Todo es uno uno uno

No podemos evitarlo: somos egoistas.

Quizás por ahí deberíamos empezar al aprender.

Vernos como somos. Asumiendo nuestras mierdas. Eso sería lo justo y necesario. En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias, a tí, oh Nou Nou del Poble Nou Nou nits seguides d’un nou mon: NEW.

Cinc nous i un NEW.

NEW es la marca del valor a relucir. Estoy en medio de una campaña. I’m too gonna play a role. This guys here are my finest crew. My oceans 9. I have some back up. Ladies, gentlemen, please be so kind to fasten your seat bealts. You are going to flip out.

We are here to give you collective joy of upskilling system design.

Rule number one: let serindipity play along and follow closesly until you seize the opportunity: score. Gol………

MAN

GOL

MAN

Allow me to introduce my self, I’m Golman, and you are gonna blown away: sooner than later.

My poetry takes place in a phrase in a way we connect to each other to play the game we like to play. And then lie ourselves the other half of the time. Throwing everything that’s really worth living for away. Which end of the world are you on? There’s no wrong answer. There’s just a movement flow. A place to belong, from day one when we trully connected to a new urban flow. That’s when you grow outside sad shitty little town high school history. Whatchagat?

Common. No disrispect. Commons.

There: I said it.

I won’t disgrace the figure of our major, Ada. Why? Why be like some of you? Who of you would I drop. That’s the facist question you are dying to answer yourself.

Oh, man… that hurts.

You just called me facist.

To my face.

And you know what…… maybe I am.

Boom.

Written confession.

Double boom.

Wasted.

Trumped out.

That’s my new Américan expression. A new language I’ve just invented, out of the blue. Whatyagat?

Whatyagat, myboy!

Whatyagat, mygal!

Whatyagat, señoras!

Whatyagat, señores!

Whatyagat, adulta mayor en plenas condiciones de sus facultades mentales se extravió por la zona de las nieves de Coyacán, si acaso está en la Cantina, otra vez, díganle al canijo que nomás no me vaya a roncar cuando llegue todo borracho desgraciado esta noche… mira nomás. ¿Tú te crees que esto es normal?

Quizás la normalidad no sea un atributo que queramos. Quizás ese no es el problema. Quizás no estamos sabiendo ver bien el problema. La cuestión nunca se ha probado antes. Un sistema que lo resolvamos piramidalmente. Y la responsabilidad esté en el orden en el que nos vamos afirmando hacia la cúspide de la pirámide: el nuevo ascensor social. Esta vez, vas a caminar.

Preventive care: sube a la montaña sagrada, coño.

Unas juezas y unas cuantas abogadas interpusieron un juicio sumarísimo en el juzgado número nueve de la capital castiza de lo que un día fue eso que llamaban España.

La muerte de España.

España partiá.

España Partiá. Mi Perdita Durango. No soy Rodriguez. Ni adicto a la violencia. Eso qué. Ustedes. Cúrense ustedes. A mi ustedes no me contagiaron. Nosotros venimos aquí, otra vez, con la pipita de la paz. Cada vez que subimos agarramos su pinche muro y lo convertimos en algo reciclado que tenga sentído, lógica y humanidad. Si no lo ves así, si crees que el muro te protege, podemos francamente identificar que estamos justamente en los polos opuestos desde dónde nos podríamos acostumbrar a odiar. El némesis es el nuevo santo de la religión. Reconcilia la pura idea del Diablo que Dios padre introdujo con sus pinches cuentos. El odio al diablo es pecado. Nueva actualización de los mandamientos. Algunos han caído. Otros se han adaptado a los tiempos. Si el Papa lee español, ya chingamos. Si el pendejo no entiende, están chingando a su pinche madre. Qué tal cómo nos metemos con algunos estados que a final de cuéntas pus cuál. Si nomás ora. Y ora. Y ora. Y ora. Y ora. Y ora. Y ora. Y ora. Y ora. Y yo que bien pinche rebelde: hora. Y hora. Y hora. Y hora. Y hora. Y hora. Y hora. Y hora. Y hora.

Ahí ya gané nueve horas. Surrealistas cuentas de la vieja. Y toda España transformada se sueña capaz de ser lo que .

Taller de distopia. La propuesta del profe es que vayamos al ritmo que vayamos avanzando. Acabar Orwell y empezamos Huxley.

La lectura en cuatro ejes. Pautas de lectura. Novela comparada. Ver las cosas en relación de las diferentes distopias. La primera categoría: literaria. Trama, estilo narrativo, personajes, técnicas metaliterarias, meter un libro dentro de otro libro, el diario. La segunda: principal materia de las distopías, las liturgias de lo negro. La trama no es lo principal. En Huxley más que en Orwell. La transformación del personaje no es lo importante. Sino el mundo que nos están ofreciendo. Y los dispositivos de ese mundo. Los escritores de distopías estamos contando sin que sea aburrido. Son novelas. No son ensayos. No nos están advirtiendo. La dificultad propia del género para que estos dispositivos no sera una mera descripción. El diario de Winston. El libro prohibido. Cuando Winston tiene el diario. Justo en esa sociedad no tendría con quién hablar. Orwell lo habría podido escribir él. El diario es más interesante y conciso. En esa sociedad ya no saben escribir. No es así como escribe el narrador. El apéndice de la neolengua. Si nos echara un rollo teórico del lenguaje, hueva. Y tiene formas de resolverlo como escritor. El diario como un único sitio para describir ciertos pensamientos. Cuando tiene chava, cuando conoce a Julia, ya no necesita el diario. Sus pensamientos íntimos los cuenta a través de Julia. Dispositivos. La segunda categoría.

La tercera parte. Los efectos de esos dispositivos en el pensamiento, en el lenguaje, en elos cuerpos. POder sobre la mente y sobre los cuerpos. Se orientan a controlarnos.

En una última categoría: el recorrido del héroe. Casi siempre el climax de una distopía con la antagonista. La tensión de la trama no es tanto, como en otros géneroes. La trama en las distopias es secundaria. Se produce el enfrentamiento con el poderoso. El protagonista pregunta por qué están haciendo todo esto. Orwell y Huxley. Poco menos de 20 años. Y concepción totalmente distinta. Es una pregunta que tiene que ver con filosofía política y con el poder. Por qué un grupo de personas quieren tener el poder. Las sociedades están siempre gobernadas por uan élite. Y siempre depende de la noción de esa élite. Por qué quieren que las cosas sean así. Eso se produce en el enfrentamiento final. Debe haber un estado opresor a derrochar. La revoución se da. TOdo esto por qué es así. Ustedes, casta dominante proponen este tipo de sociedad.

Ayer sólo alcanzamos a ver las dos primeras. Vamos viendo los distintos elementos.

