Golman, president

Yo no gané las elecciones.

Eso lo primero.

Tampoco me presenté.

Lo segundo.

Tampoco suelo presentarme.

Lo tercero.

Pero sabía que podía ganarlas si me presentaba.

Lo cuarto.

Si me presentaba se jodía la cosa.

Lo quinto.

He esperado tanto que tantito más no ha pez.

Lo sexto.

Lo que todos queremos es ganar el séptimo partido.

Lo octavo.

Dale boludo con la pelotudez más subnormal que llevés dentro, inspirado.

Lo noveno.

ALLS


Suena gingle.

Esto parece que ha llegado otra vez a ese incómodo punto de no recuento. Nadie prestó atención. Podría haber sido una revolución resolutiva. Una propuesta desde abajo. De otros candidatos laterales. Un pijoaparte en la moncloa. Voy por la grande. De vosotros aprendí: sí se puede.


Clases de futbolarte: GUADALUPEMEX

La historia de México.

La competencia de tú a tú.

Los campeones del 97.

Ver esto en vivo.

Esto hace país.

La épica del deporte.

Ganarle a los gringos en Pennsylvania.

Con los protagonistas de una historia bien contada. Todos los matices. Nunca hay que rendirse. Competir en todo momento. Asumir las vías que nos compensen en cada elección: ¿swing?

No es lo mismo batear que pichar. Son juegos antagónicos. La evolución es distinta de la acción en un juego como el futbol, en el que la pelota marca la acción, el juego está vivo, no son pulsasiones de un timbre. El alma de los juegos queda descrito de manera incomparabla el uno con los otros, en varias dimensiones de los juegos de equipo: futbol, basketball, beisbol, volleyball, field hockey, tennis, squash, ping pong, American football.

El beisbol nos regala un duelo. Un duelo entre el que dispara y el que rebota. Batear es uno de los gestos más sofisticados de la naturaleza humana. Esto lo debemos aceptar como parte de nuestro entendimiento como espíritu mestizo de una afiliación incompleta a la noción armónica respetuosa con los orígines, los otros, los vecinos, los socios, los némesis, los medios, los mercados, los planetas, los multiversos, las ………

Qué curioso, justo cuando empezaban las «las» se va a un nueve puntos suspensivos.

Curioso.

Curioso no es la palabra.

Ay perdón.

No son diálogos. Es pura prosa. Pura ficción. Puro desarrollo de escrivano. Sentarse al teclado. Dejar las palabras soltar su luz sobre la matriz tecnológica que nos propulsa.

¿A dónde pretenemos llegar?

Qué no es esta la verdad.

¿No es acaso ésta la gesta más honorable que nos atañe?

Debo modificiar mis clase de altezas inglesas destronadas.

Reality surreality.

Barry Lyndon with a land from a banlieu inmigrant perspective accross europe. Only this time with an olmecan identity.

Dualism is king. Long live the king.

Dualisms reign is the biggest according to the latest afiliation pole. We are going to ask some questions. Let’s do that collaboratively.

NEW gaia.

NEW landers.

NEW learning

NEW scope

NEW scheme

NEW glow

NEW song

NEW law

NEW game

You winning in Pennsylvania to the very best of the New Américan West to the Mexican National Baseball team. We on, boy.

That’s how step into the plate.

Time has run up. And true: you are up, but hey, we are not out. Wait for what we are worth believing for. This is the only list of outcomes you will get from watching this clip for the first time. But from now on will stay put as a metaphor of a glorious win that establishes de principle of the collective emergence during the tight situation of loosing and having to come back from behind. You either got it or you don’t. You don’t win against any of my teams with a win by the shirt cocky drill. Not saying those kids were like that in any way. But we must admit that first man in base was a ball at size of the head. Any pitcher knows that ball can go anywhere sometimes. And some pitchers learn to hit at will when they are adults. At some age they must have start. It’s a fact. We just don’t know when the will kicks in. Not saying the pitcher who threw that ball then got relieved. And the new pitcher kicked in with an intense situation in his circunstance: first pitch, home run. Three runs in, tied. No outs. Bottom of the last inning. The mexican croud goes right into believing. We will win. You know. It’s a sense you smell. Teams chase that. And the best ones wins because of how they spill a collective effort with a sublime interconectivity to glow right through the goals of our systemic resilient fair development.

We must tell on great story. Best one there is.

It’s a different model. A different thing. A think we like you join. To express the power of us. The action of our future being.

La democracia del Barça

El submundo de los socios

El submundo de los compromisarios.

El submundo de los que cortan el bacalao.

El submundo de los exjugadores.

El submundo de los exdirectivos.

El submundo de los voceros.

El submundo de la prensa deportiva.

El submundo de los jugadores.

El submundo de las familias del Barça.

El submundo de los currelas del club.

El submundo de los enchufados.

El submundo de los celebrities socialités.

El submundo de los guirirs viendo la experiencia de sus vidas.

El submundo de los tribuneros.

El submundo de la primera gradería.

El submundo de los que nunca se sientan.

El submundo de los que nunca cantan.

El submundo del minuto 17:14.

El submundo de los eternos quejicas.

El submundo de los subnormales.

El submundo de los psicópatas.

El submundo de los mortales.

El submundo de los obreros.

Y luego, por último, está mi submundo personal.

En mi caso, el submundo de Golman.

El nou d’un poble nou: Ticataluña.

Para entender el Barça hay que entender toda su historia. De principio a fin. Se debe ser un erudito de las fases, de las lecciones aprendidas de la historia. De nuestros pecados y nuestras virtudes. También de la falsedad de nuestras épicas. Nuestras, eso sí. Pero tengamos un tantito de verguenza. Nomás tantito. Vamos a sacar los trapos sucios. O qué, sino esto no va ser una campaña lo suficientemente normal. Para desatender la propuesta en sí de lo que podemos hacer como club. La construcción del nosotros que conseguimos alentar en este subconjunto de la sociedad que vota en nuestras elecciones. ¿Ustedes para qué me quieren? ¿Quieren que me presente? Aquí estoy. Mi nombre el Golman y soy un nueve puro. Con capacidad de jugar por la izquierda, por la derecha, de falso nueve, nueve puro, de Xavi, Iniesta, Ronaldinho, Deco o Larsson. Principalmente Larsson. Imaginen que Larsson, el nuevo Larsson, GOLman, tiene una serie de similitudes con el ahora entrenador del primer equipo. Hablan entre ellos en sueco. La prensa local flipa en colores. Nadie entiende nada. Entre ellos parecen entenderse muy bien. El mismo periodista que le preguntó a Frank Rikjaard si fumaba porros se lo pregunta ahora a Golman. Y luego a Larsson. Por el ambiente se corre la voz de que Koeman es holandés. Y en Holanda… ya se sabe. Pero no puedo llevar al club a esa debacle moral. El club está para vuelos más altos, como las propuestas de los otros candidatos. Será sin duda, un proceso apasionante para poner sobre la mesa un candidatura al margen de las reglas particulares de las elecciones que se llevarán a cabon en este 2021. Y voy a proponerme a mí. Como maestro de ceremonias. Como fichaje estrella en tiempos de pandemia. Como presidente disidente residente. Una cargo de confianza que la masa social, y el entorno, han bendecido con una participación ciudadana sin precedentes en la historia de activismo global del club.

Hasta ahora hemos visto cómo evolucionaba la marca Barça en el mundo del marketing global de una multinacional. Pero hemos gestionado el club deportivo como un empresa líder dentro de su sector, lo que nos ha permitido ser competitivos al máximo nivel, con resultados muy favorables comparados con otros clubes. No así con otros de gestión más solvente, como el Bayern Munchen, con los matices de las participaciones de los propios bancos, de allá, y de alguna manera, de aquí, en esa cuadratura con la geopolítica mundial que se tercia en el campo de juego de altos vuelos de los contratos de marketing para el estadio, camiseta, y cocreaciones de branding o innovación social. La razón de ser en la globalidad con la excelencia de la historia del club, aparentemente en manos de los socios, con el poder de acción de las familias trascendentes en la gama alta de los que se estiman al club, apuestan y avalan sus bienes, y les llega para monetizar su visibilidad en un rol emblemático de la gestión en la ciudad. Gestión deportiva de altos vuelos. La dialéctica de la excelencia. La conveniente interrelación entre las escuelas de negocios, el club y las marcas patrocinadoras y proveedoras de servicios y subcontratas. Los satélites del club. Las asignaciones a dedo. El presupuesto de investigadores privados. La seguridad.

Encima trabajar de gratis. Bueno, gratis. Suspicacias del pueblo que se piensa que en la cúspide de la pirámide hay un bacanál de perversión reservada para las élites adineradas: los Harvey Weinsteins o Donald Trumps, grabbing them by the pussy. Those two wouldn’t want to seen together. But inside a private gig where dirty things happen in the exclusivity of a hotel room protected by an exmilitary sniper that is privately working for a security subcontractor. Life after the warrior come back home. Right before obliveon. The status quo dictated by the postworld war by the American expasionism of recurrent war political cycles that somehow pushed the bids on the GIJoes. Marvel cartoonist with storylines that obsessively follow the hand that has been played for them. The game has its checks and balances. And slavery somehow returned, or it never left. And things are not yet untanggled. We are getting there. We are prepare now to jump off the cliff. Switch vehicles. We are jumping the wall down south. Where the NEW world is taking place.

Everything dies. So we are all history. Already. We just get to brand it the way we want. And if we succeed to connect we will generate a movement. A humble movement of who I am and how I connect with people I don’t know. People I’ve never met. People who see me for the first time. You are going to have to decide wether I hit the key note that makes you tickle. That’s where I’m aiming at. I could die tomorrow, you all. And I can be of assistance with my complete strategic plan and operative plan. Map. Goals. Axis. The whole deal. A great one band show. Like Latre, but withouth the singing skills, and less caberet. More of a free style reggae rastaman. Like a feedbacklooper from the Guayabo station. That’s where I’m comming from. I’ve landed in the NEWbar station. At the platform Larsson greeted me to the club. It’s an honor to play for you, mister. I’ll keep us rastafaris in the elite place you left it last time we had you in our discipline.

Discipline. Barça was a catholic club excellence institution. The way like to be here in the city goody goody scene. Money makers. Cultural icons. TV people. Rockstars. Players. Feminist. Revolucionaries. Suffering from minor traits of apperheid. Discriminating nobodies. Minimized macho culture. Open calls to ciniscism. Low balls. Dickheads. Dangerous fools. Rich pretty boys. Bad boys. Business school sociopaths.

Quizás nos debemos fiar más del que viene de fuera, como Gamper, como Kubala, como Johan, como Lio. Algo debemos aprender de nuestra historia es que ninguna idea realmente brillante ha surgido de otro sitio que no sea Santpedor. Todo lo demás nos llegó de fuera. Y nosotros supimos aprovechar esa generación, que Fuentealvilla fue capital de lo que fuimos. Ahora mismo se agotó todo. Todo murió. Ya no queda nada, ni falta hace. No le carguemos más las pelotas a Messi. Si se va se va. Estamos felices. Si lo hacemos feliz, por cómo dibujamos el proyecto de nuestro club más allá de ser tan sólo más que un club. Hay que ir más lejos. Eso nos lo enseño el club mismo. Y el propio lema puede servir para ir más allá. Pero sería más molón cargárnoslo. Porque así lo establece el plan de campaña. Es parte del guión. Para darle un toque subversivo a la surrealidad e un no candidato. Un farsante sin carnet. O bueno… carnet caducado. La pertenencia pretérita al club no vale nada. Res. Niente.

Va fan culo.

Peor fue debatir solo en la cornisa.

Ya de caída el viaje se disfruta más. La efímera existencia se nos va. Y nosotros nos sentíamos infinitos. Y no era así. Nada es permanente. Vamos al polvo de una vez. Que nos vamos a transformar. No voy a pedirte que me votes. Tan sólo que me sigas a tomar por culo. Porque la liberación nos orienta al devenir de inmediato de la gracia a nuestra disposición: aquí-ahora.

Soy un tipo cualquiera

Quizás no es la mejor frase con la que presentar tu candidatura. A nada. A nadie. Pero quizás la honestidad de sabernos más bien poca cosa sea la manera correcta de conectar con las personas que continuamente creemos poco de nosotros mismos. Somos la mano que serrucha nuestro suelo.

Esa es una imagen y una metáfora a la vez. Podría ser expresada como un pieza audiovisual. Y tentada con los sonidos más transdeotrapartealaquenuncahemosestadoanteshastahoy. Pero en plan hashtag. Otro desatino del candidato. Pero el equipo trabaja con lo que el tipo que asume el riesgo máximo: la exposición pública total. ¿A cambio de qué? Tengo un plan.

En dos párrafos puede venderme, al menos, al Tico Commons.

Con su apoyo me basta.

Yastas.

Órale.

Vente.

Mix of colors vs black/white show.

