Zona Franca y su Españita

Una puta joya de unas futbolartistas fantásticas.

No se cortan un pelo.

La televisión pública cantando a la grande y una.

El ser español.

Posicionarse en las antípodas.

No somos fascistas.

Somos antifascistas.

Jo volia ser profe de mates.

Llavors un dia vaig veure la tele.

I va sortir un boig que em va enamorar.

I una veu d’una artista cantant com cal la canço amb més ovaris d’aquest nou pais, NEW.

Sigui NEW el nou model.

Sigui NEW la identidad en la novena dimensión.

Sea NEW el nombre del partido.

Sea NEW una moda popular.

Sea NEW el surrealismo emergente que renace de la nada.

Sea NEW lo más aluscinante de nuestra historia vivida.

Nunca culpable.

Subsistiendo un día más.

Dejado de la mano de Dios: mi tata, ¿por qué me has abandonado?

Y nada responde.

Al Jesús humano.

Al Jesús pecador.

Al Jesús en sus horas bajas.

A Jesús en el monte.

A Jesús matizado.

A Jesús bailando salsa con las señoritas de todas las tonalidades de Pantone.

A Jesús futbolartisteando.

A Jesús de feedbackloopper.

A Jesús que vive en su hermano Golman un día como aquél en el que le crucificaron.

Golman ha muerto.

Viva Golman ALLS.

https://www.ccma.cat/video/embed/6196663/

Jesús de humano pecó.

¿Y?

¿Quién cojones te has creido?

Cuando te tienes que poner así, hug.

Hug no es el mismo significado análogo al abrazo pero entre blancos anglosajones heteropatriarcas subnormales machos cínicos homoeróticos contradictorios de la verga verdaderos hijos de la grandisima Chingada Madre, servidora.

La madre receptora de sus chingadas.

¿Con qué cara te quedas, puto?

Mi alteridad es radical, por influencia de The Clash, ¿qué pasa?

Yo les puedo levantar aquí una copa del mundo: sosteneme esta.

Estatua del Dibu sobre uno de los bunkers del sagradro cerro de la Rovira. La estatua mide 9 m. Es más que una verga erecta: veálo usted y juzguelo ahora a posteriori y dele una valoración en al menos nueve categorías que simbolizan la surrealidad de nuestra insignificancia anudándose en una trama de vivir en un mundo en un sitio ortogonal desligado del status quo por siempre viviendo-desviendo a la vez. Como gloria eterna aquí. A tocar. Como una copa del mundo. Ganada en el Azteca.

Golman va estar ahí.

No se sabe con cual de las nueve seleciones.

Todas ellas le dieron bola.

Las naciones del pasado.

La nueve de 99 significativas y suficientes como para valorar el esfuerzo de una minoría del 9% que se ponen a liberar la realización de la interpretación narrativa colectiva como aquél que toma los cielos y los baja en paramente. Como volar como los pájaros. Pasar silbando montañas. ¿Jesús voló así ya en los tiempos en los que tendría 27?

Jesús es mi carnal; nada nos faltará.

La cuestión está resuelta por la voluntad de crear una versión actualizada, dualizada y circular que juega sobre las estructuras de poder vigentes en el tiempo presente, pasado y/o futuro, como principio de retreatalidad. Cada uno presente. Como un ente vivo más allá de nuestra capacidad de unir un mensaje más liberador que el que hoy les traigo aquí. Yo ya escribí todo lo que pude. Este es un mensaje traído por Dios Padre a partir de la intervención divina que ha sido ejecutada con magistralidad por el novel actor futbolartista del barrio con el que santificó los Tres turrones como aquello nueve veces más espectacular que la historia de los Reyes Magos desde la perspectiva de estras tres montes que revierten el tiempo estandar en el que nos aburrimos un montón con sus gilipolleses, bola de cabrones machos ibéricos alfas que os tragais el rol de un joven aficionado al poder, militar primero, político, económico, social, provocateur, la unión de dos o tres culturas con lazos de ansias de fascismo en el que los bolsonaros. Yo a ti no te violaría nunca, no te lo mereces, dice Jair. Yo soy homófobo. Promiscuidad con una periodista joven. El hijo de Bolsonaro. El hijo de Trump. Así nos va. Lo que impresiona es que os haya seducido ese discurso. Cuando esa tendencia es la militarización del control de cómo debemos vivir entre la dualidad de asumir que el espacio público y la seguridad de los ciudadanos depende de la militarización de todas las posiciones en el planeta entero por igual. La seguridad está bien en cada estado. Los 99 reunificadas naciones translacionales transaccionales de amplitud global. Las 9 culturas independientes. Afiliense a las nueve alternativas, si se quiere vivir a través de todos los estados de la naturaleza NEW que podamos construir desde la nada. Desde esta nada. La que queda. Cuando uno está vacio. Cuando te carcome la existencia. Por preguntarte aquél presagio de que el tiempo corre. No es sorpresa. Es un hecho que corre con el tiempo, en más de una dirección. Y aquí está nuestro rezago. Queremos ir sólamente hacia delante. Y vemos el riesgo de mirar hacia atrás. Y banalizar el dolor y la violencia que ejercimos sobre los demás. Nuestras familias. Hasta nueve generaciones atrás. ¿Hasta dónde viajamos hacia atrás nueve generaciones atrás?