La tercera de estas categorías. El pensamiento y el lenguaje. Orwell postura de manera muy clara, y lo dice en estos fragentos teóricos en el libro dentro del libro. El pensamiento tiene una relación absolutamente directa con el lenguaje. Dependiendo de las palabras que tenemos lo podemos utilizar en nuestro hablar. Lo ví por primera vez en los Simpson. Lisa parendiendo alemán. Shrodenfaden. Alegría ante el dolor ajeno. Los alemanes tienen una palabra para todos. No tenemos una palabra para nombrar la alegría sobre el dolor ajeno. Ustedes son uns sádicos. Ustedes son unos hipócritas. El hecho de que en alemán y el sueco tengan una palabra para describir eso nos lleva a que exista la emoción. Es lo que postula Orwell. Por eso en Oceanía se reducía el lenguaje y se crea uno nuevo: Newspeak. Un diccionario en la décima edición. Un proceso gradual. El lenguaje en el fondo es un proceso de pensamiento. Si cortas todas las palabras de tajo no funciona. Es minar los hábitos de pensamiento. El mismo principio de la censura. Por qué una poder censura. Por qué la iglesia tiene una lista de libros prohibidos. No, porque esas ideas antentan contra lo que ellos entiendes que debe ser el sistema. Se toman un gran trabajo para negarlo. Cancelación. Hay un gran empeño de los centros de poder por limiar el acceso a ciertas ideas. Eso es lo que plantea Orwell. Por eso es tan importante reducir el número de palabras. Se van quedando cojos. No quieren que la gente piense en esas palabras. Reducir el número de sinónimos y antónimos. Si tenemos persona. No necesitamos no persona. Un antónimo no es una cosa muy subversiva, pero la meta última al ser cambiar los procesos de pensamiento se quieren minar. Eliminar. El entusiasmo y fervor político. Como actos de fe. Los personajes en 1984 están ahí para desempañar una función. Es como en el teatro. Llegan a decir su parlamento. El tema de la lengua lo introduce con Sime y llega con Winston y se da cuenta que no está entusiasmado con los temas de la neolengua. El objetivo de esto es que ya no tengamos pensamientos heréticos. ¿Por qué el gobierno totalitario para esto, o aquél fervor? Estupidez exaltada más allá de este razgo de consciencia. Las procesiones. El odio al enemigo. Confluyen dos elementos importantes d ela novela. Cuando se produce el encuentro de que… O Brian es un conspirador político. Y nada. Está cazando el momento para tener el encuentro con Obrien. Cuando hablan. OBrian es un funcionario de mayor rango. Del partido interior. Te felicito por tu artúculo. Tienes un buen manejo. Por cierto ya tienes la décima edición del diccionario. Me gustaría darte un ejemplar, vente a mi casa. Cuando van a su casa hablan de la conspiración política. La hermandad. Lo invita a ver el diccionario. El pretexto para establecer un contacto político. El diccionario que va reduciendo el pensamiento. Te va ayudar. Te va a reducir tu lenguaje. Cuando lo tiene hecho una piltrafa. Le redujo el vocabulario y el pensamiento. Lo eliminó en toda forma. Simbólicamente la forma en la que lo invita es lo que va a hacer. Destruír su lenguaje. Rebajarlo a nada. Y ceder. Tiene un apéndice dentro del libro que forma parte del libro, un documento en donde el partido postula su visión de ir creando una neolengua, con una especie de ensayo teórico sobre las consecuencias de reducción de lenguaje y pensar en sloganes. Orwell lo muestra con los personajes de Winston y Julia, una mujer de los nuevos tiempos. Winston quiere aferrarse al pasado. No hay registros. No hay libros de historias. Ella ya no. Nació en esta nueva época. EStá más educada a estos principios de la neolengua. No tiene estos pensamientos heréticos que sufre Winston.

Tiene en algún artículo periodistico de la utilización de la palabra fascismo y democracia. El últimos mes he escuchado la palabra fascismo de todas estas formas. Acaba de convertir el pensamiento en un acto de fe. Eso está pasando marcadamente en la actualidad. El otro gran elemento es el genial témino del doublethink. Capacidad para tener en la mente dos ideas que puedan ser contradictorias. Tren de pensamiento lógico, contradicción. Coexistir sin problemas. La actualidad: no hay una realidad políticamente objetiva en la que todos podamos estar de acuerdo. Los hechos de Donald Trump y su inauguración. ¿Dónde hay más gente? Hecho político medible. Podríamos estar de acuerdo. Yo tengo otros datos, AMLO. Hay más llamadas. Hay más denuncias. No. Yo tengo otros datos. Hay una realidad política distinta a los hechos verificables.

Orwell vincula todo con todo. Todo tenía que ver. Está muy interconectado. Sientes que no puedes respirar. Así se siente el protagonísta. La guerra perpetua: doublethink. La guerra contra las drogas. Violencia. Militarización. Invertir en armas. Invertir en inteligencia. Todo ese despliegue está condenado a algo que no va ocurrir. El año pasado consumismo más drogas que nunca. Todo saben que no se va a solucionar. El doublethink orwelliano. Dos creencias que si se siguen a su extensión lógica llegas a una contradicción. Te permite hacerte pendejo. Negar la realidad. Seguir existiendo sin poder hacer algo al respecto.

Resolver esa contradicción.

O lo que consigue Orwell; nuestra contradicción navega libre por el caos.

Todo es una gran mentira que se va recontando. La única forma de poder vivir sin volverte loca es con este tipo de de mecanismos. Está vinculado a dos conceptos al thoughtcrime, en el fondo el único verdadero crimen es el crimen del pensamiento. Si pensamos que ese es el real crimen, lo que más considera el partido que es una amenaza, es donde reducir la lengua tenga una utilidad. Alentar un dispositivo mental que permitan que las contradicciones existan. Dos dispositivos diseñados para evitar que hubiera estos crímenes mentales: hábitos de pensamiento y espacios donde entran más temas de fe, de dogma. Que no racional.

Para no poner sólo ejemplos de Donald Trump. Yo el año pasado di una charla. Un poquito multimedia. Orwell, Radioheal y las compañias multinacionales. Facebook, Google, los grandes actores económicos y políticos de la realidad. Los elemenos orwellianos. El culto a la personaalidad de los dueños. Van por la vida vacunando a niños con un discurso de gran bondad. Causan un gran daño por no pagar impuestos. Les da orgullo. Larry Page: maniobras fiscales para no pagar impuestos: pues sí, se llama capitalismo. Facebook. Libre intercambio de ideas. Facebook como brazo político de Rusia y Donald Trump. Google tiene un proyecto de Islas google. Comprar unas islas en el Pacífico para poder poner en práctica métodos laborales de producción de trabajo que no tengan que pasar por ningún estado. Los trabajos, los sindicatos, coartan su posibiidad de creación. Se rumora que Zuckenberg tien ambiciones políticas. Seguramente ganaría. Es muy popular.

Orwell advirtiéndonos de lo qeu pasaba si Hitler gobernaba, pero no era sólo eso. El doble pensar. No admitir la contracción. Pasa en las sociedades. No sólo en las noveleas. Mucha gente saca beneficio político de estas cosas.

La cuestión de la vida propia. Own life. Muy mal visto. Son sociedades, como la Huxley, la idea de que la vida interior y el pensamiento puedan ser subversivos, se propone que la gente pase lo menos posible sola, siempre hay show, la liga antisexo, la marcha, el chachachá, la pacheca, muchas veces cuando estás sólo, se te va un poco la cabeza. La soledad te lleva a estados más extremos. El lenguaje y el doble pensar. No permitas que tus pensamientos se conviertan en un crimen. Mejor detenlo. Antes de que caigas en un crimen del pensamiento. Lo que pasa en el ciberespacio. El pavor de decir lo que piensas. Te lincharán en 9 segundos. Las redes tienen que ver con la vida propia. Si todos los días están en las redes, todo el día están ahí. Es un gran atentado a la vida interior y a las posibilidades del pensamiento. Subversivas para la sociedades de sus libros.

El culto a la figura de Elon Mosk. Se casan con Angelina Jolly, Bono canta. Actores polílticos muy relevantes y ubicos. Big Brother is whatching you. Muy orwelliano estos personajes.

El cuerpo y los afectos

Orwell: basada en el odio. Se fomenta el odio como emoción. Cultivar y demostrar. Winston no se cree la propaganda oficial. Si no se la cree y si se queda sentado se van a dar cuenta. Se obliga. Se deja llevar. El odio lo atrapa. Me marcó el tema de los hijos del vecino. Los Parsons. Cazaherejes, denunciapadres, prendefuegosdeseñoradelpuestodesalichichas. Los niños son los más devotos. Los niños nacen dentro de eso y es la única realidad que conocen. Pequeños fanáticos que actúan la violencia. Parsons, cuando Winston ya está preso, se sorprende porque no era un enemigo, cometió un crimen de pensamiento: abajo Big Brother, y sus hijos lo entregan. Estoy orgulloso de mis hijas, por tener estos pensamientos heréticos.

Como los ejercitos de los infantes mecanizados. No les importa denunciar al padre. Los niños de las guerrillas del áfrica. O los ejércitos musulmanes fundamentalistas. El mundo del niño se amolda más fácilmente para las causas totalitarias. Los niños soldados impactan más. Sus fotos. Con la novela. Un niño prendiendo fuego al puesto de salchicha. Cualquier institución cuyo fin sea transmitir uan cierta visión del mundo, como una religión, la iglesia, y saben que hay que comenzar desde niños. Ese es elmomento de captarlos. Disney y las empresas de juguetes. Se los hacemos consumistas desde niños ya estuvo. Los niños están indefensos. Darles herramientas para que puedan valorar. En los casos de Orwell y de los casos que mencionas hay un adoctrinamiento desde una edad muy temprana. El marco mental que se les transmite.