African Américans feel like they’ve outlived a nightmare, went, or rather taken to what the white Lords call América, and now we do too. We are slaveowners of our brothers. How do you feel.

The black struggle is our brown struggle. Only we have other compulsory history to learn from our master’s perspectives. We’ve read the manuals. We aknowledge our history as a whole, as you white should too. With all intensities. If you you hadn’t reckoned we are all being tested. This story is bigger than the dreams of them men on the Bible. Think, New América, in your libra balance of your religion belief as ruling axis vs the citizenship my great estate allows me to signify by giving me rights and responsibilities. The rest is up to you. To live. The live you are capable of. Stop trying to judge other people. Trouble for he complement of your deficiencies. Shit up and read the text. A director Harvey Weistein would like to hired to try to «score» with the actresses in HIS FILM Hetereopatriarchy absis.

ABCIIS

Eybicis.

ABCs.

Américans need nine explanations. New américans una.

Imagine those dickheads who never learn TICATALÁN.

There is literature in futbolart; especially in mine.

I heard there was a job oppening.

This is my candidacy to cope the attention of 999999 free souls searching for significance today: in dahouse.

INDAHOUSECLB

Now here’s a brand.

I make it happen in any of the nine markets. They bore me the same. So I got myself my own device. My own narrative. And forgive my style, as I am free. And aware of everything, of everyone. You will not have as a fool. Forgive me again if my voice is spiking un the trail that ascends me into my holy mountain: Carmelo. I am just another profet. Please don’t take me seriously.

A false excuse is always helpful to have acquired. If your brain doesn’t allow you to disguise your priviledge and the simplicity of the succes story that you pretend to the representative of: capitalism’s succes cases. A show that airs every Tuesday. To show some respect for the major days of the week: already populated with the big marketing procurers of the market. We feel a beat from that path. Respect.

I am not angry at anybody.

I am sorry to insist on the fact: I’m free.

Negro community could split up in two: ofended or chilled.

A!B Golman tests.

Actuarialart > Mathmatics

I invented I was good at one of those.

I made up an alternative reality.

To cheat the test.

To be painfully falling into my own trap.

To describe my peregrinatge to mountain where they would still crucify me.

Execution of a NEW jisus story. I met The jisus. We used to play together. Futbolart.

I made that shit up. All of it. Incomplete pieces of information in stacatto motion to test as composition of some sort of music. The form is king. It’s where it can be significated, therefor holy. A blessing story of a renewed collective happening: a miracle. Statistically proven. As if we are allowed to walk into the room of a NEW game.

The New Model. It’s also in format of a book. You’ll learn to crisp up the crystal roof already. Paternity leaves and all those fight white new spanish candidates present as in current election for the 99 president de la Generalitat. La circunstancialitat del vostre partit me la porta bastant fluja. No disrespect. Des del carinyo. I l’apreci per la nostra llengua comuna: el ticatalà.

Perdoneu si no hi era al debat públic. M’he trovat fent els 40 dies de Jesús en 9 anys despenjat del sistema. I només em va quedar l’opció de tornar. Perque ja havia mort espiritualment. M’havia buidat. Quelcom que no es pot explicar, si més no potser podriem fer servir un Guardiolisme d’aquests quant cita a En Johan.

Johan>Pep

Això és lo primer que un candiat de Barça ha d’explicar per saber si li deixem que sigui ell, el seu pla, el que considerem tots plegats mes adients. Enteneu d’aquest exercisi com un performance d’un, segons ell sempre, futbolartista que fa la barretja, dit així en valencià, i llençar a l’aire el repte més sobrescalfat a l’historia d’una campanya: Qualsevol.

Qualsevol Elizondo, servidor.

Mi padre contestaba así el teléfono: Olman Elizondo, servidor.

Su voz se impregnaba de fuerza que había establecido con la práctica de quién practica la elegancia. Por haberse aprendido bien. En el lecho de un pueblo tan hermoso como San Juan de Naranjo: 9 veces Santiago de Compostela. Y si te sentís ofendidito… y/o ofendidita… cómeme los huevos, Maldini!

L’estil de l’insult del nou president és indispensable. Qué és lo que diu el president quant se caga en sa puta mare. Imagineu al Laporta al límit. Jo ja ho tinc. Voste?

Jo he parlat amb soci del Barça de manera activa. Com un socioleg que ha arrivat al Liceu i ha de fer veure que entenc perfectament tots el moviments que es projecten sobre un niu de somnis de nenes i nens. Això que hi ha al Camp Nou. I les que ens han de venir al 9. I jo sóc el nou. Al camp, primer. Com a opció ofensiva real. No reial. Un nou elegit pel poble en les eleccions més lliures de tota l’histora d’un dels mons mundials dins d’un estat de la natura dels nou que hi haviam d’omplir. Pero… això vindrà al examen?

Sóm humans. Hello.

Bueno… alguns més que altres.

Pero sóm bons quant tenim una mateixa liturgia de comunió universal. Un entreteniment. Un cap d’any. Ja sabem el que fem. El que feu. Ens hem vist a ses cases nostres. Des d’on teletraballem amb el mateix esprit amb el que cadascun s’aguantava el camí cap a la feina al 2001, el primer any que em vaig pujar al mame del esdevenir quelcom esser imperfecte i viu que en sap escoltar al boig estranger que ens ve a parlar amb un altres dimensió. En Maradona va venir i va haver de marxar. Quelcom cosa és culpa nostra. Com si s’emprenya en Messi. Cuñao, qué más da si Messi gana 99 millones más o menos. No es tu boleto ganador de la lotería. El del sueño cumplido de Messi juega en la órbita de lo irreal. Lo que sigue evolucionando en el juego de llegar más alto. Por la cosa en sí de acumular posiciones de dinero que ni él ni nosotros vemos. No existe. El puede hacer más movimientos que vos. Comprar más cosas. Actuar en el crecimiento de su asset managment. La gestión del real life data. A tu favor. Como entidad de negocio. Como si nos tuvieran que capacitar a todos para ser todos los elementos estratégicos de nuestra propia pequeña operación a divulgación cultural de un tiempo nuevo: NEW.

El modelo NEW es mi creación más preciada. Es una perspectiva de sociedad que más que una sociedad, secreta o abierta. Esta, la nuestra: me la pela.

Así tenés que presentarte hoy en este puto escenario de subnormalidad instalada en las canciones que escuchamos para darnos palmaditas en la espalda de porqué lo estamos petando en la escuelita de la vida, mientras mantenemos las buenas costumbres de quién sostiene el trabajo fijo. Y el reto de recuperarlo cuando lo has perdido. Lo que en su día era la vida de quién profesionalmente podía ser un comprador activo de un producto de seguros que genere la suficiente solvencia para mitigar todos los riesgos que pueda cubrir con un seguro. La vida necesita que la gente sienta que sobrevivirá unas circunstancia dura de subsistencia. Y cuando el sistema haya dejado de funcionar, como parece ser que se ha visto titubear, aún y cuando creció en esos 99 ritmos distintos en los últimos 9 años que ya no vale la pena hablar de nada de lo que acontenció antes. A la verga. Tomemos los últimos nueve años como lo que podemos acoplar dentro del rango de explicación temporal de cuándo cambió todo por completo. El capgirament del sistema que sueñan los compañero de la CUP que suceda en nuestras montañas, valles, ríos, playas, bosques, humedales, estaciones, transportes, aeropuertos, estadios, casales, parques, plazas, campos, canchas, terrazas, chiringuitos, garitos, bares, cocktail lounges, discos, swimming poo, hotels, court, street, passeig, rambla, castell, bateries, piràmides, miradors, edificis, àtics, rooftops, al gat.

Me petaron el culo con los bigotes del gato de Botero. Fue el más rudo del barrio cuando tenía tan sólo nueve años y ya jugaba en la mejenga oficial de cada tarde en la Rambla del Raval. Los ticatalanes habían desarrollado una serie de competiciones amateur que se quedaron con el juego en este otro nivel superior: el barrio. La ciudad reconvertida desde la experiencia local de los vecinos de los 9 distritos de su elección. Dos distritos quedan fuera. Al azar. Cada vez. Hasta el próximo cambio de paradigma.

Una sociedad de paradigmas cambiantes. Esa es la clave del nuevo modelo. Es por ello que utilizo la metáfora hasta gastarla y diluirse en el entender de nuestro vibrar colectivo condensado en la pronunciación de una palabracación: ALLS. Los cánticos de ALLS grabado en todas las tonalidades de nuestra maqueta de voces en todo el ordenamiento cantográfico de nuestro tiempo reconstituido. Vámonos ya de este pinche desmadre. Dejen todo tirado. Síganme los buenos.

En principio tienen la apariencia de la fiabilidad. Son de una familia de las nuestras. Una familia con decoro y sofisticación. La herencia del nombre familiar. Por lo que quiera que haya hecho mi padre, mi madre, alguna de mis hermanas, primos, tíos, amigos, allegados, conocidos, seguidores, desconocidos, némesis, indiferentes, indecisos si odiarme o amarme, los seguidores más acérrimos de los pasajes más obtusos del latir católico contemporáneo expuesto así a gritar con todas sus fuerzas los valores que Cristo habría querido que esparciérais por las redes sociales, con las que Jesús estaba completamente enviciado. Como vos.

Jesús, en su parte humana, tiene la obligación de caer lo bajo que caemos todos. ¿O qué Jesús? Nos vas a venir con gilipolleses. Venga hombre. Venga. Que estás en la puta eternidad. Que eres Dios a la Derecha de Papá. Tío, qué más quieres. Se feliz, coño. Todos sufrimos un poco. Cuando pensamos en nuestra mortalidad. En dejar lo que tenemos acá. La familia. Lo que somos. Lo que perciben las marcas para intentar vendernos la utilidad de su producto estrella, el número uno en la lista del presupuesto de marketing que se decidía en colectividad 6.

El mecanimos para evaluar los outputs de la creación colectiva de determinado consorcio de 9 personas.

El ejercicio de mejorar un colectivo.

Lo que la vibra aporta al ambiente impecable de los resultados extraordiarios de un equipo que entrena el cuerpo y la mente para ganar divirtiéndonos en la creación y sublevación contra la defensa del rival. La competición de un deporte es siempre encuadrada en una especie de cara a cara de cantina, en el que se juega al poker abierto y se va apostar lo que cada ronda de de sí para seguir hasta el final. Puro azar programático. Pero si lo quieres experimentar está ahí. Aquí. Entra a ese estado. Hazlo ahora. Tan sólo para tí.

El consell que vull donar a l’afició és que si sóm més que un club fem que qui guany lo construim entre nosaltres. I sí, posem a aquests. Els que s’ho guanying. La directiva coral autoorganitzada. Un especie d’apropiació del model d’autogovern d’aquesta societat nova amb la seva marca més competitiva. Això és lo que representa el club col·lectivament i aquest enfocament queda juny de traduir-se en un impacte integral dins el contexte social que estem patint/vivint totes i tos plegats. I ho hem de dir, un cop més, en una asamble. I que quedi dit el que el que he volgut dir i no el que he dit, que ja se sap que és el vei el que creu que l’alcalde escoll i no pas el veí que fa d’alcalde manant més perque aqui el més tonto fa avions.

Collons.

Cony.

Ticataluña és la suma de dos cultures a les antípodes.

No patiu, ens trobarem totes.

Tots tindrem la representació en la que més ens veiem.

I haurem de cridar fort.

I haurem de parlar amb el mon.

I haurem d’aixecar el cap, demanar perdó, i actuar activament en la noció de la transformació de la nostra sociedad en el seu nivell més global, fins i tot petant tots els escenaris de cataclisme que sóm capaçoss d’asumir. La nostra resilencia en el moment més tecnologic de la nostra historia, amb el repte compartir de capgirar el model deixan’t el passat a banda. Començant de cop. De nou. Amb un agent de canvi diferent. Vingut de fora. Encara nou: nouvingut etern. I revolucionari de bon tros, de foto original del Che Guevara que el meu pare em va portar de Cuba en un viatge que va fer. El meu pare va viatjar per tot el mon. I arreu tenia amics. El mon del meu pare m’obre tots el mons en els que hi puc participar. En el que puc cocrear. Aquesta és la meva intenció. Si anem a representar les eines d’un club que compta amb la marca més potent del món, una mena de startup que reverteix els resultats dels nostros profesionals amb el taratná de qui sóm com a poble, encara que ara, ja transformats, disposats a fer un salt que ho trenca tot. Fins i tot el nostre club. Fins i tot el nostre nom que sap tothom. Seriem capaços de renunciar a una part emblemàtica del club si això supossés el nostre fí de la historia de lo que buscavem com a model impolut de societat més enllà que un club. Quelcom. Fins i tot el honorable germà: Acció Esportiva d’Horta.