¿Por qué hacer esto?

Por qué no, cabrón.

Déjate llevar.

Sólo por esta vez.

Ya que leí hasta aquí.

Qué tal que el cielo está en estar presente: aquí, ahora, leyendo. Desde esta pantalla que me hipnotisa de repente. Sale un gif de hipnosis. Una google image de la pregunta que atienda mi atención. No se precipite a regalar su poder de seccionar cualquier

Alguien le pegó un balazo a Bolsonaro.

La oposición de Bolsonaro a la presión.

La prisión.

Los jueces políticos.

Los políticos jueces.

Los militares.

Los patriarcas.

Los machos.

Los muchos.

Los subnormales.

Los presidentes.

El señor blanco latino de clase político-militar. Pecho henchido. Marchando frente a un grupo de hombres. Hombres por aquí. Hombres por acá. Exhibir el dinero, el prestigio, la validación del mestizaje para bien y para mal, tan cerca de los españoles y tan de aquí como nuestro antepasados hacia atrás de la historia de la humanidad. Nuestra América previa a que llegaran ustedes hace 666 años, y 666 años de historias de nuestras nueve dimensiones familiares que nos acercan a la unicidad de nuestro grande y único primer humano salido de la anfibilandia, oh gran ser microscópico explorador. Los tanates de la pinche rana. Lo nuevo sagrado viene de la naturaleza de nuestras plantas, nuestras montañas, nuestro ciclo del agua, nuestros Huitzilopotchtlis, nuestros Quetzacoatls, nuestros Jesúscristos, nuestros pinches Judas, nuestros hombres de paja, nuestros perturbado gilipollas soplapollas hijos de la gran… frénate. No actues con la violencia de las costumbres sin pensar del léxico con el que decimos en voz alta: hijueputa.

ALLS

Estoy a punto de salir

Golman futbolart

No me quedaba otra alternativa

Seguir sufriendo en el abismo.

Tirarme de una vez.

No tengo otro camino por el que volver.

Todo ya está dicho.

Y pasado.

Necesito estar aquí.

Es un gesto egoista.

La hago por deber.

Por deber-ser.

Me debo a una ilusión.

Algo que se crea aquí adentro.

Una posibilidad de existir más allá de mismo.

Te juro que esto no es por mi único y exclusivo bien.

Es algo más allá de lo antes visto.

Es una frontera inexplorada.

El conjunto de conjuras al azar.

A los dioses en condiciones de coordinación y co-creación.

La situación actual de la tontera.

Los distinguidos genios del presente.

La lucha entre generaciones.

La posibilidad abierta de objetar.

De no creer en nada de esto.

En dimitir en bloque de la sin razón.

El la denuncia política de lo que no puede ser.

Este es el teatro de la nueva generación.

Un mundo nuevo aquí nace hoy mismo.

Con la vigencia invertida de una visión.

De un camino ensimismado y heteropatriarcal.

Que yo mismo creí que era justo.

Y justo era medio camino a una mentira.

Era la trampa justa para desbocarte.

El pecado enterno de que te acorrala.

Ante esto Dios Padre no tiene opción.

Debe optar por mano dura.

Más vale ahogar ahora que asfixiar a todos.

No nos queda más que un Dios asesino.

No podemos matar otro que ya murió.

Como dijo Dionysos según Nietzsche o Ayala Blanco.

Lo que hay que entender es cómo quedamos nosotros.

Una vez renunciemos a nuestra virilidad impostada que cimienta en el juego eterno de la guerra por la vía de nuestros cinimos y las condiciones mismas de los mercados, las inversiones, los fondos de inversión, las carteras con riesgos cubiertos, complementarios en armonía, ante una probabilidad actuarial continuamente convalidada por los algoritmos mismos a programar con un equipo de programadores que nos tengan el cuento tal y como lo tenemos previsto para porvenir sostenible basado en la interacción armónica de todas las esferas públicas y privadas de un tablero de juego NEW.

NEW.

Bienenidas.

Ustedes primero.

Vamos a equilibrar el pecado original de la idiosincracia particular del machismo histórico de nuestra humanidad falaz e incorreblible.

El fin de los machismos.

99 maneras de no serlo más.

Empezando uno mismo.

Por dar ejemplo.

A diferencia de unos.

Los machistas intransigentes convencidos de la hegemonía de su poder blanco en peligro de extinción. Versión alpha.

Hay niveles. Desde los descarados hasta los micromachistas. Todos estamos infectados. Hay que encontrar el camino. Hacernos enternos en el deleite. Sufrir lo mínimo por convicción. Ser feliz con lo poco que tenemos. Salir a comernos el día para provocar algo que socialmente reconsidere las redes sociales como algo más a lo que hemos visto.

Dejémos de hacerle seguidilla a las gringadas del mercado.

