que no se te ocurra pasarte de verga. Creo que es lo suficientemente claro para que si no va ser así, si tus intenciones sean las de pasarte de verga porque lo acostumbras hacer con todo el mundo, sólo quiero que comprendas que entonces no hace falta que perdamos más el tiempo. Yo soy así. No voy a cambiar. Y si tu eres un hijo de puta que no lo puede evitar, simplemente nos vamos a tener que dar distancia. Y no pasa nada. Cada uno por su cuenta. Nomás no se te ocurra pasarte de verga. Ni tantito. Me cagan los hijos de puta. Y como los tengo muy vistos, pues simplemente nos damos ese espacio del que hablamos. No me gustaría repetirme, ni aburrirte, pero me gusta ser especialmente clarito cuando estoy pintando esta raya que ves en suelo: ira.

 

Uno necesita referentes en el cine en el que se le paren los pies a un hijo de puta. De manera en la que el hijo de puta deja de ser hijo de puta de una vez por toda. Porque se da cuenta que ser gilipollas no paga. Y lo puede evitar. Los que no lo pueden evitar, oye, pues eso: distancia. En el fondo ellos tampoco me guantan. Y yo soy el hijo de puta de muchos en las antípodas de donde me paro aquí, hoy, libre.

 

LLIBERTAT.

 

El cant d’un poble dolgut. No els hi deixen fer el que volen. I continuant pacíficament. De poc a poc. En les seves xarxes socials. Fent el crid a la calma. I sortir al carrer. Que sempre serán nostres. Qui no ho crida, no ho té. No es cumpleix. No és dels nostres. El gran Nostros. La casa megagran del ticatalanismo.

 

Una noia, Josmar.

 

Serrat fa treinta anys que no li deixaven anar a cantar en Catalá. Catlunya a Eurovisión. Jugar amb la posibilitat de sortir del nostroe petit país. I esdevenir un de més gran. Un plé. Naltros. Plenos. Dignes. Com avui a Plaça Sant Jaume. Com la gent del Liceu a la plaça de la vila. Són insolents. Revolucionaris com cap altre poble al món. Com a Ticataluña no hi ha cap altre exemple al món. Tret de Macondo. I la República en pausa a casa nostra.

 

El mon que ens imaginem és el que anem a fer. I aixó ho podem fer a partir d’ara. Sense que ens tranquem al mig. I ens fem mal en el camí. Per que la força de la legalitat espanyola mossega amb els gossos, la policia, o amb les hienas, els advocats del poder judicial. Fem cas, tot plegat, d’aquests dos eixos que crec jo, des de la meva perspectiva al límit, gairabé fora de la muralla. Només mirant cap a dintre. A vuere qué hi veig. I ho veig tot. La dualitat sencera. I ho porto al meu terreny. La meva literatura. El meu projecte de vida. La meva veu. Els meus lectors.

 

Imagineu que compru un llibre. Qui ho vol electrónic? Qui ho vol amb pasta dura? Qui ho vol a la caixa de colecció? ¿Qui vol el pack d’una peça única amb peça enmarcada, signada, única?

 

Al ticatalá s’incorporen els simbols d’interrogació al principi, com a la usanza de lengua española más tradicional.

 

Algunos macarras han dejado de usar los signos de interrogación al principio. Lo hacen en las redes sociales, en el mobil, en el curro, en sus ensayos, en sus tareas, en sus cuentos, en sus novelas, en sus discursos, en sus poesías, en sus quejas,

 

Al president no s’equivoca. Parla en aranés, diuen a la tele. En Toni Soler li feia bromes a en Jordi Pujol. Ara potser no s’atreix a dir-li tot el que voldria. S’han vist tots embossats. I ara ningú els hi parla. Abans, en canvi, estaven de moda. El mon reial. Els bancs. Les empreses contructores. Les empresas energètiques. Les electriques. Les telefóniques. Els mitjans. El cine. La distribució. La logistica. Els aparells industrials. Les universitats. Les drogues. Els club de tenis. Les escoles.

 

Torneo provincial. La liga. ¿Tú nunca la has ganado?