Als catalans els hi agradem més els mexicans que sobreexpliquen les coses. Fan pais explicant la cultura amb comentaris sense substancia de gent sense substancia del meu petit pais. I em sento lluny d’aquesta gent. La cultura dels que no ens agraden mai. Aquella gent amb la que no entrem. Els nostres prejudicis em mantenen a dintre de la historia o em trastoca brutalment comparat amb lo que m’havien ensenyat les monjes/els pastors de les escoles conservadores religioses de la nostra capital. Nou models d’ensenyança religiosa. Anem a coneixer les nou congregacions catoliques amb la comunitat més proactiva a la creació del bé comú en temps de transformació, salut i cura mutua. De totes i tots. En un moment de transició a un mon NEW.

Benvinguts.

Si us plau, veniu veniu a l’era GOLman.

Això fa només que començar. He pensat: comença l’any fort. Ves-hi a pel gol.

El meu cap pensa així. Aquest és el meu oferiment de servei public en alló que reconec, humilment, que més puc aportar a la modulació del futbolart que decidim entre totes i tots que represente veritablement quelcom més que quelcom esser més que un club. La pretensió vainilla del FCBarcelona com a representació social de lo que és aquest país, i a l’hora, es NEW mon. Es nostre mon NEW.

99 referencies a NEW.

Links.

Informació que representa una metarealitat. Això ho va canviar tot. La gent no ho sap veure. No del tot. No des de casa seva. Això és part del lloc. L’hem de jugar bé. Ara bé, fem-ho express. Fem-ho avui. Qui ha vist soul? Si avui vas a per totes, aquesta via s’obre fins al 9 d’aquest primer més de l’any per resignificar la narrativa colectiva reconstituida en un brot d’esperança basat en la intervenció de la Verge del Pilar. Un miracle mes. En el nom del pare, del fill, de l’esprit sant i del nou, Golman, enviat just ara a presentar-se a les eleccions al seu cap a un nou procomú: Ticataluña.

El llibre sagrat parla, extensament, de l’experincia emergent del Tico Commons com a moviment en un viatge circular en el temps. No cal que decideixis de quina banda vols començar. L’activació està feta des d’un primer moment en tots dos pols. L’estatus quo sobreviu orgulloç i obstinat. A l’altra banda s’obre un espai d’ordenació en un pol que fuig de l’actualitat que tenim just ara. Marxem cap al limit de les nostres posibilitats. Per anar a buscar l’emergència a la frontera del nostre highest reach. Way up there things look diferent. And the person there embodies the experience of dancing in the dance floor to the beats of a dj who’s soul has been spilled through the air. A forest rave. Com a Llinars.

Hay de fiestas a fiestas. El mundo de las fiestas. El mundo del baile. El mundo del underground. El mundo de los productores. El mundo del entretenimiento. El mundo de la cocaina a diario. El mundo de la noche. El mundo del abismo. El mundo trastocado por la cotidianidad de la sobredosis. Los vicios de los ricos, las clases medias, los pobres y los lumpen. Cuatro niveles de cómo nos drogramos para seguir. Indendientemente de nuestro balance social al volver a casa. Nuestro compromiso social. El ser buena persona que me permite apuntar con mi dedo a los pecadores que promueven el regreso de Satán según las cabezas obstinadas con proteger a las mujeres con una legislación moderna al margen del control político de la poderosa iglesia latinoaméricana en cada una de sus Diócesis, sin importar el cardenal que corona la institució y su progreso como un entramado de un mismo movimiento en manos de nuestros amables hombres buenos, castos y obedientes sufridores de un voto de pobreza, con el júbilo con el que la madre Teresa de Calcutta desvelaba sus mecanismos de violencia para no dejar a las monjitas en la representación de nuestra culpa, nuestra culpa, nuestra gran culpa. La expiación de los católicos. Señores, señoras, déjense ustedes de tanta hostia, tanta hostia. Ustedes lo que tienen que hacer es como los españoles, coño, abrir los ojos. Y ver las cosas como son. Y darse cuenta de la evidencia. Lo que se ha demostrado. Lo que dicen las mujeres. ¿Usted las ha oido? ¿Y a los niños? ¿En su día? ¿Quién más encondió aquello que paso?

Aquello que pasó. Revictimizar a la víctima. Pa que no le falte. La práctica sistemática de los machistas.

El gesto colectivo a pulir. El machismo de nuestra sociedad requeire una reconstrucción de un sustituto suficiente de la moral. Creo, a mi entender, que el futbolarte ya es dicho asunto. Primero porque no es religión, pero casi. Congrega al colectivo. Como antaño la iglesia. El lugar de reunión es importante. Y nuestro quehacer del pueblo se reconfigura en ese espacio. En esa vida. En ese modelo propio de la colonía al que llamaron Nueva España. Se pasa por encima de las virtudes de la Nueva España cuando se cae en la parcial representación de nuestro espíritu de víctima dolida, finalmente abriendo los ojos de los abusos y de la mentira reconstruida en relato de libro de historia, de lo que pasó según nuestra manera más eficiente de colorear la realidad ligeramente a nuestro favor. Siempre habiendo de odiar a alguien. En la crónica del patriotismo que toma los relatos de guerra como el tratamiento actual de nuestro ser-social. La sociedad en sí, más que el individuo-colectivo. Que también. Ser uno. El ser. En sociedad. Toda. Una. Finalmente Grande y una tiene lugar un sentido democrático y no xenofobo y racista, como la organización política en dictadura de uno casi primo hermano de Jesús, poseedor de una cobertura especial ante el Dios Padre Sol, una especie de sombrilla de playa de Lido.

Lo que hay que hacer hay que hacerlo ya. Demos esto por iniciado. Sea este un primer lienzo. Y los multiversos que nos permitamos reconfigurar en el juego nuevo: NEW. y abrimos el melón. Nos consitituimos gobierno. Empleamos el tránsito hacia las antípodas de este inútil y podrido Estatus Quo. ¡A tomar por culo!

Yo elijo.

Todo está en el plano

El ser estar.

Ya todo se sabe.

Alguien ya lo dijo.

Alguien lo ha pensado.

Alguien lo he pensado.

Todo es un juego de palabra.

  1. Tenerla.
  2. Hacerla valer.
  3. Colectivizarte.
  4. Dilo.
  5. Hazlo.
  6. Toma tu tiempo.
  7. Ataque todos a la búsqueda de lo sublime: el gol.
  8. Performear en el procomún ya liberado. El año que fue. Con todo eso. Ya sabes. Si lo dices pierdes. Hay que dejar ir. Como el monigote azul con gafas ante el recorrido de la escalera eléctrica que te conduce sobre un fondo negro que llena el resto del espacio justo antes de disolvernos en el todo: el gran beyond del que nos habla Soul. Ya se tocaron todos los temas. Es es valor de cómo lo cuentas. Cuál es tu pedo. Por qué coño vamos a leerte, chaval. ¿De dónde eres? ¿Apellido? ¿Pecados capitales ultrajados con tu sucio ser a las afueras de las reglas y valores que obedeces de la moral a la que te consideras adscrito sobre aquellas cosas a las que todavía no das una interpretación propia? O no lo has pensado. Puede ser. No lo pienses. No empieces ahora. Y menos conmigo. Cual deidad pulcra con reparo de su omnipoder. El que fuere. Los dioses te dan poderes. La parábola de la sellia de mostaza. Una canción española que diga espigas con ese acento de cantautor entre árboles mediterraneos antes de un baño invernal. El día de cada año: baño. Era uno de esos locos. Como si uno, loco, pudiera ser/estar en el presente. En el que nos inhibiden/vimos con sus reglas, su plan, nuestro rol en su esquema, y el nuestro, el adulto, ante el despertar de tener que opinar respecto al devenir de nuestra especie como fallido intento de convivencia eterna, a todo momento, y para todo Dios.
  9. Todo Dios. No longer uno. More came. I was just one of the them; the futbolartist. Welcome to the ride of GOLMAN. I’m your host, Golman.

THE END


Fin del primer acto. El autor debe hacer visible su posibilidad de cambiar de persona. Y ser otro. E inventarle un teatrillo a nuestro alter ego, o cualquiera de sus compinches. Sus socios estratégicos en el juego final. Este.

Ese juego ya existe. Ya estamos en ello. Es apreciarlo. Y ser sublimes. Estando. Ya habiendo llegado. Considerar en poner el estado universal alcanzable del binestar colectivo adisionable para todo ser libre que salta a la espiral de la creación, como último camino ante la repugnancia de los valuartes torcidos de los renglones dilapidados de Dios Padre, que no su hijo Jesús, en la última de la conspiraciones sadomasónicas que llegó a la península el día uno del año más dificil de nuestras vidas: 2021.

Fin del segundo acto.

La expectativa se centra como un centro se tira a la olla: ave maría.

El que juega al futbolarte, primero: leé.

Ehh… ¿se entiende? ¿Me escuchas?

El profesor se puso un poco alterado, ma.

¿Cómo crees?

¿Qué pasó?

No, nada.

¿Cuéntame?

No, ma… nada.

Tú misma.

Te lo contaría, de veras.

Tú sabes que me puedes contar lo que quieras de lo que te cruce por la cabeza. Yo también he tenido tu edad. Y conozco dos o tres truquis que algún día te serán útiles. Así que escucha un poco más, que ahí te van las nueve mejores historias prácticas para una libertad más plena que cualquier circunstancialidad de nuestro porvenir urbano con los maltrechos impostores que nos representan en la política contemporénea en cada latitud de nuestra Gaia. Mae, respete a Gaia, verdá. Usted comprende eso como tico por sus nueve vías para interpretar la existencia más allá de lo que nos aporta la religión, el modelo de seguridad social universal, nuestro sistema electoral, nuestras escuelitas públicas en estos puntos en el mapita que le presentamos como representación del pequeño Wakanda que tenemos acá establecido, un poco ocultos y un tanto cautos, tan sólo humildes, lábregios, sencillos, creyentes de un Dios último por encima de los nueve que nos explicaron en las tres lecciones sobre la elección religiosa estigmatizada tras entender de dónde viene el origen heredado familiar de nuestra existencialidad relatada en nuestra costumbre ancestral reproducida desde que tenemos uso de consciencia de clase más allá de la plata de mis tatas: ma y pa. Mamá y papá. Abuelo y Abuela. Y sus peleas de transgresión de la norma social de quién se planta ante la amada y le explica las alternativas de que su futuro, utópico y distópico a la vez, se vea suspirado por el ímpetu de una voluntad de fundirse con la creación de un futuro juntas. Dos seres. Dos personas. Dos vías: el amor, o la amistad. Alternativas sensibles. Dualidad de elección obligada si se quiere seguir perteneciendo a la red social a la que te inscribirte, sin darte cuenta, tras el proceso de inscripción de una estúpida APP que llega por las nueve vías comunes de entrada de cosas exitantes que que compré en el marketplace de redes sociales que intentan que salgamos todos juntas de esta. Esta vez sí. Como partido político con un plan. Como candidatos a liderar un club de pijos detrás de la manera de entender el futbolarte. En dos fases de elección popular en una consulta ciudadana legal. Preguntarle al pueblo qué quiere. Y la votación llevarse a cabo. Como un modelo alternativo de elecciones que se patenta a tiempo antes de que un pirata, encima parte del sistema, te fagocita la idea y la implanta con su nombre y su firma de la alta sociedad de las tecnologías, los millones y las sarandongas de los muchachitos y muchachitas de las buenas y los buenas familias de los apellidos más ilustres de las últimas nueve generaciones que nos preceden en nuestro humilde árbol genealógico en funcionamiento con la actualización de la última circunstancialidad pública que implicitamente compartimos, vos al leerlo, y yo al escribirlo.

La magia de la lectura de las palabras de otros.

El juego de la elección de las palabras.

Te lo descargas para jugar en su dispositivo conmemorativo estrenado cada nueve días durante el resto de la eternidad.

Servicios eternalizables.

Concepto de vuelo alto.

Las pretensiones políticas del surrealismo retrotrivializado con la gallina atómica más transfigurable a gallo poeta heteropatriarcal y salvador. San Salvador.

Como San Salvador de Golman.

El fichaje del 99 puro: el futbolartista.

La salida de esta revolución pasa por escribirse y circunscribirse dentro de un fenómeno que sucede en Internet sin saberse muy bien por qué. La trivialidad de la actualidad y nuestra fijacción por ver todos la misma mandanga impropia de especies pensantes con el desarrollo evolutivo lo suficientemente fuerte como para dejar ir por las cañerías de la historia todos los elementos que nos anclan en el pasado presente en la mierda que flota en nuestras tuberías al acecho de que debamos protergernos biológicamente del agente biológico de nuestra muerte. Una muerte por una enfermedad vírica mortal, a no ser que nos protejamos de la manera más correcta. Estamos viendo cuánto nos cuesta atender la saturación máxima de lo que la pandemia nos pega mientras esperamos la vacuna que nos inmunice como rebaño. Es obvio que todos somos corderitos. Algunos preferirán sentirse ovejas. Otras abejas. Algunas cerdas. Y obvio, cerdos. No os íbamos a dejar fuera de esta cuestión. Justo esta. No os libráis tan fácil, golfos. Golfos de México. La primera novela de Armando Gallo Pacheco, el alter ego que Golman se había inventado años antes en esos nueve capítulos de la primera temporada de la historia más completa de todos los tiempos multiversales.