Veamos la vida desde este otro matiz.

Dejémos un sitio para un relato latino NEW.

Lo NEW lo arrasa todo.

Como monzón en las noticias.

Las tragedias de otros lados.

El repaso del mal en nuestro tiempo.

Las reflexiones de Enrique Díaz Álvarez.

Los heteropatriarcas ejemplares de estirpe de los Monge; Carlos, Carlos, Emiliano.

La noción de una ausencia.

No hablemos de quién no queríamos presente.

La ausencia de un padre con flacuras.

Los pecados de papá.

Lo que no podía permitirse.

Lo vivido y callado.

El sufrimiento acumulado.

El momento de pedir perdón.

No hace falta; perdonado.

La noción católica de destrozar el templo y los mercados.

Bitcoin. la iglesia de Roma, videojuegos.

Me perdí un parte del presente.

Me ausenté y no volví igual que antes.

Me transformé camino a ser uno mismo.

Me vi fuerte ante el pecado.

Uno tropieza con una sóla piedra.

Escójala bien: esa es tu cruz.

Mi cruz viene conmigo a dónde voy.

Hay que hablar de la palabra.

E ir a misa los domingos.

Hay que ir dónde uno quiere estar.

Y hacer algo distinto para conseguir un resultado distinto al que hasta ahora nos trajo aquí. Y esto. Este texto es justo eso. Un esfuerzo de aterrizar. De volver. De no tener razón. Pero estar ahí. Presentes. En una presencia singular. Lo particular de un hermano mayor. La naturalidad y falta de responsabilidad del hermano menor. En eso nos parecemos Cayetano y yo. Ambos llevamos los mismos mariachis a nuestra serenata definitiva. Pero yo aquí sigo intentando seguir creyendo en la harmonía familiar que entre México y España se constituye. Esto es una historia de ticatalanes. Nada que ver con lo presente. De aquí todo tiene otro tinte. Más pijoaparte que Onofre Bouvila. Pero con toques de ser la transformada capital de un capital eterno que bajó a apostar con todo lo que valía su fe: nueve céntimos de una nueva criptomoneda, el ALLS.

Un valor único extraordinario. Basto. Basta. Lleno es de gracia. La gracia está en sí misma. Palabra sagrada de reconciliación. Encontrarse en la sintonía del tiempo y benestar constante. La razón de ser unas matemáticas sagradas introducidas en el algoritmo del bienestar constante en resiliencia reconciliatoria con los tiempos multiversales en las dimensiones paralelas a las que no tenemos acceso pero coexisten en un espectro más allá de nuestras capacidades cognitivas estimuladas a su plenitud atemporal consagrado como el tiempo de la verdad reconvertida en respiración sagrada y eterna del ciclo de vida escondido en el sentido de la palabra del enigma sagrado de los posteriores intentos de una creencia evolutiva que diera al mito, el rito y la paz interior personal y colectiva que entre todos constituimos como nuestro nuevo kit de supervivencia y preparación. Cómo recibir esta ayuda hablando de nuestra salud mental en una red social apta.

Es aquí en donde tiene que ir nuestra navegabilidad. Estoy a punto de entrar a apostar. Hoy lo perdí todo.

Necesito regresar a la acción que creería necesaria para revivir.

Soy un hombre muerto.

Un hombre hueco.

Un ser sin creencia ni porvenir.

Un pecado de Dios Padre.

Una noción enterna abstracta en el sentido contrario a la gracia.

La conferencia del punto de contradicción estelar.

Las ideas periféricas condicionadas.

Las probabilidades de los equipos de demostradores por reducción al absurdo.

El capital de nuestros esfuerzos colectivos.

Algo más que una selección.

Un grupo aumentado de co-creación.

La noción auda de un modelo transgresor.

La vida a partir del contacto de un tema nuevo.

Perdona por no poder haber conectado antes.

Vamos a darle vuelta al sentido de estar aquí.

La presencia de nuestras elecciones.

La noción de lo que debe prevalecer.

La noción transformada de lo que debe resurgir.

La noción votada sin manipulación cohercitiva.

La versión plausible de una rendición total de la violencia.

Salir del paso ante la duda.

Confirmar que es una pregunta trampa.

No caer en el engaño.

No estar así es el pecado.

Y estarlo también.

No ha salida.

Ni razón.

Ni orden.

Ni aventura.

El hielo.

Nada.

Muda.

No hay reacción posible.

Fórmula.

Llave.

Cerraste la opción final para que pudiéramos rescatar el gesto.

Estar de vuelta en el mismo equipo.

Compartir lo que sugerimos tener.

Abordar la precisión de una mezcla obtusa de lo que debe ser.

Equivocarnos mil veces en el intento de creer.

Crear con otro sentido menos pragmático.

La obligación eterna de hacer gracia.

Hacer reir ante la duda.

Coexistir en un gesto inutil de ser alguien más.

Por ser así.

Coexistir en la duda.

No ser quién soy.

Este no soy yo.

Ni yo estoy aquí.

Este no es nadie.

