I’ve been censored

I’m still in shock. It’s not every day. That’s not the case. It’s a feeling of being together playing power roles on each other. This is what it’s all about. It’s a community. The sense of what we are building. It’s bigger than ourselves.

Yet someone is going to try to fuck with your art. Someone is going to say: NO, MAN. Take that art down. Use this other more solemn swedish way of aesthetically present what we are working collaboratively. But allow a tico commoner to raise his voice in public plaza. This is the kind of event that is meant to change it all. For once.

And that’s that.

It’s a done deal.

You win.

You got it.

It’s yours.

Congratos.

That’s a ticatalän word for kudös.

Jan always got the kuddos part. Jan Hazalzet (I hope I spelled it correctly. It’s so rude to piss a hollander. They are regularly awesome people in two to one feet, to certain few cases of no foot. Nofooters. They join a social network. Tamales.

Feo. Un chiste de tamal es pasarse de listo. A la persona en cuestión le amputan las dos extremidades. ¿Qué coño nos creemos nosotros con capacidad de juzgar si esa persona es algo menos de lo que era cuando andaba caminando? Porque ahora puedes correr. Porque ahora caminas para ir a trabajar. Porque todavía puedes. Caminar es el derecho más humano que tenemos. Y debemos usarlo. Caminar por la calle. Sin miedo. En una sociedad libre para que lo hagamos en paz. En Pau. Todes.

De feo a Todes.

Así se llamaba el reviewer de hoy. Fue un triunfo por la escuadra. El primer día que nos vimos en persona (ahí va una mentira) fue el uno de septiembre del año de la pandemia. No es otro. Fue ese. Pasamos COVID. Y nos hundimos. Ahora sí. Todes.

Se requiere un tránsito por las palabras para redactar un tractatum Oraleatum tulum guayabo. Entre Tulum y Guayabo vivió Golman, el antepasado olmeca.

Golman, Martina, es un alter ego.

La literatura es así. Permite niveles de libertad. Tantos como el texto aguante. Estamos hablando de crear. Y yo he creado un monstruo. Y a los suecos, al menos 9 de ellos, les pareció poco afortunado. Los nueve suecos contra PiSpaM.


9 scared swedes against PiSpaM

It would be terrible to write an Opera with the charecter of your project coordinator as the villan in the story. Well, this is not your lucky day. It fucking is.

Horror swedish tales, presents.

That’s a break.

We all need a break.

Common.

It’s fucking literature.

The legacy.

The story we tell our selves. And you are in it. How are you going to start acting when the acting starts getting real.

A swede of some kind (I only know this nine cases, by no means this is a Statistics lesson from actuary). Don’t talk to me about mathmatics.

Good innovation should really piss you off. I mean really go off. Because you are being tested to the limit. And you can’t handle her limit. We have told to our faces what we believe. And she is the boss of the project of a community that we want to be trully for the people. I really feel like I have to break some rules to get system to finally crack. Cause that’s it right. You know it. I know it. Who’s still waiting. Anarchy scares you. Say it. I’m scared of PiSpaM.

It could have been my real name. It’s not weird to be called Golman in NEWSWE. That’s the new nation I wish to introduce to the escandinavians who would like to opt in into a community. Are willing to join HER platfrom?

You have a choice: A or B.

That’s the simples dilema.

GOLman’s theorem.

I’m going to do this by reduction to absurdity.

The highest level of understanding a ranversé.

I’m this play. That technique. That character. That’s my script. I’ll tell the story we are going to like to tell.

ALLS

PiSpaM’s death.

The video game: who killed PiSpaM

That’s a unicorn.

I know the game.

I’ve just always played the radical innovation game.

You are adicted to your radical cause because we like the edge of chaos and the emergence that procedes.

This is the story I’ve always told.

But this time I’m telling it for real.

I’m here now spelling my guts.

Spilling, collons.

The hotest place in town.

It’s not a joint.

It’s a flow that flocks the night.

In nine diferent warrantied party style for the NEW believers in the NEW cause.

It’s a diferent calling. I’m prophet calling you. I’m a the word of my father. Who’s here with me, representing the common collective public task of assuming the leadership of a vice ministry of a great NEW nation: Tico Commons.

I’m a rebel. I’ve got a cause. I’m bigger than Dean.

Seb’s bro.

I like kids.

They’ve been good to me.

I like to play.

And I like the feeling of performing.

But I also like the solid effort of fighting for 9 games for my transformed nation. I mean, maes, ganamos el mundial. Está en el contrato. Yo voy a riesgo. Y ustedes vienen conmigo. Síganme los buenos.

Esos botones habrá que utilizarlos algún día. Conectarlos a algún sitio. Son nodos innertes. Durmientes. Esperando su momento para la interconexión a un sistema sensible social. ¿Cuál es el business case de este pedo?

Le pregunté Rossana si estaba dispuesta a hacerlo. Dijo que no. No le tocaba a ella. Peter y Martina lo están calculando. Con sus metodólogos expertos. La cámara dentro del ojo derecho de PiSpaM despega desde la montaña del Carmelo. Vino de más allá de la montaña. A dónde no hemos llegado. Somos de este valle. Antes que nadie llegara. Y vivir aquí era la polla. Qué os creeis vosotros que podéis hacer con la tierra. Aquí yo sólo; allá vosotros con esta gran ciudad al pie de la gloria continuar del bienestar de un pueblo sano. Error. No es así. Y a la vez, lo es. Es una paranoia que nunca te dejará contento. Porque siempre queremos más. Y el sistema de poder jerárquico, llamémosle, por adjudicarle una etiqueta, algo más allá que la inteligencia artificial. Así lanzada como un reto. Quién no enuncia inteligencia artifical o machine learning in las primeras nueve palabros de su discurso es un pinpin fuera del barrio NEW. Lo NEW es lo más. NEW mató a MÄS. Primero nos hicimos con la tilde. Y la convertimos en las dos cabezas más pequeñas del libro Olmeca de los multiversos.

999 dimensiones.

No llego a más. R999.

Escrito matemáticamente.

Con ese doble palo de la R.

La R espera para cobrar una falta. O al medio campo. Esperando a que volvamos a tener la pelota. Un nueve debe esperar. Esperar no es mi problema. Son otros los impacientes. Todos aquí hacemos nuestro trabajo. No vamos a tirarnos piedras a nuestro tejado. Vayamos a establecer una manera de liderar

How do you consider discrepancies should be handled in a community of practice?

Golman’s questions for common cause.

Now, you see, it’s not only my cause. I’ve make it our cause. And I still have a story to tell. And things are gona go beyond the systems capacity. It will reboot our surrealistic thrive to drown the cloudy inheritance of our white code of conduct for the anglican families and it’s athiestiest cousins. Capuletos vs Montesquieus.

The monster is a risk. Of the highest kind. It must not live. Kill it. It gets people in the wrong direction. I’m telling you. We’ve been told. I’ve completely misunderstood what it was. I got it wrong, they said. It’s not his name. It’s got no name. No branding for you stupid ideas. We don’t accept your aesthetics and rebelious spirit. Who do you think you are? This is not a one man show? I’ve been told that as if the game was only being played by me.

GET OFF THE MONSTER NOW!

That was shouted at me. With frightned eyes.

NO

Oh, my God.

Dear Lord,

People have lost their senses.

What to do about it.

We are seriously lost.

Some shit that’s happening… cinics.

It’s the fucking cinics again, Sir.

The Queen of England holds that power role: GOD-like dynasties. They know where their families come from. We do too. A little later. We’ve too made it. And now we are all interconnected.

Read the deliverable.

That’s all I say.

It’s public.

It’s shit I wrote.

Shit we wrote.

Shit some reviewers reviewed. And gave great feedback on. Trully on the money. For us to take and make it happen. What we set off to do. Just like I said we would. But you need to believe. And I’m searching for believers. I’m gona go live tonight. And say few words. Maybe a lot. I’m unlocking the marketing campaign that will forever change the world. In 99 days.

ALLS

I’ve already started. But you are getting it on.

Bambino Gesú sei arrivato

A la media noche, a la hora en la que el Niño Jesús llega a Costa Rica, el niño nació en mí.

Me desperté con un pensamiento inequívoco: ha nacido el Bambino Gesù. Se trata de una tradición adoptada por el pueblo costarricense que se mezcla con el gesto ancestral de regalarle juguetes a los niños en momentos del año, que curiosamente coincide con el solsticio de invierno, y que por tanto, de alguna y otra manera, nuestra humanidad lleva haciendo durante toda su existencia.

No soy yo el que cambiará los mitos y ritos que nos sirven para reunirnos en familia y para reconstruir el tejido sensible que se ha ido modificando día a día durante el último año. Es un momento de compartir en un entorno familiara que nos lleva a sentirnos una vez más parte de esa gran familia de dónde venimos. Nos acordamos de cómo eran las cosas cuando éramos nosotros los niños. Y los niños, viven con una ilusión especial este día que tiene índices de resignificación bien cargados de lo que percibimos como felicidad: más regalos.

A todos, ya adultos, nos gustan sentirnos regalados. Es esa cosa especial con la que sabemos que somos parte de la vida de alguien más. Y que este espíritu navideño tiene varias capas de amor que ponemos en práctica con la congregación de aquellas personas con las que hemos elegido reunirnos. Se trata de uno de los éxodos más rememorados de la historia, y de uno de los mitos que marcan nuestra convivencia actual, pasada y futura.

Tengo un rito especial entrenado durante muchos años en el cuál cuando concibo la dualidad de mi situación, en ese pase de lo onírico a la vigilia, en el que reconduzco la historia incosciente que entretiene mi sueño como espectador de un mensaje que viene de dentro de mi y que tiene un significado inmediato especial para transformar mi vida. Por lo tanto, hay que poder estar ahí sin manipular la función, pero intentado repetir las cuestiones que están sucediendo ahí para transcribirlas en una libreta nada más despertar.

En este caso, la presencia del Bambino Gesù fue el detonante. Curiosamente hoy, 25 de diciembre de 2021, se presenta el Bambino Gesù en el momento en el que mi abuelo, Oscar, habría gritado con aquella potente voz que tenía: «llegó el niño Jesús».

Se trata de una historia de anunciación, pensé. También de renacimiento como bien me recordó Rayo en la felicitación que me mandó cuando estábamos preparando la cena. Es el momento justo para (re)nacer. Como cada año. Para compartir con la familia este último cierre de filas en torno a una mesa, a un árbol, a un nacimiento, vino, y una comida especial.

Las tradiciones familiares mezclan aquello que los anfitriones conocen de sus respectivas historias familiares personales. Y volvemos a los temas recurrente de siempre. La repetición de los ritos nos hace partícipes de las vueltas que le damos al sol, y de las vueltas que da la vida. Los ciclos vitales de nuestros seres queridos y una historia familiar simbólica que nos conduce de nuevo a la bondad.

Durante la pandemia, de una manera extraña, la vida se paró. O al menos esa fue nuestra impresión. La gente no salió de casa. O sí. Hasta que nos dimos cuenta de que esta situación nos ponía en riesgo vital. La muerte se hizo presente y se paró el comercio, las guerras y el neoliberalismo. El sistema en pausa. Nos habían dicho que eso nunca podría ocurrir. Pero cada año, en estas épocas, estábamos acostrumbrados a hacer esta pausa. Y resignificar el años vivido. Recuperar el gesto con el que volvemos a pensar en los demás: regalarle algo que le guste.

La ilusión de los niños. El niño que llevamos dentro no ha muerto aún. Seguimos vivos, con la intención de hacer posible aquellos sueños con los que vivimos. Recuperar las historias de nuestros antepasados para explicarlas una vez más a partir de la memoria de nuestros mayores. Vincular este presente fantástico con el legado que nuestros orígenes. Aquellas otras familias.

Llamé a mi familia a penas pude recuperar el teléfono y la computadora que había dejado en la habitación en la que duerme Pepi, mi suegra. Me presentaría en medio de la cena en casa de mi hermana Alejandra y de mi compadre David, conmemorando la llegada del Niño Jesús. Y les conté la historia con la que me desperté:

¡Hola familia! Feliz navidad. Aquí todo bien. Acabo de despertarme con la llegada del Niño Jesús, como en la tradición tica. El Niño Jesús ha (re)nacido en mi. He recuperado la noción con la que despertábamos de niños para abrir los regalos en aquellas navidades ticas que celebrábamos con los abuelos. Justo ayer envié un mail a mis jefas explicándoles la noticia de que nos habían invitado a participar en un par de convocatorias europeas que el Ospedale Bambino Gesù, que está en Roma, y cuyo jefe supremo a fin de cuentas es el propio Papa Francisco. Kiki, una persona que se unió al curso de iRaise del año pasado (en el que se llamaba Up-rAIHSe) nos convocó a grupo de profesionales de Valencia, Cataluña, UK, Suecia y Roma para conjurarnos a lo que podríamos hacer juntos de cara a innovar y cambiar el mundo juntos.

GOLMAN, desde el Carmelo, en la videollamada de navidad a su familia en la Colonia del Valle, NEWDF.

El Ospedale Bambino Gesù se hizo presente. Y ahora tengo claro cómo debo jugar ésta carta. Hoy ha nacido el niño. Dentro de mi hay un niño Jesús. Jesús vive dentro de mi: ahora lo entiendo. Y el camino a seguir, bro, es el de un (re)nacimiento.