Odio, desconfianza, miseria. Cuerpo, amor, erotismos. Un elemento claramente marcado impulsado por parte del estado es construir una sociedad asexuada. Apoderarse de su cuerpo. Del placer. Ella se inscribe en ligas antisexo. El sexo y placer, negativo. Siempre negativo, nunca positivo. Fines reproductivos only. En Huxley se prescinde de la reproducción biológica. Fábricas e incubar niños. La de Huxley son 500 años de viaje. Literariamente puedes fantasear con cosas más descabelladas.

Prohibir el sexo. Despojarlo de toda connotación placentera. Sólo reproductiva. Julia se da cuenta de que la histeria de guerra y el culto a Big Brother es hacia donde el partido quiere que se vaya ese instinto sexual que nos deniegan. Los hombres y las mujeres no pueden gozar de su cuerpo y esa histeria se va la devoción. El típico caso de la mojigatería. No es sólo que no quiera tener una relación con su sexualidad, sino que le molesta que otros lo hagan. La base de la que habla Orwell a través del personaje de Julia. Un momento patético y conmovedor de la novela es cuando Winston, casado, no sabemos dónde está, fantasea pero nunca aparece, cuenta que su matrimonio era horrible en función de dos miembros del partido que solo están ahí por el partido, sin amor, el problema es que tenían que seguir teniendo relación sexual con fin reproductivo. El deber de darle hijos al partido. Nunca ocurre. Ni queda claro que se divorcien. Pasea con Julia por una zona marginada de Londres, se encuentra con una prostituta y le paga y se acuesta con ella. No es tanto un tema sexual como un tema político. Lo hace por aferrarse como a un cierto instinto. Muy patético. Muy sombrio y grotesco. Pero de alguna forma en ese espacio Winston lo hace por una dimensión política. En la relación iliscita queda postulado que el sexo y el amor es un tema político. Si lo cachan les va pasar lo que les pasa. Y lo saben. La negación del cuerpo, del amor, del sexo. Ellos saben que están cometiendo un delito. Es interesante porque ambos saben que están transgrediendo a través de entregarse a una relación amorosa y erótica, cometiendo un acto político. Lo viven de manera distinto, ambos enamorados, pera Winston también es político, para Julia lo que quiere es poder vivir esto con él. Cuando van a ver a OBrien les tengo que preguntar a qué estan dispustos. A qué… subir de tono. Arrojar ácido sulfúrico en la cara de un niño. Estaría dispuesto a no volverse a ver. Julia dice que no. No renunciará a sus cuerpos en aras de una causa política. No está dispuesta a cruzar esa línea.

Cuando empiezan a salir a verse y enamorarse, Winston deja de beber la ginebra asquerosa. Gana peso. Su úlcera se va curando. Cuando recuperas la habitabiidad del cuerpo. Lo que Foucault llamó biopoder. Lo que es interesante es que Orwell tiene muy claro que un poder que quiera ejercer el poder en la sociedad lo tiene que hacer sobre las mentes. Pero también sobre los cuerpos. Potencialidad de subversión política.

No te había visto.

Justo lo dice Julia. Privación sexual, estado de histeria. Otro hecho central a niverl físico, corporal, somático. El lider no existe. Ya no hay un cuerpo. No se le puede ver. Ah, ahí está. Un señor que nos tiraniza. Ni siquiera es un cuerpo. Una voluntad humana. Un cuerpo metafórico. Un sistema que no tienen la necesidad de existir. Obviamente no es la lectura que me interesa.

La negación del cuerpo es una de las dimensiones escenciales de esta novela. No es casualidad. No me gusta… no me parece la lectura más interesante. La advertencia: los totalitarismos. Cuando se había muerto Kim Jong Un. No se sabía. El dicatador no tenía cuerpo. Y luego salió muerto de la risa.

Hoy tampoco acabaremos Orwell. No se si fue intencional. Parte del efecto de que sea un género de que la trama no es relevante. Ya sabe lo que le va a pasar. Y cómo. Es muy interesante, pero de manera un poco predecible. En Huxley un poco más. No tienen grandes transformaciones, grandes arcos morales. Le quiebran el alma. Causa efecto. No tiene un epifanía emocional. A lo que responde es que son arquetipos de lo que sería la persona promedio que se produciría en esas sociedades. Su recorrido es el de la propia sociedad. Son libros sombríos. Pesimismo. No te ofrecen una salida. Un cambio politico, social, somático. Un poco por eso al final siempre viene el momento de confontación con el poder. Toda persona que escribe una novel distópica. Nole agrada la realidad política. Siempre se acaba llegando a la pregunta del porqué. Una cosa que es dura es que Orwell no le concede al protagonista la posibilidad de tener superioridad moral frente a quién lo destroza. La forma inteligente en la que lo hace es cuando van a ver Julia y Winston a OBrien, ¿están dispuestas a…? Sí, sí, sí, sí,… luego al torturarlos, Winston se aferra a la idea de la realidad objetiva. Al sistema de creencia que le colocó en esa posición. A pero tú crees que eres superior a nosotros. Sí. Le pone una grabación. Le pone una grabación de que está dispuesto a hacer lo mismo. Es una demostración. No hacer falta elaborar más. No queda duda de qué lado se situaría moralmente Orwell entre Winston y OBrien. Lo que hace Orwell es apuntar hacia qué tipos de proyectos se orienta el poder. La equivalencia es en lo que estarían dispuestos a hacer para alcanzar sus objetivos. Pero Winston para su ídea, también estaría dispuesto a hacer lo mismo. Equipara en cuanto a los medios, pero no a los fines. Mismos medio. Distintos fines. ¿Qué es el poder? ¿Por qué se ejerce el poder?

Yo creo que esta sociedad se debe de organiar de esta forma.

En las sociedades teocráticas, por más que pensemos que Dios es una creación humana, se apela a una superiorar moral: así lo quiere Dios.

En sociedades seculares eso no es así. No es así lo quiere Dios. Capitalismo. Comunismo. Un Tico Commons.

La ansiedad de una narrativa pesimista. La conversación final. ¿por qué crees que hacemos esto? Le dice que en el fondo lo hacen por el bien de la gente… si se les deja ser libre… no te equivocas, lo hacemos por el poder puro. Lo hacemos por ocupar el poder. Imagínate una bota pisando una cabeza humana. Una imagen de poder descarnada. Lo que Orwell creía que ese es el verdadero fundamento de la sociedad. Una casta dominante lo que quiere es un acceso al poder. Lo novedoso de su sociedad es un partido dispuesto a aceptar eso y a actuar en consecuencia. Es una revelación devastadora. Si ese es el fin, los medios para llegar ahí no se van a escatimar.

Si pensamos en México. Todos los villanos políticos. Ampliamente repudiados. Incluso estos regímenes perversos, corruptos, asesinos, malvados,… nunca ocurrió eso: estoy aquí para robar, para beneficiar a mis camarillas, y …

Orwell le quieta la máscara al poder.

Liberado. Se encuentra con Julia. Se confiesan que se traicionaron. Cuando te van a hacer algo horrible, dices ya no me lo hagas a mí, hazlo a alguien más. Una especie de victoria total sobre las mentes y los corazones. Saben que no se volverán a ver. Por ir en contra de los preceptos.

Escena final. Café, ginebra. Comunicado de guerra. Imagen de BIg Brother. Después de tantos años, finalmente amaba a Big Broter. Se vuelve uno de ellos. Ahí acaba el libro. A veces los liberan. Una vez que caes de gracia, te van a acabar ejecutando. Ya purifícado entonces ya lo ejecutarían. ¿por qué no me matan ya? Queremos ser dueños de cuerpo, de tu alma y de tu mente.

3,5 horas para hablar de 1984.

¿Qué nutrió 1984? Influncias futuras de estas pistas orwellianas. Murakami tiene una novelas. Entiendo que no es mala. Margaret Artwood. Influencia ineludible. Con Orwell pasa como con Kafka. Se utilizan términos suyos para juzgar la sociedad. En música, Radiohead, Tom Yorke, el leyó 1984 desde muy temprano. Dos más dos igual a cinco. David Bowie WE are the dead. Cine: hay una película, no es muy buena, es dificil, porque no hay trama. El estado la policia. Big Brother. Una película necesita trama. Aquí no hay. Otra peli mejor. Brazil. Terry Guilliam. Abasurdo. Es de inspiración. El dormilón de Woody Allen.