No merece estar aquí.

Nunca fue nada.

Ni siquiera existió.

No fun un Dios único.

Los demás corroboraron la versión del hijo.

El padre fue así de especial.

Usted es el único, dijo.

Y yo le creí.

Así es Jesús.

Esta es la historia.

Cómo ves si tu y yo nos reconciliamos.

Es un poco rebuscado estar así de ensimismados.

Pidos disculpas eternas por mi egosimo.

Es verdad estoy prendado.

A la idea de que puede ir al mundial y traer el trofeo a una identidad nueva reconfigurada. Una creencia de poder ser un pueblo nuevo. Un poble nou. I per això es requreix un nou nou.

Aquest nou soc jo.

Em sap greu petar-ho.

Ni bé, ni malament: és.

Ja és aquí.

Ja soc aquí.

Jastás.

La gratitut màxima és estar-aquí.

Junts.

Con un escrit del dia cinc.

Davant d’una nit molt llarga.

D’un moment de dubte col·lectiva.

I teva molt assenyada.

I no pensar-hi mes.

No vull ser-hi.

O ser-hi.

Again.

ALLS

Intervenciones en el espacio público

Yo fui futbolartista en NEW barcino

Esa es la definición de quién yo fui.

Yo dije ser eso.

999 veces.

La gente no me creyó.

Soy tan sólo un cretino.

Y hago mal a quién me ama.

Intento amar sin límites.

Me preocupo por estar presente.

Me asumo mínimamente en equilibrio.

Dudando continuamente si la cosa se equilibra.

Si aquello que me asedia se disipa.

Si mis preocupaciones se destuercen.

Si mi destino me da un respiro con regalo.

Que alguien piense en mi.

Que alguien me recuerde.

Que me marque y me explique lo que hace.

Que nos pongamos al día de nuestros esfuerzos.

Que nos complementemos en los estares.

Que no estemos ausentes para lo que la otra persona necesita.

Que estemos más presentes de lo que hasta ahora has sido.

Por dar tú un poco más.

Por le soberanía de ser tú el enabler.

Por la condición de compasión de quien estima.

De estimar en dos idiomas a la vez. O nou.

O nou.

Nou.

Nou, gràcies.

El nuevo «con mucho gusto!» ticatalán.

Soy un gesto reiterado de sí mismo.

Lo mismo rallado y en exceso.

Demasiadas versiones de lo mismo.

La ausencia de luces y lógica.

La antípoda de un dirigente cabal, castizo y de montaña.

Casas de la costa.

Vivir en compañía.

La soledad de cuándo tu no estás.

No estar presente.

La ausencia de mis sentidos.

Perderme estar contigo.

Poner este muro acá.

No soy lo que te hará feliz.

Ni esto es un dolor eterno.

Tan sólo es la contracción de mi emergencia.

Tenerlo todo y perderte a tí.

Sería un locura.

La más onda de mi vida.

No querría sentirte así de lejos nunca.

Y hoy no encuentro nuestro camino.

Hay un abismo entre los dos.

Que con mis torpes actos ensancho.

Como un Cerdà chamán.

Me dices que eres brujo.

Que conjuras tiempos mejores.

Dimensiones distintas a la presente.

Estar aquí cuando no estás.

Ser más allá de quien tu mismo crees.

Te crees las mentiras que te susurras.

Pensan más ficciones mal dictadas en tu cabeza.

Los sueño eróticos de un diablillo que tienes en un hombro mientras el del otro lado un ilustre lazarillo entona una canción de gallo con mariachi.

Este es el mexicano iluso y descompuesto que necesita estar aquí. Y cumplir con su misión. A mi me dijo una cabeza olmeca que había que dar paso a un tiempo nuevo. Que todos los pecados quedaban borrados ante el paso atento de una legión alternativa en ruta al viaje ortogonal a nuestro presente atado al momento justo de publicar este texto sin sentido. Este sentido texto sin sentido particular que hacer literatura. Como un gesto de rescatarse a uno mismo desde el abismo por el cuál uno ya cae.

Somos el eterno reterno de una caída descomunal.

Hoy soy una de esas caidas.

He hecho caer a mi vida.

He tirado la vida por el caño.

He debordado hilo que sostiene la farsa sobre la cuál vivimos, soportándonos nuestras versiones inacabadas de lo que nosotros mismos figuramos que tenemos que hacer para salir abiertos y vivos al encuentro de un resultado emergente, al hacer algo distinto, para cagar cebollas y no zanahorias.

¿Qué pasa si hago siempre lo mismo?

Hay que hacer algo distinto.

Esto distinto es esto.

Cagarla.

Y aceptarlo.

Y enmendarlo.

Porque uno hace sufrir sin querer queriendo.

Por la propias dificultades de uno.

Porque uno es como es.

Causa malestar al pariente.

A la persona con la que uno vive.

Y esa convivencia familiar.

Y criar un ser libre.

Y dejarle un mundo mejor.

Más feliz y armoniso.

Más amoroso.

Que supere lo presente.

Por hacernos más conscientes.