Pum.

Multiversalidad.

De la nada y flás.

Y ahí estás: multiversos ejemplares.

Obvidedades unamunianas.

Haber sido facha, rojo, venezolano, separatista, titiritero, funcionario, neoliberal, anarquista y futbolartista, a la vez, tan sólo una persona en todos los mundos mundiales de los estados de la naturaleza descritos en los primeros nueve capítulos de la serie que puedo disfrutar aquí mismo en un link en el que de pronto me planto ante una producción audivisual casera de un tipo que dice ser un futbolarista. Todo lo demás era normal: si eres español en tiempos de la pandemia sabes que las historias sublimes, tanto en los libros, como en las pistas de baile, como en el futbolarte, son aquellas cuyo son se baila con el espíritu y la fe iluminada por Dios Nuestro Señor Jesucristo que vive en el tatuaje de Messi, justo al lado de la elección de revoucionaria que el Che Guevara, en el biceps de Diego, ahí, eterno, como la marca de lo que defendiste ante lo que viviste como la opresión particular que se lleva el que viene de barrio pobre por ser quién sos, y entender que en el campo se jugaba sobre otros aires que alentaban el espíritu combatiente de nuestro ataque. Y la sublimación de las mentes y la pelotas en la ensoñación de los equipos construidos por genios de la visualización de la intención sagrada de los zurdos, y la humilde puntería de los derechos. Si vos querés que te recate la España Grande y una, permitime dejar pasar ese trasatlántico, a mí háblame de calaveras, y quién coño iba en cada una. ¿Quién es su familia? ¿A dónde han ido a parar? ¿Habrá que volver a New América? Era más fácil que seguir siendo español.

Que no se ofenda nadie por lo que mis palabras puedan decir. Podría ser el caso que las escribiere para que justo usted la entendiere y se diere así cuenta de la existencia de las paradojas autoreferenciables que lo transportaba a usted a las lecturas psicotrópicas de las mentes alteradas arrebosadas con el elixir de la transfiguración de los pensamientos sagrados de un pacheco común. Las historias que ahí se dan vida sustituyen con creces las vidas que vemos reflejadas en cualquier de las historias que nos entran por Netflix, Amazon, HBO, GOLman, iRaise, ticocommons, ticataluña, NewBarcino o Youtube.

It’s marketing. Or personal branding. Or suckmydickyland.

You (I really mean I everytime you read you. And I can keep you there all I want because I ain’t you, dick. So suck it) read this and get offended.

You decide I’d be cancelled.

You may not be.

And you are left our of the game.

You ain’t under our opperation.

Find yourself another pirate carabela.

PIRATECARABELA: that’s your social network.

A ship that will take you on a ride to the nurturing of impossiong models on the social colonized. The colonizer manual for schools in the NEW system. A fiction novel. Written by the NEW students.

Every NEW student who enters the ALLS school system must come in with a narrative already. It deals with the active role in the collective revolution taking place. Reshaping the context of public policy making into the constest of a new month, day one, day two, day three, day cuatro, day cinc, day sis, day set, day vuit, day nou.

Avui és un dia nou.

No quelcom dia és un dia nou. Aquest dies són especials. Cony, m’ho he imaginat jo. Vull dir, si tu anomenes un dia i li posses més pa que formatge a les activitats programades per a que la gent s’ho passes allo més bé. Allo més enllà. Un lloc l’údic al que no hem anat mai. I de cop tot plegat ens transportem a un ritme lent d’autor d’aquest que et fa connectar-nos entre totes i tots, tots plegats, vull dir, que dius: ALLS.

La paruala final. Paraules finalistes. Un llibre explicatiu d’una ficción que inclu una serie de nou llibres que surten al planos d’una pelicula que no té res a veure amb lo que de veritat s’explica en la trama de la película contra la que s’exposa un altre societat. Aquestes dues visions contraposades representen un estat complert de nemesis socials amb la culpa compartida. Un mon nou emergeix. Texte per a que entris a veure la serie. Que está aqui darrera. I la gent entra a veure la película d’un d’aquests directors que ho fan tot. Pero conque no poden, només fan que escriure. I no fan les pelicules que diu que ha fet. I surt a camara dient que és un cert tipus d’artista nou diferent, i que no és només un altre artista conceptual qualsevol, sino un que s’ha inventat, i presenta, al primer dia de sortir al mon nou, amb el sistema resol, i actualment viu, del qual, a més, us donc pas. I entra la producció d’un show meu. Qualsevol.

  1. Golman. El nou del poble nou.
  2. Profeta Golman.
  3. Símbolos prestados.
  4. Mito.
  5. Rito.
  6. Gloria: ALLS.
  7. Nou vehicles.
  8. Estats de la natura.
  9. Futbolart

El candidat a la presidencia de la Generalitat per primer cop amb un ticatalà mol exairit que diu que li ha costat molt i molt esser espanyol, i fins i tot, europeu, pero ara que ho era, trovaria molt estrany no ser-ho de cop. O morir. Doncs tot això ja l’he viscut. Visc a New Barcino. Capital d’aquest mon 9 : NEW.

NW

That’s the branding epic story. Those two letters there. That’s where we give New York up the tigh ass of Rudolph, until it’s red. Or black. Fake.

Real.

Real surreal.

Real-surreal.

This shit is about to explode.

It’s the everlasting fear of being nuked out.

So, what will it be?

You are in that chair.

On the holding the weapon at you side is a complex apparatus of warfare that’s reprented 88% of the time by a man, and 12% of women. Let’s talk equality, monkeys.

I’m just teasing. A group of 9 nazis are holding the cross that the biggest dick in the flock who you love to hate in the real life quarrel taking place during the office hours, when we are what we are in the narrative that represents wether you were a slave owner or a slave yourself. It ain’t you. Damn right it ain’t you. But you ain’t there like I am. Right now. Somehow you don’t feel the pain. You accept not to see it. It’s personal containment of what I accept to see. And what I don’t. So people ask you nowadays: did you not see that which happens then and there, and you are like wow, how do I tell this dude without offending? I am so in the antipodes of your particular way of looking at this from this or that perspective. An open concept to take home and sleep on it. For nine consecutive nights. And we see in a week. We meet again. In a zoom meeting of a global deal. A thing that could be a thing. A personal thing. Or a business thing. A business model. Yeah. That was it. It was a complete story of one that has risked all the social bonds that carried in his bag. And landed on the Death Sea… and floated. It was the salt. I was a salt guy. So I entered the vodka society with the chastity of a prince from social status of futbolartist in that antikingdom: NEWKIE.

NEWKIE is a webseries. It’s Golman’s story as how he landed a futbolartist gig with the social team he visited in each of the series of this documentary that broke all the schemes and the narratives in the social scene back in 2020.

It’s Golman’s tribute to Dostoiesvki what intrigued may scholary russian souls. Those 999999 readers was the talk of the bookfair that year in Frankfort.

Toda leyenda comienza a relatar una mentira.

Buscar y buscar imágenes. Lo que nos dio JLo.

Algo latino que acapara la gloria perpetua: ALLS.

ALLS es la luz de JLo. Just Jenny, from the Bronx. Just Rosalia.

ALLS es un concepto universalizado. Es una palabra de llegada. O una palabra-fin. O palabra religionizable. ALLS como sustituto de amén. Mi cátedra en la escuela de negocios de una de las congregaciones que me contrató en el paquete de 9 congregaciones que cerré con Fran.

Acá vos metés un acento argentino con un interprete de chanta que vos entendés cómo los dejas a los pibes, y déjate de pelotudos, vos llegás a penetrar la epidermis de la mujer argentina desde el más profundo de los respetos y la gratitud por el proceso de cocreación del diálogo alrededor de una ley que proteja a la mujer, y con ello, ponerte frente a una iglesia, con un líder de tu país, que se encarama en la situación que las mujeres de su Belén se levanta en pie de guerra para exigir lo que nuestros gobiernos le deben a las mujeres que hasta ahora han sido violadas, agredidas y manoseadas de maneras explícitas y subterráneas que muchos hombres de bien de nuestras representaciones más altas de la sociedad, no sólo cayendo en pecado sino afiliándose en su acción con la más perversa de las figuras mitológicas en las que un pueblo libre reconfirmado en la reconstitución de las reglas de su fe, hasta ahora ciega, y ahora, con un contexto de conversación entre culturas con las otredades que desde la histórica perspectiva de la curia conservadura, el otro nos supone un elemento de competencia, si nos regimos por la aportación capitalista al neoliberalismo del cuál formamos parte como estado, con la representación fantástica de nuestros hombres elegidos, pasados por los sagrados filtros de nuestras escuelas religiosas con nuestro cuerpo de valores, nuestra formación integral, nuestro tiempo para orar, nuestro mercado internacional, nuestro enfoque en mejorar la sociedad en la que vivimos y que tan buenas familias nos dan para recalcar el caracter universal de nuestra religión, que está en nuestra vida, y en nuestra comunidad, más allá de lo que otros puedan aportar, y que nosotros respetamos desde nuestra convicción en que nuestra manera está por encima de las demás, en los determinado dogmas que me invitan a tener tan sólo esta perspectiva y crea firmentemente en ella, en forma de argumentos que me dan junto al misal, en una APP en la que también, sin que los papás se den cuenta, matas zombies y comunistas. Las armas y los objetos de tortura que ofrece cada perfil de inquisidor están basados, en diseño y narrativa para el marco de realismo documentado de una investigación sobre fuentes primarias de las prácticas y manuales, textos propios, textos críticos históricos, textos ficcionados de literatos despiertos y vivos a meter el dedo en la llaga ajena, cual romano al pie de la cruz con lanza en la mano. Es que chico, ¿si sabes cómo me pongo para qué me invitan?

Camino a la excomunión. Un cursillo práctico en el que en un power point super clarificador y un link para realizar el trámite online, se simplifica de una vez por todas el trámite para darse de baja de la religión católica. Apostatar.

Esta es la historia de cómo Golman afrontó ese proceso. La voz de la narradora sale de la cabeza de Golman con una actitud de argentina feminista el día en el que se confirmó que nuestro esfuerzo colectivo se convirtió en ley. Voy a preguntarle a nueve mujeres argentinas que conozco. Y que estuvieron detrás del debate que socialmente confrontó a sus mujeres con el heteropatriarcado clásico de toda sociedad lationamericana. Le molestaba a veces hablar de más. Escribir de más. Lanzarse hacia un sitio que narrativamente no fuera a tener mayor significancia. Simplemente perdernos. Una vez más. Extravíar el orden. Por disimular los aires de lo que por debajo se cuela en medio de un discurso social plegado de trampas para colgarme en un juicio rápido hacia la lapidación pública que como pueblo heredero de la Sagrada Inquisición, todavía hoy tenemos visiones retrospectivas sobre lo buenos que fueron esos años para los que adorábamos la concepción más pura de nuestra moral infatigable. Esos cuerpos libres son una amenaza. Habrá que poner coto a tanto rojo culturetas. La afiliación católica, apostólica y romana tiene estrás tres cabezas como elemento fundacional de su necesidad de complejidad añadida al discurso alegórico de un hijo de Dios optó por hacer ver que no escribía sus sermones, sino que los improvisaba, en un directo dictado directamente por el Espíritu Santo. ¿Qué tan libre es el Espíritu Santo para dictar lo que Él, como tercer Dios, sugiera?

Eso sólo lo puede contestar el Espíritu Santo, pero por suerte aquí lo tenemos.

Espíritu, ¿cómo le sienta a usted esta situación? ¿Se ve con entidad para contestar por sí mismo, o utiliza el comodín "Qué conteste mi tata"?

El Espíritu Santo se sintió ofendido con la pregunta. Se sentía un poco humillado por ser llamado el tercero. Por ser siempre el último. La aparente igualdad no tiene valor alguno. No es más que un fantasma. No es lo mismo espíritu que fantasma. Ni Marley que un Marley. El Espíritu cuando dijo Diego luego vino a decir que había dicho digo, y no al revés, como resultaría útil que confesara. Pero nunca lo ha admitido. Sigue siendo un misterio.