 

Ese es un punto debil de Golman. No ha ganado nada. Ni ha jugado nunca profesionalmente. Pero nunca es tarde. Nike también lo vio. Es el Pernavick. O como se llame el mae que se inca para poner el foco en la violencia que sufren los negros por parte de la policía en los Estados Unidos, como si fuera normal. Y se incan. ¿Qué piensan los conservadores mexicanos al respecto? El man quiere un valor más alto. Un toque más como lo que nike aspira que seamos. Lo que me voy a poner en mi próximo concierto urbano. Yo puedo darle a la firma credibilidad. Las firmas, nunca más, representarán algo que yo no sea. Ni me manipularán. Porque aquí no admito equivoco. La línea está marcada. No ha posibilidad de alterar el guión.

 

La sorpresa tardía del mercado es el fichaje del Golman al Barça. Nunca un jugador como Golman ha generado tanto revuelo entre los socios ticatalanes del club.

 

¿Qué tan relevante es para el club la nacionalidad ticatalana?

 

Nosotros somos primero. Este es el tema. Nostros. Ellos. Existe. Ellos también saben quiénes son. Eso no va a cambiar. Los unos y los otros. Y los excluidos en medio de fuegos cruzados. Lo pobres que no se han definido. Y los equidistantes. Los que cantan las canciones hacia dentro. Pero que no ven que la vía unilateral sea la que toca. Especialmente si se excluye a algunos que forman parte ya de nuestro procomún particular en la nueva capital  mediterránea New Barcino.

 

Creo que es imporante que se explique por qué New Barcino es trascendental. Lo voy a decir directo. Sin rodeos. Sin ir a Timbucktú a buscar una excusa para comprarme un perro. Por la relevancia de la renuncia. Es nuestro primer paso. Dejar de vernos el ombligo. Salír y luchas por la visión colectiva de otro sitio. Como un sitio con el que podamos compartir una afinidad completa de ciudadanos de un mundo unido, eso sí, cada quien con su Paral·lelo.

 

Albert Om y Toni Soler salen en la tele desde que estaban enfermos ya en 1997. Su presencia, por tanto, lleva más de 20 años con el entender de las personas que ven el canal, es decir, la mitad del país. Los que no han querido nunca aprender catalán han puesto los otros canales de la tele. Estos son los excluidos de la narrativa común enarbolada en la independencia. Los pactos más amplios se marcan alrededor de los que quieren que se vote, como si fuera el derecho de un pueblo, no importa las circunstancias, que ahora pretende revertir el movimiento y proponer un plan político y social respaldado por un plan estratégico que se presenta como plan director fundacional de una república bananera que se refleja en un espejo distorcinado que nos engaña una vez lo cruzamos, y lo hacemos durante nueve viajes trasatlánticos, en los que se reescribe las misma historia de realización a partir de una vuelta más al ciclo en el sentido contrario en el que rota la Tierra. Nuestra unicidad como terrícolas se transpone ante la necesidad de viajar en el sentido opuesto a la gravedad para descubrir el límite de lo que podemos explorar. Nuestra humanidad más inquieta ya va por estos rumbos. Yo tan sólo propongo algunas propuestas de los metaplanes de construcción de la sociedad que quizás se imaginó Trotsky y que Mercader, y el partido y su séquito de correligionarios sin pensamiento propio creyeron defender los intereses superiores de la revolución, que seguía en curso, y que lo que el hombre viejo quería era truncar su desarrollo natural. Siendo todo lo contrario el caso. Al menos es lo que creo yo. Por lo que he leído, sin haberlo leído directamente a él. A León. Leonidas. El general. El rándo militar de quién fue responsable de coordinar a todo un ejercito en contra de una armada como la que tendríanlos zares en aquél entonces. Las deserciones. Lo que el pueblo quizo repensar como sistema más justo a lo que habían vivido. Con el cinismo de los que representan la aristocracia rematada por el monarca: su santidad, el rey.

 

Dios y los reyes se parecen. Alguna vez hablan directamente con ellos, como en Inglaterra. Que hay que admitirlo: es superior. Todas las islas son superiores, de hecho.