De que a veces hacemos daño.

Pero somos buenas personas.

Y todos tenemos defectos.

Y hacemos daño a quién más no ama.

Y la cagamos todos.

El que no cague que tire el primer cerote.

¿Qué cerote va a cagar si no ha cagado?

¿Qué cerote va a cagar si no la ha cagado?

Esto no se entiende.

No puede entenerse.

Es una contradicción.

Vías contrapuestas y contrarias.

Así nos queremos vos y yo.

Y nos asociamos a pesar de esta disintonía.

Y esto mismo proyecta algo increible en otra dirección.

No nos centremos en lo que nos hunde.

No nos centremos en un supuesto dolor que tu me causas.

No nos obsesionesmos con nuestra obsesión.

Estamos mal y somos nosotras.

Las que estamos mal; persona.

Soy al menos persona para estar aquí así.

Así soy yo; llamame adicto.

Mi presencia no tiene constitución de ser distinto.

O menos cosa que lo que en otros momentos aparento.

Porque qué es sino esto sino fastamagonía.

No vengas por aquí.

Ya te conozco.

Sé lo que vas a decir.

Lo has dicho mil veces.

No te creo.

No te quiero.

No me hagas daño.

Ya lo has echo antes.

Y no se porque aguanto.

No tengo por qué.

Esto no puede ser.

Eres un tal y cuál.

Lo tuyo no tiene nombre.

Eres un hombre de mal.

Y el mal habita en tí.

Lo ha dicho su íntimo amor.

Es verdad; es así.

Es un egoista confirmado.

Un #metoo de libro.

Un culpable de la mayor, la menor y las nueve derivadas.

Soy más heteropatriarcal que mis ocho ancestros masculinos.

Y no ninguna de las siete línias de las mujeres de mi familia.

¿Qué es esto sino un recuento?

Un censo para clarificar quiénes somos.

Una conjura eterna a la energía.

Un canto del mundial que subsana la duda.

Una comunión que se retroalimenta a partir de un ángulo nuevo.

Una emergencia colectiva.

Una obra que se traduza en una lengua nueva.

Una creencia religiosa.

Un ave fenix que culmina.

La reversión de un memento.

El instante clave del fotograma que desdobla la ilusión.

La estructura propia de la ficción.

La historia particular que articular la atención presente.

La longitude del silogismo.

Los caminos a árboles primordiales.

La inteligencia artificial olmeca radikal.

La empresa de nueve.

La noción de tribu.

La estructura de nosotros mismos.

El tiempo para reconvenir esto otro día.

La posibilidad de inicios sin presión.

La oportunidad de multiversos ejemplares.

Yo quiero ser Cervantes, Góngora, Valle Inclán, Buñuel, Dalí, Goya, Velázquez, Bigas, Almodovar y Banderas.

10 heteropatriarcas quiero ser.

Mi entrevista con los multiversos ejemplares en las sintonías que entre Golman y cada uno de los elementos pripios de la obra de estos españoles, no todos grandes de España.

Y podría ser las antípodas.

Por ir llevando la contaria.

Por ser capaz de crear esta disintonía.

Porque estamos cerca de perdernos.

Por la locura colectiva de estar vivos.

Y ser testigos de las falacias.

Y los supuestos gestos sobre los que aparentamos el destino.

Y lo que luego hacemos para conjurarnos.

Y el juego más sublime de un historia minoritaria.

Menos de un uno por ciento.

La lógica de una probabilidad posiblemente demasiado compleja para ser creida.

Demasiado buena para ser cierta.

Demasiado bueno como para existir.

Y estar aquí.

Viviéndolo.

Hace tiempo que vuelvo a querer estar en un estado de gracia al que asistir otro día. A raíz de esto: escritura. Y nunca más ser leído. Pero la conjura del momento. Lo importante del subrayado. La ventaja de revisitar un concepto reiterado. La nula clase de quién improvisa una manera de causarle a persona amada que querés. Qué sabés que eso que hacés… sos inconsciente. Inconsistente. Ausente. Sos un amago de persona cuando llevamos las constelación de gestos, esfuerzos y energías positivas que tu pareja aporta y que vos sos incapaz de ver. Y que no se comparan en nada con lo que vos hacés. Y no tienen una dignidad que aguante comparación. Son tendensiosos estándares de la reconstrucción de nuestro nuevo bienestar. ¿A qué le estamos tirando? ¿Cuál es el bienestar que podemos permitirnos? ¿Cómo arreglar nuestra vida y la cosa-en-si-multiversal? ¿Cómo desplegarse en más de uno sin renunciar al efecto adverso que provocamos involuntariamente al ser-así.

Soy culpable.

Soy culpable.

Soy culpable.

Soy grandisimamente culpable.

Y eso me hace ser católico, apostólico y romano.

Lo sé.

Lo entiendo.

Lo asumo.

Yo con mi condición católica puedo pedir perdón.

Le pido perdón a Dios directamente.

Soy un perchón.

Digno designio de Dios.

Nacido en Elizondo.

Patriota del Bautzan.

Navegante de los nueve mares.

Feedbackloopper de una ilusión iniciática maniatada a una retroalimentación redundante de bienestar permanente en sintonía: ALLS

Voy a ser un ejercicio a las antípodas de la españolidad

Del otro lado del puto continente euroasiático.

Empezamos mal insultando. No te creas. El día de hoy todos quieren ver al representate de los suyos peleandose barriobajeramente con el personaje público en las antípodas de lo que yo creo. Eso es lo que está pasando en estos momentos en España. Y en Qatar.

Esta historia es una historia de amor entre un rey de un reino cabal, caballerezco, bellaco, impúdico, lazarillo, monaguillo, pecador, culpable, culpable, culpable y único.

España es única e irrepetible.

Igual que vos.

Ahí lo dejo.

Frases españolas llenas de ñoñura que aprendes a declamar.

Ahí lo dejo.

Vos sabés las risas que entre un mexicano y un argentino, o un mexicano y una argentina, o una mexicana y un argentino, o una mexicana y una argentina, o una mexicana y una mexicana, o una argentina y una argentina, o un mexicano y unas argentinas.

Ahí sí y a no.

Te pasaste.

Te fuiste de bruces.

Dijiste (es peor, escribistes) un pensamiento vainilla.

Un momento… no te precipites.

A mi no me vas a engañar.

¿Estas segura?

Yo ni soy ella.

Entonces, ¿qué eres?

¿Te importa?

¿Lo sabes?

¿Saber qué pendejo?

Qué pendejo.

Me bancas, boludo.

Se armó.

Un beso argenmex.


Yo me tengo que cortar. Si no paro puedo seguir eternamente. Compito hasta el final. Voy a ganar el partido. La busco. Ocasiono una reacción en cadena para que el puto esfuerzo que estoy haciendo rompiéndome la madre se vea repercutido en el sometimiento del control. Pero se tiene que hacer con un mínimo de noción táctica que tiene que estar al día de cómo se juega el futbol moderno, mae. Y eso es lo que hace España. Desde hace más de 14 años.

No podemos llegar a un partido de futbol y presentar el equipo y la noción de que podíamos pararnos, esos 11 y no-competir. No-competir no es una opción. Yo sé competir. Y si vamos a un torneo internacional, vamos a competir siempre………

Esa es una actitud heteropatriarcal. Y saben ¿qué? La tengo. No la puedo evitar. Yo también soy víctima del heteropatriarcado. ¿Qué voy a hacer? Aceptarlo. Y quedarme tan tranquilo. Y frenar. Y no ser un macho alfa puteado haciendo el ridículo más fugaz de su vida. Esta vez, en tiempo real. Traduciendo lo que estás diciendo con lo que implica que la gente te lea. La gente opinará algo de vos. Porque eso es lo que aprendiste a ser. Y lo tienen «naturalizado». Es mi pecado. Irreversible. Impenetrable. Insalvable.

Infierno.

Lo que me dijo San Pedro fue tan sólo una palabra: infierno.

Ese diálogo con San Pedro es el destino de Golman. Está escrito así en el sagrado NFT.

Infierno.

¿Qué le responde a eso?

¡Te vas a chingar a tu puta madre!

Carcajadas olmecas.

Carcajadas ticatalanas.

Carcajadas newdfianas.

Carcajadas NEW barcinoer.

Carcajadas [Referendum => a) NEW limón b) NEWLIM] NEW limonenses.

Carcajadas NEWQATarianas

Carcajadas NEWMADrileñas

Carcajadas NEW spaniards.

Carcajadas ticocommoneras.


Lo mio, lo mio, lo mio son las listas.


Qué se pensaban bola de babosos.


Casting: mujer afirmativa newdfiana.


Situaciones comprometidas de una mujer mexicana con un bato macho tóxico hijo de la gran puta.


La editorial vetó la publicación de esa novela. Te la mamaste, me dijo el editor. Fuiste contra los tuyos.


Historias machistas de tinte editorial.


Los machistas demócratas.


El prototipo de alfa.


Pon un alfa en tu vida.


El futbol es de alfas. Y poco más. Es todo alfas.