Me quedo sin batería. Todo este texto se perdería. Si me despisto, esto podría pasar. Podría no salir. Podría no decir nada. Ni ponerle atención al niño que me habita. Esta transfiguración pasaría a ser el milagro olmeca del cual cuelga todo el devenir futuro-pasado de nuestra historia. Yo puedo ir en ambas direcciones del tiempo: esto normalmente no nos lo explican.

Mi padre, Olman, me preguntó cuándo me di cuenta de que eran los padres los que daban los regalos. Tendría que ser en Tlalpan. Más o menos a la misma edad que Vera, que ahora tiene 9. Ella también lo ha descubierto este año. Se comportaba con seguridad cuando nos pedía que fuéramos por los regalos para cagar el tio. Pero también siguió la liturgia de «seguir» creyendo en la ilusión. Así que cagaron regalos.

Mi padre me contó que él al vivir en una finca, en la que trabajaban y vivían jornaleros que tenían pocos recursos, que le explicaban a los niños de la edad de mi papá, a muy temprana edad, que el niño Jesús eran ellos, y que no pidieron cosas que ellos no les podrían comprar. Ellos le explicaban a mi papá, que siguió unos cuatro años más manteniendo la ilusión de sus padres.

Mi madre me explicó que su padre, Oscar, el abuelo, se esforzaba cada navidad porque ellos tuvieran cosas, ya que a él el Niño Jesús nunca le trajo nada. Sólo una vez le trajo un globo. Y le dio tanta rabia que sopló y sopló y sopló hasta que explotó. En cambio, a sus hijos siempre intentó que para Navidad el Niño Jesús les trajera algo. Su historia familiar y su familia actual. Mi madre me explicó que a veces la muñeca que tenía desparecía para recibir una chainiadita y encontrarse con la sorpresa de que el Niño Jesús se la había arreglado.

Cuando nosotros éramos niños, el abuelo desperataba a todos mis primos a las 12 de la noche para avisar que ya había llegado el Niño. Era otro momento de (re)nacimiento para él. Como hoy lo es para mi.

Mi tiempo ha llegado: tengo que salir.

O quizás entrar. Me pasa como cuando entraba/salía al periférico.

Soy chilango. Lo tengo asumido. Un día comencé a hablar así de mamón. Soy mamador.

Los que no son chilangos no agarran el pedo chido. Les suena la música. Pero no atienden tan rápido. A no ser que sean especialmente rápidos de mente. De la manera en la que un mexicana es rápida de mente. Ya basta de roles heteropatriarcales, ¿o qué?

La neta, chole.

Se pasaron de verga.

Nos pasamos de verga.

Hay que dejar al pinche charro atrás.

Por mucho que duela.

Ira que yo… mis chicharrones truenan.

Neta.

No es mamada.

Soy mamador.


Poema mamadoriano.

La poesía mamadoriana > Maradona.


Esa sección dos es una muestra más de mi mamadoradería. Soy un futbolartista……… ¿qué quieren que haga?


La neta, si ustedes me quieren leer: éntrenle.


Les voy a dar una probadita de la eternidad. No es cosa menor. Es la razón de ser. El ser y estar. La pinche respuesta a Hamlet. A la verga. Quiero presentarme a unas pinches elecciones personales que me permitan presentar mi proyecto de resolución del sistema complejo social en el que vivimos. Es algo sutil, mamador, pero que también es super poderoso. Y tiene un nombre: Tico Commons. Y lo que presento al procomún para que elijamos otra pinche cosa. A la verga.


Los mítines de campaña de Golman eran pequeños sketches que se presentaban en un formato más conseguido que lo que en su día Dave Chapelle regaló a su amo.


En esa sección tengo a Dave Chapelle transitando. De pronto: pum, es un artículo para cabellero.


La historia de tres cartuchos es una de las mejores historias de mi México. Y como no puede ser casi nunca posible, la anécdota me compete a mi persona. Lo se, so se. Me paso de verga. Siempre estoy contando alguna pinche historia mamadora. Un mamador no se puede dejar estar. Estamos chingando la marrana todo el pinche tiempo. Por eso escribimos. Por eso cuando queremos ir al punto le echamos piquín. Y así mejor. La vida que decidimos amar es una hipérbole de lo que soñamos con tantito chile. Ancho. Seco. Pum: te colé meterte mi miembro erecto por el ano y que pienses que el puto eres tú y NO yo. ¿Qué? ¿A quién insunas que le meten la verga de quién? ¿Qué vergas quieres decir con ese otro sentido? Somos los incompletos del sentido único. No atendemos a otra realidad.


De pronto todo cambia.


Un marco referencial nuevo.


Nuevas reglas: nueve.


Un nuevo pacto.


Una agenda revolucionaria.


Alinearnos con Chile.


De pronto hoy toda la derecha latinoamericana se siente con la libertad de opinar, con recelo, lo que el pueblo de Chile votó. Dirán como quién se engaña en el poquer: votaron mal, queriendo decir: no votaron al mío.

Las elecciones de Chile le queda muy lejos a casi todos mis compañeros del brete. No les importa lo que pasa más allá de sus vidas. Vidas buenas. De primer mundo. El privilegio mayor: Maslow a la novena potencia. El latino feliz es muy muy feliz. Lo sabemos todas las personas latinas.

El feminismo no da vida.

Un día, hace no mucho, fuimos unos machistas de la verga. Y no lo veíamos. Nos sentíamos los muy verguitas. Fuimos la última pecsi en el desierto. Por esta. ¿A poco no me crees? ¡Qué tranza!

Yo soy un valedor de nueve barrios de la capirucha. Yo fui escolta en Xochimilco. Yo fui barrio y competí futbolarte en mi capital. De una manera singular cuya pulsión sigue viva en cada paso que doy dirigiéndome a la porteria. El gol es mi noción. No soy nada mejor que gol. No tengo una tesis más robusta que el gol. El gol es mi salvador, nada me faltará. Mi gol va a romper todas las cadenas que todavía sostienes en la empuñadura de la impostura moral, legal, formal, marcial, oral, estatal, asumida, putrefacta, irremediable, que te define en esas nueve dimensiones de un polo de la existencia.

El otro polo es otro pedo. Ahí se puede decir puto. Y la gente agarra el pedo. El pedo es alrevés. O más bien ortogonal. Nada que ver con el orto de un boludo. Del otro de una boluda ya podríamos empezar a hablar. No es lo mismo una mina que un chanta. Regla número uno del Tico Commons.

La vanguardia requiere un esquema nuevo cada dos por tres. De pronto mentalmente superamos el estado de sorpresa del último gran autor de los libros que nos cambian para siempre. ¿Qué pasa si este texto nunca es libro? ¿Qué pasa si la lectura de esta liturgia se da ya directamente en la NEW internet que proponemos para liarla parda? ¿Qué acaso no queremos un nuevo chingado estatus quo? A esto me presento yo. A que le demos la vuelta de una vez por todas. En nueve días. Empezando hoy. Y recorriendo el máximo camino hacia la emergencia colectiva de todos y todas de una pinche vez por todas.

Lema de campaña: un dos tres por mi y por todas mis compañeras.

En ese lema cabemos todas. Ahí estamos todas feminizadas. Incluida Davida Chapelle.

Y Atahualpa habiendo transitado también.

Hay que ver lo que Perú representa entre uno y otro polo de su vinculación afectiva con Atahualpa y su indiferencia absoluta al premio nobel blanco de su país.

¿Acaso no pecan los suecos también de clasismo por elegir a estos gilipollas?

Me estoy pasando con la derecha de mi país. No debo tratar así a nadie, especialmente si es el amo. Uno no puedo joder la marrana. Estamos en una cultura heteropatriarcal armada y adicta a la violencia del macho alfa local. Somos gallos. No muchos, pero muy machos. El alma henchida de un pelao desde Patagonia hasta Yukon. Nuestra representación dentro de este espacio continental tiene un par de cojones y muchos huevos que nos cuelgan hasta rozar la tierra que nuestra esperma regó. La regamos. Hay que aceptarlo. Los curas los primeros. Esperma de cura.

Lectura de los espermatozoides muertos de un capellán.

Segunda lectura: lectura de Pau a los niños y las niñas maltratadas por un cabrón hijo de la gran puta en sotana.

La razón está en las víctimas. El perpetrador de la violencia es la escoria que la asume como normal. Es el heteropatriarcado el que ha llevado ahí ese pensamiento retrograda. ¿Acaso no lo ves, gilipollas? ¿Cómo quieres que te lo explique? Te puedo escribir unas parábolas para que entiendas las alegorías de lo que te pueda servir para marcar los márgenes de nuestra noción de lo que debemos hacer para realizarnos, y con ello, ayudar un poco a la resolución del trivial problema que nos aqueja. No es tan dificil. Nosotros los ticos hace año que lo practicamos. Y nos resulta sumamente gratificante y pura vida. No estamos aquí para monopolizar la independencia de nuestra historia comprada a los militares. La violencia que pregonan es una trampa que nos han tendido. Y Chile es un ejemplo de todo ello. Para entender New América hay que empezar en Chile. De ahí nos podemos ir al resto del continente para retratarnos tal y como somos. En esta terrible dualidad maniquea que nos pone delante de los némesis que adoramos odiar. El latinoamericano es muy de odiar cabrón, como se odia a un rival de futbol. Es irracional. Lo sabemos. El fútbol, así sólo, es una pinche mamada. Es el principal placebo de la sociedad gilipollas. Mis términos filosóficos tienen nombres provocadores para dar directamente por el culo. Porque es justo y necesario. Es nuestro deber y salvación. Y por eso te damos gracias, Dios Padre, creador de todo lo visible y lo invisible. Como estas visibles letras que me regalas para regar en las caras de toda tu congregación que te recibe como un bukakke suave de primavera.

Nuestros antepasados ya disfrutaban enormemente la temporada de bukakke.

No le busques en google. Te van a salir unas cosas horribles. Caras mutiladas con heteropatriarcado desmedido. ¿Hasta dónde íbamos a llevar ésta tontería? Pues a toro pasado, ya nos cargó el payaso. Pero podemos echar marcha atrás. Hacer ver que no estábamos ahí. Que aquello no iba con nosotras. Que no nos causaba placer. Que todo el mundo estaba ahí porque quería. Por el santo milagro del sagrado esperma que dio concepción al último hijo varón de Dios Padre: Golman; servidor.

Soy fruto de un bukakke. Ahí está; lo dije. El pinche elefante en la habitación. Lo saqué. A la verga. A ver ahora qué haces con esa información. Yo ya la di. Ahora no es mi pedo. Es una provocación hacia el espacio vacío. La transgresión del sentido. La cruzada contra lo literal. Por la marginalidad de nuestras periferias. Como si tan sólo los centralismos tuvieran necesidad de expresarse hasta el límite de lo social y moralmente aguantable después de tanta gilipollez.

Perdonad si utilizo mal el gilipollas. Lo cierto que es vuestra lengua, que es mía, me da un poco por el culo. De tal manera que me dan ganas de borrarla toda. Descartarla de mis elecciones. No optar nunca más por ella. Renunciar a usarla. Por dar por el saco al ultranacionalismo español al mismo tiempo que le dan por el culo una manada de sodomitas venidos de Gamorra para equilibrar el karma que debían desfogar sobre tan majestuosos anos dilatados ávidos de vergononón de Bergoglio.

Este papa agarra el pedo. Pero también hay que entender a su pandilla. Son todos de un club específico de patriarcas. Aquí sí no se puede utilizar el prefijo hetero. Pero esto no le quita poética. Ni justicia. Lo divino aquí deviene legal. Y nos vemos una vez más en un juicio 2022 años después en el que esta vez no se juzga al hijo de Dios, aunque esta vez acude como testigo, dando testimonio de lo ahí visto, relator de los momentos más singulares del juicio más manipulado de la historia de los mismos dos bandos representados, a grandes rasgos, en el juicio del prusés.

Yo tendría un capítulo parte del prusés. Y me despacharía como quien da por culo a diestra y siniestra. Si ya desvirgamos, de un plumazo a todos los machos ibéricos presentes, en un acto colectivo de dejar de creer en la virgen. Ojo aquí a lo que un mexicano guadalupano transita para sacar de lo que representa su ser pleno, menos la virgencita de Guadalupe. Qué historia, por Dios.

Esta es la historia de la anunciación de Jesús.

Es la historia de una buena nueva.

Es el evangelio escrito por los nueve dedos sagrados de Dios hijo nou: Golman.


La anuncación no se equivocó: los 66 minutos marcaan los límites referidos a nuestro inverso..

Los primeros 66 minutos de un día. Una especie de temporalidad reconsdierada. Como quien se mete a una conversación que no sabe cómo podría venir a caer mierda de esta singlaridad.

Esto es el fin: el principio del camino opuesto.

El ángel de la anunciación ganó un ingreso para deleitar a chicas y grandes en este gesto de comunión.

ALLS

Tengo que empezar hoy

He sido testigo de lo que hay que hacer. Y lo estoy haciendo. No es solo una cosa. Son muchas. Justo al contrario de lo que has escuchado en no sé cuántos videos de Tútup.

Yo puedo crear una comunidad alrededor de 99 conceptos.

He creado 99 ideas de redes sociales.

Yo vine aquí a hablar de mis 99 libros.

O libretas. ¿Qué más da?

¿Qué quieres que te venda? Un libro de arte o un libro serio. Tengo 99. De cada uno.

La dualidad nos condiciona.

Y no hay pedo.

Este es el llamado del underworld.

Los tres territorios incas.

El cielo.

La tierra.

El subsuelo.

No es mi frase. Se la escuché hoy a Efra. Mi compañero doctor de Lima. Un compadre que como yo viene de Sant Pau. Somos una marca registrada. Efra, Golman, Dizelma, Tabernero, Ana (tomamos Stanford como pulpo), Vicky (el Mar és etern–de venda nou dies abans del proper Sant Jordi: A New Barcino. Nou llibres en un Sant Jordi. Golman no té limits per fer d’això el millor Bolaño que un latinoamericano o lationamericana puede llegar a ser en la reconquista de esta capital. El último Bolaño. I’m bigger than Stone. I’m a wanker, mate. Thought you’d know. Best seller on the ages 9 to 18. As if my book targetted a certain group of age minds. To control and pervert. Prevent, I meant. Those two are two diferent books, thou sold together. For only 9,99€. I do my own marketing. I’m Jesus older brother. Better caligrafy than Jesús. $EV·R. Si aprietas alt4ever tienes el NEW code. Ahí encontrarás a Golman siempre que lo busques. Con al menos una de sus 99 NEW parábolas. A code of conducto to the people, by the people. Enterprises are being organized up there. That’s the ultimate goal. For real we are playing a new evangelist game. We ought to come out and play. The rest of you: follow. Let’s aim as high as resolution day. Celebrated the 4th of July, in honour of my grandfather’s legacy on humour. 99 jokes my grandfather invented. What we Corderos de Dios have brought to renewed society after GOD Father, Father Xmas, Dante Aligheri, Homer, notice the hetorpatriarchy tendency takes me to an all male list. All the way until 99. Some women would find this an insult they are not able to let go. Let pass another one. Not in the name of any other women being as much as wispered too hard, unless the unluck the logical mistrust you ought to be careful about some dickhead macho idiots whoe still lump about the streets of any given city in the world, and 99 macho barrios. Macherías, le llamaban en la Nueva España, unos pocos insolentes que todavía se reían de las miserias que los señores les representaban con sus aires colonialistas de hombra blanco europeo. Los aires europeos uno ya no se los quita. Como el aire americano que llevamos dentro. Todo latinoamericano que quiera ser respetado en los Estados Unidos de América tiene que venir aquí y superarnos a todos de una manera clara y contundente para que te amemos con locura. Los americanos modernos saben amar lo que les tiran por la televisión de cable. Y por toda la basura de subnormalidades que los gringos cuelgan en internet desde el inicio de los siglos. La herencia de Americas most famous videos shows que se repitieron en 99 formatos distintos que todo Latinoamérica consumió. Y todo el mundo compró.

¿Por qué nos encanta Hollywood?

¿Por qué amamos Netflix?

Porque odiamos renunciar.

Queremos seguir consumiendo el entretenimiento gringo.

Amamos ser parte de él.

Soñamos con petarla en Hollywood.

O en NYC.

En Wall.

O Austin.

El sueño mexicano-americano.

Aspiramos a eso con todas nuestras ganas mexicanas de ser chingón.

Vamos a darle un sengudo a la banda para que les llegue ese sentimiento al fondo del estómago.

Ora sí éntrenle a los tacos.

Nos vamos al confort capitalista. Tan sólo gastar. Pero en tacos.

Consumir como único placer. El shopping mexicano. Shopping for luxury. Showing money off in Mexico. OMG. It’s unreal. Mexico tiene otras vibras eternas. En esas también se baña la banda. Y algunos fresas se sumergen en el elixir del buen pedo. Cero-mamón-crowd. #Deadtothemachomexican

Puedes optar aut.

Salte de esa pendejada.

Déjalo todo.

Vente a este otro pedo.

La vida simple de una trampa que compres o no, dos tazas.

Y vamos corriendo hacia la esclavitud que amamos odiar. Y nos dejamos llevar por la sensación de que estamos siendo injustamente tratados para la magnitud de mi aportación a que consigamos el esfuerzo de cocreación común al que no podemos faltar. Una ÜLTIMA red social. La que les voy a compartir como un tema personal irrenunciable al que quiero que me sigan ustedes. Y sólo ustedes. No más de 9. ¿Qué hago para elegir a los primeros nueve?

Los pienso bien.

El equipo lo es todo.

Yo voy a asumir que soy parte de este equipo. Vengo del Carmelo y soy más grande que el Pijo Aparte. Si usted en su mísero barrio de su pueblo, ciudad, barracas, playa, potrero, selva, solar, cajero, banco, tiene un personaje que quiera sacar a concursar al ULTIMATE SOCIAL GAME. El USG. Or just USG. Sólo nosotros. Un grupo pequeño. Con el que actuar en asociación de escuadrones de 9 feedbacklooppers. Como si con eso tuviéramos para ir a conquistar Marte. Como habríamos mandado a Colón, si nos los viniera a explicar en un Shark Tank pitch en la plaza del Rey de la Ciudad NEW capital de todas las otras NEW cities del NEW world. Welcome. I’ve been expecting to come out. And the time has come. I’m not intoxicated anymore. Grow up. Wipe your asshole. Wipe, you asshole. What a diference a coma makes. Literature, and language, is like that. In a greater dimension than ever really been thought about until now. Until USTIME. OURT. OURT is a fuckin genious social system game. A NEW startup. The mother of all narratives. The greatest story in NEW history. If time was to start now: in a countdown. This time not from ten. Fuck ten. And the decimal system. Let me be crystal clear: fuck the decimal system. And fuck the queen. WTF.

The Royal family can certainly take a joke.

Don’t be small, Britain.

Britanny: never thought it came from thou.

Thou art a glorious story for an island.

I’m traking to break your balls.

Y’all wankers.

I said I was one, too.

You read?

You write?

You publish?

You translate?

You recite?

You debate?

You dance?

You tennis?

You futbolart?

You do all those nine things. T’is my model.

And here I fold.

I rather not bet any longer.

I’ve got no time to waste.

Nor you.

Read this long thread.

It’s only 99 steps away.

We’ll go all the way there.

Only I’ll try to sell myself.

To the least criminals as possible.

Free world reinbursment social model.

You get some reward from your collective action.

I did talk about this when we went to pitch unocent.org to the people we tried to convice that this was the way. The problem with the startup state of mind is that you are playing to win in the capitalist game. The get real and beat the odds in the American old fashion way. I’m sorry to pee on your ball but I’d like to see the other side of you. The one we south of the boarder digg about you as a whole, as an intimate story of that that you are not. Like the Qman Shaman dude who just found out he’s going to spent the next 999 days in jail for following the far right plan to take over democratic elected government. Right in the USA. We’ve seen it. We saw you. You are out of fucking minds, neighbor. And trust me, I love you. But let’s not fall into the threat of loosing it (if you have not already lost it) . Imagine the doubt. You are sweding. That’s like trying to be Swedish. It’s impossible. We understand each other’s differences in Europe. We take it you are playing NORTHERN GODS up there. We are tropical beasts from the caribean, man. We are tropical yeast from the mediterraneaum. We are tropical plancton for our fish. We are argentinian meat at the asado at the boludo Golman steak: beast fake argentinian flow (better than the original). NO CHANTAS ALLOWED.

The no chantas policy.

#nochantasmetoo

No veas los chantas ofendidos en argentina. No lo podían creer. Estaban in-dig-na-dos. Unos cretinos absolutos sufriendo el más duro revés. Shaming social. A todo un país. Señorita, va dejar que el mundo entero se burle de nosotros. Trust me: va a pasar.

Te va a pasar.

A mi también.

Y hay que estar preparado.

Y preparada.

Si la cosa fuera ocuparnos, ¿de qué habría que hacerlo?

Lógica de las preguntas.

Preguntar en actos públicos.

Yo soy el Cinca, el Blesa, el Sierra, la Baiget, el Nomdedéu, la Craywinquel, el Benito, el Ris, i la Puig.

M’he deixat a en Jordi.

No patiu, jo tinc cultura d’hospital. Ja ho vaig intentar un cop. I no m’en vaig ensortir. Jo ja tenia un discurs sobre la innovació en un hospital quan hi treballava a Sant Pau al 2005. Pero el primer cop que jo vaig treballar per Sant Pau va esser al 19 de setembre de 2001, el meu primer dia de feina un hospital.

Només arrivar al edifici de la Administració que en Lluis Domenech i Muntaner va tenir en compte per allotjar a aquells que vetllen per a la gestió de tot lo que pasa en un centre sanitari com el que nosaltres tenir l’honor de cuidar com quelcom més que unes parets amb historia, sino l’acceptació de la renuncia, en la metáfora dels anys de servei que aquestes parets han tingut per nosaltres, al servei de Déu el Nostre Senyor, pare de totes nosaltres, les dones primer, i tot seguit el homes pecadors fill de puta que poden venir al confesionari i explicar quelcome feu per a veure qui té més collons de veure en quin dels nostres dos mons mana més el poder dels diners i la violencia o els diners representatius dels actius de Déu Nostre Senyor garant de la continuitat de la Institució que diuen els hereus d’un tal Pere que diu que vosté va enviar al seu únic fill, com a Gràçia d’un fet de violació perpetuat per un Colom que va donar per sac a un altre continent que el seu fill tot poderós i etern que hi és aqui mateix, al costat seu, que l’estic veient, amb els ulls aquests, la expresió de PAU que sempre relaxen les barbes del meu vei que veig remullar. Deu Pare es veu amenaçat per al súbit sentiment de la mort. I tot seguit no ho va aguantar. No va voler que això es pogués acabar. Per a Ell també. Això per un Déu pare deu ser molt fort. Pobre Pare Déu en el Seu Reigne Sublim en la plenitut del cosmos en la enteça sensera que la física cuántica ens permet ara vislumbrar com sense dubte el últim lloc El Gran Creador es va deixar les darreres migajas per a trobar la clau un mon nou emergent, a partir d’un lloc de paraules que fan riure fins al final del temps com boijos, ben escrit collons (res de cullons, Dani. Espabila, nano, que no ets nou. El culé asquerós que totes coneixem. La opinió d’elles. Només elles. Nois. No patiu. Bueno, si més no, si voleu podem llogar als jocs de trons que fem veure al nostre club que també això es Cosa Nostra.

A amb segones.

I terceres. I així fins a 99 dimensions més enllà. Per a mi l’objectiu és així d’alt. Com quelcom pla en el que Messi torna. I tot bé. Sense resentiments. Torna a jugar quant té la meva edat. L’edat de Golman. El repte per a Messi és brutal. Nou anys després, com aquell fill prodig que es va anar de casa perque també ell, noi, havia de sortir a fer fora la seva vida sense nosaltres. És molt complicar d’entendre? És molt dur de debó? De debó dieu sí, aixó sí, Sí: penétrame.

Penétrame.

Ópera prima.

Decidir. El mansplainning final. Fue el gancho publicitario que le ofreció su agente cuando se pusieron a debatir los pormenores de los trasiegos de la confección de un libro a partir de un texto. De una idea que se le explica a un amigo editor con el que puedes probar suerte para salir al mundo. Y que te lean. Como si no lo hubiera dicho antes. Como si este acceso universal que estará abierto y accesible un día limitado de días, tan sólo nueve. Los próximos nueve. Así que hasta ahí voy a abrir la afiliación para esta aventura final de emergencia colectiva al límite del caos. La transformación total de todas las cosas. Por cambiar. Por comenzar a hablar. Y ver cómo nos entedemos.

Sexualidad. Es un tema necesario. Que se enseñaba por gracia divina. Ese fue el camino tomado por nuestros padres. No sabían otro. Es el que siempre hemos tenido. Y el pueblo actuaba en consecuencia: se casaban pronto. Las reglas respecto a la sexualidad de los jóvenes se veía constreñido a una fase inicial de preparación en la que se combinan los métodos anglicanos con los métodos católicos. Siendo España la más alta escuela de referentes de la enseñanza hasta su nivel superior en la cumbres de las universidades y sus doctorandos con títulos, puestos, y fees que consumimos con nuestro saber hacer, nuestro éxito en el sector en el que nos movemos, y nuestra proyección del bienhacer de quién saca las buenas notas y en el mundo real, el del curro, y la vida ganada con el sudor de tus enterpraises mamertos del comercio, la economía y la sostenbilidad de un estado de bienestar consciente de atender las necesidades básicas insatisfechas de nuestra comunidad. Vamos a pensar, ya, de ahora hasta los próximos nueve días, en los puntos de reflexión del índice de las 99 cosas que Golman propuso en la famosa lista iniciática del NEW procomún: el tico commons.

El acuerdo del Tico Commons será ratificado por la firma personalísima de cada persona que se afilie a este manifiesto. Llamémoslo el Manifiesto de Golman. El momento exacto en el que la narrativa individual más periférica consigue hilvanar todas las energías para sigamos por un camino de surrealidad nacional que nos compromete el tiempo que integramos al último gran grupo de retos que tenemos como sociedad.

Yo creo que podemos sacar una lista de 99 temas. Y no la quisiera imponer desde aquí. Yo sólo. Eso no es innovación, me comunican. La idea de que un tipo sólo, de manera un tanto heróica pudo sacar de la chistera una narrativa completa asumible por la pertenencia a una raza que se puede ver al espejo al mismo tiempo, el día 9 a las 9:99. El acto más singular de la cocreación. La ruptura con el tiempo y el espacio. En un futuro inminente que se desplaza hacia nosotros. Una cuenta atrás. El fin del mundo. Y después……… vendrá otro.

Como un eterno retorno.

ALLS

Nace Golman Elizondo Pacheco

Hoy nací. Cumplo años. El primero. Soy el reverso de mi ego. La construcción de una ilusión superior que persigue lo que busco. Y lo retrato en un inteno de burlar a la sinrazón. Fracaso de nuevo.

Hasta hoy.

Bienvenido al mundo posible de nuestra identidad alterada.

No se asuste por los sloganes que le harán levantarse de su comidad existencial.

Vamos a bailar.

Al principio da palo.

Como una especie de corte.

Un simbolismo de una manera de ser muy propia.

Única.

Indiscutida.

Ahí hay que llegar.

Hacía esa utopía conspiramos.

No te quedarías fuera de un trayecto colectivo tan sugerente.

Esa es mi apuesta.

Lo ha sido siempre.

Romperlo todo.

Con algo más que rockanrol lationoamericano de hace 20/40 años.

Algo nuevo de verdad.

Un pedo generacional.

Para esa banda también.

Esa banda que fuimos.

Más allá de nuestros pecados.

Que ya han sido perdonados.

Jesús lo consiguió.

¿Por qué sufrir?

Vaya pregunta. Quién no sufre no existe.

No me voy a poner totalitatrio: aceptaría el pensamiento justamente contrario.

Las antipodas.

Por deporte.

Por ir y venir.

Por no sólo estar en este punto único e irreplanzable.

La verdad carca que todavía compro.

La base del inmovilismo.

Paren las máquinas.

Yo ya me bajé.

Aquí va otro viaje.

Júntense, júntense, júntense,………

ALLS


Ahí acaba la sección. Lo siento. Es un final de capítulo. Ahora puedo divagar en el sentido de una obra compuesta por una descripción entrecortada de imágenes que recuerdan una vivencia reconstruida. La construcción de la ficción como el ejercicio de vivir. Obsesionado con la guionización de nuestros seres descojonados y elevados a la divina potencia. Dante Aligheri murió tal día como antier hace 700 años. Yo vivo en Dante Aligheri, en el Carmelo. Y nací hace 45 años. Hoy. #sietedeoctubredemilnovecientossetentayseis

Un hashtag temporal.

Un viaje en el tiempo.

Una cohorte de un día muy especial.

El día que naciste.

Acordarse de los unos.

Para los otros ya están el resto de los días.


Me multiversé esta noche. Nueve veces al menos. Y acabé cuántico. Cuántico Tico.


Cuántico tico apareció de pronto en la ciudad en la se había reconfigurado. Apareció en una montaña. Como bajado del cielo. Desde dentro de un volcán. En conexión con las entrañas de la última expresión de Gaía.


Emiliano vs Jose Mari

No todos los días un amigo cercano se rebaja a contestarle a un «grande» de España. Se trata de un calentamiento global marcado por la disonancia de un mismo idioma percibido desde las antípodas. Por un lado, un escritor de buen trato con la lengua, mexicano de nacimiento, y desde las coordenadas que dieron a Cortés la certeza de estar en un sitio majestuoso y sin igual para disque cazar coyotes, Coyoacán. Del otro, el origen de la polémica: un expresidente del pequeño Reino de España, desde la conferencia magna de un partido popular rodeado de los sospechosos comunes (en este caso lease literalmente), el mítigo figurín de la melena lacia y los moros carnosos de un sex symbol nacido de la estirpe coronada de las familias militantes de Madrid, don Jose María Aznar.

Cara a cara en un duelo dialéctico. La lengua que gracias a los antepasados de Josemari, los herederos de Emiliano recibieron a bien aprender. Si bien el tiempo pretérito se conjuga como tal en un estadío diferente al que actualmente pisamos, lo cierto es que estos dos púgiles han subido, unos, y bajado, otros, a lo que se conoce como una contiénda mística trasfronterera. Los unos y los otros se han dado cita para enfrentar las visiones de la historia que llevan al señorito de la capital a defender los colores patrios de su bandera. El rojo por cojonudo (que no comunista) y el amarillo porque me sale de los cojones. Los españoles somos así. Tenemos unos cojonazos que de tan grandes nos los pisamos. Como el morro. Que no moro. No confundamos.

Hay mucha mala baba por ahí intentando manipular a seres inferiores incapaces de enarbolar un pensamiento propio. Estos seres intermedios, generalmente grises, suelen entonces valerse de los argumentos masticados por los señoritos de buena estampa que han tenido a bien defender la patria en todos los momentos de la historia. Y nuestra historia es la más cojonuda del planeta que habitamos hasta, como mínimo, Alfa Centauri. Perdonad si me me he vuelto un poco pijo con mi pseudociencia. No he querido parecer un rojo de mierda.

El azul también sería un color patrio. La bandera del país podría teñirse de azul si nuestra sangre fuera a bañar la patria de un nuevo significante. Yo veo a Pablo de presidente, le dijo el maestro alfa al pupilo en la antesala de la Moncloa. ¿Recuerdas cuándo me comiste la polla? Un borjamari, como Josemari, nunca diría eso. Al menos no así. Lo diría en la intimidad. Y en catalán.

La patria es una dijo el apostol. Santiago lo sabía. Por eso vino a España. España en aquél entonces ya era sagrada. Y Jesús sí sabía de la existencia de un continente del otro lado del planeta ¿qué os pensáis? ¿Qué era gilipollas? No me jodáis, como Dios Padre resulte ser tan cateto como su hijo, vamos servidos. Dios mio, ¿por qué nos has abandonado? El resto de los dioses resucitaron y despertaron de un largo sueño que Dios padre habría inducido tras poner un poco de burundanga en la copa de los demás. Zeus fue el primero en increpar a Dios Padre, que en aquél momento llevaba un look moderno, clavado a su imagen y semejanza: el borjamari español sentado en la silla del poder de la candidatura del partido popular a la presidencia. La imagen de Dios padre tiene sus bemoles, y en un acto partidista como este Dios Padre se siente super contento de poder escoger bien. No es fácil. Pero Dios Padre tiene el atino de siempre escoger a los que hay que escoger. No como otros pseudodemocracias liberales latinoamericanas que se han hundido por caer en las garras del comunismo embaucador que ha lavado la cabeza cochambrosa de tanto perroflauta.

Emiliano Monge, escritor y buen amigo mexicano salio al quite. Se lanzó al ruedo como un espontaneo y toreo con gran destreza a la bestia. Su artículo de opinión está dirigido a Josemari, en respuesta a su mofa al presidente de la República (aquí ya empiezan las arcadas de los amantes de la unicidad, costaleros de la hermandad del preferido cojón de Cristo) de los Estados Unidos Mexicanos. Aznar se atreve con México, pero nunca con Estados Unidos. De dónde también se siente como local. Lo liberal es lo que tiene. Emiliano escribió lo siguiente:

Como no deseo cansarlo ni enredarlo demasiado, dejo para alguna otra vez la explicación que necesita, sobre aquello que es el comunismo y aquello que usted llama indigenismo, así como sobre lo que es, lo que significa, hoy en día, civilización y barbarie.

Emiliano Monge, Estimado señor Aznar

Golman, president

Yo no gané las elecciones.

Eso lo primero.

Tampoco me presenté.

Lo segundo.

Tampoco suelo presentarme.

Lo tercero.

Pero sabía que podía ganarlas si me presentaba.

Lo cuarto.

Si me presentaba se jodía la cosa.

Lo quinto.

He esperado tanto que tantito más no ha pez.

Lo sexto.

Lo que todos queremos es ganar el séptimo partido.

Lo octavo.

Dale boludo con la pelotudez más subnormal que llevés dentro, inspirado.

Lo noveno.

ALLS


Suena gingle.

Esto parece que ha llegado otra vez a ese incómodo punto de no recuento. Nadie prestó atención. Podría haber sido una revolución resolutiva. Una propuesta desde abajo. De otros candidatos laterales. Un pijoaparte en la moncloa. Voy por la grande. De vosotros aprendí: sí se puede.


Clases de futbolarte: GUADALUPEMEX

La historia de México.

La competencia de tú a tú.

Los campeones del 97.

Ver esto en vivo.

Esto hace país.

La épica del deporte.

Ganarle a los gringos en Pennsylvania.

Con los protagonistas de una historia bien contada. Todos los matices. Nunca hay que rendirse. Competir en todo momento. Asumir las vías que nos compensen en cada elección: ¿swing?

No es lo mismo batear que pichar. Son juegos antagónicos. La evolución es distinta de la acción en un juego como el futbol, en el que la pelota marca la acción, el juego está vivo, no son pulsasiones de un timbre. El alma de los juegos queda descrito de manera incomparabla el uno con los otros, en varias dimensiones de los juegos de equipo: futbol, basketball, beisbol, volleyball, field hockey, tennis, squash, ping pong, American football.

El beisbol nos regala un duelo. Un duelo entre el que dispara y el que rebota. Batear es uno de los gestos más sofisticados de la naturaleza humana. Esto lo debemos aceptar como parte de nuestro entendimiento como espíritu mestizo de una afiliación incompleta a la noción armónica respetuosa con los orígines, los otros, los vecinos, los socios, los némesis, los medios, los mercados, los planetas, los multiversos, las ………

Qué curioso, justo cuando empezaban las «las» se va a un nueve puntos suspensivos.

Curioso.

Curioso no es la palabra.

Ay perdón.

No son diálogos. Es pura prosa. Pura ficción. Puro desarrollo de escrivano. Sentarse al teclado. Dejar las palabras soltar su luz sobre la matriz tecnológica que nos propulsa.

¿A dónde pretenemos llegar?

Qué no es esta la verdad.

¿No es acaso ésta la gesta más honorable que nos atañe?

Debo modificiar mis clase de altezas inglesas destronadas.

Reality surreality.

Barry Lyndon with a land from a banlieu inmigrant perspective accross europe. Only this time with an olmecan identity.

Dualism is king. Long live the king.

Dualisms reign is the biggest according to the latest afiliation pole. We are going to ask some questions. Let’s do that collaboratively.

NEW gaia.

NEW landers.

NEW learning

NEW scope

NEW scheme

NEW glow

NEW song

NEW law

NEW game

You winning in Pennsylvania to the very best of the New Américan West to the Mexican National Baseball team. We on, boy.

That’s how step into the plate.

Time has run up. And true: you are up, but hey, we are not out. Wait for what we are worth believing for. This is the only list of outcomes you will get from watching this clip for the first time. But from now on will stay put as a metaphor of a glorious win that establishes de principle of the collective emergence during the tight situation of loosing and having to come back from behind. You either got it or you don’t. You don’t win against any of my teams with a win by the shirt cocky drill. Not saying those kids were like that in any way. But we must admit that first man in base was a ball at size of the head. Any pitcher knows that ball can go anywhere sometimes. And some pitchers learn to hit at will when they are adults. At some age they must have start. It’s a fact. We just don’t know when the will kicks in. Not saying the pitcher who threw that ball then got relieved. And the new pitcher kicked in with an intense situation in his circunstance: first pitch, home run. Three runs in, tied. No outs. Bottom of the last inning. The mexican croud goes right into believing. We will win. You know. It’s a sense you smell. Teams chase that. And the best ones wins because of how they spill a collective effort with a sublime interconectivity to glow right through the goals of our systemic resilient fair development.

We must tell on great story. Best one there is.

It’s a different model. A different thing. A think we like you join. To express the power of us. The action of our future being.

La democracia del Barça

El submundo de los socios

El submundo de los compromisarios.

El submundo de los que cortan el bacalao.

El submundo de los exjugadores.

El submundo de los exdirectivos.

El submundo de los voceros.

El submundo de la prensa deportiva.

El submundo de los jugadores.

El submundo de las familias del Barça.

El submundo de los currelas del club.

El submundo de los enchufados.

El submundo de los celebrities socialités.

El submundo de los guirirs viendo la experiencia de sus vidas.

El submundo de los tribuneros.

El submundo de la primera gradería.

El submundo de los que nunca se sientan.

El submundo de los que nunca cantan.

El submundo del minuto 17:14.

El submundo de los eternos quejicas.

El submundo de los subnormales.

El submundo de los psicópatas.

El submundo de los mortales.

El submundo de los obreros.

Y luego, por último, está mi submundo personal.

En mi caso, el submundo de Golman.

El nou d’un poble nou: Ticataluña.

Para entender el Barça hay que entender toda su historia. De principio a fin. Se debe ser un erudito de las fases, de las lecciones aprendidas de la historia. De nuestros pecados y nuestras virtudes. También de la falsedad de nuestras épicas. Nuestras, eso sí. Pero tengamos un tantito de verguenza. Nomás tantito. Vamos a sacar los trapos sucios. O qué, sino esto no va ser una campaña lo suficientemente normal. Para desatender la propuesta en sí de lo que podemos hacer como club. La construcción del nosotros que conseguimos alentar en este subconjunto de la sociedad que vota en nuestras elecciones. ¿Ustedes para qué me quieren? ¿Quieren que me presente? Aquí estoy. Mi nombre el Golman y soy un nueve puro. Con capacidad de jugar por la izquierda, por la derecha, de falso nueve, nueve puro, de Xavi, Iniesta, Ronaldinho, Deco o Larsson. Principalmente Larsson. Imaginen que Larsson, el nuevo Larsson, GOLman, tiene una serie de similitudes con el ahora entrenador del primer equipo. Hablan entre ellos en sueco. La prensa local flipa en colores. Nadie entiende nada. Entre ellos parecen entenderse muy bien. El mismo periodista que le preguntó a Frank Rikjaard si fumaba porros se lo pregunta ahora a Golman. Y luego a Larsson. Por el ambiente se corre la voz de que Koeman es holandés. Y en Holanda… ya se sabe. Pero no puedo llevar al club a esa debacle moral. El club está para vuelos más altos, como las propuestas de los otros candidatos. Será sin duda, un proceso apasionante para poner sobre la mesa un candidatura al margen de las reglas particulares de las elecciones que se llevarán a cabon en este 2021. Y voy a proponerme a mí. Como maestro de ceremonias. Como fichaje estrella en tiempos de pandemia. Como presidente disidente residente. Una cargo de confianza que la masa social, y el entorno, han bendecido con una participación ciudadana sin precedentes en la historia de activismo global del club.

Hasta ahora hemos visto cómo evolucionaba la marca Barça en el mundo del marketing global de una multinacional. Pero hemos gestionado el club deportivo como un empresa líder dentro de su sector, lo que nos ha permitido ser competitivos al máximo nivel, con resultados muy favorables comparados con otros clubes. No así con otros de gestión más solvente, como el Bayern Munchen, con los matices de las participaciones de los propios bancos, de allá, y de alguna manera, de aquí, en esa cuadratura con la geopolítica mundial que se tercia en el campo de juego de altos vuelos de los contratos de marketing para el estadio, camiseta, y cocreaciones de branding o innovación social. La razón de ser en la globalidad con la excelencia de la historia del club, aparentemente en manos de los socios, con el poder de acción de las familias trascendentes en la gama alta de los que se estiman al club, apuestan y avalan sus bienes, y les llega para monetizar su visibilidad en un rol emblemático de la gestión en la ciudad. Gestión deportiva de altos vuelos. La dialéctica de la excelencia. La conveniente interrelación entre las escuelas de negocios, el club y las marcas patrocinadoras y proveedoras de servicios y subcontratas. Los satélites del club. Las asignaciones a dedo. El presupuesto de investigadores privados. La seguridad.

Encima trabajar de gratis. Bueno, gratis. Suspicacias del pueblo que se piensa que en la cúspide de la pirámide hay un bacanál de perversión reservada para las élites adineradas: los Harvey Weinsteins o Donald Trumps, grabbing them by the pussy. Those two wouldn’t want to seen together. But inside a private gig where dirty things happen in the exclusivity of a hotel room protected by an exmilitary sniper that is privately working for a security subcontractor. Life after the warrior come back home. Right before obliveon. The status quo dictated by the postworld war by the American expasionism of recurrent war political cycles that somehow pushed the bids on the GIJoes. Marvel cartoonist with storylines that obsessively follow the hand that has been played for them. The game has its checks and balances. And slavery somehow returned, or it never left. And things are not yet untanggled. We are getting there. We are prepare now to jump off the cliff. Switch vehicles. We are jumping the wall down south. Where the NEW world is taking place.

Everything dies. So we are all history. Already. We just get to brand it the way we want. And if we succeed to connect we will generate a movement. A humble movement of who I am and how I connect with people I don’t know. People I’ve never met. People who see me for the first time. You are going to have to decide wether I hit the key note that makes you tickle. That’s where I’m aiming at. I could die tomorrow, you all. And I can be of assistance with my complete strategic plan and operative plan. Map. Goals. Axis. The whole deal. A great one band show. Like Latre, but withouth the singing skills, and less caberet. More of a free style reggae rastaman. Like a feedbacklooper from the Guayabo station. That’s where I’m comming from. I’ve landed in the NEWbar station. At the platform Larsson greeted me to the club. It’s an honor to play for you, mister. I’ll keep us rastafaris in the elite place you left it last time we had you in our discipline.

Discipline. Barça was a catholic club excellence institution. The way like to be here in the city goody goody scene. Money makers. Cultural icons. TV people. Rockstars. Players. Feminist. Revolucionaries. Suffering from minor traits of apperheid. Discriminating nobodies. Minimized macho culture. Open calls to ciniscism. Low balls. Dickheads. Dangerous fools. Rich pretty boys. Bad boys. Business school sociopaths.

Quizás nos debemos fiar más del que viene de fuera, como Gamper, como Kubala, como Johan, como Lio. Algo debemos aprender de nuestra historia es que ninguna idea realmente brillante ha surgido de otro sitio que no sea Santpedor. Todo lo demás nos llegó de fuera. Y nosotros supimos aprovechar esa generación, que Fuentealvilla fue capital de lo que fuimos. Ahora mismo se agotó todo. Todo murió. Ya no queda nada, ni falta hace. No le carguemos más las pelotas a Messi. Si se va se va. Estamos felices. Si lo hacemos feliz, por cómo dibujamos el proyecto de nuestro club más allá de ser tan sólo más que un club. Hay que ir más lejos. Eso nos lo enseño el club mismo. Y el propio lema puede servir para ir más allá. Pero sería más molón cargárnoslo. Porque así lo establece el plan de campaña. Es parte del guión. Para darle un toque subversivo a la surrealidad e un no candidato. Un farsante sin carnet. O bueno… carnet caducado. La pertenencia pretérita al club no vale nada. Res. Niente.

Va fan culo.

Peor fue debatir solo en la cornisa.

Ya de caída el viaje se disfruta más. La efímera existencia se nos va. Y nosotros nos sentíamos infinitos. Y no era así. Nada es permanente. Vamos al polvo de una vez. Que nos vamos a transformar. No voy a pedirte que me votes. Tan sólo que me sigas a tomar por culo. Porque la liberación nos orienta al devenir de inmediato de la gracia a nuestra disposición: aquí-ahora.

Soy un tipo cualquiera

Quizás no es la mejor frase con la que presentar tu candidatura. A nada. A nadie. Pero quizás la honestidad de sabernos más bien poca cosa sea la manera correcta de conectar con las personas que continuamente creemos poco de nosotros mismos. Somos la mano que serrucha nuestro suelo.

Esa es una imagen y una metáfora a la vez. Podría ser expresada como un pieza audiovisual. Y tentada con los sonidos más transdeotrapartealaquenuncahemosestadoanteshastahoy. Pero en plan hashtag. Otro desatino del candidato. Pero el equipo trabaja con lo que el tipo que asume el riesgo máximo: la exposición pública total. ¿A cambio de qué? Tengo un plan.

En dos párrafos puede venderme, al menos, al Tico Commons.

Con su apoyo me basta.

Yastas.

Órale.

Vente.

Mix of colors vs black/white show.

African Américans feel like they’ve outlived a nightmare, went, or rather taken to what the white Lords call América, and now we do too. We are slaveowners of our brothers. How do you feel.

The black struggle is our brown struggle. Only we have other compulsory history to learn from our master’s perspectives. We’ve read the manuals. We aknowledge our history as a whole, as you white should too. With all intensities. If you you hadn’t reckoned we are all being tested. This story is bigger than the dreams of them men on the Bible. Think, New América, in your libra balance of your religion belief as ruling axis vs the citizenship my great estate allows me to signify by giving me rights and responsibilities. The rest is up to you. To live. The live you are capable of. Stop trying to judge other people. Trouble for he complement of your deficiencies. Shit up and read the text. A director Harvey Weistein would like to hired to try to «score» with the actresses in HIS FILM Hetereopatriarchy absis.

ABCIIS

Eybicis.

ABCs.

Américans need nine explanations. New américans una.

Imagine those dickheads who never learn TICATALÁN.

There is literature in futbolart; especially in mine.

I heard there was a job oppening.

This is my candidacy to cope the attention of 999999 free souls searching for significance today: in dahouse.

INDAHOUSECLB

Now here’s a brand.

I make it happen in any of the nine markets. They bore me the same. So I got myself my own device. My own narrative. And forgive my style, as I am free. And aware of everything, of everyone. You will not have as a fool. Forgive me again if my voice is spiking un the trail that ascends me into my holy mountain: Carmelo. I am just another profet. Please don’t take me seriously.

A false excuse is always helpful to have acquired. If your brain doesn’t allow you to disguise your priviledge and the simplicity of the succes story that you pretend to the representative of: capitalism’s succes cases. A show that airs every Tuesday. To show some respect for the major days of the week: already populated with the big marketing procurers of the market. We feel a beat from that path. Respect.

I am not angry at anybody.

I am sorry to insist on the fact: I’m free.

Negro community could split up in two: ofended or chilled.

A!B Golman tests.

Actuarialart > Mathmatics

I invented I was good at one of those.

I made up an alternative reality.

To cheat the test.

To be painfully falling into my own trap.

To describe my peregrinatge to mountain where they would still crucify me.

Execution of a NEW jisus story. I met The jisus. We used to play together. Futbolart.

I made that shit up. All of it. Incomplete pieces of information in stacatto motion to test as composition of some sort of music. The form is king. It’s where it can be significated, therefor holy. A blessing story of a renewed collective happening: a miracle. Statistically proven. As if we are allowed to walk into the room of a NEW game.

The New Model. It’s also in format of a book. You’ll learn to crisp up the crystal roof already. Paternity leaves and all those fight white new spanish candidates present as in current election for the 99 president de la Generalitat. La circunstancialitat del vostre partit me la porta bastant fluja. No disrespect. Des del carinyo. I l’apreci per la nostra llengua comuna: el ticatalà.

Perdoneu si no hi era al debat públic. M’he trovat fent els 40 dies de Jesús en 9 anys despenjat del sistema. I només em va quedar l’opció de tornar. Perque ja havia mort espiritualment. M’havia buidat. Quelcom que no es pot explicar, si més no potser podriem fer servir un Guardiolisme d’aquests quant cita a En Johan.

Johan>Pep

Això és lo primer que un candiat de Barça ha d’explicar per saber si li deixem que sigui ell, el seu pla, el que considerem tots plegats mes adients. Enteneu d’aquest exercisi com un performance d’un, segons ell sempre, futbolartista que fa la barretja, dit així en valencià, i llençar a l’aire el repte més sobrescalfat a l’historia d’una campanya: Qualsevol.

Qualsevol Elizondo, servidor.

Mi padre contestaba así el teléfono: Olman Elizondo, servidor.

Su voz se impregnaba de fuerza que había establecido con la práctica de quién practica la elegancia. Por haberse aprendido bien. En el lecho de un pueblo tan hermoso como San Juan de Naranjo: 9 veces Santiago de Compostela. Y si te sentís ofendidito… y/o ofendidita… cómeme los huevos, Maldini!

L’estil de l’insult del nou president és indispensable. Qué és lo que diu el president quant se caga en sa puta mare. Imagineu al Laporta al límit. Jo ja ho tinc. Voste?

Jo he parlat amb soci del Barça de manera activa. Com un socioleg que ha arrivat al Liceu i ha de fer veure que entenc perfectament tots el moviments que es projecten sobre un niu de somnis de nenes i nens. Això que hi ha al Camp Nou. I les que ens han de venir al 9. I jo sóc el nou. Al camp, primer. Com a opció ofensiva real. No reial. Un nou elegit pel poble en les eleccions més lliures de tota l’histora d’un dels mons mundials dins d’un estat de la natura dels nou que hi haviam d’omplir. Pero… això vindrà al examen?

Sóm humans. Hello.

Bueno… alguns més que altres.

Pero sóm bons quant tenim una mateixa liturgia de comunió universal. Un entreteniment. Un cap d’any. Ja sabem el que fem. El que feu. Ens hem vist a ses cases nostres. Des d’on teletraballem amb el mateix esprit amb el que cadascun s’aguantava el camí cap a la feina al 2001, el primer any que em vaig pujar al mame del esdevenir quelcom esser imperfecte i viu que en sap escoltar al boig estranger que ens ve a parlar amb un altres dimensió. En Maradona va venir i va haver de marxar. Quelcom cosa és culpa nostra. Com si s’emprenya en Messi. Cuñao, qué más da si Messi gana 99 millones más o menos. No es tu boleto ganador de la lotería. El del sueño cumplido de Messi juega en la órbita de lo irreal. Lo que sigue evolucionando en el juego de llegar más alto. Por la cosa en sí de acumular posiciones de dinero que ni él ni nosotros vemos. No existe. El puede hacer más movimientos que vos. Comprar más cosas. Actuar en el crecimiento de su asset managment. La gestión del real life data. A tu favor. Como entidad de negocio. Como si nos tuvieran que capacitar a todos para ser todos los elementos estratégicos de nuestra propia pequeña operación a divulgación cultural de un tiempo nuevo: NEW.

El modelo NEW es mi creación más preciada. Es una perspectiva de sociedad que más que una sociedad, secreta o abierta. Esta, la nuestra: me la pela.

Así tenés que presentarte hoy en este puto escenario de subnormalidad instalada en las canciones que escuchamos para darnos palmaditas en la espalda de porqué lo estamos petando en la escuelita de la vida, mientras mantenemos las buenas costumbres de quién sostiene el trabajo fijo. Y el reto de recuperarlo cuando lo has perdido. Lo que en su día era la vida de quién profesionalmente podía ser un comprador activo de un producto de seguros que genere la suficiente solvencia para mitigar todos los riesgos que pueda cubrir con un seguro. La vida necesita que la gente sienta que sobrevivirá unas circunstancia dura de subsistencia. Y cuando el sistema haya dejado de funcionar, como parece ser que se ha visto titubear, aún y cuando creció en esos 99 ritmos distintos en los últimos 9 años que ya no vale la pena hablar de nada de lo que acontenció antes. A la verga. Tomemos los últimos nueve años como lo que podemos acoplar dentro del rango de explicación temporal de cuándo cambió todo por completo. El capgirament del sistema que sueñan los compañero de la CUP que suceda en nuestras montañas, valles, ríos, playas, bosques, humedales, estaciones, transportes, aeropuertos, estadios, casales, parques, plazas, campos, canchas, terrazas, chiringuitos, garitos, bares, cocktail lounges, discos, swimming poo, hotels, court, street, passeig, rambla, castell, bateries, piràmides, miradors, edificis, àtics, rooftops, al gat.

Me petaron el culo con los bigotes del gato de Botero. Fue el más rudo del barrio cuando tenía tan sólo nueve años y ya jugaba en la mejenga oficial de cada tarde en la Rambla del Raval. Los ticatalanes habían desarrollado una serie de competiciones amateur que se quedaron con el juego en este otro nivel superior: el barrio. La ciudad reconvertida desde la experiencia local de los vecinos de los 9 distritos de su elección. Dos distritos quedan fuera. Al azar. Cada vez. Hasta el próximo cambio de paradigma.

Una sociedad de paradigmas cambiantes. Esa es la clave del nuevo modelo. Es por ello que utilizo la metáfora hasta gastarla y diluirse en el entender de nuestro vibrar colectivo condensado en la pronunciación de una palabracación: ALLS. Los cánticos de ALLS grabado en todas las tonalidades de nuestra maqueta de voces en todo el ordenamiento cantográfico de nuestro tiempo reconstituido. Vámonos ya de este pinche desmadre. Dejen todo tirado. Síganme los buenos.

En principio tienen la apariencia de la fiabilidad. Son de una familia de las nuestras. Una familia con decoro y sofisticación. La herencia del nombre familiar. Por lo que quiera que haya hecho mi padre, mi madre, alguna de mis hermanas, primos, tíos, amigos, allegados, conocidos, seguidores, desconocidos, némesis, indiferentes, indecisos si odiarme o amarme, los seguidores más acérrimos de los pasajes más obtusos del latir católico contemporáneo expuesto así a gritar con todas sus fuerzas los valores que Cristo habría querido que esparciérais por las redes sociales, con las que Jesús estaba completamente enviciado. Como vos.

Jesús, en su parte humana, tiene la obligación de caer lo bajo que caemos todos. ¿O qué Jesús? Nos vas a venir con gilipolleses. Venga hombre. Venga. Que estás en la puta eternidad. Que eres Dios a la Derecha de Papá. Tío, qué más quieres. Se feliz, coño. Todos sufrimos un poco. Cuando pensamos en nuestra mortalidad. En dejar lo que tenemos acá. La familia. Lo que somos. Lo que perciben las marcas para intentar vendernos la utilidad de su producto estrella, el número uno en la lista del presupuesto de marketing que se decidía en colectividad 6.

El mecanimos para evaluar los outputs de la creación colectiva de determinado consorcio de 9 personas.

El ejercicio de mejorar un colectivo.

Lo que la vibra aporta al ambiente impecable de los resultados extraordiarios de un equipo que entrena el cuerpo y la mente para ganar divirtiéndonos en la creación y sublevación contra la defensa del rival. La competición de un deporte es siempre encuadrada en una especie de cara a cara de cantina, en el que se juega al poker abierto y se va apostar lo que cada ronda de de sí para seguir hasta el final. Puro azar programático. Pero si lo quieres experimentar está ahí. Aquí. Entra a ese estado. Hazlo ahora. Tan sólo para tí.

El consell que vull donar a l’afició és que si sóm més que un club fem que qui guany lo construim entre nosaltres. I sí, posem a aquests. Els que s’ho guanying. La directiva coral autoorganitzada. Un especie d’apropiació del model d’autogovern d’aquesta societat nova amb la seva marca més competitiva. Això és lo que representa el club col·lectivament i aquest enfocament queda juny de traduir-se en un impacte integral dins el contexte social que estem patint/vivint totes i tos plegats. I ho hem de dir, un cop més, en una asamble. I que quedi dit el que el que he volgut dir i no el que he dit, que ja se sap que és el vei el que creu que l’alcalde escoll i no pas el veí que fa d’alcalde manant més perque aqui el més tonto fa avions.

Collons.

Cony.

Ticataluña és la suma de dos cultures a les antípodes.

No patiu, ens trobarem totes.

Tots tindrem la representació en la que més ens veiem.

I haurem de cridar fort.

I haurem de parlar amb el mon.

I haurem d’aixecar el cap, demanar perdó, i actuar activament en la noció de la transformació de la nostra sociedad en el seu nivell més global, fins i tot petant tots els escenaris de cataclisme que sóm capaçoss d’asumir. La nostra resilencia en el moment més tecnologic de la nostra historia, amb el repte compartir de capgirar el model deixan’t el passat a banda. Començant de cop. De nou. Amb un agent de canvi diferent. Vingut de fora. Encara nou: nouvingut etern. I revolucionari de bon tros, de foto original del Che Guevara que el meu pare em va portar de Cuba en un viatge que va fer. El meu pare va viatjar per tot el mon. I arreu tenia amics. El mon del meu pare m’obre tots el mons en els que hi puc participar. En el que puc cocrear. Aquesta és la meva intenció. Si anem a representar les eines d’un club que compta amb la marca més potent del món, una mena de startup que reverteix els resultats dels nostros profesionals amb el taratná de qui sóm com a poble, encara que ara, ja transformats, disposats a fer un salt que ho trenca tot. Fins i tot el nostre club. Fins i tot el nostre nom que sap tothom. Seriem capaços de renunciar a una part emblemàtica del club si això supossés el nostre fí de la historia de lo que buscavem com a model impolut de societat més enllà que un club. Quelcom. Fins i tot el honorable germà: Acció Esportiva d’Horta.

Als catalans els hi agradem més els mexicans que sobreexpliquen les coses. Fan pais explicant la cultura amb comentaris sense substancia de gent sense substancia del meu petit pais. I em sento lluny d’aquesta gent. La cultura dels que no ens agraden mai. Aquella gent amb la que no entrem. Els nostres prejudicis em mantenen a dintre de la historia o em trastoca brutalment comparat amb lo que m’havien ensenyat les monjes/els pastors de les escoles conservadores religioses de la nostra capital. Nou models d’ensenyança religiosa. Anem a coneixer les nou congregacions catoliques amb la comunitat més proactiva a la creació del bé comú en temps de transformació, salut i cura mutua. De totes i tots. En un moment de transició a un mon NEW.

Benvinguts.

Si us plau, veniu veniu a l’era GOLman.

Això fa només que començar. He pensat: comença l’any fort. Ves-hi a pel gol.

El meu cap pensa així. Aquest és el meu oferiment de servei public en alló que reconec, humilment, que més puc aportar a la modulació del futbolart que decidim entre totes i tots que represente veritablement quelcom més que quelcom esser més que un club. La pretensió vainilla del FCBarcelona com a representació social de lo que és aquest país, i a l’hora, es NEW mon. Es nostre mon NEW.

99 referencies a NEW.

Links.

Informació que representa una metarealitat. Això ho va canviar tot. La gent no ho sap veure. No del tot. No des de casa seva. Això és part del lloc. L’hem de jugar bé. Ara bé, fem-ho express. Fem-ho avui. Qui ha vist soul? Si avui vas a per totes, aquesta via s’obre fins al 9 d’aquest primer més de l’any per resignificar la narrativa colectiva reconstituida en un brot d’esperança basat en la intervenció de la Verge del Pilar. Un miracle mes. En el nom del pare, del fill, de l’esprit sant i del nou, Golman, enviat just ara a presentar-se a les eleccions al seu cap a un nou procomú: Ticataluña.

El llibre sagrat parla, extensament, de l’experincia emergent del Tico Commons com a moviment en un viatge circular en el temps. No cal que decideixis de quina banda vols començar. L’activació està feta des d’un primer moment en tots dos pols. L’estatus quo sobreviu orgulloç i obstinat. A l’altra banda s’obre un espai d’ordenació en un pol que fuig de l’actualitat que tenim just ara. Marxem cap al limit de les nostres posibilitats. Per anar a buscar l’emergència a la frontera del nostre highest reach. Way up there things look diferent. And the person there embodies the experience of dancing in the dance floor to the beats of a dj who’s soul has been spilled through the air. A forest rave. Com a Llinars.

Hay de fiestas a fiestas. El mundo de las fiestas. El mundo del baile. El mundo del underground. El mundo de los productores. El mundo del entretenimiento. El mundo de la cocaina a diario. El mundo de la noche. El mundo del abismo. El mundo trastocado por la cotidianidad de la sobredosis. Los vicios de los ricos, las clases medias, los pobres y los lumpen. Cuatro niveles de cómo nos drogramos para seguir. Indendientemente de nuestro balance social al volver a casa. Nuestro compromiso social. El ser buena persona que me permite apuntar con mi dedo a los pecadores que promueven el regreso de Satán según las cabezas obstinadas con proteger a las mujeres con una legislación moderna al margen del control político de la poderosa iglesia latinoaméricana en cada una de sus Diócesis, sin importar el cardenal que corona la institució y su progreso como un entramado de un mismo movimiento en manos de nuestros amables hombres buenos, castos y obedientes sufridores de un voto de pobreza, con el júbilo con el que la madre Teresa de Calcutta desvelaba sus mecanismos de violencia para no dejar a las monjitas en la representación de nuestra culpa, nuestra culpa, nuestra gran culpa. La expiación de los católicos. Señores, señoras, déjense ustedes de tanta hostia, tanta hostia. Ustedes lo que tienen que hacer es como los españoles, coño, abrir los ojos. Y ver las cosas como son. Y darse cuenta de la evidencia. Lo que se ha demostrado. Lo que dicen las mujeres. ¿Usted las ha oido? ¿Y a los niños? ¿En su día? ¿Quién más encondió aquello que paso?

Aquello que pasó. Revictimizar a la víctima. Pa que no le falte. La práctica sistemática de los machistas.

El gesto colectivo a pulir. El machismo de nuestra sociedad requeire una reconstrucción de un sustituto suficiente de la moral. Creo, a mi entender, que el futbolarte ya es dicho asunto. Primero porque no es religión, pero casi. Congrega al colectivo. Como antaño la iglesia. El lugar de reunión es importante. Y nuestro quehacer del pueblo se reconfigura en ese espacio. En esa vida. En ese modelo propio de la colonía al que llamaron Nueva España. Se pasa por encima de las virtudes de la Nueva España cuando se cae en la parcial representación de nuestro espíritu de víctima dolida, finalmente abriendo los ojos de los abusos y de la mentira reconstruida en relato de libro de historia, de lo que pasó según nuestra manera más eficiente de colorear la realidad ligeramente a nuestro favor. Siempre habiendo de odiar a alguien. En la crónica del patriotismo que toma los relatos de guerra como el tratamiento actual de nuestro ser-social. La sociedad en sí, más que el individuo-colectivo. Que también. Ser uno. El ser. En sociedad. Toda. Una. Finalmente Grande y una tiene lugar un sentido democrático y no xenofobo y racista, como la organización política en dictadura de uno casi primo hermano de Jesús, poseedor de una cobertura especial ante el Dios Padre Sol, una especie de sombrilla de playa de Lido.

Lo que hay que hacer hay que hacerlo ya. Demos esto por iniciado. Sea este un primer lienzo. Y los multiversos que nos permitamos reconfigurar en el juego nuevo: NEW. y abrimos el melón. Nos consitituimos gobierno. Empleamos el tránsito hacia las antípodas de este inútil y podrido Estatus Quo. ¡A tomar por culo!

Yo elijo.

Todo está en el plano

El ser estar.

Ya todo se sabe.

Alguien ya lo dijo.

Alguien lo ha pensado.

Alguien lo he pensado.

Todo es un juego de palabra.

  1. Tenerla.
  2. Hacerla valer.
  3. Colectivizarte.
  4. Dilo.
  5. Hazlo.
  6. Toma tu tiempo.
  7. Ataque todos a la búsqueda de lo sublime: el gol.
  8. Performear en el procomún ya liberado. El año que fue. Con todo eso. Ya sabes. Si lo dices pierdes. Hay que dejar ir. Como el monigote azul con gafas ante el recorrido de la escalera eléctrica que te conduce sobre un fondo negro que llena el resto del espacio justo antes de disolvernos en el todo: el gran beyond del que nos habla Soul. Ya se tocaron todos los temas. Es es valor de cómo lo cuentas. Cuál es tu pedo. Por qué coño vamos a leerte, chaval. ¿De dónde eres? ¿Apellido? ¿Pecados capitales ultrajados con tu sucio ser a las afueras de las reglas y valores que obedeces de la moral a la que te consideras adscrito sobre aquellas cosas a las que todavía no das una interpretación propia? O no lo has pensado. Puede ser. No lo pienses. No empieces ahora. Y menos conmigo. Cual deidad pulcra con reparo de su omnipoder. El que fuere. Los dioses te dan poderes. La parábola de la sellia de mostaza. Una canción española que diga espigas con ese acento de cantautor entre árboles mediterraneos antes de un baño invernal. El día de cada año: baño. Era uno de esos locos. Como si uno, loco, pudiera ser/estar en el presente. En el que nos inhibiden/vimos con sus reglas, su plan, nuestro rol en su esquema, y el nuestro, el adulto, ante el despertar de tener que opinar respecto al devenir de nuestra especie como fallido intento de convivencia eterna, a todo momento, y para todo Dios.
  9. Todo Dios. No longer uno. More came. I was just one of the them; the futbolartist. Welcome to the ride of GOLMAN. I’m your host, Golman.

THE END


Fin del primer acto. El autor debe hacer visible su posibilidad de cambiar de persona. Y ser otro. E inventarle un teatrillo a nuestro alter ego, o cualquiera de sus compinches. Sus socios estratégicos en el juego final. Este.

Ese juego ya existe. Ya estamos en ello. Es apreciarlo. Y ser sublimes. Estando. Ya habiendo llegado. Considerar en poner el estado universal alcanzable del binestar colectivo adisionable para todo ser libre que salta a la espiral de la creación, como último camino ante la repugnancia de los valuartes torcidos de los renglones dilapidados de Dios Padre, que no su hijo Jesús, en la última de la conspiraciones sadomasónicas que llegó a la península el día uno del año más dificil de nuestras vidas: 2021.

Fin del segundo acto.

La expectativa se centra como un centro se tira a la olla: ave maría.

El que juega al futbolarte, primero: leé.

Ehh… ¿se entiende? ¿Me escuchas?

El profesor se puso un poco alterado, ma.

¿Cómo crees?

¿Qué pasó?

No, nada.

¿Cuéntame?

No, ma… nada.

Tú misma.

Te lo contaría, de veras.

Tú sabes que me puedes contar lo que quieras de lo que te cruce por la cabeza. Yo también he tenido tu edad. Y conozco dos o tres truquis que algún día te serán útiles. Así que escucha un poco más, que ahí te van las nueve mejores historias prácticas para una libertad más plena que cualquier circunstancialidad de nuestro porvenir urbano con los maltrechos impostores que nos representan en la política contemporénea en cada latitud de nuestra Gaia. Mae, respete a Gaia, verdá. Usted comprende eso como tico por sus nueve vías para interpretar la existencia más allá de lo que nos aporta la religión, el modelo de seguridad social universal, nuestro sistema electoral, nuestras escuelitas públicas en estos puntos en el mapita que le presentamos como representación del pequeño Wakanda que tenemos acá establecido, un poco ocultos y un tanto cautos, tan sólo humildes, lábregios, sencillos, creyentes de un Dios último por encima de los nueve que nos explicaron en las tres lecciones sobre la elección religiosa estigmatizada tras entender de dónde viene el origen heredado familiar de nuestra existencialidad relatada en nuestra costumbre ancestral reproducida desde que tenemos uso de consciencia de clase más allá de la plata de mis tatas: ma y pa. Mamá y papá. Abuelo y Abuela. Y sus peleas de transgresión de la norma social de quién se planta ante la amada y le explica las alternativas de que su futuro, utópico y distópico a la vez, se vea suspirado por el ímpetu de una voluntad de fundirse con la creación de un futuro juntas. Dos seres. Dos personas. Dos vías: el amor, o la amistad. Alternativas sensibles. Dualidad de elección obligada si se quiere seguir perteneciendo a la red social a la que te inscribirte, sin darte cuenta, tras el proceso de inscripción de una estúpida APP que llega por las nueve vías comunes de entrada de cosas exitantes que que compré en el marketplace de redes sociales que intentan que salgamos todos juntas de esta. Esta vez sí. Como partido político con un plan. Como candidatos a liderar un club de pijos detrás de la manera de entender el futbolarte. En dos fases de elección popular en una consulta ciudadana legal. Preguntarle al pueblo qué quiere. Y la votación llevarse a cabo. Como un modelo alternativo de elecciones que se patenta a tiempo antes de que un pirata, encima parte del sistema, te fagocita la idea y la implanta con su nombre y su firma de la alta sociedad de las tecnologías, los millones y las sarandongas de los muchachitos y muchachitas de las buenas y los buenas familias de los apellidos más ilustres de las últimas nueve generaciones que nos preceden en nuestro humilde árbol genealógico en funcionamiento con la actualización de la última circunstancialidad pública que implicitamente compartimos, vos al leerlo, y yo al escribirlo.

La magia de la lectura de las palabras de otros.

El juego de la elección de las palabras.

Te lo descargas para jugar en su dispositivo conmemorativo estrenado cada nueve días durante el resto de la eternidad.

Servicios eternalizables.

Concepto de vuelo alto.

Las pretensiones políticas del surrealismo retrotrivializado con la gallina atómica más transfigurable a gallo poeta heteropatriarcal y salvador. San Salvador.

Como San Salvador de Golman.

El fichaje del 99 puro: el futbolartista.

La salida de esta revolución pasa por escribirse y circunscribirse dentro de un fenómeno que sucede en Internet sin saberse muy bien por qué. La trivialidad de la actualidad y nuestra fijacción por ver todos la misma mandanga impropia de especies pensantes con el desarrollo evolutivo lo suficientemente fuerte como para dejar ir por las cañerías de la historia todos los elementos que nos anclan en el pasado presente en la mierda que flota en nuestras tuberías al acecho de que debamos protergernos biológicamente del agente biológico de nuestra muerte. Una muerte por una enfermedad vírica mortal, a no ser que nos protejamos de la manera más correcta. Estamos viendo cuánto nos cuesta atender la saturación máxima de lo que la pandemia nos pega mientras esperamos la vacuna que nos inmunice como rebaño. Es obvio que todos somos corderitos. Algunos preferirán sentirse ovejas. Otras abejas. Algunas cerdas. Y obvio, cerdos. No os íbamos a dejar fuera de esta cuestión. Justo esta. No os libráis tan fácil, golfos. Golfos de México. La primera novela de Armando Gallo Pacheco, el alter ego que Golman se había inventado años antes en esos nueve capítulos de la primera temporada de la historia más completa de todos los tiempos multiversales.

Pum.

Multiversalidad.

De la nada y flás.

Y ahí estás: multiversos ejemplares.

Obvidedades unamunianas.

Haber sido facha, rojo, venezolano, separatista, titiritero, funcionario, neoliberal, anarquista y futbolartista, a la vez, tan sólo una persona en todos los mundos mundiales de los estados de la naturaleza descritos en los primeros nueve capítulos de la serie que puedo disfrutar aquí mismo en un link en el que de pronto me planto ante una producción audivisual casera de un tipo que dice ser un futbolarista. Todo lo demás era normal: si eres español en tiempos de la pandemia sabes que las historias sublimes, tanto en los libros, como en las pistas de baile, como en el futbolarte, son aquellas cuyo son se baila con el espíritu y la fe iluminada por Dios Nuestro Señor Jesucristo que vive en el tatuaje de Messi, justo al lado de la elección de revoucionaria que el Che Guevara, en el biceps de Diego, ahí, eterno, como la marca de lo que defendiste ante lo que viviste como la opresión particular que se lleva el que viene de barrio pobre por ser quién sos, y entender que en el campo se jugaba sobre otros aires que alentaban el espíritu combatiente de nuestro ataque. Y la sublimación de las mentes y la pelotas en la ensoñación de los equipos construidos por genios de la visualización de la intención sagrada de los zurdos, y la humilde puntería de los derechos. Si vos querés que te recate la España Grande y una, permitime dejar pasar ese trasatlántico, a mí háblame de calaveras, y quién coño iba en cada una. ¿Quién es su familia? ¿A dónde han ido a parar? ¿Habrá que volver a New América? Era más fácil que seguir siendo español.

Que no se ofenda nadie por lo que mis palabras puedan decir. Podría ser el caso que las escribiere para que justo usted la entendiere y se diere así cuenta de la existencia de las paradojas autoreferenciables que lo transportaba a usted a las lecturas psicotrópicas de las mentes alteradas arrebosadas con el elixir de la transfiguración de los pensamientos sagrados de un pacheco común. Las historias que ahí se dan vida sustituyen con creces las vidas que vemos reflejadas en cualquier de las historias que nos entran por Netflix, Amazon, HBO, GOLman, iRaise, ticocommons, ticataluña, NewBarcino o Youtube.

It’s marketing. Or personal branding. Or suckmydickyland.

You (I really mean I everytime you read you. And I can keep you there all I want because I ain’t you, dick. So suck it) read this and get offended.

You decide I’d be cancelled.

You may not be.

And you are left our of the game.

You ain’t under our opperation.

Find yourself another pirate carabela.

PIRATECARABELA: that’s your social network.

A ship that will take you on a ride to the nurturing of impossiong models on the social colonized. The colonizer manual for schools in the NEW system. A fiction novel. Written by the NEW students.

Every NEW student who enters the ALLS school system must come in with a narrative already. It deals with the active role in the collective revolution taking place. Reshaping the context of public policy making into the constest of a new month, day one, day two, day three, day cuatro, day cinc, day sis, day set, day vuit, day nou.

Avui és un dia nou.

No quelcom dia és un dia nou. Aquest dies són especials. Cony, m’ho he imaginat jo. Vull dir, si tu anomenes un dia i li posses més pa que formatge a les activitats programades per a que la gent s’ho passes allo més bé. Allo més enllà. Un lloc l’údic al que no hem anat mai. I de cop tot plegat ens transportem a un ritme lent d’autor d’aquest que et fa connectar-nos entre totes i tots, tots plegats, vull dir, que dius: ALLS.

La paruala final. Paraules finalistes. Un llibre explicatiu d’una ficción que inclu una serie de nou llibres que surten al planos d’una pelicula que no té res a veure amb lo que de veritat s’explica en la trama de la película contra la que s’exposa un altre societat. Aquestes dues visions contraposades representen un estat complert de nemesis socials amb la culpa compartida. Un mon nou emergeix. Texte per a que entris a veure la serie. Que está aqui darrera. I la gent entra a veure la película d’un d’aquests directors que ho fan tot. Pero conque no poden, només fan que escriure. I no fan les pelicules que diu que ha fet. I surt a camara dient que és un cert tipus d’artista nou diferent, i que no és només un altre artista conceptual qualsevol, sino un que s’ha inventat, i presenta, al primer dia de sortir al mon nou, amb el sistema resol, i actualment viu, del qual, a més, us donc pas. I entra la producció d’un show meu. Qualsevol.

  1. Golman. El nou del poble nou.
  2. Profeta Golman.
  3. Símbolos prestados.
  4. Mito.
  5. Rito.
  6. Gloria: ALLS.
  7. Nou vehicles.
  8. Estats de la natura.
  9. Futbolart

El candidat a la presidencia de la Generalitat per primer cop amb un ticatalà mol exairit que diu que li ha costat molt i molt esser espanyol, i fins i tot, europeu, pero ara que ho era, trovaria molt estrany no ser-ho de cop. O morir. Doncs tot això ja l’he viscut. Visc a New Barcino. Capital d’aquest mon 9 : NEW.

NW

That’s the branding epic story. Those two letters there. That’s where we give New York up the tigh ass of Rudolph, until it’s red. Or black. Fake.

Real.

Real surreal.

Real-surreal.

This shit is about to explode.

It’s the everlasting fear of being nuked out.

So, what will it be?

You are in that chair.

On the holding the weapon at you side is a complex apparatus of warfare that’s reprented 88% of the time by a man, and 12% of women. Let’s talk equality, monkeys.

I’m just teasing. A group of 9 nazis are holding the cross that the biggest dick in the flock who you love to hate in the real life quarrel taking place during the office hours, when we are what we are in the narrative that represents wether you were a slave owner or a slave yourself. It ain’t you. Damn right it ain’t you. But you ain’t there like I am. Right now. Somehow you don’t feel the pain. You accept not to see it. It’s personal containment of what I accept to see. And what I don’t. So people ask you nowadays: did you not see that which happens then and there, and you are like wow, how do I tell this dude without offending? I am so in the antipodes of your particular way of looking at this from this or that perspective. An open concept to take home and sleep on it. For nine consecutive nights. And we see in a week. We meet again. In a zoom meeting of a global deal. A thing that could be a thing. A personal thing. Or a business thing. A business model. Yeah. That was it. It was a complete story of one that has risked all the social bonds that carried in his bag. And landed on the Death Sea… and floated. It was the salt. I was a salt guy. So I entered the vodka society with the chastity of a prince from social status of futbolartist in that antikingdom: NEWKIE.

NEWKIE is a webseries. It’s Golman’s story as how he landed a futbolartist gig with the social team he visited in each of the series of this documentary that broke all the schemes and the narratives in the social scene back in 2020.

It’s Golman’s tribute to Dostoiesvki what intrigued may scholary russian souls. Those 999999 readers was the talk of the bookfair that year in Frankfort.

Toda leyenda comienza a relatar una mentira.

Buscar y buscar imágenes. Lo que nos dio JLo.

Algo latino que acapara la gloria perpetua: ALLS.

ALLS es la luz de JLo. Just Jenny, from the Bronx. Just Rosalia.

ALLS es un concepto universalizado. Es una palabra de llegada. O una palabra-fin. O palabra religionizable. ALLS como sustituto de amén. Mi cátedra en la escuela de negocios de una de las congregaciones que me contrató en el paquete de 9 congregaciones que cerré con Fran.

Acá vos metés un acento argentino con un interprete de chanta que vos entendés cómo los dejas a los pibes, y déjate de pelotudos, vos llegás a penetrar la epidermis de la mujer argentina desde el más profundo de los respetos y la gratitud por el proceso de cocreación del diálogo alrededor de una ley que proteja a la mujer, y con ello, ponerte frente a una iglesia, con un líder de tu país, que se encarama en la situación que las mujeres de su Belén se levanta en pie de guerra para exigir lo que nuestros gobiernos le deben a las mujeres que hasta ahora han sido violadas, agredidas y manoseadas de maneras explícitas y subterráneas que muchos hombres de bien de nuestras representaciones más altas de la sociedad, no sólo cayendo en pecado sino afiliándose en su acción con la más perversa de las figuras mitológicas en las que un pueblo libre reconfirmado en la reconstitución de las reglas de su fe, hasta ahora ciega, y ahora, con un contexto de conversación entre culturas con las otredades que desde la histórica perspectiva de la curia conservadura, el otro nos supone un elemento de competencia, si nos regimos por la aportación capitalista al neoliberalismo del cuál formamos parte como estado, con la representación fantástica de nuestros hombres elegidos, pasados por los sagrados filtros de nuestras escuelas religiosas con nuestro cuerpo de valores, nuestra formación integral, nuestro tiempo para orar, nuestro mercado internacional, nuestro enfoque en mejorar la sociedad en la que vivimos y que tan buenas familias nos dan para recalcar el caracter universal de nuestra religión, que está en nuestra vida, y en nuestra comunidad, más allá de lo que otros puedan aportar, y que nosotros respetamos desde nuestra convicción en que nuestra manera está por encima de las demás, en los determinado dogmas que me invitan a tener tan sólo esta perspectiva y crea firmentemente en ella, en forma de argumentos que me dan junto al misal, en una APP en la que también, sin que los papás se den cuenta, matas zombies y comunistas. Las armas y los objetos de tortura que ofrece cada perfil de inquisidor están basados, en diseño y narrativa para el marco de realismo documentado de una investigación sobre fuentes primarias de las prácticas y manuales, textos propios, textos críticos históricos, textos ficcionados de literatos despiertos y vivos a meter el dedo en la llaga ajena, cual romano al pie de la cruz con lanza en la mano. Es que chico, ¿si sabes cómo me pongo para qué me invitan?

Camino a la excomunión. Un cursillo práctico en el que en un power point super clarificador y un link para realizar el trámite online, se simplifica de una vez por todas el trámite para darse de baja de la religión católica. Apostatar.

Esta es la historia de cómo Golman afrontó ese proceso. La voz de la narradora sale de la cabeza de Golman con una actitud de argentina feminista el día en el que se confirmó que nuestro esfuerzo colectivo se convirtió en ley. Voy a preguntarle a nueve mujeres argentinas que conozco. Y que estuvieron detrás del debate que socialmente confrontó a sus mujeres con el heteropatriarcado clásico de toda sociedad lationamericana. Le molestaba a veces hablar de más. Escribir de más. Lanzarse hacia un sitio que narrativamente no fuera a tener mayor significancia. Simplemente perdernos. Una vez más. Extravíar el orden. Por disimular los aires de lo que por debajo se cuela en medio de un discurso social plegado de trampas para colgarme en un juicio rápido hacia la lapidación pública que como pueblo heredero de la Sagrada Inquisición, todavía hoy tenemos visiones retrospectivas sobre lo buenos que fueron esos años para los que adorábamos la concepción más pura de nuestra moral infatigable. Esos cuerpos libres son una amenaza. Habrá que poner coto a tanto rojo culturetas. La afiliación católica, apostólica y romana tiene estrás tres cabezas como elemento fundacional de su necesidad de complejidad añadida al discurso alegórico de un hijo de Dios optó por hacer ver que no escribía sus sermones, sino que los improvisaba, en un directo dictado directamente por el Espíritu Santo. ¿Qué tan libre es el Espíritu Santo para dictar lo que Él, como tercer Dios, sugiera?

Eso sólo lo puede contestar el Espíritu Santo, pero por suerte aquí lo tenemos.

Espíritu, ¿cómo le sienta a usted esta situación? ¿Se ve con entidad para contestar por sí mismo, o utiliza el comodín "Qué conteste mi tata"?

El Espíritu Santo se sintió ofendido con la pregunta. Se sentía un poco humillado por ser llamado el tercero. Por ser siempre el último. La aparente igualdad no tiene valor alguno. No es más que un fantasma. No es lo mismo espíritu que fantasma. Ni Marley que un Marley. El Espíritu cuando dijo Diego luego vino a decir que había dicho digo, y no al revés, como resultaría útil que confesara. Pero nunca lo ha admitido. Sigue siendo un misterio.

Los misterios son cuestión clave en el orden religioso católico. He aquí los nueve misterios más importantes sobre los que tú querrás tener una perspectiva reconfirmada por tu párroco local para saber cómo nos servimos de lo que piensan y dicen nuestras autoridades en nuestra iglesia para tomar una decisión respecto a cómo comportarme en sociedad, o en el voto de una ley en el parlamento. ¿Qué tanto poder considero necesario que mi religión en particular tenga sobre cualquier otra religión en el contexto social que vivimos en la región particular sobre la que pudiera tener repercusión esta nueva ley? Esperando que la repercusión invada todo el continente. Como si un pueblo de mujeres libres rompieran con todo y el machismo argentino latente en sus hijos de sociedad, ojalá varones, varoncitos, hombrecitos con la moral para aborrecer la posibilidad del aborto y de que me den por el orto. Los dos grandes miedos del gil argentino pecador, feminicida o micromachista. No te folles a un gil. Soy tu aliado desde hace tiempo. Intimamente con vos. Con la mujer que entendí que aprendí a tratar en la naturaleza compartida de una sexualidad compartida en la que exploramos las fronteras de nuestro cuerpo como algo más allá de lo poquito que nos dijeron en la escuela, de sacerdotes o monjitas, según si eras mina o pibe, varoncito o damita, con la catequesis lista a los nueve para adorar la historia de Jesús y lo que quisieramos entender respecto a las lagunas que nuestro propio comportamiento permitía en público sobre la cuestión ligada al bien y el mal, al sexo y el cuerpo, al ser y la vida, a los límites de los pilares que sostienen las narrativas que nos volvemos a inventar enmascarando los pequeños detalles que todavía no han sido pulidos para echar a andar un modelo de conquista sublimal por encima de cualquiera de las visiones hasta ahora realizadas de las sociedades de nuestros 99 estados modernos más participativos dentro de un nuevo tiempo. De pronto 2021 es este nuevo comienzo juntas.

Quizás el 27 de diciembre se rompió un espejismo de nuestro propio prejuicio incrustado a sangre y fe en un sólo Dios, padre de la Tierra, creador de lo visible y lo invisible, y tal pascual, con sus más y sus menos, pero estas nueve historias, qué tal. Una selección alternativa de 9 sermones de Jesús. Nueve lecturas de evangelistas. Tres, tres, dos y una. El evangelista menor. Es como los Beatles. No pueden ser idolatrados los cuatro por igual. ¿Cuál de los evangelistas importa más después de Juán? ¿Marquitos? ¿Mateo? ¿Luke?

Luke se llama así por casualidad. ¿Geroge Lucas tuvo algo que ver?

Ser Luke es lo obvio. Todo el mundo quiere ser Luke cuando cae en los brazos de la narrativa de Star Wars. Somos los de la rebelión. Nos apuntamos a los amigos de Karate Kid, cuando en el fondo nos habría gustado ser de los que juzgaban al niño rico rubio. La caída de gracia de un hombre blanco. La gran tragedia americana. Las historias de cómo los italoamericano han sido rudos y sensibles para salir adelante con las empresas familiares de gestión logística de puertos, restaurantes y sociedad. La revista familiar. El barrio y nuestro códigos. Los cuatro niveles de participación del hampa en la lógica popular. Los poderes que no explican los submundos de nuestros misterios sociales.

¿Quién le pone el hilo al proyecto político de reconstitución? Aprovechemos la coyuntura de desconexión a nuestro sistema anterior. Desenchufemos el switch. Repensemos el futuro. No dejemos que nos coman, otra vez, el mandado. Otra vez los mismos. La misma mierda, revolcada. Pero esta vez se bloqueó todo. No quedó más salida. Solo mierda flotando. Y debíamos resolver este estado de estancamiento. El ciclo de muerte. La fragilidad de Gaia. Nuestros imperfectos modelos. Nuestra capacidad de adaptación. Nuestra amnesia vinculante. Nuestra ostentación y delirio de guerra. Nuestra contradictoria capacidad para odiamar. La resistencia al cambio. Pero algo dentro de nosotros quiere que explotemos una última vez: que nos juguemos la carta más radical. Rompamos la baraja.

¿Cómo fue la negociación con los sindicatos?-le pregunté una vez al gerente.

Ayer mismo querían romper la baraja. El victimismo de quién intentaba negociar con ellos, y defendía, con los suyos, que se lo ponían dificil a un socialista. Uno de los suyos. Las luchas de clases se escenifican en la misa de las negociaciones entre el sindicato y los patrones. El poder y los rebeldes. El pueblo y sus relaciones con los poderes directivos. Las clases sociales de las tareas de los mercados de trabajo reconstituidos. La NEW cultura laboral. NEWORK.

NEWORK, capital del último mercado.

El tico commons comenzó a tomar forma en NEWORK. Otra palabra de destino. El ticatalán es la más rica de las lenguas nuevas por acepciones como esta. La reconfiguración social como valor estratégico. Por fin una visión con la que quiero participar. Desde el lado del colectivo proactivo de la creación de un ente nuevo.

Yo no se ustedes, pero a mi me apetece mucho irme a la antípodas de esta puta mierda que tenemos en el pasado, representado tan bien por la especie de suerte de que nos haya llegado el año definitivo del despertar: 2020. El virus nos lo puso fácil. Fue nuestra manera de recuperar lo que teníamos. La consciencia de lo que vivimos. Estar aquí. El justo ahora. El estar unidos. Unidas. Y podíamos. Y lo estábamos. La historia de reconstitución de las alternativas al poder. La regeneración de los centros, las izquierdas y las derechas. De pronto, en España, todo el mundo se había puesto la careta. Lo contrario a lo que acontencía, suspicazmente, en el polo opuerto: NEW spain. La última vuelta al sol de la Nueva España. El viaje al pasado más futurista de nuestra historia. Del cine, al menos. La historia del nuevo Eugenio, el nuevo Rubianes, el nuego Toni Moog, el nuevo Tricicle, el nuevo Trinca, el nuevo pijoaparte, el nuevo Marse, el nuevo Ocaña, el nuevo nou, el nou del poble nou, el futbolartista Golman.


Acto último.

Sexto Piso. Mi tribu. Un día me invitaron a saltar con ellos. Y entré a uno de sus libros. Y con ese libro, también, entré en la editorial. Fue muy al principio, en su primer año. La primera vez que cruzaron el charco para venir a la primera Liber en Barcelona. Se quedaron en casa. Y el corazón del sector sintió que desde Latinoamérica algunos sudacas tenían los huevos de venir a Europa a hablar en serio como contendientes de un sector editorial independiente que ayudarían a llenar de lectores. Juntarían lectres con escritores, esa magia que consigue un buen proyecto editorial. Siempre me he sentido privilegiado del camino que he podido perseguir mientras decidía qué hacer de grande. Y pude subir a un vuelo que se desplazaba en el tiempo y el espacio. El único inconveniente es que iba camiano a la última gravedad. Y eso lo convertía en el proyecto editorial más subversivo en la historia de editoriales mexicanas rompiendo las reglas navegando los ríos europeos de la cultura con mayúsculas desde todas las geografías literarias de los autores en el multiverso de los creadores. Los pensamientos presente, pasados, futuros. La edición es la más noble de las profesiones que realizan los nobles/burgueses más sublimes de cada generación. El gusto por la confección de herramientas históricas del saber. La comunión final entre uno que escribe y otra persona, en su propio rito, que lee.

Leer bien es un deber. Es un gesto tan necesario como aprender a comer lo que nos libera de los sabores primarios de nuestra dieta familiar.

Algún día damos el paso. Contruir el camino hasta ese día es un objetivo trascendental. Aprender a tener gusto. Aprender a tomarle el gusto a la lectura. Desvelar conocimiento en lecturas de distintos géneros. Entender el feminismo a partir de lecturas de mujeres que no habíamos leído. Tarea para hombres dolidos.

El discurso y sus disgresiones.

Los debates de la ley.

Un documental con viaje por Argentina entrevistando a minas y giles. Una visión desde fuera de lo que fue el proceso. Mi documentalismo es algo entre Capussotto, el man este que hace sus gags con su mina, el de argentinos contra argentinos, izquierda argentina contra derecha argentina. Las dualidades de todas las culturas. El orto y la vagina. El pene aparte. La flacidez de los penes de los profesores y los curas de las escuelas de sólo minas y sólo pibes para fomentar la moral del sistema asexual que se practicaba en nuestra congregación y por extensión en nuestra comunidad, con como mínimo dos varas de medir, algún engaño, alguna media verdad y algún pecado. Qué sería la historia argentina sin un pecado original. O la originalidad de un pecado familiar. La circunstancias que atentan contra la moral y las buenas costumbres de las familias de sociedad en dónde estas cosas no pasan, o pasaban, hasta que las hemos expuesto ante una plaza pública que nos molesta, como molesto es mezclar clases sociales en sitios como la calle, la ascera, la vía pública, el paso de peatones, sin la protección blindada de una SUV.