Yo pienso en una zaga. Los juegos del hambre de Susan Collins. La gente en distritos super acondicionada. Como el círcúlo. ¿Cómo relacionaba ocn los troas?

No te va a salvar del sistema. Novela juvenil. Procedimientoa alienantes.

Los pobres de USA vs los pobres de Francia. Los que hacen la guerra. Los que tendrían que estar más en contra votan patriotismo.

Si hubiera un movimento progresista para avanzar un proceso mental.

Acabamos con 1984.

Estamos listos para Huxley.

Soy un personaje ruso de Dostoievski

Golman pues

Si acaso rojo.

Si a caso, rojo.

Sí, ¿acaso rojo?

Si cazo rojos.

Sí, cazo rojos.

Rojos riman con hogueras.

La izquierda no supo si armarla de pedo.

¿Nos ofendemos?

Ahora sí.

Esto sí.

¿Ahora sí?

¿Esto? ¿Sí?

La lengua española es un gusto que bebe en copa. El latinito poco refinado toma guaro es vaso. ¿Qué pasa? Algún pedo. ¿Algún pedo?

La literatura más satelital se coció en el corazón de Copilco. Una escena de Golman volviendo a Copilco 300 y la banda entera nos rifamos un Bollywood de algo más que coyoacanenses: copilqueños. Antes que nada.

Antes que nada

No les digo. Sí les digo. ¿Qué creén? Can, kan, can, kan, can, kan.

La ortografía mexicana te salpica en los ojos. Da rabia. Es como nos enseñaron, en buena onda, a leer. Leemos los que podemos. La neta. Esa es la meritita verdad. Por esta. Ira. Ésta. Está. Estate. Date.

Un dait.

Yo soy muy newchilango; dispensenme.

Yo aprendí a ser / y estar en esta dualidad mexicana multiversal. En buen pedo, hay otro camino. Ustedes me lo enseñaron. Lo nuestro es primero, dicen allá. No ma-mes. No ma-men qué pedo los gringos? ¿De poca madre no? ¿De poca madre: no? ¡De pocamadre! ¡NO!

Ya te metiste en un pedo. El pedo ya se fue a la verga. Ahora todos somos gringos. Gringos nuevos. Gringos viejos. ¿Qué, pendejo? ¿Qué pendejo? ¿Qué? ¡Pendejo!

No es lo mismo. Nada es igual.

Todo tiene su qué, y es per se, cosa aparte. Cosa propia. La cosa en sí. Lo que los pinches alemanes no se ponen de acuerdo. La escuela de Einseinstein de postcinematografía. ¿Por qué apetecían más lo rusos? ¿Por qué siguen apeteciendo que son nuestros camaradas? Las risas rusas subidas de tono en un debate universal. ¿Qué digo universal? ¡Qué chingaos! ¡Multiversal! La nueva librería-editorial-sitio en la nube-alaverga, despegamos a su puta madre y nos lleva la santa chingada hasta la mamada que nos venga en gana nos teletransporta al espacio sublimado. El sitio en el que provocaremos el colapso total de todos los canales de comunicación. La visagra de la historia. ¿Por qué matarla? ¿Por qué acabarla? Esa es la pulsión de muerte malentendida; matar. ¿Pa qué matar? ¿Piensa? Pulsión la muerte del otro: cobarde. Para. Piensa. Baja el arma.

Fundámoslas.

Todas.

Al mismo tiempo.

Toma ya, utopía.

Toma ya Utopía.

Toma, ya utopía.

¿Toma…ya? utopía.

¿Toma? Ya. Utopía.

Historias de amor. Literatura mínima. Soy un poeta como Hugol gol; Golman, gol.

Pero me tuve que presentar al pueblo. Y el pueblo libre ascenderme al primer equipo.

La vuelta de Golman se hizo inminente: nuestro último cartucho.

No lo íbamos a gastar en un artículo para caballero.

Un artículo para dama. Mira los pinches pelos que traes. Eso es de puto. Y a mis hermanas, de paso, les llamó cartuchos vacíos. El mejor chiste de la historia. Fui testigo. Como Jesús en mercado a punto de arremeter con mala hostia a los pinches mercaderes. La furia de Jesús rebelde es la bondad más indispensable de la biografía de nuestra idealización del tiempo a partir de un gesto revolucionario. Piénselo, camaradas.

No hay meeting más dificil que el de la plaza pública. Y ahí estuve yo. Y dije lo que tenía que decir al respecto. Y sabemos que puede funcionar de una manera distinta. Yo estoy aquí para cambiar el bounce back. ¿Por qué habrían de ser los pinches gringos los que nos llevan a las antípodas de esta pinche mierda gringa? ¿Quiubo?

Híjole. Te pasaste.

Así piensa mi vieja. Es gachupina, se tiene que entender. Ser así de mexicano con esta intensidad de vecindad es un sin vivir. Y nuestro pedo aquí está cabrón. Y la neta, puro pendejo. Ni uno se salva. Bueno sí, uno: Mario Padilla Padilla.

Mario fue una de las contadas personas con la que me puse en guardia y luché por alguna causa que aquél momento sólo funcionó como defensa personal. La utilización de los gestos del karateca en el salón de clase a los nueve años. El dominio del espacio como un shaolín en el imaginario de un pinche niño del DF que nunca ha visto a un chino en su vida. Ever. Te lo juro; por esta. ¿Está? ¿Se puede? ¿Nomás la puntita?

La mujer nunca alburea. Es lo más heteropatriarcal que puede haber. Negar a la mujer el arte de la jiribilla. Siendo ellas la neta suprema del sentido más cachondo de la palabra exacta. El romanceo de urbanidad eterna de un newchilango son palabras mayores que superan el pinche cuento del sarape de San Juan Diego. No se alebresten. Conténganse. Estensen. Aquí no va haber ninguna revuelta de Iztapalapa. Es lo que tiene Nezahualtcoyotl. Que siguen viviendo en la urbanidad que funciona aquí desde que ya eran un millón nomás ellos solos, mi capitán. ¿Qué hay que hacer? ¿Qué dice su manual de conquistador?

Nomás Perez Reverte no sabía dónde arguir que la conquista no requería manual. Se trataba de la obra transformadora de nuestra monarca que muy sabiamente supo alinear los intereses de las grandes familias nobles que correspondían a la gallardía de la lucha de la prominencia de nuestra obseción heteropatriarcal machista de la voluntad de invadir desde Polonía hasta New México. La última novela del primer novelista olmeca que vuelve a la vida desde el mundo de los muertos. No les dije que era una pinche visagra.

Ahora se aguantan. Ahí les va la historia de cómo les metieron la pinche verga enterita por el Chicharito Hernández.

La capital se derrumbó otra vez.

De risa.

De risa, con acento mamón.

Los fresas.

Los fifís.

Los fesas vs los fifis.

Los nacos vs los chidos.

Los bullys de la primaria vs los bullys de una clase arriba.

Esa vecindad cuenta. A los nueve años los de dies se empiezan a poner salsitas. Ojito. Aquí no se toca a nadie. Y quien quiera sufrir las consecuencias de asumirse como un macho machista trumpista epsteiniano: un hombre blanco de buena estampa. Los chicos blanco del poder y la gloria, los éxitos abrumadores de nuestro estilo de vida, nuestra literatura, nuestros genios, nuestros padres fundadores, nuestras madres fundadoras… wait… wait… wait… wait… wait… and you keep waiting until one day it happens. It solves itself. Through pain. The suffering of the blind folded minds who didn’t speak out against unjustice. The judge is you. As you, the macho.

As macho, then, you are doom.

You are scum.

Don’t need to feel too hurt.

Your masculinity is not only approved. You still get the girls. Either you are loaded with dollars, enough to pretend you are worth that rest competing to be valued through those standards. Trump América. The rich kids, their high school years, the narratives of the great story told by exclusivibly white tellers. So much principy. They are so cute. Ask any venezuelan. Venezuelan girls aim for two cities, nowadays. Miami or Madrid. They call it the MM choice of a venezuelan free soul of the latin center of one side of feministical ways, being others, and yet, one other pole in the antipodes of the system. De dual simplicity theorem.