Los misterios son cuestión clave en el orden religioso católico. He aquí los nueve misterios más importantes sobre los que tú querrás tener una perspectiva reconfirmada por tu párroco local para saber cómo nos servimos de lo que piensan y dicen nuestras autoridades en nuestra iglesia para tomar una decisión respecto a cómo comportarme en sociedad, o en el voto de una ley en el parlamento. ¿Qué tanto poder considero necesario que mi religión en particular tenga sobre cualquier otra religión en el contexto social que vivimos en la región particular sobre la que pudiera tener repercusión esta nueva ley? Esperando que la repercusión invada todo el continente. Como si un pueblo de mujeres libres rompieran con todo y el machismo argentino latente en sus hijos de sociedad, ojalá varones, varoncitos, hombrecitos con la moral para aborrecer la posibilidad del aborto y de que me den por el orto. Los dos grandes miedos del gil argentino pecador, feminicida o micromachista. No te folles a un gil. Soy tu aliado desde hace tiempo. Intimamente con vos. Con la mujer que entendí que aprendí a tratar en la naturaleza compartida de una sexualidad compartida en la que exploramos las fronteras de nuestro cuerpo como algo más allá de lo poquito que nos dijeron en la escuela, de sacerdotes o monjitas, según si eras mina o pibe, varoncito o damita, con la catequesis lista a los nueve para adorar la historia de Jesús y lo que quisieramos entender respecto a las lagunas que nuestro propio comportamiento permitía en público sobre la cuestión ligada al bien y el mal, al sexo y el cuerpo, al ser y la vida, a los límites de los pilares que sostienen las narrativas que nos volvemos a inventar enmascarando los pequeños detalles que todavía no han sido pulidos para echar a andar un modelo de conquista sublimal por encima de cualquiera de las visiones hasta ahora realizadas de las sociedades de nuestros 99 estados modernos más participativos dentro de un nuevo tiempo. De pronto 2021 es este nuevo comienzo juntas.

Quizás el 27 de diciembre se rompió un espejismo de nuestro propio prejuicio incrustado a sangre y fe en un sólo Dios, padre de la Tierra, creador de lo visible y lo invisible, y tal pascual, con sus más y sus menos, pero estas nueve historias, qué tal. Una selección alternativa de 9 sermones de Jesús. Nueve lecturas de evangelistas. Tres, tres, dos y una. El evangelista menor. Es como los Beatles. No pueden ser idolatrados los cuatro por igual. ¿Cuál de los evangelistas importa más después de Juán? ¿Marquitos? ¿Mateo? ¿Luke?

Luke se llama así por casualidad. ¿Geroge Lucas tuvo algo que ver?

Ser Luke es lo obvio. Todo el mundo quiere ser Luke cuando cae en los brazos de la narrativa de Star Wars. Somos los de la rebelión. Nos apuntamos a los amigos de Karate Kid, cuando en el fondo nos habría gustado ser de los que juzgaban al niño rico rubio. La caída de gracia de un hombre blanco. La gran tragedia americana. Las historias de cómo los italoamericano han sido rudos y sensibles para salir adelante con las empresas familiares de gestión logística de puertos, restaurantes y sociedad. La revista familiar. El barrio y nuestro códigos. Los cuatro niveles de participación del hampa en la lógica popular. Los poderes que no explican los submundos de nuestros misterios sociales.

¿Quién le pone el hilo al proyecto político de reconstitución? Aprovechemos la coyuntura de desconexión a nuestro sistema anterior. Desenchufemos el switch. Repensemos el futuro. No dejemos que nos coman, otra vez, el mandado. Otra vez los mismos. La misma mierda, revolcada. Pero esta vez se bloqueó todo. No quedó más salida. Solo mierda flotando. Y debíamos resolver este estado de estancamiento. El ciclo de muerte. La fragilidad de Gaia. Nuestros imperfectos modelos. Nuestra capacidad de adaptación. Nuestra amnesia vinculante. Nuestra ostentación y delirio de guerra. Nuestra contradictoria capacidad para odiamar. La resistencia al cambio. Pero algo dentro de nosotros quiere que explotemos una última vez: que nos juguemos la carta más radical. Rompamos la baraja.

¿Cómo fue la negociación con los sindicatos?-le pregunté una vez al gerente.

Ayer mismo querían romper la baraja. El victimismo de quién intentaba negociar con ellos, y defendía, con los suyos, que se lo ponían dificil a un socialista. Uno de los suyos. Las luchas de clases se escenifican en la misa de las negociaciones entre el sindicato y los patrones. El poder y los rebeldes. El pueblo y sus relaciones con los poderes directivos. Las clases sociales de las tareas de los mercados de trabajo reconstituidos. La NEW cultura laboral. NEWORK.

NEWORK, capital del último mercado.

El tico commons comenzó a tomar forma en NEWORK. Otra palabra de destino. El ticatalán es la más rica de las lenguas nuevas por acepciones como esta. La reconfiguración social como valor estratégico. Por fin una visión con la que quiero participar. Desde el lado del colectivo proactivo de la creación de un ente nuevo.

Yo no se ustedes, pero a mi me apetece mucho irme a la antípodas de esta puta mierda que tenemos en el pasado, representado tan bien por la especie de suerte de que nos haya llegado el año definitivo del despertar: 2020. El virus nos lo puso fácil. Fue nuestra manera de recuperar lo que teníamos. La consciencia de lo que vivimos. Estar aquí. El justo ahora. El estar unidos. Unidas. Y podíamos. Y lo estábamos. La historia de reconstitución de las alternativas al poder. La regeneración de los centros, las izquierdas y las derechas. De pronto, en España, todo el mundo se había puesto la careta. Lo contrario a lo que acontencía, suspicazmente, en el polo opuerto: NEW spain. La última vuelta al sol de la Nueva España. El viaje al pasado más futurista de nuestra historia. Del cine, al menos. La historia del nuevo Eugenio, el nuevo Rubianes, el nuego Toni Moog, el nuevo Tricicle, el nuevo Trinca, el nuevo pijoaparte, el nuevo Marse, el nuevo Ocaña, el nuevo nou, el nou del poble nou, el futbolartista Golman.


Acto último.

Sexto Piso. Mi tribu. Un día me invitaron a saltar con ellos. Y entré a uno de sus libros. Y con ese libro, también, entré en la editorial. Fue muy al principio, en su primer año. La primera vez que cruzaron el charco para venir a la primera Liber en Barcelona. Se quedaron en casa. Y el corazón del sector sintió que desde Latinoamérica algunos sudacas tenían los huevos de venir a Europa a hablar en serio como contendientes de un sector editorial independiente que ayudarían a llenar de lectores. Juntarían lectres con escritores, esa magia que consigue un buen proyecto editorial. Siempre me he sentido privilegiado del camino que he podido perseguir mientras decidía qué hacer de grande. Y pude subir a un vuelo que se desplazaba en el tiempo y el espacio. El único inconveniente es que iba camiano a la última gravedad. Y eso lo convertía en el proyecto editorial más subversivo en la historia de editoriales mexicanas rompiendo las reglas navegando los ríos europeos de la cultura con mayúsculas desde todas las geografías literarias de los autores en el multiverso de los creadores. Los pensamientos presente, pasados, futuros. La edición es la más noble de las profesiones que realizan los nobles/burgueses más sublimes de cada generación. El gusto por la confección de herramientas históricas del saber. La comunión final entre uno que escribe y otra persona, en su propio rito, que lee.

Leer bien es un deber. Es un gesto tan necesario como aprender a comer lo que nos libera de los sabores primarios de nuestra dieta familiar.

Algún día damos el paso. Contruir el camino hasta ese día es un objetivo trascendental. Aprender a tener gusto. Aprender a tomarle el gusto a la lectura. Desvelar conocimiento en lecturas de distintos géneros. Entender el feminismo a partir de lecturas de mujeres que no habíamos leído. Tarea para hombres dolidos.

El discurso y sus disgresiones.

Los debates de la ley.

Un documental con viaje por Argentina entrevistando a minas y giles. Una visión desde fuera de lo que fue el proceso. Mi documentalismo es algo entre Capussotto, el man este que hace sus gags con su mina, el de argentinos contra argentinos, izquierda argentina contra derecha argentina. Las dualidades de todas las culturas. El orto y la vagina. El pene aparte. La flacidez de los penes de los profesores y los curas de las escuelas de sólo minas y sólo pibes para fomentar la moral del sistema asexual que se practicaba en nuestra congregación y por extensión en nuestra comunidad, con como mínimo dos varas de medir, algún engaño, alguna media verdad y algún pecado. Qué sería la historia argentina sin un pecado original. O la originalidad de un pecado familiar. La circunstancias que atentan contra la moral y las buenas costumbres de las familias de sociedad en dónde estas cosas no pasan, o pasaban, hasta que las hemos expuesto ante una plaza pública que nos molesta, como molesto es mezclar clases sociales en sitios como la calle, la ascera, la vía pública, el paso de peatones, sin la protección blindada de una SUV.

Publicar a cuenta de autor

Voy a ser como Margo Glantz: poco modesta. Lo dice ella, no yo. Ella es una gran autora. Y lectora. Es buena asociando realizando metáforas inéditas. Sor Juana, Lope de Vega, Góngora. Metáforas nuevas. Ideas sorprendentes. Refrescar el panorama de lo que habíamos leído hasta ahora. La destrucción del cuerpo. La construcción del sermón. Lo que nos identifica con los cuerpos de mujeres pasados por el sufrimiento, la tortura, anular la mesntruación, para acercasrse al cuerpo de Cristo. Revisar eso nos lleva a profundizar sobre los temas que debemos volver a discutir.

A las mujeres que estaban en en los campos de concentración, anulaban el cuerpo. Si el martirio era diario no se separaban de Dios. El ayuno, los trabajos forzados, hacían que las mujeres perdieran su periodo. ¿Qué diferencia podía haber frente a una cosa y otra? Los judíos habían perdidos sus bienes, sus identidades, y las mujeres, su cabellera. Como si eso fuera lo que la sociedad, según Hitler, perdiera lo que para él era importante. Les razuraron el pubis y la cabeza. Privadas de su pudor. Su ser más íntimo. La desnudez más profunda. El sexo, el campo nudista. El meollo de la desnudez. La violación. Arapos y tatuajes. Una vez desnudas frente a los oficiales las mujeres tenían en gesto de cubrirse. No habían reacción de los oficiales. «Yo simplemente transportaba el material biológico». La gente convertida en Agamben, lo que resta de Aushwitz. Ensayo sobre Margaritte Duras para una galería de arte, Kurimanzuto, que nunca se hizo. Ensayo: cuerpo contra cuerpo. La incapacidad de entender que existiera homosexualidad masculina, a pesar de haber estado enamorado de uno. Nunca pudo entenderla. Es muy cercano al momento actual. La transexualidad. La binariedad. La posibilidad de cualquier género. Que las mujeres tengamos un cuerpo propio. Un ensayo sobre Virgina Woolf. El cuerpo propio. Una escritora negra que le reprocha a Virgina Woolf que las mujeres pueden tener un cuerpo propio. Cómo podemos ser las mujeres si no podemos disputar un cuerpo propio. El aborto en el senado argentino el 28 de diciembre: el cuerpo propio de las mujeres.

Una novela magnífica de Faulkner: Sacntuary. Adulterio y aborto. Leído a los 15 años. En Sanctuary es la violación. En palemeras salvajes es el adulterio y el aborto. En Santuario es apoderarse de un cuerpo femenino, sexuado, comprado, posible de aprovechar por cualquier persona. La prostitución y la trata de blancas. No tenemos cuerpo propio todavía. Muchas mujeres no lo han conseguido. En los países árabes. En los Estados Unidos, lapidando las clínicas de aborto. El derecho al voto. El derecho a la paridad. El derecho al propio cuerpo.

Lo vemos amenzado, fragementado. Injusticias trabajadas en los textos de Margo Glantz. Conectando con las lecturas improvables que sorprenden y denuncian esas situaciones. El ensayo sobre Santa. El uso que hace Gamboa de la novela. Esta forma de tratar a Santa. La trata de personas. El prostíbulo de Santa está al lado de una primaria y de una carnicería. Ella va a ser tratada como un cuerpo vendida. Miles de artículos sobre Santa. Jose Emilio Pacheo la considera una mala novela. Santa refleja mucho mejor que los historiadores lo que signficó la época del Porfiriato. Los sombreros. Un objeto que sirve para proteger el cuerpo tiene un significado más potente, más allá de embellecer y cubrir. Significados políticos y eróticos. Todo eso tiene una cantidad de niveles interesantes a analizar.

La astucia de Inclán. Sobre el propio Quijote. Los clásicos del siglo de oro. La carga de los textos. Nicole Aroud. Una estudiosa de la tragedia griega. Hace análisis de una manera tan prodigiosa y feminista. Sin pertenecer a ningún partido feminista. Me ha ayudado a buscar caminos sobre ciertos autores. Nicole «Oro». Santa y la carne. Los diarios de Gamboa. La publicación de Santa. Embajador de México en Guatemala. Terminé de escribir Santa. Vamos a tomarnos una copa de champán. Porqué tú y yo vamos a vivir de esta mujer toda la vida. Gamboa vivió después del porfiriato precariamente, pero pudo vivir de las relagía de su novela, Santa. Hay unas proyecciones de Santa que le permitieron ser el gigolo de Santa.