 

Qué tal cuando uno de esos mexicanos repugnates abusa del «de hecho» y lo dice en cada frase en la que intenta afirmar una obviedad, con nula gracia, excepto para él. O los interrogantes del tipo: ¿Qué tal si una mamada, fuera otra mamada? Mamadas por el estilo. Si me entiendes ¿no?

 

El mexicano es como es. Y eso lo hace único e irrepetiblle. To mamé de esa cultura esa diversidad. Y me apoderé de un discurso que no era mío. Lo leí en algún sitio y me inventé varias épicas, a ver si un día, una de ellas pegaba. Y debía salir un día grande. Como hoy. Un día con épica. Como si pudiera existir otra historia que tuviera de fondo esta otra narrativa de una república bananera emergiendo en la mismita plaça en la que otra se eregía como la estrategia dominante de un pueblo libre y dispuesto a romper la baraja con el mejor de los instrumentos en el que democráticamente sumemos más. Y ese consenso, ni ciudadanos ni los independentistas lo tienen. Lo demás, evidentemente, nunca lo tendrán. Ni los ppsoes.

 

Mae, viéras que chica les da estar juntos. Pero son iguales. Ante este tercer discurso, esta gente se junta. Es muy raro. España es muy rara. Esa es su gracia. La imposiblidad de librarnos de la dualidad aludiendo como principio inviolable la unicidad de España.

 

Mi discurso, y por tanto, el de Ticataluña, es justo el contrario. Viva la multiplicidad. La ciudad como medida. La más grande de todas. Una que se revierta en un giro de 180º que nos aleje a todos del sitio del que partimos. Este. Ahora. Y pase a este otro.

 

Las nueve dimensiones del mi propuesta. Los nueve ticatalanes que se lo leyeron todo el mismo día en el que se lanzó: hoy. Es decir, el día de la primera diada nacional de Ticataluña.

 

El nuevo pueblo libre lo eligió. Y se puso a ello. Construyó en el espacio del transcurso pleneado por nuestro órgano de pensamiento colectivo, y lo llenó, emotivamente, de una contranarrativa que se alejaba de terceras vías, de insultos, de amenzas, de retoques a la historia, y simplemente, como un lazo de amista de un color verdeamarelo, como si un portugués se hubiera interesado por el reino de al lado, por haber vivido en él, ni siquiera ahora mismo, sino algún dia, en esa capital que todo portugués reconoce: New Barcino. Y como peninsular hermanado con ALLS, se funde con una visión inexistente que se pone a prueba contra los discursos expuestos en las asambleas de los diferentes colectivos políticos del territorio.

 

Esta bien. Esta bien. Es un tema muy local. Al resto de Europa no le va interesar ni un pepino. Como no les interesa nuestro cine, nuestra cultura, nuestra historia, ni nuestras disputas internas. No les interesan nuestros corruptos, ni nuestros vicios, ni nuestras mafias coludidas con el poder judicial, la policía y los políticos. El tiempo cambió. Pero quieren que todos los árboles se caigan de los pajaritos. Es un tema de pasión por la emergencia de este pueblo hermoso. Ya. Sutil. Convencidos de que esta clase de revolución sólo podría acabar con la astucia de alguien que las ha vivido. Como mexicano, únicamente un ruso podría tener más tablas en el asunto. Nunca antes un ruso y un mexicano se pusieron tan bien de acuerdo para ayudar a los hermanos necesitados de sensatez en la península ibérica. Hermanas, tranquilas, ustedes no están incluidas en ese hermanos, ustedes van a parte. Primero. Porque son especiales. Y queremos rendirles tributo. Y preparar la revolución primero con ustedes. Empoderadas. Con los hombres necesarios para que el movimiento no se polarice. Porque todos debemos de estar del lado del feminismo. Hasta una tertuliana de televisión española lo podría afirmar tras unas cuantas intervenciones de ida y vuelta de la izquierda tradicional, la derecha tradicional, la nueva izquierda, la nueva derecha, y el ticatalanismo disruptor desde el futbolarte.