I will present theorems without proper proof. Because if Donny Trump is taken seriously when he uses childish interpretation of the so seeked Real Reality Real Estate Truth. Reareareaest. REAREAREAEST.

I’ve made up a literary format. A unique way of looking at writing while just, you know, hand out in the highest aspirations of the soul: to be aware of once luck to be here. Alive. Today. As is. Thank god, we are. Thank god, this. The connection is there to gained in a strive to understand the stories from fragile souls of our generation. Forget starting with the succesful white dominant stories of great family succes. How much of that can we pin in your own heart struggle to elevate yourself in the current social estate of affairs. How is life possible without our little spec of dust. Your sprayed spore than took of to life as a vessel of a microscopial organism that would reak havoc in the host system of another human being no yet in the room.

I could go on with the narrative in an immediate manner. To evolve what I’ve raised as an expectation. It was going good. Or well, sorry. English is not my native Language. Yet I’m playing the role of using it as such with my daughter, Vera. She is the truth. I know. Meritxell knows. We are a happy couple. How? We are white. That’s enough. You make it. Even if you fake it. Especially if you faked it. No one can top you allin. You let it loose one day in mystical night back in San José. One of those Texas holdem nights in Shamú’s place. It was the nicest table to properly play against the best eight poker players in the city. I landed a table who’s seat were reserved and there was a queu expecting to be let in. The put money. Everybody does. That’s the taking in any poker story. Any gambling movie. It’s all real stories from people who’ve been a played in Casinos. As if they could beat the odds. O bring the lucky moment. Trust I do sometimes. I have, I mean. I don’t mean to bragg about that night. Or the night I touched a breast in Monaco because my mom ordered me to do so, and I always listen to my mother, Ito. My dad was there. Somewhere. They couldn’t get in. Meri and I did. And I was going to bring down the house. As I had touched a golded boob.

Boobs could be issue of this script. This book. What I am. What am I? The language has its significants. A new word for a new language: Ticatalán.

I started a language 9 years ago. It’s timing frame. It comes from the past. It will always do. Jesus tought of that. Legacy. What we will be remembered for. Writing about it. Somewhere. For you to read. A reading quest. A text to study. At which age? Nine. Nou.

Nou. Temps és ara. I ara la meva filla está preparat. El temps corre. I fa el compte enrere. La direcció és tan important en el aprenentatge de les matemátiques que hem de comenzar a estudiar les metáfores del limit que ens apropa a la entesa del càlcul diferencial. Perdoneu si de tant en tant us perdo per alguna cosa que considereu fora de lloc, o que mai us havien explicat. Normal. No sou matemàtics. Pero aquí tothom fa veure que és matemàtic. Només perque les matemátiques son més lliures que els matemàtics. Es a dir, els matemàtics poden ser lo lliures que ells mateixos creguin, o siguin, com vulguin. Com ells i elles vulguin. Les matemàtiques són més fines. Son millors. Pero el millor, gairabé sempre, es un home. Això, evidentment, potser masclista. I de fet ho és. Pero la meva experiencia és que havia uns homes que eren molt clavats d’una manera desorbitada, i quelcom neceari, tot i que no va ser el meu cas. La resta dels matemátiques hem d’aprendre a correr tant com els que entenen tot el que segueix.

La absurd afició a la màgia, lo fantàstic, lo sobrenatural, lo de fora d’aquí, es una barrera de fum que els hi hem comprat als americans com l’última veritat. Els hi xuclem la tita. No ens enganyem. O millor: enganyem-nos.

Amb aquest lema puc guanyar unes eleccions a Ticatalunya.

Aixó és cert. Perque aquesta terra només existeix cap enrera. Cap a l’altra direcció. Oposat de la narrativa que pugui fer el meu némesis, el meu veí, el meu estimat monstre de Sant Jordi. I aquell día, quelcom pensa en el drac, pero alguns li posan cara al monstre, i així, tot ho simbólic es fa part interior de la nostra interior lluita per no tenir por, i despertar, aquí, al lliço fantástica de dir: estic viu. Tiu. Collons. Qué bé.

I dius aixó, i la gent, alguna, potser no gaires, et voten. A tú. De no ris. De sopte: zazca.

Es diu clatajot.

Hi ha gent insoportable.

Els creuem al llarg de la vida.

Els veiem a l’espai públic. Pero ens coneixem des de l’escola. No voleu que us expliqui tot lo que vaig viure a les nou escoles que tinc a les meves esquenes. Aixó és molt gran. Ens estem cuidant a totes. I volem fer la volta enrera. Ens hem adonat que som la visagra de la pirámide. Mai posem l’ènfasi a la pantxa. No per coses bones. Potser per coses impúdiques. I potser alguns d’aquests pensaments siguis masclistes, o ens emportin irremediablement a fer sexe en aquell mateix moment, sense dubtes ni abussos de subnormals que no s’han enterat de lo que són les relacions igualitaries més súblims entre un cors i un altre que pujen, sense haber-se conegut fins ara, i trobant el moment i la ocasió pels cosos apropar-se, doncs, hmmhmm, in the way african american, the so called negroes in what was once known to be the history of the greates empire in our history of civilization up to now.

You see how americans can be taken to the superior stage of priviledge. The way an european white feels. The way the game board is controlled in any given direction of the succesful building of our community, our governance, our sofistication of public procurement, our digital transformation and education reform. The abolition of private schools. Whaaaaaaaaat?

White priviledge spanish decendants, portuguese decendants, chinesse decendants, olmecan decendants, mixe, capulinos, aztecas, mixtecas, zapotecas, mayas, negros, zambos.

ALLS

Nick Cave number 92

Every road comming to Barcelona is marked in the kilometer 92 with a sign: Barcelona 92. It was a marketing approach to a transformation time. An event that would mark this urban capital for good. And for bad. But I really meant for good, in a sense that it changed it completely. Not that it was all entirelly good. I am clearly overexplaining for the ximpler soul. You know who you are.

Barcelona has a connection to serveral numbers. Nou. One of the them. Uno, another one. 14. 4. 11. 9. En fin. 1714. Ya paro. No quiero ofender a nadie. Cosa dificil hoy en día. Este pueblo tiene la piel muy fina. Y tersa. Y salada. De mar. Mediterraneamente malamente. Featuring Rosalia. O Nicky Minaj. O ambas. Reinas. Junto a este nuevo rapero en la capital transformada de sus urbanidades ya sublevadas. Su fuerza me acompaña, y ahora me acompasa con su poesía. Y su delineada estructura de baile y ritmo NEW.

Si el nuevo modelo pretende estar completo debe tener un ritmo propio. Un ritmo NEW. Es un llamado al arte. Al futbolarte.

Nick Cave me mandó un mail. Era su Red hand file #92. No es que Nick me quisiera decir algo, sino que me suscribí a su newsletter. Y a veces me llega y a veces no. Ni yo se por qué. Pero esta vez lo abrí y me quedé con esa paz plena a la que uno puede aspirar. Orar es llegar a concluir un plegaria. Y esa plegaria no es únicamente de los religiosos. Ni siquiera de los que tienen fe. Los que no tienen pueden llegar al mismo climax. Léanlo. ALLS.

La confesión del padrecito de Comala

Finalmente nos encontramos, Pedro Páramo. Me había estado esperando toda la vida. El libro estaba ahí. Juan Rulfo no tiene prisa. Ni yo tampoco. De ahí que no nos hayamos dirigido palabras agrias para redondear nuestra indiferencia mutua. Pero yo sabía que tenía algo pendiente. Que ahí había algo para mí. Y no me equivoqué.

Leyendo una edición de Seix Barral de Obras Maestras de la literatura Contemporánea, de tapa dura, no me atrevo a escribir en sus entrañas. Ni siquiera a doblar sus páginas. Tengo una especie de pudor al leer por primera vez a Rulfo. Y al objeto en sí. Tan bien parido, con esas páginas amarillentas que parecen uno de esos libros de una biblioteca de abogado, que nunca se han leído. O lo contrario, un libro de una bilblioteca pública, novecientas noventa y nueve veces leído. Como una personalidad tan fuerte que su aura impide que nadie se atreva a alterara esa fuerza.

«Todo esto que sucede es por mi culpa -se dijo-. El temor de ofender a quienes me sostienen. Porque ésta es la verdad; ellos me dan mi mantenimiento. De los pobres no consigo nada; las oraciones no llenan el estómago. Así ha sido hasta ahora. Y éstas son las consecuencias. Mi culpa. He traicionado a aquellos que me quieren y que me han dado su fe y me buscan para que yo inteceda por ellos para con Dios. ¿Pero qué han logrado con su fe? ¿La ganancia del cielo? ¿O la purificación de sus almas? Y para qué purifican su alma, si en el último momento… Todavía tengo tengo frente a mis ojos la mira de María Dyada, que vino a pedirme que salvara a su hermana Eduviges:»

Padre Rentería, Pedro Paramo. Juan Rulfo.

No le dio la gana abrirle la puerta a Eduviges por suicida. Todos sus activos se caen. Él, hombre, intermediario de las personas de fe y Dios Padre, dice no. No le perdono ese pecado. El Señor tampoco lo haría. Todo viene a cuenta de la carga moral que lleva encima el padre por haberle concedido la bendición al muerto que violó a su sobrina. No es poca cosa. Se trataba de un reconocido hijo de la chingada, al parecer. Y además le tocaba cerca. Entonces hace lo que hacen muchos padres: dudar de la víctima. Más aún, si se trata de alguien de los que pagan su diezmo. Los pobres no pagan. Son fieles, eso sí. Pero no tienen mucho que dar a la iglesia. Que a su vez, les da lo que puede. Dentro del margen humano de la institución.

Los votos dan un estatus. Hablar con Dios directamente es cosa de los que estudian para ello. Y se preparan para el ministerio del evangelio. Se convierten en los que llevan la palabra de Dios. Y lo repiten al final de cada lectura: palabra de Dios. El libro, la Biblia, está en el centro. Un libro que perdura en el tiempo. Pero también perduran los libros de filosofía griega. Esfuerzos manuales previso a Guttemberg, que industrializa el libro. Antes, pergaminos y códices nos definen las culturas de otras geografías. Otras perspectivas. Más allá de lo divino. Lo social de aquellas sociedades queda relegado a la retórica de las colonizaciones. La cultura superior que aplasta a la inferior. Como si no hubiera habido sincretismo alguno. Si las montañas son lo sagrado, vestimos a la montaña de virgen, y listo. Contamos la historia en retablos. Y las metáforas que interesen de la Biblia se plasman a partir del arte. Los pueblos iniciados, entonces, entran en el camino de la salvación. ¿Qué salvación?

Volvemos a explicar nuestra historia. Ahora con un contexto que incluya el resto de las opiniones. Una vez que te embarcas en nuestro camino, el resto ya no interesan. Todas las religiones exigen exclusividad. Y eso les hace competir por la fe, más allá de los cimientos culturales que hay han ganado con el paso de los siglos. Especialmente las cuatro grandes: cristianismo, judaismo, islam y budismo.

Pensé lo siguiente: necesito una tarta de religiones para visualizar los estados de la naturaleza en términos de creencias globales. Religiones, si adoptamos el calificativo bajo el cual muchas personas deciden definirse como parte de ese colectivo antes de una especie humana mucho más grande, plural y libre, por encima del espacio de a quién creer o no. Creer o no es la diferencia entre un religioso y un ateo. Y puedes tener a dos tipos muy apegados a su perspectiva, lanzando las mejores hipótesis que cada uno de los grupo de interés ha fabricado para sí: para su pespectiva. Únicamente eso importa. El enemigo, señoras, está presente.

Dijo señoras, ¿viste?

El juicio social.

Ya estamos aquí.

Ustedes me van a juzgar a mi.

A mi corresponsabilidad con todo este desmadre.

A quién colgar la letra A roja.

The Scarlett Letter. You know what I mean. Really, we all read the same authors before we leave school. Nobody teaches us to real properly. Until we ramdombly approach the powerful edge of books. More than one. A bible readers reads one book. Not even that often. He/she rather wait for it to come as a surprise on Sunday at noon, to meet the sun. Catholic young boys, in their all boys schools, go to church to actually get to meet a chic, other than her sister. The problem comes with the ones who don’t have sisters. Seriously: this is not profiling. Nor charging the weight on all machos on the shoulders of these few all male childhood experience. Seriously: it’s all here. It’s this way. And I don’t plan to take a step back from my current position, which in fact allows your way of looking at it, which may still be forever the same perspective that you already hold dearest. The thruth. Your own personal truth. Why not you be God? You be HIM?

Only one of these selected group of machos will actually get the grace to be named oficially by the authorities of our assembly to bow upon you the glory of the Almighty Father, as Father shall rule over other possibilities like Mothers taking over. Shouldn’t they? Don’t they already? Oh, God: I’m all confused………

I am only fucking with your mind. You’ll excuse my body belongs to no one, but me. As I am the true bearer of my will, in continuos search for affirmation. Best case scenario I’m at this point affirmatively as I am, there, in the mighty NEW truth, the power of a wonderful place never before been told, as the scripture of a futuristic collective goal to fall into. A thing that comes from the acceptance of one’s incompleteness completenessness. Is a that a thing? Really? I don’t know anymore.

I never closed the door. Only nobody came. I told you it was gone. The world as we knew it. Way back when. It all started by being forced into a group of insolent readers of Friederich Nietzsche with a university teacher some of them already worshiped. Look at what this guy has read. And then you start to read. And play the game. Like a true poet. A true voice. A reader. Oh, man. That’s it. To read: firsth NEW right.

Obligation book culture. We must teach our children to have the level of servitude needed for my business endevours. To be good factory workers. A look inside the Brexit space to evaluate their last 9 months of personal circumstances. We are antagonist of colonial global model. We ought this one talk out loud. Gather around your nine nine team. Behold a public debate like this NEW world has ever seen.

Rules: pick your nine boys and girls to represents your smartest answer to the NEW Commons deal. A deal I’m pushing through in literaure nonesense.

I am a true artcraftman. That’s as much as I am going to plead guilty of. The rest you can come find me at my home. As you know where I live: in Dante Alighieri. Literally.

Ever since I move into Dante my literature has matured. I am a NEW person. I have been transformed already. Do not be afraid. You too can bear this passage. Only, I am here this time to tell you how it went. Nine years ago.

It’s a like of course. It happen in the year 9. That much is true. We can help it. It’s the numerical logic of our time. As a demographic population pyramyd. What else do you need? What else do you want? I am one of those trying to help. I can bring this world to a END. This is the end. And also the beginning.

Are we ready for that?

I believe we are. It’s all in the search. It’s all in the details. It’s all in making sure you can try to reach the sun, like Icarus did.

You get it, right?

Always unsure.

That way feels right.

You doubt your own luck.

You doubt your own priviledge.

You question your happiness.

You dance with lonelyness.

You tickle with death.

You doubt your chances of scoring tonight.

You digg into altered states of consciousness.

Like this.

You allow yourself the passage to the other end.

Welcome.

You notice you don’t feel the discompfort.

This shit ain’t real.

It’s been spinning in my head.

I was keep it locked in.

Purposely.

As if waiting has it’s odds.

And so it’s time to cash in.

Long term investment pays off.

That’s what I please myself to plan for.

I sets me off away from this shit.

Together, this status quo couldn’t be any lamer.

We’ve reached the highest point in the graph.

We are back to demographics.

And I feel the responsability to come back.

So my actuarialart Hipocrates Nietzschean pledge forced me into action: become your superlative being to pursuit the ultimate global NEW system. And design think, whatever that is (by way fuck you all who represent the last trend in your business school teacher theory: chasing a Golman nine dimensions away. So there. I said it. This is it. This is my shit. If you like your stupid series, from whichever outlet you get from, go back to that page. I’ll only keep you glueded to my NEW webpage: double you doblu you dobliu dot golman dot net. Fuck com. FUCKOM.

A NEW city. FUCKOM. The place they went.

At the other edge of duality, you are way the fuck away from them fools.

Duality is dearest. Religion takes a hike.

Science rules. The minds of the collective free souls. We are gathered here today to aknowledge the edge of multiversial minds all linked into a single beat: ALLS………

6 niveles que son 9

La gente no atiende a las diferencias semánticas entre el seis y el nueve. Hay quienes hablan de una conspiración diabólica. Que todo lo que este par de farsantes trama nos va acabar dejando en mal sitio frente a Dios Padre, el día del juicio final.

Entonces la vaina se va a joder de verdad.

No mamar.

No pasa nada. Asumimos ser expulsados de la iglesia. La duda nos cubrió de pronto por completo. Fuimos más Descartes que San Pablo. Y luego le dimos la vuelta. Nos afirmamos en un NEW Pau.

NEWPAU.

El personaje de ese lugar en la ciudad. Ese antiguo hospital. Una vez más utilizado para cuidar a su pueblo. La metáfora de la retransformación final. La historia de cómo nuestra ciudad se convirtió en otra cosa: el sitio al que fueron a parar los cuatro grandes hospitales de la ciudad: Vall d’Hebron, Clinic, El Mar y Sant Pau. Por llamarlos malamente.

En esta nueva capital ya cupimos todas otra vez: ALLS.

Y sino, podemos viajar a otra capital. Y probar ahí la fuerza de esa reconstituida urbanidad: NEWELI.

Sino me creen, vayan ustedes mismos. Elijan. Aquí hay historia para rato. Sólo depende de usted. De su capacidad de seguir hasta el final. Y volver.

¿Estás lista?

Adelante. Comienza la marcha atrás: 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1,………

  1. Si quieren llégenle a mi presentación en sociedad: El mito Euskera.
  2. El texto íntegro de discurso de Golman en euskera en la plaza de Elizondo. Justo al lado de la Iglesia.
  3. Un tributo a mi padre: Golman Elizondo.
  4. La historia narrada como se escribió. No siempre es igual cuando se puede dividir la lectura en fases. Cuando las piezas se pueden separar. Según como se autoorganizan las palabras. En frases. Y párrafos. Eso que la lengua hace. Y eso que se sintetiza en una imagen que nos lleva a otra. Y en esos espacios negros que algún significado tendrán. El vacio. La foscor. Para al final, desvelarnos una historia.
  5. Para solucionar el problema debí dar vuelta atrás. Quitar cosas. De uno en uno. Así que decidí construir una pieza que fuera haciendo el camino atrás hasta reencontrarnos con la lengua que abandonamos ya hace años. Paso a paso nos vamos acercando. La renuncia desmenuza nuestro mensaje completo, de por si excesivo. La lectura alrevés sin duda generará otro significante. La casualidad da vueltas sin preguntar.
  6. Golman vuelve al pueblo del que se fueron sus antepasados en el año 1866. Acaban de pasar 9 días desde el desconfinamiento. Y llega al espacio público de su pueblo, y dice un discurso en euskera. Le entienden tan sólo la mitad. Por tanto, tras un debate popular, uno de los que entendió el chiste tradujo el discurso del forastero a cristiano, para que lo entendieran los demás, que ya se amotinaban de tanto alboroto montado por el parroquiano nuevo en la plaza pública. De ahí que exista una pieza que nos lleva al discurso traducido al español. Porque esto debía ser para todo Dios. O toda Dias.

Mi primera obra en euskera: Golman, papá.

Pasar la noche aquí es mi camino. Que follen a Santiago. Esta es la nueva palabra. Escuchad nuestro último evangelio. Una especie de tercer tiempo de nuestros dos libros sagrados: antiguo testamento y nuevo testamento. Escuchad con atención el NEW testamento.

Yo solo voy aprender a decir estas 99 palabras en euskera. Serán las 99 de Golman Elizondo Pacheco, el último hijo pródigo en volver al pueblo.

Perdonad si me enfilo con una historia que no venga al cuento. Me llamo Golman Elizondo Pacheco, y he vuelto a casa.

Arriba Aurrera.

Es un chiste con doble sentido. Casi todo lo que os voy a contar tiene, al menos, dos sentidos. Y a lo más nueve. Nou, como decimos en mi/nuestra NEW capital: New Barcino.

Sabía que nuestro pueblo requería de mis servicios y por eso he vuelto. Para regresar con la familia que se fue. Y todas nuestras historias. Les estamos en deuda. Somos quienes somos gracias a lo que aquí, en estos montes y estos valles, aprendimos a vivir en simbiosis con la naturaleza, con la noción del valle que sólo los que habitan uno saben interpretar respecto aquellos otros que viven en la montaña.

Son opciones. Alternativas de vida. Maneras de ver la existencia y las posibilidades que nos da para autoreconstruirnos. Eso que nosotros tantas, y tan pocas veces, hemos hecho ya a lo largo de la historia de nuestras familias: las que nos fuimos, y las que nos/os quedastéis.

Bienvenido sea el encontrar de nuestros dos polos. Nuestra dualidad sagrada: New Spain.

En la meseta central este chiste no se va a entender. Ni estas risas. Dejadles ser centralidad. Lo grande y uno tiene su gracia como lema de país. Sólo que no es el nuestro. Y no aguantan que les digan eso. Eso es lo que nunca entenderá alguien que interpreta que la montaña es Sierra Nevada. Y nada más.

Los pueblos libres se autodefinen 99 veces al día. Ni una más, ni una menos.

¿Querías una nueva narrativa?

99 tasas.

Mearos en 8 apellidos vascos porque yo con uno solo, de aquí, nuestro pueblo sagrado, capital de todos los valles, centralidad de todas las montañas, Elizondo les espera para reestablecer el control de tu insípida existencia, hijueputa.

Mae, todo tuanis……… hasta esa última palabra. Acá, por alguna extraña razón no se entendió.

Señores, y sólo señores, en nueve sitios distintos del pueblo, como normalmente se reunen en comunidad ante un evento en el espacio público, en el que esta vez, se topan con un nouvingut: Golman Elizondo Pacheco. Servidor.

Vea, yo vengo de un valle más allá. Es otra centralidad trascendental para lo que vendrá a ser el nuevo modelo. La última sociedad. El despertar de los hombres libres del machismo, y las mujeres que lo celebran, en otros planos, dedicados únicamente a escucharlas a ellas. Sin que ellos tengan acceso.

El mundo nuevo sin machos.

Lo que decidimos dejar atrás.

En algún momento nuestra reconciliación será porque abremos domado a los subnormales.

Los nuestros.

Nuestra propia purga.

Asumir tu subnormalidad superior.

La que cada uno enarbola.

Sin poder escapar.

A nuestra innata estupidez: la proyección de nuestro torpe mal.

Mejor mandar en el Infierno que servir en el cielo.

La dualidad entre los ganadores y los malvivientes.

¿Acaso no es ese el debate?

Tú ya tienes un juicio sesgado del otro. De tu propio vecino.

Cada personaje del pueblo vuelve a ver a su vecino. Y lo (re)conoce. Le hace un gesto. Un aplauso. O un silbido que cruza el pueblo sabiendo. Sin temor. Como el canto de un pájaro local, que si hubiera querido ser nomás el poeta local habría apostado por el tucán, por primera vez aquí en estas coordenadas. Tan nuestras. Tan bien paridas. Joder, que somos la capital de un valle cojonudo. Que tiene la humildad de saberse bendecido por la astucia de los primeros colonizadores que llegaron a los alrededores, pasando por nuestras montañas sagradas, y llegando, río abajo, a la plaza central de un valle como el nuestro. O como uno del Ajusco. O de Valle de Bravo. Donde yo vi las estrellas. Algo mágico: como esto.

Pasar la noche aquí es mi camino. Que follen a Santiago. Esta es la nueva palabra. Escuchad nuestro último evangelio. Una especie de tercer tiempo de nuestros dos libros sagrados: antiguo testamento y nuevo testamento. Escuchad con atención el NEW testamento.