La innación física. No podemos viajar. No podemos tocarnos. Ni siquiera a mis nietos, hijos ni amigos cercanos. Cada vez estoy más confiando. Cada vez es más dificil. He estado muy activa. He tenido este tipo de coloquios y entrevistas. Me servirán para ensayos próximos. La conversación contigo y mi relectura de mi propio libro. Las máscaras, los zapatistas, el cubrebocas, el enmascaramiento de los bandidos. Lo que decía paz sobre las mascaras. Muchos de mis tuits tienen esas asociaciones aparentemente disparatadas. Haré un recopilación. El tema de la máscara. El cubrebocas. Los asaltantes de bancos. Pasamontañas del Everest o del Zapatismo.

https://www.facebook.com/editorialsextopiso/videos/411035916613976/

Feministas dialogando

El proceso psicoemocional de las mujeres pasando sus textos por sus cuerpos. Escuchar y hablar. Entretejiendo historias testimoniales de otras mujeres. La afirmación de las mujeres ante lo que mucho tiempo se mantuvo en silencio. El machismo del heteropatriarcado global. La inspiración. Estaba decidida: jamás amaré a un imbecil. En cada libreta hay un cosmos/un desastre. Cómonace del caos un cosmos. Los procesos de escritura colectiva. La escritura como resultado de la conversación que se mueve constantemente. Cómo generar un orden desde ese caos. Escucho a Valeria Luiselli: estructura vertical, patriarcal. Los orgamos masculinos y femeninos son distintos. El masculino es cómo se aprendió la escritura: inicio, medio, climax, y de ahí para abajo. En cambio el climax sexual se multiversa de una manera imposible de asir para el patriarcado. Nunca le ha interesado. La ausencia de interés de los hombres para conocer a las mujeres.

La valentía de Lydia Cacho. Su niña interior. La voz de un diario de 13 años que se escribe a sí misma. Las figuras arquetípicas de las mujeres. La escriura no sucede dentro de los mandatos autocontenida y autogestante de los hombres. Las lecturas que reconocen los vínculos con las otras. Mujeres con cuerpos y luchando desde su persona y desde ahí escriben. Desde sus cuerpos. Y su inteligencia.

Las recomendaciones de textos feministas. Lydia: leer a todos los machos. Qué le pasa a este imbecil. Leer los orígenes de la política. De qué me estás hablando de democracia si excluyes a las mujeres y a la niñez. Cualquier libro que se te antoje leer: miralo de manera crítica. Lee a todo tipo de personas. Desde dónde estás leyendo tú también. Cómo haces la crítica de lo que tengas en las manos. Lee mujeres. Entra en una librería y ojea lo que han escrito las mujeres. La isla de las mujeres del mar. Le encanto a Lydia. El de Brenda Lozano: el de brujas.

Valeria leía y se brincaba Simon Bale, no cree en Dios, se salta lo que dice. Leía a Platón y se saltaba sus micromachismos. Despertó tarde respecto a las condiciones desiguales de las mujeres. Proceso de reeducación de las mujeres. Un par de compañeras que se reunen. Mujeres que nos parecen interesantes. Suburban housewives club más radical. Joy James, crítica maravillosa. Audre Lorde: Sisters outside. Un ensayo que fue conferencia. The uses of the erotics as power. It’s on youbube. Hortence Spillers. Muy interesante para leerla a la primera. Lo que a mí me ha cambiado es la conversación con mis amigas colegas lationamericanas. El trabajo de las escritoras de mi generación, de las más grandes y las más chicas. No nos enseñaban a mujeres. Nos hemos tenido que reeducar. Desaprender.

El patriarcado nos atraviesa a todes. Algunas despiertan antes, como Lydia. Su mamá siempre le decía: qué vas a hacer por eso. ¿Cómo vas a cambiar el mundo? Hay una parte muy poderosa, y otra muy cansada cuando eres pequeña. Mucha responsabilidad. Descubrió: no nos enseñaro a cuidarnos. Es importante saber cuidarse. Nos dio una fotaleza como adolescentes que sus amigas no tenían. La fortaleza para rechazar la estupidez.

La madre de Valeria tradució su texto. Hay muchas cosas que heredamos de nuestras hijas. Qué cosas estoy diciendo que tendrá que reconstruir mi hija. Había llorado mucho de rabia, como madre, por qué les pasa esto a nuestras hijas. Qué no hacemos esto como madres. Estás luchando contra una estructura profundísima de mil cabezas. Que no se cae facilmente.

¿Cómo desperatar la mirada crítica en la infancia?

¿Qué preguntas hacen ahora que cuestionan lo aprendido?

La mirada crítica en la infancia tiene que ver en la honestidad. Mi madre era brutalmente honesta con ellas desde el principio. Vas a crear unas hijas inadaptadas. Qué bueno. Que no vivan sometidos a una presión idiótica de la sociedad. Llevaralas a las ciudades perdidas. A los horfelinatos. Platicando con un niño de la calle que sacaba una navaja. Conocer la alteridad, la otredad, de manera muy orgánica. Siempre preguntando. Jugar con elles a aprender y atender el mundo a través de la visión del otro y de la otra. Nos enseñan a educar mientiendo. A mentir educando.

Valeria da clases en USA. El espacio del aula. El espacio del texto. ¿Qué tipo de estructuras estoy reproduciendo porque en esas crecí y viví? ¿Cómo desverticalizar las estructuras en las que viví? ¿Cómo se generan espacios más fluidos, más caóticos, más desordenados, para que de ahí surja algo más rico y horizontal? Gaby, Brenda y Valeria: ecos en la frontera: la figura de la colaboración. Un museo: un texto para el catalogo… hablar desde el lugar de la mujera latinoamericana: check en el diversity quota. Hace unos meses una vieja conocida de Valeria, editora de libros de arte, le ofreció hablar con escritoras y otras formas de colaborar: ¿qué estás pensando ahorita? Le conté del proyecto de la frontera y empezó una conversación que hasta ahora ha seguido para que el museo ayude a toda la parte financiera. Es importantísimo adoptar ese modelo de colaboración para que las voces que ella quiere estén presentes en ese proyecto. Mira, escribí esto: qué te parece. Una fluidez desordenada de lo que surja. Un caos, un cosmos más rico.

Fernanda, desde el Itsmo, geógrafa, les saluda. También es autora del libro. Educar chamacas que piensen desde las diferencias. ¿Cómo educas a una niña a desobeder los mandatos patriarcales, racistas, clasistas? ¿Cómo se va encontrar una chamaca libre en un contexto que la pone en riesgo físico? Eres muy desobediente. Cómo hacerlo sin que me cueste la vida. ¿Cómo cambiamos el mundo?

¿Cómo hacemos para no amar imbéciles? Es un debate muy importante. Otra presentación pendiente para esto.

UP-rAIHSe citizen outreach event postmortem

I learned not too long ago that projects have a postmortem methodology that allows you to evaluate the whole process in order to improve for a future life. Iteration is a big part of life, of weeks and of anything that is meant to evolve into a movement.

So, a day after the UP-rAIHSe citizen outreach event, I am going to perform this postmortem exercise to express what this little ride has been like. And since there is a pedagocial element to this tale, I will do it in the form of a list.

A list has different meanings. Or better yet, there are different ways to look at a simple concept, like a list. List are arrays of words. The list to groceries allows you to prepare for the act of going shopping and getting everything you need. It’s a first step to getting it right. But it’s also one of the few metastructures in code that allows you to generate what we all undestand as a list. Or what we learned, thanks to Microsoft Word, or maybe before, in our first language class, when we were first introduced into a hyphen.

Hyphens coud then, Microsoft Powerpoint taught us, could be the old «-«, or a dot, round, a little smaller in radius as the regular circle, the «o». A little more than a period. A «.». But higher above the ground. One of those thing between two «L gemanides» in the Catalan language. But still, maybe a little bit fatter. A pixel or frosting on the top.

Theses elements from languages translate into the code because coding is no other that a new language. It is probably the most universal language we have, and it’s still currently evolving. New programming languages pop up. It’s not the old days when c++ was king. It’s all about the latest trend. And how that brings us closer to the market. A market that is hungry for new shit. So we feed the monster within.

The whole system has been programmed this way. A list could go a long way, just as a point could be purposedly posponed in time to serve creating an expectation. I could live in the expectation for ever. Just driving the waiting element for a higher cause. Until people loose interest. And then, there is no show.

But this is not what happened with the UP-rAIHSe Citizen Outreach Event. The show was delivered. People showed up. The stage was set. And people had fun. Enough building up, and let’s get down with the list:

  • An event is a moment in time and you have to prepare for it and then, when the time comes, deliver the show.
  • Preproduction is 66% of the job.
  • 33% is the live show.
  • 1% is this postmortem postproduction.
  • Those percentages are crooked, but still, gives the impression that there’s some real life data here. The postproduction might take a little more that that in order to close the loop properly. Maybe it deserves a 9% of the effort. And the 33% is a 25%.
  • People show up. Only 1% of the people who got your message do.
  • Once you are in the show, deliver the show.
  • Your team needs to understand what you are doing, their role, their tools.
  • Meet with them, and evolve the planning and execution.
  • You need to prepare the platforms you are goint to be using. We used ZOOM and MIRO.
  • ZOOM allows you to create the event, to send invitations with a text, and image that serves as a flyer and a logo. You need all those things.
  • I wrote whatsapp messages to be passed on by the team members who were part of the organizing consortium of the event. This facilitates the way in which people share with their groups.
  • People don’t share easily these kinds of things.
  • Some people won’t give a shit about what you are doing. They have a life. They have work to do. They have a family. You can’t come to an assambly to fix the world every week. There is always something in the agenda.
  • You have diferent roles in a participating event. You need first, someone whoe desings and becomes responsible for the execution of the act. This person should define every minute of the action that is goint to take place during that show, and then communicate this to the people that are going to help him deliver the show: the feedbacklooppers.
  • Feedbacklooppers is a term I designed a long time ago, but never have commercialized, nor spoken about publicly. First you would need to secure the IP of all the things that you may want to use for commercial uses before you encounter a free thinking soul who would just get it before you do. That’s why when you make up a concept, a narrative, or whatever, make it about the uniqueness of yourself. That perspective may never be taken. And it’s you. For real.
  • The design process of something like these takes time. You have to give it a few iterations until you come up with final result.
  • This process implies having the process of generating different documents:
    • A meta document where some questions regarding the project are put out there.
    • The feedback to this document was zero.
    • A word document that represents the items needed for the event, the texts, the roles, the goals.
    • The Flyer.
    • The texts for invitations.
    • The document for your inner groups to explain what their role is.
    • A guide for citizen to come.
    • A video with a call to action. I did about 9 videos, for the call to action. Calling for people to come to the event. But I never released the campaing. There was a little more to be done for us to close that gap. Once again, my audiovisual self is still waiting in the background of all these noise, of all these life.
  • I’m ready for the action.
  • You have to pick your battles
  • When everything starts to connect, some things may be left behind. Don’t mind. Keep building something to get you closer to the moment of disruption.
  • That’s the only offer I can make, but that’s for me to deliver.
  • Maybe there’s an act to be a part of.
  • An act of deliverance.
  • A process of iteration in real time.
  • Expect for people who said they’d come, not to come. The place to be.
  • Too much text is a gate keeper. People like short messages.
  • This list is getting too long.
  • We introduced Miro platform. We tested the feedbackloopers so that they would feel confortable with it. A week before none of us had used this platform, except for María (who played a key role to teach how this tool could be used to perform the workshop).
  • The fast learning capacities of the feedbackloopers allowed them to play the role of dinamizers, embarking citizens to play along in our field.

9 días a la emergencia

Hace días que escribí esto. Y ahí lo dejé. Sin mover el pensamiento al que quería hacer referencia con este post. Y luego… nada. Otras cosas pasaron. De esas vengo a hablarles. El día de la emergencia colectiva se acerca. ¿Se permiten emergencias colectivas? Esta era la pregunta que me habría tocado hacerle a Jorge. Ahora que lo vi hablando de la metaestructura del juego. ¿A dónde va la pasta? ¿Qué hay que hacer para cambiar el mundo? ¿Quién lo peta cuando todos nos petamos? ¿Un peta?

Bueno.

Why not?

Ahí está el aprendizaje cruzado entre dos culturas de dos idiomas distintos. Los unos no conocen la expresión del otro. No saben a qué ha contestado ni lo que la respuesta en su contestación significa. Hay un gap. No llega la conexión. No nos une nada.

Estar a parte del resto no es un problema grave. Todos nos sentimos excluidos del juego particular de cada individuo. Si queremos sentirnos ofendidos es decisión nuestra. ¿A qué le tienes miedo? ¿Qué te puede herir que te digan? La humillación pública tiene que parar. ¿Cómo? ¿Aumentándola? Gamificándola.

El problema de la solución.

Pensamos al revés.

Empezamos por el final.

Reconstruimos hasta una cuenta atrás: 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1… llegamos.

¿Qué pasa si tenemos conflicto de intereses evidentes con miembros del HEADQUARTER COMISSION?

La decisión de a dónde va la pasta. Y lo que el EIT-Health representa. El juego al que estamos haciendo mención. La natural circunstancialidad de la emergencia colectiva disruptiva que lo pete ya. Que lo haya petado ya. Pero que lo petemos juntas. Feministas. Libres de lo que las mujeres a bien han tenido los ovarios para echar en cara a nuestra sociedad pecadora, apostólica y romana. Repetimos todos: por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.

Ejercicios de renovadas formas de orar. Y su indicador como satisfactor del bien personal. El yo auténtico sin demonios ni cuentas por pagar. A nadie. Ni a ÉL.

Ay, papá.

Sí te pasaste.

Si te pasastes.

No es lo mismo; es igual.

Una poesía entera en 6 palabras y dos signos.

La eficacia de la nueva lengua.

Métrica del aprendizaje vital.

Lo que tú me das.

Eso.

¿Cómo no va ser eso lo más lindo que podrías decir antes de irte?

Gràcies, Pau.

T’hem entés.

Finalment.

Malauradament.

Jo vaig esser l’ùltim en arrivar. Vaig pujar al cim de la muntanya més alta de la ciutat. I des d’allà vaig emprendre un viatge etern. Conclós des de l’adeu. Com aquell que ja no està. O va marxar fa poc. I ja no hi és.

No potser. Hem de conquerir aquest mon abans de que marxi algú estimat que potser no sobreviu el temps que ens queden junts. Al món. Ara. Present. Qué ens hem de dir? Que ens estimem. Que en recordis la meva veu. El meu acudit. Aquí em teniu. Jo no he marxat. Ni tant sols he pogut volar. Pero ara ja ho tinc entrenat. És una realitat virtual on hi há el meu ocell: Newquetzalcoatl.

NEWQUETZACOATL amerita un templo.

A la vérga una iglesia: ahí les va su mera pirámide: GOLman’s Health Pyramid.

Ahí le voy. Finalmente. Ahora sí: aquí estoy.

Les voy a venir a presentar un show con el que vamos a rockear por 99 minutos. 99 minutos de pasión. Los últimos momentos de un tiempo pasado al que no le dimos solución. Nos enfocamos en los problemas de una manera distinta. Le dimos vuelta al juego. Esa es la propuesta. Compra pública innovadora. Todavía no lo han escuchado. No es compra pública innovadora, dijo Jorge. Podemos pensar en un sistema que se resuelve solo. Y que es resiliente. Habiéndolo demostrado. Esta es la ultima de mis participaciones en un juego de transformación. Ahí están. Mis 99 propuestas. Por cojones, nueve salen. El resto las ditribuiré clandestinamente. A un grupo de 99 conocidos. Vamos a ampliar nuestras redes. Vamos a ampliar nuestra manera de transformarnos todas. Todos. Todas y todos. Finalmente, de vuelta, juntas. ALLS.

ALLS, pues, es mi creación. Bienvenidos al tiempo ALLS. El posibilismo del más allá: aquí. No espere más. El tiempo de resolución está aquí.

No es gratis. Pero tendrá usted que participar. Y darnos todo lo que usted sabe y puede opinar sobre lo que vivir significa, para la salud, para seguir, para vivir, antes de morir.

Ustedes puede ser que no lo sepan, pero las negritas en internet son algo más que un simple bold de word. No es mucho más, pero es trascendental. Tiene que ver con la lógica de la autorganización de la palabras . Deducir el sitio al que hay que ir a buscar. Esta gente quiere ser el espejo del MIT. Así se explican: europeos pencones intentando ganarle el flow a su homónima en Boston. A Boston Carmelo story. How you play along with a song where two nemesis from opposite sides of the spectrum glance at each other from the antipodes of our plant. Gaia lines. Dual trips. An energy cycle, bato. A win-win situation, loco. This pitch in Trumps office. To bounce back.

Will Donald take it?

That’s the story line. What happens next you are goint to have to follow the fictional flow of this communication report. I work with words. I have enough in every language. I am going to explore the edges of the world. I might need to break some rules. The whole thing has collapsed. Society as we once knew it is gone. Take pitty on your remembrance. Let’s glance at what the future has for us.

Imagine I fill it with people I know. A list of 99 citizens from the world. People that will work with me to go about this nine unmet needs. We are going to pop up the system into the acto of this 6 to 9 feedbacklooppers. It’s a high ticket gammer. Only those get to experience what this learning system in loops has to offer. Allow me to unveil the future society: the tico commons.

The Tico commons overview.

Every parragraph of mine could be turned into a book. This is how abstract thinking meets reach out to the edge of the highest understanting you’ve aimed at. This is where we are going. And I’ve got the best riders in town. People I didn’t know 99 days ago. But now, I’m ready to be the feedbacklooppers of the ride you 99 people are going to take. All the way up. As high as we can.

Once there a sense belonging to the greater cause will make you feel heaven on earth: ALLS.

Dave Chappelle SNL act 2016 – 2020

In 2016, the following Saturday after election day, Dave Chapelle did a monologue in the chappel of humour: Saturday Night Live (SNL). The nation had just had eight years of Obama, and felt that good. But now, Trump had just won. Half the nation was in shock. The other half was feelling the winds of change: an outsider from the game comming in to sweep the dirt from under the carpet. Donald was suppose to do that. But the polls explained, then, another story. Hillary didn’t win. Trump did. To this day, it’s believed the Russians had something to do, and also, to this day, every other country learned to tackle each election like a Steve Bannon horror movie. Fake news was in the house. We were going to see Zuckenberg explaining the Internet to the senators and how his business model of selling information targets the message you want to deliver to the people you choose to focus that message to. Steve Bannon used the machine like nobody else had seen it, and white folks from every estate got alarmed by the possible reborn of communism. So they picked the white millionaire from TV to do the job. He was going to make América great again. Whatever that means.

Dave Chappelle is black. That you can tell just by looking at him. He knows what every negro in the United States knows about whites. It’s called family history. Not really what you learn in school, no matter how good your parents have come up with a decent way to offer you a living. If you are black person in the United States you must face the facts of the long story that you carry on your back just from that racial trait. There ain’t no ticket out. If Chappelle had a chance, he’d quit the race, he jokes. You laugh at that because he can’t. Not because he doesn’t mean it. But that’s not the punhline. The punchline is he did the second best thing he can do: become a black millionaire.

When you are a black billionaire, more white people enter into your way of life. Or rather, you enter into the way of life of more white people. He’s gotta leave his homies from the hood in the way cause there’s not enough room to invite them over to the Country Club. There’s only room for four in this hot air ballon. Sorry homie. He drifts away into the sky. Privilege is not a thing any negro person in Chappelle’s family could talk about a few generations back. History is there and looking at it shapes, continuosly, the way we define which side are on. But also, the family history. That inner story has some deeper meanings that we need to connect with in order to come out right. Once we’ve figured out how much of it is in steak. How much each political decision provides a place in the world. You tend to want to be with your kind of people. And away from your nemesis.

Dave Chappelle, a negro comedian that has had gamed his way into the comedian hall of fame by nailing his uniqueness and overloading the quota that was already filled up by Chris Rock. That was unexpected. But he was there, even without a story from the projects, he was able to understand his middle life status to push his way into the game of making people laugh. There’s something about that thrill that makes American humour scene a big deal. It’s part of the American dream reloaded. The house, the job, and all that other bullshit somehow has fallen of the list. But humour requires a skill that you either have or don’t. If there’s no laughs, there’s no reward. And you’ve failed right there.

Obama swept his two terms with what seemed a pretty decent job comming from a country that hosts the biggest dron parade in the history. Wars can be now played from your playroom with gamers going at it: live. It’s like stand up comedy, without the laughs. Clinical accuracy is claimed. And red blared rockets proove to the night whatever it’s supposed to unveil. Innovation keeps popping up. Markets get bigger. New guerrillas in fellow countries. Buyers. Sellers. Contractors. Military influence. Our beloved guns. There’s no longer slavery here, but guns still protect the open fields of rural estates. I am the law. That seems to be the American dream of the far west, that’s introduced into the second amendment of the constitution. A rules that serves the purpose of placing the focus on what you want about the book, and disregarding what seems to go against the morals of my other good book. Between those two books, some Americans have enough to fuel a whole life of good old white decency.

Black people play a role in Américan history. It’s a heavy load to carry. It keeps popping back. Like every nation’s dark secrets. Like the Spanish Inquisition. Slavery gives most white colonialism from central europeans country a competitive advange to their own development status. What they understand as higher culture comes from their capacity in the past to play the significant rally of nations (a few of them) going out to explore for territories that had not been called upon as their own. It’s also just history. A story we’ve told ourselves to undestand how we came to be where we are. 200 nations feeling indepedent in our codependency around a global market, and a local market ever so crumbling. Colonialism and the military game of invading other countries. It did transform from wars, that have always been around, to playing war all over the place, to the US policing the world. And in the course of two great wars, we learned the limits of our own capacity to blow this shit up. Nuclear power became a thing. And also only few military industries hold the key to such kind of science. The sofistication of weapons escaleted, so much, that during the cold war the tension of blowing shit up took us to a ever state of fear. That became important to create a big conglomerate of defence, which serves just right as an euphemism. The constant threat of anihilation. To be erased by the military action of an army that represents a certain estate. Or even my own. People: control. Freedom. All this big words, thrown at each other to start a political rally.

Here’s Dave Chappelle’s set upon Trump winning the election in 2016:

Fastforward four years. The four years of the Trump show. The white man in power thought the world was at his command. Only the world didn’t laugh at his demands, for one thing, he lacked a sense of humour. His jokes didn’t point at the right target. Not as he was at the top of the power pyramid. He bullied teen environment activist, Gretta Thumberg as he thought she was just whinning and needed a chill pill. He built the wall and Mexico payed for it. Not. The wall was already there. The policing and abuses from the Mexican estate and the uncontrolled business of exploiting and raping inmigrants kept happening south of the boarder, like business as usual. Only now, to serve the purpose of adding fuel to the fire, Trump separeted the newborns, the children from their families, and place them, all, in cages, and somehow got away with that. No remorse. Twitter became his media, and the media his enemies. His international relations kept getting worse, as you couldn’t tell when was being the best friend of North Korea, Russia or Mexico, or the other way around. He was China’s nightmare and friend, in a way, until he claimed COVID19 was a China idea to create havoc around. The kung fu virus he said. Chappelle was upset the president was stealing the jokes comedians were suppossed to make.

So four years later, Dave Chappelle comes to SNL after Biden wins the election. Trump is out of the game. 74 million Americans breath and love their country again. The other 70 million feel they hate their lives because they’ve been cheated out of the White House. The are calling for the illegal votes. They already spread the fake news with their arguments already in place to make the system work against itself. Like tricking the Americans with Steve Bannon’s campaing with social media. Half truths win elections. A negro comedian comes back to talk to the people. Humour that liberals feel for. Not so much the conservatives, that find their president their source of laughs. They have all the want with Trump. The rest in pretencious laughs at things they might not even grasp fully. But just as Biden tried to bring together the American people, Dave Chappelle uses his uniqueness, as a black millionaire, to express what other priviledged don’t clearly see: the need to stop the hate of the person in the antipodes of ourselves.

That duality is what América represents. The blue and red paradigm. Like the bars in the flag. Still there. And somehow, there’s a beauty in this. But we need to hear the excluded fo that history that I mentioned before. And that comes from the lives of those we are not used to aknowledge. And they might not think the way I do. But certainly, to come closer to each other, we both need to travel to the unexpected place where nemesis feels free and safe. And from that perspective, the world will seem a completely different place.

Here’s what Dave Chapelle said, bringing the memory of the last relative of his family who was a slave. Looking at the system from inside, yet questioning what this all means. And how we tend to miss what had just happed a few years back. And what should happen in the future, to make this land, Gaia, a place to mirrow the healing proces of our neighborgs from North América.

New América: ALLS.

Pinches gringos no mamen

Pinches gringos, qué: otra vez armándola de pedo.

No hay derecho. No dejan ni tantito relax.

A ver quién los entiende pinche bola de güerevers.

Güereve, guarever, vamos a beber, guaro de caña, papá.

Lo traje de Costa Rica y ahora lo toman en todos lados.

Vas a ver lo que es sabor, cabrón.

No te quites el sombrero.

Me gustabas más cuando llevabas máscara.

Pinche gringo bien culero.

A este que lo eduque su mamá.

Ay, mamá, dónde estás.

Ya, mamá, nunca te ví.

Me hisciste tanta falta.

La nana es más mamá.

Ya no hay bronca, nada.

Ya no hace falta nada.

Ya nada está bien.

Ya me acostumbraste.

Ignorame lo justo.

Yo te lo resintiré.

Por mi culpa.

Por mi culpa.

Por mi gran culpa.

Por eso estamos a la par.

En paz.

Y unión.

Y amor.

Y tú, némesis amado.

Aliviana el pedo, pendej@.

Checa lo incluyente que soy.