 

El ticatalanismo no es otra cosa que el surrealismo llevado a un extremo más satírico y vehiculando la lengua como un proceso básico del entendmiento del nuevo sistema educativo basado en la lectura y la escritura de guiones que nos permita, a algunos, dictar los parámetros de nuestras vidas dentro de los dos espacios duales deseables en una sociedad transformada y sabia: el tiempo demencial de nuestro espíritu libre empoderado y sabio, en plena fusión con la voluntad de la amada, y de ahí, conectado directamente a la sabiduría presencial de los cuerpos en estados gravitacionales de correlación multiversal. El otro polo de nuestra sagrada dualidad: la conservación de nuestra tradición. Dios salve al estatus quo capitalista católico, judio y musulmán. Cada quién desde su obstianda visión excluyente en este nuestro mundo tal y como está. El dinero y sus efectos. Los mercados. Los que van bien con el capitalismo. Los que ponen a correr a la sociedad. Los que vamos a un ritmo más tropical. Como una canción en la frecuencia inédita de un movimiento emergentes que se apodera de la mayoría social, casi plena: 99.

 

Noventa y nueve por cierto. Por tener siempre ese 1% diferente. Y no asumir que las culpas las tiene él. Sino que su existencia nos distancia a los unos de los otros. Pero otras combinaciones son posibles. En todos los ámbitos. Lista de ámbitos. Subsecciones. Planes estratégicos.

 

La mente de Steve Jobs nunca dió para nada más que su yate y su empresa dimensionada hasta su tamaño de industria con edificio propio megapedorro. Langly. En el futuro en ese edificio se experimentarán cosas que nadie más, los de afuera, sabrán cómo interpretar. Esa experiencia de las empresas que son lo más, como todos los que ayudan que los objetivos de la misma se cumplan, es el deseo cumplido de los éxitos de las empresas con sólidos crecimientos. Y el camino de los inversionistas y directivos a ser los chicos listos de la familia. Papá, ¿estar orgulloso del nuevo patriarca?

 

El hijo patriarca tiene más probabilidades de triunfar. Tienen la responsabilidad de la tradición. Y con ella los medios de producción. Y el don de mando. Y de ahí su natural tendencia a ser el que gobierna. Las sociedades deberíamos acostumbrarnos al buen criterio de nuestros burgueses más humanos. Humanots. Las humanas más divinas. Las musas y las artistas. Las profesionales con las ideas claras y la capacidad de empatía ente los retos sociales que compartimos entre tantas dinámicas de soplapollez que venimos arrastrando de cuando los que mandaban eran otros. Los de las grandiosas viejas ideas. Lo que pasa es que el truco esté en cambiar todos de una. Y sobre esa narrativa construir un juego que nos permita redactar ya el bienestar glogal de un gobierno autorganizado de un nuevo estado globalizado desde su creación. Como si fuera un concepto por encima del Blockchain. Una pirámide más. La olmeca. O la ticatalana. O la de Guayabo.

 

Lo cierto es que lo ancestarl nos viene de aquí y de allá. Viéras todo lo que aprende uno de entender cómo construyeron nuestros antepasado una conexión sutil y poderosa con la totalidad de las divinidades.

 

Hoy fue a la Boquería a comparar pollo, huevos, croquetas, verduras, fruta y carne. Silvia me preguntó si mañana iría a la diada. Y le dije que no sabía. Que no lo creía. Me daba pereza. Mi suergra quiere ir. A mujer le da pereza. No sabe si se va poner intenso. Tiene el recuerdo del 1 de octubre. Quizás muchas otras personas también. No va a ocurrir nada. No tiene por qué. Nunca ocurre cuando se juntan los independentistas en la diada nacional ticatalana. No ha sucedido antes. Pero se sabe bien que una manifestación pacífica se revienta con porros. Infiltrados que vienne a liarla. Hay que mirar quienes son las caras nuevas. Los que no hemos visto por aquí.

 

¿Cómo se que no eres un secreta? Eso me dijo un chaval del 15m en la plaça Sant Jaume cuando grababa la vida en medio de la revuelta social. El documentalismo del tiempo y espacio. No lo puedes hacer. Por el derecho a la intimidad en la plaza pública tomada por los indigandos. Ahí estuvo el despertar de esta ciudad. No vino después. Y hemos crecido juntos. Y los que tenían trabajo estable se quedaron como ciudadanos de primera. Mientra el resto nos caimos de la red. ¿Cuál red?