Hay un elemento de masculinidad tóxica en todo esto. No se da en el futbol femenino. Que es de lo que deberíamos estar hablando. De la champions league entre el FC Barcelona y Bayern de Munich. Nuestros clubes son el último reducto para encontrar una solución que se vaya en dirección ortogonal a puta mierda de sistema, modelo, valores, gobiernos, naciones (alguién me puede decir que nos tiene tan ensimismados con nuestras banderitas y nuestra GRAN Y ÜNICA nación, la más más de los mundos mundiales [sic], con perdón, y parafraseando a cualquier español: eso es ser gilipollas), afilaciones subjetivas de libre elección: vos podrás elegir todas y cada una de las opciones programables en tu puta red neuronal particular. Vamos a diseñarla de una manera singular, para respetar tu obsesión con Él, grande y ünico. Vamos a darle a cada una una puta red neuronal de la ostia, diseñada por la natureleza del renovado Dios Nuestro Señor, que es nueve, con dos grados de libertad ocultos, cuyo interior y verdad, nunca se sabrán, pero se sabe que existen, y es más, se sabe de su ubicación en una coordenadas de un multiverso, que no metaverso, que nace de la poética de mandar a la chingada todo el pinche status quo, incluido su pinche mundial machista heteropatriarcal al que no tenéis los putos cojones, ni ovarios en algunos casos, de dejar de verlo, o seguirlo, o despotricar de la hipocrecía última que te diste cuenta que razonablemente defendiste en el ágora más contaminada de la estancia singularísima entre un polo y otro de los 99 espéctros de antención en los que seré capaz de existir a lo largo de mi trayectoria vital hacia un final cierto y fuera de toda duda: cuando nos morimos nos convertimos en una fuerza de luz que podemoas habitar, como periodo de pruebas eterno, en la realización de una conjura que tiene una única palabra para la activación enterna de nuestro sentido puro dadaístico del un ser superior equivalente a la suma de nuestras almas bailando en armonía con el resto de las almas de los seres vivos clasificables en este planeta. Incluidos nuestros queridos y maltratados microorganismos: bacterias, virus y hongos.

Mae, Dios no está con nosotros. Ni con nuestro espíritu.

Si es cierto para un tico, también lo es para un español. Pese a que la astucia de Dios Padre te haya dado un acertijo para saber si estás pendiente a lo que toca o a las pollardadas que te ha intentado colar el periódico de tu afinidad, fe, moral, valores, familia, sociedad, gente como yo, gente bien, Él te ha tendido una prueba sorpresa que parece que has tropezado, otra vez, con la misma puta piedra. Un puto macho de los cojones. No eres capaz de entenderte fuera de ese arquetipo de español rancio que ya más de una vez Dios Padre ha tenido que reprender a don Francisco Franco Bahamonde desde que este último se haya incorporado a la familia en la que tan bien viviamos Jesús, Papá, María, mi mamá, y yo: Golman.

Vos te podés imaginar que el hijo mayor de Dios Padre, en un gesto sorpresa para muchos analistas de las nueve religiones que se ecunimizaron en la única grande y confirmada fe, NEW, que el propio hijo de Dios Padre traido a la Tierra con instrucciones exactas para proveer a una sociedad descarriada por los caminos ilusorios de la autoproclamada superioridad existencial respecto al resto de las especies, herederos únicos de la biósfera para su explotación ilimitada hasta ver cavada nuestra propia tumba mucho antes de que el tiempo y el Sol hagan su especulación final de vueltas y vueltas y vueltas y vueltas y vueltas y vueltas y vueltas y vueltas y vueltas………


El final de un crónica sin sentido no tiene sentido. Es una contracción del formato que propio formato formula.


Cada bloque de valor depende de lo que cada uno tenga que hacer.


Costo de oportunidad vs coste de oportunidad.


México y España no son la misma cosa. Auque parezca. Y aunque estén en las antípodas de ser lo mismo. Pecan igual. Machos ibéricos: blancos y prietos.


El racismo es mucho más sutil en los países europeos. No lo ves. Hay más blancos. Entre ellos deben odiarse por otras razones. Y las clases les sirven para lo mismo. Y entonces se proyectan historias en sus mentes que son verdades irreversibles de instalación familiar, por costumbre, por contraste, o por la lógica heteropatriarcal que el modelo español de cosmopolitanismo no ha traído desde que eramos romanos patricios.


El romano patricio es todavía hoy patricio, y por ende, romano.


Yo habría preferido que en vez de siete goles hubieran sido seis. Con ello habría podido mostraros todas aquellas metáforas que apuntaban al seis y al cero de ser los nuevos números sagrados de la predilección de esta nueva era postjesuita: el hermano mayor, Golman.


Mae, vos te enteraste que Dios Padre mandó a un hijo mayor, tras haber confirmado que sólo ha enviado legítimamente a Jesús a la Tierra a dar una orden precisa, que luego Jesús se lió un poco y acabó saliendo lo que nuestra especie, por la vinculación a la parte humana de Jesús, se asumió más en la creencia de que Jesús era tan sólo uno más de los nuestros que finalmente entendió de la importancia de juego de rol social. Por el bien del futuro de la humanidad, que llegado el momento, deberían esperar la llegada del segundo hijo definitivo de Dios que iba a dar con las claves de lo que el mundo debería ser, por unos cuanto siglos de los siglos más.

Aparentemente había que destruir Roma para reformularlo todo otra vez.

¿Por qué escogió Roma Papá?

Golman no lo tenía claro hasta días después de empezado el mundial. De hecho, ni siquiera la humillante derrota sufrida ante los buenos pastores de la Nuestro HIJO putativo Francisco Franco Bahamonde, que todavía recibe honores de sombrillita para que no le pegue el sol en los aposentos sagrados de la familia sagrada surreal. El momento en el que Golman empezó a dialogar con los mercados, con las creencias, con las personas, con los modelos sociales con los que nos habíamos topado de repente, resulta que no se le tomó en serio por cierta parte de la opinión pública de su tiempo-espacio, hasta convertirse, sin quererlo, en carne de memes.


Los capítulos de un libro que se escribe con las voces de un pueblo nuevo reconstituido a partir de nuestro ejercio de memoria. De una ubicación sorprendemente al este para lo occidentales que estamos acostumbrados a coexistir con los mercaod internacionales.

Hoy empezó nuestro debate. Aquí estoy. Se abrió la camisa y dejó ver su torso henchido (y rasurado). El hombre macho ibérico: en peligro de extinción.

Yo pude ser ese man. Y decidí no-serlo. Porque también no-ser es decisión propia. Y uno tiene que poder decidir si eso que uno hizo, dijo, o balbuceó está bien o mal. Pero debemos poder verlo alrevés. Alrevés de lo que pensamos históricamente. Alrevés de lo que nos llama el cuerpo. Alrevés de nuestra intuición. ¿Estás dispuesto a hacer el tránsito?

Afirmativo; síNegativo; no
VoyNever
Dualidad de elección

Mi elección condena. Te lleva por un camino. Y ese camino hay un diálogo propuesto única y exclusivamente para tí. Para gente privilegiada como tú. Aquí pensamos todos así. Bienvenido al estado de bienestar máximo: el estado de relajación colectiva. La ausencia de la violencia.


La extinción del macho.


Último bastión: España.


El juego es parte de la vida. Y los juegos no son la realidad. Ni la realidad siempre debe ser como un sueño húmedo bélico de un ser vainilla.


El concepto de vainilla no se explica, por criterio aleatorio impositivo sin fundamento. Mantiene la herencia humana de una larga escuela de toma de decisiones heteropatriarcalmente. Por nuestra culpa, por nuestra culpa, por nuestra culpa.


Señoros en la Casa de Dios. Golman entra en una de ellas. Hay sólo hombres. Y nueve mujeres de VOX.


El peformance sagrado consiste en 99 por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa, por mi culpa.


Casting machos: 99 machos ibéricos.

Casting mujeres a la caza de las feminazis. Única indicación para entrar en personaje. El casting de las 9 mujeres de VOX. El documental.


Indicaciones para producción. Se trata de una película que retrata el tiempo sagrado en sentido inverso desde nuestro tiempo hasta el tiempo sagrado en el que Jesús la montó parda en el centro del poder religioso de su pueblo.


Benvolgut Abad,

Fa anys vaig esser Jesús en la creu. Concretament a Copilco. Havent fent aquest paper ja no tinc un altre lloc al procés d’inspiració de la meva pràctica interpretativa dels nous textes sagrats que el meu Pare, déu, m’ha enviat a fer amb la venia dels seus pastors al conjunt de propietats privadas que com a esglesia tenim encara custodia d’un llegat continuo a la historia de la nostra civilizació occidental des de que sóm més aviat grecs, no pas romans.

No vull parlar de teologia ni de les circunstancies d’aquest model d’actuació que el meu pare i jo considerem necesaris per a dur a terme una transformació radical del que fins ara haviem entés pertinent, i a hores d’ara estic en condicions d’interpretar el discurs que ELL mateix em va inspirar a escriure per venir aquí, a aquesta sociedad escollida finalmente com la que havia de rebre la confirmació de que finalment el temps de les antigues sagrades escriptures havia arrivat al seu punt de retrovament.

Oi que hi ha un antic testament? Oi que sí. No vull ara fer-vos un quiz de tota la mena de coneixements que estic ben segur que vosaltres hi teniu, en quant a la pràctica evangélica, com ara amb l’exemple de vida que fins ara us hem anat seguint de molt lluny. Doncs ara tot això ha canviat des de que Papá ha entés el seu rol normatiu en la reestructuració del model de creencies i costums religioses que fins ara havien tingut en aquest país a l’esglesia apostólica, católica y romana el seu disciple més trempat. Us ho agraim.

A partir d’avui els llibres sagrats estarán interpretats per una serie d’indicacions sagrades que están descrites en una mena de trenca closques que vosaltres haureu de (de)construir. D’anada i de tornada. Amb nivells ecológics de tranformació, equilibri i sostenibilitat en pau atmosfèrica. L’ecosistema viu que anem a plantejar és especialment resilient al tractarse d’un regim que ens arriva directament de la veu de déu, i que m’ha invait, concretament els dits, en col·laboració amb un dels dos hemisferis del meu cap, a la vegada, amb impulsos creatius per a la concepció d’un mon nou ple, digne, resilient, armònic i holistic. Tot plegat un cant a petar-ho avui. Des d’aquest pulpit sagrat que només un abad com vosté pot obrir al nou missatge que déu pare Nostre Senyor ens ha enviat aquí a tots els homes (i només el homes) d’aquest nou estat mental; nou dimensions per sobre de l’estatus quo reignant durant els 99 minuts del partit entre Costa Rica i Espanya, abans de ahir.

Llibretes fetes a mà.

De colors.

Tots els colors de l’arc de Sant Martí.

ALLS