Que son unos pendejos.

Pero algo habrá que hacer.

Para bajarle de huevos a los que aman las armas.

Pues las armas les son amos.

Su experiencia les lleva a la fraternidad de la hermandad de los ejércitos.

Como herederos de las glorias de los bélicos.

Como si se midieran las guerras con morteros.

Si nos medimos la polla con las armas que hemos creado.

Y la pasta que hemos hecho.

Y el daño que han causado.

Oh, Dios de las Armas.

Que a todos los devotos iluminas.

Con balas perdidas en los entrenamientos de tiros.

Para el día en que haya que usarlas.

Stand by.

Why.

Is there a rebelion in the air?

Qué será esto para los jueces españoles?

¿Si salen dos com armas en Paris?

¿Quién tiene las armas?

¿Quién tiene el control?

¿Quién hace negocio?

¿Quién lo ve?

¿Quién los sabe?

¿Quién lo ejecuta?

¿El secreto de estado que permite?

¿La transparencia opaca del pasado político?

Destapemos todos los expedientes.

Pinches americos vespucios.

Ya lávense el prepucio.

Pinches americos vespucios.

Ya lávense el prepucio.

Pinches américos vespucios.

Ya lávense el prepucio.


Fin de poema.


El día después de Golman Elizondo Pacheco.

Bienvenidos al #futbolarte.


Actualidad política mundial: flash informativo

Los gringos han votado. ¿Y qué creen? Perdió el pinche Trump. Poor Donald.

Hay que esperar a que cuenten todos los votos.

Se trata de las reglas de la democracia.

Los que creen en la democracia entienden la necesidad de la campana.

El simbolismo americano y el realismo mágico de Trump.

Los ríos de tinta que se escribirán de estos días de la historia.

La voz de la pataleta más letal ante nuestras narices.

¿El sistema americano se puede autoaniquiliar?

Lo permitirá en pueblo americano.

¿Hasta dónde mándan más la armas?

Esa pregunta ya la perdió el estado vecino del sur.

Supongamos que hagamos un ejercicio de espejos.

Ustedes arreglan nuestro pedo.

Y nosotros el suyo.

¿Quién tiene las de ganar?

¿Quién tiene las de perder?

Hagámos rápido otras elecciones. Yo me presento a su pueblo con una solución. Y usted se presenta al suyo. Y así vemos a ver qué tanto podemos influir desde afuero. Esta vez buscado. Intervención internacional abierta. No como sus pinches secretos, ¿qué se creen? ¿Qué no sabemos? Gracias a lo que entendimos gracias a Julian Assange y a Snowden y Chelsea Manning habríamos seguido sin darnos cuenta. Business as usual. Azul o rojo. La misma mierda. El conglomerado no se para. Por eso los proud boys serán contenidos. Porque los que mandan no quieren provocar un desorden en el sistema que bloquee su sistema de explotación de los vicios sociales de nuestra cultura militarizada en función de lo que destinamos del dinero público a las armas. ¿Cuáles son nuestros outputs deseados? ¿Cómo lo estamos midiendo? ¿Cómo no se nos está yendo la cabeza con la producción armas? ¿Quién avispa el fuego de la demanda? ¿De verdad? ¿Nos creeis idiotas? Lo sabemos. Pero tranquilos. Vuestra insignificacia tiene un sentido de supervivencia que puede ser que podamos llegar a un acuerdo social más amplio al que yace detrás de la alternativa de vivir constantemente con el miedo de que vienen los rojos a darnos por el culo. A quitarnos lo que es nuestro. Ay, que miedo, que nos come la polla un rojo. Ay, que miedo, maricón. Ay, qué miedo, maricón. No me comas la polla, uy. No me la comas por favor. No me comas la polla, uy. Ay, no pares por favor. Ay, no pares por favor. Ay, no pares por favor. Ay, no pares por favor. Ay, no pares por favor. Ay, no pares por favor. Ay, no pares por favor. Ay, no pares por favor. Ay, no pares por favor. Ahí, ahí, ahí, sí, sí, sí, ahí, ahí, ahí, sí, sí, sí, ahí, ahí, ahí, sí, sí, sí, ahí, ahí, ahí, sí, sí, sí, Trump ya no está aquí. Sí, sí, sí, Trumpayanoestaquí. Sííííí, Trumpyanoestaki. Síílííííííí, Trumpayanoestaquí. Sííííííííííííí, Trumpayanoestaki.

Atención: alto a la tensión.

Soy su nuevo presidente.

Ya bájenle de huevos.

Metan a los violentos a las cárceles.

Allá dentro están sus brothers.

Allá están los pobres diablos.

Mientras los hombres blancos enseñan sus colecciones privadas. Todos las teníamos. Una casa sin protección en América. Wuz. Así lo piensan. El viejo oeste, viejo. No entiendes nada.

Llegó una víctima de Waco a hablar con Dios y le contó un chiste sobre su último día. Dios Padre se enojó mucho. No me hizo gracia, hija. Uh, I guess you had to be there.

No es mi chiste. Me lo robé de por ahí. Pero le di mi toque. Dios está dibujado según mis estándares de cómo se ve en apariencia Dios Padre, por contrario a la versión manejada por los hombres blancos de europa en el renacimiento de Miguel Ángel. ¿Por qué creer el idiolio de las imágenes de ese cabrón? ¿Por qué querer ir al cielo cuando queremos escoger la revoución que se preguntaban en las escuelas de surrealistas y los movimiento de arquitectura Bahaus con sus revoluciones de chicos burgueses apreciando el mal a la cara y saliendo a la calle a quemar contenedores. Reveldes de campo de futubol. Alborotadores del descontrol. Caos. Caos. Caos. Oh, caos, oh, caos. Vamo, vamo, lindo caos, te invoco y me revolvo con vos, me volvés loco, no parés por favor, esto que me hacés, me voló la cabeza, otra vez vos, cómo sos, divina, dale, me tenés en tu cabeza, y soltame por favor, no me comas los labios, espera, de verdad, que te ha picado, linda, muérdeme, tantito, hacéme eso que vos hacés, no parés, dale, vos sabés. No te inhibás. Sabés que estamos en confianza. Vos y yo. Qué querés que te recuerde. ¿Querés? ¿Quéres que te recuerde, otra ves? Decime que yo voy. Vamos que nos vamos. Amarte es mi exigencia con mi ser, de promulgar esa ceremonia compartia, ese enlace entre los cuerpos, vos y yo en ese gesto, ese abrazo, ese pasito, esa piernita aquí pegadita, esa tensión así en su sitio, un poco aquí, uno tanto allá, no te han dicho lo linda que sos, sosteneme este momento, hablame lo que querrás, pero al oído, no digas nada que no quieras, no te vayas arrepentir, vos ya sabés a dónde fuímos, la última vez que vos y yo, jugábamos a este idilio de amor acostumbrado, a volver al lecho cada vez es buena, olvidalo, dejemos esto para otra ocasión, y vámonos directo al vacilón. Dejálo ya pronto por favor, que la cuestión ya está aprobada en comité. Es por placer, olvida el mío. Yo por vos te como el coño. Oh, virgen santa, santo orgasmo. Por fin los dos aquí otra vez. Fundimos es este último alarido. Que ya yo llego aquí también. Siente esta eternidad, cariño mío, pues esto es toda la razón, que nuestro amor ya no haya sufrido de aquella estúpida moral que sostuvo en un tiempo anterior nuestro destino, que a partir de un derrotamos. Metiéndonos en patio ajeno, no libre Dios que hemos pecado. Diciendo en nombre de Dios millones de plegarias, detrás de un ejercicio, un bomardeo. No entiendes brother, no lo entiendes. El mal acecha y nos blindamos o Armageddon. Nos tienes a nostros en control de la misión. Así es la vida. Este es el juego. Les gusta amigos, somos 6 grandes productores. El 7 y el 8 pelean por aparecer. Sacar tajada del negocio. Estamble es esta cima para nuestro sector. La estrategia militar es de pueblos nobles. Productores y navieros. Seguridad. Alarmas. Metales. Minerales. Combustibles. Automóviles. Bancos. Seguros. Finanzas. Consultoría. Moda. Cine. Arte. Diamantes. Enervantes. Armas. Monedas. Mercados. Innovación. Sostenibilidad. Ambientalismo. Entretenimiento. Revolución digital. Apúntate a mi parida. Ayuda a hacer crecer nuestro potencial futuro. Olvida tu desgracia. Pinche gringo, no mamar. Levanta la cara. Recoge las migajas de vuestro último show. Dejen de odiarse a lo pendejo. Hagamos de esto una lección. Azul, rojo, que más da. Vecinos, no mamen. Chingen a su madre. Y váyanse a la verga. No se pongan así. Si saben cómo me pongo para qué me invitan. Ahí se ven.


Fin del comunidado

The military complex first horse loss

The flexitibility of the markets appreciates the dignitiy of the rest of the sectors who trust this country to feel closer to what de Democrats hope to achieve. Worldwide. What makes América cool. Not great, we know. Trust us. We know how much you suck. How low you get. In your greatest moments of glory. With your ignoring the other ignorance. To spell you faith in the 10 golden rules written by the profet HIMSELF, with a fearher from a Quetzal the white man first son stole in one of his hunting trips. We love our guns. Gives us our guns. Proud boys carry guns. Let’s chop somebody from the Democrat party like the Saudi’s do.

How much of this is bullshit?

The American young right wing poets are thinking that in their misserable status quo Stockholm syndrome. Oh, God, how dare you! Oh, God, oh NO. Oh, merry Mary, why, I prayed to you and then with her. Killing me softly with her song. Oh, cat, oh dear. Oh, God. Listen to her go. The truth, the lie, that comes out like that. Inside a church. The holy teachings. The way we adapt the civil ways of acting upon the mirror of our creed. Shouldn’t we provide a place to hold your new beliefs. Oh, start from scratched. There’s nothing sacred. Every joke is valid. Look carefully you are not shooting at the urarmed children or taking justice in your hands. Remember Abu Graib? I do. Do you remember Abu Graib? I do.

Please, stop the music. I can’t hear my voice. I’ve cried and cried. Affraid we’d die.

Venezuela is here to win. The commies are in the house. Call the ghostbusters, please. I’m affraid. Please bring back the Matador. As we want bulls to have it all: our stinking patriarchy declining. The decay of the Alpha Male. Diminished by rules of true democracies. In the votes of the people we believe. We said if first. Freedom shines more here. We are the center of the universe. And fly higher than the sun. In fact is she who follows our light. Our rays project into ther how great we are. Do you think the Sun reckons our existence. Forget God Father: ask the Sun!

Ask the sun, this is my song.

Come along, don’t get burnt

It ain’t right so much delight

The living life at last relax

Flat on my back with sand as bed.

Think not I’m here this is existance

To know and feel and love and be

So great today as life can be.

Cause just now just now

This is how I know

That I enjoy now or never will

As this is the only chance I have.

To say and feel and fly and cry

To be this high for sure transforms

As I know for sure that life is this

greates feeling or believing

as one goes in and then stays clear

For one is this and that other

The fate I take to be who I believe

to be in the quest of being real

real surreal as a king A as surrealy real

real surreal as a king A is surrealy real

real surreal ass king A as an ass is real surrealy real

No, your honor. I did not call that ass names.

This wouldn’t go unnoticed with a female judge. But she would deliver justice much better that them majority males. Except when you choose one of them conservative judge who believe in the morals of the lord according to the white anglican cultural legacy. That’s how far our criticism can take us as a white anglican in whichever county. Either I flee to another state, or else, I’ll be as white on rice as one can be. I ain’t rice, nor white, just brown, as you like to call me. I’m from accross the south wall one. Not the one down south. All the way down to Chiapas | Guatemala. The central american exodus. Do you read the bible? Do you read the pentateucus? Do you follow the tales from the old testament. The adventures of our super heroes? The invention of the codes of conduct. The new angles for understanding. The new roles we are here to play. The game is on. This is our own.

Let’s start tonight.

Let’s have a vote.

Anyone can vote:

God Father bless América!

God son bless the Mexicans!

Virgen de Guadalupe; ora por nosotros.

San Juan Diego; méntales la madre.

Reconcilialos, oh, Padre. Ayúdate del demonio. Te hará falta su perspectiva. Tus morales se quedaron obsoletas. Provocas el fascismo en ciertas personas. La resolución al rito de las armas. No se ha ido ni un minuto del tablero. Este juego de risk es muy aburrido. Se vienen vientos de cambio. Encontramos la resilencia en la comunión de los perdones. Bájenle de huevos, ya les dije. Ya les advertí, pinche blancos babosos. No se me alevresten, tan sólo les venimos a dar un manita. Mira. Huevos.

U-eeeeeeeee-vooosss

Fin del tocarle los huevos al vecino

Oh, qué placer. Qué tranquilo me quedé. Los deleites de los némesis. Al ver el sol caer.

Golman Elizondo Pacheco (tal día como hoy)