El mito euskera

Escribí el siguiente texto en un Google translator que me conectaría el español, mi lengua materna, con el euskera: la lengua proveniente de los orígines en el valle del que proviene la familia de mi padre, don Olman Elizondo Morales. Un señor con solvencia existencial impoluta, como todo el mundo en San Juan de Naranjo sabe dar fé. Al menos los que lo conocen. O han oído hablar de él. O de cualquiera de los Elizondo. Hay al menos 99 historias. 99 personas que podrían dar fe de quiénes somos: personas de bien. Como la madera de los árboles de nuestros bosques. Como la naturaleza en su sitio. La familia de mi tata salió un 9 de octubre de 1866 de Elizondo, llevándose su apellido a nuevos horizontes en las antípodas de nuestro pueblo. A refundar otra ruralidad. Y lo conseguimos. Viajamos en barco, nueve días, hasta llegar a la costa más linda que vuestra puta vida habías imaginado que jamás verían tus ojos. Sentí la brisa del mar en mi cara otra vez, como cuando divisé en lontananza aquella playa bendita, que aún mi corazón palpita con el mismo fulgor de un arrebato de pasión de la transformada Ticataluña.

Ticataluña fue siempre la solución. Y estamos aqui para dar fe. Una fe inmediata. Un nuevo orden de las cosas. Con todos sus bemoles. De pronto nos vimos ante la necesidad de repensarlo todo de NEW. Y diay, salió el pueblo de mi tata como la referencia sobre la cual podemos disponer de un sentido social de la transformación. Algo que les llegue al corazón. Algo que leer que les haga sentir que os habéis corrido. Que no follais, ostias.

Si follar dependiera de nosotros…….. coño……… verga.

No creo oportuno acabar hablando de coños y vergas en una felicitación en la que intento dar a mi padre todo aquello que le puede sugerir una historia digna para reirnos todas juntas. Nomás mi tata y yo representamos al género masculino en nuestras reuniones más íntimas. Esas historias de nuestros andares son las que nos hacen ser lo que somos. En esa intimidad que no queremos ningún malparido venga a profanar. Como la respuesta que nos pide el himno ante dicho uso verbal. Jovialidades de la lengua que nos hacen responder a ciertos textos que hasta ahora nos habían sido negados. Un acto de ocultación en toda regla. De manual. De autoayuda.

Lo cierto es que yo escribo por poner unas letras sobre el papel. Aunque este no exista. El papel. Sino que sea sólo texto en el espacio. En un espacio que no podemos asir. Uno que no existe. Que proyecta algo más allá de nuestra capacidad de perturbarlo. Un texto libre. Sin que pase por el mercado. Ni siquiera que asista a ver nunca un lector. Oh. Eso tan temido. Todo autor está desnudo. ¿Me ven?

No se preocupen. Tan sólo es una de esas historias en las que el narrador está muerto. Desde el principio lo sabemos. Yo ya no estoy. Me fui ayer. Por causas propias. Como un temido momento de debilidad en los que no accedí al botón. Y me fui. O le di al otro botón. El que me llevó al más allá. Y nunca más volví.

Hasta hoy.

Que llegué.

Elizondo, papá. Gora.

Golman Elizondo Pacheco

(servidor)

¿Cuántas personas habrán entendido a Nietzsche?

Un 9% como mucho.

Eso es una minoría.

Por lo tanto, Nietzsche queda fuera de la contienda por la norma general.

No le llega al resto.

Es más: muchos lo tergiversan.

Lo leen mal.

Eso es peor que no leer.

Sin duda alguna.

Creen haber leído y se han ido por una tangente que es pura fake news.

Fake news filosóficas.

Lo he buscado siempre.

Entender.

Contender.

Atacar a portería.

Meter el gol.

Eme aquí: Golman.

Puedo tener algo que decir

No me lo tomen a mal. Voy a ser muy directo. Y eso a algunas personas les podrá parecer demasiado suspicaz. Delictivo. Aplíquesele la norma terrorista. Lo es. Lo escribió en las primeras dos líneas de este texto. ¿Cómo no va serlo? ¿Qué? ¿Cómo qué… lo que él mismo dijo: terrorista. Norma terrorista. Y todas esas cosas. Bombas, ya sabes. Acabar con nuestro estado de derecho, con lo que nos costó.

Caras serias estudian de qué lado estuvieron en la guerra. Lo que no se olvida. Los bandos. España es dual porque la gracia de Dios en nuestras tierras no dejó esta última lección. Su seppuku. Si optara por hacer un tributo a Mishima, lo primero, por honorabilidad, sería leerlo. Y entonces transitarlo. Y hacerlo te transforma. Eres japonés en el sentido del extremo al que Mishima nos llevó a una literatura alegórica muy bonita y muy bien escrita por su traductor. Sería incapaz de leerlo en japonés. No me he aprendido los símbolos. Si me los explica Lluk, quizás aprendo. Y lo practico con Kioji. Y con Kotomi y Miquel creo una transformación psicológica de nuestro contrapeso evolutivo. El tiempo de las renuncias. Ya lo renunciamos a todos. ¿Por qué no tirarlo todo por el wc?

¿Qué nos costaría desmantelar el dónde está la bolita?

En su faceta crisis.

¿Quiéren correr?

¿Quién tiene miedo?

¿Otra vez?

Vamos a jugar a la guerra otra vez. ¿Quién queda en guerra en estos momentos? ¿Quién patrulla para garantizar el control de los militares. En su campaña fuera de los cuarteles. Hay que utilizarlos. Señor, si no es ahora cuándo vamos a servir a nuestra gente. Úsenos. Tenemos un dinerito ahorrado.

Yo tengo buena relación con los gerentes de hospitales del ejercito. He coincidido con ellos durante toda mi carrera como consultor de salud. Y soy de los consultores que pisó más hospital en la época que nos formamos en la escuela de la consultría española de la vanguardia de los socios directores de la empresa. Las jóvenes figuras de nuestro entramado empresarial de altos vuelos. Según el pequeño empresario que subía en el contexto industrial, en una fábrica, o los contextos urbanos de las oficinas de los edificios vidriera y los oficios modernos de los hipsters autosuficientes. La cúspide de la ola de los autónomos. La vida libre.

La realidad es bien dificil. Pero eres tu propia marca. Y debemos mostrar la entereza de una empresa. Algo que te respalde como operación. Y debes traer tú el cheque a casa. Sobre las líneas de autonomía con las que te hayas afianzado en tu sistema de cobro online. Y por datáfono. Para que puedan pagar con tarjeta, si vienen a recoger su compra a domicilio, desde donde despacho. O si la operación se mueve, allá a donde yo lleve el datáfono. O dónde el datáfono se encuentre reubicado. Como una voz del barrio sobre lo que se puede conseguir en un kiosko. El servicio esencial de la información, la cultura, los entretenimientos de las revistas especializadas en moda, actualidad, cotilleos, toros, sátira política, comic, basketball, cromos de Panini, lotería catalana, T-casual i T-4, com la transformació de l’AMLO a Mèxic. Un acudit aquest últim que molts dels meus propis conneguts no haguésin entés, si bé perque no en parlen ticatalá del tot be, lo que es diu bé, i menys entendre’l, com si donguessim premis per fer-ho.

I si donem? Qué? De premis. Incentius li diuen al mon de l’empresa. I aixó está a la literatura empresarial i està super ben documentat. I ningú ho aplica. O no bé. Potser les noves empreses. Els ESADEs. Ells ho saben tot. I elles, un colló. Per dir-ho fí. Elles i ells és una manera de donar-li un espai segregat enre noies i nois. Alerta. Denunciar. Cridar a la policia. Fer venir l’inspector. Xivar que hi vius aquí. Al sicari que et busca.

Hi ha veïns que ho farien. I això és una putada. Algú et fotreria al punyalada final. I no cal que sigui un barri obrer, o un de rics. La por la tenen els que hi viuen en los slums malparits. On es mou el mon underground de quelcom ciutat. Les forçes de la violencia. L’ús de la violencia dels que hi guarden les esquenes del servidors publics de les forces de seguretat de l’estat. Els que hi fan la feina d’ordenador, i els operatius. Tot és complicat. Això que fan elles i ells. Molt. Salutacions del poble que us aplaudeix. Els mossos van rebre el seu reconeixement els dies de l’atemptat de les Ramblas. No ho oblidarem mai. Van ferir el nostro riu. Innexistent. Convertit en passeig. D’un centre nou a un anel de sortir d’aquesta merda en la que ens vam convertir sense adonar-nos. Com si fossim idiotes. Que potser ho som.

Pero esdenir desig i plenitut només es pot assolir prenen riscos acurats i contundents en el seu retorn màxim available: ALLS.