 

La familia me mantuvo. Tengo que aceptar mi lugar descolocado en la sociedad. La parte oscura de nuestras vidas. Las famosas vacas flacas. Aquí fueron nueve. Pues eso. Me tiré nueve años en el fondo de un poso más oscuro y profundo que el más misterioso cenote de la riviera maya. Yo soy maya por afiliación. Mi cultura se funde con todas las culturas locales. A nivel histórico o urbano. Puedo coexistir en el espacio público y en los espacios privados más íntimos: los hogares de mis anfitriones.

 

ANFITRIONES: viajes de un ticatalán a la multiversadlidad de las casas de ningú.

 

Cisa me habría permitido la mezcla de lenguas. Como si Vicenç me diera el visto bueno para tirar adelante el proyecto de creación de un país en el que su historia, la de su amada, y las de las dos familias, como quien se encuentra en la calle, informado de lo que pasa, y siend parte del movimiento adaptativo de la última manifestación. Esta revuelta no para. Que síga la comunión con la insolencia.

 

Necesitábamos nuevo profetas. Nos volcamos a Pau. Pau. Amor. Qué més vols?

 

No volem mes cops.

 

Aixó segur.

 

Demà, avui, sortirem al carrer i ens enlairem un cop més. Aném més lluny, dic jo. Deixem per un moment la nostra narrativa i contribuim a la de uns altres, lluny d’aquí, com si puguesim afectar a casa nostra estant tant i tant allunyat, en pais diferent al teu, atrapat.

 

La llibertat de la paraula i el fet d’esser lliures ja. Pero més gent lliure i plena. Al límit de l’extasi. Com si valgués la pena lliutar per un mon més just, potser multiversalitzat de cop.

 

Vaig quedar amb el meu soci rumà amb qui muntarem una operació sense sostre. Estem abaix de tot. I ens muntarem en un tren que ja va en marxa. Sabem cóm funciona aquest país. Tenim els contactes per assolir els resultats que vulguem. Hem vegut tres birres cadascun en un bar de Les Corts d’un chinessos. No van picar res. Només vam estar parlant del mon en el que estem. I com farem una estrategia per sortir en lo més alt. El missatge optmista de cada any. I ara ho veig més a prop. I continuem estant alla mateix. La meva visió m’obre portes. Sóc un més en aquesta ciutat, que de moment, no cau malament. Ja vindrà el moment en el que no ens acaberm de posar d’accord. I algú tindrá que mediar. Les coses aquí están molt tensas. No m’extranyaria que una espurna acabés d’esgarrifar el foc. O és esrrebifar? M’invento paraules que potser existeixen, i sino existeixen, doncs una de nova que porto del catalá al ticatalá, la meva llengua nova.

 

No es que desitgi fer un llengua nova. Com si fos un friki de Juego de Tronos. És algo semblant. Sóc un guionista sense feina. I escric histories per fer películes que m’agradaria veure. La primera d’ellas la que podría actuar jo a dintre d’una revolució definitiva que ens conecta a tots a un supposat procomún equipat amb la certidumbre de la felicitat inmediata. El esser complert. Deixa’t anar. Estar a New Barcino. Mai no hi havies estat.

 

Es un poble nou. De gent que torna. I vol viure aquí. Només probar-lo. Any rera any. Cau en la trampa. I naltros, des d’aquí, treiem profit. Ho vieiem clar. Bueno, no tots. Normal. Sempre igual.

 

Turisme. Nouvinguts. Ciutat que s’ens va de les mans. I tot a la merda. I que fem? La revolució. Quina? Aquesta. És veritat que no m’he presentat a les eleccions. Aixó ve a esser un referendum?

 

D’on soc?

 

  1. a) Ticataluña
  2. b) Costa Rica
  3. c) Cataluña
  4. e) España
  5. f) El Salvador
  6. g) México
  7. h) Estados Unidos
  8. i) Pakistaní
  9. j) Japonés.

Podeu votar als comentaris.

 

A vuere si conectem.

 

Tinc obra a a venda. De la meva primera exposició. Weitn for the artist.

 

Esto ha sido traído por el Tico Commons, y la Fundación Armando Gallo Pacheco.