99 días; una eternidad

Os voy a explicar una de olmecas

La mayoría de vosotros nunca habías estado aquí. Se trata de un momento demencial de un tiempo nuevo. Te pilla lejos. No entiendes de qué va. Te quieres ir. Pero por alguna extraña razón sigues leyendo. Alguien te ha forzado a leerme hasta que llega un momento en el que te cansas y dices: basta. Lo gritas. No quiero ponerlo en mayúsculas. Entiendo de etiqueta. Mi razonamiento es libre. O pseudo-libre. Ya sabes. A veces puede bailar de un sitio a otro. ¿Y? ¿A ti qué coño te pasa? ¿Tú me estás tocando los cojones por puro placer? ¿Es eso? No, sí sólo me gustaría saber si te estás intentando cachondear de mi en mi puta cara, chaval. ¿Te has quedado mudo?

El siguiente paso sería entrar en el contexto de la violencia en el que te han criado. Y al que respondes cuál gran macho alfa. No quiero decir si eres ibérico o no, a sabiendas que alfas hay en todos los rincones, en cada coordenada, de este puto planeta NEW.

Sí. Se acabó. Dejamos atrás esa puta mierda. La mamada esa. Os tenéis que desnudar. Aquí y ahora. Como hacías en el confesionario. Para expurgar al diablo de tu ser. Ven acá que yo hablo en nombre de Jesús; es mi carnal. Neta. Por esta, ira.

Olmeca devoto perjurando.

Lo siento. Para conectar el presente con el pasado hay que dar un salto cuántico. No es la misma dimensión. Quizás vamos en sentido inverso. Pero es una posibilidad plausible. El pasado siempre estará accesible a partir de la gestión de los datos de nuestras memorias. No se si esto se podrá hacer o no. Pero ya estamos en ello. Yo converso conmigo mismo mientras me escribo mensajes para otro momento. Y nunca me leo. Soy mi peor lector. Escribo para darme gracia. Algún día que me encuentre leyéndome. Quizás sin siquiera saber si era yo quién hablaba. O quizás otro. Otra voz. Otro yo.

Tengo la sensación de que no soy yo ahora mismo. Soy muchos yo. Y no permito que ninguno fluya. No del todo. Y que me inhibo. Y siento la traición de ser honesto. De no estar dando todo. Que se me junta otra vez el miedo con cagarla. Y romperlo. ¿Y si soy el némesis de Fixing Felix? Quizás yo también voy a romper la red. Y quizás vaya a parar a un espacio emergente en otra dimensión. Una dimensión ortogonal a donde cojones quieran ir Zuckenberg, Steve’s AI, Jeff Bezos, Elon, and company. Yunaguaraimin.

Life is simple. And square. Like a scandinavian rule of thumb.

I myself come from the descendants of the first conquistadors from up north. I come from a long line of vikings that got in touch with early great, great, … great granfather, and mother, in the first mestizo holy marriage between a European and an olmecan. The situation became a local and foreign institutional get together that founded the greates bond between the NEW model and the old one. I think I can open with this debate to establish a clear path towards understanding the others, and learning from the experience of giving away. For the sake of the tico commons.

My olmecan head is a mess. I must retire to my room. The day is long. I we must wait for tomorrow to shine the light into the entire sphere. And we are ready for a change in the radiomagnetic fields. We tend to not look at those motions. Let’s stop for now. And I’ll see you later. Maybe I should change from my blogger state and move to dreamer one.

Olmeca universitario protestando contra el sistema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *